www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5636178
Para todos los públicos Somos Cine - Ali - Ver ahora
Transcripción completa

¿Por qué me miras así?

¿Cómo?

Como si me estuvieras examinando.

(Ruido)

Es que te estoy examinando.

¿Siempre follas con los calcetines puestos?

Llevas bragas de señora mayor.

He hecho una promesa.

Estás temblando.

¿Estás nervioso?

Tengo frío.

Yo también.

Ali tiene dos miedos:

miedo a conducir

y miedo a enamorarse,

aunque en realidad los dos son el mismo miedo.

(Música)

Acabo de ver algo asqueroso.

¿Han vuelto los vegetarianos?

Peor, la madre de los trillizos se ha vuelto a quedar embarazada.

Querrá montar un equipo de baloncesto.

Voy a tener que vomitar cinco veces seguidas

para poder bajarlo.

Ali, llevas fuera media hora.

Me esperan en droguería. Estaba atendiendo a mis negocios.

Perdone, señorita, ¿el azúcar?

En la calle saliendo a la derecha tiene usted un supermercado.

Señorita, Ali, por favor, acuda al mostrador de degustación

de productos italianos.

A Pedro le va fenomenal.

He cobrado otra extra.

Te invito luego al chino.

Un día te van a coger.

Tápame.

¿Qué escuchas?

(Música)

Suena bien.

Me lo ha pasado una compañera de clase.

Eso es que le gustas. No creo.

Yo tampoco.

¿Por dónde llevas "V"?

Donovan se ha quedado encerrado en la cápsula suelo.

¿Has visto cuando Diana se come el ratón?

Sí, qué asco.

A mí que me caía mal Mickey Mouse.

Ali, mira.

Señorita Ali, por favor, acuda al mostrador de degustación

de productos italianos.

Señorita, Ali, por favor...

¿Y no podéis grabar en la bañera de vuestra casa?

Sería otro silencio.

El profesor dice que el silencio suena distinto en cada sitio.

No sabía que el silencio hiciera ruido.

El profesor dice que si algo no suena, no existe.

¿Y si te dice que Britney Spears es un poni te lo crees?

Es uno de los mejores en su especialidad.

Por eso se metió a dar clases

en un módulo de formación profesional.

Trae, te llevo algo. No hace falta.

Julio, son las 14:00.

Ya mismo están saliendo los niños del colegio y está lleno de tráfico.

No sé si es mejor abortar. Tú no puedes abortar, César.

¿No te lo ha dicho el profesor? El profesor no habla de esas cosas.

(Música)

Gracias.

¿De dónde has sacado la mascota?

Un regalo.

¿De quién?

¿De tu novia imaginaria?

Me lo he encontrado en un piso que he enseñado esta mañana.

Siempre te estás encontrando cosas.

Suerte.

Me alegro de que hayas encontrado compañía.

Estás muy solo.

Buena elección.

Dicen que es una raza muy tranquila.

¿Nos vemos a las 17:00 para conducir?

¿Has pintado el coche? No lo voy a pintar, Ali.

¡Hola!

Ya estoy aquí, mamá.

¿Hola?

Mamá, ¿qué haces ahí?

No hay agua caliente.

Tiene náuseas, mareos, sudores fríos...

Es un termo, ¿yo qué sé lo que le pasa?

Dejad de mandarme a repartidores de pizza

y mandadme a un técnico de verdad.

No.

No tiene ni llamita azul ni llamita amarilla.

¿Qué ha pasado?

Nada.

¿Qué hace una cafetera en la cocina?

A ti no te gusta el café.

La he comprado para cuando vengan mis amigas a merendar.

¿Qué amigas?

Mis compañeras de trabajo.

No las conozco.

¿Han venido esta tarde?

Solo había una taza.

¿Una amiga o un amigo?

Una amiga.

Por una amiga no te pones así.

Sabes que no te sienta bien.

Pareces mi madre.

Mis padres han arreglado una roulotte.

¿Para cuándo la plantación de marihuana?

Se van este fin de semana a las sierras.

Qué bien. ¿Por qué no te vienes?

No me gusta el campo. Son solo dos días.

Ya, pero no me imagino vestida de "boy scout".

Les he hablado mucho de ti.

Les gustaría conocerte.

También podemos quedarnos en mi casa si quieres.

¿Para qué?

No sé.

Tengo planes con mi madre.

¿El fin de semana entero?

Sí, el fin de semana entero.

Si quieres me paso y así la conozco.

¿Para qué?

Es tu madre.

Me gustaría conocerla.

Ya conocerás a los míos cuando vuelvan.

Seguro que te caen bien.

Oye, ¿qué haces luego?

Yo qué sé, Julio.

No soy vidente.

Ya lo veré cuando llegue luego.

Julio Abaños.

Tú también puedes entrar si quieres.

No, me quedo fuera.

¿Sabes lo que le falta a ese salón?

No te había escuchado entrar.

Una foto de las dos.

No somos una familia convencional, mamá.

¿Por qué lo dices,

porque tienes una madre medio loca?

(Música)

No puedo más.

Me voy a arreglar.

¿Adónde vas? A la casa de cultura.

Estamos organizando los talleres para las clases de bailes de salón.

¿Ahora?

Bueno, a la hora que la gente sale de trabajar.

¿Hacemos algo juntas?

Otro día, cariño.

Hoy no puedo faltar.

(Pitidos)

Ali, ¿me das cambio de 50?

¿Por qué no me esperaste?

Me desmayo cuando veo sangre.

¿Qué tal la mano? Bien.

Tengo que tenerla inmovilizada unos días,

pero soy capaz de ganarte al baloncesto lesionado.

Deberías de pedir la baja.

Es solo un esguince.

No tengo más monedas.

(Pitidos)

29,10, por favor.

¿Qué pasa que en la guardería no os enseñan a sumar?

La botella vale 20.

No tenemos más.

La botella vale 15.

Tú las robas. Robar vale dinero.

¿No te lo ha dicho tu padre?

Si no hay 20, no hay botella.

Si vais a coger el coche, tened cuidado con los controles

de alcoholemia.

He cobrado la extra.

¿Bombones?

Yo invito.

(Música)

Que sí era.

Era demasiado delgada para ser Yolanda.

-Era morena, ¿no? -Últimamente está fatal.

-¿Qué le pasa? -El novio, que no sabe cómo dejarlo.

¿Otra vez? Como si fuera difícil.

La última vez el novio intentó suicidarse.

Patético. ¿Cómo?

Se cortó las venas. Exacto.

Pobrecito.

Mira que enamorarse...

Hay que ser capullo.

(Música)

Estoy ovulando.

(Música)

Qué hondo está hoy.

Un hombre se come un "jumbo" con capacidad para 300 pasajeros.

Confiesa que lo que más le costó fueron los neumáticos

porque le provocaban gases.

Me encanta tu gorro.

¿Has visto?

Cada vez te pareces más a mí.

(Música)

¿Pasamos por el videoclub y alquilamos una peli?

No, que te duermes y me aburro.

¿Yo me duermo?

Sí, mamá, te duermes.

No me doy cuenta.

Porque te duermes.

¿Ese quién es?

Es Antonio.

¿Qué Antonio?

Esto es una broma, ¿no?

¿Esto qué es, una encerrona?

Yo no sabía que iba a venir.

¿Por qué no me lo has dicho antes?

Porque te conozco.

Yo también te conozco a ti.

Por favor, dile ahora mismo que se vaya.

No se va a ir.

Es mi novio, Ali,

y deberías conocerlo.

Se va a venir a vivir con nosotras.

¿Y yo no tengo nada que decir?

Vamos.

¿Otra vez?

¿A ti qué te pasa, mamá?

¿Es que no aprendes?

Eres una enferma.

(Música)

Ali y las olas del mar.

Mi primo nos dijo que eran 20.

A él le conozco, a ti no.

¿Cómo sé que no eres el hijo del dueño?

Más quisiera.

El padre está parado.

20 es lo que tenemos.

Pues se lo vais a tener que pedir a los reyes magos.

Te juego el dinero que falta a que te hago reír.

¿Y yo qué gano si no?

Te quedas con los 20.

Hecho.

Mi videojuego.

Hola.

Ahí me siento yo.

Y ahí también.

Te recuerdo que el cuarto de estar es el mío.

Está prohibido entrar.

(TARAREA)

Hola, ya estoy aquí.

Antonio, ¿qué haces ahí sentado?

Estoy cómodo aquí.

Ah.

(Golpe)

¡Me cago en la puta!

Pero ¿vas a poder bailar?

¿Cómo que no voy a poder bailar?

(RÍEN)

Antonio, levántate que tenemos que ir...

No, ya puedo.

(Teléfono)

¿Sí?

Un momento.

¿Quién eres?

¡Ali, es para ti!

¿Quién es?

Julio.

Dile que estoy donando un pulmón.

Está donando un pulmón.

¿La puedes llamar más tarde?

¿Quién es Julio?

Un friki.

Cuando quieras nos vamos.

Yo ya estoy.

Pídete una pizza.

Yo invito.

(Pitido)

Vicente, es que no entiendo por qué tienes un coche rojo.

¿No sabes que tienen el 70% de los accidentes?

Ali...

Son los que más accidentes tienen y los negros los que más roban.

Llevo ocho años con este coche y no he tenido ningún accidente.

Además no es rojo, es burdeos.

¿Que ocho años tiene el coche?

¿Me quieres enseñar a conducir en una cafetera?

Venga ya.

No me fio de lo que no pueda hacer mientras fumo.

Puedes fumar. Y matarme al mismo tiempo.

Pues no fumes.

Es que me apetece fumar y voy a fumar.

Joder, Ali,

¿vas a entrar en el coche o no?

Píntalo.

No sé para qué quieres aprender a conducir.

Cuando nos invadan los marcianos y el mundo se acabe,

no quiero huir en autobús.

Me tienes que devolver esa película.

Cuando quieras, es malísima.

¿Qué hora es?

Las 12:50.

Mañana aprendo.

¿Me acercas al supermercado?

Gracias.

Oye, y si quieres de camino te invito a una Coca-Cola

y así no pasas tanto tiempo solo.

Muchas gracias, no sé qué haría sin ti.

(Música)

¿Y esta que canta quién es?

¿Tu novia imaginaria?

Canta bien, ¿eh?

La echo un montón de menos.

Mira, son comestibles.

Me las he pillado por Internet.

-Yo creo que le gustas. -¿Al jefe?

No, al nuevo.

Pasa, que los pelirrojos dan mala suerte.

¿Qué es eso?

Nada.

Para ser nada está envuelto en un papel de regalo muy bonito.

¿Qué hacéis esta noche?

Es que mi casa la están fumigando. Ali, es martes.

¿Mañana tenéis que ir a misa?

Me estoy imaginando con 50 años completamente gorda

y comiendo en este mismo sitio.

-Yo me suicido. -¿Por qué?

Dicen que los gordos son más felices.

La mayoría de los niños americanos son gordos.

-Comen bebiendo leche. -Es por la Coca-Cola.

En América es gratis. Antes la Coca-Cola era verde.

Y Michael Jackson era negro.

Si, y Britney Spears era un poni, no te jode.

¿Por qué se hizo blanco?

Le gustarían más los blancos.

A mí me gustan los negros. Hazte negra.

También me gusta como soy.

Si Britney Spears tuviera un hijo con un poni, ¿a quién se parecería?

Al padre.

Yo no podría ser otra persona aunque quisiera.

Venga ya, si te pintabas un bigote porque te gustaba Freddie Mercury.

Era una niña y las niñas hacen esas cosas.

Fue hace un año, Ali.

Déjala, Manuela, todo el mundo tiene derecho a madurar.

¿Qué estás esperando,

que te saque a bailar?

Vaya meada larga, ¿no?

¿Por qué no vamos al "Jump"?

Si no vas a hacer nada...

Le da miedo. ¿Por qué le da miedo?

Porque le gusta.

Pues sí, ¿qué queréis?

En el fondo soy una antigua.

Mis padres llevan juntos desde los 15.

Como no te des prisa, te lo van a quitar.

Me apuesto lo que queráis a que no lleva bragas.

Pregúntaselo a él. ¡Vete al carajo!

Hola, Ali.

¿Y Julio?

Creía que estaba contigo.

Pues no, no está.

Si lo ves, dile que voy al "Jump".

¿Y ese quién es?

Manuela, por favor.

Bueno, ¿qué?

¿Bailamos o nos quitamos las bragas?

(Música)

No puedo.

Es que voy borracha.

Ali, deja de robarle las bragas a su madre.

Las he heredado.

Venga.

(A LA VEZ) ¡Una, dos y tres!

Buenos días, cariño.

Buenos días.

Qué guapa estás esta mañana.

¿Vamos a la piscina hoy?

Vale.

Me voy a trabajar.

Nos vemos a las 19:00.

Te espero en las sillas de abajo.

Luego nos pasamos por el videoclub.

(TARAREA)

Buenos días.

(TARAREA)

Hasta luego.

(TARAREA)

¡Ali!

¿Qué haces aquí? Hola, ¿no?

Hola, ¿qué quieres?

No me has dicho si te gustó el regalo.

La próxima vez pide permiso antes de abrir mi taquilla.

No la abrí, lo metí por el hueco. Es lo mismo.

Pensé que te haría ilusión.

¿No se me nota?

No sé qué te pasa conmigo.

No me hablas, te llamo por teléfono y no me lo coges.

Sobrevivirás, no te preocupes.

Ahora, por favor, deja de seguirme.

No te sigo, voy al trabajo.

Hemos echado un polvo,

pero no por eso voy a mandarte mensajes de madrugada

diciéndote que te echo de menos.

No tengo móvil y no te he pedido eso.

Me lo acabarás pidiendo.

¿Y qué pasa si lo hago?

Julio, no me hagas vomitar, por favor.

Acabo de desayunar.

Eres imbécil.

Atención, le recordamos que en 30 minutos

cerrarán nuestras instalaciones.

(Música)

No me pongas las manos ahí delante.

Las tengo que poner ahí.

Antonio, me vas a quitar.

Un restaurante con tantos cubiertos no debe de ser barato.

Qué de números.

Pues no, no lo es.

¿Y qué es lo que celebramos?

No te preocupes por eso.

Pide lo que quieras.

¿Qué es lo más caro?

Pedimos un vino, ¿no?

¿Os apetece?

Por mí muy bien.

¿Un Protos, un crianza?

Perfecto.

¿Para beber saben ya qué van a tomar los señores?

Sí, una botella de... Boga, gran reserva.

Buena elección.

Por lo que vale debe ser buenísimo.

Ay, qué pena.

Podía haber traído su cámara y haberle dicho al camarero

que nos hiciera una foto.

Si no quieres estar aquí, puedes irte.

¿Puedo irme?

Mejor me quedo.

Si estoy bien, estoy feliz contigo y con...

Perdona, ¿cuál era tu nombre?

¿Cómo debo llamarlo?

¿Tendría que llamarlo papá?

Si quieres, puedo ser más afectiva.

¿Tú qué dices, papi? Ya está bien.

Somos una familia, ¿no?

Ya está, el móvil.

Podemos hacer una foto con el móvil.

Pero ¿cómo la hacemos?

¿Me siento en sus rodillas o esperamos a la comida

y la hacemos...?

O te callas ahora mismo o te vas.

No pasa nada. Y tú te callas que no es tu hija.

¿Entonces no me va a dar la paga?

No me sigas.

Deberías pedirle disculpas.

Ya la has oído, no eres mi padre,

así que no me vuelvas a decir lo que tengo que hacer.

Es verdad, no soy nadie para decirte que cuides a tu madre, perdona.

Yo la estoy cuidando.

Déjala tú en paz.

No eres mi hija.

No hace falta que me digas lo que tengo que hacer.

No deberías fumar.

Hay sensores de humo.

No eres justa conmigo.

¿Y tú conmigo?

Sabes que no tiene sentido, mamá.

No te empeñes.

Esta vez es distinto.

Eso dices siempre.

¿Estás bien, mamá?

Estás pálida.

A lo mejor tienes algo que ver con eso.

Ahora no quiero que vuelvas a la mesa.

Es mi pareja

y no tienes ningún derecho a faltarle al respeto,

ni a él ni a mí.

¿A mí quién me respeta?

Tienes que decirles a tus padres que arreglen la puerta.

Así puede entrar cualquiera.

No es un roulotte.

Es una autocaravana.

Esta es nueva, ¿no?

No sabía que los hippies comían carne.

¿Qué haces?

Mañana tengo un examen.

¿Cómo lo llevas?

Mal.

Dile a tu amiga que deje de grabarte cosas horteras.

Tienes que curarte los oídos.

¿Cómo anda el profesor?

¿Terminaste el trabajo?

Todavía no.

No hemos vuelto a grabar.

¿Por qué no?

No sé.

No me apetece.

Eso es mío, ¿no?

Me lo regalaste tú.

No me acuerdo.

¿Por qué no las vendes?

No las hago para venderlas.

Yo las compraría.

A mí me gustan.

Ya, pero tú eres un friki.

Mi compañero de trabajo friki.

¿Qué hacemos aquí?

¿Esto qué es, "Vacaciones en el mar"?

Me gusta mucho este sitio.

Estamos a más de 100 km.

Como si estamos a mil.

No pienso meterme ahí con un friki.

¿Cómo vas a volver? Ya veré cómo vuelvo.

¿Quieres dejar de grabarme?

Está apagado.

Ali, vas descalza.

Para.

Como se te ocurra arrancar, me tiro.

No te entiendo.

Fuiste tú quien vino a la roulotte.

Sí.

Hubiera sido más fácil pagar por echar un polvo.

(Música)

¡Mamá!

¡Mamá!

¿Qué pasa, hija?

Se me han enredado y no puedo quitármelo.

Ya.

Mira.

Ya está.

(TARAREA)

(Música)

Ali en la calle de los congelados.

¿Hoy no curras?

He venido a hacerte compañía.

¿Quieres que te traiga algo del supermercado?

Tráeme pan rallado.

Ali, no te preocupes, si no puedo quedar para conducir.

Qué putada.

Tengo un campeonato de cometas esta tarde

en el parque El Alamillo.

Esta es nueva, ¿no?

Sí, es la última que ha rodado.

Me la manda con la foto.

¿Una de las actrices más famosas de Bollywood

sigue siendo la novia del vendedor de pisos más famoso de mi bloque?

Ahora está rodando "Mujercitas de Bengala".

Me ha dicho que cuando termine, viene a verme.

¿No sería más fácil pagarte un psicólogo?

Eres un enfermo mental.

Y tú muy joven para ser tan incrédula.

Prefiero ser una incrédula a un enfermo mental.

Me la llevo, ¿vale?

Vale, ya la he visto siete veces.

Tráemela esta noche que la quiero volver a ver.

Va a llover.

Cada vez que tiendo en la azotea llueve.

Cada vez está más raro.

El otro día le vi con una tía en el "Jump".

-¿Y tú qué haces en el "Jump"? -Cambiar de aires.

Nunca queréis ir.

A Julio no le gusta ese bar.

A lo mejor era su hermana.

¿Tú saldrías con tu hermano de marcha?

¿Y por qué no?

¿Hacemos algo?

Tengo Pilates.

He quedado con mi padre para ver el fútbol.

(A LA VEZ) ¡Hasta mañana!

(Claxon)

¿Me estás espiando?

Trabajo ahí al lado y te he visto.

Voy para casa.

Sube, que te llevo.

Te estás mojando.

Que sepas que no pienso abrir la boca en todo el camino.

Si quieres contar tu vida, haz un blog.

¡Otra vez no, coño!

¿Tienes prisa?

Me lo estoy pasando bomba.

¿Sabes conducir?

Venga, suelta el embrague poco a poco.

Suéltalo ya.

Mira, ahora, suelta el embrague.

Venga, suéltalo y acelera.

Muy bien.

Ponlo en punto muerto.

¡Antonio!

¡Pisa el embrague y ponlo en punto muerto!

¡Antonio!

¡Pisa el embrague y ponlo en punto muerto!

¿Cómo? ¡Pisa el pedal de la izquierda!

¿Dónde está el pedal de la izquierda?

¡A la izquierda! ¿Dónde?

¡Al lado de tu puerta!

¡Me cago en la puta!

¿Tú estás bien?

¿Y tú?

Nos lo estamos pasando bomba.

No tengo el móvil, ¿me dejas el tuyo?

Hay que avisar a la grúa.

Hola, buenas noches.

Necesito una grúa.

Aquí...

¿Van a tardar mucho?

Van a tardar un rato.

¿Te importa si llamo a tu madre para decirle que estamos bien?

Llama.

No, soy yo, Alicia.

Nada, que me he encontrado a tu hija viniendo del trabajo

y el coche me ha vuelto a dejar tirado.

Vamos a tardar un poquito, no te preocupes.

Cariño, voy a por naranjas.

Quiero hacerte un zumo de naranjas.

¡Alicia!

¡Alicia, que vas descalza!

¡Alicia!

¡Alicia!

A lo mejor no te vio.

-Estaba sentado en frente. -Entonces sí te vio.

Tienes que pensar qué iba a decirle.

Pensaría que me iba a tirar encima de él o algo así.

(HABLAN)

Los pelirrojos cada vez me gustan más.

Tú, deja la canasta que es mía.

Vale, tranquila.

-Voy a por un batido, ¿queréis algo? -No.

¿Te traigo un novio?

Que la teoría nunca falla...

Primero dicen que no, pasan de ti, pero tantean contigo.

Luego dicen que sí y de repente eres la persona más importante de su vida.

Luego se acomodan, tú te cansas, lo dejas y encimas quedas

como la mala.

Hola, buenas tardes.

Julio no está.

No estoy buscando a Julio.

Hola, César.

¿Qué tal?

Hola, bonita.

-Muy bien, ¿y tú? -Bien.

Creo que voy a hacerme lesbiana.

Hazte lesbiana.

¡Julio!

Después me quedo a grabar.

Van a cerrar. Ya lo sé.

Estoy esperando al cierre para grabarlo.

¿Quieres que te apague las luces?

No, ya lo va a hacer Miguel.

Ya he terminado de ver "V".

Donovan es un capullo.

Se lo tendrían que haber comido los lagartos.

¿Qué tal la mano?

Bien.

Me alegro de que hayas vuelto a grabar.

Yo también.

(Puerta)

Puedes ducharte cuando quieras.

Ya he arreglado el termo.

¿Qué es?

¿Nunca has hecho la compra?

No tan pequeño.

De eso que te has librado.

¿Y esa?

Un día de picnic.

¿Y aquella?

Las olas del mar.

La de al lado ya te puedes imaginar cómo se llama.

Esta noche duermo en el sofá.

¡Ali!

Corre, cierra, que no quiero que Antonio me vea el vestido.

¿Qué tal?

Un poco largo, ¿no?

Tienes unas piernas muy bonitas para que no se te vean.

¿Vas a venir a verme?

No sé si podré.

Puedes invitar a quien quieras.

A mí no me importa.

Mira, míster próstata con miss pérdidas de orina.

Hasta que la muerte los separe.

¿Qué creéis que veremos antes,

un paro cardíaco o cómo se le rompe la cadera a alguien?

No lo vais a creer,

pero aquel señor de allí creo que me ha guiñado un ojo.

A lo mejor tiene párkinson.

Si me convierto en algo parecido,

espero que la eutanasia sea legal.

Calla, que me está sabiendo la Coca-Cola a dentadura postiza.

Mira, ahí está tu madre.

-Creo que va a empezar. -Sí, mira.

(Música)

Gracias, muchas gracias.

¿Nos hacemos unas fotos?

Yo la tiro.

Venga, poneos juntas. Blanca, vamos a hacernos una foto.

¿Eso no tiene disparador automático?

Antonio, ponte tú también. Ya voy.

No os lo vais a creer, pero fue especialista.

Fue doble de Clint Eastwood en Almería.

Sería antes de que lo metieran en agua caliente.

Pegaos un poquito más. No la pongas tan al borde.

¡Me cago en...!

A continuación ha llegado el momento

que todos estábamos esperando.

Después de una larga deliberación del jurado,

que no se nos ha dormido nadie,

por su puesta en escena, por su facilidad en el baile

por su naturalidad, por su plan de pensiones...

El jurado acaba de decidir que la pareja vencedora

de este certamen de baile es...

Es la pareja número 13.

El año que viene, ¿no? O al otro.

O al otro.

O al otro.

¿Quieres?

Es para la cabeza.

Tengo un poco de resaca.

Me alegro de que hayas venido.

¿Te avergonzaste mucho de tu madre?

Un poco.

Salud.

¿Dónde os conocisteis?

En una excursión que hicimos con la Casa de Cultura

al balneario de Archena.

Fuimos los dos únicos que vomitamos en el autocar.

¿Y qué es, soltero, divorciado...?

Viudo.

Vaya...

Es de un pueblo de la sierra

y cuando se murió su mujer, se vino a vivir aquí

con la hermana, con el cuñado...

Hasta que aparecí yo

y le rescaté.

¿De qué murió la mujer?

De un accidente

de ascensor.

¿Un accidente de ascensor?

¿Cómo?

Se cayó el ascensor en el que iba.

No te rías que está durmiendo.

Que está durmiendo, no te rías. No puede ser.

Está durmiendo.

¿Por qué te crees que sube siempre por las escaleras?

Es un poco gafe.

(RÍEN)

Grabando Ali.

Ali montada en la nave espacial.

Ali fumando en el trampolín.

Ali dormida en los vestuarios.

Las bragas de Ali.

(Risa)

Ali se ríe.

Ali, tengo prisa.

Me están esperando.

Vicente, nadie te está esperando.

No me desconcentres.

Ali, no estamos en una clase de preparación al parto.

Qué inteligente.

Nunca me quedaría embarazada.

Cagona.

(Megafonía)

¿Qué haces?

Esa es la taquilla de Julio.

Ya no, se ha cambiado de turno.

Hola, soy Gustavo.

Y yo Natalie Portman.

Señorita, Ali, por favor, acuda a la caja número siete.

¿Por qué no me has dicho nada?

¿De qué?

No te hagas el tonto.

Lo sabes perfectamente.

¿Por qué te has cambiado de turno?

¿Por qué te tendría que decir nada?

Somos solo compañeros de trabajo.

¿Qué quieres, castigarme?

No quiero castigarte, Ali.

¿Entonces por qué haces esto?

No te entiendo. ¿No entiendes qué?

A ti, Ali.

¿Me estás echando las culpas a mí?

Tú no eres así.

En realidad soy Sylvester Stallone, pero me gusta hacer de Ali.

Prefiero no verte.

No me siento bien.

Tengo que irme.

Tengo que devolverte tu serie de "V".

Me voy de vacaciones mañana.

Ya me lo devolverás cuando vuelva.

Ali, acabo de abrir una caja.

¿Quieres uno?

Tienen alcohol.

Se llama licor

y por mucho que coma no voy a ser menos estúpida.

Niña, espera que te lo active.

¿Y Antonio?

Hoy no podía venir a comer.

Tenía una comida con unos clientes.

Lo he visto.

Estaba comiendo solo al lado del supermercado.

Hoy no tengo un buen día.

Me apetecía comer sola.

¿Qué le has hecho ahora?

Nada.

¿No sales hoy?

¿Y tú no vas a clases de baile?

No.

No tiene nada que ver con lo que estás pensando.

Estoy perfectamente.

Yo no pienso.

Soy como tú.

No sé por qué, pero tengo la sensación de que esto

ya lo he vivido antes.

¿Qué te pasa a ti?

Le ha tenido que pasar algo.

Como a todos.

¿Has terminado?

No, no he terminado.

Acabo de empezar.

¿Cómo se llama?

Un "déjà vu", ¿no?

Sí, cuando la historia se repite.

Tú te enamoras,

lo metes en casa,

le haces la vida imposible, se cansan, te dejan

y tú te hundes en la mierda.

¿No es eso un "déjà vu"?

¿Y después qué?

La madre se convierte en la niña y la niña se convierte en la madre.

Levántate, lávate, come, la medicina, firma aquí,

péinate...

¿Qué tal lo hago?

¿Qué tal me sé tu vida?

Vale ya.

Es mi vida.

Yo sabré lo que tengo que hacer.

Muy bien, es tu vida,

pero con tu vida de mierda has jodido la mía.

Perdóname.

No te perdono.

Haberlo pensado antes.

¿Ali?

Ali, ¿qué has hecho?

Ali, ¿qué coño has hecho?

¿Mamá?

¿Mamá?

¡Mamá!

¡Mamá!

Mamá, ¿qué te pasa?

Mamá, por favor, ¿qué te pasa?

(Música)

Ali no es Sylvester Stallone.

¿Cómo estás?

Como si me hubiera caído de un séptimo.

Como si te hubieran empujado.

Tú no, Ali.

Son mis nervios.

Se le estropeó el coche en la sierra volviendo de su pueblo.

No ha podido llamarme hasta hace un rato.

Yo sé que no he hecho las cosas bien

y me duele.

Eres mi niña.

Pero no quiero que te pierdas nada por mi culpa.

Esto es muy bonito, Ali.

Merece la pena vivirlo pase lo que pase.

Es tarde.

¿Tarde para qué?

Mírame a mí.

Tengo más de 50 años y estoy aprendiendo a nadar.

No sé cómo hacerlo.

Sé tú.

Seguro que lo haces mucho mejor que yo.

Tú y yo no tenemos por qué ser iguales.

Ven aquí.

Eres una niña, Ali.

Tienes todo el tiempo del mundo.

Aprovéchalo.

(Música)

Señorita, venimos a cantarte una canción

de nuestra medicina mejor que el tequila

de nuestro chaparrito Antonio.

Voy a por agua.

Hala, muchachos.

(Música)

Estas son las mañanitas

que cantaba el rey David...

Antonio.

A las muchachas bonitas

se las cantamos así.

Cuídala.

Mi niña, despierta.

Mira, que ya amaneció.

Ya los pajarillos cantan.

La luna ya se metió.

Hola. ¿Eres Pablo?

Sí. ¿Está tu hermano Julio?

Sí. Dile que se ponga.

Nos vamos de vacaciones.

¿Y no puedes ir a buscarlo un momento y decirle que se ponga?

Es que nos vamos.

Un momento, Pablo, dile que se ponga.

Nos vamos ya.

¿Te importaría sacarte el chupe del culo y decirle

a tu hermano que se ponga?

(Pitidos)

Vicente, si me haces un favor, te confieso que fui yo

quien escondió el gorrito de lana en la cisterna.

Retiro lo de enfermo mental.

Es burdeos.

Vicente, dime que el coche es burdeos.

Es burdeos.

Si me pasa algo, quiero que te quedes

con mi directo de Stevie Wonder del 84.

No te va a pasar nada.

Sabes conducir perfectamente.

Y ese disco es mío. Te lo regalo de todas formas.

Si llego a saber que vienes aquí, no me juego la vida en coche.

No sabía que tenías carnet.

No tengo.

Es la primera vez que conduzco en mi vida.

¿Qué me estabas siguiendo?

No deberías comer esas galletas.

¡Corre, corre! Sabes que después te salen granos.

Ali, me están esperando.

¿Qué quieres?

He escuchado el CD que me regalaste.

Me gusta mucho.

Eres diferente, Julio.

No pretendes ser alguien que no eres.

Además sabes que uso bragas de señora mayor.

¿Por qué me dices esto ahora?

Me he cansado de ser Sylvester Stallone.

¿Sigue esa chica regalándote cosas horteras?

Seguro que está enamorada de ti.

¿Quién se iba a enamorar de un friki como yo?

La pregunta no es quién se iba a enamorar de un friki como tú,

sino quién no iba a hacerlo.

¿Cuándo vuelves?

En septiembre.

No me importa esperar.

Tengo que irme.

(Sirena)

-¿Qué ha pasado aquí? -Yo te lo cuento, ven conmigo.

Ali, ha habido un fuego.

Ya era hora.

Somos Cine - Ali

14 ago 2020

Ali tiene dieciocho años. Tiene miedo a conducir y miedo a enamorarse. Ali trabaja en un supermercado. Para ella el supermercado es como el recreo del instituto, pero le pagan. Ali fuma constantemente. “Desconfía de todo lo que no puedes hacer mientras fumas”, dice Ali. Desde que Ali fuma, su madre ha tenido cinco novios y cinco depresiones. En las cinco le ha tocado hacer de madre de su madre. Por eso es como es, aunque no lo sepa. Ali está enamorada de Julio pero no quiere aceptarlo. Para ella es más fácil seguir viviendo en el país invulnerable de Ali que cruzar al país de Alicia.

Contenido disponible en España hasta el 11 de marzo de 2030.

ver más sobre "Somos Cine - Ali" ver menos sobre "Somos Cine - Ali"
Programas completos (106)
Clips

Los últimos 149 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos