www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1248066
Para todos los públicos tres14 - Neurolenguaje - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

Palabras y más palabras.

Juntas forman frases, idiomas.

Abstracciones que nos ayudan a expresar lo que pensamos o sentimos.

El lenguaje es un laberinto de conceptos

que nace y crece en nuestro cerebro.

El neurolenguaje es el estudio de esos mecanismos cerebrales

que nos permiten hablar, leer y comprender.

Al parecer todo empieza incluso antes del nacimiento.

Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente.

Una reflexión del filósofo austríaco Ludwig Wittgenstein.

Hace 150 años el neurólogo francés Paul Broca,

hizo un hallazgo sorprendente.

Él fue el primero en demostrar

que las palabras surgen de nuestro cerebro.

Un día en la consulta del doctor Broca

se presento un paciente con una situación extrema,

se le había paralizado media cara y ya no era capaz de hablar.

Padecía lo que se llama una afasia.

Pensaba y comprendía perfectamente

pero las palabras no le salían de la boca.

A los pocos días el paciente murió

y Broca pudo estudiar en detalle su cerebro.

Comprobó que había una lesión importante en un parte del cerebro

y concluyo que esa zona debía ser fundamental para el lenguaje.

Muchos se rieron de su idea pero Broca,

emprendió un estudio detallado de hasta 32 casos de pacientes

con alteraciones del habla.

Y así acabo demostrando

que una zona del lóbulo frontal izquierdo del cerebro

era el origen del lenguaje.

Desde entonces esa zona se conoce como el área de Broca.

Hoy, los estudios con pacientes afásicos continúan

pero también se usan las modernas técnicas de neuroimagen

para estudiar a bebes y adultos sin problema alguno.

Lingüistas, psicólogos y neurólogos se unen en el estudio del lenguaje.

Todos buscan saber de donde vienen las palabras cuando hablamos.

El psicólogo François-Xavier Alario investiga cómo el cerebro elige

los términos adecuados en cada momento

y Manuel Carreiras qué sucede en él cuando nos comunicamos.

El neuropsicólogo Robert Zatorre

estudia la expresión vocal desde el punto de vista musical.

Y la lingüista Itziar Laka

analiza cómo es el complejo sistema del lenguaje.

A los cuatro les preguntamos,

¿dónde surgen las palabras?

Bueno pues, de las redes neuronales.

Las palabras obviamente vienen del cerebro,

no vienen ni del cielo ni de la tierra ni de los espíritus.

Yo creo que vienen del pasado,

de la memoria que tenemos de las palabras

y de cuando las aprendimos.

Yo te respondería, no lo sabemos.

Lengua suele ser una asignatura odiada en el colegio,

pocos guardan buenos recuerdos de memorizar la lista de preposiciones

o estudiar las reglas de la gramática,

y así nos quedamos con la impresión de que las estrellas por ejemplo,

guardan más misterios que las palabras,

y nada más lejos de la realidad.

Los investigadores que se dedican a la ciencia del lenguaje

saben que hay mucho por descubrir,

que las palabras todavía nos ocultan muchos de sus secretos.

Desde un punto de vista de entender la arquitectura del lenguaje

yo diría que la pregunta de frontera es,

comprender esa naturaleza de sistema complejo

que tiene el lenguaje.

Porque el lenguaje es muy complejo pero a la vez obviamente

hay algún truco muy simple que usamos que esta muy adaptado

al tipo de cerebro que tenemos

y que hace que nos parezca la cosa más fácil del mundo.

Hablarnos es tan sencillo como respirar

pero esa facilidad nos engaña porque algo muy complejo

debe estar sucediendo en nuestras cabezas

para que podamos preocuparnos solo de lo que queremos decir

y no de que palabras tenemos que usar en cada instante.

Parece que nuestro cerebro lo hace automáticamente por nosotros

Es decir que a la vez el lenguaje es un objeto digamos, lingüístico

con esos elementos de la sintaxis, los fonemas,

que se estudia en humanidades, que es de letras, siendo el lenguaje,

pero del otro punto de vista está el cerebro

que es una cosa así de grande más o menos, así un poco viscosa,

que está fabricando el lenguaje.

De tal manera que es un puente

entre esas cosas que aprendemos en la escuela

de lo que es un palabra llana o esdrújula,

y el hecho de que estas nociones están representadas en el cerebro.

Las ciencias y las letras se mezclan al hablar del lenguaje,

la biología y la filología se dan la mano

para estudiar estas habilidades que, para muchos,

nos diferencian del resto de animales.

Al estudiar ya sea el lenguaje o sea la música,

aprendemos algo del ser humano.

Y, a pesar de que hay vínculos con otros animales

que tienen sistemas de comunicación, algunos de ellos muy complejos

como, los pájaros por ejemplo, los delfines o ciertos monos.

Pero en realidad no hay ningún sistema fuera del ser humano

que tenga el mismo nivel de complejidad

que el lenguaje o que la música.

Me parece que esto, también le da un valor

casi humanístico si se puede decir así.

Itziar Laka es lingüista e investiga en la universidad del País Vasco.

Hizo su tesis de doctorado en EE.UU. junto a Noam Chomsky,

seguramente el lingüista más famoso.

El legado de Chomsky es concebir el lenguaje

como algo que forma parte del mundo natural

y que por tanto, debe ser estudiado por psicólogos y biólogos.

Pienso que las palabras

realmente tienen una vida secreta que es completamente oculta

y que no se descubre ni haciendo listas de memorización,

ni catalogando, ni haciendo clasificaciones, ¿no?

Se descubre intentando imaginar métodos para averiguar

como son las cosas, ¿no?

Que es el método estándar en ciencia, es como hay que hacerlo,

no hay otra manera.

Uno de los trucos que tienen las palabras

es su capacidad de combinarse sin límite.

Es lo que los científicos llaman "la recursividad".

Las imágenes también se pueden hacer recursivas

creando un bucle sin fin.

En el lenguaje unas oraciones encajan dentro de otras oraciones

permitiéndonos decir exactamente lo que queremos decir,

ni más ni menos.

Es el truco que nos permite poder hablar de lo que queramos,

poder decir cosas que no hemos oído nunca y entenderlas

y, no estar limitados como están las abejas o están otros animales

a un tipo de mensaje del que no me puedo salir,

puedo hablar de lo que existe, de lo que no existe,

mi oración puede ser eternamente larga,

un ser humano podría decidir pasarse toda la vida

haciendo una sola oración, sería una decisión estúpida

pero es posible.

Se piensa que la recursividad

en realidad no es un mecanismo del lenguaje

si no de nuestro cerebro y que es la base de la creatividad,

y es que las palabras parece que estén hay fuera en el mundo,

con sus reglas gramaticales y su ortografía,

pero en realidad están en nuestra cabeza.

Las palabras están antes de las cuerdas vocales,

antes de la mano que las escribe,

las palabras brotan desde nuestro cerebro

y estudiarlas nos ayudan a comprendernos a nosotros mismos.

Hay un privado de lenguaje,

por ejemplo las personas que tienen afasia es decir,

que tienen enfermedades del cerebro, por ejemplo,

los ictus, los accidentes cerebrales,

que les privan de una parte de su capacidad de lenguaje

parecen tontos, no saben expresarse,

parecen como niños que no han aprendido

o que tienen una deficiencia mental,

deficiencia mental en el sentido de incapacidad de razonar,

tiene una deficiencia ciertamente pero no es la capacidad de razonar

es la incapacidad del lenguaje.

Así que realmente estamos en el corazón

de la experiencia humana del día a día, a mí,

es lo que me llama la atención, muchas cosas son importantes,

desde la astrofísica hasta las levaduras,

hasta muchos otros temas, la medicina,

a mi me parece que el lenguaje está en buena posición en esa lista.

François-Xavier Alario es investigador del lenguaje

y trabaja en el laboratorio de psicología cognitiva

de la universidad de Marsella.

Su trabajo se centra en como se las ingenia el cerebro

para elegir la palabra adecuada en cada momento o como a veces,

tenemos la palabra en la punta de la lengua y no nos sale.

Lo curioso es que aún en estos casos de lapsos

somos capaces de decir si la palabra que buscamos

es larga o corta o si es masculina o femenina.

Y es que el cerebro tiene sus propias maneras de funcionar.

El lenguaje es una cosa que esta en el centro,

utiliza procesos de memoria, saber un lenguaje es tener memoria

de tales palabras y tales reglas.

Utiliza procesos de decisión puesto que para hablar

tengo que decir usar tal o tal palabra,

utiliza procesos motores puesto que, ahora mismo estoy articulando

y estoy moviendo los músculos de articulación

ejecutando algunos de los movimientos más finos y más rápidos

y más complejos que sabemos hacer los humanos,

de tal manera que, el lenguaje es una pregunta en si, una cuestión en si

pero tiene ramificaciones a muchos aspectos de lo que es

el funcionamiento cerebral o cognitivo.

Antes se pensaba que el lenguaje comía a parte,

que tenía su propia área del cerebro dedicada y que no salía de ahí.

Hoy sabemos que comparte mecanismos

con otras habilidades que nos caracterizan como la música.

Esto de que el lenguaje está en el hemisferio izquierdo

y la música en el derecho no es cierto.

Hoy sabemos que todo está interconectado.

Hay investigadores que están trabajando por ejemplo

con pacientes que tienen dificultad para expresar el habla,

que tienen afasia, y les están enseñando a cantar en vez de a hablar

y resulta que gente que no podía expresarse

les enseñan a cantar y de esa manera les enseñan a comunicar,

comunicarse con los demás.

Robert Zatorre es neuropsicólogo

en la universidad de Montreal en Quebec, Canadá,

y su especialidad es el estudio de la música.

El lenguaje y la música existen porque nuestro cerebro los permite

y sobre todo los necesita.

Por eso existen en todas las culturas,

por eso los niños los aprenden de forma natural como a caminar,

las melodías de hecho, tienen un efecto en los niños

mucho antes que las palabras.

El mensaje no son las palabras si no la tonalidad, la expresión,

es decir, la emoción.

La comunicación musical pasa por otro sistema digamos

que, es más directamente ligado a las emociones

y no representa tanto lo que representa el idioma

que es la transmisión de información.

Pero si quieres comunicar algo emotivo,

si le quieres no sé,

comunicar con tu hijo que es un bebé o con tu amante,

le quieres decir cuanto la quieres o quieres expresar no sé,

algo muy íntimo tuyo

pues con el violín quizás sea más adecuado.

Muchos nos hemos pasado años emocionándonos con canciones

de las que no entendíamos la letra, y no solo le pasa a los adolescentes

las óperas de Wagner también despiertan el lado sensible

de algunos adultos y no todos entienden el alemán.

A veces, solo a veces, las palabras no son lo importante.

Música

Silbidos

Los pájaros tienen sus propias reglas gramaticales,

no usan verbos ni nombres como nosotros,

pero si construyen frases y se esfuerzan en seguir

una sintaxis precisa.

Otros animales como los perros o los loros,

también saben construir frases pero, para ellos, el orden de las palabras

no es tan importante como para los pájaros o nosotros.

Hasta ahora se pensaba que solo los humanos

ordenábamos las palabras siguiendo reglas gramaticales,

ahora sabemos que también los pájaros siguen la suya rigurosamente

El lenguaje de las abejas es muy sofisticado y preciso,

y con unos signos completamente diferentes

al de las abejas de otro país.

Cada abeja habla su propio idioma, el que hereda al nacer.

Un grupo de investigadores se pregunto si las abejas

podían llegar a aprender dos lenguajes diferentes,

por eso cruzaron abejas de grupos distintos

y observaron que tal se comunicaban.

El resultado fue sorprendente, las abejas no se entendían entre si.

De momento, parece que somos el único animal

capaz de hablar varias lenguas.

Uno de los idiomas más simples que existen se habla en Brasil,

en la rivera del río Maisi.

La lengua de la tribu Piraha está compuesta de tan solo

tres vocales y ocho consonantes.

No tienen palabras para expresar números concretos,

les basta con algunas o pocas.

Tampoco emplean vocablos para describir colores

ni usan ninguna forma de pasado.

Sin embargo los verbos son más complejos

de hecho aunque desde hace años los lingüistas se interesan

por la lengua de los Piraha, muy pocos saben hablarla.

Las lenguas evolucionan igual que los seres vivos,

hasta ahora los especialistas en lenguas

hacían árboles lingüísticos que no retrocedían en el tiempo

más de 9000 años.

Ahora un grupo de psicólogos australianos ha estudiado

los fonemas de las lenguas y no su etimología como se hacia hasta ahora

Sus estudios sitúan el origen de las lenguas en el África subsahariana

y se intuye que todas las lenguas

tienen un origen común hace 100.000 años.

Se piensa además que el lenguaje fue una de las innovaciones

que nos permitió emigrar y expandirnos por la tierra.

La lengua materna influye en el llanto del bebé.

Eso ha descubierto un grupo de investigadores

al comparar las formas de llorar

de 60 recién nacidos franceses y alemanes.

El idioma de sus familias se reflejaba en su forma de llorar.

Los bebés franceses entonaban de forma ascendente

y los alemanes de forma descendente.

los recién nacidos tenían solo entre tres y cinco días

por lo que se piensa que aprendemos nuestro idioma desde antes de nacer.

La plasticidad del cerebro.

Mrigancka Sur se graduó como ingeniero en la India

lo suyo eran los circuitos eléctricos

pero sentía fascinación por la biología y el cerebro.

A finales de los años 90 Sur, hizo un experimento audaz,

conecto los ojos de hurones recién nacidos a la zona del cerebro

donde se desarrolla el sentido del oído.

Sur pensó que los animales quedarían ciegos

porque serían incapaces de interpretar la información

que llegaba a través de sus retinas.

Para su sorpresa, los hurones aún podían ver.

Las neuronas de la corteza auditiva de su cerebro

habían adquirido rasgos de la corteza visual,

podían detectar algunos haces de luz.

Sur demostró así

que algunas partes del cerebro pueden cambiar su función,

adaptarse frente a nuevos estímulos.

Es una capacidad que se conoce como plasticidad.

Gracias a esta plasticidad

la corteza visual de personas que nacen ciegas

puede encargarse de una tarea ligada al tacto

como leer e interpretar el lenguaje Braille.

Las palabras nacen con nosotros y desde ese momento

habitan en nuestros cuerpos incluso antes de que podamos hablar,

en nuestro interior ya hay fonemas y estructuras gramaticales

que se esfuerzan por brotar y salir al mundo.

El camino del lenguaje empieza antes de nacer.

En las tres últimas semanas de gestación

el feto humano ya memoriza sonidos del exterior,

al salir al mundo el nuevo ser humano

ya muestra predilección por la voz de su madre

y el idioma de su entorno.

Hace tiempo pensábamos que veníamos a este mundo

con un disco duro en blanco que la cultura se dedicaba a rellenar.

Hoy sabemos que en lo que respecta al lenguaje,

el disco duro que es nuestro cerebro

viene ya formateado con su propio código.

Nosotros estamos empeñados en desentrañar ese código,

crackear el código de como somos capaces de leer palabras, ¿no?

Manuel Carreiras es el director del BCBL,

un centro de investigación dedicado al estudio del lenguaje.

Desde que se creo en Donostia hace un año y medio,

el BCBL ha reunido a científicos de todo el mundo

para emprender el desafío de entender que sucede

en nuestro cerebro cuando nos comunicamos con palabras.

Disponen de la tecnología más puntera

para estudiar la mente a tiempo real,

algo que hace unos años era totalmente impensable.

En la investigación en centros como estos

tiene una aplicación inmediata importante

por ejemplo,

pensemos en chicos que tienen trastorno específico del lenguaje,

si nosotros conocemos mejor como funciona el lenguaje

vamos a estar en mejor disposición de ayudar a esos chicos

o los disléxicos por ejemplo, la aproximación a ellos hoy en día

no es la misma que hace unos años, hoy en día se sabe que la dislexia

tiene un alto componente genético,

no es que los chicos sean tontos,

es que los chicos tienen un problema y ese problema no es culpa de ellos

es que la genética, la naturaleza les ha jugado esa mala pasada.

Entonces lo que tenemos es que entender mejor

como funciona eso para ayudarles mejor.

No solo estudia los casos patológicos

también estudia el desarrollo normal del lenguaje,

en el laboratorio de bebés del BCBL se preguntan

¿cómo un bebé es capaz de distinguir al cabo de pocos meses

su lengua de un ruido cualquiera o incluso, dos lenguas distintas?

Una de las cosas que hemos hecho

ha sido ver si los bebés bilingües euskera-castellano

son capaces de distinguir esas dos lenguas

cuando tienen tres meses y medio o cuatro meses.

A los cuatro meses son capaces de distinguirla

a los tres meses y medio no está del todo claro.

¿Eso es importante?

Si es importante, es importante porque estamos intentando entender

que pasa por, cómo adquiere la lengua un bebé monolingüe o un bebé bilingüe

y es importante para entender los mecanismos, ¿por qué?

Pues porque el euskera y el castellano

son bastante parecidos en términos de formulas fonológicas

pero son muy distintos en términos de sintaxis

y eso nos puede decir, en que medida los bebés cogen unos indicios u otros

Monika Molnar es investigadora del BCBL

y centra sus estudios en como los bebés adquieren el lenguaje.

Poco a poco va desentrañando las fases por las que pasa

el cerebro del bebé para procesar los sonidos que le llegan

y convertirlos en palabras.

Ahora se sabe que a los seis meses empiezan a reconocer con claridad

las vocales del propio idioma, al año sin embargo,

son las palabras las que toman vida propia

dentro de la maraña de sonidos que escuchan

pero para que eso suceda los padres tienen un papel fundamental.

Un bebé aprende un idioma

de una forma completamente diferente a un adulto.

Nacemos con un enorme abanico de posibilidades

para percibir todo tipo de sonidos pero durante el primer año de vida

ese rango se estrecha a los sonidos propios

de las lenguas que nos rodean.

Un bebé aprende una lengua deshaciéndose de los sonidos

que no usa su entorno

por eso aprenden tan rápido.

Cuando de adultos nos apuntamos a un curso de idiomas

sin embargo, nuestro cerebro debe adquirir nuevos sonidos

y por eso nos cuesta mucho más.

Si nosotros entendemos que es lo que hace el cerebro de una persona

cuando aprende una segunda lengua,

lo mismo, estaremos en mejor disposición de crear herramientas

para el aprendizaje de esa lengua.

Hay cursos de idiomas que nos prometen

que aprenderemos como lo hacen los bebés

pero ahora sabemos que eso es imposible.

algo sucede en el primer año de vida que ya no ocurre nunca más.

Algo que nos influirá para siempre.

Desde el principio el lenguaje lo impregna todo en nuestra vida.

¿Se crean nuevos lenguajes?

Sí, claro que se inventan nuevos lenguajes por ejemplo,

se ha inventado una nueva lengua de signos

con la revolución Sandinista hace muy poco.

Siempre, el lenguaje se está creando siempre.

Desde que tenemos lenguaje escrito se inventa mucho menos,

el lenguaje escrito ha fosilizado de alguna manera

ha ayudado a fosilizar el lenguaje y lo transmitimos de una manera

mucho más fiable.

Si se pueden inventar pero en ese caso,

son artificiales y no naturales.

"Lingua ex Machina"

combina los estudios de un neurofisiólogo y un lingüista

para descubrir las bases neurológicas del lenguaje.

Los autores sostienen en este libro

que la capacidad humana para la sintaxis

es una pieza clave para desarrollarlo.

En la web "neuro-cog.com" un equipo de investigadores

recoge las últimas investigaciones sobre la neurología de la conducta

y los procesos cognitivos del cerebro.

Eso incluye el lenguaje,

la neurolingüística y la neuropsicolinguistica.

"El hombre que confundió a su mujer con un sombrero"

un clásico de la literatura clínica que relata historias reales

de personas con trastornos neurológicos como la afasia,

que puede incapacitarnos para hablar o entender el lenguaje.

"Mi experto en vocabulario"

es un videojuego que puede ser muy útil

para mejorar la riqueza léxica.

Pone a prueba la capacidad de conocer y reconocer vocabulario

a través de 17.000 palabras, recomendado para todas las edades.

Música

Subtitulación realizada por Juan Rosa Rivas.

tres14 - Neurolenguaje

29 abr 2012

Hace siglo y medio, el neurólogo francés Paul Broca, tras estudiar a fondo una treintena de casos de pacientes con alteraciones del habla, estableció que las palabras surgen del cerebro, para acabar demostrando que una zona del lóbulo frontal izquierdo era el origen del lenguaje. Los científicos que hoy siguen sus pasos, conscientes de que las palabras esconden aún muchos de sus secretos, revelan todo lo que se sabe hasta ahora en esta emisión de tres14.

 

El psicólogo François-Xavier Alario, hablará de cómo el cerebro elige los términos adecuados en cada momento;  Manuel Carreiras, de qué sucede en él cuando nos comunicamos; el neuropsicólogo Robert Zatorre, de la expresión vocal desde el punto de vista musical; y las lingüistas Itziar Laka y Monika Molnar, de cómo, desde bebés, adquirimos el complejo sistema del lenguaje. 

ver más sobre "tres14 - Neurolenguaje" ver menos sobre "tres14 - Neurolenguaje"
Programas completos (169)
Clips

Los últimos 962 programas de tres14

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Víctor MArtínez

    Joder, que buena la respuesta de la 4° entrevistada cuando la preguntan sobre el origen de las palabras y dice: no lo sabemos!! Comparado con los soplagaistas anteriores.. que sabiduría

    06 ene 2013