www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5494771
Para todos los públicos Teleplaneta - 27/01/2020
Transcripción completa

Hola, primer programa de este 2020 en Teleplaneta

marcado claramente por los dantescos incendios

que arrasan grandes extensiones de Australia

y que serán los protagonistas del reportaje de hoy,

pero sin olvidarnos de otra gran cantidad de noticias

que se han producido por el mundo.

Tendremos tormentas de nieve, inundaciones

y otros fenómenos naturales propios de esta época del año.

Tendremos también como es costumbre

tiempo para otras noticias de otros campos de la ciencia

y finalizaremos con la visita a twitter

y el repaso a las temperaturas extremas de la semana.

Una de las noticias de estos últimos días

se producía durante el fin de semana

con el primer gran terremoto del año,

y que ha tenido lugar en Turquía,

hogar de la peligrosa y activa falla de Anatolia.

En esta ocasión, el seísmo, que ha alcanzado una magnitud de 6.8

se ha producido en el sector oriental de la misma

y se ha localizado a una profundidad de unos 15 kilómetros

según las primeras estimaciones.

Esta violenta sacudida ha afectado

a las poblaciones más cercanas a la zona epicentral,

y se han visto edificios colapsados

y graves daños estructurales en otros.

Lo peor de momento es el balance de víctimas,

que se acerca a la treintena con más de 1600 heridos.

Las réplicas de este terremoto no se han hecho esperar,

con las consecuentes escenas de pánico y temor en la población,

parte de la cual ha sido evacuada a zonas más seguras.

Durante la pasada semana sufrimos en nuestro país

las consecuencias del paso de Gloria, esa tremenda borrasca

que ha dejado un reguero de destrucción

en partes del este de la península.

Pero también el sur de Francia ha recibido

parte del castigo de Gloria, con fuertes lluvias

que obligaron a las autoridades francesas

a decretar la alerta roja en los departamentos del Aude

y los Pirineos Orientales.

Las fuertes nevadas y las lluvias torrenciales

han dejado importantes crecidas en diversos ríos de las zonas,

algunos de los cuales han generado importantes problemas.

Gloria ha dejado una importante factura de daños,

y por desgracia, pérdida de vidas

en una las peores borrascas en años en esta parte de Europa.

También este comienzo de 2020 nos ha dejado un mes de enero

realmente complicado en algunas zonas de Pakistán,

donde la nieve alcanza cotas récord

y provoca un verdadero drama en algunas partes del país.

Además de las más de 70 víctimas provocadas por las avalanchas

desde que comenzó el año,

hay que sumar numerosos daños en infraestructuras.

El último informe publicado por las autoridades

habla de más de 1300 viviendas dañadas

por las espectaculares nevadas,

con especial incidencia en la región de Baluchistán.

11 distritos de dicha región

han sido declarados en estado de emergencia.

Se calcula que unas 22.000 personas

están directamente afectadas por este episodio,

que está dejando graves alteraciones del tráfico

y por lo tanto muchas dificultades

para acceder a las zonas más afectadas.

Vamos hasta Australia, protagonista absoluta

del programa de hoy porque además de los incendios,

el vasto país oceánico nos deja múltiples noticias

como por ejemplo las espectaculares tormentas de arena

que hemos visto en estos últimos días.

Y todo ello por culpa de la sequía histórica

que se vive en el estado de Nueva Gales del Sur,

que contribuye a dejar un suelo extremadamente seco y suelto,

favoreciendo que en el momento en el que soplan vientos fuertes

estos barran la superficie

levantando verdaderas cortinas impenetrables de polvo y arena.

Hasta 300 kilómetros de anchura tenía una de ellas,

y que ha afectado a numerosas localidades

dejándolas completamente a oscuras

y generando una sensación aún más apocalíptica para quienes ven

como los incendios han arrasado sus tierras.

Pero no todo son malas noticias

en la zona afectada por los incendios forestales australianos.

Durante los últimos días por fin han llegado las ansiadas lluvias,

que ayudan a combatir las llamas

y a refrescar las zonas más castigadas,

pero que también pueden ser un grave problema

si caen de forma torrencial

ya que la ceniza presente por la combustión de los incendios

da lugar a importantes riadas.

Las autoridades han pedido extremar la precaución

ante este hecho, que puede convertir torrentes secos

en auténticas avalanchas de agua, cenizas y piedras.

Como decíamos también estas lluvias están ayudando

a controlar algunos incendios,

facilitando las labores de los bomberos

en los que ya están perimetrados, y también actuando directamente

sobre los que están fuera de control

o en zonas muy remotas a las que es imposible acceder.

Por si ya no era suficiente,

las autoridades emitieron también durante la pasada semana

una alerta por tormentas severas

que podían afectar a la ciudad de Canberra,

y desde luego que se cumplió su pronóstico.

Una espectacular granizada cayó sobre la ciudad dejando

unas imágenes impresionantes en las que se podía apreciar

el enorme tamaño de las piedras de hielo

que se desplomaban sobre la urbe australiana.

Una verdadera montaña rusa meteorológica

que está convirtiendo a este país

en un auténtico catálogo de fenómenos adversos.

Si bien no hay que lamentar víctimas durante estas tormentas,

sí hay que destacar los daños millonarios

provocados por el granizo, que destrozó vehículos,

ventanas y jardines, dejando una factura

aún mayor a una región que ya no puede soportar muchos más castigos

por parte de la naturaleza.

Australia es el foco de la actualidad natural

desde comienzos de año.

Ya desde el pasado mes de noviembre

comenzamos a hablar de los inmensos incendios forestales

que asolan partes del país.

Desde el comienzo de la temporada de incendios,

han ardido en el país más de 190.000 km cuadrados de bosque,

una extensión que equivale a dos veces la superficie de Portugal.

La lucha contra las llamas es muy compleja,

y el daño ambiental alcanza cotas pocas veces vista.

Hoy los incendios de Australia son los protagonistas

de nuestro reportaje.

En este arranque de 2020 el mundo tiene vueltos sus ojos a Australia,

que afronta desde hace meses una verdadera plaga bíblica

en forma de incendios forestales.

Pocas veces el ser humano ha visto un caso similar,

en el que las cifras no dejan de aumentar según pasan los días

y donde todo parece indicar a día de hoy

que el fuego gana claramente la partida.

El mes de noviembre confirmó a la zona de Nueva Gales del Sur

como una de las más castigadas,

y en ella se desarrollan algunos de los peores incendios forestales

que se recuerdan en el país.

En las últimas semanas los incendios no han hecho más que proliferar

en medio de una situación meteorológica dantesca,

y que ha derivado en una verdadera tragedia natural

que deja cifras que a primera vista podrían considerarse irreales.

Por desgracia las cosas son tan reales

como las viven los afectados por los incendios,

y en estas fechas ya se habrían superado

los 18 millones de hectáreas calcinadas por las llamas.

Quizás dicho así no se calibra bien cuánto supone,

pero hablamos de una superficie similar a dos veces Portugal.

El drama humano es terrible, y se estima que unos 6000 edificios

ya han sido pasto de las llamas en Nueva Gales del Sur

y en el estado de Victoria,

a donde están llegando los incendios por su sector norte.

33 personas han perdido la vida hasta el momento

y las imágenes dantescas de los bomberos

trabajando en condiciones infernales han sido comentadas en todo el mundo

por el reflejo de una situación que se ha ido de las manos.

La causa de los incendios es nuevamente motivo de disgusto

y enfado a partes iguales.

Si bien hay un porcentaje bastante importante

de incendios provocados por rayos,

nuevamente la mano del hombre estaría detrás

de alguno de los grandes fuegos que aún siguen activos.

Incendios que provocan también una verdadera tragedia ecológica,

de consecuencias imprevisibles.

Científicos de varias universidades han cifrado en unos 450 millones

el número de animales que podrían haber fallecido,

una auténtica extinción y el golpe de gracia a muchas especies únicas.

Los koalas han sido y son sin duda alguna

la imagen que simboliza el sufrimiento de los animales.

Atrapados por su propia lentitud, habrían visto reducida su especie

en un 30% con casos terribles como el de Isla Canguro,

donde habita una variante de koala endémica

que estaría a punto de desaparecer.

Quedan muchas preguntas sobre los incendios australianos

de esta temporada.

Cómo han podido llegar a este punto, hasta cuándo seguirá ardiendo

y cuánta superficie más será pasto de las llamas,

y desde hace unas fechas una nueva cuestión,

qué implicaciones tendrán en el clima global,

algo que parece ya se da por seguro,

a la espera de saber a qué escala nos afectará,

porque todos somos parte del drama de los incendios de Australia.

Pues como siempre las temperaturas nos sirven

para poner el punto y final al programa de hoy.

Regresamos dentro de una semana

pero ya saben que nos pueden volver a ver

en la web de esta casa, rtve a la carta

y seguirnos en twitter, en tveteleplaneta

Les esperamos dentro de siete días,

con más naturaleza, ciencia y tecnología.

Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 27/01/2020

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter
Programas completos (345)

Los últimos 348 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos