Servir y proteger La 1

Servir y proteger

Lunes a viernes a las 17.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5641432
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 771 (Parte 2) - ver ahora
Transcripción completa

Es un honor conocer al gran emir en persona.

-¡Es una trampa! -¡Al suelo!

-¡Baja despacio y sin hacer tonterías!

Los han descubierto.

Francotiradores, ¡fuego!

Es un tiro en el pecho. ¡Rápido! (KARIM) ¡Vamos!

Darko y otros tres, abatidos. El emir, detenido y en comisaría.

-El hombre que detuviste es un impostor.

La operación ha sido un fracaso.

El emir, el verdadero,

está libre.

Carranza está en Madrid. Quiere verme urgente.

No me puedo creer que nos hayan engañado fácilmente.

Dejemos de lamentarnos.

La lucha continúa y la persecución también.

-No vamos a correr ningún riesgo. -¿Y tú? También estás en peligro.

-Mi seguridad está prevista.

-¿Cómo? -Me han puesto escolta.

Me voy a quedar en comisaría

y han puesto vigilancia en casa de mis padres.

-Según su plan inicial

el objetivo era atacar en el juicio contra Malek,

atacando el convoy que le traía de la cárcel al juzgado.

Bien, pues para no darles tiempo de maniobra,

hemos adelantado el juicio unos días.

-Diana del Val fue paciente del hospital de Santa Feliciana.

Estuvo ingresada en la época de los bebés robados.

Perder a un bebé marca la vida y, además, tan joven.

-Han pasado 37 años.

Esa niña hubiera cambiado el sentido de mi vida.

-Tu sospecha se confirma.

-Parece una locura, pero todo coincide:

el lugar, la fecha, todo.

Y ella cree que su hija nació muerta,

pero ¿y si no fue así?

-¿Estás de coña?

-Si comparan nuestros ADN en un laboratorio independiente,

saldríamos de dudas.

Sería superefectivo.

¿Ya están los resultados de ADN de Diana y de Rojo?

Sí, pasaré antes de ir a comisaría.

¿Te sigues planteando buscar a tu madre biológica?

Gustavo, necesito pedirte un favor.

Necesito cotejar un ADN con la base de datos

para ver si coincide con los que tenemos.

La experiencia me ha enseñado que es mejor hacer caso al corazón.

Mírame con Fernando. Nunca imaginé llegar a quererlo.

¿Traes los resultados de ADN de Rojo y Diana del Val?

Sí, pero no hay coincidencias entre los análisis de ellos dos

y los restos del cadáver de Laia Giménez.

¿Cuál es tu hipótesis?

Que fue una ejecución.

Lo relaciono más con proxenetas que con clientes.

Creo que usted tiene alguna fijación conmigo.

(RÍE) -¿Cómo que fijación? ¿De dónde saca eso?

-Además de porque me la voy encontrando en todas partes,

me lo dice la intuición.

-Es tarde para arrepentirse. -¿Qué me estás contando?

-He pedido la comparación de los ADN.

Estará esta noche.

Tengo un confidente que puede darnos información de Rojo y Khan.

¿Alguien cercano a ellos? Un chaval que trabaja para Rojo.

A partir de ahí, podríamos hallar la primera prueba.

Estoy haciendo todo lo que puedo.

Te creo, Nico,

pero conviene que te des prisa.

Está aquí. (LARA) -¿Qué dice?

-Que Diana del Val

es mi madre con una probabilidad del 99,9%.

-¿Cuándo tiempo llevamos?

-Ya me sé las noticias de estos periódicos de memoria.

-¿Tomamos un cafelito ahí enfrente?

-No, el cafelito nos lo tomamos

cuando tengamos a Marcos González en el calabozo.

Oye, ¿a ti no te parece muy raro todo esto?

-¿Esto? -Sí, todo esto.

Que nos manden a hacer tronchas a armerías y luego las aborten.

Que nos manden a detener a un traficante de armas

con las justas explicaciones. Es todo muy raro.

-Yo creo que tiene que ver con el operativo de Merche y Karim.

Somos dos peones de un ajedrez muy gordo que no controlamos.

-Ahí te doy la razón.

Miralles está más tensa que las cuerdas de un piano.

-Aitana estará hecha polvo con eso de su madre.

-Sí, pobre.

Fue algo bastante complicado, pero lo llevó mejor

y se está quedando con ella bastantes días en el hospital.

-Y lo vuestro, ¿qué tal? (AMBOS RÍEN)

No quiero detalles del reencuentro. -Que sí.

-Estáis bien, ¿no? -No me voy a quejar.

(AMBOS RÍEN)

-Sí, ha ido tan bien que no me lo esperaba.

Teniendo en cuenta que la última vez la cosa no acabó bien,

yo no tenía esperanzas.

Y una cosa es que uno tenga ganas y, la otra, que funcione.

-Ya, pero ha funcionado.

-Pues sí.

Ha funcionado tan bien que me estoy hasta planteando...

-¿El qué?

-Decirle que vayamos más en serio.

-Una cosa formal, ¿no? -Déjate de formalidades.

Un poco sí. Que haya algo especial entre ella y yo

sin nadie de por medio.

Que sea mi novia, mi chica, llámalo como quieras.

-¡Cuidado! -¿Qué?

-González.

-¿Marcos González? -¡Alto!

-Agente.

Está detenido por blanqueo de capital

y evasión de impuestos.

Tiene derecho a guardar silencio y a un abogado.

-¡Andando! -Vamos.

(NACHA) Gracias. Bueno, Marcos,

¿quieres un café o algo de comer?

-Si quieres le pedimos también unas gambas.

Ya puedes colaborar conmigo

porque soy el único que te puede sacar de aquí.

(Golpe en la mesa)

Si soy tu amigo.

-Elías, relaja.

¿Quieres llamar a alguien?

-Mira, te lo digo yo. Vamos a llamar a la chica esta

y nos explicas por qué tiene este pedazo de casoplón,

si estudia Corte y confección.

-Compañero, ¿me dejas un momento?

Tú colaboraste para pagar el piso de tu novia, ¿verdad?

(ELÍAS CHISTA)

-¿De dónde has sacado el dinero que le has dado?

(Móvil)

El comisario. -Sí, responde.

-Comisario, dígame.

Sí, estamos con el detenido en el interrogatorio.

(BALBUCEA)

Ya, comis...

Sí.

Entendido. De acuerdo. A sus órdenes.

-¿Qué pasa?

-Hemos de dejar este interrogatorio. -¿Cómo?

Carranza, ¿qué ocurre?

-Estáis haciendo buen trabajo, pero desde ahora yo llevo el caso.

El comisario os contará... -Me acaba de llamar.

-Es mejor que salgáis.

-Pero... -Vamos, Nacha.

-Cerrad la puerta.

Ya sabrás que no estás aquí por la evasión de impuestos.

Lo que queremos es lo otro.

(LEE) "Dos fusiles de asalto AKM, un subfusil Uzi,

tres pistolas HK, granadas H67".

Te tenemos fichado desde hace años,

pero como jugabas en tercera de los traficantes de armas

te hemos dado carrete.

Pero ahora has empezado en primera división

y, al primer partido, planchazo.

La venta de mañana, sabemos quién es el comprador.

Una cosa es vender armas a atracadores de poca monta,

pero que todo este arsenal

acabe en manos de terroristas islámicos...

Pasarás tu vida en la cárcel.

-No hablé con ningún moro. Un español vino a buscarme.

-Eso se lo dices al juez.

Te aplicamos la ley antiterrorista y te quedas incomunicado.

Créeme cuando te digo que lo pasarás mal.

Y otra cosa:

también vamos a traer a tu novia.

Si el piso está pagado con armas y acaban en manos de terroristas,

tu novia también es terrorista.

Dos por el precio de uno.

-Yo no sabía nada de eso.

-Vamos a hacer una cosa.

¿Qué te parece si te ofrecemos un trato?

Para salir del mayor marrón de tu vida

y que no le salpique a tu novia,

tienes que obedecernos.

Es muy fácil.

Tu trabajo es no hacer nada.

Dejar que la venta siga su curso con una diferencia.

Intercambiarás una de tus pistolas por una de las nuestras.

Si haces eso, no la cagas

y conseguimos, gracias a eso,

dar con los yihadistas

y hablaremos con el juez para decirle que eres buen chaval

y que tu novia no tiene nada que ver.

¿Qué te parece?

¿Aceptas?

-Hacía tiempo que no tenía una noche de póquer así.

-Aquí he organizado buenas timbas. ¿A que sí, Nico?

-Y tanto. Hace un mes había mucha pasta aquí.

-Repetiremos, chicos,

pero gracias por lo que has hecho antes.

-No hay de qué.

-Si no llega a ser por ti

ese tío hubiera ganado haciendo trampas.

-Tuve suerte de cazarle guardando el naipe.

-Sí, pero para eso, hay que tener buen ojo.

-Nico tiene buen ojo, como yo. En eso nos parecemos.

(Móvil)

-Es el suyo.

-¿Sí?

¿Qué pasa?

Muy bien. Buenas noticias.

El cargamento llegará perfecto. No como la otra vez.

Vale. ¿Cuándo nos reunimos?

Bien, tío. ¡Bien!

Por fin una buena noticia.

Rosu, la carne está a punto de llegar.

Tengo el puerto perfecto.

Gastemos lo de la timba porque presiento una buena racha.

-Te pone contento ganar.

-Eso y la llamada que acabo de recibir.

Venga, te espero en el coche.

Se me olvidaba. Eh...

Tu propina, chaval.

Has sido un crupier excelente. Me has traído suerte.

Nos vemos.

(ROJO SUSPIRA)

-Rojo, ¿necesitarás algo más cuando acabe?

-No. Cierra la puerta al irte. Me voy a dar una ducha.

No tengo ningunas ganas de salir.

(Golpes puerta)

-Coronel.

¿Hay buenas noticias? ¿Colaborará? -Sí.

-¿La pistola está preparada? -Sí.

Lleva un chip GPS de última generación.

Un experto podría encontrarlo, pero así no se nota

y es muy precisa.

-Y ¿no podrían utilizar un inhibidor de frecuencia?

Así se podrían ocultar. -No tendrán tiempo.

Vamos a dar el palo en plena venta.

Si González hace bien su trabajo, saldrá bien.

-Me sorprende que el comisario acepte.

-No le queda mas remedio.

También quiere que todo esto acabe.

-Ya, lo digo porque no es muy amigo de las nuevas tecnologías.

-Lo de los chips en las armas ya nos funcionó bien con ETA

y de eso hace la tira de años.

Querían misiles tierra-aire,

probablemente, para atacar un avión militar o del gobierno.

-He leído sobre esto.

En esa operación participó la CIA.

-No puedo dar esa información.

-Coronel, si eso salió publicado hace tiempo.

Si no me equivoco, era la operación Sokoa, 1986.

-Lo que importa es que los chips han mejorado mucho.

-Más nos vale. De eso depende esta operación.

-Y de ti, Karim, no lo olvides.

(QUINTERO) -Toni, ¿cómo estas?

¿Quieres algo? -Muy bien. Una tónica, por favor.

-¿Tónica? -Una cerveza, mejor.

(QUINTERO) -Aquí tienes.

-¿Y tu churri?

(GANGOSO) ¿Te ha dejado solo?

Habrás perdido la costumbre de beber solo.

Y de dormir solo.

Te ha dejado tirado.

