Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5611100
Para todos los públicos Últimas preguntas - 60 Aniversario Mundo Negro - ver ahora
Transcripción completa

y que se ven severamente afectadas por ese desastre ecológico.

(Música)

Saludos amigos, muy buenos días. Sí, hemos cambiado de decorado,

y lo podíamos decir en muchísimos sentidos,

porque, efectivamente, hemos cambiado

el decorado habitual de "Últimas preguntas",

pero también es la primera vez que después de estos tres meses,

tres meses y medio,

hemos vuelto al plató de Prado del Rey.

Y de verdad que nos alegramos.

Quiero aprovechar siquiera unos minutos,

necesitaría mucho más, pero no me quiero enrollar.

Quiero aprovechar, en primer lugar,

para darles las gracias a todos ustedes

que a pesar de las dificultades técnicas

emitiendo el programa desde casa por videoconferencia,

han estado ahí fieles todos los domingos.

Así que de verdad, muchísimas gracias.

Y quiero también dar las gracias

a todos mis compañeros de realización,

de producción, de emisión, de montaje, a todos,

que han hecho posible

que en esas circunstancias tan especiales

el programa haya podido salir.

Así que muchísimas gracias a Televisión Española

y también aprovecho para poner en valor aún más

el trabajo de todos los compañeros

que cuando les vemos aquí en el día a día,

todos nos parece muy fácil, pero cuando una está en casa

y se tiene que peinar para televisión,

maquillarse para televisión, poner luces para televisión,

pues valoras muchísimo más el trabajo

de tantos compañeros que hay aquí y que ustedes no ven.

Así que yo quiero aprovechar el día de hoy

para reconocerles a todos y para darles las gracias.

Y a ustedes en primer lugar.

Pues vamos con el primer programa,

como digo, que grabamos aquí y queremos seguir hablando

de, entre otros muchos temas,

pero queremos seguir hablando del COVID-19,

pero queremos poner el foco en otros lugares.

Hoy lo vamos a poner en África.

Sí que me gustaría decir una cosa, este programa no es en directo,

ya lo saben, se graba,

con lo cual, tampoco vamos a dar cifras

porque no sabemos desde el momento en que se graba el programa

hasta la emisión,

no sabemos qué ha podido pasar, qué les voy a contar a ustedes.

Así que entiendo que todos vamos a entender

que no hablemos de cifras muy concretas,

pero sí que vamos a hablar con alguien

que sabe mucho de África

porque está en el día a día, desde aquí, desde España,

desde la revista Mundo Negro. Es Javier Fariñas

y él es el redactor jefe de Mundo Negro,

que, por cierto, está también de aniversario la revista,

60 años.

Javier, buenos días. Buenos días, Mari Ángeles.

Lo primero, gracias. Por estar con nosotros

y ser el primer invitado

que viene al plató de Prado del Rey.

A vosotros, a vosotros las gracias.

Vamos a echar un vistazo

porque hemos estado todos como muy concentrados

en lo que estaba pasando aquí,

pero no queremos perder el foco de lo que pasa en otros lugares,

con la salvedad que estamos comentando,

sin poder dar muchas cifras

porque no sabemos a día de hoy, domingo, que está pasando.

Bueno, pues es verdad que el continente africano

es uno de esos lugares que han quedado

fuera del foco informativo.

Evidentemente, la atención prioritaria

ha venido, y sigue estando polarizada,

en lo que ocurre en nuestro país,

en nuestro entorno más cercano, los países de Occidente.

Ahora que Brasil y Estados Unidos, fundamentalmente,

se han convertido en ese epicentro de la epidemia,

son foco informativo.

Pero si tenemos en consideración

lo que se ha hablado del continente africano

vinculado al coronavirus desde enero, febrero o marzo,

pues es realmente muy poco.

Y es cierto que la realidad preocupa

porque ya la Organización Mundial de la Salud

viene advirtiendo en estos primeros días de junio

de que el continente africano se puede convertir

en el próximo foco de la pandemia

y sin ajustar mucho la cifra,

por esa diferencia de días que comentabas,

si tomamos como referencia

los primeros cien días de la epidemia,

en el continente africano se registraron,

aproximadamente, 100.000 casos y 3.000 fallecidos,

pero esa cifra, en tan solo 18 días, se duplicó,

convirtiéndose en 200.000 los afectados

y 6.000 fallecidos.

Por tanto, estamos hablando

de unas cifras relativamente buenas,

podemos decir, con lo que ha acontecido

en otros lugares, en España mismo,

pero que empiezan a tener otro matiz

y, sobre todo, que empiezan a preocupar un poco más.

Pues Javier, vamos a estar muy pendientes.

El hecho de haber hecho videoconferencias

durante este tiempo también nos ofrece la posibilidad

de estar más pegados a la actualidad,

así que, en las próximas semanas, si es necesario,

volveremos a conectar contigo, igual que lo estamos haciendo

en el programa Frontera de Radio Nacional.

Información actualizada de África con Javier Fariñas también.

Javier, por cierto, mirando al continente africano,

este año se cumple el 60 aniversario

de la independencia de muchos de los países

que eran colonias. No digo todos, pero sí el grueso de países

hace 60 años que se independizaron. 1960 fue el año,

se puede decir así,

de las grandes independencias en el continente.

Grandes en cuanto al número,

porque en este año 1960 se liberaron

o soltaron amarras, al menos teóricamente,

de las metrópolis, especialmente, de Francia, 17 países.

O sea, es el gran movimiento emancipador del continente africano.

Luego, si tomamos de 1961 a 1969,

en esos nueve años,

en lo que restó de década, fueron otros 16 países.

Por tanto, podemos decir que en esta década

que se inició hace 60 años,

fueron 33 países los que se liberaron.

En este año 60, 1960,

fundamentalmente, de los 17 países,

14, directamente, de Francia y luego, algunos con matices.

Por ejemplo, Camerún, que eran Inglaterra y Francia

los que colonizaron el país, pues también Camerún,

también República Democrática de Congo,

también Somalia.

Pero la gran mayoría, países de habla francesa

y colonizados por Francia, emprendieron un camino de libertad,

al menos a priori. Eso te iba a decir,

porque 60 años después,

en estas seis décadas de trayectoria,

claro, aquí tendríamos que dedicar un programa,

si no varios, a cada uno de los países

para ver cómo ha sido la trayectoria.

Pero en líneas generales, ¿qué podemos decir?

Bueno, yo creo que están en proceso. En proceso.

O sea, es un periodo grande,

es un periodo largo de tiempo, 60 años,

pero es un período en el que cada Estado

se tiene que construir, cada uno con sus peculiaridades,

porque, evidentemente, no fue lo mismo

la colonización de la R. D. Congo por Bélgica

que Camerún, con presencia anglo...

Británico y francesa,

que Somalia, que todos esos países.

Entonces, podemos hablar de un proceso desigual,

pero sí que podemos establecer alguna pauta común.

Quizás lo más significativo es que los países se empeñaron,

evidentemente, el gran empeño era la construcción de un Estado.

Era la construcción de una forma de gobernar

fuera de los vínculos y de los lazos de la metrópoli.

Entonces, en esa forma de construir el Estado,

quizá se relegaron o se dejaron en segundo lugar

otros factores que, desde luego,

han perjudicado al devenir de los países

y, sobre todo, de los ciudadanos,

y que han condicionado mucho su futuro.

En primer lugar, esa construcción del Estado exigió

o casi, casi motivó la creación de formas de gobierno

heredadas o muy parecidas de las de los sistemas coloniales.

O sea, no estaban en manos de la colonia,

pero la forma de gobernar era prácticamente similar.

En muchos países aparecieron

grandes y únicos partidos que gobernaban.

Entonces, se estableció un sistema de partido único

que degeneró en muchos casos o anduvo en una línea muy sutil

entre el autoritarismo y la democracia.

Luego, evidentemente, los lazos con las antiguas metrópolis

no desaparecieron porque las antiguas metrópolis

perdieron el poder político,

pero mantuvieron un poder y un control sobre la economía

y sobre los recursos muy interesante.

Un pequeño matiz, creo que hablar de las independencias

nos debería llevar a un proceso histórico anterior

que es la Conferencia de Berlín, finales del XIX,

cuando el continente se divide

y un continente que se divide no en beneficio del ciudadano,

sino en beneficio, casi exclusivamente,

de aquellos que manejaban el poder en aquel momento,

las colonias, y, sobre todo,

que privilegiaba la explotación de los recursos naturales,

que ingente en el continente africano.

Por tanto, desde la Conferencia de Berlín,

luego el período colonial

y luego, estos primeros años de independencia,

lo que han tenido casi casi olvidado

de una manera más o menos evidente es la ciudadanía.

Por lo tanto, buena parte del déficit

del continente africano viene de esa herencia precolonial,

colonial y los primeros años de las independencias.

Claro, todo hay que mirarlo a la luz de hace seis décadas,

pero cómo todo influye y cómo ese proceso es un engranaje

que, a veces...

Vaya, que no es de un día para otro.

Claro, nosotros estamos...

Vemos procesos históricos más cortos

que ponemos a la luz

y que, en ocasiones, vemos como antiguos.

Otras ocasiones, los vemos que es preciso madurarlos más.

Entonces, aquí partimos de un estadio mucho más...

Mucho más previo, que era la construcción de un Estado.

Entonces, esas primeras, ya con la independencia,

los primeros sistemas de gobierno, los primeros líderes políticos,

tenían prácticamente todo por hacer.

Entonces, en primer lugar,

un mimetismo sobre la época colonial.

Repito, luego también la aparición de una jerarquía política

que ha querido...

Que ha querido perpetuarse en el poder.

Todavía existen en África

tres de los presidentes más longevos en todo el mundo.

Estamos hablando de Museveni en Uganda,

estamos hablando de Obiang en Guinea Ecuatorial,

y, por ejemplo, de Paul Biya en Camerún.

cuando aquí en Occidente hablamos, cada vez con más frecuencia,

de la limitación de mandatos,

de los períodos que se empiezan y se terminan,

de políticos que pasan a una edad todavía joven,

a, digamos, la reserva o a un plano muy secundario,

en África todavía existen líderes políticos

que casi, casi se eternizan en el mandato.

Entonces, todo eso deviene en una forma de hacer política

en el que la ciudadanía es la gran perjudicada

porque, al final, la ciudadanía vive más o menos sometida

por un régimen que no es ni democrático

ni próximo a la democracia.

Claro, hace 60 años también nació la revista Mundo Negro.

¿Tuvo algo que ver con este proceso o fue pura casualidad?

Bueno, tiene que ver. Coincide casi con la llegada

de los Misioneros Combonianos a España.

Los Misioneros Combonianos es una congregación

nacida en Italia en el año 57, llega a España,

nace la revista Aguiluchos, la revista infantil y juvenil

es la hermana mayor de Mundo Negro

y en el año 60, sí que es verdad, que en pleno proceso

de esa explosión de libertad en el continente africano

nace la revista, que es la primera, y hasta ahora,

única publicación en papel que existe en España

sobre el continente africano, y de forma ininterrumpida,

incluso en tiempos de pandemia la revista...

Habéis seguido, ¿eh? Sí

igual que explicabas un poco los detalles a los telespectadores

de cómo se ha hecho "Últimas preguntas",

pues Mundo Negro también.

Quiero decir, que la redacción se ha bifurcado,

el director es el único que se ha quedado en la sede

como misionero comboniano, es el que ha estado allí,

y el resto trabajando desde casa.

Es verdad que ahora los medios tecnológicos

nos permiten...

La televisión es mucho más complicada,

pero hacer una revista es mucho más sencillo.

La imprenta también... Hay que estar, ¿eh?

La imprenta también ha funcionado. Y sobre todo,

que la salud nos ha respetado a todo el equipo

y a nuestras familias. Entonces, hemos podido,

incluso en estos tiempos de celebración

que pensábamos conmemorar con algún evento o alguna cosa,

conmemorar estos 60 años,

pues la celebración ha sido trabajando en casa.

Que también está muy bien. Está muy bien.

Lástima por las circunstancias, obviamente, que ha sido,

pero yo siempre digo que la mejor forma de celebrar

no sé cuántos miles de programas, la audiencia, no sé qué...

Es seguir trabajando. Trabajando, sí.

Además, dicen que la inspiración te pille trabajando,

Que nos pille en el puesto. Así nos ha pillado trabajando.

Oye, Javier, otro tema que me interesa

y del que seguro, hablaremos más adelante

y nos detendremos un poco más,

pero te quiero preguntar. Durante este año,

el Papa Francisco, el pasado mes de mayo,

propuso que fuese un año dedicado a la Encíclica Laudato si',

a propósito del quinto aniversario de su publicación.

Cuando hablamos de medio ambiente, de cambio climático,

cuando hablamos de estos temas, quizá también influidos

por el reciente Sínodo de la Amazonía,

pues quizá ponemos el foco ahí, pero vamos a redirigir,

como decíamos también al comienzo, ¿en África qué pasa?

Bueno, África ha participado en el Sínodo de la Amazonía,

aunque la Amazonía está... ¿Qué tiene que ver? Cuéntanos.

Tiene que ver porque la cuenca del Congo,

la cuenca del río Congo,

que es, evidentemente, uno de esos grandes ríos

que existen en nuestro planeta,

pues esa cuenca del río Congo,

que aglutina al 6% de los bosques tropicales del planeta,

pues también estaba incluida.

También formaron parte de los equipos de trabajo

del Sínodo de la Amazonía.

Son muy pocas las menciones extraamazónicas

que hace el Papa en "Laudato Si'"

y que tienen reflejo

en los condicionantes que marcan un poco la vida

y el devenir de la Amazonía.

Bueno, pues uno de esos de esos puntos extraamazónicos

es la cuenca del río Congo.

Estamos hablando, a nivel eclesial, de 96 diócesis,

cinco o seis países y, repito,

aglutina al 6% de esos bosques en el mundo,

con un perfil medioambiental

y también sociológico y humano y antropológico,

muy parecido al tema amazónico, a la cuestión amazónica,

porque me parece muy interesante, cuando hablamos de la Amazonía,

pensar en el medioambiente,

pero cuando pensamos en el medioambiente

y en la ecología global o de la ecología integral,

también tenemos que pensar

en las comunidades que viven en ese entorno.

Pensamos en la deforestación,

hay veces que caemos en el error de pensar

en la implicación de la deforestación

en cuanto a lo que significa

de no absorción de dióxido de carbono, etc.

De acabar con especies protegidas...

Pero no pensamos o no pensamos lo suficiente

en las comunidades humanas

que viven en esas zonas que han sido deforestadas,

entonces, tanto en el Amazonas como, por ejemplo,

en la cuenca del río Congo,

por ejemplo, una de las comunidades que todavía viven más

o que están mucho más vinculadas a la vida en el entorno natural,

digamos originario, son, por ejemplo,

las poblaciones pigmeas, que son las más afectadas

o una de las más afectadas

por la tala descontrolada de árboles,

por la desaparición de especies naturales,

por la contaminación de las aguas...

Entonces, me parece muy interesante hablar de la ecología,

pero hablemos de una ecología integral.

Cuando vino a Madrid Silas Siakor,

que fue premio Mundo Negro a la fraternidad,

él hacía hincapié en este aspecto.

Medioambientalistas, sí, pero integral.

O sea, no pensemos solo en las especies naturales,

arbóreas o animales.

También pensemos en las comunidades,

fundamentalmente, indígenas, que viven ahí dentro

y que se ven severamente afectadas por ese desastre ecológico.

Y del que todos somos responsables, para bien o para mal,

dependiendo de nuestra actitud,

de nuestra forma de vivir, de consumir...

Todo está conectado.

Sí, porque de la deforestación del Congo, del Amazonas,

nosotros también somos responsables.

Indirectamente, sí, pero también lo somos.

Sin duda. pues Javier Fariñas,

redactor jefe de Mundo Negro, seguiremos muy pendientes

de este y de todos los demás temas de los que hemos hablado

y de los que irán surgiendo.

Así que te damos las gracias, como siempre, por este rato.

Nosotros encantados y gracias por la invitación en este programa.

Y os deseamos lo mejor para este estreno,

con este fabuloso decorado y este fabuloso equipo que tenéis.

Muchas gracias y hay que celebrar

el 60 aniversario de Mundo Negro. Como debe ser.

Gracias, Javier. Y vamos a hablar de otros asuntos.

Saben que durante todo este tiempo queremos visibilizar parte,

solamente una pequeña parte,

de lo que está y ha estado haciendo la Iglesia

para acompañar, para ayudar a las personas,

a las familias más afectadas por el tema del coronavirus.

Hoy queremos conocer a un grupo de amigos

que comenzaron hace 25 años

en la parroquia Santo Tomás Apóstol de Madrid,

acompañando a las personas toxicómanas

en Cañada Real.

Pero desde el inicio de la pandemia,

decidieron dar un paso más.

Le vamos a pedir que nos lo cuenten.

Para ello está con nosotros Jesús de Alba, "Chules",

muy buenos días. Buenos días. ¿Qué tal?

Pues encantada de que estés con nosotros para contarnos

de qué manera habéis seguido ampliando horizontes.

Cuéntanos qué habéis hecho, qué estáis haciendo.

La verdad que justo al principio de la crisis del confinamiento,

tuve como una corazonada de pensar en la gente

que podría venir muy a menos

o entrar dentro del umbral de pobreza,

porque claro, dejaron de trabajar

y mucha gente no tenía cobertura social de ningún tipo

o hasta que empezasen a cobrar las coberturas sociales,

y, efectivamente, se confirmó la intuición

y empezamos como cinco amigos

un poquito, retomando un poquito

con el alimento que teníamos de bocatas y un poquito así.

Pues empezamos a mover, a mover y resulta que todo fue a más.

Pero no fue a más, solo las familias necesitadas,

sino los voluntarios y los amigos

que se han incorporado a este programa.

Y, desde luego, la cantidad inmensa

de donaciones de alimentos que hemos recibido

de forma constante durante estos dos meses y medio

y que no ha declinado en intensidad en ningún momento.

Y entonces, pasamos de no atender a nadie

porque no atendíamos, salvo los viernes en Cañada Real,

los viernes por la tarde-noche, pues ahora somos...

Estamos en un programa de 4.000 personas,

atendiendo a 4.000 personas, unas 1.200 familias.

Empezamos por 50 familias, 75... 350.

Tengo algún vídeo por ahí diciendo: "Hola, somos 400 familias.

Esto es impresionante".

Y ahora que somos más del doble de las de aquel vídeo,

entonces, ha sido...

Y ha sido todo una cosa muy impresionante

porque estamos manejando eso,

430 o 440 voluntarios tenemos ahora mismo

en el programa y todos felices, encantados.

Ayer pasaba por el almacén y estaba a tope.

Anteayer descargamos 4.000 kilos de calabacín.

Hemos hecho una operación con otras entidades amigas.

Con CEOE que ha hecho el transporte,

con Hambre Cero, que ha conseguido

toneladas de calabacín, de patatas...

Y no solo para nosotros, sino para repartir por todo Madrid.

Ya te digo, estamos aquí como marchantes de alimento social.

Por un lado, por el otro, por todos los lados.

Muy bonito. Vosotros comenzasteis en esta línea

desde el inicio de la pandemia, como decíamos.

Ahora, parece que desde el punto de vista sanitario

está todo más controlado,

pero desde el punto de vista socioeconómico,

pues hay muchas familias

en las que esta brecha se ha hecho aún más grande.

No sé, a corto plazo,

¿cuál es un poco la línea que vais a continuar?

¿Qué vais a hacer?

Sí, el perfil, efectivamente, que nos hemos encontrado

es de familias que llegaban justo a fin de mes,

muchísimas venidas de fuera de España

que cumplían, que llegaban justas,

pero que con esta crisis ha sido un golpe durísimo,

se han metido en un umbral de pobreza,

muchísimas despistadas. Imaginaos los primeros días

y las dos o tres primeras semanas de confinamiento,

que estaba todo cerrado y no sabían ni dónde acudir.

Eran gente que no sabían qué canales hay normalmente

para entrar en pedir ayuda social.

Las que estaban alrededor del barrio donde estábamos,

eran de 50 familias que ayudábamos.

Pasaron rapidísimamente a 200 y pico

que llevamos hasta ahora.

Y ese es el perfil un poco.

Y luego, la preocupación un poco que tenemos nosotros,

es, bueno, es la que todos tenemos.

Es una situación de incertidumbre,

con lo cual, no sabemos si va a volver en octubre,

va a volver más fuerte la pandemia o no,

y entonces, lo que vamos a hacer un poco,

lo que vamos a hacer un poco, porque es complicado también,

todo lo que es gratis puede generar mucha dependencia no buena.

Entonces, lo que vamos a hacer es hacer un corte ahora en verano,

el julio vamos a intentar hacer un grandísimo esfuerzo adicional,

un gran reparto para que dure todo el mes,

cortar un poco para que toda la gente

que está en automático,

que ya ha empezado a trabajar y que ya tal,

cortar un poco con esta gente

que no tiene esta necesidad, quedarnos,

porque los voluntarios tenemos asignadas

como tres familias a cada voluntario.

Los voluntarios deben estar atentos al de verdad pasa necesidad,

para que en verano, de alguna manera, a esta gente,

pero que ya será mucha menos la que pase necesidad,

poder atenderla durante el mes de agosto

y ya en septiembre, ver un poco cómo va el tema socioeconómico,

cómo va la economía.

Si retomamos... hombre, si hay una grave recaída,

pues retomamos de una manera fuerte,

si hay menos demanda, más suave

y siempre con muchísima flexibilidad,

adaptándonos muchísimo, como hemos hecho este programa.

No ha sido de la nada y en dos meses se ha desarrollado

de una manera enorme.

Pues eso, nosotros como grupo de amigos sobre todo que somos,

ser muy flexibles, muy rápidos, muy eficaces.

Ya tenemos montado un poco

toda la estructura de los grupos de WhatsApp, el garaje,

que al principio no lo teníamos adaptado

a tantas toneladas de comida.

Todo eso... ya tenemos todo ese bagaje.

Sabemos cómo descargar los palés por la pequeña rampa que tenemos,

los traspales los conseguimos,

hemos conseguido congeladores, neveras...

Nos han regalado de todo. Es un gusto.

Y como eso ya lo tenemos, pues ahora va a ser mucho más fácil

adaptarse con flexibilidad

ya a partir de septiembre y ver cómo vamos a responder.

Pero siempre nosotros la instrucción

que tenemos es que el programa se adapte a la realidad,

no la realidad a nosotros, sino nosotros seguir

en la provocación, que es lo que hemos hecho

y por lo que ha crecido tantísimo este programa

durante este tiempo de pandemia. Sin duda es un claro ejemplo

de lo que decís en vuestro lema desde hace 25 años:

"El amor siempre vence".

Sí, este ha sido nuestro grandísimo lema

y además que ha conectado muy bien con la gente,

nos ha caído un río de donaciones, también económicas,

mucha gente no ha podido salir de casa

y quería poner su granito de arena,

y ha sido un mensaje que ha conectado muy bien

con la sociedad y con la gente de todo tipo

y condición, y de todo tipo de religiones,

civil, ateo, religioso...

y ha sido precioso.

Todo el mundo ha visto que una característica

que sería muy positivo que saliera adelante en nuestra sociedad,

aún incluso en ausencia de esta gran crisis,

ha sido que uno no puede salir adelante sin el compañero,

sin el vecino, sin el compañero de trabajo de al lado,

sin que la empresa salga adelante,

sin que la ciudad salga adelante toda junta.

Estar un poquito atentos a los demás, a la que cae,

al que está más débil, al que, en un momento dado,

necesita un poquitín de ayuda, al vecino,

el abuelo que le han hecho las compras.

Todo esto es muy bonito,

está gratuidad, este cariño que hemos tenido unos con otros,

que nos han enseñado muchísimo los médicos y gente sanitaria

que ha empezado, incluso con riesgo de sus vidas,

a cuidar a gente que no eran ni sus familiares,

gente que llegaron al hospital de la sociedad

y que ha dado cuerpo y alma para esta gente.

Esto lo ha aprendido muy bien toda la sociedad

y sería una pena que no siguiéramos un poco así con estos ámbitos

de gratuidad que son preciosos

y que hacen una sociedad más equilibrada,

más bonita de vivir, más, no sé, más alegre, más humana.

Muy bonito, ha sido muy bonito,

y todo esto se resume en este lema de "el amor siempre vence".

Un lema que vais a seguir poniendo en práctica siempre

y de la manera que sea necesaria, sin descuidar, por supuesto,

vuestros orígenes en Cañada Real.

No ha faltado ni un viernes el ir allí a Cañada Real,

porque los más marginados tienen que saber también,

en las situaciones de mayor crisis,

tienen que saber que están acompañados,

que nadie... que no se les deja solos.

Es muy importante el mensaje de:

al más débil, que en situaciones difíciles,

vamos a estar con él,

con los abuelos de las residencias, con los hospitales,

con la gente que ha estado trabajando horas y horas.

Tienen que saber que la sociedad no les deja,

muy importante ese mensaje,

Pues seguiremos en contacto con vosotros.

Podemos hacerlo también a través de la página web,

bocatas.io.

Te agradecemos muchísimo el tiempo que nos has dedicado,

pero, sobre todo, gracias

por esa labor que este grupo de amigos,

esta tribu, estáis haciendo. Muchas gracias.

Muchísimas gracias a vosotros

y un saludo a todos los espectadores de Televisión Española.

Un abrazo grande.

Y de todos ustedes también nos despedimos

hasta la próxima semana.

Les deseamos que tengan una semana estupenda

y el próximo domingo nos encontramos de nuevo aquí,

en La 2 y en el Canal Internacional de Televisión Española.

Hasta entonces.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • 60 Aniversario Mundo Negro

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas preguntas - 60 Aniversario Mundo Negro

28 jun 2020

Esta semana hablamos con Javier Fariñas , redactor jefe de la revista Mundo Negro, para conocer cómo está la situación de la pandemia COVID19 en África. Con Jesús de Alba comentamos la labor de la Asociación Bocatas.

ver más sobre "Últimas preguntas - 60 Aniversario Mundo Negro" ver menos sobre "Últimas preguntas - 60 Aniversario Mundo Negro"

Los últimos 592 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios