Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

Espacio católico de cinco minutos de duración en el que una persona da testimonio público de su fe. La fuerza, que también en la comunicación social tiene el testimonio, nos lleva de la mano en este pequeño programa, con el convencimiento de que, como afirmaba Pablo VI, "el hombre contemporáneo escucha más a gusto a los testigos que a los maestros, o si escucha a los maestros lo hace porque son testigos".

null

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5936919
Para todos los públicos Testimonio - Familia escolapia - ver ahora
Transcripción completa

Soy Santi Casanova;

estoy encantado de daros la bienvenida a nuestro hogar

en el colegio Calasanz de Salamanca.

-Soy Esther.

Soy la mamá de esta familia, Casanova Morales.

Ella es Inés, es nuestra hija mediana,

tiene 13 años,

Álvaro tiene 16 años,

está en primero de bachillerato, Inés, en segundo de la ESO.

Y Juan, el pelirrojo, tiene diez años y está haciendo quinto de primaria.

-Yo soy coruñés, Ester es de Madrid

y nuestra historia comienza en una Pascua juvenil.

Allí nos conocimos.

Y, bueno, pues en ese momento, alrededor del año 2000,

empezamos nuestro noviazgo.

Me trasladé a vivir a Madrid

y allí empezamos nuestro proyecto de familia.

Nos casamos en el 2002;

y los dos somos antiguos alumnos de Escolapios,

de la familia escolapia.

-Los dos teníamos nuestros trabajos.

Santi es ingeniero informático,

trabajaba en una empresa del sector científico

y yo soy economista y trabajaba...

Bueno, me especialicé en tercer sector: ONGs, fundaciones...

como asesora en temas económicos,

trabajaba con las Mercedarias de Berriz,

en ese momento.

Cuando en el 2015 los escolapios lanzan una petición a la fraternidad

y proponen venir a formar una comunidad conjunta en Salamanca,

para potenciar la presencia de los escolapios en la ciudad,

y a los dos nos libró el corazón,

dejamos nuestros trabajos y nuestras familias en Madrid

y nos embarcamos en esta aventura.

Nosotros, a día de hoy, somos profesores.

Los dos, educadores.

Santi está en el colegio, de secundaria, de bachillerato.

Y yo estoy en dos de las tres obras que tienen los escolapios aquí,

en Salamanca.

Soy profesora aquí, en el colegio Calasanz,

de economía, de cuarto de la ESO, segundo de Bachillerato y FP.

Y estoy también en la casa escuela Santiago I,

que es como nuestro proyecto más social,

aquí, en Salamanca.

-Yo, esto de vivir en comunidad, ahora lo veo

como algo más normal para nosotros, ya estoy acostumbrado.

Pero, al principio, fuemuy extraño.

Yo era el que, de los tres, llevaba más años en Madrid;

dejar atrás el cole, los amigos...

Ahora, más normal.

Pero, mira, todavía los compañeros me siguen preguntando

cómo es esto de vivir en el cole, cómo es vivir con los curas.

Y, pues eso, intentar vivir con mucha normalidad.

Al final, pues es como tener vecinos,

pero eso, compartir eucaristía con ellos.

-El año pasado vino un cura polaco.

Y me gustó mucho estar con él,

porque me hacía mucha gracia el acento que tenía de allí,

me encantaba.

Y nos enseñó muchas comidas típicas, también.

Nos daba, también, más compañía a toda la comunidad.

Y a uno de los curas le enseñó a hacer pan

y ahora ese pan se ha quedado como el pan del domingo

de la comunidad,

que siempre lo hacen los domingos,

lo hacen uno para ellos y otro para nosotros.

-Están, de los dos más jóvenes, son Eloy y Manel.

Y los otros tres, que son más mayores

son Luis, Jesús y Gabino.

A mí me gusta que nos cuenten historias, anécdotas,

de cuando estaban en misión.

Todos los domingos vamos a misa con ellos.

Y pues yo leo el salmo y toco alguna canción con la guitarra

y luego soy como el monaguillo.

-Yo creo que la vida comunitaria siempre es un reto en sí misma,

es decir, los que tenemos familia tenemos que vivir juntos,

personas diversas y diferentes,

pues es un reto en sí mismo.

Cuanto más, cuando, además de una familia como la nuestra,

de laicos, podemos decir,

pues compartimos vida y misión

con, en este caso, cinco religiosos Escolapios.

-Lo propio de un escolapio es

dedicar su vida al carisma que nos puso como modelo Calasanz,

San José de Calasanz,

que es dedicar nuestra vida

a la formación humana y cristiana de los niños, jóvenes,

y las personas que, de alguna manera,

son encomendadas a nuestro ministerio.

-Yo, si volviera a nacer, volvería a ser misionero,

porque uno, cuando llega allí y ve la esclavitud en que vive,

y que la educación libera,

eso a uno le llena y le compromete.

(Música)

Testimonio - Familia escolapia

13 jun 2021

Programas completos (617)

Los últimos 617 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios