'También entre los pucheros anda el Señor' es una miniserie documental de 7 capítulos de corte histórico-gastronómico sobre las vida y obra Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como Santa Teresa de Jesús o Teresa de Ávila. Dirigida por Belén Molinero, el documental aborda cronológicamente la vida de la religiosa, poniendo el foco en algunas de las facetas menos conocidas de su biografía, su infancia, su juventud, su lado más humano y humorístico y los lugares en los que vivió, con especial atención a la cocina de cada lugar.

La serie ha contado con el material de archivo del Fondo Documental de RTVE y de nuevas imágenes grabadas en los distintos conventos del Carmelo y las ciudades teresianas de España.

4250870 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos También entre los pucheros anda El Señor - Toledo - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Dejamos, en el capítulo anterior, a Teresita niña con 7 años.

Sus juegos infantiles, con su hermano Rodrigo son, ya lo sabemos,

sentirse monja, santa e imaginarse que los páganos les cortan la cabeza

convirtiéndolos en mártires.

Corre el rumor de que han llegado a España los restos de una expedición

que había salido tres años antes, al mando de un tal Magallanes,

con la pretensión de dar la vuelta al mundo.

¡Cómo si eso pudiera hacerse!

Pero dicen que se ha hecho y que de las cinco naves que partieron

sólo ha vuelto una con 18 hombres hambrientos.

A Teresita estas cosas no le importan

aunque oye hablar de ellas a sus padres y hermanos.

Hemos ganado una batalla a los franceses, en Pavía

y tomado prisionero a su rey Francisco

del que dicen las damas que es un hombre muy guapo.

Teresa con la cabecita llena de fantasías sobre caballeros y damas

que ha ido aprendiendo leyendo los libros de caballerías

con los que su madre se entretiene

durante sus casi continuos embarazos,

imagina al hermoso rey prisionero en Madrid.

Y ―como otras muchas españolas― se emociona.

El año 27 nace, Agustinito,

el mismo año que Carlos I de España y su esposa,

la reina Isabel de Portugal tienen al príncipe Felipe,

que reinará con el nombre de Felipe II.

A menudo, Teresita acompaña a su madre al monasterio de Santo Tomás,

para pedir por un buen parto.

Le gusta a Teresa la entrada en el monasterio

porque le han contado que esa «H» inmensa es muestra del amor

que la reina Isabel tenía por su marido el rey Hernando.

Cruzan con respeto el claustro del Silencio,

también le ha explicado doña Beatriz

que los haces de flechas con la punta para abajo

significan voluntad de unidad.

Y las granadas abiertas

el símbolo de la conquista del último reino moro en España.

Pero a la niña le llama la atención

más que nada el sepulcro del príncipe Juan,

único hijo de los Reyes Católicos,

muerto a los 19 años y vestido como un caballero paladín,

como ella se imagina los de los libros de caballerías.

(VOZ TERESA)Don Juan, para nacer que bien Sevilla.

Don Juan para morir en Salamanca.

Don Juan para dormir y descansar, la tierra de Ávila.

El destino toma muchas formas y no es fácil decidir

si para el reino su muerte fue una desgracia o una ventura,

pues si don Juan hubiera vivido

nunca hubiera llegado a España el Cesar Carlos.

Poco a poco Teresa va recibiendo la educación de una damita acomodada,

su destino será el matrimonio o el convento y, ahora,

parece que el convento, no le hace ya tanta gracia.

Los veranos la familia los pasa a tres leguas de la villa de Ávila,

en Gotarrendura,

Mucho más sencilla que la casa de Ávila.

Teresa se encontraba a gusto ahí,

donde probablemente aprendió a conocer el alma de los humildes.

Es en el palomar,

donde pasaba tiempo atendiendo a los pájaros con su madre.

Mucho tiempo después llamaría a sus fundaciones «palomares»

y a sus monjitas «mis palomillas».

El año siguiente, 28, nacerá su hermana Juana,

también en Gotarrendura.

Y el mismo año morirá su madre,

pues había quedado muy postrada después del último parto.

Teresita tenía 13 años, y, ahora, la muerte de aquella

con quien había tenido tan gran comunicación le dejaba un gran vacío

(Voz Teresa)Como yo comenzaba a comprender lo que había perdido,

me fui a una imagen de nuestra Señora de la Caridad

y le supliqué que fuese mi madre.

Y creo que a pesar de la simpleza de mi acto me valió,

porque siempre he hallado en esta virgen gran ayuda y consuelo.

Ya sabemos que Teresa, monja de las Carmelitas de la Encarnación,

intenta fundar un convento de descalzas,

donde las reglas no sean tan relajadas.

Pero, en plena batalla, es llamada a Toledo

para atender a una persona de mucho relieve:

La viuda doña Luisa de la Cerda, que ha entrado en lo que hoy llamaríamos

una grave depresión y que no encuentra consuelo.

¿Fueron sus amigos religiosos los que la hicieron llamar?

¿Fueron los enemigos para apartarla de Ávila?

Lo cierto es que ella misma comprendió

que convenía a su propósito el estar un tiempo alejada.

Y por primera vez en su vida, a los 47 años de edad,

Teresa de Cepeda y Ahumada,

ve una gran ciudad con sus calles llenas de gente,

tráfico de mercaderes, mercados.

Y quizás sienta un cierto orgullo,

¿no llamaban a su padre en Ávila «el Toledano»?

¡Toledo, fundada como Roma sobre siete colinas!

¡Toledo defendida por el río Tajo!

¡Toledo, la ciudad de las tres culturas.

¡Toledo, la ciudad donde convivían la sinagoga, la mezquita

y la iglesia!

¡Toledo, la ciudad que transmitió a Europa todos aquellos saberes

que cubrían campos como la geografía, la astronomía,

la cartografía, la filosofía, la teología, la medicina,

la aritmética o la botánica!

¡Toledo donde nació el rey Alfonso VI, destinado a reconquistarla

acompañado por el Cid Campeador montando a su célebre «Babieca»!

¡Toledo, la ciudad de la que el cesar Carlos decía

que sólo se sentía rey de España cuando estaba en ella.

Fue también el encuentro de una mujer humilde

con el lujo exagerado de la más rica de Castilla;

doña Luisa de la Cerda que vivía en un suntuoso palacio, la Casa de Mesa

Su compañía hizo mucho bien a la doliente viuda,

que sintió la enorme personalidad de Teresa

y consideró hallarse ante una santa.

(Voz Teresa)¡Pobre doña Luisa!

Una de las mentiras del mundo

es llamar señores a las personas semejantes,

porque no son sino esclavos de mil cosas.

Y pronto vinieron invitados, gentes ilustres y distinguidas,

que querían conocer a la monja de la que se decía que era una santa

Ahí conoció a una mujer sorprendente,

pero que preferiría no haber conocido,

la princesa de Éboli, doña Ana de la Cerda,

sobrina de doña Luisa, su anfitriona

Teresa, rodeada de nobles y prohombres de la Corte

comprendió que a pesar de que ella no los tenía en cuenta,

los necesitaba para sus planes de fundación.

Necesitaba su influencia y también, acabó por comprenderlo, su dinero.

También paseó la ciudad Teresa,

y no dejó de ir a la que sabía era la casa donde había nacido su padre

en la calle de las Tendillas esquina la de Aljibes.

Muy cerca del palacio de doña Luisa

se alzaba el convento de San Clemente,

al que ella solía ir a oír misa.

Un día después de comulgar,

una mujer que estaba buscando una zapatilla,

imaginó al ver a la santa, tan humildemente vestida,

que ella se lo había cogido y, furiosa,

comenzó a golpearla con su otra zapatilla.

A Teresa le dio risa y,

cubriéndose la cabeza con las manos huyó donde sus compañeras diciendo:

«Dios la perdone, que hoy tenía yo la cabeza dolorida».

Un día, los criados vinieron a avisarla

de que una mujer en harapos insistía en verla.

¿Es el destino?

Teresa, desde luego lo consideró la voluntad del Señor.

Era la Beata Maria Jesús de Yepes.

Tuvo una visión ―el mismo mes y día que Santa Teresa―,

ordenándole fundar un convento basado en las antiguas reglas.

¿Qué hablaron estas dos mujeres?

En su lugar lo sabremos, pues ello tuvo consecuencias.

La visita de la beata y también la de fray Pedro de Alcántara,

que aprobó sus proyectos en Ávila y la visible mejoría de doña Luisa

fueron la señal clara para Teresa de que debía volver

y terminar lo emprendido:

la fundación del monasterio de San José.

Su primera Fundación.

Han pasado 5 años.

Por fin, Teresa había recibido la Patente

que la autorizaba para fundar Monasterios de religiosas

y religiosos descalzos.

Ese mismo año vuelve a Toledo a casa de su amiga

doña Luisa de la Cerda.

Un magnate ha dejado como última voluntad

que se funde en la ciudad un convento de Carmelitas Descalzas.

Pero, como siempre, los nuevos conventos no son bien recibidos

y los problemas burocráticos se acumulan.

Sólo le quedan tres ducados en la bolsa, pero no desespera:

ella misma decía: «Si Teresa de Jesús y tres ducados no son nada,

Teresa de Jesús, tres ducados y Dios lo son todo».

Una y mil veces pateó Teresa Toledo.

La plaza de Zocodover, donde ella sabía que apenas 7 años antes

se había celebrado el Auto de Fé en honor de Felipe II

y su nueva esposa Isabel de Valois.

Obra del Señor fue también

el que un sacerdote les enviase un jovenzuelo,

al que todos consideran un pícaro, de nombre Andrada.

Él les dice que conseguirá la casa,

una de las criadas de doña Luisa presta el dinero.

Y Andrada encuentra en efecto la casa en plena judería,

en la calle San Juan de Dios.

Al amparo de la noche se introducen en ella y la limpian

y aderezan como pueden.

(Voz Teresa)Estuvimos toda la noche preparándolo todo,

pero no había donde hacer la iglesia,

excepto en otra pieza que estaba junto,

en la que vivían unas mujeres,

y su dueño también nos la había alquilado.

-No hay más remedio que empezar a pica aquí,

está amaneciendo.

(Voz Teresa) Estaba a punto de amanecer

y no nos habíamos atrevido a decir nada a las mujeres

por miedo a que nos denunciasen,

así que comenzamos a abrir la puerta a través de un tabique.

Al oír los golpes las pobres se levantaron despavoridas.

Nos costó trabajo calmarlas.

Pero lo conseguimos a tiempo,

porque ya era hora de la misa y el Señor las aplacó.

Un año después, en 1570, Teresa de Jesús y sus monjas

se instalaron en una casa en el “Torno de las Carretas”,

junto a la capilla de San José,

donde permanecieron hasta 1583.

Luego, el convento se trasladaría a un lugar muy próximo

a la Puerta del Cambrón,

cercano también al Monasterio de San Juan de Los Reyes.

En éste, el quinto de sus «palomares»,

es donde Teresa se encontraba más a gusto.

En él redactó de nuevo su vida, por eso, sin duda, llamaba a Toledo:

"el escritorio".

En 1576, el mismo año en que El Greco llegó a Toledo,

estaba ella en este Monasterio terminando «Las Fundaciones».

¿Se conocieron el pintor de la mística española

y la más grande de las española místicas?

Hemos saltado del siglo XVI al XXI, un buen salto,

cinco siglos, nada menos.

Cinco siglos en los que el mundo ha cambiado;

la sociedad, las costumbres, las máquinas,

quizás lo que menos haya cambiado sea la cocina.

Claro, en su forma, no en el fondo.