¿Está de viaje?

-A ti qué te importa.

-¡Ah, calla! Ya sé dónde está.

Me lo ha dicho Paula.

Está en casa cuidando a Mateo.

¡Cuidando a su marido!

Como debe ser.

Tendrás que agacharte

para pasar por la puerta con los cuernos.

(TONI RÍE)

-Tengo paciencia, pero no te pases.

-Como no, si has estado en la cárcel.

¡Un policía en el talego

porque el señorito no se acordaba si le habías disparado!

Y luego se lleva a tu novia de enfermera. (RÍE)

-Al final te voy a partir la boca.

-Fíjate que yo pensaba que lo vuestro era amor.

Pero no es amor.

Te ha dejado tirado para irse con el hombre que más la ha engañado

y encima limpiarle el culo.

(TRANQUILO) -Cállate, Andrés.

-Pero si yo lo digo por tu bien.

Para abrirte los ojos.

Verónica te está mandando una señal.

-¿Sí? -Claro.

Te está diciendo a quién quiere y por quién quiere sacrificarse,

porque tú no eres más que un entretenimiento,

un poco de sexo divertido.

Bueno, divertido o no,

que eso habría que verlo, claro.

Y si te quisiera de verdad,

el que estaría en casa comiéndose los mocos sería Mateo,

que es el que se lo merece.

¡Por dios, con lo que tú has hecho por esa mujer!

-Mira que... -¡Eh!

-¡Vale ya! ¿Qué demonios está pasando aquí?

¿Qué te pasa, Andrés? -Nada. Es la juventud.

Tiene la sangre muy caliente y la piel muy fina.

Pero es que hay cosas

¡que escuecen!

Toma.

(GRITA) ¡No mates al mensajero!

No mates al mensajero. -Ve a casa y descansa.

-Perdona, Fernando. El payaso ese me estaba buscando.

-Tranquilo.

He estado escuchándolo todo, pero no deberías hacerle caso.

Está borracho.

-A veces, los borrachos dicen la verdad.

-Esa frase la inventó alguien que nunca tuvo un negocio como este.

Te aseguro que por aquí se pasan

borrachos que mienten más que todos los sobrios que conozco.

-Ya. En una cosa tiene razón.

Estoy aquí solo y Verónica cuidando del imbécil de su ex.

-Toni, a mí nunca me gusta meterme donde no me llaman.

Y menos si se trata de asuntos personales,

pero quiero decirte una cosa:

Verónica se ha dejado la piel para sacarte de la cárcel.

La han machacado, criticado y dado palos por todos sitios.

Todo el mundo decía que tú disparaste a Mateo Bremón

y que por eso estabas en la cárcel, pero ella nunca perdió la fe.

Ella siempre creyó en ti.

Y peleó hasta el final, hasta que te sacó.

No lo olvides nunca.

No sé si lo que está haciendo ahora está bien o mal.

No sé si hace bien apoyando ahora a su exmarido,

pero si estuviera en tu lugar,

yo le daría un voto de confianza.

Ha demostrado que te quiere.

Yo no haría caso de lo que digan borrachos como Andrés.

Si te sirve de algo.

-Menudo desfile de visitas estás teniendo.

-Las enfermeras me han dado un toque.

Algunos compañeros han venido fuera de horario de visitas.

-Mucha gente te aprecia.

-Ven.

-¿Cómo estás? ¿Te duele?

-No, estoy mejor.

¿Has llamado a Carol?

-Le he dicho si me podía dar margen para pensarlo.

-Muy bien.

-Tengo claro que no te quiero dejar sola mientras estés así.

(ASIENTE)

-No me discutas, porque me da igual.

Trabajos hay muchos; madre, solo una.

-Yo no quiero quedarme sola.

-¿De qué te sirve tener una hija enfermera

si no te ayudo en momentos así? -Pienso igual que tú.

-¿Podemos olvidarnos del trabajo en Donosti?

-No. Vas a llamar y vas a aceptar.

-Mamá, por favor. -Y yo me mudo contigo a Donosti.

¿Qué?

El problema es que no me quieres dejar sola.

Pues me voy contigo.

Consigues el trabajo de tus sueños y me tienes cerca para cuidarme.

-¿Y la rehabilitación?

-La puedo hacer en tu clínica.

He visto que tienen rehabilitación fisioterapéutica.

-¿Y estando de baja podrás viajar?

-No es un viaje, es un cambio de domicilio.

No nos vamos de vacaciones.

Pido un traslado para terminar mi recuperación allí.

¿Qué te parece? Es un planazo. -¡Pues sí!

Ni se me había ocurrido. (MERCHE RÍE)

-¿Y el seguro te cubrirá el traslado a la clínica?

-Sí. He hablado con ellos y trabajan con la clínica.

-¿Y Emilio?

-Emilio lo entenderá.

San Sebastián no es Tailandia.

Son cuatro horas de carretera.

Podemos vernos los fines de semana.

¿Qué te parece? -Que eres la mejor madre del mundo.

-Entonces, ¿llamas a Carol?

-Mañana a primera hora. -¡Bien!

-Y ahora nos ponemos a mirar pisos.

-Sería genial encontrar algo con vistas al mar.

-A ver...

No sabía que Espe tuviera pensado irse.

No lo tenía pensado. Lo decidió sobre la marcha

y se fue directa a hablar con Miralles.

¿Su madre está bien de sus problemas cardíacos?

Sí, creo que esto no tiene que ver con Yoli.

A Espe le ha dado la ventolera y ya.

Pero ¿está bien, no?

(ASIENTE)

Sí, ¿por? ¿La has notado mal?

Ayer la noté un poco rara.

Me dijo que había descubierto una cosa.

Me pidió que no lo contara a nadie.

Ya.

Que es adoptada, ¿no?

(SONRÍE)

Claro, tú también lo sabes. Sí. (SONRÍE)

Bueno, puede que sí que esté tocadilla por el tema.

También ha tenido mucho estrés en el curro,

la oposición

y se implica mucho en todos los casos de la UFAM.

Creo que le vendrá bien descansar unos días.

Es duro enterarse de algo así.

Sí, la verdad es que ha estado de bajón desde que lo supo.

Bueno, yo me voy a la cama, que mañana madrugo mogollón.

Claro.

(Timbre)

¿Esperas a alguien? No.

¿Abro? Sí.

Nico, ¿qué haces aquí?

¿Qué tal? Vengo porque tengo novedades sobre Vlado.

Pasa.

Este es Nico. Me ayuda en una investigación.

Hola.

Tranquilo. Es compañera. Ah.

-Os dejo solos. Me voy a la cama. Buenas noches.

-Nos vemos. Buenas noches.

Perdona las horas, pero como dijiste que te avisase si había novedades...

Tranquilo. ¿Qué tienes?

He estado con Rojo en una timba. Me pidió que hiciera de crupier.

En mitad de la partida ha sonado el móvil de Vlado.

Lo he visto y era de un número que no tenía en su agenda.

Lo he apuntado por si sirve de ayuda.

Lo comprobaré. ¿Cogió la llamada?

Sí, hablaban de una reunión.

Le dijo a Rojo que tenían que celebrarlo.

El número ya lo he comprobado yo.

¿Tú? ¿Cómo? En Internet.

La gente deja sus datos y no es consciente.

Pertenece a un tal Adolfo Padilla, funcionario de aduanas en Algeciras.

Es el funcionario al que paga para pasar sus cargamentos.

Sí, supongo.

Sobre el cargamento, no escuché casi nada,

pero decían algo de la carne.

Vale, gracias.

Ojalá esto te ayude a pillar a ese tío.

Buenas noches. Buenas noches.

Nos vemos.

-¿Cuánto crees que queda para que acabe todo esto?

-Muy poco.

-¿Tenéis alguna novedad del emir?

-Dijiste que me contarías lo justo para que me preocupara menos.

-¿Quiénes son los agentes que nos echarán una mano?

-Los mismos que detuvieron a González, el traficante,

Guevara y Aguirre.

-¿Y si no son ellos?

Ni siquiera Marcos sabe cuál es la identidad del emir.

Ha tenido que ser un palo muy gordo enterarse de que es adoptada

y de que sus padres pagaron por ella.

Está atravesando un momento muy delicado.

Creo que necesita una amiga.

No te preocupes. Entre Lara y yo la animaremos.

Me parece pronto para que vuelvas a trabajar.

No estoy en plenas facultades, pero no me voy a poner a operar.

Y ¿para qué vas a ir a la clínica?

Puedo hacer otras tareas. Andrés ha estado ocupado de todo.

Sí, él siempre está al quite.

A Aitana le han ofrecido el puesto de enfermera jefe

en una clínica en San Sebastián.

¡Qué susto! Es una noticia estupenda, ¿no?

Mi recuperación va para largo.

¿A dónde quieres ir a parar?

Me mudo con Aitana a San Sebastián mientras esté de baja.

Espero no haberte causado problemas. ¿De qué tipo?

En tu relación con Toni.

Igual no le ha sentado bien que vinieras a cuidarme.

Soy libre de tomar mis propias decisiones.

Si no gustan a todos, no es mi problema.

-Yo lo que te puedo decir es que en pareja estoy contento.

Siento que formo parte de algo.

Como una familia. Y eso mola.

-Igual también siento eso porque estaré madurando.

-Pensaba que nuestra relación consistía en dormir juntas

y no incluía pasar un fin de semana.

-Es cierto que he intentado omitir todo lo que sean compromisos,

pero eso podría cambiar.

-¿En serio?

-Sí.

-¿El punto que brilla es la pistola?

-Afirmativo.

Una de las armas de González lleva localizador.

Por ahora, todo funciona bien.

-Soriano, ¿qué pasa?

(TELÉFONO) -"Ha llegado un coche. Se ha parado junto a González.

Han salido dos hombres árabes".

-Chicos, al coche. Os iré guiando. -En marcha.

He venido a decirte que mañana me reincorporo.

¿No es pronto? No creo que estés en condiciones de operar.

No cogeré un bisturí hasta que esté al 100%,

pero quiero ponerme al día.

¡Ah! A partir de ahora asumiré todas tus tareas de gestión.

Hay unidades y GEO dispuestos a intervenir en cuanto dé la orden.

Tranquilos. Están cubiertos. (NACHA WALKIE) -"Recibido".

-Chicos, el coche se ha metido en una zona boscosa.

-Aquí ya estamos de más.

Deberíamos ir a dar órdenes sobre el terreno.

¡Vamos! ¡Ya tardamos!

Cariño, ¿tiene que llamarte alguien? Estas todo el rato con el movil.

Bueno, es que Karim está en un operativo y estoy un poco nerviosa.

¿Que tipo de operativo?

Pues, no os lo puedo contar, pero es muy peligroso.

Seguro que saldrá bien. Eso espero.

¡Alto, policia!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 771 (Parte 2)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Servir y proteger - Capítulo 771 (Parte 2)

06 ago 2020

Karim descubre una pista que les puede llevar a la caza del auténtico Emir. Nico da a Alicia una información muy importante sobre Vlado Khan. A Toni le sienta mal la decisión de Verónica de volver a casa de forma temporal.
 

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 771 (Parte 2)" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 771 (Parte 2)"
Programas completos (854)
Clips

Los últimos 2.375 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Maria

    Nacha y Elías llaman Carranza al coronel mientras Karim se dirige a él como coronel. Eso no pasa ni de coña. Siempre coronel.

    09 ago 2020