www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1138779
Para todos los públicos tres 14 - Motores - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado realizado por i-RTVE.

Vivimos inmersos en la cultura del movimiento.

Queremos conocer el mundo y el Universo.

Queremos movernos constantemente y hacerlo rápido.

Nos llamamos animales sedentarios, pero inventamos coches, barcos,

aviones, cohetes y naves espaciales cada vez más veloces.

Nunca es suficiente.

Hay que llegar más lejos, más rápido, más seguro

y con menos combustible.

Los motores del futuro nos deparan un mundo a lo Blade Runner.

Palabras del matemático alemán Helman Nahr.

Nos gusta viajar.

Tanto, que 13 millones de personas se suben cada día a un avión.

Los primeros, fueron los hermanos Wright.

Su vuelo de tan sólo 12 segundos en 1923, fue suficiente para cumplir

lo que el ser humano anheló durante milenios.

Imitar a los pájaros que dominan el cielo.

Seis décadas después, la humanidad superó a las aves.

Llegar al espacio.

Poyejeli, significa en ruso, allá vamos.

Eso fue lo único que dijo Yuri Gagarin

mientras la nave despegaba.

Aquel 12 de abril de 1961, se convirtió en el primer

hombre que abandonó la Tierra para dar un paseo por el cosmos.

Nada de esto habría sido posible sin dos inventos,

la pólvora y el motor de reacción.

Con ellos hemos creado aviones y cohetes

para viajar más rápido, más alto y más lejos.

Se calcula que en 2050 el número de personas

que viajaran a diario en avión se habrá multiplicado por 5.

250 millones de pasajeros cada día.

La aeronáutica se enfrenta a su propio éxito.

Los enemigos a batir son el colapso del tráfico aéreo

y la contaminación del aire.

El reto de las agencias espaciales es otro.

Buscar nuevos lugares del sistema solar

en los que poder vivir pero sin tener que viajar décadas

por el Universo.

Para eso harán falta aeronaves más rápidas que las actuales.

¿Cómo se pueden construir cohetes más veloces?

¿Cuáles son las claves para desarrollar una aviación

más ecológica y eficiente?

Los ingenieros Juan Herrera, Gonzalo Moreno y Luis Romerai

Nos dibujan el retrato del avión del futuro.

Giorgio Saccoccia y Jérome Breteau, ingenieros de la Agencia Espacial

Europea, nos cuentan cómo podrían ser las naves

de las futuras misiones interplanetarias.

A todos ellos les preguntamos:

Libertad para viajar.

Calidad de vida.

Libertad.

Vivimos un romance con el avión.

Cada día 13 millones de personas cogen uno para moverse

de un punto a otro del planeta.

Están despegando unos 100.000 aviones diarios.

Llegaremos a unos 300.000 en un plazo de un par de décadas.

Es un idilio que va a más.

Se calcula que en 2020 seremos 4 billones de viajeros.

En 2050, 10 billones.

La superpoblación y el descenso del coste de los billetes

van a llenar el cielo de personas y aviones.

Va hacer falta que el sistema de tráfico aéreo sea más eficaz.

Seamos capaces de volar más aviones en el mismo espacio aéreo.

Sobre todo en áreas ya muy masificadas como Europa y EE.UU.

Pero en 2050, apenas quedará petróleo y el número de aeropuertos

no habrá aumentado tanto como el de aeronaves.

¿Cómo se propulsarán los aviones?

¿Colapsarán el tráfico aéreo?

La aeronáutica se enfrenta a retos que jamás se habría imaginado.

Allá por los años 60, el tiempo medio que estaba

un motor en el avión era del orden de 1.000 horas al año.

Actualmente es de 4.000 horas.

El desafío principal es el respeto al medio ambiente.

Desarrollar aeronaves más ligeras.

Con motores que duren más y consuman menos combustible.

Que generen menos emisiones de CO2.

Es vital para amortiguar el aumento de vuelos y aviones.

Gonzalo trabaja para satisfacer las exigencias de un planeta

más enamorado del cielo.

Dirige el banco de turbo reactores del Instituto Nacional

de Técnica Aéreo Espacial.

Aquí ensayan los motores.

En sus manos está que una aeronave eche a volar o no.

Actualmente se pide un motor que en vuelo no tenga más de 2 incidencias.

Por cada 100.000 horas de vuelo.