Hoy realmente comemos casi lo mismo que en tiempos de Santa Teresa.

Vamos a verlo.

No sabéis lo contento que estoy de ser anfitrión

de buenos y grandes chefs,

colegas míos de profesión.

No sé si resistiré la tentación de bajar un día al ruedo,

a cocinar, por supuesto.

Hoy nos deleitarán nuestros compañeros cocineros en Toledo.

-Vamos a elaborar una perdiz asada a la albaronía.

Introducimos una cebolleta en el interior de la perdiz

para darle jugosidad.

Le ponemos un poco de tocino y le vamos a abrigar.

Una vez este punto, salpimentamos.

Un poco de sal.

Y la vamos a poner en una sartén para introducirla en el horno

con lo cuál la vamos a regar con un poco de aceite.

La introducimos

y programamos el horno a 180 grados durante 45 minutos.

Alboronía es una palabra árabe, unas de las 4.000 que hemos heredado.

En su origen era un guiso de berenjenas.

La berenjena se introdujo en Europa gracias a los árabes por España

y España a su vez la introdujo en América.

Seguro recordáis aquellos versos de Baltasar de Alcázar:

"Tres cosas me tienen preso, de amor es el corazón,

la bella Inés, el jamón y berenjenas con queso".

Bernal Día del Castillo en su historia verdadera

de la conquista de la nueva España cita el ají o chile.

Ají que trajo Cristóbal Colon a España

y que tuvo una gran aceptación debido a ese toque picante

que aportaba a las elaboraciones.

Se comparó con la pimienta por su fuerza, su aroma, su sabor,

de ahí el nombre de pimiento a la planta y al fruto.

El cultivo en Europa debido a su clima, a sus tierras y a sus aguas

dio lugar a una gran variedad de pimientos.

En España quedaron los más grandes y dulces.

El pimiento rojo y el verde son los que utilizamos en alboronía.

-Vamos a elaborar la guarnición de la perdiz, una albornía.

Echamos un poco de aceite en una olla

y los ajos los tengo entero pero los voy a partir solo en tres trozos.

Después de que esté frito vamos a echarle la cebolla,

le echamos también una hoja de laurel para que coja el aroma.

Enseguida vamos a echar el pimiento con la cebolla,

todos los guisos regionales de España el pimiento y la cebolla

se utiliza para todos los guisos.

Ahora vamos a echar el calabacín.

Seguidamente vamos a echar la berenjena.

La calabaza.

Ahora vamos a echar el tomate,

es un tomate frito casero que hacemos aquí;

lo hacemos con cebolla, zanahoria...

-Ya tenemos la perdiz asada.

Vamos a sacar la perdiz.

Vamos a darle brillo con los propios jugos que tiene

y la vamos a sacar para llegar al despiece de ella.

Le quitamos la cuerda.

Ahora vamos a trocear.

Y vamos a proceder a poner la alboronía,

le damos un poco de forma.

Vamos a hacer una ración con media perdiz.

Y vamos a salsearle con su jugo.

Vamos a acabar el plato dándole un aroma de campo

y tenemos el plato acabado.

Bien se sabía que las monjas del Carmelo Descalzo

comían pocas veces carne.

Se cuenta que en una casa quisieron homenajear a la madre

con un guiso a base de perdices

con cierto pudor y miedo no fuese que Teresa la rechazase.

Teresa viendo que había cierta confusión en la mesa les dijo:

"No os apuréis, hijos míos, los santos a tiempo,

cuando penitencia, penitencia, cuando perdices, perdices".

La Monja Andariega la llamaron despreciativamente, y,

sí andariega resultó.

Fundó 17 conventos de Carmelitas Descalzas:

Ávila, Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana,

Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas de Segura, Sevilla,

Caravaca de la Cruz, Villanueva de la Jara, Palencia,

Soria, Granada y Burgos.

También entre los pucheros anda El Señor - Toledo

26:31 07 oct 2017

Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. En el capítulo 2 se narra la fundación del Convento de San José en Toledo y se aprovecha para mostrar una receta de Perdiz asada con Alboronía.

Seguimos las dificultades y aventuras pasadas por Santa Teresa para fundar sus distintos Monasterios, en este caso el de Toledo, ciudad imperial y cuna de los Cepeda. Toledo, la ciudad de las tres culturas, la que el César Carlos decía que sólo se sentía rey de España cuando estaba en ella. Y Toledo, la primera gran ciudad que ven sus ojos, a la edad de 47 años…

Ese Toledo de hoy, capital de Castilla-La Mancha, enfajada por el río Tajo, como puede verse desde el Parador de Turismo, es sede de una magnífica gastronomía. En este caso se centrará en una de las reinas de la cinegética española: la perdiz escabechada con alboronía. Con la ayuda de Sergio Fernández, el espectador comprenderá mejor la cocina del siglo de la Santa.

Histórico de emisiones:
24/10/2015

Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. En el capítulo 2 se narra la fundación del Convento de San José en Toledo y se aprovecha para mostrar una receta de Perdiz asada con Alboronía.

Seguimos las dificultades y aventuras pasadas por Santa Teresa para fundar sus distintos Monasterios, en este caso el de Toledo, ciudad imperial y cuna de los Cepeda. Toledo, la ciudad de las tres culturas, la que el César Carlos decía que sólo se sentía rey de España cuando estaba en ella. Y Toledo, la primera gran ciudad que ven sus ojos, a la edad de 47 años…

Ese Toledo de hoy, capital de Castilla-La Mancha, enfajada por el río Tajo, como puede verse desde el Parador de Turismo, es sede de una magnífica gastronomía. En este caso se centrará en una de las reinas de la cinegética española: la perdiz escabechada con alboronía. Con la ayuda de Sergio Fernández, el espectador comprenderá mejor la cocina del siglo de la Santa.

Histórico de emisiones:
24/10/2015

ver más sobre "También entre los pucheros anda El Señor - Toledo" ver menos sobre "También entre los pucheros anda El Señor - Toledo"

Los últimos 33 documentales de También entre pucheros anda el Señor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Alcalá de Henares

    Alcalá de Henares

    27:59 04 nov 2017

    27:59 04 nov 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy Histórico de emisiones: 28/11/2015

  • Granada

    Granada

    27:11 21 oct 2017

    27:11 21 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. Histórico de emisiones: 21/11/2015

  • Caravaca de la Cruz

    Caravaca de la Cruz

    26:46 21 oct 2017

    26:46 21 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. Histórico de emisiones: 14/11/2015

  • 27:11 14 oct 2017 En el capítulo 4 de También entre los pucheros anda El Señor, Teresa, llena de dudas no sabe si casarse o ser monja. Con 20 años, finalmente se decide: en 1537 profesa como monja de La Encarnación en Ávila. Pero su salud no es buena y en este caso la medicina oficial no sabe curarla. Desesperado, su padre, decide llevarla a ver a una curandera al pueblo de Becedas. En este episodio veremos el nacimiento de la Fundación de Segovia y su enfrentamiento con la Princesa de Éboli. En el Parador prepararemos el típico Potaje Carmelitano y como siempre, el cocinero Sergio Fernández, nos contará curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía en tiempos de la Santa. Histórico de emisiones: 06/11/2015

  • 26:41 14 oct 2017 En el capítulo 3 de esta serie documental se habla de la adolescencia de la Santa y de su estancia en un internado de señoritas. También, con un salto en el tiempo, se avanza hasta 1569 para asistir a la fundación de los conventos de Salamanca y Alba de Tormes. En la sección gastronómica, las truchas serán el plato principal del menú. Histórico de emisiones: 31/10/2015

  • Toledo

    Toledo

    26:31 07 oct 2017

    26:31 07 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. En el capítulo 2 se narra la fundación del Convento de San José en Toledo y se aprovecha para mostrar una receta de Perdiz asada con Alboronía. Seguimos las dificultades y aventuras pasadas por Santa Teresa para fundar sus distintos Monasterios, en este caso el de Toledo, ciudad imperial y cuna de los Cepeda. Toledo, la ciudad de las tres culturas, la que el César Carlos decía que sólo se sentía rey de España cuando estaba en ella. Y Toledo, la primera gran ciudad que ven sus ojos, a la edad de 47 años… Ese Toledo de hoy, capital de Castilla-La Mancha, enfajada por el río Tajo, como puede verse desde el Parador de Turismo, es sede de una magnífica gastronomía. En este caso se centrará en una de las reinas de la cinegética española: la perdiz escabechada con alboronía. Con la ayuda de Sergio Fernández, el espectador comprenderá mejor la cocina del siglo de la Santa. Histórico de emisiones: 24/10/2015

  • Ávila

    Ávila

    26:59 07 oct 2017

    26:59 07 oct 2017 El primer episodio se acerca a los primeros años de Teresa de Cepeda y Ahumada, la que luego será Santa Teresa, a su familia y orígenes. Inevitable la mirada estudiosa sobre Ávila, cuna de Teresa. Un salto en el tiempo trasladará al espectador 40 años antes, cuando funda el primero de sus monasterios, San José de Ávila. Ávila es la inevitable protagonista de este primer episodio. Cocinamos en el Parador y Sergio Fernández, profesor de cocina nos ilustra y cuenta curiosidades gastronómicas de la época en que vivió Teresa. La primera receta del programa serán las judías blancas con bacalao estofadas con verduritas del convento. Histórico de emisiones: 17/10/2015

  • 11:47 19 sep 2016 El cocinero Sergio Fernández muestra cómo preparar una ensalada de higos con vinagreta de pipas.  Ensalada de higos con vinagreta de pipas: 100 g. berros / 60 g. bacón ahumado / 4 higos frescos / 2 zanahorias / Anís en grano / Aceite, vinagre / Sal, azúcar / 10 g. pipas peladas

  • 21:51 13 jun 2016  El cocinero Sergio Fernández y la experta en nutrición Eulàlia Vidal preparan una ensalada de ahumadas y cítricos, y una espuma de arroz a la canela como postre.  

  • 4:21 20 ene 2016 En Burgo de Osma, Soria, hemos encontrado una mantequilla artesanal con la que hacen postres muy variados. Además, Sergio Fernández nos cuenta consejos para conservar bien la mantequilla.

  • 24:34 18 ene 2016 El cocinero Sergio Fernández y la experta en nutrición Eulàlia Vidal preparan paté de berenjena a la miel y empanadillas de manzanas a la canela.

  • 5:12 30 nov 2015 En el último capítulo de ‘También entre pucheros anda el Señor’ cocinamos desde Alcalá de Henares unas sabrosas albóndigas de gallina en pepitoria. El chef del parador de la ciudad alcalaína, Julián Martín Bermejo, nos explica cómo hacer esta receta típica del otoño-invierno. No puede faltar en este plato el azafrán, la gallina y las almendras. Consulta aquí cómo hacer esta receta paso a paso.

  • 2:28 26 nov 2015 Último capítulo de la serie documental-biografica También entre pucheros anda el Señor. De 1545 a 1560 (de los 30 a los 45 años) la vida de Teresa transcurre tranquila en el Convento de la Encarnación. En 1553 tiene un trance: al pasar por el refectorio vio un busto de un Eccehomo, que antes no estaba. Desde entonces se centra en la oración. Conoce a la Beata María Jesús de Yepes, que viene ya de Roma con el despacho para poder fundar un convento con los principios carmelitanos. Teresa y la beata han tenido el mismo día y mes sendas visiones en las que se les ordena fundar un convento basado en las antiguas reglas. El de San José se funda el 24 de agosto en Ávila y sólo 18 días más tarde María Jesús de Yepes funda este Carmelo Complutense. Teresa lo visitará en tres ocasiones. En el Parador prepararemos unas estupendas “Albóndigas de gallina en pepitoria” y Sergio Fernández nos enseñarás nuevas curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía del siglo XVI, para terminar dando paso a la muerte de Teresa en 1582, en Alba de Tormes, en uno de los conventos fundados por ella.

  • 4:08 23 nov 2015 En 'También entre pucheros anda el Señor' viajamos hasta el Parador de Granada donde aprendemos cómo cocinar una sopa de albóndigas con hierbabuena. Consulta aquí la receta paso a paso.

  • 2:57 23 nov 2015 En tiempos de Santa Teresa se elaboraban las albóndigas con carne de gallina, que nunca faltaban en el convento para tener carne y huevos todo el año. Aquí puedes ver cómo se cocinaba la sopa de albóndigas con hierbabuena cómo se hacía hace cinco siglos en los fogones de la época. Una receta de Sergio Fernández.

  • Berenjenas en cazuela

    Berenjenas en cazuela

    3:55 16 nov 2015

    3:55 16 nov 2015 El chef del Parador de Lorca, Pedro Moreno, nos enseña cómo elaborar esta sabrosa receta: Timbal de berenjenas con crujiente de queso y miel. Consulta aquí cómo hacer esta receta paso a paso.

  • Berenjenas en cazuela

    Berenjenas en cazuela

    2:31 16 nov 2015

    2:31 16 nov 2015 En este episodio cocinamos un plato de elaboración básica pero muy especiado: Berenjenas en cazuela. El cocinero Sergio Fernández nos preparar su versión de esta misma receta cómo se elaboraba hace cinco siglos en los fogones de los conventos.

  • 3:50 11 nov 2015 En el capítulo quinto de 'También entre pucheros anda el Señór', Teresa sigue enferma intentando curarse con los remedios que le da una curandera. Lejos de mejorar, su estado es cada vez peor, por lo que su padre decide llevarla de vuelta a Ávila. Teresa entra en coma y la dan por muerta. En 1576 se funda el convento de Carmelitas descalzas en Caravaca de la Cruz, donde tres doncellas se han encerrado en una casa y dicen que no saldrán hasta que se funde un convento carmelitano para ingresar en él. También sabremos de la prisión de San Juan de la Cruz y de la Fundación de un convento de Carmelitas descalzos en Caravaca, por parte de Fray Juan. En las cocinas Sergio Fernández, profesor de cocina y Pedro Moreno, Chef del Parador de Lorca, nos enseñaran, cada uno a su manera, a hacer “Berenjenas en cazuela”.

  • Potaje carmelitano

    Potaje carmelitano

    5:01 10 nov 2015

    5:01 10 nov 2015 En 'También entre pucheros anda el Señor' cocinamos desde el Parador de Segovia un guiso clásico de la época de Santa Teresa: un potaje carmelitano a base de legumbres y verduras. Un elemento que no puede faltar las tradicionales bolas de ajo y perejil, las acelgas y el toque del pimentón y la guindilla. Sergio Muñoz y Óscar Cordero nos enseñan cómo hacer esta receta.

  • 2:37 06 nov 2015 En el capítulo 4 de ‘También entre pucheros anda el Señor’, Teresa, llena de dudas no sabe si casarse o ser monja. Con 20 años, finalmente se decide: en 1537 profesa como monja de La Encarnación en Ávila. Pero su salud no es buena y en este caso la medicina oficial no sabe curarla. Desesperado, su padre, decide llevarla a ver a una curandera al pueblo de Becedas. En este episodio veremos el nacimiento de la Fundación de Segovia y su enfrentamiento con la Princesa de Éboli. En el Parador prepararemos el típico Potaje Carmelitano y como siempre, el cocinero Sergio Fernández, nos contará curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía en tiempos de la Santa.

Mostrando 1 de 2 Ver más