UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5559381
Para todos los públicos UNED - 17/04/20 - ver ahora
Transcripción completa

Los Derechos Humanos...

son los principios de la sociedad que queremos construir.

Además de un horizonte al que dirigirnos,

con un desarrollo progresivo,

son obligaciones jurídicas para los países

que voluntariamente los han decidido asumir.

Tras la Segunda Guerra Mundial, en 1948,

la Asamblea de Naciones Unidas

proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

30 artículos que se han desarrollado

a través de una serie de pactos internacionales

que establecen acuerdos vinculantes para los Estados.

A lo largo de la historia, el arte y la cultura han actuado

como motor de transformación de las ideas,

que más tarde se han ido materializando

en cambios positivos para la sociedad.

Nos adentraremos en la pantalla de cine.

Desfilaremos por pasarelas de moda.

Viajaremos al mundo de la literatura.

Nos subiremos a las tablas de los teatros.

Pasaremos por zonas de las ciudades de difícil acceso para la cultura.

Visitaremos museos que cobran vida para acercarse a los ciudadanos.

Y nos perderemos en mil y una fotografías.

Bienvenidos a Arte y Cultura por los derechos humanos,

un proyecto para identificar y visibilizar

a las personas e instituciones que aterrizan los Derechos Humanos

en nuestras realidades cotidianas.

¿Es posible sacar el mundo del arte a la calle?

¿Puede la provocación hacer reaccionar a los ciudadanos,

e incluso llevarlos a la reflexión?

En el capítulo de hoy...

pasearemos por algunos de los barrios de Madrid

con mayor dificultad de acceso a la cultura,

que se suelen corresponder con barrios alejados del centro.

Conoceremos iniciativas que promueven el arte urbano

como vehículo idóneo para generar un dialogo

sobre los límites de la libertad de expresión,

el uso de espacios públicos y el derecho de acceso a la cultura.

Creo que el derecho a relacionarse en la calle,

a utilizar la calle y el espacio público es muy importante,

es un lugar donde las personas nos podemos relacionar libremente

sin censuras o sin ataduras,

con lo cual es un lugar perfecto para comunicarse

y lanzar todo tipo de mensajes que igualen otros espacios...

no sé si están o prohibidos o están un poco coartados,

con lo cual creo que el espacio público

es el lugar de libertad...

donde hablar de todas las cuestiones relacionadas con los derechos.

El arte, en general, creo que lo que hace bueno es que conecta...

con la emoción en vez de con el cerebro,

y desde la emoción, muchas veces, nos movemos, nos colocamos

y nos recolocamos en la vida desde un espacio diferente,

y no es lo mismo sentir un derecho humano que leerlo.

Aunque se suele asociar...

a la pintura de muros y paredes en las calles,

el arte urbano abarca una gran variedad de modalidades artísticas

que están en constante evolución.

Es su propia naturaleza...

la que hace que sea una disciplina idónea para educar en derechos.

En primer lugar por sus mensajes,

siempre de carácter rebelde y contestatario,

la ironía y la crítica política o social

son parte esencial del carácter del arte urbano,

que busca sorprender al espectador e invitarlo a la reflexión.

Y, en segundo lugar, porque facilita el acceso a la cultura

en zonas habitualmente ajenas a la industria cultural,

democratizando el arte en cierta forma.

Madrid Street Art Project somos un colectivo que desde 2012

estamos organizando y comunicando proyectos y actividades...

que tienen que ver con el arte en el espacio público.

La intención de Madrid Street Art Project, desde el principio,

ha sido propiciar el arte urbano, difundirlo, ponerlo en valor,

que la gente pudiera disfrutar de él, conocerlo y, en definitiva,

que el arte en las calles estuviera presente y se apreciara.

El arte urbano, para empezar, ocurre en el espacio público

y, como tal, digamos que funciona muy bien como transmisor de mensajes.

Son intervenciones a las que tiene acceso...

cualquier persona que pase por la calle, entonces, en ese sentido,

tiene esa potencia como transmisor de mensajes o como...

transmisor de contenidos.

Ahí, pues hay... un poco también otra cara,

que es la responsabilidad que tenemos gestores y artistas

a la hora de trasmitir esos contenidos.

En el arte urbano vemos...

como el derecho de los ciudadanos a expresarse libremente...

se manifiesta fuera de los cauces institucionales habituales.

El carácter público del arte

plantea una paradoja que no se da en otro arte más convencional.

Los artistas, aunque amparados por la libertad de expresión,

tienen una responsabilidad para con la sociedad,

al estar ocupando un espacio público

y enviando un mensaje determinado a la comunidad.

El arte urbano se disfruta comunitariamente

y suele involucrar a las comunidades en su gestación,

permite a las personas...

sentirse involucradas en un proyecto que las trasciende,

algo que resulta fundamental...

para las zonas de las ciudades en riesgo de exclusión.

Nosotros concebimos Festival Circular como un proyecto soñado,

como un proyecto que habitualmente...

no podríamos realizar si no fuera gracias a una subvención.

Y se basa fundamentalmente en tres pilares que, en cierta forma,

van también dentro del ADN de Madrid Street Art Project.

Que es... la descentralización de la cultura,

es decir, sacar de la almendra central

todo tipo de propuestas artísticas de calidad

y llevarlas más allá del centro de Madrid,

donde se congregan casi todas las propuestas, museos, exposiciones...

La reutilización de materiales,

un poco para esa concienciación que existe,

que está sucediendo ahora mismo, de reducir, reciclar, reutilizar...

todo ese tipo de cosas,

que tenemos que ser conscientes también incluso en el mundo del arte.

Y, luego, una tercera pata, ese tercer pilar que es...

ir más allá del muralismo.

El Festival Circular... nos llega como una oportunidad,

es decir... Cinesia se crea como un espacio

de atraer proyectos interesantes al sur de Madrid,

y el Festival Circular nos llega como una posibilidad de...

ser un foco de atención de la cultura experimental...

en un barrio que normalmente no saben este tipo de cosas.

Entonces, digamos que lo principal era...

que ocurrieran cosas que normalmente no ocurren en el barrio,

como en este caso es un festival de arte urbano que consigue, además,

traer a gente de nivel internacional a hacer cosas aquí

y, por otro lado, nos posibilitaba, con el impacto que tenía fuera,

darnos a conocer, dar a conocer San Cristóbal...

fuera de los estigmas que suele tener en los medios de comunicación,

del estigma de la periferia,

del espacio... más que necesita, más que propone,

y justamente que llegue este tipo de proyectos...

nos coloca más en un espacio con posibilidad de desarrollo

y con un nivel de riqueza interior,

que si nos dejan desarrollarlo, tenemos la capacidad de mostrarlo.

El disfrute del arte urbano es comunitario.

En aquellos proyectos en los que la comunidad se involucra

desde la gestación de las obras, surge un sentimiento de pertenencia.

Formar parte de algo que transciende es fundamental...

para las zonas de las ciudades en riesgo de exclusión,

además actúan como altavoz propio del barrio...

frente a la ciudad que lo margina.

Tiene como título "Mi barrio es mi equipo",

surgió desde la idea de una asociación

que trabaja aquí en el barrio, que se llama Progestión,

que localizó el lugar y, luego,

contactó con Madrid Street Art Project.

Viendo el tema muy social y de participación,

ellos eligieron nuestro colectivo, NSN997,

para trabajar en este lugar con los vecinos.

Llegando aquí, vimos una portería dibujada por los niños,

justo en el medio del muro.

Lo primero fue despertar este elemento que estaba en el muro,

desde allí surgió el tema y el titular de la obra,

era un poco trasladar la afición al equipo de fútbol

a una afición con el foco en el barrio, a los vecinos.

La dinámica de participación fue en dos tiempos.

Primero, invitamos a la gente... aquí en la plaza, con una mesa,

en un día especifico, a una hora, para que se sacaran fotos...

y para utilizarlas nosotros, luego, y poner las caras en el mural,

para representar a los vecinos en el muro.

Luego, a los mismos, les dábamos un ticket para hacerse una camiseta,

porque nosotros, además, hemos hecho un taller de stencil,

donde hemos producido unas camisetas con ellos.

Entonces, la misma camiseta,

con las mismas letras que aparecen aquí en el mural,

la tienen vecinos del barrio, y nosotros también en casa.

Nosotros creemos que intrínsecamente el arte urbano...

o sea, siendo urbano y público, es de todos de una forma natural,

convertido en algo que no tiene una propiedad específica,

sino que es de todos, o sea... como en este caso,

poder disfrutar una obra y ser parte de ella en forma de retrato.

Y se ve también en la acogida que tienen las personas.

El artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos,

defiende el derecho del individuo...

a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad,

y a gozar de los beneficios que puedan resultar.

El derecho a la cultura es propio...

de los derechos sociales y culturales.

El arte urbano recupera este sentido comunitario...

frente al disfrute individual en espacios artísticos convencionales,

tales como museos o galerías de arte.

Veo que el arte urbano en general, no nuestra obra, en general todas,

refleja muy bien lo que se dice...

en el artículo 27 de los Derechos Humanos,

el derecho a disfrutar del arte.

Entonces, el arte urbano, que llega a ser arte público,

creo que promociona bien el artículo 27.

Y nuestra obra... en modo particular ésta,

nosotros pensamos que puede contener el artículo 29, donde...

la Declaración dice la importancia de tener una buena relación,

y construir relaciones con la comunidad de vecinos.

El arte urbano, en general, cualquiera que sea la obra,

de cualquier estilo o artista...

ya promueve el hecho de que el arte esté afuera,

sea de todos y no esté encerrada.

Nosotros creemos mucho en esto...

...y tanto como ha pasado en esta ocasión y en otras,

que todo el mundo tiene cierta predisposición...

en participar en proyectos como estos.

Y por los artistas y por lo que trabajan con los derechos,

todo lo que es social y político, el muro, desde siempre...

es el lugar donde expresar ideas y reflexionar sobre estos temas.

Digamos que la obra desarrollada en estos últimos años,

como tema siempre tratado,

como decíamos, lo llamamos Positive-Propaganda,

justo porque... intentamos comunicar siempre...

este tipo de mensajes que, al fin y al cabo, son positivos.

Las iniciativas en torno al desarrollo del arte urbano

se traducen, en determinadas ocasiones,

en la rehabilitación de espacios públicos degradados

y la reutilización de materiales desechados,

para darles una segunda vida.

Además, genera y refuerza una conciencia favorable...

respecto al consumo responsable, el reciclaje y, en general,

la sostenibilidad de barrios y ciudades.

Cuando el arte urbano se vincula a una comunidad...

consciente de sus derechos y deberes,

se traduce en espacios más inclusivos,

seguros, residentes y sostenibles.

Muros Tabacalera es un proyecto que hacemos en colaboración con...

la Subdirección General de Bellas Artes,

del Ministerio de Cultura.

Es un proyecto que se renueva cada 2-3 años,

tuvo una primera edición en 2014, otra en 2016,

y otra el pasado mes de junio, en 2019.

Cada vez que se hace contamos con 25 artistas,

internacionales, nacionales, locales...

que renuevan todo este perímetro exterior del edificio de Tabacalera,

digamos que siempre con una línea de trabajo.

En 2014 los artistas eran en su mayoría artistas...

que habían pasado por las calles de Madrid y, bueno,

pues tuvieron un poco la oportunidad...

de llevar a cabo intervenciones un poco en un formato más grande,

pero sí que un poco la intención era que...

que estuviera muy presente el contexto,

el contexto de Lavapiés, el contexto de Madrid.

En 2016 se hizo una nueva edición en la que...

el tema fueron las naturalezas urbanas

y, por último, esta que tenemos aquí ahora...

es la tercera edición, que se hizo en junio de 2019,

y en la que el tema era el azar,

un poco olvidar piezas que han utilizado el azar...

para construir esas obras,

y otros que han utilizado el azar como contenido.

El sistema económico actual

genera desigualdades económicas y estructurales,

y las mantiene mediante una concepción de las personas

como seres aislados y desconectados de sus comunidades,

en posesión de derechos puramente individuales.

Frente a ello, el acceso libre y grupal a la cultura...

repercute de manera directa en la vida de la comunidad,

genera activismo y acentúa el sentimiento de pertenencia.

El arte urbano cumple un papel esencial...

en esta vuelta de las personas...

al sentido social y colectivo de los derechos.

Sí, ya estamos trabajando...

en crear una segunda edición para este año, para 2020,

veremos a ver qué tal, pero nosotros, por supuesto,

queremos continuar haciendo una segunda edición,

y queremos seguir haciendo una segunda edición...

aquí, en San Cristóbal, porque para nosotros este festival...

no tiene sentido si no es aquí.

Creo que algo bonito que ocurrió es que...

creo que siempre es replicable,

siempre que haya una buena alianza con el territorio,

y que se sume a procesos que están ocurriendo en el territorio,

muy de cooperación al desarrollo.

Es decir, si engancha bien...

con procesos que ya existen en el territorio, hace que sea posible,

si no... pues puede ocurrir como otros proyectos que son similares,

que lo dejan más bonito el barrio y demás, pero no...

pero, como experiencia,

no tiene el nivel de profundidad que puede tener esto.

Nosotros trabajamos mucho sobre el concepto de comunidad,

de la presentación de una comunidad que es diferente, pero unida.

Este es uno de los primeros focos de nuestra obra.

El estado de conservación de como lo hemos encontrado,

también creo que es un reflejo de ello, o sea, es algo...

es decir, es algo nuestro.

Es un proyecto que tuvo un origen...

hace 20 años José Manuel Matilla

me pidió que hiciese algo alrededor de Goya,

yo en ese momento, todavía,

no quise enfrentarme a una figura tan gigantesca,

no estaba preparado para ello.

Pero hace dos años y medio... Miguel Falomir, el director,

me propuso, de nuevo, hacer algo sobre el Prado, sin más.

Que yo eligiese que tema me podía interesar del Prado

y elaborase algo alrededor del tema del Prado.

Yo estuve viniendo durante algunos meses

y estuve viendo que había muchos motivos que podían ser interesantes,

había muchos elementos, por ejemplo, satíricos en la pintura clásica,

había cosas que permitían un desarrollo,

desde el punto de vista de la sátira... hacer algo.

Pero, luego, me di cuenta de que realmente...

lo que más me atraía de todo lo que había visto era Goya.

Una y otra vez volvía a enfrentarme a Goya

y creía que ahí había realmente algo que me atañía profundamente,

y fue entonces cuando decidí ya...

estudiar un poco más a fondo la obra de Goya

y ver qué podía hacer sobre...

su aproximación a temas que él había tratado

y que yo creía que todavía tenían una gran vigencia.

Goya es uno de los artistas...

más complejos de la historia de la pintura,

probablemente es uno de los artistas... que abarca más temáticas,

y desde un punto de vista también más personal.

Hay muchos Goyas en Goya.

Está el Goya popular, está el Goya cortesano,

está el Goya que trata elementos del paisaje,

que trata elementos quizás un poco anecdóticos, pero que tienen calado,

y luego está el Goya más profundo, más moderno,

es el Goya de lo que llamó "disparates",

pero que en realidad son estudios sobre el inconsciente.

Yo creo que en Goya emerge, por primera vez, de forma clara,

el inconsciente... colectivo y personal,

y él lo vio así, y lo que hizo fue...

estudiar lo que había fuera y estudiar lo que había dentro de él,

esa parte de su trabajo en la que emergen sus propios fantasmas,

es la parte, para mí, más interesante de la obra de Goya,

y lo que le hace más contemporáneo.

Hay una parte que es política...

digamos que lo que he hecho ha sido trasladar su temática,

he trasladado su temática a la actualidad,

de alguna manera es cómo si hubiese puesto...

una lupa a algunos de sus dibujos.

Cuando yo empecé a hacer esto,

yo todavía no conocía... esta exposición, obviamente,

conocía muy parcialmente todavía la obra de Goya.

Yo tenía dos libros estupendos.

Uno es un libro de la Editorial Lóguez,

del año setenta y tantos,

un tomo magnifico de la obra en papel de Goya,

y el otro era un catálogo que había editado...

la Fundación Juan March, con la totalidad de sus grabados.

Con esos dos... son sobre los que trabajé.

Había muchos otros elementos que desconocía en aquel momento,

si hubiese sido ahora habría adaptado algunos más,

pero era suficiente como para poder trabajar sobre su obra

y, efectivamente, ahí aparece, por ejemplo,

el tema de la mujer que es consustancial a Goya,

Goya trata mucho el tema de la mujer,

la violencia sobre ella,

y también la doblez en algunos aspectos de la propia mujer.

Luego está, lógicamente, los temas clásicos de Goya.

La brujería, que probablemente en Goya...

más bien sea una forma de enfocar el inconsciente,

más que realmente que le preocupasen...

yo creo que en aquel momento ya se sabía que las brujas no existían,

que era algo... digamos, un tema popular, pero que...

no había ningún fondo en ello

y, por supuesto, la iglesia y el poder.

Yo creo que esas cuatro temáticas son las fundamentales

en la obra de Goya,

y yo, de algún modo, he intentado trabajar sobre ellas.

Sí, la barbarie...

la estupidez y la barbarie a veces son complementarias,

es decir, no hay barbarie sin estupidez, sin ignorancia.

Y la ignorancia él la reproduce mucho,

él en muchos momentos la expone como un animal,

las orejas de burro, etc.

La estupidez, y también los convencionalismos,

yo creo que Goya no era nada convencional,

era una persona que miraba desde una óptica siempre nueva las cosas,

tenía su propio enfoque de los asuntos que eran...

más o menos comunes en esa época,

pero él siempre tiene una mirada distinta a esos asuntos,

eso es su grandeza.

Yo creo que el dibujo, primero... es la sencillez,

lo mejor del dibujo es...

lo práctico que es, un papel y un lápiz,

de hecho los elementos que él utiliza son un papel y un lápiz,

a veces utiliza la aguada, que a mí además me ha interesado mucho,

la técnica de la aguada me ha interesado mucho en Goya

y, realmente, he aprendido mucho de Goya en esa línea,

pero es algo muy sencillo... tinta, agua, papel, un cuaderno,

y, sobre todo, son muy interesantes sus anotaciones, es un poco como...

cómo Goya lleva una especie de cuaderno de ideas,

es una especie de pequeño laboratorio,

donde él va apuntando las cosas que se le ocurren

y, luego, algunas de ellas las traslada a grabado,

y otras quedan ahí como una especie de apuntes personales.

Ese aspecto íntimo que tiene el dibujo es algo...

que no tienen otras técnicas que son ya más aparatosas, digamos,

que requieren más elementos,

como pueda ser la pintura o incluso el propio grabado.

El dibujo es espontaneo, es inmediato,

es como trasladar la idea... tal y como se presenta,

yo creo que Goya lo hace, y lo hace muy bien.

Algunos, no todos,

pero hay algunos que son directamente el título del dibujo,

pero yo creo que hay otros en los que...

lo que hace es una aproximación personal, posterior...

a lo que ahí aparece.

Es muy interesante porque Goya por un lado clarifica,

y por otro lado también crea como... no digamos que confusión,

pero sí que hace como...

si intentase despistar un poco, en algunas ocasiones.

Te das cuenta de que los estudiosos muchas veces...

no se ponen de acuerdo de qué significa eso,

cuando un título normalmente es aclaratorio,

no sirve para confundir.

Por eso es por lo que yo creo que no siempre...

es un título puesto en ese momento, sino que puede ser posterior,

pero eso, de algún modo, también enriquece el dibujo,

le da otro sentido,

nos permite otra aproximación a lo inmediato, a lo que está ahí,

y yo creo que eso es muy interesante.

Yo eso mismo también lo he hecho, pero yo no intento confundir,

lo contrario, lo que intento siempre es clarificar,

pero, bueno, son dos líneas distintas.

Inevitablemente, el dibujo en prensa...

tiene que ser algo directo e inmediato.

Por lo tanto, el dibujo en la prensa básicamente es un apoyo,

es un enriquecimiento al propio texto,

pero lo más importante, en el dibujo en prensa, es el texto,

y el dibujo es una apoyatura visual a eso que quieres decir,

dónde se produce ese hecho,

quién es el que pronuncia esas palabras, digamos que es distinto.

Mientras que en Goya, y en los dibujos que yo también he hecho,

el texto es secundario, en mí caso es totalmente secundario,

es decir, que se pueden ver los dibujos sin el texto,

pero digamos que es un homenaje que hago...

a la forma que tenía de titular,

o de hacer una anotación en el propio dibujo.

Estudié Químicas, primero porque me gustaba la asignatura,

la asignatura analiza la materia, el contenido de la materia,

y a mí me gustaba muchísimo

y, segundo, porque era una disciplina, junto con Medicina,

que no la puedes estudiar de forma autodidacta, por ti mismo,

sino que los productos químicos tienen acceso restringido,

igual que los cadáveres, que no se pueden tener en casa,

y a mí me apetecía muchísimo estar en laboratorio,

poder analizar eso y estudiarlo,

y la única manera era ir a la universidad.

Soy catedrático de Periodismo, que puede parecer un poco extraño,

siendo químico, soy catedrático de Periodismo.

Como catedrático, mi función es liderar

la investigación y la docencia dentro de la universidad,

y como catedrático de Periodismo y, en concreto, el periodismo,

mi misión es enseñar a los alumnos...

la búsqueda de la verdad y hacerla pública,

que es, al final, lo que hace el periodismo,

que, por cierto, también es lo que hace la ciencia.

El objetivo del periodismo y de la ciencia es el mismo:

la búsqueda de la verdad y el acceso público a esa verdad.

Yo creo que los químicos tenemos, desde mi punto de vista,

muy grabado la importancia del rigor.

Por ejemplo, si nosotros queremos hacer una molécula

como tolueno, como nitrotolueno,

es una molécula que puede servir para tintes, etc.

Si la concentración de nítrico es un poco mayor,

pues ya haces dinitrotolueno, que es un precursor de un explosivo,

y puede ser, incluso, trinitrotolueno,

que ya es un explosivo, el TNT.

La importancia del dato, del rigor,

de la posibilidad de contrastar muy bien cómo son las cantidades,

eso te sirve para toda tu vida en realidad,

porque tenemos muy claro...

que si no somos rigurosos y si el dato no es preciso,

la diferencia puede ser la vida o la muerte,

no es lo mismo que hagas nitrotolueno,

que hagas trinitrotolueno y puedas tener una explosión,

eso nos queda muy grabado

y nos sirve para el resto de las profesiones.

Yo estudié Químicas y Periodismo, tengo las dos licenciaturas,

y la carrera de Químicas me sirvió mucho... ya digo, por el rigor,

por la importancia que tiene el tener en cuenta los datos, etc.,

pero yo eché en falta dos cosas.

Una, la importancia que tiene la química como cultura humana,

creo que era demasiado técnica,

y la química, desde las edades del hombre,

la edad del hierro, la edad del bronce...

toda la cultura humana tiene que ver con el avance de la química,

y eso lo eché en falta, no se dio.

Y, luego, también, eché en falta la comunicación de la ciencia,

cómo comunicar eso a los grandes públicos,

creo que era demasiado técnica

y nos faltaba la parte humanística, histórica, filosófica,

mediática de la química, que es igualmente relevante.

A mí me gusta mucho dos cosas.

En primer lugar, me gusta el contacto con los alumnos,

el enseñar lo que significa...

yo soy catedrático de Periodismo Científico,

lo que significa comunicar la ciencia,

y lo que significa valorar qué tiene la ciencia, en general,

por qué es importante la ciencia y por qué es importante saber ciencia.

Y, por otro lado, también, me gusta la investigación,

investigar desde qué intereses tiene el periodismo o la comunicación

hasta cómo, por ejemplo, se puede usar la ciencia

como elemento de persuasión mediática.

Todos esos elementos, la investigación y la docencia,

yo creo que son fundamentales en mi trabajo.

-Dentro de la serie de programas que estamos dedicando al teatro,

podíamos distinguir dos aspectos,

uno el funcionamiento de los teatros,

hemos empezado por subvenciones y organización pública

y también las entrevistas,

con diversos creadores y creadoras teatrales

y en este programa nos vamos a centrar

en uno de los dramaturgos

y otras cosas más, como diremos luego,

relacionados con el mundo del teatro en la actualidad,

que es Alberto Conejero.

Pues, bienvenido a este programa, muchas gracias.

-Muchas gracias.

- Alberto, que tiene una formación sólida,

puesto que también es doctor en ciencias de las religiones,

pero que está muy bien,

puesto que eso amplía y no solamente es un escritor,

sino también tiene una formación, digamos académica, interesante.

Pues podríamos distinguir en tu trayectoria tres niveles,

la de poeta, que está parece muy olvidada,

pero que es muy importante en tu trayectoria dramatúrgica,

la de profesor, puesto que lo eres, de la escuela superior de Valladolid.

- Lo fui

-¿Lo fuiste, ya no?

- Pero eso también, dinamiza la escritura,

la dramaturgia y en eso es lo que nos vamos a centrar, si te parece.

-Muy bien

-¿Cuál sería, entonces, la esencia de tu teatro,

si pudieras resumirla en dos palabras, cosa que es muy difícil?

- Es realmente difícil, yo creo que ante todo,

un búsqueda de una materialidad poética del hecho escénico,

el no deslinde, entre la poesía y el teatro,

para mí desde el principio, tengo muy claro que el teatro,

ha de ser también poesía.

-Eso es muy de destacar, en tu creación dramatúrgica,

la poeticidad que tienen tus textos y que enlazan,

hablaremos luego de ello, con ese monstruo,

que fue Lorca y que ya tendremos tiempo de hablar si te parece.

¿Cuáles fueron tus inicios en este mundo de la creación teatral?

- Yo estudié en la Escuela superior de arte dramático, porque...

-¿En Madrid?

-En Madrid, descubrí mi vocación,

siendo adolescente, la de autor teatral, leyendo teatro,

para mí el teatro, empieza con la literatura dramática,

digamos que esa es la zona común con la poesía,

yo leía poemas, lo primero que escribí fue eso poesía...

- Y ¿qué poetas eran tus focos?

- La generación del 27, Cernuda, Altolaguirre, Lorca,

Kavafis también, poesía inglesa, poesía francesa,

me gusta mucho la poesía francesa del barroco,

luego ya Baudelaire, Rimbaud,

mucha, mucha poesía, sobre todo europea en ese momento,

desconocía la poesía estadounidense, sobre todo poesía europea

y especialmente griega, Kavafis, Seferis, Elytis, Cariotakis,

muchos poetas griegos, porque estaba estudiando ya griego moderno,

por aquel entonces, es que yo no entiendo muy bien,

el deslinde entre la poesía y el teatro,

no sé cuándo los poetas dejaron de ser dramaturgos

y cuando los dramaturgos dejaron de ser poetas,

para mí los mejores dramaturgos han sido también poetas,

Valle Inclán, García Lorca, pero también gente como Beckett,

un gran poeta, o Angélica Liddell;

para mí Angélica Liddell es una de las grandes,

grandísimas poetas que tenemos en castellano actualmente.

Creo que los grandes poetas,

casi todos, han sido también grandes dramaturgos.

- La inspiración, así como en poesía nos has mencionado unos puntos clave,

en el terreno del teatro, tanto nacionales como foráneos,

para tu formación.

- El teatro griego, la tragedia griega,

Eurípides por encima de todos

es un autor al que amo y al que regreso a menudo.

Valle Inclán, creo que Valle Inclán es la gran escuela de teatro español

que antes de García Lorca o antes de los más contemporáneos

siempre está Valle Inclán;

creo que es una catedral de la dramaturgia,

una escuela de teatro para todos los que escribimos en castellano.

- Cosa rara que en su trayectoria de vida en el terreno teatral

ningún éxito, podíamos decir.

- Claro, es verdad que él tuvo mucha más fama como novelista y como poeta

que como dramaturgo estando vivo.

Él ha sabido encontrar sus espectadores en el tiempo

en el teatro de Valle Inclán.

- ¿Y foráneos?

- Tantos... Shakespeare, Koltès, Lagarde,

me gusta mucho el teatro francés, el moderno y el contemporáneo,

pero Lagarde, Koltès, Novarina, Binaberg,también lógicamente...

Sara Keim me gusta muchísimo, por nombrar autoras también,

Caryl Churchill, Dea Loher me gusta también muchísimo...

- Una vez ya formado pasas al terreno creativo

y como suele ocurrir en el terreno del teatro

es el mundo del teatro alternativo donde das tus primeros pasos.

- Hubo una obra que lo cambió todo para mí, fue Cliff.

Yo había dejado el teatro muchos años...

- ¿La primera fue Cliff o fue Húngaros...?

- Fue Húngaros.

- ¿De qué trataba Húngaros?

- Húngaros hablaba ya de la otredad, hablaba del otro,

era una historia de un grupo de emigrantes húngaros

que trabajaban en los invernaderos del sur, en Almería.

Esa obra me valió el premio Nacional de teatro universitario.

- Tú eres como yo de Jaén, bueno, yo soy de Granada y tú de Jaén,

- Andaluces los dos.

- De ahí viene esa mirada hacia la emigración

tan interesante por otra parte.

- Nosotros fuimos en primer lugar migrantes, andaluces a Madrid,

y en este caso la obra hablaba de cuando nosotros los andaluces

empezamos a recibir emigración también.

- Cliff fue una segunda obra que tuvo mayor esplendor.

- Para mí Cliff es la primera de mis obras, digamos,

de madurez no me atrevo a decir,

pero sí la primera que reconozco con mi voz de autor, ya formada.

Es una obra que ganó el premio Leopoldo Alas Mínguez

de la fundación autor, se publicó, se estrenó en Argentina,

la dirigió Alejandro Tartanian en Buenos Aires,

fue mi primer estreno internacional y luego, aquí,

la hicimos en la Pensión de las pulgas

que es uno de los espacios desaparecidos en Madrid,

pero fundamental en la historia de...

- Fundamental en la historia del teatro

porque allí pasaron y surgieron

voces nuevas que de eso se trataba, en este caso tú.

¿Por qué elegir a este actor norteamericano

tan importante en la historia del cine?

- Yo había visto un ciclo de películas en la 2

hace muchísimo tiempo de Montgomery Clift

y me había olvidado de él, es decir, no era un fan acérrimo,

pero de repente hubo un momento

en que yo estaba en crisis con mi propia profesión,

con mi propia vocación,

con lo que yo era también en cuestiones más íntimas

que tiene que ver con la identidad y,

de repente, apareció el fantasma de Clift diciéndome:

"para contarte yo te sirvo";

a través de mí puedes lanzar las preguntas

que te están persiguiendo a ti.

- Con lo cual entraríamos,

y de eso ya hablaste en uno de estos seminarios,

en el terreno del auto-oficio,

es decir, que hablando de Clift estabas hablando de ti.

- Es una categoría de la autoficción que no es tan habitual en España,

pero que a mí me gusta mucho que es la autoficción especular.

Es tomar la biografía de un tercero

para contar elementos coincidentes con tu propia biografía.

Hice lo mismo con la Piedra oscura y Rafael Rapún.

Para mí no son figuras extrañas, no son figuras exóticas,

yo reconozco algo de mí en ellos

y por eso trabajo con esas figuras históricas, pero desde el territorio,

y es verdad que no está muy trabajado, de la autoficción;

es decir, buscándolos me encuentro a mí.

No pretendo ir a esas figuras del pasado como una cacería

sino que ellos explican algo de mí que yo aun no sé explicar.

- De ti y es una propuesta para los espectadores, ¿no?

A los que no solamente lean el texto

sino también a los que vean luego el texto,

la famosa catarsis de Aristóteles.

Elegir precisamente a un triunfador,

un homosexual reprimido que tiene aquel accidente tan terrible

de coche que es la frustración pura

cuando realmente es una persona valiosísima.

- Clift sólo mantuvo a salvo una cosa: su vocación, su oficio.

Tuvo una vida absolutamente desastrada,

una vida marcada por el accidente de automóvil,

por una homofobia interiorizada, es decir, el primer homófobo era él,

porque había otros actores coetáneos

que llevaban la homosexualidad a escondidas,

pero no de un modo tan traumático como el propio Montgomery Clift.

Todos esos fantasmas,

toda esa fantasmagoría de Montgomery Clift

explicaba mis propios fantasmas.

Yo lo reconocía en eso.

- ¿Tú cómo te llamas, tú? ¿Ehhh...! ¿Dónde te crees que ibas?

Hablas y no quieres que terminemos ahora mismo, ¿cómo te llamas?

-Mataus

-Sí, yo soy Mataus, ¿y tú?, tu nombre, un nombre... Tu nombre.

- Rosa.

- ¿Cree usted que basta toda la voluntad de un solo hombre

para conseguir un átomo de salvación?

- ¿Cómo?

- ¿Cree usted en la salvación?

- ¿Está preguntando si creo en dios?

- Sabe que soy alemán...

-Ushuaia.

Elegir esa ciudad tan austral, la más austral del mundo, creo,

en Argentina donde está recluido parte de ese mundo

perteneciente al nazismo y que tuvo en tus obras

unos intérpretes muy significativos, en este caso fue José Coronado,

le dio hasta un infarto tristemente,

pero ¿por qué elegir esta ciudad de Ushuaia, argentina,

como espacio que tenía mucha importancia.

El título ya va conduciendo.

- Uno de los elementos fundamentales del teatro es,

lógicamente, el espacio dramático.

Espacio dramático que no es sólo donde ocurre la historia,

sino que tiene una fuerza metafórica, al menos para mí lo tiene que tener.

Es un espacio de clausura, de ocultación, un espacio liminar,

espacio ya de los márgenes donde ya no hay más territorio para esconderse,

¿adónde puedes huir para salvarte de ti mismo?

porque en parte de eso hablaba Ushuaia,

como en el poema de Kavafis, La ciudad,

aunque tú te vayas de la ciudad, la ciudad te va a perseguir,

pues lo mismo con este personaje que hacía José Coronado,

un nazi que intentaba huir de sus fantasmas,

huía a esa ciudad austral y,

sin embargo, siempre arrastras tus fantasmas.

- Pero lo curioso, ceo yo, es que en tu teatro no vas buscando

esa realidad histórica para que sea un teatro documental,

ceo que no, en absoluto, sino que vas buscando personajes

que han tenido que ver con una realidad histórica concreta,

pero hay un autoanálisis de esa personalidad

a través de ti mismo y como propuesta.

- Mi obligación no es la del historiador, no es la del documento,

es la obligación también altísima...

- Que es una especie de teatro distinto, diferente,

el teatro documental de Peter Weis...

- Hay un teatro histórico, un teatro documental,

yo no creo que mi teatro esté enclavijado ahí.

Para mí, mi teatro parte de materiales históricos,

pero desde los mecanismos y las servidumbres de la ficción.

Y es verdad que la responsabilidad es otra,

es ética, porque siempre la tienes;

cuando vas al pasado y das voz a Rapún o a Montgomery Clift

tienes una obligación no con lo real, pero sí con lo verdadero.

Mi teatro utiliza la poesía para apartar la maleza de los datos,

del tiempo, para buscar algo más hondo que es lo verdadero.

- Esa cupletista, ese título tan surrealista, ¿cómo se te ocurrió?

- He de confesar un robo en este momento porque ese título casi, casi

es el mismo de una novelita de Alvarito Retana

que es el protagonista de:

La Extraña muerte de una cupletista contada por su perro.

El propio Álvaro Retana, que es mi protagonista,

escribió una novelita que se llamaba...

- Es uno de los escritores poco conocidos y muy significativo.

- Hay que recuperarlo, ese es el intento también de mi obra de teatro.

Es de los únicos que estuvo preso tanto con Primo de Rivera,

en esa oleada verde él fue a la cárcel,

y luego durante el franquismo también.

- Un homosexual como él estaba perseguido.

- Y anarquista.

- Las dos se juntaban, los dos mechas

- Un gran novelista, un gran autor y un gran letrista de cuplés.

- Siéntate muchacho.

- Creo que está buscando, dicen, un jardinero.

- Los últimos meses los pasó aquí, repitiéndome una y otra vez

el nombre de todas las plantas, venga Silvia, dilo otra vez.

- ¿Qué han encontrado?

- Él me preguntó mi nombre.

- Ella tiene un nombre y usted lo sabe perfectamente y puede decirlo.

¿Qué habitación?, no le estoy tomando el pelo,

no quería ocultar nada.

-Debería apagar ese cigarrillo.

- ¿Por qué? Me sienta bien.

- Y en Todas las noches de un día ya cambiamos de tono.

- Un melodrama, esta vez un melodrama.

No parte de materiales previos,

es hija de la ficción completamente esa obra,

pero me aptcía mucho escribir con el vuelo del género.

Es decir, voy a escribir un melodrama,

me aptc un melodrama contemporáneo.

Me parece también un acto subversivo en tiempos donde,

de repente, hay antipoéticas que se convierten en poéticas,

hablo del teatro postdramático,

es decir, yo quiero intentar un melodrama y...

- El melodrama es la historia de amor entre esa señora mayor y su jardinero

- Desde los mecanismos de la escritura contemporánea,

porque toda la forma dialógica estaba desestructurada,

hay muchos espectadores que los primeros 15 minutos de

Todas las noches de un día, dicen:

estoy perdido, no acabo de entender con quién está hablando,

porque ella habla con él, pero desde un lugar que es difícil hablar,

-por no hacer un spoiler- él habla con un interlocutor

al que no vemos en esta especie de diálogo de lejanos y, poco a poco,

se va armando la historia en el corazón del espectador.

- Con un lenguaje poético altamente significativo.

- Quizá Todas las noches de un día

es la que tiene mayor densidad poética, el género me lo permitía.

- Esa intrahistoria, tanto de ella como de él, que él parece un poco...

Él está también muy acendrado en esa realidad interior

que él va llevando y que hace que haya un cambio muy significativo

en tu trayectoria y que después vamos a hablar de Lorca,

La geometría del trigo.

- La geometría del trigo ha sido mi gran bautizo como director,

también como productor porque es producción propia,

un año y medio de trabajo hasta poder estrenarla

en el Centro dramático nacional

y es uno de los trabajos de los que estoy más satisfecho, sin duda.

- Conoces el viejo molino de aceite...

- Claro, el que está en ruinas.

Lo compraron los ricos y ahora se lo han vendido...

- Yo no diría comprado, ¿eh?, yo diría que nos lo robaron.

- ¿No te importa conducir tú ahora?

- No, ¿y me cuentas qué te ha dicho tu madre?

- Ahora no.

- ¿De qué habla esa carta? - A ver, habla de mi padre.

- ¿Qué ocurrió? - ¿podemos seguir?

- Aquí es donde está el viejo molino, ¿lo ves?

- Sí.

- Y aquí es donde estarán los de él.

- ¿Eso de aquí?

- ¿Tú crees que vendrá la gente? Los de aquí estamos deseando que...

- Claro que vendrá; mira, un hotel rural...

Unos cuántos animales, un pollo, unas gallinas,

ya sabes, para los de la ciudad ver una cabra es como ver un dinosaurio.

- Como epígrafe final, puesto que tenemos no mucho tiempo, Lorca.

Tu relación con Lorca es intensamente muy manifiesta, ¿no?

Ese amor por Lorca, muy de loar, ¿por qué viene?

- Los amores no se eligen.

Si uno pudiera entender de dónde nace un amor no sería amor,

sería otra cosa.

En mi vocación, en mi carrera,

ha sido una voz fundamental la de García Lorca.

He hecho muchos otros trabajos que no tienen relación con Federico,

pero es verdad que todo lo que toca Federico

de repente adquiere en este país un peso y repercusión muy elevada.

- Que empieza con el Retablo de peregrinos.

- Qué bueno que lo mencionas porque es una...

- Una yuxtaposición de textos con los tuyos.

- Sí, era un texto de García Lorca, de Valle Inclán y de Jacinto...

se me ha ido el nombre, era un autor...

- Jacinto Alonso del siglo XV.

- Hicimos la ruta de la barraca con un grupo estudiantil de Valladolid.

- La adaptación de la... porque claro... la barraca es algo fundamental

dentro de la trayectoria del teatro con proyección social

y ahí viene ya tu gran consagración, La piedra oscura.

- Tengo muchas otras influencias,

en mi escritura está Valle Inclán, Eurípides, Colter...

- Porque claro tu labor como adaptador es muy importante,

con Lluis Pasqual, por ejemplo, has hecho una Medea...

- Y la Electra con el Ballet nacional de España...

- Otra faceta tuya que incrementa tu producción dramatúrgica.

La piedra oscura, con ese amor que no fue el último de Lorca,

porque tuvo después el jovencito, el último...

- Hay una discusión que me parece muy bien que se tenga...

- Da igual, pero ¿por qué elegir a Rafael Rodríguez Rapún,

que fue secretario de La Barraca, que fue amante de Lorca,

y que en esa situación final de sus días, preso,

con un chavalito joven cuidándolo del terreno nacional.

- Cuando yo escribí La piedra oscura

apenas se sabía nada de Rafael Rodríguez Rapún

y fuera el último o no, que para mí no es tan importante,

fue el amor más hondo e intenso de García Lorca

y el principal destinatario de una joya de la poesía española

como son los Sonetos del amor oscuro.

- Normas y regulaciones, principios.

Nosotros sí tenemos principios.

- Pero, ¿tú cuántos años tienes chaval?

- ¡Socorrooo!

- No grites, no grites, que van a venir y entonces...

- No quiero saber nada de tu amigo el poeta ni de sus papeles.

- Son tres obras de teatro y unos poemas, eso no puede perderse.

- Escúchame, si sobrevives a esta guerra

y te aseguro que ese es mi deseo, esto va a tener un sentido.

- ¿El qué va a tener un sentido?

- Esto, este encuentro,

que tú y yo nos hayamos encontrado aquí esta madrugada.

- Y de ese silencio de no saber quién fuera Rafael Rodríguez Rapún

inicio un proceso de investigación,

tengo la suerte de conocer a Tomás, su hermano, que aun estaba vivo,

y de todo ese diálogo nace La piedra oscura,

que era impensable entonces lo que ocurrió con ese texto.

Ahora, o después de La piedra oscura

ha habido más obras sobre los amantes de García Lorca, etc., etc...

- El tema de Lorca es,

una vez que han desaparecido los derechos de autor,

que la familia eso lo ha cuidado mucho,

yo hice un trabajo y me salían en estos dos, tres años últimos,

más de 20 como temas de Lorca en la puesta en escena,

pero realmente aquí no está Lorca, aquí está como Pepe el Romano...

- Sí, es un personaje ausente, latente casi, latente casi...

- Es una visión de dos individuos distintos,

pero tan coincidentes en el terreno de la humanidad...

- Yo tenía claro que La piedra oscura

no iba a ser un retrato hagiográfico de García Lorca, está ausente.

Plantea casi un juego de muñecas rusas donde Lorca es la mayor,

luego está Rafael y, por último, está Sebastián, ese personaje anónimo

hijo de la ficción pero que para mí

era la voz fundamental de La piedra oscura.

- Llegamos ya a lo último, Comedia sin título.

- ¡Qué aventura!

- El sueño de la vida que...

-tenía por aquí el programa, que no sé dónde está...-

que ha sido un aldabonazo tremendo

porque utilizar el primer acto de Lorca

y después el segundo y el tercero de Alberto Conejero

y firmar El sueño de la vida que, por cierto, era un título que Lorca

pensaba como el de La piedra oscura,

y luego dirigido por esa mano maestra que es Lluís Pasqual

hacen que haya sido uno de los éxitos de esta temporada.

- Para eso necesitamos que se siga levantando el telón,

tú y yo sabemos lo mucho que necesitamos el teatro.

- El teatro moderno de ahora no sé si me parece teatro.

- Usted como poeta no tiene ningún derecho

a descubrir el secreto por el cual vivimos todos.

- ¿Cuál es tu perspectiva de esta unión, de esta fusión tan,

tan discutible y discutida?

- No tengo la perspectiva para hacer un diagnóstico claro

de lo que ha supuesto El sueño de la vida,

creo que tendrá que pasar tiempo para que,

en primer lugar, yo lo mire desde un lugar menos emocional,

pero sí que creo que ha habido algunas incomprensiones

muy logocentristas extrañas,

porque siempre se han hecho dramaturgias

sobre textos de García Lorca,

La comedia sin título se hizo anteriormente,

aparte del montaje de Lluís Pasqual,

ha habido otros montajes ulteriores donde había otros intertextos.

Lógicamente no da la duración para un espectáculo digamos al uso,

pero en esta ocasión lo singular,

para algunos, es que alguien se atrevía a escribir después de.

Tú puedes hacer Shakespeare, lo puedes traducir al castellano

y eso no te parece una afrenta,

sin embargo añadir palabras después de García Lorca, sí.

Creo que tenía mucho de juego, el teatro siempre es juego.

La comedia sin título estará,

quien la quiera, el manuscrito siempre ahí, sin tocar.

- Además, están publicadas porque se han publicado en Cátedra.

Nuestro querido amigo Emilio Perales ha hecho una edición estupenda.

- Maravilloso Emilio y maravillosa la edición.

- Muy bien, muchas gracias Alberto

por estas pequeñas pinceladas de tu teatro que para los espectadores

podemos decir que su teatro completo está publicado

y se puede ver toda tu trayectoria

desde que iniciaste hasta este último

que espero no sea el último porque no lo será.

- Esperemos, ¿no?

- Y que realmente eres una de las voces más importantes

dentro de nuestra dramaturgia actual.

Muchas gracias.

- A vosotros, gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 17/04/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

UNED - 17/04/20

17 abr 2020

Programa realizado por la Universidad de Educación a Distancia.

ver más sobre "UNED - 17/04/20" ver menos sobre "UNED - 17/04/20"
Programas completos (718)
Clips

Los últimos 2.480 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios