Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5643260
Para todos los públicos Últimas preguntas - Fe a ritmo de rap - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenos días.

Estamos una semana más en "Últimas preguntas",

en estos programas especiales del mes de agosto.

En el programa de hoy nos vamos a dedicar especialmente a la música,

la música que nos trajo a plató

la música y la magnífica conversación y reflexiones

que nos trajo a plató el cantante Grilex,

el rapero Grilex, con él nos quedamos.

# Todo empezó de repente # con su alma

# se sentía solo # no creía en lo que hablaban

# demasiadas dudas, # demasiados menosprecios

# ese niño tuvo que ser fuerte # cuando menos le quisieron

# tiene madurez # aunque le engaña su mirada

# sabe lo que hacer # cuando muchos solo hablan,

# cuenta la leyenda # que se perdió por el mundo,

# y que carga con las cargas # de todos sus enemigos.

# Hizo cosas mal # de las cuales sí se arrepiente

# Pero dice del caer se aprende # te mueres o te haces fuerte

# Y él murió y resucitó # para poder donar su alma

# Y ahora muchos se le acercan # por todo lo que no calla

# No es un superhéroe # pero se hace indestructible

# El fuego le limpió # y ahora da luz a los que siguen

# Porque muchos son llamados # pero pocos los que viven

# Siendo uno entre millones # tiene un don que le hace libre #

¡Grilex!

Hola amigos, qué tal, muy buenos días.

bueno, pues esta música que acabamos de escuchar

es la música que hacen quienes hoy están con nosotros.

Y es que claro, el rap, el lenguaje del rap

es un lenguaje que llega principalmente

a los más jóvenes, a los adolescentes.

Por eso hoy he pedido ayuda para la entrevista.

Está con nosotros Sara, buenos días, Sara.

Y vamos a hablar pues con Grilex, con Guillermo Esteban.

Buenos días. Buenos días.

Guillermo, Guille, Grilex. Muchísimas gracias.

Muchas gracias por estar con nosotros

que también viene muy bien acompañado

de su hermano, de Álvaro Esteban, buenos días.

Buenos días, buenos días.

Gracias, muchas gracias por estar con nosotros.

De nada.

Raperos. Efectivamente.

Os puedo presentar así, ¿no? Si, si, si, si, si.

Nos dedicamos a hacer rap,

rap cristiano

que es un poco como novedoso.

¿Existe el rap, rap cristiano? ¿Cómo va esto?

Intentamos transmitir los valores de Cristo

a todas las personas.

Pero tu vienes, tu recorrido es...

Hay que remontarse no sé cuantos años.

Yo creo que cuando tú tenías siete años, ¿me equivoco?

Ahí empiezas un poco a tener tus primeros contactos con el rap.

Efectivamente, sí, siete u ocho años,

empecé a escuchar rap por un amigo de clase,

me dijo: mira, escucha este casette.

Y lo puso y me sorprendió el lenguaje que tenía,

que era como muy agresivo, lleno de palabrotas.

Y a partir de ahí, poco a poco,

pues me fui alimentando de esta música urbana.

Empezaste a hacer rap y tuviste éxito haciendo rap desde muy joven,

bueno eres muy joven ahora

si nos remontamos atrás, fíjense,

lo pronto que empezó Grilex

a destacar dentro del ámbito musical.

De pronto te viste ahí, no se si decir en una nube,

pero sí siendo conocido.

Sí, efectivamente, con 17 años, 18

a uno de mis hermanos le detectaron lupus eritematoso

es una enfermedad del sistema inmunológico

que se lo detectaron tarde

y nos dijeron que iba a fallecer.

Eso fue lo que me cambió el clic para empezar a hacer rap.

Yo antes solo lo escuchaba

pero a partir de ese acontecimiento,

que pasó dentro de mi familia,

pues un amigo me dijo: ¿Oye, y por qué no haces rap?

que el rap supuestamente libera la tensión...

Como forma de expresión. Exactamente.

Hice la primera canción, que fue dedicada para mi hermano

y esa canción cuando la subimos a Youtube tuvo muchísima repercusión.

Y ahí es cuando empecé con el tema rap.

¿Qué tipo de rap, cómo lo definirías,

qué contabas en esa etapa de tu vida?

La primera canción era una canción muy bonita,

empecé en el rap con un corazón muy noble.

Si que es verdad que la segunda,

como nos quitaron la primera canción

porque tuvo mucho boom

y la instrumental no era nuestra

una productora nos quitó la canción

entonces al explicar el por qué nos la habían quitado,

empecé a utilizar una terminología más agresiva,

y eso poco a poco me empecé a dar cuenta que tenía mucho tirón

entre las personas y dije: bueno si esto funciona,

el decir palabrotas,

el enfrentar a la sociedad con este tipo de lenguaje,

voy a empezar a hacerlo.

Y así, poco a poco, fui subiendo pero con diferentes consecuencias.

Esa es la idea, esa es la imagen que tenemos desde el desconocimiento

por eso nos hemos traído aquí gente más joven,

pero desde el desconocimiento

esa es la imagen que tenemos del rap,

dura, transgresora,

rozando un límite cuando no sobrepasándole,

desde el buen gusto en muchas ocasiones,

esa es la imagen que tenemos del rap.

Sí, sí, sí y es normal porque al final el rap fue diseñado

para sacar lo que una persona tiene por dentro.

Por norma general

las personas guardamos mucha ansiedad, mucha depresión,

mucha nostalgia y eso al final cuando lo intentas expulsar

suele ser en formato muy oscuro, como muy tenebroso.

Pero sí que es cierto que las personas que están dentro del rap

muchas de ellas tienen un corazón impresionante.

Pero sí que es cierto que rap también sirve para hacer terapia.

Expulsas por norma general no las cosas bonitas,

porque es mucho más difícil de elaborar,

sino las cosas que guardas en el corazón

y las quieres soltar directamente.

Yo quería saber qué señal te hizo Dios

para dedicarte hacer rap, en general.

Claro en algún momento hay un cambio.

El rap que escuchamos ahora

es distinto a lo que está contando que hacía antes.

Justos, es muy buena pregunta.

Fue un proceso bastante largo.

Yo me empecé a "envenenar"

y claro, yo iba súper subido por la vida

y es muy curioso,

porque a nivel éxito estaba bien cubierto

pero a nivel personal estaba muy vacío.

El Señor al final siempre se hace el encontradizo.

Todos somos amados por Él.

Fue un proceso largo, fue un proceso duro,

pero poco a poco,

pues me fue enseñando quién era.

Yo nací en una familia cristiana, estaba acostumbrado a lo típico,

quién era Jesús, qué es lo que hacía,

o sea, formato historia.

Pero a nivel vivencia, yo no sabía quién era,

yo no sabía lo que me podía amar.

Y cuando tuve esos pequeños roces con Él,

me fue alimentando dentro del alma y el corazón,

algo que yo no conocía

que era amor, que era fuego, que era pasión, que era entrega,

que era vivencia, el querer estar vivo.

Fue eso, poquito a poco y todos los días.

Al final, hay que mantener esa relación.

Dios no es una varita mágica que te toca y cambias,

sino que todos los días

tienes que conversar contigo mismo, con Él,

para ver por dónde vas tirando,

para ver qué es lo que te pide

y así poco a poco también alimentarte del amor que es Él.

Y mola mucho

porque al final te rompe todos los esquemas establecidos,

hay personas que al final tienen mucha dureza de corazón,

dentro de la Iglesia,

han estudiado a Jesucristo formato historia

pero no saben la vivencia,

no saben que Jesucristo rompía los moldes constantemente

de las personas

porque lo que le importaba a Cristo era la salvación de las personas,

de hecho Él lo dice:

Yo he venido a sanar y salvar, no a condenar.

Muchas veces juzgamos porque queremos ser dioses,

pero es porque no conocemos a Cristo.

¿Qué es lo que está pasando en el siglo XXI, que mola mogollón?

que el Espíritu Santo se está dando a conocer

a muchísimas personas.

Entonces rompe y te rompe todos los esquemas.

Hay personas que ven a Cristo, ven a Dios,

como un juez que impasible,

si caes en pecado, si haces ciertas cosas

y no es cierto.

Es un Dios que dice:

Jo estás en el suelo, dame tu mano que te levanto.

Que quiero apostar por tí,

que he apostado por tí, que he muerto por tí.

Pero claro, eso poco a poco,

pelearlo,

este fuego interno,

en esta sociedad y más en la Iglesia,

hoy en día que el Espíritu está viejo,

es difícil porque la gente te mira como joe,

pero qué le pasa a este tío

que va como revolucionado a todas las partes.

Y es eso, o sea, yo no soy,

es Dios que te mete ahí un encontronazo brutal

y te tira del caballo

y en vez de verle a Dios formato historia,

formato libro, le ves eso,

con esa experiencia de tú a tú.

De estos temas,

Álvaro y Sara sois de la misma generación,

yo creo que sois de la generación Z me parece que es la Z la vuestra.

¿Se habla de estos temas en vuestro ambiente?

¿Qué imagen, qué idea tenéis de Dios, en general?

Cada uno luego tiene su vivencia, y demás.

¿Pero qué idea tenéis, Álvaro?

Yo, pues bueno, depende también de en qué grupos estés metido,

mi grupo pues

lo que veo yo y lo que me sorprende

es que respetan mucho a Dios, a Jesús

y que tampoco es como una persona así...

pues de que sea como tonta de tenerle respeto.

Cómo llega Álvaro,

a tu vida ya sabemos que es tu hermano,

a estar ahí contigo y acompañarte

porque te acompaña en los conciertos,

ha venido hoy a la tele contigo,

a ver qué pasa aquí. Sí, sí, sí.

Es un valiente, es un valiente pero al final

se necesitan jóvenes que den la cara.

Nosotros lo estuvimos hablando hace mucho tiempo

¿tú quieres realmente hacer esto?

Porque es una responsabilidad muy grande,

porque a ver qué joven, o sea, quiere dar la cara por Dios,

porque es más fácil tirarte ahí con los amigos y no hacer nada,

a estar, concierto, charlas, etcétera y dar constantemente la cara

y luego también no solo lo que se dice

sino también vivirlo de forma coherente,

que muchas veces falta esa coherencia.

Lo estuvimos hablando

y al final haciendo también un poco de discernimiento,

vimos que era la mejor opción,

porque al final somos hermanos, entonces nos vemos todos los días,

peleamos casi todos los días,

y nos queremos todos los días,

por eso es tan bonito porque crea mucha unión.

Y no solo esa unión

sino que de esa forma de ser que tenemos,

sale lo que es el encuentro

para poder evangelizar a las demás personas.

Vamos a hablar un poco de las letras de las canciones,

más que de las letras en sí,

de los temas que abordas en las canciones,

alguno llama la atención, ¿no Sara?

Si, por ejemplo,

¿qué opinas del reggaetón y del trap?

-Qué opino de reggaetón y del trap.

Bua, esa es muy buena, es muy buena.

Me parece que son géneros musicales

que se pueden potenciar

de una forma totalmente buena.

O sea, al final es como el rap.

La gente no conoce,

bueno conocía lo que es rap oscuro, tenebroso,

hasta que de repente

aparecen ciertas personas que le dan esa luz.

¿Por qué? Porque al final pienso

que todo lo que has creado es bueno,

pero luego los fines que cada uno puede utilizar,

se puede desviar,

se puede hacer reggaetón bueno, por supuesto,

con un ritmo brutal,

de bailarlo en una discoteca,

por supuesto, claro que sí,

no hace falta denigrar a la mujer.

El trap, por supuesto, claro que sí,

de hecho yo escucho a Redimi2,

que hace ahora canciones de rap, digo de trap, y es brutal.

Entonces, más que ver solo la caja de cartón,

hay que mirar el interior.

Y ese interior hay que cambiarlo

porque todo lo que es a nivel musical, nivel creativo,

bueno, de cualquier cosa,

se puede perfectamente potenciarlo con muchísima luz.

Le preguntabas un poco por el tema también de...

A tí te llama la atención ese machismo que tienen las letras.

Sí, sí, sí, pero justamente,

porque al final la sociedad está muy herida.

Es muy fácil que también te manipulen.

Entonces, ¿qué es más fácil,

que te den el plato servido y te lo comas

o te lo tengas que elaborar tú, que pienses, que razones.

Al final muchas veces vamos como pollos sin cabeza.

Cuando hay personas que dicen: no, no, no.

¿Esto por qué?

¿Por qué me estáis vendiendo esto?

Pues voy contracorriente, choca un poco, ¿no?

pero luego, la gente dice:

Oye, yo también quiero ir contracorriente,

porque no va con mis principios.

Entonces, eso es lo que poco a poco también intentamos generar ¿no?

chavales que digan:

me estáis vendiendo la moto,

vamos a por todas a contracorriente.

¿Tú que piensas de eso Álvaro,

de esas letras diferentes, que hace tu hermano?

Y que luego te implica ahí,

como vamos a ver al final del programa.

Lo primero que pienso es que es un valiente

porque nadie da el paso ese,

hacerlo siempre como que hay miedo

y nosotros, por ejemplo, nuestras letras,

también ayudamos a la gente

que no se atreve a dar ese paso, a darlo,

para llevar este tema de música

con valores o cristiana,

a dar el paso y que sea fuerte.

Comentábamos al comienzo, Grilex,

tu vienes de hacer un tipo de música

sobre todo en cuanto a la temática, al lenguaje,

diferente totalmente a lo que estás haciendo ahora.

Ha habido un proceso personal de fe, de discernimiento,

pero el que también implica tener que,

no se si decirlo así,

pero de algún modo tenerte que perdonar a tí mismo,

por algo que no solamente has vivido tú

sino que has transmitido.

Es que claro, lo tuyo es muy gordo,

es que has transmitido ese estilo

y ahora estás transmitiendo otro que es algo público,

que es a lo que me refiero.

Has tenido que hacer ese proceso también un poco

de confesión, de perdonarte, ¿de pedir perdón de algún modo?

Sí pero sobre todo conmigo mismo. Contigo mismo.

Sí, porque al final

esto de querer gustar a las demás personas no va conmigo.

No porque, al final,

yo creo que cuando una persona tiene que sanar,

creo que esa introspección

la tiene que hacer consigo misma.

¿Por qué? Porque qué más da vender la moto a las otras personas,

no, he cambiado, miradme.

No, no, no, no.

Restáurate por dentro, asume esas heridas,

pues con Dios, vamos a curarlas, vamos a sanarlas

y luego, si las personas se dan cuenta, ¡perfecto!

¿Que no se dan cuenta? ¡Perfecto!

Porque al final lo que importa es la propia sanación de tu propia alma.

¿Que luego puedes ayudar a las demás personas? ¡Genial!

Pero tú por dentro te tienes que llenar.

Y lo que piensen los demás de: ha cambiado, no ha cambiado,

ya ahí no nos podemos meter ni me quiero meter,

porque al final tampoco quiero eso,

el querer gustar, sino:

¿qué es lo que me pide Dios? ¿esto?

¿Introspección? Pues introspección.

¿Salir al encuentro de X personas?

Pues salir al encuentro,

pero sobre todo ese contacto, ¿no? con Dios,

que también a veces te afecta, ¿no?

la opinión pública de las personas.

Habéis hablado los dos, fíjate, habéis hablado los dos de valentía.

Hay que ser valientes, ¿tenemos muchos miedos?

¿Cómo se pueden superar esos miedos

y en vuestro ambiente, en vuestra generación,

Grilex aun siendo muy jóvenes es un poquito mayor,

y hay cosas que ya están superadas, ¿no?

Pero quizá ahora nos están viendo familias, profesores,

que les van a pasar este programa

porque a estas horas hay pocos jóvenes viéndonos, también es verdad

pero sí que me consta que luego a través de las redes sociales,

el programa se difunde mucho.

Y sí que hay chicos que dices:

jo a mí me gustaría hacer las cosas de otra manera

en el fondo de mi ser, no se si os pasa a vosotros,

me gustaría que esto fuera diferente

pero tengo miedo.

Tengo miedo porque lo que se ve fuera, es distinto.

¿Cómo lo veis Álvaro, Guillermo?

¿Quieres hablar tú primero? -No...

Te cede, te cede. Todo es un proceso.

De la noche a la mañana no dices:

bua, ya no voy a tener miedo

sino hay ciertos acontecimientos

que te potencian el no tener miedo.

¿Que se tiene a día de hoy miedo en algunas cosas?

Por supuesto, claro que sí, es algo humano.

Y además sería algo como un poco descabellado decir:

pues yo me lanzo a todo,

también hay que sopesar las cosas, verlo...

O sea, pues eso, hacer discernimiento,

pero ese miedo si que es cierto que se va procesando

a medida que poco a poco

te vas conociendo a tí mismo y vas conociendo a Dios.

Cuando eres consciente

de que tienes a un Dios que ha muerto por tí

que es el creador de todo el universo

y que te quiere y apuesta, te quita muchos miedos.

¿Que sigues teniendo miedos?

¡Por supuesto, claro que sí!

¿Pero que te quita muchos otros? Si, es cierto.

Pero también hay que hacer ese autorreconocimiento con uno mismo

y decir, ¿por dónde van estas heridas?

¿por qué tengo miedo a la hora de...?

Yo que se, decir que soy de esta forma,

o de quitarme X máscaras,

porque también hay mucha gente

que va con muchas máscaras a todos los sitios.

Entonces ese sin vivir

solo la persona consigo misma puede ver esas heridas

para empezar a quitarse máscaras y sanar el corazón.

Y a medida que va pasando el tiempo con ese proceso,

poco a poco vas dejando de tener miedo.

Oye Grilex, ¿cómo es tu relación con Dios?

¿Cómo te comunicas con Dios?

Porque puede llamar mucho la atención y decir

este chico es que está hablando un lenguaje

que muchas personas consideraban de mayores.

Esto es de mayores, ¿no?

Y sin embargo, estás hablando con una naturalidad,

con una frescura,

porque yo creo que transmites lo que estás viviendo

que de verdad, me encanta.

¿Cómo es esa relación, cómo hablas con Dios?

¿Cómo te relacionas con Él?

Bueno, pues suelo utilizar el Evangelio...

Te iba a decir el rap.

Pero también, el rap también, sí sí sí.

Cada canción que hacemos es una oración.

Cuando hacemos un concierto es muy bonito, ¿no?

porque al final es una oración constante.

Pero sacándolo de la música, el Evangelio me ayuda bastante.

Además la imaginación siempre la tengo ahí,

como muy fluida, ¿no?

y el imaginarme pues por dónde caminaba Jesús,

con quién hablaba, con quién iba,

pues me hace también conocer mucho

y luego también...

Yo lo llamo terapia de choque, me siento, imagínate,

o delante de un Sagrario o en mi cuarto, ya está, solo,

desconexiono un poco del mundo

y empiezo a sincerarme con el Señor.

A veces la relación es muy fluida, es muy bonita,

dices: guaaa, qué maravilla, ¡que guay, ¿no?

y como que te alimenta mucho por dentro

pero otras veces es dura, porque no sientes nada.

Y dices: Jo, que soledad.

Jo, que frustración.

Si ahora mismo lo estoy pasando mal

porque no encuentro algo que me esté llenando.

Entonces, ¿qué es lo que ocurre?

que al final es un contacto constantemente

que también es un proceso que te hace madurar en la fe.

Si una persona siempre está en la cresta de la ola,

a nivel fe,

¿cómo va a entender a los que están abajo?

Dios también juega con esas oscilaciones

para, uno:

¿cuánto de fiel eres?

y dos:

Jo tío, aprende,

porque aprendiendo vas a poder ayudar a muchas personas.

Y claro, cuando estás abajo, duele,

y escuece y no entiendes y te rebotas y te enfadas

y dices: ¿pero realmente merece esto la pena?

Pues sí, lo merece.

Pero ¿que cuesta?, ¡por supuesto!

¿Quién ha dicho que lo bueno no cueste?

Como habla el hermano mayor, ¿eh? -Ya ves.

Parece un diccionario.

¿Cómo vives tu esto?

Porque claro, son unos años de diferencia, los dos jóvenes,

pero ya con unos años de diferencia,

¿tú esto cómo lo vives?

Porque, claro, tu hermano es que ha vivido,

bueno nos ha contado antes, este proceso.

¿Tú en qué fase estás? Si me dejas preguntarte.

-Mola, mola, esa.

-Yo estoy todavía en mi experiencia.

Todavía pues ni la he terminado y la estoy empezando, de momento.

Si, te miraba un poco, porque bueno,

como decíamos antes los dos tenéis,

trece años me parece que tienes tú o catorce.

Catorce. Los dos tenéis catorce años.

¿Cómo vivís este,

en un momento en el que bueno yo no se, como decíamos antes,

no se si se habla mucho de estos temas.

O quieres preguntarle algo a Álvaro, que es de tu generación Z.

Pues, por ejemplo, en mi grupo de amigos

al contrario, no se respeta mucho a Dios,

lo toman ahí como que...

Pues es una persona más del montón,

y yo todavía estoy buscando a Dios.

O sea, porque no estoy...

segura todavía.

Estás en búsqueda. Estoy en búsqueda, sí.

-Pero eso es brutal, eh?

Eso es brutal porque si naces y ¡pum! ya sabes todo,

es lo que digo, no sabes tampoco madurar

con todas las oscilaciones que eso conlleva.

Entonces me parece súper bonito.

Incluso las personas

que van en contra de la Iglesia, en contra de Dios,

la gente puede decir: pero Grilex, ¿qué dices?

Yo lo veo también como algo súper bonito.

¿Que hace daño? ¡Por supuesto!

Pero que luego de ese daño se puede sacar un fruto brutal,

jo, pues mírame.

¿Quién lo iba a decir?

Entonces, todos esos procesos, hay que tener, eso,

la mirada un poco más allá, las madres, yo...

Mogollón de madres, padres y abuelas

jo es que mi hijo, mi nieto, jo es que está fatal,

fatal, horrible,

es que quiero que cambie ya, al instante,

es que Dios no va: ya, al instante,

o sea, todo es un proceso y además,

es que Dios juega con el fuego lento,

y como dice mi abuela,

a fuego lento todo sabe mucho mejor.

Vivimos en una sociedad donde todo es líquido:

¡ya! ¡cambio! ¡automático! ¡mensajes!

te lo envío, me lo envías, o sea, todo súper rápido,

pero los procesos de Dios no son los nuestros.

También en esos procesos se puede aprender mucho.

Hay que hacer oración, oración y acompañamiento.

Pero no presión, no agobiar a las personas,

no decirle: oye vente, constantemente, no, no, no.

Oración y acompañamiento,

porque nosotros también somos jóvenes

incluso las personas de nuestra edad se fijan cómo actuamos.

Hay muchas personas que juegan con el título de cristiano.

Soy cristiano y ya tengo el título, no, no, no,

es que ser cristiano no es un título,

es algo que tiene que estar en la sangre,

porque no solo se predica de boca,

que está muy bien, genial, perfecto,

sino en tu ejemplo.

¿Cómo actúas?

Yo por ejemplo, en el rap,

las personas que están conmigo no son cristianas.

Para nada.

Pero tenemos muy buena comunicación.

Hay muchísimo amor entre unas y otras, ¿por qué?

Porque Cristo amaba a todas las personas,

entonces yo no puedo ser menos.

Y las otras personas, siendo como son,

que no son nada cristianas, a mí me enseñan.

Y digo:

Ojalá yo tuviera ese corazón que tiene esta persona.

Y no es cristiana y yo soy cristiano

y tengo un corazón muchísimo peor que la otra.

Pero todos esos procesos son brutales.

O sea que, enhorabuena de verdad.

No, enhorabuena a vosotros, de verdad,

porque ha sido un rato espléndido el que hemos pasado

y yo te invito a que te vengas más días,

que os vengáis más veces... Oye, pues encantados.

No nos lo digas dos veces...

Fenomenal y seréis siempre muy bien recibidos

eso sí, yo quiero que terminéis con un temita, ¿no?

¿Qué vais a hacer? Vamos a hacer, ¿Te pido?

Yo os despido, os doy las gracias. Grilex, Álvaro, gracias de verdad.

Sara, muchísimas gracias,

también por haberme echado una mano con esto del rap

que yo estaba muy perdida. Gracias, chicas.

Gracias a todos ustedes, amigos, que nos han seguido aquí,

una semana más en "Últimas preguntas"

y nos despedimos con la música de Grilex.

(Música)

# Hace tiempo que no sabes de mí

# y estoy roto # hundido en una cueva sin fin

# alejado de Tí # por puro orgullo

# el pecado me nubló, me noqueó, # me dejó mudo

# y ya va siendo la hora # de poder ponerse en pie

# Mentes que

# soy tan frágil como el cristal # que se rompe a mis pies

# delante de la gente # aparento ser fuerte

# pero dentro de mi mismo # que el suicido esté presente

# te pido por favor # que sacies toda mi sed

# sé también caí, también recé # y así me puse en pie

# mira mis cicatrices # toca como sangran

# el pasado pesa demasiado

# quiero quitarme las cargas

# tengo fracturado # y especialmente perdido

# tal vez no sea el hijo # que mis padre habrían querido

# caigo y me tropiezo en esta vida

# por eso Padre te confieso # que te busco para buscar salidas

# y es que te busco # para buscar salidas

# y es que Te busco...

# necesito de Tí...

# necesitamos de Tí...

# Padre nuestro que estás en el Cielo

# santificado sea Tu Nombre,

# venga a nosotros Tu Reino

# hágase Tu voluntad,

# no nos dejes caer en la tentación de este mal

# te pido por mi padre, # por mi madre y mis hermanos,

# Te pido por mis fans # que sé que sufren a diario

# Te pido por aquel # que siempre ha sido incomprendido

# para aquellos que maltratan # para que le dejen tranquilo #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Fe a ritmo de rap

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas preguntas - Fe a ritmo de rap

09 ago 2020

El joven rapero Grilex nos acompaña el domingo para hablar de su encuentro con Dios y su experiencia de fe, a través de su música.

ver más sobre "Últimas preguntas - Fe a ritmo de rap" ver menos sobre "Últimas preguntas - Fe a ritmo de rap"

Los últimos 598 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios