Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5513658
Para todos los públicos Últimas preguntas - Proyecto +H29 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, amigos, ¿qué tal? Buenos días.

Bienvenidos una semana más a "Últimas preguntas".

Hoy vamos a hablar de uno de los temas

que más tiempo nos ocupan en el programa,

más nos importan, por tanto, y más necesario creemos que es.

Vamos a hablar de educación.

Hay tantas formas

y tantas perspectivas desde las que abordar este tema...

Yo les aseguro

que la que hoy vamos a tocar es muy muy interesante.

Tiene que ver con un proyecto

que se va a poner en marcha en apenas unas semanas

impulsado por la fundación Edelvives

que se llama +H29.

Está con nosotros Juan José Echeverría,

de la fundación Edelvives.

Buenos días. Buenos días.

Gracias por acompañarnos una vez más.

Es un gusto, desde luego.

Y Xosé Manuel Domínguez, director de este proyecto.

Buenos días. Buenos días.

Gracias por estar con nosotros.

Podríamos ampliar muchísimo los currículums,

pero vamos a quedarnos con este dato

porque lo que nos interesa es el tema

en el que nos vamos a meter de lleno.

Cuéntanos, Juan José, qué es este proyecto +H29

y por qué el nombre, que me ha llamado la atención.

El proyecto comienza

porque, después de muchos años de recorrido,

es un largo trabajo de la fundación Edelvives

en un servicio a las instituciones educativas

y las delegaciones diocesanas de enseñanza

estuvimos escuchando las necesidades de distintos ámbitos

en distintas inquietudes

y una de las preocupaciones que nos surgía y nos planteaban

era la necesidad de trabajar

con el profesor de religión y el educador cristiano en general

su identidad y su misión.

A partir de ese momento,

el equipo de trabajo de la fundación dijimos:

"Tenemos que dar respuesta a esta necesidad".

Dijimos:

"Esta identidad y esta misión

necesitaría impulsar al educador a darlo todo

de tal manera que se sientan protagonistas de la historia".

Se nos vino a la mente

que el libro de los Hechos de los Apóstoles

acaba en el capítulo 28 con la ida de Pablo a Roma.

Ahí se encuentra el planteamiento de la fe en Jesús.

Dice el Evangelio textualmente

que muchos aceptaron el Evangelio y otros no.

Y eso nos dio pie a decir:

"Esto no ha acabado aquí. Esto tiene que continuar.

Hay muchas páginas en blanco que hay que escribir".

Yo creo que es el momento

en que todos tendríamos que empezar

a escribir esos capítulos nuevos del Evangelio

o de los Hechos de los Apóstoles.

Tú, desde tu ámbito, en la televisión,

Xosé Manuel, desde Instituto de Familia,

nosotros, desde la fundación, y cada quien desde la iglesia

reescribir esta historia.

Más que reescribirla, escribirla a fuego, con pasión.

Es ahí donde dijimos:

"Hagamos un proyecto que se llame +H29".

El + es sumatoria de todos.

+ hace alusión a la cruz de Cristo. Lo tenemos clarísimo.

A él lo queremos presentar como una opción de vida,

como proyecto de vida feliz.

Dijimos:

"Tenemos que buscar algún amigo o un colaborador

que nos ayude a materializar este proyecto".

Pensamos en este buen hombre que tenemos aquí,

Xosé Manuel Domínguez Prieto, del Instituto de Familia,

que tiene años trabajando

en esta misma línea de acompañamiento al profesor

en el ámbito de la educación,

y nos embarcamos en esta aventura.

Estamos reescribiendo

y dando la opción a distintas instituciones educativas

desde el Instituto de Familia

a que se puedan animar muchísimos educadores

a recuperar esa identidad

y esa misión a la cual han sido llamados

muchos de estos obispados.

Se les entrega la "missio" a los educadores.

Nosotros queremos que esa "missio" sea más visible.

Pero no solamente queda allí,

en que sean educadores con su clara identidad,

sino que tienen que dar un paso más.

Necesitamos que se conviertan en líderes

y que existan más Xosé Manuel y más María Ángeles,

más líderes dentro de nuestra iglesia,

que sepan comunicar el Evangelio

y toda la pasión que conlleva la historia de Jesús

de manera contundente.

Que puedan persuadir,

y que pueda decir muchísima gente

que han podido abrazar el mensaje de una manera distinta.

Esto, en definitiva, incluye acompañar las personas,

acompañar a las familias, acompañar a los educadores.

Es un proyecto que llamamos +H29.

Tiene tres etapas:

identidad y misión del profesor cristiano,

comunicación y liderazgo y acompañamiento espiritual.

Intentamos con estos tres módulos de trabajo,

a través de un curso "online" que contará con más detalle,

poder establecer esta ruta de experiencia.

Es una ruta de la experiencia de fe.

Ahora veremos cómo va a ser ese trayecto

por todas estas etapas e itinerarios,

pero yo me quedo con estas dos palabras

que nos decía Juan José.

Identidad y misión.

Empiezo a pensar en amigos y conocidos

que son maestros o profesores

y que están todo el día hablando de programaciones,

de burocracia que tienen que hacer, de problemas en el aula.

Digamos que están un poco al margen de la esencia de la educación

aunque estén...

Hay que hacer algo así, como un parón, y decir:

"Cuál es nuestra identidad y cuál es nuestra misión

aparte de rellenar formularios".

Hay veces...

Por lo que a mí me transmiten, están un poco hartos.

Todo sea dicho.

Exactamente esa es la pretensión de esta oferta.

Démonos un momento de reposo en la vorágine,

en la mecánica de las evaluaciones,

las reuniones de departamento y los estándares.

Parémonos un momentín.

Vayamos un momentín a un lugar de descanso,

que esto es también muy evangélico,

a revisar cuál es mi papel en todo esto,

mi protagonismo en todo esto, qué hay de mí.

Siempre se dice que es el acompañamiento del alumno.

¿Y qué hay del profesor?

La calidad de la educación viene dada

por la calidad humana del educador.

El educador cristiano tiene que caer en la cuenta

de quién es él en este proceso, qué hay de él,

cómo crece él mismo acompañando a otros.

Y, por otro lado, cuál es su identidad como cristiano,

qué aporta al hecho educativo.

Cuando uno cae en esta cuenta,

que el educador cristiano no es un bautizado que da clases,

sino que el Evangelio está presente en su tarea diaria,

descubre que está enviado.

"Es una 'missio", decía ahora Juan José.

La palabra "missio" significa en latín dos cosas.

Significa 'enviado' y 'enviado a liberar a otros'.

Si vamos al griego, la palabra "missio" es "-stolos".

Apóstol es el que es enviado a lo lejos.

Pero la antítesis del apostol es el "ipostole",

el que se queda, el pusilánime,

el que no se lanza no por maldad,

sino porque se ha visto engullido por esta vorágine

en la que te llevan las leyes educativas

y la dinámica de institutos y colegios.

Esta es la propuesta

de "hagamos un parón y hagamos experiencia

de la riqueza que se nos ha regalado

para desde ahí ser proactivos, ser líderes,

acompañar a otros

en su experiencia humana y cristiana.

Ha dicho una cosa.

No quiero que se me escape porque me ha parecido bonito.

Siempre pensamos en el profesor como el que ayuda a crecer,

el que acompaña a sus alumnos en este caso.

Pero ha dicho

que él también va creciendo en ese día a día.

A mí me parece que hay un encuentro

y un diálogo precioso dentro de la educación.

"La educación es el acontecimiento", decía Edith Stein,

"el acontecimiento de encuentro entre el profesor y el alumno".

Pero igual que cuando toco la cuerda sexta

en una guitarra

las otras vibran por simpatía,

cuando yo vibro

porque en lo que estoy haciendo está en juego mi vida,

cuando descubro que soy una persona vocacionada,

que qué alegría el estar con los alumnos,

cómo crezco yo como persona,

cuando mi camino pasa por ahí, hago vibrar a los demás.

Además,

si unimos el hecho de tener una identidad cristiana,

que no es simplemente un bautizado o que dé catequesis,

sino que tiene una experiencia de Cristo,

cada uno donde esté,

no prejuzgamos en qué situación se encuentra cada uno,

es una riqueza cuando ocurre cuidando al profesor.

Es lo que quiere este programa.

Cuidar al profesor, cuidar al docente,

y también al catequista, al sacerdote,

a quien lo vaya a hacer.

Dar ese empujón, ese impulso, a la aventura apasionante

en la que estamos en la iglesia española y mundial

en este momento de nueva evangelización.

Pero eso pasa por la escuela.

¿Es solamente para profesores de religión

o profesores de colegios de identidad católica?

Sé que se ha firmado un convenio con escuelas católicas.

Pero ¿es solo para esos profesores o cualquiera puede participar?

Es para educadores cristianos en un principio,

pero todo aquel

que esté ejerciendo un cargo de liderazgo

de catequista o responsable de pastoral

puede apuntarse porque los temas son comunes.

Son temas importantes para ellos para poderse formar en ello.

-Primero: identidad.

Desde dónde vivo y para quién vivo.

Esa es la pregunta clave.

Más que qué hago y cómo lo hago

es para quién lo hago y desde quién lo hago, ¿no?

Segundo: el cómo lo hago.

Con qué fuerza llego a otros.

No solamente tengo que hacer un anuncio

o dar una formación,

sino cómo lo estoy transmitiendo.

Tú sabes por experiencia y sabemos, ¿no?

Por ejemplo, el cómo habla Juan José.

Con qué fuerza habla es no solo por lo que dice,

sino cómo lo dice.

Entonces,

cómo comunicamos nuestro lenguaje verbal y no verbal,

cómo llegamos a otros.

¿En qué consiste ser líder desde la perspectiva cristiana

como aquel que sirve y está proactivamente creando vida?

Porque también queremos promover la comunidad.

Uno no puede ser un francotirador.

Nunca ha podido ser posible en la iglesia cristiana,

pero ahora menos que nunca.

Y otro elemento clave

que desde el "Evangelii gaudium" está despertando con fuerza

es cómo acompañamos.

Los procesos de educación son procesos de acompañamiento.

Para acompañar no basta solo la buena voluntad.

"Yo le hago compañía". No, no, no, no.

Cuál es mi método de acompañamiento, cuáles son las estrategias,

y la disposición para ser un buen acompañante.

Por ejemplo, un tema concretísimo. ¿Sabemos escuchar?

Los profesores hablamos...

Somos artistas en el arte de la oratoria

y de comunicar,

pero ¿sabemos escuchar?

¿Cómo escuchamos?

¿Sabemos hacer preguntas que se claven en el corazón

y que les despierten?

¿Cómo desatascamos corazones?

¿Cómo entusiasmamos voluntades?

Aparte de cómo iluminamos inteligencias, ¿no?

Estamos hablando de muchísimas cosas,

pero por lo que están comentando yo veo aquí el tema de la vocación.

Una vocación

que no solamente es una vocación profesional,

que está muy bien.

Pero yo creo

que el término "vocación" abarca muchísimo más

e intuyo por lo que me dicen que a esto se le va a dar vueltas.

Cuando se establece ese proceso de seguimiento

en el curso de tutoría,

está claro que el proceso es personal.

Cada profesor, a través del tutor...

En eso es especialista el Instituto de Familia,

en ejercer ese acompañamiento espiritual.

Ahí se pueden detectar, esas distintas inquietudes

que pueden surgir tanto al catequista como al profesor

y dar acompañamiento y asesorar

para que pueda derivar esa inquietud que plantea.

Nosotros lo que queremos...

Una de las responsabilidades

es acompañar esos procesos de vocación.

Independientemente del destino que tenga la persona

nosotros queremos acompañarla

para que pueda canalizar todas esas inquietudes.

Eso lo hacemos con una metodología muy sencilla

a través de la manera "online".

Es verdad que requiere presencia en algunos momentos,

pero la primera etapa la estamos haciendo "online".

Máster "online", ¿no?

"Online", pero con una comunidad,

vamos a llamarla tutores porque ejercen esa función,

de acompañamiento personalizado

todo el tiempo que duren los tres módulos.

Son tres módulos separados en el tiempo.

Quien se matricule

hará un primer módulo de cinco semanas

y el curso siguiente hará el segundo.

No se le va a atragantar.

Pero sí va a haber alguien

que va a hacer ese acompañamiento a cada uno

para contrastar la vida.

Esto creo que tiene una función de revisión de vida

y de recuperar ese amor primero,

esa ilusión con la que me lancé al ruedo

la primera vez que fui profesor,

dada esa presión y el cansancio a veces.

Y lo que tú contabas al principio.

Por la lógica a la que nos lleva el sistema educativo

a veces perdemos ese entusiasmo inicial.

Pues recuperarlo, ¿no?

Eso, con un acompañamiento.

-Eso es una parte muy importante

porque incluso en una de las cartas del Apocalipsis

una de las reclamaciones a una de las iglesias

era que solamente tengo contra ti que has perdido el amor primero.

Yo creo que eso es importantísimo.

Recuperar esa primera vocación que teníamos,

ese primer llamado,

incluso para catequistas cuando ejercieron su primera vez,

para profesores

cuando se pararon delante de unos alumnos

para poner toda su exposición y esa pasión que tenían.

Y queremos apuntar allí,

mirar un poco al pasado

y recuperar del pasado

eso que les motivaba y esa energía que tenían.

Recuperar ese amor primero.

Qué bueno. Queremos apuntar en ese momento.

Yo me estoy imaginando a muchos profesores

que puedan estar viendo este programa

que de pronto les está...

"Es lo que yo quiero. O sea recuperar esa...".

De las profesiones,

de las carreras profesionales más vocacionales,

a mí me parece que es la de maestro.

Sin embargo, quizás es de las menos reconocidas.

En todo caso, en este momento, efectivamente,

no es en la que más dinero se gana.

Ya.

Y todo el mundo echa encima del profesor...

¿Hay un problema afectivo o sexual? Al profesor.

Todo el mundo le exige, pero no se le cuida adecuadamente.

Sin embargo,

el que haya una herramienta, un instrumento,

y este pretende serlo,

en la cual el profesor va a retomar la conciencia

de la grandeza de lo que hace y de la grandeza de quien es él...

Porque la vocación no es una función.

Es una misión.

Es un...

El crecimiento personal pasa

por el encuentro con los alumnos cada día.

Y, como decíamos hace un ratito, antes de empezar el programa,

recuperar la mirada sobre mis alumnos y sobre mí mismo

como si fuese la primera vez que voy a estar ante mis alumnos

o como si fuese mi última clase.

Cuando uno cobra esa conciencia, cada clase es apasionante.

Y, además,

si tomo conciencia de que hay quien me ha llamado,

que Cristo está en mi vida.

Cada uno donde esté.

También esto...

No prejuzgamos que cada uno tenga un nivel de fe

porque no hay un fedómetro

o un pistómetro que mida la "pistis", ¿no?

Pero recuperar esa pasión por mi vida como profesor

o por mi vida cristiana en la escuela o en la catequesis

es un resituarse en un momento de la historia

donde el maestro está a la intemperie

y el cristiano está a la intemperie,

lo cual es muy bueno, pero es una caricia.

¿Dónde reside la magia de la educación?

La magia de la educación reside...

La magia es transformar algo cotidiano

en algo que asombra.

Yo tengo que contarte las cosas y vivirlas

como si se contasen por primera vez.

Cuando un profesor de religión o de biología...

Una gente que cuenta qué es el ADN,

la adenina, la guanina, la citosina o la timina,

como si fuese la primera vez que lo está contando y descubriendo.

Con qué pasión y con qué asombro y cómo despierta ese asombro.

Esa es la magia de la educación.

Convertir cada clase, cada día de mi trabajo,

cada encuentro con otros compañeros,

en algo no cotidiano y no mecánico

que se salga de la lógica

de un día más, un año más, un curso más.

Eso no existe.

La magia es la transformación de algo aparentemente banal

en algo único.

He estado 32 años dando clase.

Para un profesor puede llegar un momento que diga:

"Otro curso más", "a ver este año", "lo de siempre",

"nos cambiará la vida educativa"...

Hasta ahí llegamos, ¿no?

Pero para un alumno esas clases conmigo son únicas

y mi presencia para ellos es única.

La ocasión de hacerles vibrar con la verdad, la belleza y el bien

es única

porque más allá de mis enseñanzas de lenguaje,

de historia, de lengua, de biología o de religión

les estoy presentando una visión del hombre,

una visión de Dios y una visión de la realidad.

El cómo lo hago depende de mi persona

y con qué pasión les estoy hablando.

-Es curioso,

pero cuando solemos preguntarnos qué profesor o qué persona

ha impactado en tu vida y en tu proceso educativo,

no recordamos a los profesores al uso.

Recordamos a los maestros. Sí, sí.

Aquellos que se han salido de serie

y que han impactado en tu vida de manera personal

y que te han contado las cosas de una manera distinta.

Como no la contó otro.

-No quiero hacer un "spoiler" del curso

porque está lleno de experiencias y sorpresas.

Quien lo haga...

No es un curso de formación de estudiar temas,

ver unos vídeos, unas tutorías y unos foros.

Siendo el director Xosé Manuel yo no me imagino un curso al uso.

Es la bomba.

Es una experiencia.

Una, y solo voy a contar una, es esta.

Recuerda a tus mejores maestros.

¿Quiénes eran?

Escríbelos.

Y, ahora, pon ahí sus cualidades.

Las van a escribir.

Si te han impactado

y te han impactado por esas cualidades,

es que esas cualidades te están describiendo a ti.

Uno lee las cualidades de mis mejores maestros

y dice: "Es un autorretrato".

Uno se descubre retratado en sus grandes maestros

porque uno aspira a ser eso.

Mi llamada viene a través de mis grandes maestros,

con lo cual hacer memoria de eso es tomar conciencia de mí.

Y se trata de eso.

De recuperar mi identidad, mi llamada, mi vocación y mi misión

y la pasión por lo que hago, ¿no?

Estamos hablando de los maestros,

que es a quien va dirigido este curso.

O este proyecto.

Es que no es un curso al uso. Es que es mucho más.

Yo creo por lo que nos estáis contando

que es extrapolable a cualquier persona

en cualquier ámbito de su vida.

Yo sugeriría que lo hicierais para todos.

Bueno, bueno, bueno. ¿Por qué?

El Instituto de Familia, que es la fundación que dirijo,

se dedica a acompañar familias

y a tener estudios a diversos niveles,

desde un máster hasta cursos breves,

sobre acompañamiento familiar y acompañamiento de heridas.

La idea, y esto también está n +H29, es enseñar a acompañar

porque esto no es solo para profesores.

Esto es para padres, para sacerdotes,

para pastores evangélicos, para no creyentes.

El arte de acompañar a otros.

Es que ser persona es vivir desde otros.

Como decía Karol Wojtyla,

el filósofo polaco que estuvo en Roma muchos años:

"Es el arte de darme a otros y donarme a otros".

¿Y cómo me dono a otros?

Acompañándoles.

Poniendo mi vida, mi tiempo, mi persona y mis dones

al servicio de otros.

Es la manera más apasionante de vivir.

A propósito de eso,

voy a hacer, si me lo permiten, un inciso.

Yo ya lanzo, si me permiten la expresión,

el anzuelo a Xosé Manuel Domínguez

para que vena otro día y hablemos de otras cosas.

Entre ellas, las sanaciones.

Justo tengo sobre la mesa un libro publicado por la editorial Khaf,

"Más allá de tus heridas: Acompañamiento y sanación",

un libro firmado por Xosé Manuel Domínguez

en el que no nos podemos detener.

Pero yo ya te invito.

No he venido a hablar de mi libro.

Yo ya lo lanzo.

Lo lanzo un poco como aperitivo.

Hay un punto de encuentro y de comunión

que hemos tenido con Xosé Manuel Domínguez

y el Instituto de Familia.

Es en la palabra "acompañamiento". Verdad.

De la apuesta que ha hecho la fundación Edelvives

por acompañar procesos.

Uno de nuestros lemas

es "acompañar procesos para transformar realidades".

Ha sido en que las dos coincidimos

en que no podemos dejar

que los profesores o las personas caminen solos,

sino que tenemos que acompañarlos y cuidarles.

¿Quién cuida al cuidador?

La gran pregunta. Claro.

Alguien tiene que hacerlo.

En eso sí es verdad que nos hemos diferenciado

o hemos querido marcar la diferencia con el resto de instituciones

porque lo creemos vital y en estos momentos más.

Ahí hemos tenido una gran coincidencia,

y nos sentimos muy cómodos

porque estamos haciendo lo mismo con casi el mismo lenguaje.

Qué bueno.

Y en distintos ámbitos.

Las personas que estén viendo el programa

o a quien se lo cuenten

o quienes lo vean en otro momento y estén interesados

cómo tienen que hacer.

El curso va a comenzar el próximo mes de marzo,

si no me equivoco,

pero ya están las inscripciones y se está presentando y demás.

¿Cómo tienen que hacerlo?

¿Hay parte presencial o es todo "online"?

¿Cómo es? Contadnos cuestiones prácticas.

Yo cuento dos cosas. Tú, la parte más práctica.

Los pasos que hemos dado es de anuncio.

En estos próximos días estaremos en la conferencia episcopal

presentando los distintos delegados diocesanos

y el proyecto +H29

y firmaremos en breve un acuerdo con Escuelas Católicas,

que se suma también

para divulgar y promover esta formación "online".

Estamos teniendo una charla presencial y de animación

en distintas instituciones por todo el país.

Y también lo vamos a lanzar a América Latina

con la Confederación Interamericana de Educación Católica.

Y el proceso es muy sencillo.

Es ir a la página de la fundación Edelvives

o por la página del Instituto da Familia,

porque está en Galicia, en Orense, Instituto da Familia,

y ya se pueden apuntar desde ahora.

Daremos inicio al curso el día 2 de marzo.

-Aunque el cupo se llena,

porque los tutores que van a acompañar

admiten un número máximo de alumnos

para un acompañamiento personalizado y de calidad.

Esto no es un cursillo para sacarse un titulito.

Esto es algo muy serio, ¿no?

Vamos a sacar cursos

tanto la fundación Edelvives como el Instituto da Familia.

Están anunciadas las diversas tandas porque uno a lo mejor dice:

"Ahora, en marzo, no, pero en abril sí podemos"

o "puedo en septiembre".

Hay varias tandas para este primer módulo.

Acabado el primero,

en enero del años 2021 comenzará la segunda tanda.

Hay varias tandas y varios meses en los que uno se puede inscribir.

Me parece que es interesantísimo.

Si hacéis uno para periodistas, me apuntáis ya desde este momento.

Aquí también se pueden apuntar padres.

Ah, qué bueno.

Y ahí estamos muchos.

Ahí estamos muchos.

Lo veremos con detenimiento

porque yo creo, por lo que nos habéis contado,

que desde luego merece la pena y mucho.

Muchísimas gracias por haber estado con nosotros.

Os emplazamos hasta una próxima oportunidad

porque siempre tenéis algo que contarnos.

Gracias, Xosé Manuel Domínguez. Muchas gracias.

Juan José Echeverría, gracias, de verdad.

Y gracias por vuestro trabajo. Muchas gracias.

Y a todos ustedes gracias también

porque de poco serviría todo lo que se haga

desde instituciones como las que hoy hemos comentado

si no hay alguien al otro lado

que quiere participar de este encuentro.

Así que gracias también por estar ahí.

Nos encontramos, si lo desean, la próxima semana

en "Últimas preguntas".

Hasta entonces.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Proyecto +H29

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas preguntas - Proyecto +H29

16 feb 2020

Hablamos con Xosé Manuel Domínguez, director del Instituto da Familia de Ourense y con Juan Jose Echevarría, responsable de patrocinios y eventos de la Fundación Edelvives.

ver más sobre "Últimas preguntas - Proyecto +H29" ver menos sobre "Últimas preguntas - Proyecto +H29"

Los últimos 587 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Ipsia

    Un gran proyecto de la Fundación Edelvives, con este proyecto se da respuesta a las necesidad de trabajar con el educador su identidad y su misión. Tratar los aspectos psicológicos de los adultos también lo vemos como algo esencial a la hora de afrontar retos como la enseñanza.

    03 mar 2020