Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5533139
Para todos los públicos Últimas preguntas - Peregrinación a Tierra Santa - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal, amigos?

Buenos días y bienvenidos a "Últimas preguntas".

Hoy les propongo un viaje. O mejor dicho, una peregrinación.

Nos vamos a ir con Margarita García a Jordania.

Conocida por la famosa ciudad de Petra

o por el desierto de Wadi Rum,

Jordania esconde grandes tesoros para nuestra fe.

Esta fue la tierra que pisó Moisés, y aquí, exactamente en este lugar

donde nos encontramos, fue bautizado Cristo.

Así lo declaró Juan Pablo II

en su peregrinación en el año 2000 a esta tierra.

Estamos en Jordania, Tierra Santa.

La cuna del cristianismo, un lugar

donde conviven en armonía musulmanes y cristianos.

"En 1964, San Pablo VI peregrinó a Tierra Santa

en un viaje revolucionario, ya que por primera vez

un pontífice abandonaba el Vaticano.

Su peregrinación fue un impulso a todos los trabajos renovadores

del Concilio Vaticano II,

así como un acercamiento a relaciones con otras religiones.

Desde entonces, los papas sucesores no han dejado

de visitar los santos lugares, no solo de Israel,

también de Jordania,

lugar al que el equipo de 'Últimas preguntas'

hemos viajado junto a un grupo de sacerdotes, en su mayoría,

en una peregrinación organizada por NUBA, turismo religioso."

# Alegre la mañana # que nos habla de ti.

# Alegre la mañana.

# Alegre la mañana # que nos habla de ti.

# Alegre la mañana.

"Nuestra peregrinación comienza en Ammán, la capital de Jordania.

Esta gran ciudad acoge cada día a un creciente número de visitantes

que hacen de ella una capital cada vez más cosmopolita.

Sus edificaciones modernas, chalets y hoteles de lujo

conviven con las tradiciones propias del pueblo jordano.

Como la hospitalidad, acompañada siempre de un té.

Como el que nos sirven en la parroquia

del Sagrado Corazón de María, en Fuheis,

un pueblo situado a pocos kilómetros del núcleo urbano de Ammán,

donde desde hace 40 años para acá,

según nos explica el coadjutor de esta parroquia,

se ha convertido en uno de los pueblos

con mayor presencia cristiana del país.

En torno a esta iglesia que ha ido creciendo

conforme ha aumentado la población,

se levanta el instituto, que junto al colegio,

situado en lo alto del pueblo, acoge en torno a 1.000 alumnos,

cristianos en su mayoría."

Aquí vienen cristianos de todas las partes de Jordania,

incluso de otros países árabes vienen aquí a vivir,

a este pueblo, a Fuheis.

Y hay un 95 % de población cristiana,

que es una cosa casi única aquí en Jordania

y podríamos decir, algo muy especial en Medio Oriente,

que se encuentre así una población tan grande.

En este pueblo se vive muy bien.

En el sentido de que hay libertad, en todo el país

hay libertad religiosa.

Sobre todo el rey ha hablado públicamente en favor de cristianos,

en favor del respeto a cristianos,

aunque esta opinión no es compartida por todos los jordanos.

Hay mucha gente que, a lo mejor, no querría que hubiese cristianos.

Pero en general, hay acogida y hay permisión y tolerancia, en general.

Entonces, aquí, sobre todo en este pueblo,

donde la mayoría es cristiana,

se viven las fiestas, por ejemplo, cristianas,

se viven con mucha naturalidad, mucha popularidad.

Las fiestas cristianas son acontecimientos sociales,

podríamos decir, en las que se reúne todo el mundo en iglesias,

en las casas, en las familias.

Los cristianos tienen mucho sentido de pertenencia a la iglesia.

Al ser una minoría, aunque no practiquen,

aunque no tengan una fe fuerte,

pero tienen un sentido de pertenencia.

Y eso hace que haya siempre movimiento en las iglesias.

Tanto para cuestiones sociales, tanto para cuestiones espirituales

o religiosas.

"La presencia de los cristianos en países árabes

no solo es minoritaria, sino que en muchos lugares

es perseguida; no así en Jordania,

donde el propio rey, Abdalá II,

promueve la paz y convivencia como signo de progreso."

La presencia de los cristianos en esta zona, Medio Oriente,

es muy importante,

porque en Medio Oriente se sabe que hay núcleos

que quieren fomentar un fanatismo religioso.

Entonces, la presencia de cristianos hace como que se diluye un poco

este fanatismo religioso.

Hace que las universidades se conozcan

entre musulmanes, cristianos o gente de otras religiones

u otras confesiones.

Eso crea como un mayor ambiente de acogida del otro,

aunque sea diferente de mí.

Entonces, eso es muy importante también en una tierra tan marcada

por guerras, por conflictos, por todo esto,

pues gente que predique el amor,

que predique la comprensión, el respeto, el perdón,

es muy importante también para esta población.

Y el rey lo sabe, y como el rey lo sabe,

apoya también la presencia de los cristianos en Jordania.

"Nuestra siguiente parada es Jerash, la antigua Gerasa,

una de las diez ciudades romanas de la Decápolis,

construidas por Pompeyo en el siglo I antes de Cristo.

Esta ciudad, una de las mejor conservadas,

sufrió la transformación que trajo consigo

la conversión de Constantino al cristianismo en el siglo IV.

Uno de los ejemplos es el Templo de Dionisio,

convertido en catedral, así como los vestigios

de tres iglesias bizantinas que conservan los mosaicos

tan característicos de este país.

La experiencia de fe no solo está reservada

a los lugares bíblicos.

Dios sigue manifestándose a su pueblo.

Y así lo hizo en 2010 en Anjara, al norte de Ammán.

Allí existe el santuario de la Virgen del Monte,

custodiado por las hermanas de Matará,

la rama femenina del Instituto del Verbo Encarnado."

El 6 de mayo del 2010, sucede un hecho prodigioso acá,

que es el milagro, le llamamos nosotros,

de las lágrimas de la Virgen.

Con la presencia de una hermana religiosa

de nuestra comunidad y algunos alumnos de la escuela

y una maestra, el rostro de la Virgen

toma como vida, toma un aspecto muy cansado,

agotado, y caen dos lágrimas de los ojos de la Virgen.

La hermana, por supuesto, se sorprendió mucho y se asustó.

Cuando ella da esa muestra de admiración,

se acercaron los niños de la escuela y la profesora

y todos ven cómo descendían las lágrimas de la Virgen.

La Virgen estaba puesta en una vitrina,

cerrada con llave, entonces, no es posible,

no hay otra explicación.

Se avisa al obispo, el obispo viene y hacen analizar la sangre,

que por ser muy poca la cantidad,

lo único que se logra determinar es que es sangre humana.

Nos preguntamos mucho qué quería decirnos la Virgen

como comunidad y también a la iglesia local,

por qué había sucedido este prodigio acá.

La hermana que ve las lágrimas de la Virgen,

se llama María, Madre de la Iglesia.

La comunidad de los sacerdotes se llama María, Madre de la Iglesia.

Y justo esto sucede un poco antes

de que empiecen todas las guerras y persecuciones a cristianos

en Medio Oriente.

Entonces, nosotros pensamos que eran dos cosas.

Que la Virgen nos pide que recemos más por la iglesia,

especialmente, por los cristianos perseguidos

de este lugar.

"La presencia cristiana, unas 200 familias,

en este pueblo de 25.000 habitantes,

tiene como principal objetivo hacer presente la caridad

y dar testimonio, aunque suponga un desafío."

Viendo la necesidad que tenían los cristianos,

hay muchas familias cristianas con familias, como en todas partes,

y muchos niños huérfanos

o con dificultades familiares, y no hay instituciones católicas

que los puedan recibir.

Entonces, decidimos abrir un hogar para recibir a esos niños

porque si no, tienen que ir a instituciones del Gobierno

y van a recibir formación musulmana islámica.

Entonces, para resguardar la fe de estos niños,

nosotros empezamos esta obra.

Actualmente aquí, en el predio parroquial,

tenemos tres casas para niños pequeños

hasta los 12 años, después de los 12 años,

las jóvenes siguen viviendo con las hermanas

en otra casa y los varones

van a vivir con los sacerdotes de la misma familia religiosa.

Las obras de misericordia son un testimonio

que nadie puede negar.

Aún los musulmanes tienen que, de hecho, lo he comprobado,

reconocer la tarea de los católicos

en medio de un país de minoría cristiana

en donde ellos saben que, en general,

por ejemplo, el caso concreto de niños discapacitados

que en general son rechazados por hasta las mismas familias,

y que en nuestro caso son atendidos con cariño

y sin esperar ni siquiera un pago material,

es como que ellos han tenido que reconocer

que es algo que no pueden explicarse,

porque, de hecho, ha pasado así.

Entonces, no entienden cómo nosotros hemos decidido dejar nuestras casas,

nuestros países, familias, por atender

gratuitamente, gracias a Dios, niños que en otros lados son rechazados.

Entonces, eso es un testimonio que ellos no pueden negar.

"Si hablamos de Jordania bíblica, nuestro recorrido por la escritura

nos lleva al lugar donde nació Elías,

el profeta venerado por cristianos, judíos y musulmanes,

cuya misión se relata en 'El libro de los reyes'.

Elías es precursor del mesías y es la figura

de la primacía de Dios sobre los falsos dioses."

"Llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gadarenos.

Desde los sepulcros, dos endemoniados

salieron a su encuentro y le dijeron a gritos:

"¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, hijo de Dios?

¿Has venido aquí a atormentarnos antes de tiempo?".

A cierta distancia, una gran piara de cerdos estaba paciendo.

Los demonios le rogaron: "Si nos echas, mándanos a la piara".

Jesús les dijo: "Id". Salieron y se metieron en los cerdos.

Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo al mar

y murieron en las aguas."

"'Tierra Santa' se ha llamado el quinto evangelio

porque se pueden ver y tocar los lugares

donde aconteció la historia de la salvación.

Como este evangelio, que cobra vida leído en Gadara, la ciudad romana

de la que habla la escritura.

Desde estas ruinas, se contempla a lo lejos

el lago Tiberíades, donde Jesús eligió a sus 12 apóstoles."

Destacaría un lugar, que es Gadara, porque me imaginaba muchas veces

precisamente esto, el inicio de una iglesia

donde se veía, pues siempre hemos visitado

como tantas personas, el lado de Israel,

pero nunca vi la Tierra Santa desde este lado de Jordania.

Entonces, para mí vinieron un montón de pensamientos a la cabeza,

de saber cómo la encarnación de Dios es muy real, no es una idea,

no es simplemente teorías de la teología

o de la filosofía, sino que Jesús se hizo carne

e historia y hombre en nuestra vida.

Y eso, al final, es una manera para mí

de poder, quizá, buscar que el cristiano,

si encuentra a Jesús, se debe volver más humano.

"Madaba, la ciudad de los mosaicos.

Ciudad cristiana por excelencia.

Allí, en la iglesia de San Jorge, de rito grecortodoxo,

se encuentra el mapa más antiguo que se conserva de Tierra Santa.

Un espectacular mosaico que data del siglo XI,

que fue descubierto en el siglo XIX.

Este mapa constituye una de las fuentes

que certifican que el lugar del bautismo del Señor

tuvo lugar en el lado jordano del río Jordán.

A 14 kilómetros de esta ciudad, llegamos al monte Nebo,

uno de los puntos álgidos de nuestra peregrinación.

Ya la monja gallega Egeria,

que recorrió Tierra Santa en el siglo IV,

cuyo periplo recogió en un diario,

hablaba de la devoción por este lugar.

Aquí peregrinó Juan Pablo II.

Y divisó, como Moisés,

la tierra prometida al fondo, Jerusalén.

Además de Belén y Jericó."

Es el lugar donde estuvo Moisés,

donde incluso muchos dicen que es donde está físicamente su tumba.

Aunque no se encuentren sus restos, pero sí el memorial

de que aquí el Señor se lo llevó a la gloria.

Y es ese lugar, que incluso hasta geográficamente,

es el único lugar de acceso

desde las tierras del sur y desde el desierto,

donde el pueblo peregrino estuvo 40 años

de camino y también de preparación,

de fracasos, de pecados, pero también de grandezas,

el único acceso hasta la tierra prometida,

hasta el valle del Jordán.

Este sitio es donde se ve la tierra,

pero cuando llegas, y llegas con un grupo,

o llegamos nosotros, no es la tierra prometida.

Hay viento, hay bruma; se ve muy poquitas veces.

Lo bonito de este sitio es que es un lugar de confianza,

de promesa.

Pero también aquí, a mí me encanta,

es un día donde aprende también uno a amar los días grises.

O los vientos como el de hoy.

Aprende también uno a amar sus bajonas, como dicen los jóvenes.

Es como dice "Pregón pascual": "O Felix culpa".

Aprende uno a decirles:

"Pues, Señor, sí, soy un desastre como Moisés.

A mí, en cambio, me muestras tu tierra prometida

y un montón de cosas y hasta el cielo".

Uno aprende a mirar al horizonte.

A ver siempre la ilusión, la confianza.

No la ves, pero está.

Es lo bonito de la fe. La fe es creer en lo que no se ve.

"Entra las montañas de Moab, con el mar Muerto al este

y a 25 kilómetros del río Jordán,

nos encontramos un lugar desértico pero de significativa importancia.

Rememoramos el martirio de Juan Bautista,

que tuvo lugar en Maqueronte, la fortaleza de Herodes,

que se encontraba en esta cumbre.

A sus pies, celebramos la eucaristía."

# Celebremos el misterio de la fe.

# Bajo el signo # del amor y la unidad.

"La ciudad roja de Petra

es el tesoro mejor guardado de Jordania.

Denominada como la octava maravilla del mundo,

esta ciudad fue excavada sobre la roca

por el pueblo nabateo, una tribu árabe

que se asentó aquí, hace más de 2.000 años,

y convirtió Petra en una ciudad de paso

que unía las rutas de la seda o la de las especias.

Nos detenemos en el espíritu del pueblo nabateo

con profundísimo sentido religioso y acogedor que lleva a pensar,

y así la historia asegura casi con totalidad,

que Petra fue la última parada de los Reyes Magos

antes de llegar a Belén.

Eran tan religiosos,

y así lo demuestran sus construcciones,

que fue uno de los primeros pueblos

en acoger la buena noticia del cristianismo.

Jordania es un país eminentemente desértico.

A excepción del valle del Jordán y contadas reservas forestales.

Pero en lugares como este, al que nos dirigimos,

reside gran parte de su encanto.

El relato del éxodo nos presenta

al pueblo de Israel 40 años en el desierto,

fiado de una promesa: habitar la tierra prometida.

Nos dirigimos al desierto de Wadi Rum,

un lugar donde experimentar el silencio,

donde el agua y el viento han labrado sus rascacielos de roca.

Escenario de múltiples películas,

por él es muy probable que el pueblo de Israel

pisara en su periplo hacia la tierra prometida."

El contemplar el desierto

por el que peregrinó el pueblo de Israel

y pensar también que nuestra vida

es un poco peregrinar a veces por el desierto,

el desierto de nuestra vida.

Son momentos de purificación, son momentos de confiar más en Dios,

de descubrir que la fuerza solo está en él

y que hay momentos en la vida de desierto

en los que lo que nos pide el Señor es abandonarnos a él.

Pues a mí, ese momento de desierto,

en el Wadi Rum, a mí me impresionó mucho.

"En este conocido lugar, comprobamos el gran patrimonio de este país,

la hospitalidad del pueblo jordano."

La gente jordana, su hospitalidad, su presencia, su amabilidad.

Eso es lo que la gente llega realmente a Jordania a experimentar.

No hablamos solamente de ruinas.

No hablamos solamente de lugares magníficos,

históricos, presentes, únicos

y una de las siete maravillas del mundo, como es Petra,

sino también hablamos de una gran maravilla

que es el humano.

El humano que viene a estos terrenos en la convivencia religiosa,

y siempre ha existido, gracias a Dios,

sea cristiana, judía, musulmana,

que es lo que la gente a veces desconoce,

eso es lo que ha creado el jordano de hoy en día,

que cuando llega, aquí los que llegan, siempre es su casa,

y su lugar, y aquí decimos en árabe: (HABLA EN ÁRABE)

"Eayila" es familia, "alrayiysaa" es la tierra firme.

Es decir, aquí tienes tu gente y tienes tu tierra.

"El río Jordán, el más caudaloso y largo de Tierra Santa,

atraviesa Palestina de norte a sur.

Es la frontera natural entre Israel y Jordania.

Y desde su nacimiento en el monte Hermón

hasta su desembocadura en el mar Muerto,

desciende hasta 392 metros bajo el nivel del mar,

por lo que hablamos del lugar más deprimido de la Tierra.

Esta peculiaridad única convierte a este río

en escenario idóneo

para el inicio de la vida pública de Jesús."

Si Jesús baja al Jordán, que es, geográficamente,

junto con el mar Muerto.

el punto más bajo, digamos, así terrestre,

porque está a 300 o 400 metros bajo el nivel del mar,

es porque no se le escapa nadie en este mundo.

En el lugar más hundido, en el agujero más oscuro,

en el ámbito más remoto,

allí te vas a encontrar a Jesús porque llegó hasta allí,

a lo más bajo de cada persona en su vida cotidiana.

Cuando nos visitó el Santo Padre, le dije:

"Bienvenido a la parte más baja de la Tierra.

390 metros bajo el nivel del mar.

Pero el más cercano al cielo.

Les doy la bienvenida a todos.

A visitar esta parte de Tierra Santa

y disfrutar de lo que vieron Juan y Jesús.

Saber ver los mensajes de construcción de puentes,

de amor y paz entre la humanidad".

"Presente en 'El antiguo testamento',

en pasajes como 'La curación de Naamán el sirio',

adquiere protagonismo con Juan el Bautista,

quien predicaba a las orillas de este río

y donde según relatan las escrituras, bautizó a Jesús.

Mucho se ha especulado

acerca de cuál es el sitio exacto del bautismo.

Pero no fue hasta 1994,

con el acuerdo de paz entre Israel y Jordania,

cuando se pudo desmilitarizar la zona

e iniciar las investigaciones arqueológicas.

Resultado de estas excavaciones, es el lugar donde nos encontramos.

Plagado de vestigios, de iglesias bizantinas

que confirman la devoción por este santo lugar.

Además, el mapa de Tierra Santa,

conservado en Madaba, sitúa el bautismo

en este punto, y esto, unido a las referencias

de los evangelios, lleva a los historiadores

a confirmar la presencia de Jesús en este punto."

# El agua del Señor # sanó mi enfermedad.

Si tú renuevas el bautismo, es decirle a la vida de nuevo:

"Dios, eres grande. Dios, nos has dado algo maravilloso,

que es poder vivir junto a ti".

Es que tú puedes vivir junto alguien que amas,

y puedes vivir fuera de esa relación.

Pero vivir con el bautismo

es vivir una vida maravillosa junto a Dios.

Tu acción en nosotros.

Lo envolvía todo y la noche...

"Sacerdotes, religiosos, creyentes y no creyentes.

A todos nos espera la tierra por donde pisó Jesús.

Quienes acompañan con frecuencia a peregrinos, lo constatan.

Tierra Santa transforma y fortalece la fe."

Jordania tiene mucha necesidad de recibir

al peregrino cristiano;

ortodoxo, católico, copto, etc,

da igual, cualquier tipo de cristiano,

porque es parte de nuestras raíces.

Para mí, peregrinar un lugar santo,

es realmente un viaje de transformación.

Muchísimas personas que suelen venir

a estos lugares, tipo como es Israel, Jordania, Polonia, Roma,

vienen de turistas, pero realmente se van de peregrinos,

porque aquí hay un poder espiritual

tan sumamente grande en estos lugares,

que nadie vuelve como ha llegado.

Para mí, peregrinar sobre todo es conocer la raíz.

A mí me gusta mucho conocer a los cristianos del lugar,

los testimonios de la gente que vive aquí.

Y volver un poco como a la esencia de nuestra fe,

que a veces la adornamos de muchas cosas,

la llenamos de historias, y aquí es como la fe

en su simplicidad, en su forma más perfecta.

En esta peregrinación he visto cómo al final

hay un pueblo que desde siempre, el Señor ha ido eligiendo

para ir caminando.

Entonces, al menos, a mí, la experiencia más personal

de estos días es que si uno se cree que ya lo ha encontrado,

pues es cuando realmente aparece la desesperanza.

Entonces, me ha animado mucho, al final, a encontrar

que en mi vida hay que seguir buscando.

Maravillosa peregrinación, aparte de la tierra

donde vivió Jesús.

Cambiamos ahora de asunto.

Esta semana se ha celebrado Reunión de la Asamblea Plenaria,

de Conferencia Episcopal Española.

Una reunión en la que, entre otros asuntos,

se han renovado todos los cargos, salvo el de secretario general.

"Tras la votación realizada el pasado martes por la mañana,

resultó elegido como presidente de la Conferencia Episcopal Española

monseñor Juan José Omella, cardenal arzobispo de Barcelona,

que ocupará el cargo durante los próximos cuatro años.

El cardenal, Carlos Osoro, arzobispo de Madrid,

ocupará la vicepresidencia."

Entro en ese camino con temor y temblor,

porque nunca he sido yo presidente de la conferencia Episcopal,

pero gracias a Dios, fijándome

en los que me han precedido, y más inmediatamente

en don Ricardo, pues tengo ahí un modelo a seguir.

Prudente, a la vez muy en comunión con todos.

Y con un gran amor, yo creo, a nuestra realidad,

a este mundo que nos toca vivir,

porque nosotros no podemos servir a una sociedad,

a una comunidad, a una iglesia, si no la amamos.

Es como la educación de los padres a los hijos.

Si no amas a los hijos, ¿cómo vas a educarlos?

¿Cómo vas a acompañarlos?

Pues desde ese amor a la sociedad,

y también a los periodistas,

aunque a veces sois un poco revoltosillos,

pero también mi cariño hacia todos porque hacéis un buen trabajo.

Bien, amigos, así nos vamos a despedir.

Será, si Dios quiere, hasta la próxima semana

cuando de nuevo nos encontremos aquí,

en "Últimas preguntas".

Entre tanto, ya saben, pueden seguir el programa

a través de las redes sociales

y de "Radio Televisión Española a la carta".

Nosotros nos encontramos aquí, en La 2,

en el Canal Internacional, el próximo domingo.

Que sean felices.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Peregrinación a Tierra Santa

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas preguntas - Peregrinación a Tierra Santa

08 mar 2020

Esta semana peregrinamos a Jordania, siguiendo los pasajes bíblicos y las huellas de Jesús. También informaremos de las elecciones que se han celebrado esta semana en la Conferencia Episcopal.

ver más sobre "Últimas preguntas - Peregrinación a Tierra Santa" ver menos sobre "Últimas preguntas - Peregrinación a Tierra Santa"

Los últimos 591 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios