Presentado por: Diana Dzhalalova Dirigido por: Alexey Motorin

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad.

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad. ¿Qué merece la pena visitar? ¿Dónde comer bien sin gastar demasiado? ¿Qué rincones sorprendentes no aparecen en las guías? Tan solo un día para conocer parques, museos, restaurantes, mercados¿

5816380 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Visítame en un día - Helsinki - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

VISÍTAME EN UN DÍA HELSINKI

(Música)

Se pueden conocer los lugares más importantes de una ciudad

en un solo día.

Suppilovahvero.

Os voy a contar cómo podéis vivir las experiencias más interesantes

y, de paso... ahorrar algo de dinero.

Escucharé música en una iglesia...

Lo llaman el búnker defensivo antisatánico.

...el secreto de los herreros de la ciudad...

Vaya fiasco.

...y me las haré con una máquina finlandesa.

Hola.

Mi tarjeta.

¡Dámela!

(Música)

(Música)

Esta ciudad está rodeada de miles de lagos.

La naturaleza nórdica atrae a millones de turistas.

Este país es un destino famoso por el senderismo, la pesca

y los deportes de aventura.

Yo voy pasar aquí solo un día,

quiero pasear por estos bosques y respirar aire fresco;

me hospedo en una acogedora casa de campo,

a cierta distancia de la ciudad.

Qué bonito.

(Música)

Este lugar es perfecto para descansar.

Y ahora voy a dar un paseo por esta ciudad.

Me llamo Diana Dzhalalova

y voy a conocer Helsinki.

(Música)

Se conoce a Helsinki como la ciudad de los parques,

ya que más de una tercera parte de la urbe está ocupada por plazas,

zonas verdes y jardines.

Y aquí hay un parque en concreto que, sin duda, merece una visita.

(Música)

Aunque no se puede decir que Finlandia cuente

con los compositores más famosos del mundo,

está claro que aquí sienten una gran admiración por ellos.

Hay calles y parques con nombres de compositores.

Este lleva el nombre de Jean Sibelius,

autor de la más célebre melodía finlandesa.

Jean Sibelius es para los finlandeses

lo que Pushkin es para los rusos.

Al fin y al cabo, escribió el himno nacional.

El monumento está compuesto

por seiscientos tubos huecos soldados en forma de ola

y, cuando sopla el viento, suena una preciosa melodía.

Por desgracia, hoy no hay brisa y no se oye nada.

(Música)

Aquí el tiempo es bastante variable.

Cuidado, el sol puede aparecer y desaparecer rápidamente.

Creo que es el momento perfecto para tomar un café.

Por cierto, aquí el café llegó en el siglo XVIII

y la estricta iglesia luterana lo consideró una bebida peligrosa

y lo prohibió.

Pero, por supuesto,

entre los finlandeses no cundió el pánico.

Solamente en la ciudad de Helsinki

descubrieron a cien personas tomando café.

Un siglo después, se abrió la primera cafetería,

que es adonde me dirijo ahora, para probar el café finlandés.

(Música)

Conviene saber que aquí las cosas no van rápido,

así que os sugiero

que lo tengáis en cuenta al planificar vuestro día.

Actualmente, el café es esencial para los finlandeses.

De hecho,

aquí la gente toma más café que en ningún otro país del mundo.

Incluso más que los españoles y los italianos.

Increíble.

El café finlandés es muy parecido al estadounidense.

Es suave, pero muy sabroso.

Me gustan los sitios a los que van los oriundos del lugar;

para mí es garantía de buena calidad

y los precios son más asequibles,

sobre todo aquí,

porque es un país más bien caro.

El local no ha cambiado;

todo se mantiene como hace un siglo:

las mismas sillas

y los mismos espejos y mesas de mármol.

(Música)

También podéis dar un paseo frente al mar.

Aunque puede que no sea

la estación perfecta para darse un baño,

para los finlandeses, este clima es muy agradable.

Sin embargo, hace cinco siglos,

la vida aquí era impensable.

(Música)

Helsinki es una ciudad europea relativamente reciente.

De hecho, se fundó en el año 1550.

El rey sueco Gustavo Vasa,

que envidiaba la prosperidad de la vecina ciudad de Reval,

lo que actualmente es Tallín,

vio la oportunidad de obtener riquezas

y decidió comenzar su construcción.

(Música)

El lugar elegido no era muy adecuado.

Donde empezaron a construir,

las aguas eran demasiado someras para el tránsito de barcos

y se trasladaron cinco kilómetros al norte.

Aún así, Hélsingfors fue una especie de bosquecillo

durante un tiempo.

(Música)

En el corazón de Helsinki

se encuentran los espacios más modernos y creativos.

Una opción es visitar el Museo del Diseño

y otra, el Distrito del Diseño.

Y esta última me parece mucho más interesante,

porque hay veinticinco calles con tiendas y galerías de arte.

Estoy segura de que allí encontraré algo que me guste.

Y, además, el Distrito del Diseño no está lejos del Parque Diana.

(Música)

El Distrito del Diseño surgió

poco antes de que se decidiera crear un nuevo entorno urbano.

Muchos turistas vienen aquí a comprar,

así que por la tarde puede estar bastante atestado de gente.

Si no tenéis demasiado tiempo, visitadlo antes del mediodía.

(Música)

El diseño finlandés es muy específico y reconocible.

Veremos estampados elegantes

y los típicos dibujos ornamentales geométricos y florales.

Por un lado, es muy práctico,

como los finlandeses,

y por otro, muy moderno.

Y es que Helsinki fue capital mundial del diseño hace cinco años.

Y si vienes antes de que haya mucha gente,

evitas la tentación de comprar algo solo porque lo compra todo el mundo.

(Música)

Este vestido es un superventas

y este también.

Las finlandesas adoran estos estampados

y este tipo de vestidos se reeditan cada año.

Pero bueno,

yo no soy lo bastante sofisticada para apreciar la moda finlandesa,

así que voy a seguir con mi recorrido.

(Música)

Ah, aquí están las joyas.

Voy a echar un vistazo.

Hay muchísimo ruido, así que habrá un taller ahí.

Sería interesante ver cómo las hacen.

Mirad, tiene un soplete y están fabricando joyas.

Hola.

(Música)

Nunca había visto a un joyero

trabajar con oro y diamantes de verdad,

solo con accesorios.

Nikko, el diseñador, es encantador

y nos atiende con una compostura muy finlandesa.

Nikko, ¿qué joya me recomendarías? ¿Para ti?

Vamos a ver algunos anillos. Sígueme

Los mejores amigos de una mujer no son los diamantes,

son los joyeros.

Bueno, veamos cuál es tu talla.

Lo probamos en este dedo.

Quería decir 'sí, quiero', pero no era el dedo adecuado.

Qué preciosidad.

(Música)

Este edificio, que parece una especie de cabaña de troll,

en realidad es una iglesia luterana.

Es relativamente reciente,

ya que se construyó hace solo medio siglo.

Su nombre en finlandés significa 'el templo cuadrado',

pero aquí se conoce como 'el búnker defensivo antisatánico'.

Os aseguro que no veréis nada parecido a esto

en ningún otro lugar del mundo.

(Música)

Abre de nueve y media de la mañana a seis de la tarde.

La entrada cuesta cuatro euros

y los menores de diecisiete años entran gratis.

La Iglesia de la Roca

la construyeron los hermanos Suomalainen.

Al principio, solo querían utilizar la roca para la fachada exterior,

pero la hicieron explotar.

Después, sobre el cráter abierto,

construyeron esta cúpula

y la iglesia estuvo lista.

(Música)

Sencilla y elegante.

El típico minimalismo escandinavo.

Y si queréis disfrutar de la música,

podéis quedaros todo el rato que queráis.

(Música)

El violonchelista y director de orquesta ruso

Mistisláv Rostropóvich decía

que su acústica era la mejor del mundo.

Por eso, aquí suele haber conciertos de órgano,

de música clásica e incluso de rock.

(Música)

Si alguna vez venís a Helsinki,

yo os recomiendo que compréis una tarjeta de transporte.

Cuesta ocho euros y setenta céntimos y merece la pena,

porque un solo viaje en tranvía son tres euros.

Puede que tengáis que hacer cola un rato.

Hoy, esto es una auténtica locura.

(Música)

Las tarjetas se compran en centros turísticos

o en centros de transportes, como este del Puerto Sur.

Debo decir que de las tres máquinas solo funciona una

y la taquilla no está abierta.

Pero esto es Finlandia, nadie tiene prisa.

(Música)

El recibo.

El cambio.

¿Y la tarjeta? ¿Dónde está la tarjeta?

No sale.

¿Esto es la tarjeta?

Hola.

Dame la tarjeta.

Dámela. Espera

Sinceramente, sigo sin saber

cómo este flemático finlandés se las arregló

para que la máquina escupiera mi tarjeta.

(Música)

La tarjeta de transporte también se puede utilizar

para un viaje en barco,

y lo voy a aprovechar para admirar Sveaborg.

(Música)

Qué frío.

(Música)

Un billete normal me costaría cinco euros

y el ferri sale cada veinte minutos.

No olvidéis que esta fortaleza en sueco se llama Sveaborg

y significa 'Fortaleza sueca'.

Sin embargo, en finlandés se conoce como Suoménlinna,

es decir, 'Fortaleza finlandesa'.

Se utilizan ambos nombres, a pesar de tratarse del mismo lugar.

(Música)

La excursión por la fortaleza sueca de Sveaborg es muy interesante,

pero dura todo el día, y yo no tengo tanto tiempo,

así que me la voy a perder.

Pero, al menos, puedo admirar la fortaleza desde la distancia.

(Música)

La verdad es que el viaje,

de veinte minutos de ida y veinte de vuelta,

ha merecido la pena.

La vista de la fortaleza, construida sobre siete islas,

es sobrecogedora,

pero me muero de frío.

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

Esto está abarrotado, cuánta gente.

La plaza del mercado es un lugar muy pintoresco.

De hecho, podría llamarse la plaza del pescado,

puesto que su primera mención como lonja de comercio

data del siglo XVI.

Hay bayas silvestres

y todos estos regalos de la madre naturaleza.

(Música)

Qué maravilla.

Mirad estos rebozuelos.

Hermosos y deliciosos.

Y esta es una especie de seta que no identifico.

Aquí la llaman 'suppilovahvero'.

Yo creo que quedarían genial en una buena sopa.

Pero lo más importante que he descubierto es

la comida callejera.

No quiero perder tiempo yendo a un restaurante.

Tomar un refrigerio sobre la marcha es una buena opción.

Y aquí el plato principal es el pescado.

He decidido probar el eperlano.

Con esta brisa marina se me ha abierto el apetito,

así que voy a hincarle el diente.

Me han puesto salsa de ajo.

Me ha costado ocho euros. Nada barato.

Rico.

Y la ración es abundante.

Genial.

No he podido con todo,

así que he decidido infringir la normativa local

que prohíbe dar de comer a las gaviotas.

Toma.

Y esto para ti. Toma.

Les encanta este eperlano de ocho euros.

Yo también lo he disfrutado.

Toma. Menuda destreza.

Sí.

Eso es.

Ya es suficiente.

(Música)

Tengo la impresión

de que a los finlandeses no les importa demasiado

vender o no su género.

Desde luego, son de lo más discretos.

(Música)

Aquí se pueden encontrar productos de diseño

por un precio más asequible que en las tiendas de lujo.

Mirad qué juego de porcelana.

Qué copas tan bonitas.

¿Verdad que dan ganas de brindar con ellas?

No sé de qué material son, pero suenan bien.

Aún tengo medio día por delante, espero no cansarme demasiado pronto,

porque todavía me falta visitar la plaza principal.

Ahora estoy en la plaza del Senado.

En el centro hay un monumento que tiene su importancia

tanto para los finlandeses como para los rusos.

Hasta el siglo XIX, Finlandia fue territorio sueco.

Tras las Guerras del Norte,

estas tierras pasaron a formar parte del imperio ruso

y fue entonces cuando Helsinki se convirtió en la capital.

Los finlandeses aprecian al zar Alejandro II,

porque bajo su reinado,

Finlandia dejó de ser un territorio en medio de la nada.

Los zares rusos no escatimaron gastos en sus territorios del norte.

Y construyeron aquí la magnífica Catedral de San Nicolás.

Esta plaza es un lugar muy popular no sólo entre la gente de la ciudad,

también lo es entre los turistas.

La catedral se construyó bajo el reinado del zar Nicolás I

y el interior es similar

al de la Catedral de San Petersburgo.

Pero la escalinata es especial.

El quinto escalón es mágico

y, cuando lo pisas, puedes pedir un deseo.

(Música)

Cinco.

Sería estupendo poder visitar

el edificio de la Universidad y el Ayuntamiento,

pero el sol de otoño es bastante bajo aquí;

mejor dicho, muy bajo.

Así que prefiero ir a un museo muy interesante,

aprovechando la luz del día.

Estoy sacando partido a la tarjeta de transporte.

Los tranvías de Helsinki son un estupendo medio de transporte.

Circulan por aquí desde el siglo XIX

y Helsinki cuenta con una de las redes más antiguas de Europa.

Desplazarse en tranvía es muy cómodo,

así que la tarjeta de transporte os será muy útil.

(Música)

(Música)

La calle por la que pasamos se llama Alexánter-inkátu.

Se bautizó así en honor al zar Alejandro I,

que, al igual que Alejandro II, aquí es un personaje muy respetado.

(Música)

En esta calle hay un monumento dedicado a los herreros,

así que bajaré a hacerme una foto.

Ahí están los herreros.

Bajo.

Mirad qué preciosidad.

Dudo que se pueda encontrar algo similar en Rusia.

Se erigió en solidaridad con los trabajadores,

pero la idea no llegó a cuajar

y prefieren contar una bonita leyenda

sobre estos viriles finlandeses.

Quienes hayan leído Kále-vála, la epopeya finlandesa,

sabrán de dónde viene.

En la antigüedad,

creían que los herreros tenían poderes mágicos.

Una malvada bruja prometió entregar a su hermosa hija

al hombre que fuera capaz de forjar la felicidad para ella.

Como homenaje a este cuento popular,

se erigió la estatua de estos herreros,

que, con sus martillos, forjan la felicidad.

Cuenta la leyenda

que el día que vean a una mujer más bella que la hija de la bruja,

bajarán sus martillos

y el sonido se escuchará en todo Helsinki.

Vaya fiasco.

Bueno, supongo que aquí se rigen por un canon de belleza diferente.

Dejo que sigan con sus martillos y vuelvo a subirme al mismo tranvía.

Faltan tres horas para el crepúsculo y aún me queda mucho por hacer.

El Museo de Arte Contemporáneo, el Kiasma,

se empezó a construir en la década de 1950.

La entrada sólo cuesta trece euros,

y el primer viernes de cada mes es gratis.

Por desgracia, no siempre entiendo el arte contemporáneo...

así que he venido para ver el edificio en sí.

El arquitecto eligió el cuerpo humano

como referencia para diseñar el espacio interior.

La altura media, 165 centímetros, justo lo que mido yo.

Exacto.

Pero lo más interesante del Kiasma es la iluminación.

Me alegro de haber llegado antes de que oscureciera.

En Finlandia, el sol nunca está demasiado alto,

así que el arquitecto diseñó el edificio

para que sus rayos atravesaran la estructura de cristal.

Antes de irme, iré a la tienda del museo.

Quizá compre algún recuerdo.

Esto son Mummy Trolls. Están muy de moda aquí;

a los finlandeses les encantan.

Son una monada.

Es una tienda estupenda.

Y con un estilo muy finlandés.

Así es como me imagino yo el diseño finlandés ideal.

Todo es de colores brillantes.

Casi parece una ilustración de cuento de hadas.

Aunque Finlandia no es el país más soleado del mundo,

he tenido una suerte increíble

y he encontrado estas gafas de sol tan chulas.

Están hechas con un material ecológico,

como les gusta aquí.

(Música)

Y parece que me sientan muy bien.

Debería comprármelas ¿verdad?

(Música)

Bueno, he conseguido ver todo lo que tenía previsto

e incluso me sobran algo de tiempo y energía.

Es el momento perfecto

para impregnarse del espíritu de Helsinki.

De nuevo en la zona centro,

no muy lejos de los lugares que he visitado hoy,

en sus amplias calles peatonales y bulevares,

la vida nocturna está en pleno apogeo.

(Música)

Los sonidos de esta ciudad me fascinan.

Me encantan los músicos callejeros.

Te levantan el ánimo.

(Música ajustada al ritmo de las botellas)

Y algunos tienen mucho talento.

(Música ajustada al ritmo de las botellas)

Qué melodía tan romántica.

(Música ajustada al ritmo de las botellas)

(Música)

(Música)

Un momento, ¿y la cena?

No he comido nada en todo el día.

El eperlano que he compartido con las gaviotas no cuenta.

Aprovechando que estoy

en la mejor zona de restaurantes de Helsinki,

encontrar un lugar agradable para comer no será un problema.

La cocina tradicional finlandesa es sencilla y sin complicaciones.

En Helsinki también hay restaurantes con estrellas Michelin,

para quienes puedan permitírselo.

Pero yo voy a ir a uno de moda, al Strindberg.

El restaurante está situado

en el bulevar más bonito de Helsinki, el Esplanádi,

y no hay que reservar mesa con antelación,

lo cual me parece estupendo.

Hace frío por la noche, por eso no hay nadie fuera.

Bueno, hora de cenar.

(Música)

Es muy elegante.

Me recuerda a un café literario, el ambiente es muy agradable.

(Música)

(Música)

Por suerte, el menú también está en ruso.

Ya sé lo que voy a pedir.

Tomaré una de las especialidades de la casa,

la sopa de setas finlandesa,

porque cuando volvía de la casa de campo

vi muchas setas silvestres junto a la carretera,

así que me muero por probar esta sopa de setas.

Me han traído la sopa.

Qué ganas de probarla.

Está muy caliente, pero huele genial.

(Música)

Tiene un sabor muy suave y delicado.

Me gusta mucho.

(Música)

Un poco de pan con mantequilla irá de perlas con la sopa.

Justo lo que necesito.

También he pedido salvelino.

Nunca había oído hablar de este pescado.

(Música)

Es como el salmón...

pero no es tan graso.

Y es muy suave.

Me gusta este pescado.

En mi opinión, uno de los rasgos distintivos de la cocina del norte

es que utilizan ingredientes sencillos

que, bien combinados, se convierten en auténticas obras de arte,

en platos sabrosos y saludables.

Y eso está muy bien.

Las raciones son perfectas para saciar el hambre.

Te sientes satisfecho sin estar demasiado lleno,

así que voy a pedir algún postre.

El helado está muy cremoso y además es helado auténtico.

Sabe a arándanos de verdad,

no a colorante.

Delicioso.

Esta especie de magdalena me recuerda mucho

a un bizcocho casero que suele hacer mi abuela.

(Música)

Por cierto, no os he hablado del té.

Es un té biológico, como les gusta a los finlandeses.

(Música)

Estoy segura de que, incluso en un solo día,

he conseguido captar el alma de esta ciudad única.

Helsinki es el susurro del bosque,

el chirrido de los tranvías,

el sonido del órgano de una iglesia

y los músicos callejeros.

Y, bueno, el ruido de mis tacones.

Ha llegado el momento de volver a casa.

Soy Diana Dzhalalova. Hasta la vista.

(Música)

Visítame en un día - Helsinki

25:08 11 mar 2021

Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

ver más sobre "Visítame en un día - Helsinki" ver menos sobre "Visítame en un día - Helsinki"

Los últimos 10 documentales de Visítame en un día

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Episodio 10: Budapest

    Episodio 10: Budapest

    25:09 23 mar 2021

    25:09 23 mar 2021 Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 9: Lucerna

    Episodio 9: Lucerna

    24:58 22 mar 2021

    24:58 22 mar 2021 Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 8: Ginebra

    Episodio 8: Ginebra

    25:10 22 mar 2021

    25:10 22 mar 2021 Ginebra es una de las ciudades más prósperas del mundo en la que Diana se embarcará en un crucero gourmet, en bicicleta llegará a un mirador donde disfrutar de la naturaleza alpina; visitará el museo de arte moderno y visitará una famosa fábrica de chocolate. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 7: Bolonia

    Episodio 7: Bolonia

    25:04 18 mar 2021

    25:04 18 mar 2021 En Bolonia nos reciben las majestuosas Torres Assinelli y Garisenda y su espectacular centro histórico está reconocido por la Unesco. Diana hace un recorrido por la Plaza Mayor, el Palacio de Justicia y la Basílica de San Petronio, y por supuesto la imponente fuente de Neptuno. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 6: Nápoles

    Episodio 6: Nápoles

    25:17 17 mar 2021

    25:17 17 mar 2021 Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 5: Amberes

    Episodio 5: Amberes

    24:51 16 mar 2021

    24:51 16 mar 2021 Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 4: Bruselas

    Episodio 4: Bruselas

    25:04 16 mar 2021

    25:04 16 mar 2021 Zoya Berber hace un recorrido por la ciudad de Bruselas visitando el Palacio Real, museos, galerías y las sedes del Parlamento y la Unión Europea. El arte en Bruselas está por todas partes, sin olvidarnos del diseño y la moda. Visitará alguno de estos talleres que han trabajado para la casa real. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 3: Erevan

    Episodio 3: Erevan

    24:53 15 mar 2021

    24:53 15 mar 2021 Zoya Berber visita Erevan, la capital armenia, Desde la Gran Cascada hay unas vistas increíbles de la ciudad y del monte sagrado Ararat. La visita a la Catedral de Ereván es obligada, así como ver sus mercados, sus puestos callejeros y el barrio bohemio que se llena de vida cuando cae la tarde. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 2: Tallin

    Episodio 2: Tallin

    25:04 15 mar 2021

    25:04 15 mar 2021 Tallin, capital de Estonia sobre el mar Báltico, es el centro cultural del país. Es una de las ciudades más limpias y ecológicas del mundo que formó parte del imperio ruso. Está llena de historia, repleta de cafés, terrazas y vida al aire libre durante todo el año. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Helsinki

    Helsinki

    25:08 11 mar 2021

    25:08 11 mar 2021 Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Mostrando 1 de 1