Presentado por: Diana Dzhalalova Dirigido por: Alexey Motorin

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad.

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad. ¿Qué merece la pena visitar? ¿Dónde comer bien sin gastar demasiado? ¿Qué rincones sorprendentes no aparecen en las guías? Tan solo un día para conocer parques, museos, restaurantes, mercados¿

5821091 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Visítame en un día - Episodio 6: Nápoles - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

"Nápoles".

Te puedes enamorar de una ciudad en un solo día.

¿No me creéis? Pues deberíais.

Os he preparado un recorrido que podréis seguir con facilidad

y que no requiere demasiado tiempo ni dinero.

Hoy me sentiré como una auténtica princesa napolitana.

¡Mama mía!

Veremos que la música no tiene fronteras.

(CANTA).

Averiguaré qué quiere realmente una mujer,

aunque esa mujer sea un hombre.

Besitos. Muchos besos.

"Vedi Napoli e muori". Ver Nápoles y morir.

Sí, ese dicho se refiere a esta ciudad italiana.

Me llamo Diana Dzhalalova, y como podéis ver, estoy en Nápoles.

Tengo un día pare ver, sentir y saborear esta ciudad,

y tal vez, enamorarme de ella.

Nápoles es una ciudad radiante y colorida.

Es la capital del sur de Italia.

Un lugar que a nadie deja indiferente.

Los napolitanos creen

que el nacimiento de su ciudad tuvo lugar en Castell Dell’Ovo,

así que he decidido comenzar ahí mi recorrido,

porque es bastante simbólico.

Castell Dell’Ovo significa Castillo del Huevo.

Un nombre peculiar,

aunque, por supuesto, hay una leyenda que lo explica.

Dicen que en las mazmorras de este castillo,

el poeta romano Virgilio escondió un huevo;

pero no un huevo cualquiera, era mágico.

Los napolitanos creen que mientras el huevo siga intacto,

nada amenazará a su ciudad.

Con semejante fortificación, ¡no me cabe la menor duda!

Durante la Edad Media, el castillo demostró ser una solida defensa.

Más tarde, la fortaleza se convirtió en una prisión.

Dicen que por la noche se oyen

los gemidos de los fantasmas de los prisioneros

y el tintineo de sus cadenas.

Yo no me lo tomaría muy en serio;

los napolitanos son muy supersticiosos.

Pero, os diré a lo que sí deberíais tener miedo en Nápoles.

No solo os lo diré, además os lo mostraré.

Para poder hacerlo, vamos a subir a una plataforma de observación.

¿Veis aquella montaña?

Parece normal y corriente, pero las apariencias engañan.

Desde aquí la vista es espectacular.

Mirad, el Golfo de Nápoles.

Y a lo lejos se ve el Vesubio, el volcán más peligroso del mundo,

que en la antigüedad destruyó tres ciudades:

Pompeya, Estabia y Herculano.

Ahora, es un volcán durmiente,

pero, puede volver activarse en cualquier momento.

Si vais a pasar unos días en Nápoles,

deberías ver el Vesubio de cerca, porque es algo único.

Los turistas más valientes

se asoman al interior de la chimenea del volcán.

Yo reconozco que no soy tan atrevida.

Además, me dan miedo las alturas,

así que vamos a hacer algo distinto, aunque no menos interesante.

El tiempo se ha estropeado, pero la lluvia no va a frenarme,

porque pienso llegar al corazón de Nápoles:

la Plaza del Plebiscito que no está lejos del Castel Dell’Ovo.

Si vais a Nápoles y no venís a la Plaza del Plebiscito,

es como si no hubierais estado aquí.

Los napolitanos se reúnen o se manifiestan en ella,

y los turistas, simplemente vienen a admirarla.

En un lado de la plaza

está la basílica de San Francisco de Paula,

y enfrente, el Palacio Real de los Borbones.

La fachada del palacio está decorada con estatuas de la familia real.

Hace frío, voy a tomar una taza de café.

No he venido aquí por casualidad.

Este es el famoso Café Gambrinus, uno de los más antiguos de Nápoles.

Es como estar en un palacio.

Quiero probar el postre tradicional napolitano,

el "babá al ron".

Habréis oído hablar de él,

y ahora ya sabéis cómo se pronuncia: "babá". Voy a probarlo.

Mmmm...

Qué tierno... Está delicioso.

Aquí dicen que el babá al ron

es un pastel hecho por el rey y no para el rey.

Según la leyenda,

este postre lo inventó el rey polaco Stanisláv Leschínsky,

y más tarde, un repostero italiano mejoró la receta,

sustituyendo el madeira por ron.

En Rusia, el babá al ron es más dulce y seco.

Aquí está jugoso, totalmente empapado y riquísimo.

Aunque hay que tener mucho cuidado...

de no emborracharse.

¡Qué delicia! Es un postre verdaderamente regio.

Por cierto, ha dejado de llover, así que es hora de darse un paseo.

Pasear por Nápoles

es como estar dentro de una vieja película italiana.

Sus calles son ruidosas y coloridas.

Cuando viajéis, estad siempre atentos,

porque detrás de alguna puerta sin aparente interés

os podéis encontrar algo mágico.

Os enseño a qué me refiero.

Esta es la iglesia del Monte Pio de Misericordia,

que fundó a principios del siglo XVII

una hermandad de caridad.

Encargaron a Caravaggio una pintura

que mostrara las siete obras de misericordia

y él creó esta gran obra maestra.

¡Me encanta Caravaggio!,

pero este cuadro, "Las siete obras de misericordia",

solo se puede ver en Nápoles.

Quienes encargaron la pintura, hicieron la promesa

de que nunca abandonaría las paredes de esta iglesia.

Incluso, está prohibido hacer réplicas de él.

Se considera a Caravaggio un maestro en el uso de la luz.

Al contemplar este cuadro,

te sumerges en esa vieja calle napolitana.

Los personajes tienen una luminosidad casi divina.

Es... realmente conmovedor.

Si os digo la verdad,

no me apetece nada marcharme de aquí,

pero no puedo perder más tiempo, hay que continuar.

Os recomiendo que visitéis una pintoresca calle

llamada via San Gregorio Armeno,

no lejos de la iglesia del Pio Monte.

Es una calle muy especial.

Aquí descubriréis obras de arte, hechas a mano,

que no encontraréis en ningún otro lugar del mundo.

Estos son los famosos "presepi" o nacimientos.

Los italianos hacen estas figuras desde la Edad Media.

Los primeros "presepi" representaban escenas bíblicas,

principalmente el nacimiento de Jesús.

De ahí el nombre "presepe", que significa pesebre en italiano.

En San Gregorio Armeno, la calle de los artesanos,

hay muchas tiendas que los fabrican,

y he tenido la suerte de conocer

a uno de los grandes maestros de Nápoles.

Buenos días, soy Diana.

Yo soy Marco.

Marco es un auténtico maestro de este oficio.

Crea estas hermosas figuras,

al igual que ha hecho su familia desde 1836.

Marco, cuéntame ¿qué materiales utilizas para hacer estas figuras?

Pues, uso terracota, lana y tejidos de seda.

Se trata de tejidos napolitanos tradicionales

que se hacen en una fábrica de San Leucio.

Los artesanos reproducen, meticulosamente,

hasta los detalles más insignificantes,

creando auténticos disfraces,

fieles a la época a la que pertenece el personaje.

Marco, ¿puedo intentarlo yo?

Vaya..., este es un momento histórico. Gracias.

Es un momento histórico porque voy a participar

en la creación de una de estas maravillosas figuras.

Yo creo que se me da bastante bien.

Bueno, la verdad es que estoy familiarizada con esto,

porque todas las mañanas utilizo brochas

para maquillarme y cubrir cualquier imperfección.

¡Todas lo hacemos! ¿Qué tal?

Muy bien.

Casi está.

Voy a poner un poco de pintura roja.

¡Me he manchado las manos!

Los "presepi" no son baratos.

Los precios oscilan entre 40 euros y 3350.

Pero, es que se hacen a mano y son de excelente calidad.

Las figuras de Marco las han comprado famosos

e incluso el mismo papa.

Empiezo a estar hambrienta,

y no me puedo ir de Nápoles sin probar la pizza margarita.

¡Vamos allá!

Os voy a dar consejo muy útil:

si quieres probar auténtica comida tradicional,

preguntad a los lugareños.

Disculpe, señor, ¿dónde puedo comer una buena pizza italiana?

Ahí a la derecha, hay una magnífica pizzeria.

¿Pizza auténtica? ¡Claro!

Gracias. De nada.

Estar en Nápoles y no probar la pizza margarita es un crimen.

¿Por qué? Ahora os cuento.

Cuentan que en el siglo XIX,

el rey Umberto I y su esposa Margarita quisieron probar la pizza.

En aquella época, solo la gente pobre la comía,

pero, el deseo de un monarca es ley.

El cocinero real se esforzó por complacer a los reyes,

y preparó una pizza con los colores de la bandera italiana:

queso mozzarela blanco, tomates rojos y albahaca verde.

A la reina le encantó,

y se bautizó a esa pizza con su nombre: Margarita.

Ahora, probémosla.

Es la pizza más rica que he probado nunca.

Y lo mejor de todo es que además de estar deliciosa,

es baja en calorías.

La masa no lleva ni azúcar ni mantequilla.

Así que os podéis dar el capricho, sin la más mínima preocupación.

Después de un buen almuerzo, cuesta ponerse en marcha.

Pero, el siguiente punto de mi itinerario

es, posiblemente, el lugar más insólito y místico de Nápoles.

Seguidme y lo comprobaréis vosotros mismos.

No he venido hasta aquí por casualidad.

Ahí se encuentra uno de los tesoros de Nápoles: la capilla Sansevero.

Antiguamente, la capilla albergaba la cripta

de la principesca familia Sansevero,

pero en el siglo XVIII, el séptimo heredero del linaje,

el príncipe Raimondo di Sangro,

decidió convertirla en una obra maestra.

Durante toda su vida,

coleccionó obras de arte para cubrir las paredes de su capilla.

Es como estar dentro de un cofre.

Las paredes y el techo están cubiertos de pinturas.

También es muy acogedora y luminosa.

Pero, la joya más importante está en el mismo centro de la capilla:

la escultura del "Cristo Velado".

El Cristo Velado es obra del escultor Giuseppe Sanmartino.

Cuesta creer que su fina y etérea mortaja sea de mármol.

¿Cómo es posible tal maestría?

Los napolitanos creen que el velo que lo cubre

no pudo hacerse sin la ayuda de la magia.

El fundador de la capilla,

el príncipe Raimondo, era alquimista.

Por eso, la gente cree que el efecto tan realista

del tejido en el mármol,

no se debe a la habilidad del escultor,

sino a que se empapó la tela con alguna sustancia alquímica.

Obviamente, es una leyenda.

Lo cierto es que Sanmartino era un escultor prodigioso.

Junto al cuerpo se pueden ver

los instrumentos de la Pasión de Cristo:

la corona de espinas, las tenazas y los clavos.

Jesús está tendido sobre un sencillo colchón,

con dos almohadas bajo la cabeza.

Tal vez, el autor quería recordarnos que todos acabaremos del mismo modo:

en nuestro lecho de muerte.

Hay algo más en esta capilla que os sorprenderá.

Os sugiero que bajéis a la cripta.

Aquí, dentro de dos vitrinas,

se conservan los cuerpos momificados de un hombre y de una mujer,

cuyo sistema circulatorio se ha mantenido intacto

durante dos siglos.

Se cree que eran dos sirvientes de Raimondo.

¡Impresionante!

El príncipe alquimista les hizo beber algún tipo de poción mágica,

y su sangre se petrificó en el interior de sus venas.

¡Espantoso!

Hay quien sostiene que no son cuerpos de verdad, sino maniquíes.

Los vasos sanguíneos no serían reales,

sino que se habrían hecho con algún material duradero.

Y la pregunta es:

¿cómo podía el príncipe Sansevero tener información tan precisa

del sistema circulatorio, viviendo en el siglo XVIII?

Aquí está Raimondo.

¡Me refiero a su retrato!

Se ha oscurecido y está cubierto de manchas

debido al paso del tiempo.

Dicen que su deterioro se debe a que vendió su alma al diablo,

¡como Dorian Gray!

Desde la capilla Sansevero sólo hay que caminar unos 300 metros

para llegar a uno de los conservatorios

más antiguos del mundo.

Me encanta la música, así que quiero escuchar como ensayan.

¿Quién sabe?, quizá de aquí salga el nuevo Enrico Caruso.

Voy a tener el privilegio de asistir al ensayo de una ópera cómica.

Se trata de la típica ópera bufa, que nació aquí, en Nápoles.

Vamos a escucharla.

(Canta en italiano).

Hay que estudiar durante 15 años para llegar a este nivel.

¡Eso sí es amar la música!

La escuela napolitana de canto operístico

está considerada la mejor del mundo.

Sólo se admite en el conservatorio a los estudiantes

con las habilidades vocales más excepcionales.

Ellos siguen ensayando y yo continúo mi camino.

Estos chicos habrán hecho novillos,

mientras el resto de sus compañeros está en clase.

Pero, ¿qué instrumento están tocando?

Es una mandolina,

un instrumento tradicional napolitano

surgido aquí, en el siglo XV.

A las mujeres italianas les gustaba entretenerse así.

Se reunían en alguna casa

y tocaban la mandolina para pasar el rato.

Sería algo así, como una alternativa a las redes sociales.

Hola, yo soy Diana.

Encantado.

Chicos, quería pediros algo:

¿podríais tocar algo de música tradicional napolitana para mí...

por favor? Con mucho gusto.

Esta canción, creo que la reconocemos todos.

(Interpretan "O sole mío").

Es muy relajante.

Te hace sonreír.

Este instrumento me recuerda a la balalaica rusa.

Voy a probar algo, tal vez funcione.

Hagamos una cosa. Primero yo.

Vale.

(Canta en ruso la canción "Kalinka").

¡Yuhhh...!

¡Genial, suena como una balalaica!

Muy bien chicos. ¡Bravo!

¡Gracias! A ti.

Ha sido un intercambio muy estimulante.

Ahora, cada vez que toquen esa canción rusa,

seguro que se acordarán de mí.

Me gustaría llevarme a casa alguna prenda bonita de Nápoles.

Y sé donde comprarla, así que voy a ir en metro.

Esto es espectacular.

Más que una estación de metro,

parece una especie de pabellón de arte.

Es como si flotáramos bajo un cielo estrellado,

o como si estuviéramos bajo el mar.

Parece un mundo mágico.

La verdad, no me lo esperaba para nada.

La estación de Toledo,

no sólo es de las más bonitas del metro napolitano,

también es una de las más profundas.

Las escaleras mecánicas descienden hasta una profundidad de 30 metros,

el equivalente a un edificio de 11 pisos.

Vía Toledo es una de las calles más animadas de Nápoles.

Al menos eso es lo que dijo Stendhal.

Hoy es una calle comercial a la que os recomiendo ir

si queréis encontrar cosas a un precio asequible.

En la calle hay multitud de tiendas.

Pero, ¡cuidado!, no todo es de marca italiana.

También se cuelan muchos productos chinos,

fabricados en serie,

así que desconfiad de los precios sospechosamente bajos.

Me gusta el aspecto de esta boutique. ¡Entremos!

La ropa es bonita..., elegante y... ¡con mucho estilo!

¡Quiero probármelo, absolutamente todo!

Las prendas están confeccionadas

siguiendo las últimas tendencias de la moda

y con tejidos de gran calidad.

¡Voy al probador!

Ya me he decidido. Me gusta este alegre conjunto.

Siempre me recordará

a los apasionados habitantes de Nápoles.

Estas marcas italianas no son las más conocidas,

y por eso mismo, me parecen aún más interesantes.

Me gusta coleccionar cosas como ésta,

que no se encuentran en mi país.

¡Made in Italy!

Voy a dejar las bolsas en el hotel,

que por cierto, ocupará un lugar de honor

en mi lista de los hoteles más bonitos del mundo.

Estoy agotada.

Por cierto, un consejo de esta experimentada viajera:

A la hora de viajar, no escojáis siempre los típicos hoteles,

buscad opciones originales.

Esta vez, decidí alojarme

en la antigua residencia de caza de un rey,

y la verdad es que me siento

como una auténtica princesa napolitana.

Estoy exhausta después de tantas aventuras,

pero hoy es sábado.

¿Y quién se acuesta un sábado antes de medianoche?

Sobre todo cuando el hotel en el que me hospedo

organiza una fiesta.

¡Listo!

En Rusia, así es como celebramos las bodas.

Sin embargo, los napolitanos se han reunido aquí

sin ningún motivo importante.

Tan solo para disfrutar de un buen vino

y cantar algunas canciones.

A propósito, ¿y esa mujer?

¿Qué es? ¿Un hombre? ¿Una mujer? No estoy segura.

¡Qué curioso!

Pero, todos están muy contentos, y... hacen fotos sin parar.

Parece alguien importante.

Me contaron que era un femminiello, un personaje del folclore italiano,

una mezcla de juglar y cómico errante.

Incluso hablé con él.

¿Y qué es eso de "femminiello"?

Anda..., explícale tú qué es un "femminiello".

Sí.

Me ha visto algo raro y por eso pregunta.

Entonces, ¿eres... famoso?

¿Cómo dices?

¿Qué eres? Cuéntame..., ¿qué significa todo eso?

¿Por qué vas vestido así?

¿Tú cantas, bailas o qué es lo que haces?

-Bueno, no soy ni chicha, ni limoná. Yo hago un poco de todo.

-Bueno, sobre todo... ¡nos hace reír!

Él hace de todo.

-Un popurrí.

-¡Y está embarazado!

Ah..., vale.

Según la leyenda, el "femminiello" sale de un huevo

y puede convertirse en lo que quiera:

en hombre, mujer, en cantante...

Lo que le dicte el corazón.

Pero, por supuesto, lo más importante es que sea divertido.

Como mi nuevo amigo.

(Canta en italiano).

Mi día en Nápoles ha pasado volando,

y he visto mucho más de lo que había planeado.

Desde luego, ha sido un viaje muy agradable.

¡Besitos! (Risas)

Besos..., muchos besos.

Gracias. Un aplauso... para Rusia.

Gracias.

Aunque sólo he pasado un día en Nápoles,

ya me siento un poco napolitana.

No sé si se debe a su gente, tan vivaz y apasionada,

a su deliciosa gastronomía,

o si es su música la que me ha conquistado.

No sabría decirlo, pero desde luego,

yo os recomiendo que no dejéis de venir a Nápoles.

Soy Diana Dzhalalova.

Nos vemos en la próxima ciudad.

¡Hasta pronto!

Subtítulos realizados por Chus Suárez Liaño.

Visítame en un día - Episodio 6: Nápoles

25:17 17 mar 2021

Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

ver más sobre "Visítame en un día - Episodio 6: Nápoles" ver menos sobre "Visítame en un día - Episodio 6: Nápoles"

Los últimos 10 documentales de Visítame en un día

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Episodio 10: Budapest

    Episodio 10: Budapest

    25:09 23 mar 2021

    25:09 23 mar 2021 Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 9: Lucerna

    Episodio 9: Lucerna

    24:58 22 mar 2021

    24:58 22 mar 2021 Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 8: Ginebra

    Episodio 8: Ginebra

    25:10 22 mar 2021

    25:10 22 mar 2021 Ginebra es una de las ciudades más prósperas del mundo en la que Diana se embarcará en un crucero gourmet, en bicicleta llegará a un mirador donde disfrutar de la naturaleza alpina; visitará el museo de arte moderno y visitará una famosa fábrica de chocolate. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 7: Bolonia

    Episodio 7: Bolonia

    25:04 18 mar 2021

    25:04 18 mar 2021 En Bolonia nos reciben las majestuosas Torres Assinelli y Garisenda y su espectacular centro histórico está reconocido por la Unesco. Diana hace un recorrido por la Plaza Mayor, el Palacio de Justicia y la Basílica de San Petronio, y por supuesto la imponente fuente de Neptuno. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 6: Nápoles

    Episodio 6: Nápoles

    25:17 17 mar 2021

    25:17 17 mar 2021 Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 5: Amberes

    Episodio 5: Amberes

    24:51 16 mar 2021

    24:51 16 mar 2021 Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 4: Bruselas

    Episodio 4: Bruselas

    25:04 16 mar 2021

    25:04 16 mar 2021 Zoya Berber hace un recorrido por la ciudad de Bruselas visitando el Palacio Real, museos, galerías y las sedes del Parlamento y la Unión Europea. El arte en Bruselas está por todas partes, sin olvidarnos del diseño y la moda. Visitará alguno de estos talleres que han trabajado para la casa real. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 3: Erevan

    Episodio 3: Erevan

    24:53 15 mar 2021

    24:53 15 mar 2021 Zoya Berber visita Erevan, la capital armenia, Desde la Gran Cascada hay unas vistas increíbles de la ciudad y del monte sagrado Ararat. La visita a la Catedral de Ereván es obligada, así como ver sus mercados, sus puestos callejeros y el barrio bohemio que se llena de vida cuando cae la tarde. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 2: Tallin

    Episodio 2: Tallin

    25:04 15 mar 2021

    25:04 15 mar 2021 Tallin, capital de Estonia sobre el mar Báltico, es el centro cultural del país. Es una de las ciudades más limpias y ecológicas del mundo que formó parte del imperio ruso. Está llena de historia, repleta de cafés, terrazas y vida al aire libre durante todo el año. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Helsinki

    Helsinki

    25:08 11 mar 2021

    25:08 11 mar 2021 Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Mostrando 1 de 1