Un vuelo de 10 horas de duración lo que se hace es reproducir

lo que es el arranque, lo que es la potencia del despegue.

Reproducir la potencia de subida, la fase final del despegue.

Un tiempo muy corto de lo que es el crucero.

Y después la aproximación y la frenada.

Un vuelo de 10 horas se reduce a un ciclo de 20 minutos

que se repite hasta 5.000 veces para llevar el motor al límite.

Se prueba su resistencia al granizo, a la lluvia intensa,

a los cambios bruscos de temperatura y los impactos de pájaros.

Este, es el avión más grande de la historia y el más moderno.

El A380.

Puede transportar 500 pasajeros durante más de 15.000 km.

A pesar de su tamaño, su consumo por persona

es como el de un pequeño coche turbodiésel.

Consume el orden de 3 litros por pasajero por 100 kms.

Está 20 años por delante de lo que la flota media de aviones

en cuanto a consumo de combustible.

Juan es ingeniero, pero también un visionario.

Su trabajo en Airbus es diseñar tecnologías para el futuro.

Su mayor desafío, buscar una alternativa al queroseno.

Para cuando su falta, dispare el precio.

Estamos trabajando en sacar el mismo combustible,

que es la gasolina, a partir de fuentes, o bien vegetales

o animales, fuentes que se puedan renovar y que contribuyan también

a la reducción de emisiones de Co2.

Las plantas mientras crecen absorben Co2, entonces la cadena global

del combustible, eso va a contribuir a reducir

aún más el impacto medioambiental de la aviación.

Necesita un combustible muy energético.

Como el hidrógeno que usan los cohetes.

Pero es demasiado caro.

Solar Impulse, es un avión que acaba de completar

su primer vuelo internacional solo con la energía del sol.

Se va a seguir trabajando en fuentes alternativas de energía

incluida energía solar, eléctrica.

El problema es que sobre todo para aviones grandes para transportar

300 o 400 pasajeros, la eficacia de esas fuentes no es buena hoy.

En apenas 100 años, la aviación ha transformado nuestro mundo.

Ahora un planeta superpoblado está transformando la aviación.

Las razones para construir un avión gigante como el A380 son simples.

En los aeropuertos vemos que hay un despegue-aterrizaje cada minuto.

No se pueden meter más aviones.

La única solución es hacer aviones más grandes que aprovechen

cada uno de esos despegues-aterrizajes.

No todo el mundo opina lo mismo.

Hay quienes creen que hemos explotado al máximo

el diseño actual de las aeronaves.

Para tener una aviación más ecológica y eficiente

hay que llenar el cielo de naves futuristas.

Para fabricarlos hacen falta materiales revolucionarios.

La entrada de nuevos materiales va a significar un cambio

en la estructura y forma del avión.

Se puedan obtener fuselajes de sección elíptica y no circular.

Alas de geometría variable

Nueva disposición en la posición de los motores.

Luis, es ingeniero.

Su batalla, reducir el peso reemplazando materiales metálicos

por otros más ligeros como la fibra de carbono,

materiales con memoria.

Y haciendo los aviones cada vez más eléctricos.

Una reducción del 50% del peso significa una reducción del 25%

del consumo de combustible.

Un menor número de emisiones y un precio más barato del vuelo.

Es lo que pretende hoy en día la aviación.

Un cielo masificado, es peligroso.

Aumenta el riesgo de accidentes.

Necesitamos un nuevo sistema de control del tráfico aéreo.

Lo aviones vuelan por canales aéreos establecidos

entre las torres de control.

Son guiados en la práctica por las torres.

Habrá que pensar en un nuevo modelo que cada avión constituya

un nudo de comunicaciones y formen entre ellos una malla dinámica

en el que el intercambio de información sea no solo

con las torres sino entre ellas.

De momento solo podemos especular.

Pero los aviones del 2050 ya existen en la mente de los ingenieros.

En unas décadas serán realidad.

Aunque algunos los hemos visto en ciencia-ficción.

Aviones prácticamente individuales.

Con capacidad de despegar-aterrizar en espacios muy pequeños.

En vertical.

En el jardín de tu casa.

Los aviones personales están a la vuelta de la esquina.

La NASA, en colaboración con Institutos de investigación,

está desarrollando el Buffin, un vehículo aéreo personal eléctrico.

Puede volar a 240 km/h. en velocidad de crucero.

Y llegar a los 480 km/h.

De momento sus baterías solo permiten recorrer 80 km.

El sistema de gestión del tráfico aéreo del futuro, es obra de la NASA.

Se trata de un software capaz de analizar las trayectorias

de más de 1000 aviones en un instante.

Recoge datos meteorológicos, las características del tipo de avión.

Sus horarios de vuelo y sus trayectorias de despegue,

aterrizaje y crucero.

Con esto crea simulaciones en dos y tres dimensiones.

Que sirve para encontrar rutas ecológicamente más eficientes

y vías que descongestionen el tráfico aéreo

y eviten los retrasos en los aeropuertos.

Puede hacer viajes de ida y vuelta a Marte.

Es el primer cohete capaz de ir a Marte, recoger muestras

y volver a la Tierra.

Es el vehículo más rápido de la historia, después de Saturno V.

Jubilado junto con el programa Apolo.

También es el más potente.

Puede llevar el doble de carga que otros cohetes.

Como el Ariadne V.

Su primer vuelo será en 2013 o 2014.

Llevará material de carga a la estación espacial.

En el futuro se espera que transporte astronautas.

Es posible.

Brain driver, es una tecnología que permite conducir un vehículo

sin mover las manos ni los pies.

Usando solo el pensamiento.

El sistema mide las ondas cerebrales.

Y distingue los patrones eléctricos del cerebro para acciones

como giro a la izquierda, derecha, acelerar y frenar.

Cuenta con sensores y cámaras que crea un mapa tridimensional

y permiten conocer la situación del coche.

Lo han fabricado en Berlín.

Y las primeras pruebas han sido un éxito.

Explorará las fosas más profundas.

La nave similar a un avión puede descender a más de 11 km.

La primera inmersión la hará a finales de este año

en la Fosa de las Marianas en el océano Pacífico.

Virgin Oceanic, es propiedad del multimillonario Richard Branson.

Su sueño, encontrar nuevas criaturas submarinas.

Y transportar turistas al océano profundo.

Un capítulo memorable en la historia de los vuelos orbitales

está llegando a su fin.

Cuando el Atlantis regrese a la Tierra en el mes de julio,

los transbordadores espaciales ya no se utilizarán más.

Desde comienzos de los 80 han sido el símbolo

de la tecnología de los vuelos espaciales tripulados.

Durante 30 años de servicio, ha contribuido a logros

científicos espectaculares.

Como la construcción de la Estación espacial internacional.

Éxitos empañados por la tragedia.

Comienza una nueva etapa que depende sobre todo de la velocidad.

Cuanto más rápido viajemos más Universo conoceremos.

Gracias a la velocidad pudimos llevar astronautas a la Luna.

Solo con la velocidad podremos transportarlos a Marte y más allá.

Un coche deportivo a 200 km/h. tardaría 12 semanas en llegar

a la Luna.

Un viaje a Neptuno, el último planeta del sistema solar

duraría 2.500 años.

El objeto más veloz enviado al espacio es la sonda

Nuevos Horizontes.

Recorre 16 km/s.

Y a pesar de todo, tardará 9 años en alcanzar su destino.

Plutón.

Las distancias en el Cosmos son inmensas.

La tecnología que nos lanzó al espacio hace 5 décadas

es a grandes rasgos la misma que la de hoy.

Cohetes que funcionan mediante reacciones químicas.

La nave se acopla a un tanque de combustible central

flanqueado por dos cohetes sólidos que proporcionan el empuje necesario

para vencer la gravedad y alcanzar la órbita.

Jérome es ingeniero y dirige el programa

de la Agencia espacial europea.

Destinado al diseño de lanzadores más seguros.

Su gran enemigo es el peso.

Para lanzar un satélite de 9 ton. se necesita 600 ton. de combustible.

Es decir, el 90% del peso total de un cohete como el Ariadne V.

En un cohete químico, apenas queda sitio para la carga

y son muy caros.

El combustible es uno de los elementos más costosos

de enviar al espacio.

Llevar astronautas o sondas a planetas lejanos

implica que el cohete no se puede llenar con el combustible necesario

para llegar al destino.

Las naves tienen que dar rodeos.

Desviarse de su camino hacia planetas o lunas que les proporcione

impulsos gravitatorios en la dirección adecuada.

Estos rodeos alargan la duración de las misiones

y limitan su alcance.

Pero ya se trabaja en una solución.

Giorgio, es el director del laboratorio de propulsión

de la Agencia espacial europea.

Donde trabajan en la puesta a punto de cohetes eléctricos.

Los cohetes químicos queman combustible para propulsarse.

Los eléctricos fabrican electricidad que fabrican ellos mismos.

Un ejemplo similar, es el de las velas solares que transforman

la luz solar en velocidad.

Con esta tecnología, podríamos alcanzar velocidades que reduciría

el viaje de una sonda a Plutón de diez a dos años.

Otro tipo de motor eléctrico es el motor de plasma.

Con un cohete clásico tardaríamos unos seis meses en llegar a Marte.

Con uno de plasma viajaríamos tan rápido que alcanzaríamos Marte

en tan solo 39 días.

Los viajes serían rutina.

En 2003 la sonda Smart I, de la AEE, alcanzó la Luna

con un propulsor de plasma.

Fue el primer ensayo de un motor eléctrico en el espacio.

La misión Begi-Colombo, también utilizará el plasma.

Partirá en 2013 y tardará 6 años en alcanzar su destino, Mercurio.

Los motores eléctricos, son la única opción para enviar astronautas

a destinos muy lejanos.

Por ejemplo Titán.

A 1.200 millones de km. de la Tierra.

Su atmósfera es similar a la nuestra.

Una muestra de su superficie sería una oportunidad única

para buscar precursores de la vida.

Sea cuando sea, comenzará una nueva etapa en la exploración del Universo.

Conseguir que cada vez pueda volar más gente.

Llegar a todo el mundo.

La eficiencia.

Volar es una afición que para muchos no tiene precio.

En la web:

Se pueden encontrar desde ultraligeros a autogiros.

Y comprar o vender motores, componentes y recambios.

Para conocer todos los detalles técnicos de la historia

de la aviación, hasta los últimos modelos de Airbus y Boeing:

Desde la máquina voladora de Leonardo da Vinci

hasta la conquista del espacio.

El camino de los motores eléctricos no ha hecho más que empezar

pero ya hay un ultraligero de diseño italiano.

Es muy veloz, ha batido un nuevo récord.

Los 250 km/h.

Una buena manera de aprender sobre aeronáutica

sin despegar del suelo, es volar con réplicas teledirigidas.

Los favoritos son los micro helicópteros

eléctricos que usan energía infrarroja.

tres14 - Motores

16 sep 2012

¿Cómo se pueden construir cohetes más veloces? ¿Cuáles son las claves para desarrollar aviones más ecológicos y eficientes? 

 

Histórico de emisiones:

26/06/2011

ver más sobre "tres14 - Motores" ver menos sobre "tres14 - Motores"
Programas completos (169)
Clips

Los últimos 961 programas de tres14

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Carlos Mecánico

    Gracias por el video, es una lástima que no haya otros del estilo, pues tenemos un taller mecanico desde hace 15 años y todo lo relacionado me apasiona. Enhorabuena

    19 jul 2019
  2. carlos ortga

    muestra

    01 mar 2019
  3. jose alejandro

    El mundo del motor me apasiona,trabajo en un taller aunque tambien vendemos [URL="https://www.neumaticosxpoco.es/"]neumaticos[/URL] y estoy entre ellos todo el dia!!!! Felicidades por el video, la pena es que haya tan pocos como este. Saludos.

    22 may 2017
  4. José Antonio

    Pues sí, yo también estoy de acuerdo con Michel: hacen falta más programas como éste. Este vídeo, en concreto, me ha gustado mucho porque soy mecánico de profesión y por pasión. Últimamente me dedico más a la venta de neumaticos barataos pero la reparación de motores es mi pasión ;-) A ver si hay más vídeos como éste, que me encantan. Un saludo.

    11 abr 2014
  5. Alan

    Parece que descontinuaron la serie documental... que desastre! deberían volver a ponerla en pantallas, programas tan buenos como este no pueden dejar de producirse!

    13 sep 2013
  6. Michel

    Programas como este es lo que le hace falta a la sociedad española¡ y menos fútbol!

    11 jun 2013
  7. mar

    Me gusta tres14 ¿Por que no hay programas en Octubre?

    25 oct 2012