UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5525868
Para todos los públicos UNED - 28/02/20 - ver ahora
Transcripción completa

Yo soy fotógrafo y, hasta ahora, he trabajado con rostros,

filmados en vídeo o en cámara de fotos,

pero en el caso del exilio,

cuando llegó a París en este mes de julio,

tengo la emoción de que me entregan...

sobre todo, su palabra, sus relatos,

ganas de aportar, de transmitir,

de cogerme como mensajero para restituir esa palabra.

Yo es cuando realmente empiezo a grabar.

Empiezo a grabar porque tomo conciencia de que el exilio

es un tema... no solamente histórico,

es un tema que sigue siendo contemporáneo, un tema de todos,

y el exiliado se lleva consigo mismo,

en su camino de viaje y en el país de acogida,

se lleva un trozo de su país que guarda cuidadosamente para...

mimar, para que no se muera, como una llama, como una vela,

y tuve la sensación de que me iban a entregar esos testimonios,

esos valores, esos hechos históricos,

documentos, fotos, pero sobre todo palabra.

Yo estaba en Santander, en un colegio.

Empezó la guerra y no podíamos regresar a Madrid,

puesto que Valladolid, Salamanca, el centro de España,

estaba ocupada por las tropas de Franco.

Entonces, el gobierno de la República

fletó un barco, bueno, fletó un barco...

aprovechó un viaje de un barco noruego

para reunir a todos los niños de la cornisa norte de España,

llevarlos a Francia, y por la frontera de Cataluña,

por Portbou, regresar a la España republicana.

Yo nunca había salido de mi casa,

y verme navegando en un barco en medio de una tormenta impresionante

en el golfo de Vizcaya, y llegar a Francia...

En Francia, en Burdeos donde estuvimos,

nos acogieron con muchísimo cariño.

Recuerdo siempre el cariño de la gente.

Nos preguntaban de dónde éramos, la familia que teníamos,

en fin, se portaron con nosotros con mucho cariño,

y eso no lo podíamos olvidar.

Pierre Gonnord ha sido invitado por el Ministerio de Justicia

a realizar este reportaje fotográfico

para dar testimonio y fe de que hay personas...

que todavía están luchando por ese reconocimiento oficial,

que como bien sabéis llega con este proyecto,

y que estaban, también, necesitando esa justicia...

que ha estado tanto tiempo sin dar visibilidad a tantas personas.

En este entorno, Pierre llegó a París

con esta asociación "24 de agosto de 1944",

y se encontró algo mucho más allá de la fotografía,

de su trabajo habitual, y fue el testimonio, la voz.

Al cabo de año y pico conseguí reunirme con mi familia,

con mis padres y mis hermanos, que no había vuelto a verlos,

en la provincia de Guadalajara, y allí ya fue cuando acabó la guerra.

Mi madre, que no se arredraba ante nada,

nos cogió a los seis,

nos consiguió subir a la carretera Nacional II,

y allí a buscar un camión que nos quisiera llevar hacia Madrid.

Hacia Madrid no llegaba ninguno, pero a Guadalajara bajaban algunos,

y uno paró... porque nos pusimos en mitad de la carretera,

porque si no, no para.

Y ¿qué pasó?, pues que llegamos a Guadalajara,

antes de entrar en el depósito de agua que estaba...

hacia el norte de Guadalajara, nos pidió el dinero,

y, claro, le dábamos el dinero que teníamos, que era el dinero rojo,

pero a él no le servía para nada.

"No te podemos dar otra cosa".

Bueno, el tío echando pestes nos sacó del camión, nos bajó y...

"¡La culpa la tengo yo por fiarme de los rojos!"

Lo importante es que eran personas que estuvieron en la sombra,

pero son gente viva,

son gente que nos pueden aportar su testimonio, son...

los últimos supervivientes de ese exilio español,

en este caso, en Francia, y sus hijos,

o sea, una transmisión de valores muy importante.

Fueron gente desconocida del público de la calle...

pero que fueron muy importantes a nivel social, diría.

Primero, fueron importantes porque eran los descendientes,

son hijos y nietos de los combatientes en la sombra,

esa gente que después de combatir en la República se fueron a Francia.

Y muchos de ellos fueron apresados, fueron a campos de concentración,

estuvieron organizando en la sombra, en la clandestinidad,

toda la resistencia de la guerra y la postguerra,

desde campos como Mauthausen.

Y los que no estuvieron en campos,

fueron gente que entraron en la Resistance con el General De Gaulle,

y, hecho importante, fueron los que liberaron la ciudad de París...

con el Mariscal Lecrec.

La segunda DB, que llamamos aquí "La novena",

porque eran todos españoles.

La historia hay que contarla completa,

esa también es nuestra opinión,

o la que queremos defender con esta exposición,

que está dentro de este gran proyecto,

que empieza con una exposición maravillosa

que habla de todo ese exilio histórico

y que nosotros intentamos complementar

con esta voz que está viva, es el exilio vivo,

como nosotros pensamos que hay que denominarlo.

Pero no con un afán de... sólo de reivindicar algo,

desde un lugar de sufrimiento, de victimismo,

sino desde la generosidad que traen estas mismas personas,

porque ellos, que están pasando por la exposición,

que están llegando, lo que pretenden también es que...

no se olvide, pero que sirva para construir un mundo...

mucho más fraterno y humano, como ellos mismos dicen.

Estábamos alojados en la sacristía de la iglesia que...

a partir de empezar la guerra se convirtió en un local de los sindicatos.

Como no había sitio y había muchos evacuados en el pueblo,

nos ofrecieron meternos allí, mi padre se metió allí.

Estábamos mis padres y cinco hermanos.

Mi madre cayó enferma de tifus y, en esas condiciones, nació otra hija.

Ella no podía amamantarla, no encontrábamos alimentos que darla,

y la niña a los dos meses murió prácticamente de hambre

porque, claro, no había que darla,

mi padre le hacía... con una harina le hacía unas sopas como podía,

pero aquella niña no lo digería.

Eso fue el momento, para mí, más triste y más áspero

y no sé cómo salvó mi madre y cómo nos salvamos nosotros.

Además siendo francés que llevo aquí 30 años,

he crecido en Francia, en lo que llaman "Les Trentes Glorieuses",

o sea, los 50, 60, 70, yo soy del 63,

y esos años fueron años muy importantes,

cuando Francia se coloca...

a la cabeza social de toda Europa, con los países escandinavos,

y se ha hecho todo este proceso gracias...

a la aportación y los valores de esos descendientes...

o de esos supervivientes del exilio republicano español,

en los sindicatos, en las escuelas, en las fábricas,

y me siento, como te he dicho,

deudor de toda esa generación de personas...

que construyeron Francia en mi infancia, a nivel social.

Porque esa gente no ha perdido ni un ápice de sus valores,

de sus ideales, y siguen luchando con 90 años, con 95 años,

los que eran adolescentes en esa época,

y me parecían extraordinariamente jóvenes.

Yo creo que al transmitirnos esos valores, esta actitud,

nos permite plantearnos una sociedad actual, a nivel social,

y a nivel también de acogida del exilio, que es fundamental.

Yo, sobre todo, lo que me gustaría resaltar

de lo que nos transmite mi padre es la ausencia de acritud,

pero el deseo de que todas esas experiencias que él vivió en persona,

o que también... tuvo conocimiento de ellas,

se conozcan y que no se pierdan.

Porque, además, esa es la única manera posible

de que no vuelvan a repetirse, él mismo lo dice así.

Entonces, para nosotros es un regalo contar con su testimonio.

Es verdad que cuando murió Franco yo tenía 16 años,

y ya nuestro padre, enseguida, empezó a contarnos...

y había cosas que no las podíamos entender.

También nos ha contado...

de gente cercana que ha pasado mucho tiempo en la cárcel,

y una de las personas que trabajaba con mi abuelo

estuvo muchísimos años en la cárcel

y, luego, al salir, mi abuelo le dio trabajo.

Y le acusaron de haber matado al marqués de la Florida,

y era un señor que estaba vivo.

El marqués de la Florida existía.

Esa era una de las principales acusaciones que tenía.

Era un hombre que quizá hablaba mucho,

le gustaban mucho los carnavales, salía a cantar,

era un hombre muy extrovertido,

y, quizá alguna vez, dijo algo que le sentó mal a alguien,

o sencillamente, que su manera de vivir no cuadraba con lo que querían.

Pierre decidió, con sus grabaciones, que había hecho directamente,

trasladarlas como ellos habían hablado,

en ese momento de emoción,

y, además, Pierre ha sabido transmitir muy bien esa emoción,

que él normalmente y lo sabe hacer muy bien a través del retrato,

de esa fotografía que él utiliza,

de ese vídeo que él también utiliza en ocasiones,

en su trabajo personal como artista visual,

y, de esa manera, trasladar todo a estas paredes,

y que la energía se transmitiese directamente.

El texto no está aquí para decorar,

el texto está aquí y puede asustar porque hay textos muy largos,

está aquí para acercarse, hacer un esfuerzo,

hemos puesto bancos, y fichas de lecturas...

He dejado, voluntariamente, en cada espacio,

en cada retrato escrito y visual, el idioma de origen,

cuando el texto viene en francés es por algo,

porque ellos han querido hablar en francés,

y esta gente que empieza en francés y acaba en castellano, o viceversa,

porque demuestra este mestizaje entre Francia y España,

y hemos hecho fichas para que la gente pueda leer la traducción,

sentarse y leer.

No tenían pasaporte ni nada para subir a bordo,

pero el comandante les hizo echar una cuerda,

bajaron a las bodegas...

Vivíamos cerca de un bosque y, por la noche,

poníamos trampas a hurtadillas para cazar conejos,

no se nos permitía cazar...

Si queremos saber hay que acercarse, hay que tomar tiempo y disfrutar.

22 personas nos hablan, 22 personas de edades muy distintas,

se ve hasta la foto de un bebé,

y la persona más mayor acaba de fallecer, tenía 98 años...

Todos con un destino distinto y todos implicados en este exilio,

todos son gente muy implicada a nivel de memoria histórica,

en su país, muy activos, y nos hablan a nosotros.

Yo he sido toda mi vida, y lo sigo siendo,

y lo seré mientras viva, un hombre de izquierdas, es así,

pero yo tampoco estoy de acuerdo...

con lo que hicieron muchos irresponsables nada más empezar la guerra,

porque yo sé... hubo a quien le fusilaron por ir a misa,

porque iba a misa, eso no es...

Queríamos una España que no estuviera dominada...

por estas redes que la dominaban, que era el capital, la iglesia...

y sus cónyuges... en fin, que fue una pena, pero...

la República no pudo llegar a cuajar como debía haber llegado.

Y luego ya lo demás es historia, todo,

lo que hemos padecido durante 40 años, que se dice pronto.

Yo creo que es fundamental que lleguemos como país a un punto...

en que hablar de nuestra historia no sea un problema,

y creo que una exposición como esta, que a nosotros nos ha emocionado,

porque la historia que acaba de relatar mi padre

es una entre muchas, aquí...

hay algunas que son bastante más crudas,

de la gente que tuvo que salir de España y, sobre todo,

los que pasaron por campos de concentración en el sur de Francia.

Aquí lo podemos comprobar, aquí puede venir la gente...

e informarse de algo que muy pocos saben,

y es que, en el sur de Francia,

la mayoría los republicanos que fueron al terminar la guerra,

fueron tratados como presos.

Es verdad que no se les fusiló, pero no podían salir de allí.

Y que cuando estalló la Segunda Guerra Mundial

y los nazis dominaron Francia,

muchos de ellos dejaron un campo de concentración,

donde por lo menos comían y estaban en tiendas de campaña,

para pasar a los campos de exterminio.

Acabamos de ver a nuestro rey... en Auswitch,

que me parece sensacional, claro que sí.

¿Por qué no hacerlo también de lo que pasó...

con los exiliados republicanos españoles en el sur de Francia?

Es que son muchísimos, aquí, en esta exposición,

podemos decir que son más de 300.000 personas,

y muchos de ellos murieron,

e incluso, cuentan cosas tan tremendas

como que después de ser el campo de Mauthausen-Gusen,

después de ser liberado por los americanos, todavía...

los que habían sobrevivido, tuvieron un cierto perfil de sospecha...

porque se les decía que a lo mejor habían colaborado con el régimen nazi,

y por eso seguían vivos.

Y, de hecho, estuvieron allí un mes porque nadie les reclamaba,

eran apátridas.

Yo creo que esa reconciliación será posible

el día que podamos hablar de todo esto con naturalidad.

Mi vocación por el Derecho no surge...

antes del estudio de la carrera, no hay una vocación de decir:

"voy a estudiar Derecho, me apetece ser abogado",

sino que empiezo a estudiarla y a partir del segundo, tercer curso,

cuando empiezas a tener un poco más de dominio de la materia...

me empieza a gustar,

me empiezan a inquietar temas relacionados con el derecho,

con las distintas especialidades del derecho...

no es algo que surge con carácter previo,

sino que a lo largo del estudio de la carrera

es cuando empiezo a tener un verdadero interés

y cuando empiezo a plantearme,

a cuestionarme qué tipo de profesión quiero desarrollar

dentro del ámbito del derecho.

Mi paso por la universidad lo recuerdo muy divertido.

Son unos años en los que eres joven,

en los que tienes cierta independencia,

en los que estás abierto a todo el mundo, a todas las personas,

en el que eres una esponja a la hora de aprender...

de aprender conocimientos, de tener inquietudes,

y en el que estás muy receptivo,

tanto a conocer nuevas personas como grupo humano

que, después, te van a acompañar a lo largo de tu vida,

como para ir adquiriendo conocimientos nuevos y a poder,

sobre todo, empezar a desarrollar un pensamiento más crítico,

que hasta el momento, en el colegio, era más dirigido

y, ahora, empiezas a ser más tú, más independiente.

Yo trabajo en el Ayuntamiento de Madrid,

trabajo en una administración local,

por lo tanto, soy funcionaria pública.

A este puesto de trabajo, a esta profesión se accede...

a través de un proceso selectivo, de una oposición,

que te lleva unos años de estudio y de preparación,

y de pasar una serie de pruebas para entrar en la función pública.

En el ámbito de la función pública y los cuerpos de titulados superiores,

de la gente que tiene una titulación superior,

inicias tu carrera profesional en el nivel 22,

y puedes acceder hasta un nivel 30.

Entonces, progresivamente, vas ocupando puestos de trabajo,

que cada vez tienen un nivel superior y mayores responsabilidades.

Actualmente, yo trabajo como consejera técnica de la...

Dirección General del Espacio Público, Obras e Infraestructuras

del ayuntamiento, y desarrollo una labor...

tanto de gestión de los recursos humanos de la dirección general

y también estoy, actualmente, llevando a cabo toda la información

que surge de la dirección general y que es necesaria

para que los distintos grupos políticos puedan desarrollar

la labor democrática de control de la acción de gobierno.

De cara a hacer una preparación de una oposición

para entrar en la administración pública,

indicar que una de las cosas que te aporta la universidad

es poner unas bases de un conocimiento,

y lo que te aporta una oposición,

para presentarte a un proceso selectivo es,

primero, una especialización en algo que te gusta, por lo tanto,

de ahí hay cierta motivación ya de centrarte...

no en todo el ámbito del derecho,

sino en los aspectos que más te gustan.

Es una carrera de fondo, no es una carrera de velocidad.

El proceso de estudio es largo,

que va acompañado de muchos estados emocionales,

a veces estás muy eufórico pensando que vas a aprobar seguro,

otras veces te vienes abajo,

con lo cual el apoyo social, en ese sentido, es importante.

Sí que es verdad que tiene una dedicación exclusiva,

tienes poco tiempo libre,

y que te enseña a un autocontrol emocional

y un aprendizaje en profundidad ya del derecho, importante.

Se ocupan de lo que nos venimos ocupando los filósofos y filósofas

en la ontología del presente,

pensar el espacio y el tiempo de la percepción de la obra de arte,

de la telemática en la que habitamos

y, sobre todo, pensar algo tan sencillo como dónde estamos,

en qué contextos geopolíticos y de percepción, y de inscripción,

se establece nuestra obra de transformar el mundo.

A mí sí que me gustaría dedicar unas palabras para...

destacar algunas de sus múltiples virtudes,

por ejemplo, la gran erudición,

la elegancia en el estilo en que está escrito

y, sobre todo, la gran solvencia en que se está abordando

y se desarrollan temas tan importantes

como la cuestión de igualdad de género,

el cambio climático, el drama de los refugiados.

Temas que son indispensables

y que hacen que esta colección hoy sea una lectura imprescindible

y un verdadero placer leerla.

Vivimos en tiempos de tiniebla, de confusión,

ciertamente tenemos resistencias de todo tipo

y yo creo que, además, están incluso todos aquellos

a los que les interesa mantener, de una manera o de otra,

un cierto desorden establecido, precisamente porque saben...

que nada se puede hacer sin la voluntad organizada

de una comunidad consciente y bien informada.

La verdad es que... estos empeños que hay hoy en día

de separar a los ciudadanos,

favorece una suerte de irredentismo,

que en realidad, yo creo que no aporta bien a nadie,

no sólo a los españoles sino a los europeos o al mundo,

porque parece que, a veces, se nos olvida...

que de lo que se trata aquí no es de agrupar Estados,

sino de unir a personas.

Los fenómenos migratorios, los éxodos,

inciden en realidades políticas como la estadounidense o la europea,

profundamente fragmentadas y polarizadas y, por ello,

incapaces de dar respuestas a estos dramas migratorios.

La tesis de este libro es que estas parálisis,

institucionales y políticas, esos fracasos,

tienen en su base fracasos de carácter conceptual

o de carácter filosófico,

desde el punto de vista, por lo tanto, del discurso.

La aptitud identitaria, securitaria, que levanta muros, por un lado,

y, por el otro, el rescate voluntarista e inmediato,

por ejemplo, en aguas del Mediterráneo,

sin embargo, ambas comparten el mismo paradigma técnico

de dar una solución inmediata a un problema

del que no se ahondan las profundas raíces históricas,

los grandes problemas conceptuales

y, sobre todo, las decisivas causas socioeconómicas.

Nosotros creemos que...

si no se sale de la actual terminología política clásica,

de las dicotomías que impregnan el pensamiento identitario,

difícilmente se podrá dar una solución conceptual

y, por lo tanto, política, novedosa al drama migratorio

y, sobre todo, una solución de amplio espectro.

Este libro tiene la esperanza...

de ofrecer una voz alternativa, una voz filosófica,

frente a esos discursos hegemónicos sobre las migraciones,

que no sólo no han sabido frenar los rebrotes identitarios

que desgraciadamente asolan todo el mundo,

sino que, en muchas ocasiones, los han generado.

La gran virtud y el gran interés que tiene esta colección,

a mi modo de ver, es que aquí se está dando un movimiento...

de personas involucradas a favor de ideas,

involucradas con una serie de aspiraciones

y de teorías muy interesantes,

que tratan de decirnos, cada una desde su diferencia, algo en común,

y por eso digo que los grandes temas que aquí se abordan, en este libro,

son para mí y para muchos de nosotros

como esos vientos propicios para esa pequeña barca

que permite avanzar nuestra idea,

para que no naufrague en los mares procelosos del escepticismo

y de las dudas que a veces nos atacan y que nos rodean.

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo,

han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares.

La guerra ha terminado.

Burgos, primero de abril de 1939.

Año de la victoria."

El 1 de abril de 1939,

cuando el general Franco decreta el final de la guerra,

pues entonces, lo que se produce...

lo que se ha producido ya desde la caída de Barcelona,

el 26 de enero de 1939, es el exilio de aproximadamente...

medio millón de republicanos vencidos que,

atravesando la frontera francesa consiguen, al menos, salvar la vida.

El fenómeno del exilio republicano español

se puede entender como una respuesta a una represión.

Un movimiento organizado de huida de un país que, en esos momentos,

estaba encarcelando y que estaba matando...

a aquellas personas que tenían, más o menos,

la misma ideología que los que salieron.

No todas las personas que salieron al exilio,

eran personas con una ideología política muy marcada.

Muchos de ellos eran simplemente personas

que se vieron entre dos bandos,

que no tenían recursos económicos

para sobrevivir en esas circunstancias,

ni tampoco redes familiares y, por lo tanto, se marcharon.

Estas personas, casi siempre se quedaban...

en las cercanías de la frontera,

precisamente por la dificultad tan grande de continuar más allá.

Es incesante el flujo de refugiados que cruzan...

las fronteras del departamento de Los Pirineos Orientales, el Rosellón,

pasan por Le Perthus, la mayoría,

pero también algunos por Cerbère o por Bourg-Madame.

Y el caso más paradigmático...

probablemente sea el de Antonio Machado,

que cruza con su madre, anciana, y pronto van a llegar a Colliure,

que será la última morada de Machado y de su madre,

que fallecen, cuando todavía no ha terminado la guerra,

y que están enterrados allí, en Colliure.

Pero, también, en ese flujo, va a estar el presidente Azaña,

un escritor, presidente de la República,

el último presidente de la República,

que va a cruzar y a establecerse en una localidad cercana a Toulouse,

que es Montauban.

Aquí tenemos, en la exposición,

la bandera que cubrió su féretro en plena ocupación alemana.

Fue un entierro casi clandestino,

y se le organizaron varios homenajes póstumos en esa pequeña ciudad,

donde también hemos encontrado obras de dos pintores,

uno de los cuales, Francisco Galicia,

estaba presente en el momento en el que murió Azaña,

junto a su viuda, Dolores Rivas Cherif.

La salida de personas que habían estado tres años luchando,

que estaban organizadas, que sabían cómo dirigir un equipo,

que eso era muy importante, fue decisivo también...

para la organización de la Resistencia francesa.

Cuando estas personas llegan a Francia,

y Francia es ocupada por los nazis,

ellos están en una disposición verdaderamente privilegiada

para poder liderar esta Resistencia,

y, una de las maneras,

que encontraron muchos de estos refugiados españoles,

es continuar con lo que ellos consideraban que era la gran lucha,

que era acabar con el nazismo pero, también, con los fascismos.

La idea que tenían ellos era colaborar, de alguna manera,

con la liberación de Francia,

para, luego, continuar con una liberación futura de España,

que ellos veían lógica.

En la exposición tenemos un mapa de Francia,

establecido por el teniente coronel Sanz,

que era miembro de las fuerzas francesas del interior,

que muestra en qué departamentos franceses

la Resistencia fue decisiva para su liberación.

Uno de los departamentos donde fue decisiva esa contribución,

fue el departamento de la Alta Saboya,

donde existe el único monumento...

que durante mucho tiempo ha habido en Francia a la Resistencia,

que está también aquí una fotografía del monumento, en Annecy,

que es un monumento de Baltasar Lobo.

En Francia no es muy conocida...

la historia de la contribución española a la Resistencia, quizá...

porque en el relato holista,

en una cierta época había una especie de voluntad de subrayar...

el lado francés de la Resistencia,

pero hoy en día los historiadores saben que esa contribución fue real.

La primera experiencia de estos republicanos en su exilio francés,

fue la de los campos de concentración.

En este sentido, la minoría de escritores,

artistas e intelectuales fue privilegiada,

precisamente porque ya durante la Guerra Civil

se habían establecido redes de solidaridad intelectual,

y aquí tenemos el cartel del II Congreso Internacional

de Escritores para la Defensa de la Cultura,

que se inauguró el 4 de julio de 1937.

Pero, claro, entre los españoles refugiados en Francia,

hubo también una parte que...

o bien, simplemente por estar en listas de sospechosos,

o bien, precisamente por sus acciones en la Resistencia,

terminaron mandados, enviados a los campos de exterminio nazis.

Que si la experiencia de los campos franceses había sido mala,

la de los campos alemanes fue,

evidentemente, un grado más en la tragedia.

Tenemos, luego, parte de la contribución española

a dar testimonio de cuál fue la vida en los campos,

allí hay imágenes muy duras y conmovedoras de...

algunos de los exiliados que tuvieron ese destino como,

por ejemplo, Josep Bartolí, un catalán...

que tiene acentos verdaderamente goyescos.

Tenemos, luego, dos obras de Hernán,

que es un superviviente de Mauthausen,

que no era un artista profesional, pero que en la memoria, años después,

recrearía imágenes que tienen un lado expresionista duro,

testimonial, muy, muy importante.

Mauthausen fue, precisamente, un campo donde el francés Boix,

fotógrafo que había documentado la Guerra Civil en Cataluña,

luego, después de la guerra,

fue fotógrafo del diario comunista L'Humanité.

Bueno, pues al francés Boix,

los nazis le encargaban fotografías de sus fechorías,

con lo cual, esas fotografías, que son terribles muchas de ellas,

fueron utilizadas por los aliados que liberaron ese campo,

ya en los Juicios de Núremberg.

En los Juicios de Núremberg fueron pruebas de cargo...

contra las personas que salían en esas fotos

y la organización a la que pertenecían.

Quienes, republicanos vencidos,

no pudieron atravesar la frontera francesa,

son los que padecieron directamente las cárceles, los fusilamientos.

El ejemplo más claro es el de Miguel Hernández,

que se fue a Sevilla y de ahí atravesó la frontera portuguesa,

con lo cual, la policía política de Oliveira Salazar, otro dictador,

lo identificó y lo entregó a Franco,

y sabemos la geografía carcelaria de Miguel Hernández,

y cómo acabó enfermo y sin tratamientos médicos,

pudriéndose en la cárcel de Alicante, donde murió en 1942.

Por lo tanto, España lo que perdió fue...

y lo digo desapasionadamente, porque creo que es objetivo,

perdió a los mejores artistas, escritores, intelectuales,

y la nómina es impresionante,

frente a la de los escritores, artistas e intelectuales...

que se quedaron para reconstruir la cultura franquista.

Hubo gente que se marchó, hubo gente que no se pudo marchar.

Hubo gente que fue detenida muy poco después de que acabara la guerra

y que no tuvo oportunidad de escaparse.

Pero también fueron acusados

y hubo expedientes de depuración durísimos,

contra los maestros republicanos,

que habían sido una de las grandes fuerzas

y, desde luego, uno de los grandes logros,

formativos y de inversión, que había hecho la República.

Hubo, no sólo un movimiento de personas hacia fuera,

sino también un movimiento muy intenso...

de personas circulando por la península.

Muchas veces, huyendo de aquellos lugares donde les conocían

y que les permitían, de alguna manera, comenzar nuevas vidas.

"Habla Radio España Independiente. Estación Pirenaica."

Una sección que me parecía importante es la que...

hemos llamado "La guerra de las ondas",

en la cual vemos que en las guerra modernas

también hay un ejército que son las voces por la radio,

y aquí hemos juntado las tres radios más significativas del exilio,

que da la casualidad de que una es una radio directamente política,

porque es la radio del Partido Comunista,

que emite primero desde Moscú y, luego, desde Bucarest,

que se llama Radio España Independiente,

y que los de mi generación hemos llegado a escuchar...

en la época que se emitía desde Bucarest.

Era conocida como La Pirenaica,

pero la emisora estaba muchísimo más lejos.

"Escuchas Radio España Independiente.

La única voz radiofónica española sin censura de Franco."

Documentamos la BBC,

donde hubo locutores y redactores extraordinarios,

entre ellos Arturo Barea, una gran figura de nuestras letras,

que estuvo allí al servicio de la causa aliada

y de la causa democrática, en general,

estuvo el institucionalista José Castillejo, estuvo muchísima gente.

Hubo exilio en el año 39 a la Unión Soviética y a México,

pero, obviamente, la mayoría de escritores,

de intelectuales españoles,

en los campos de concentración franceses,

cuando podían conseguir la libertad,

lo que querían era exiliarse definitivamente en América.

En América, por razones obvias de lengua, de cultura,

y de la creencia, la convicción,

de que allá podrían desarrollar una carrera profesional,

publicando en editoriales, colaborando en revistas, en prensa,

porque naturalmente partían de cero

y tenían que inventarse una nueva vida

y unos nuevos ingresos económicos.

Así que el 13 de marzo de 1939,

se creó en París la Junta de Cultura Española,

que trataba de conseguir la liberación

del mayor número de escritores, intelectuales y artistas,

de los campos de concentración franceses,

y pagaba los billetes de traslado a América,

y los tres primeros barcos que salen a México,

porque ya México desde el año 38, crea la Casa de España en México,

el General Lázaro Cárdenas está convencido de que...

a México le interesa que se exilien

la mayoría de estos intelectuales españoles,

porque van a contribuir al desarrollo de la vida cultural

y literaria de México.

El mapamundi de los barcos,

indica que hay barcos que marchan a Nueva York, a Veracruz,

a Valparaíso, a La Habana, a Puerto Rico, a Santo Domingo...

en todos esos barcos van personas que van a ser precisamente

los que van a incorporarse, por ejemplo, a la escena mejicana.

El más famoso de esos barcos destinados a México es el "Sinaia".

Enseñamos una maqueta de ese barco,

y enseñamos fotografías y su boletín.

Y en su boletín, un pintor como Ramón Gaya,

que va a vivir en México la mayor parte de su exilio,

pues ya habla de lo que nos espera en México,

de cómo es el país de acogida, de cómo es su cultura.

Argentina fue otro país que recibió...

a pesar de que políticamente estaba en una época muy convulsa.

Sin embargo, el hecho de que Buenos Aires

era la capital editorial del mundo, en español, significó que muchos,

con Alberti a la cabeza, decidieran instalarse allí.

En la exposición hemos tratado de hacer un esfuerzo...

por incorporar la obra de muchas de esas artistas

que formaron parte de la diversa cartografía

del Exilio Republicano Español, de 1939,

y que, hasta el momento, han estado en los márgenes

de los relatos de nuestra historia del Arte del siglo XX.

Y, en ese sentido, hemos tratado de volcar los resultados...

de las investigaciones que se han publicando en estos últimos años,

para poder hablar más allá de artistas quizá más conocidas,

como Maruja Mallo, de Manuela Ballester,

entre otras muchas que están incorporadas al relato expositivo.

Creo que es interesante recuperar también...

las aportaciones de estas artistas que, en muchos casos,

tuvieron que dar un paso atrás en su vida profesional,

a la hora de establecerse en los diferentes focos de acogida,

en los diferentes exilios, cuando, en la España prebélica,

habían tenido trayectorias reconocidas, independientes,

habían logrado una profesionalización,

gracias a las medidas tomadas en los años 30,

a las políticas de la II República...

Otros casos tienen quizá otra independencia,

mujeres como Maruja Mallo o como Victoriana Durán,

ambas se exilian en Argentina,

pues vemos que logran todavía esa independencia,

son reconocidas en algunos de esos casos,

Maruja Mallo quizá como ejemplo pues, de alguna forma,

Maruja Mallo representa todo aquello que esas creadoras

habían conseguido en los años 30 y que,

durante el franquismo, se había perdido.

Margarita Xirgu, como sabes,

fue una de las grandes actrices de teatro de la época republicana.

Margarita Xirgu estaba de gira cuando comenzó la guerra

y eso le permitió exiliarse,

primero en Argentina y, después, en Uruguay.

Allí creó una escuela de teatro, formó...

a los actores uruguayos, que años más tarde...

hay que tener en cuenta que las dictaduras latinoamericanas

coinciden, prácticamente en fecha...

con el comienzo de la democracia en España,

y eso hizo que muchas personas...

que habían sido formadas por nuestros exiliados,

vinieran a España...

y contribuyeran a la formación de nuestros propios ciudadanos.

Hay que recordar y me parece que es objetivo,

que lo mejor de la cultura española, durante la década de los años 40,

no tuvo como capitales editoriales ni teatrales a Madrid o Barcelona,

sino que fueron Buenos Aires y México,

las ciudades en donde se publicaron...

los mejores libros de la literatura y de la cultura española,

se realizaron los mejores estrenos teatrales.

Exilios en el Caribe, en Santo Domingo... un exilio curioso,

porque el dictador Trujillo recibió exiliados a cambio de dinero.

Allí, los organizadores del exilio republicano español,

tuvieron que pagar unas cantidades,

para que acogieran a una serie de gentes...

que contribuyeron bastante a la cultura dominicana,

pero que estaban en una situación de dictadura.

Exilios en Cuba, exilios en Puerto Rico,

cuya universidad fue...

extraordinariamente receptiva a los exiliados.

De Ayala a Pau Casals, Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas,

que está enterrado frente a ese mar puertorriqueño

que él había cantado, en un precioso libro llamado "El contemplado mar".

Exilios en Nueva York, también, y en los Estados Unidos.

La contribución de los exiliados españoles

a la universidad norteamericana es inmensa,

Guillén, Salinas, Américo Castro y tantísimos otros fueron...

protagonistas decisivos del hispanismo en esos países,

formaron a mucha gente y...

hubo un dialogo, también, en esas universidades americanas,

entre ellos y gentes que venían del interior, que fueron...

muy receptivas al mensaje que ellos traían.

La escena, en el exilio republicano,

se convierte en un espacio de encuentro para creadores

y para intelectuales republicanos españoles,

pero también procedentes de otros exilios,

de otras migraciones, y también creadores locales.

De manera que se establecen colaboraciones muy fructíferas

entre literatos, artistas plásticos, músicos, coreógrafos...

De este modo, el teatro y la danza sirven de aglutinantes,

sirven de salvavidas y...

da pie a que los artistas puedan experimentar...

con nuevos lenguajes, con nuevos soportes,

y de ahí se generen sinergias muy interesantes.

La llegada a los nuevos destinos en el exilio...

implica también el descubrimiento de un nuevo imaginario,

de nuevos elementos que van a volcarse

en la obra plástica de las creadoras,

que van a ver, fascinadas,

esa nueva naturaleza impactante de las Américas,

los distintos tipos, las diferentes tradiciones.

Esto lo vemos en la obra de Manuela Ballester, por ejemplo,

que tengo aquí a mi lado, las diferentes tradiciones indígenas,

los trajes populares, a los que va a dedicar incluso numerosas obras.

Eso lo vemos también en Maruja Mallo, en un par de piezas,

que muestra esa combinación de géneros tradicionales como son...

el bodegón y el paisaje, pero que aquí nos muestran...

esa fascinación por esa naturaleza exuberante

que va a llevar a su serie "Naturalezas vivas",

que realiza en los años 40.

Llena las obras de frutos, de flores, de conchas,

y esto lo combina con esas costas chilenas,

que ella encuentra cuando...

realiza diferentes viajes por la geografía americana.

El exilio, no podemos decir que fue un regalo, tampoco,

para los países que acogieron refugiados.

Fue difícil, para ellos, por un lado,

para aquellos dirigentes como Cárdenas, por ejemplo,

que se jugó políticamente mucho...

al aceptar a los refugiados españoles,

era una apuesta que tuvo que explicar a su país.

En México había una gran carencia de maestros...

y había muchos maestros entre las personas que fueron exiliadas

y, por lo tanto, eso supuso,

como la apertura de nuevas vías pedagógicas

en países que, en este momento, estaban un poco más atrasados...

que lo que había supuesto el boom en España.

Y, finalmente, la exposición termina...

con una sección que se llama "En perpetua nostalgia de España",

donde hemos juntado unas cuantas piezas

que tienen todas que ver con la memoria de lo dejado atrás.

Memoria de Cervantes y su Quijote,

con el mural tolosano de Carlos Pradal.

Homenajes a Lorca, el poeta asesinado,

de varios pintores y poetas,

y homenajes a Miguel Hernández, el poeta encarcelado.

Durante los años 40 y, yo diría que hasta mediados de los 50,

el regreso de cualquier exiliado republicano

a la España de la dictadura militar franquista,

era interpretado como una claudicación.

Pero, a partir... fundamentalmente de 1956,

cuando el Partido Comunista de España

aprueba la política de reconciliación nacional,

sí que hay un intento de crear puentes de diálogo

entre la España del exilio

y la España de la oposición antifranquista del interior.

Eso se debe, en gran parte,

al fracaso político del gobierno republicano,

porque, a la altura de 1956,

el régimen de Franco ha sido admitido...

en todos los organismos internacionales.

Así que la derrota política del régimen franquista,

piensa el exilio, que tiene que ser la suma de oposición...

entre el exilio y el interior.

La planta primera de la exposición

termina con una evocación de los años de la transición,

de cómo España se reencontró con su exilio,

de cómo el reencuentro con el exilio fue algo...

y eso no hay que olvidarlo,

importante para todos los españoles en esa época

que consideraban que, digamos, una parte de la cultura española

y de la vida española en general, se había perdido en España.

Empieza con la fotografía de los reyes de España, Juan Carlos y Sofía,

saludando a la viuda del presidente Azaña,

en la Embajada Española en México.

Es una fotografía del 78,

en la cual, cuando se vio publicada en España,

pareció ya que la transición iba en serio.

Y ese gesto tiene una continuidad en la llegada del "Guernika",

que es "El último exiliado", como lo titula la prensa,

que llega a Barajas y que luego, finalmente, terminaría...

expuesto, como depósito de El Prado, en el Reina Sofía.

Yo creo que el problema fundamental de los discursos sobre el exilio,

es el verlos separadamente.

Verlos como una historia de triunfo desde la derrota.

Estos derrotados se marcharon,

pero se marcharon para vivir otras vidas

que no habrían podido vivir aquí.

Pero no deja de ser una historia sesgada,

porque es solamente la mitad de la historia.

El año del exilio fue el año del final de la guerra,

fue el año del encarcelamiento de muchos españoles,

el año en el que muchos niños quedaron huérfanos,

el año en el que comenzó el Auxilio Social.

Y, sin embargo, esa historia que es paralela,

que no se puede entender...

si no se entiende también la historia del exilio,

son historias que te permitirían conocer la realidad entera,

pues no se han conmemorado.

Es más difícil hablar de lo que ocurrió dentro,

porque estamos dentro, aunque solamente sea por eso,

porque... continuamos viviendo en España,

porque las desigualdades que, en muchos casos,

se perpetuaron a partir de la Guerra Civil,

todavía tienen sus consecuencias y, de algún modo, este aspecto,

un poco artístico, científico, creativo,

que se le ha dado a la memoria del exilio,

nos redime a todos,

nos salva de mirar hacia un pasado que todavía escuece,

porque, bueno, todos sabemos...

que todavía quedan muertos en las cunetas.

Entonces, esas personas que han sido soterradas,

todavía no han vuelto, todavía están en el exilio, bajo tierra.

Y yo creo que es uno de los legados que tiene el país,

sacar a esas personas del exilio.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 28/02/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

UNED - 28/02/20

28 feb 2020

1.- La sangre no es agua.
2.- Psicología en primera persona. María Rosa Andújar. 3.- Noticias. Colección "Pensar nuestro tiempo".
4.- 1939 El exilio republicano español.

ver más sobre "UNED - 28/02/20" ver menos sobre "UNED - 28/02/20"
Programas completos (710)
Clips

Los últimos 2.463 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios