Presentado por: Diana Dzhalalova Dirigido por: Alexey Motorin

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad.

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad. ¿Qué merece la pena visitar? ¿Dónde comer bien sin gastar demasiado? ¿Qué rincones sorprendentes no aparecen en las guías? Tan solo un día para conocer parques, museos, restaurantes, mercados¿

5820031 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Visítame en un día - Episodio 5: Amberes - ver ahora
Transcripción completa

"Amberes".

Para descubrir los lugares más importantes de una ciudad,

puede ser suficiente con visitarla en un solo día.

¿No me creéis? Pues deberíais hacerlo,

porque os voy a mostrar que es posible.

Os voy a contar cómo podéis vivir las experiencias más interesantes,

y de paso, ahorrar algo de dinero.

Hoy: perderé la cabeza con el resplandor de las joyas.

Creo que me voy a desmayar.

Hablaremos de la sed de sangre del fundador de la ciudad.

La verdad es que era un tipo bastante cruel:

No solo le cortó la mano, también la cabeza.

Y conoceré las principales tendencias de la capital de la moda.

¡Esto es la bomba!

Y todo, en un solo día.

Lo primero que pensé cuando planifiqué mi viaje a Amberes

es que iba a viajar a la capital mundial de los diamantes.

Y eso solo puede disparar nuestra imaginación.

Chicas, seguramente sabéis de lo que estoy hablando.

Al fin y al cabo, se dice

que los diamantes son los mejores amigos de las mujeres.

Así que voy a comenzar sumergiéndome en el ambiente de lujo

que se respira en esta vieja ciudad.

Hubo un tiempo en el que un temible gigante

vivía junto al puente que atraviesa ese río.

El río era ancho y por él navegaban barcos mercantes.

Y cuando pasaban por debajo del puente,

el gigante los asaltaba.

Pero, un valiente guerrero, llamado Brabo,

cortó una mano al gigante y la lanzó al río Escalda.

Y en flamenco, ese gesto se conoce como "Hand verpen".

De hecho, fue así como esta ciudad recibió su nombre.

Soy Diana Dzhalalova y tengo un solo día para conocer Amberes.

Desde el Museo del Río, cuyo acrónimo es MAS,

se aprecia esta fantástica vista.

Es mi primera parada.

Tenéis que venir, sí o sí,

a disfrutar de la vista panorámica de la ciudad de Amberes

y del río Escalda, donde comenzó su historia.

Y podéis hacerlo sin salir siquiera al exterior.

La escalera mecánica y la plataforma de observación están abiertas

desde las nueve y media de la mañana a medianoche,

y además, la entrada es gratuita.

El museo es enorme.

Tiene siete plantas.

Aunque pensaba ver

una de las exposiciones permanentes de barcos,

me parece que he encontrado algo más interesante para mí.

"Deseo cegador". Estoy segura de que se refiere a los diamantes.

La entrada a la exposición cuesta diez euros.

Por desgracia, no se pueden hacer fotografías.

Este año, Amberes celebra el 570 aniversario

del comercio de diamantes.

El hilo conductor de la exposición

es que todo lo que una persona busca en la vida

puede representarse con joyas.

El poder se puede expresar

con piedras preciosas y joyería de lujo.

¡Vaya, la corona del Imperio Ruso!

Es una réplica, claro, pero los diamantes son auténticos.

Las joyas también se relacionan con motivos religiosos.

Estatus, belleza e incluso amor.

¡No os desmayéis!

En algún lugar, por aquí, hay un anillo;

y con él comenzó la moda de las alianzas con diamantes.

Su dueña era María de Borgoña, una novia del siglo XV

que pertenecía a la nobleza.

María poseía tierras en Francia, Bélgica y los Países Bajos.

Era una mujer muy rica.

Incluso, el rey de Francia quiso casar a su hijo de 7 años con ella.

Bueno, lo cierto es que tenía una buena dote,

pero era demasiado inteligente para eso.

Aquí está su retrato.

Es esa.

María escogió a otro hombre, a Maximiliano I de Habsburgo,

que fue quien le regaló el anillo.

Tiene que estar por aquí.

Ahí...

El anillo con la forma de la letra eme, con diamantes.

Vale, puede que no brille tanto como esperaba,

pero hay que tener en cuenta que era el siglo XV,

y aún no sabían cómo tallar diamantes correctamente.

Hoy en día, tenemos más suerte con los brillantes.

Precioso.

La exposición no es muy grande,

pero, las piezas expuestas son absolutamente únicas,

y proceden de algunos de los museos más importantes del mundo.

En menos de una hora lo he visto todo,

así que ha llegado el momento de conocer Amberes

en toda su gloria.

Voy a pasar un minuto por la tienda del mueso.

Quiero comprarme algo relacionado con la historia de los diamantes.

Otra tienda de recuerdos, pero con sus propios tesoros:

tienen montones de libros

que puedes colocar en la mesa de centro del salón

para que vuestros amigos los puedan hojear.

¡Anda!, mirad este libro: "Divas de los diamantes".

Por supuesto, me parece muy interesante.

Sabéis, aunque no tengo dinero suficiente para comprar diamantes,

si puedo permitirme este fantástico libro

para recordar la ciudad de Amberes

y el deslumbrante brillo de sus diamantes.

¡Genial!

Sí..., me lo llevo.

Aunque dicen que Amberes se sitúa a ambas orillas del río Escalda,

en realidad, los principales puntos de interés

se encuentran en la orilla este.

Y mi próxima parada está muy cerca de aquí.

Los amantes de la arquitectura deberíais sacar tiempo

para ver este edificio de la famosa Zaha Hadid,

dedicado a la administración del puerto de Amberes.

En él están representados los dos principales símbolos de la ciudad:

desde un lado, parece un barco, y desde el otro, un diamante.

Además, cuando hace algo de sol,

las nubes que pasan parecen las olas del mar

porque se reflejan en el cristal, que brilla como los diamantes.

Pero, ya he visto suficientemente,

ahora quiero ir en busca de unos diamantes que pueda tocar.

La verdad es que junto al río sopla bastante el viento,

así que en cuanto te adentras en las calles de Amberes,

se agradece el trazado cerrado y acogedor de la ciudad.

Para moverte como un auténtico amberino,

tienes que caminar mucho,

pero, enseguida sentirás que formas parte de la vida de la ciudad.

El olor de las calles es increíble.

Huele a auténticos gofres belgas.

Aunque no seas goloso, tienes que pararte a probarlos,

porque estos gofres y gofreras

se mencionan en la famosa leyenda de Till Eulenspiegel.

Aunque aquí sirven gofres casi en todas partes,

es mejor ir a una cafetería del centro

para descubrir el encanto de la vieja Bélgica.

Los gofres no son un simple refrigerio,

son un símbolo del país, igual que el chocolate,

y es importante elegir un lugar que sea fiel a la tradición.

Gracias. De nada.

Los gofres son populares entre la población.

Antiguamente, la gente con pocos recursos

los hacía con trigo de baja calidad

y los consumían para sustituir al pan.

A los nobles les servían de postre gofres con miel y leche.

Y eso es lo que voy a tomar yo.

Hoy ya no hacen aquellos gofres de trigo de espelta,

y aunque los que preparan aquí son tan buenos

que no es necesario acompañarlos con nada,

yo voy a darme un capricho.

Por supuesto, he escogido el gofre más fastuoso y decorativo.

A ver, me voy a permitir este pequeño lujo.

Bueno, voy a probarlo.

Sabe a melón dulce y fresco.

Y el helado..., ¡Dios mío!

Gofre, allá voy.

Mmm...

Está súper tierno.

Es como una tortita,

pero una tortita deliciosa, por supuesto.

En mi país, los gofres no se parecen en nada a esto.

Y esta maravilla de gofres con crema y fresas,

cuesta... diez euros.

Está delicioso y te lo comes entero en un santiamén, pero llena mucho.

Ahora entiendo por qué aquí,

a la gente le gusta tanto caminar y montar en bicicleta.

Lo harán para quemar todas las calorías de los gofres

que no pueden evitar comer.

Bueno, el gofre es otra de las joyas de esta ciudad.

Y ahora que estoy bien llena,

ha llegado la hora de ver unos diamantes de verdad.

En Amberes hay 1700 joyerías.

No olvidéis que el 80 % de los diamantes del mundo

pasan por aquí.

Por eso se la conoce como la capital mundial de los diamantes.

Los diamantes que se venden a través de la Bolsa de Amberes

se evalúan, reciben una certificación oficial,

y luego se distribuyen en otros países.

Pero, cuando las piedras preciosas están aquí,

su precio es mucho más bajo que en cualquier otro lugar.

Y eso, atrae a visitantes de todo el mundo.

¿Qué es lo primero que debéis tener en cuenta

antes de invertir en un diamante?

Primero, hay que saber dónde comprarlo.

En Amberes, os ofrecerán diamantes casi en cada esquina,

pero aquí hay todo un abanico de calidad.

No acabéis con un diamante equivocado;

debéis fijaros en este sello:

"Antwerp's Most Brilliant", un indicativo de alta calidad.

"Qué sé yo de diamantes. ¿No vienen de Amberes?"

¿Os acordáis de uno de los diálogos de la icónica película

de Guy Ritchie "Snatch, cerdos y diamantes"?

La mitad de los diamantes del mundo se tallan aquí,

porque esta ciudad cuenta

con importantes plantas de procesamiento.

Su comercio mundial comenzó en el siglo XV,

y llegaban de la India.

Incluso entonces,

las piedras se convertían en diamantes en Amberes.

Y todo indica que yo también voy a ser víctima de su embrujo.

¿Has preparado algo para mí?

Exclusivamente para ti.

Ya sabéis lo significa "exclusivamente para ti".

Este es un diamante en "talla en esmeralda",

y tiene 4,1 quilates.

¡Madre mía, es preciosa!

Me da hasta miedo tocar esta sortija.

¿Y si me la pruebo y me doy cuenta de que no puedo marcharme sin ella?

Es tu talla.

No quiero pedir un préstamo.

Voy a tener que hacerle una foto, subirla a Instagram y escribir:

"Cariño, sí quiero".

Y a ver si es capaz de salir de esta.

¿No?

Sin lugar a dudas, este es el paraíso para cualquier mujer.

Yo creo que es obligatorio venir aquí,

al menos, para saber más cosas de los diamantes.

Puede que os sintáis algo incómodas

al tocar alguna de estas piedras preciosas.

Pero, la verdad es que, en este negocio,

las cosas se toman con calma,

porque saben que no seréis capaces de olvidar fácilmente

el brillo de estas joyas

y que podéis volver dentro de un año o de diez.

Para ellos, es una inversión de futuro,

y para vosotras, una experiencia inolvidable.

Y en este momento, me he quedado sin palabras.

Estoy totalmente fascinada.

Este de color chocolate es precioso.

Me lo llevaría puesto.

¿Qué te parece?

¿Cuanto cuesta?

Ese solo cuesta 2075 euros.

El marrón.

¿Qué diamante podríais comprar por el mismo precio

en cualquier otro lugar? Absolutamente ninguno.

Aunque, por supuesto, este no es el más espectacular

en lo que se refiere a los estándares de calidad.

Los más caros suelen ser los incoloros.

Ahora bien, te puedes ahorrar un dinero

si los adquieres en Amberes.

Puedes comprar la piedra por un lado y la montura por otro.

Estos diamantes son de 0,14 quilates.

Tienen el corte más blanco, puro y brillante.

El más puro y brillante.

Siempre había querido hacer esto.

No solemos hacerlo.

¿Cuánto cuesta una piedra como ésta?

Como esta 494 euros.

¿Y sabes de dónde viene?

No.

No lo sabes. No.

Han aparecido aquí.

Este es un "Royal Coster", con 201 facetas.

Será mejor que huya de aquí,

o al final acabaré gastando todos mis ahorros de este año.

Amberes ya ha superado casi todas mis expectativas.

¡Pero, tranquilos!, que aún queda mucho por ver.

El comercio de diamantes se concentra en varias calles

situadas en la manzana adyacente a la estación de tren,

sencillamente, porque era lo más cómodo.

Así un comprador puede llegar a la estación,

elegir un diamante y marcharse discretamente.

Al principio, me sorprendió que las tiendas de diamantes

estuvieran tan cerca de la bulliciosa estación de tren,

pero, ahora entiendo porqué es así.

Y la verdad es que me viene muy bien,

porque aunque he llegado en tren,

no tuve tiempo de ver la estación de Amberes.

Es preciosa.

Este edificio se conoce como la catedral del ferrocarril.

Pasar por alto esta joya arquitectónica sería imperdonable.

No sé si es una genialidad o una simple locura,

pero parece ser que el arquitecto diseñó esta estación de tren

para competir con la Basílica de San Pedro de Roma.

Es sencillamente exquisita.

Tanto, que está considerada

como una de las estaciones más bellas del mundo.

La estación central de Amberes es una estrella del celuloide.

Se han rodado varias películas en ella,

sobre todo si se trata de buscar una estación de tren

ambientada entre finales del siglo XIX y principios del XX.

En la serie "Agatha Christie: Poirot",

la estación de Amberes aparece en la pantalla con tanta frecuencia

que se podría decir que es uno de los protagonistas de la serie.

Pero, tiene un inconveniente:

el andén que os asignen puede cambiar en el último instante,

y toca correr de uno a otro con el equipaje a cuestas.

Bueno, ya puedo decir

que he visitado esta joya arquitectónica.

Para llegar al siguiente punto de interés de este viaje,

podría tomar el tren,

pero, yo he preferido utilizar otro medio de transporte.

Montar en bicicleta en Amberes es la última moda,

aquí todo el mundo las utiliza.

Incluso las madres con cochecitos de bebé

van en bicicleta.

Y la razón es obvia: la ciudad está muy bien equipada.

Hay aparcabicis por todas partes,

y se puede alquilar una por sólo 4 euros al día.

Y eso es justo lo que he hecho.

Hay carriles bici por todas partes.

Incluso en las aceras,

así que el peatón no acostumbrado a una ciudad de bicicletas

debe tener cuidado.

Como la ciudad es llana,

la bicicleta, a menudo, es mejor opción

que cualquier otro medio de transporte.

Sea como fuere, el caso es que llegué al parque de Míddelheim

casi sin darme cuenta.

Creedme, es preferible dejar de ver un par de iglesias

de supuesto interés turístico, pero atestadas de visitantes,

y disfrutar de vuestro tiempo en la ciudad.

Míddelheim no es un parque al uso.

Parece un pequeño oasis,

un auténtico museo de esculturas al aire libre

que se colocaron aquí

porque los escultores consideraban que era mucho mejor

para las personas y para las esculturas,

porque el aire fresco sienta mucho mejor.

Así que el parque es un lugar idóneo

para contemplar las obras

más destacadas y controvertidas de nuestro tiempo.

Por supuesto, se trata de Arte Moderno.

Y me parece que aquí encajan perfectamente,

porque en los museos, a veces,

las obras parecen estar fuera de lugar, en ese entorno artificial.

Sin embargo, esto es como una especie de bosque mágico,

habitado por criaturas fantásticas.

Aquí están representadas

casi todas las escuelas de Artes Plásticas Modernas:

Expresionismo, abstracción,

e incluso hay algunas obras bastante realistas.

Es posible que no conozcáis a ninguno de los escultores,

aparte de Rodin, cuya obra:

"El monumento a Balzac", el gran escritor francés,

se expone aquí.

Pero, merece la pena acercarse, además la entrada es gratuita.

El recorrido por el parque os llevará una hora y media.

Si queréis una visita guiada, tendréis que pagar 70 euros.

Pero os cuento algo gratis.

Esta no es la escultura de una mujer cualquiera,

es la mismísima Isadora Duncan.

Ahora, tengo que darme prisa.

Missiguientes paradas están en el centro de la ciudad.

La mayoría de los museos cierran a las cinco de la tarde,

así que, será mejor que vaya directamente

a la casa del habitante más famoso de Amberes.

Aquí tenemos dónde elegir.

Por un lado, está el Museo Mayer van den Bergh,

y por otro, la Casa Museo de Rubens.

Se puede comprar una entrada para los dos por sólo 8 euros,

pero yo he elegido la Casa Museo de Rubens.

Intentad no llegar tarde, porque como todo en Bélgica,

el museo cierra bastante temprano.

Peter Paul Rubens nació en Siegen,

en el seno de una respetada familia de artesanos y comerciantes,

pero desarrolló su carrera en Amberes.

Si tuviera que elegir a alguien

que representara el espíritu de Amberes,

desde luego, ese sería Rubens,

ya que vivió en la ciudad durante mucho tiempo,

justo en este edificio.

Al principio, compró aquí un terreno con una modesta casa,

y fue renovándola

hasta convertirla en un magnífico palacio renacentista.

Por desgracia, hoy, una parte del palacio

parece el típico invernadero de las afueras de Moscú.

En la actualidad, la casa está siendo restaurada

para devolverle su aspecto original.

No hay cuadros especialmente famosos en el museo,

pero sí algunos que Rubens pintó para su propio disfrute,

lo que los hace especialmente interesantes.

Pues sí, está claro

que las mujeres de Rubens tenían espacio de sobra para deleitarse.

Rubens era un hombre rico

y podía permitirse tener una casa enorme,

que por cierto, no era sólo una vivienda,

sino también el taller del artista.

Sus clientes solían venir a esta sala

para contemplar sus obras.

Sus pinturas eran de un tamaño impresionante,

ya que fueron creadas para decorar mansiones,

palacios e iglesias.

Aunque mi visita a la Casa Museo de Rubens fue bastante breve,

fue una experiencia muy agradable.

No me queda mucho tiempo para ver todo lo que había previsto.

Es casi un reto inalcanzable:

conseguir visitarlo todo antes de la hora de cierre.

Es imposible pasar por alto

la Catedral de Nuestra Señora de Amberes.

Su construcción se prolongó durante varios siglos.

Y el resultado es impresionante.

Napoleón decía que su aguja le recordaba al encaje de Brabante.

Según una leyenda urbana, el zar Pedro el Grande,

aunque sólo estuvo tres días en la ciudad,

dejo una huella indeleble en la memoria de sus habitantes,

porque escaló por su aguja utilizando una simple cuerda.

No podía creer que la catedral midiera 123 metros,

así que la midió con una plomada.

No dejéis de visitarla, ahora os explico por qué.

Aparte de la catedral en sí,

la principal atracción aquí son las pinturas de Rubens.

Son obras maestras que representan, con un estilo sumamente realista,

algunas escenas bíblicas.

Pero, eso no es todo.

Os encontraréis con la escultura de un artista célebre

por su controvertida exposición en el Museo del Hermitage:

Jan Fábre.

Es su célebre obra "El hombre que lleva la cruz".

Los belgas sienten tal adoración por Fábre

que renovaron el interior de la catedral,

por primera vez en cien años, para acoger su escultura.

Puede que tenga un gran valor, pero...,

yo prefiero el Arte Clásico.

Este cuadro cautivó al famoso poeta ruso Blok,

que se refirió a él con estas palabras:

"Contemplad la bruma de los siglos en un apacible museo

en el que reina Quentin Massys,

y donde el aéreo vestido de Salomé

aparece engalanado con ramos de flores".

Puedo decir con orgullo

que he visitado todo lo que quería ver en Amberes.

Eso significa que puedo pasear libremente por la ciudad.

Este es el monumento dedicado a la leyenda

de la que os hablé antes.

Todo está aquí: Brabo, la mano, el río...

¡No falta nada!

El río está muy bien representado, el río Escalda, claro.

Y mirad, también se ve al gigante con las piernas dobladas.

Es curioso, la cabeza también está seccionada.

No sólo le cortó la mano, también la cabeza.

Era un tipo cruel, no se contentó con cortarle la mano.

De cerca impresiona.

Es un auténtico placer

poder deambular por la ciudad sin rumbo fijo,

simplemente dejándote llevar y descubriendo nuevas calles.

Así se pueden encontrar tesoros inesperados.

Apuesto a que este lugar no aparece en ninguna guía.

Aquí se estableció la primera Bolsa Internacional del mundo,

en el siglo XVI.

Dejó de funcionar hace mucho,

pero, este maravilloso patio sigue en pie.

Amberes es una ciudad bastante comedida.

A sus habitantes les gusta decir de sí mismos

que son maestros del compromiso, y creo que eso se nota.

Me siento bastante relajada aquí.

Pero, me atrevería a afirmar

que ya que es la capital mundial de los diamantes,

sus medidas de seguridad son eficaces.

Al dinero no le gusta armar mucho alboroto.

Aquí no hay un turismo excesivo, lo cual es un alivio.

Puedes hacerte un selfi con cualquier monumento de fondo

sin que haya multitudes de turistas detrás de ti. ¡Espectacular!

Aunque la mayoría de los establecimientos

cierran después de las seis,

las tiendas permanecen abiertas hasta más tarde.

Una suerte para mí,

porque sé que Amberes compite con Bruselas

por ser la capital europea de la moda,

así que podré juzgarlo por mí misma.

En Amberes hay una famosa academia de moda,

a la que cada año acuden miles de jóvenes diseñadores,

deseosos de presentar sus bocetos al mundo,

después de graduarse en ella.

Y por eso, aquí, se pueden encontrar las mejores boutiques de Bélgica.

No creo que exista un estilo reconocible

que describa la moda de Amberes.

Aquí, cada prenda es inusual y destaca a su manera.

Aunque pensándolo bien,

sí he observado que hay una tendencia:

las lentejuelas.

¿Será la relación de Amberes con los diamantes

la fuente de inspiración?

¡Esto es la bomba!

En general, todo es como nos gusta en Rusia:

grande, brillante y luminoso.

En Amberes puedes lucir un estampado de Mickey Mouse

y ser la reina de la noche.

¿Qué os parece?

Aquí están las boutiques de Dries van Noten,

Anne Demeulemeester, Martin Margiela,

y de otros diseñadores locales mucho menos conocidos,

pero que hacen cosas muy interesantes y además,

bastante más asequibles.

Por ejemplo, te puedes comprar una camisa por unos 70 euros,

y un jersey por unos 115.

En general, yo diría que es un precio razonable.

Así que voy a probarme la ropa

de los diseñadores de moda de Amberes.

Creo que puedo decir que en un solo día

he sido capaz de captar el espíritu de esta ciudad.

A veces, si te limitas a seguir las guías turísticas,

te puedes perder la serendipia que un viaje debería tener

para que deje un recuerdo indeleble en nuestra memoria.

Visitar Amberes ha sido como rebuscar en un joyero.

Hemos descubierto el fulgor de sus diamantes,

la brillantez de sus diseñadores de moda,

el esplendor de sus pinturas y sus deliciosos gofres.

Soy Diana Dzhalalova.

Nos vemos en la próxima ciudad.

Hasta pronto.

Subtítulos realizados por Chus Suárez Liaño.

Visítame en un día - Episodio 5: Amberes

24:51 16 mar 2021

Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

ver más sobre "Visítame en un día - Episodio 5: Amberes" ver menos sobre "Visítame en un día - Episodio 5: Amberes"

Los últimos 10 documentales de Visítame en un día

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Episodio 10: Budapest

    Episodio 10: Budapest

    25:09 23 mar 2021

    25:09 23 mar 2021 Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 9: Lucerna

    Episodio 9: Lucerna

    24:58 22 mar 2021

    24:58 22 mar 2021 Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 8: Ginebra

    Episodio 8: Ginebra

    25:10 22 mar 2021

    25:10 22 mar 2021 Ginebra es una de las ciudades más prósperas del mundo en la que Diana se embarcará en un crucero gourmet, en bicicleta llegará a un mirador donde disfrutar de la naturaleza alpina; visitará el museo de arte moderno y visitará una famosa fábrica de chocolate. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 7: Bolonia

    Episodio 7: Bolonia

    25:04 18 mar 2021

    25:04 18 mar 2021 En Bolonia nos reciben las majestuosas Torres Assinelli y Garisenda y su espectacular centro histórico está reconocido por la Unesco. Diana hace un recorrido por la Plaza Mayor, el Palacio de Justicia y la Basílica de San Petronio, y por supuesto la imponente fuente de Neptuno. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 6: Nápoles

    Episodio 6: Nápoles

    25:17 17 mar 2021

    25:17 17 mar 2021 Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 5: Amberes

    Episodio 5: Amberes

    24:51 16 mar 2021

    24:51 16 mar 2021 Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 4: Bruselas

    Episodio 4: Bruselas

    25:04 16 mar 2021

    25:04 16 mar 2021 Zoya Berber hace un recorrido por la ciudad de Bruselas visitando el Palacio Real, museos, galerías y las sedes del Parlamento y la Unión Europea. El arte en Bruselas está por todas partes, sin olvidarnos del diseño y la moda. Visitará alguno de estos talleres que han trabajado para la casa real. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 3: Erevan

    Episodio 3: Erevan

    24:53 15 mar 2021

    24:53 15 mar 2021 Zoya Berber visita Erevan, la capital armenia, Desde la Gran Cascada hay unas vistas increíbles de la ciudad y del monte sagrado Ararat. La visita a la Catedral de Ereván es obligada, así como ver sus mercados, sus puestos callejeros y el barrio bohemio que se llena de vida cuando cae la tarde. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 2: Tallin

    Episodio 2: Tallin

    25:04 15 mar 2021

    25:04 15 mar 2021 Tallin, capital de Estonia sobre el mar Báltico, es el centro cultural del país. Es una de las ciudades más limpias y ecológicas del mundo que formó parte del imperio ruso. Está llena de historia, repleta de cafés, terrazas y vida al aire libre durante todo el año. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Helsinki

    Helsinki

    25:08 11 mar 2021

    25:08 11 mar 2021 Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Mostrando 1 de 1