Servir y proteger La 1

Servir y proteger

Lunes a viernes a las 16.55 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5572428
No recomendado para menores de 7 años  Servir y proteger - Capítulo 739 (Parte 2) - ver ahora
Transcripción completa

(LEONOR) ¡Ay, ay, ay!

(RÍE COMPLACIDA) ¿Por qué has comprado otro florero, Carmen?

Si fue un accidente.

-Lo que se rompe, se paga.

-Desde luego, hija, eres tan buena.

Yo no sé qué voy a hacer sin ti.

No sé cómo me las voy a apañar. -No exagere.

Seguro que enseguida encuentra a alguien.

-No, qué va, qué va.

Las chicas de ahora no son como tú. No saben ni guisar, ni limpiar...

Y no tienen ningún tipo de conversación.

No, hija mía, no.

Tú eres... Tú eres distinta.

-Tampoco soy una lumbreras.

-¿Cómo que no? Claro que lo eres, sí.

Además, encima eres honrada. Porque hay que ver...

Mira, mi amiga Rosa,

no sé si la conoces, pero el otro día me comentó

que la asistenta le había robado la hucha de su nieto.

Fíjate la gracia. -¿Qué?

-Sí, sí. Es que hay una gente por el mundo...

Da miedo.

Menos mal que mi Ramón es tan honrado, hija mía.

Por cierto, estará a punto de llegar.

Ve a buscar el café y las pastas. -Sí.

Voy. -Gracias.

-¡Mamá! -Ay, hijo, qué susto me has dado.

Qué tonto, qué gamberro. (SUSURRA) -¿Está Carmen?

(SUSURRA) -Sí, siéntate. Está ahí dentro.

¿Qué le vas a decir?

-No te preocupes y déjame hablar a mí.

-Sí, yo te dejo, pero consigue que se quede

porque esta chica es una santa, es un ángel.

Vale.

(Música de tensión)

-Hola, Ramón. -Hola.

-Oye, por cierto, no te lo he enseñado.

Mira qué jarrón tan bonito me ha comprado Carmen.

Y mira qué flores tan preciosas. (RÍE)

Anda, tómate el café, que se va a enfriar.

-Siéntate, Carmen. -Siéntate, por favor.

Ay, esta niña... Siempre te tengo que decir lo mismo.

-Ya me ha dicho mi madre lo del trabajo en la "boutique".

-Ya me ha dicho mi madre lo del trabajo en la "boutique".

Lo primero, enhorabuena, que te lo mereces.

Una chica como tú vale su peso en oro.

Conozco a más de uno encantado de que trabajases para él.

-Sí, siento mucho tener que dejar a Leonor.

Es una oportunidad muy buena, no puedo decir que no.

-Es una pena, la verdad. Mi madre te había cogido mucho cariño.

Y mi madre no le coge cariño a cualquiera.

-No, no... En eso tiene razón.

Ay, por Dios, qué cabeza tengo.

Se me ha olvidado hacerte la tortilla de patatas, hijo.

Le había dicho que le prepararía una para que se la llevara.

Pero se me ha ido.

Bueno, os dejo y enseguida estoy aquí.

-Oye, Carmen,

ahora que estamos solos, te seré sincero.

Mi madre no quiere a otra persona.

Te quiere a ti.

Y yo soy incapaz de negarle nada, ¿sabes?

Estamos muy unidos.

Dime cuánto quieres por quedarte a trabajar aquí.

-No... No es una cuestión de dinero.

-Estoy dispuesto a darte lo que me pidas.

Tómatelo como una paga extra.

-Yo no sé con qué clase de gente te relacionas tú, pero...

yo no soy así.

-¿Por qué dices eso?

-No, que...

Que no se trata de dinero,

sino de lo que quiero hacer en la vida.

-¿Tú no quieres ganar dinero en la vida?

(NERVIOSA) -Sí... Me refiero a que este trabajo...

en la "boutique" es muy importante para mí

porque yo también quiero montar una "boutique" en el futuro.

-Carmen, si te quedas, voy a ayudarte a cumplir tu sueño.

De verdad.

Dime por lo menos que lo pensarás.

-No tengo nada que pensar.

Hoy es mi último día.

(LEONOR) -Ay, ay...

Qué despiste tengo. (RÍE)

Ya tenía preparadas las patatas para freírlas para la tortilla

y me he dado cuenta de que no tengo huevos.

¿Os he interrumpido? ¿De qué estabais hablando?

-De lo mucho que me gustan tus tortillas.

(Música de tensión)

(Música triste)

(Llaman a la puerta)

Adelante.

Emilio, gracias por venir.

¿Qué ocurre? Por teléfono te he notado muy mal.

Yo a ti te he notado muy bien.

¿Quién era esa compañía tan agradable con la que estabas?

Una antigua compañera que ha regresado a la comisaría

tras estar unos meses en Tailandia.

¿Aquella que se fue a la embajada de Bangkok? ¿Merche?

La misma.

Por teléfono parecía que era más que una compañera, ¿me equivoco?

Anda, venga. (RÍE)

Me alegro de que haya vuelto y de que estés ilusionado.

Los hermanos Bremón estamos en polos totalmente opuestos.

¿Por qué? ¿Me dices de una vez qué te pasa?

Verónica me ha pedido el divorcio.

¿En serio?

(RESOPLA) Vaya, lo siento.

(Música dramática)

No se me ocurre qué te puedo decir, hermano.

No me digas que no...

No, no. No ha sido porque he sido infiel.

Si es lo que ibas a preguntar, no.

Es parte del pasado. No entiendo.

Precisamente ahora, que estabas más entregado a tu matrimonio.

Claro.

Me había dado cuenta de que es lo que más quiero

y que tengo que luchar por ella,

pero, claramente, me he dado cuenta tarde.

Pero ¿es definitivo? ¿No podéis arreglarlo?

No, Emilio. Lo tengo muy mal.

Verónica ha dejado de quererme.

Dice que ya no quiere luchar más por este matrimonio,

que quiere seguir adelante sin mí.

(Música triste)

Lo siento mucho, hermano. En el fondo, me lo merezco.

¿Sabes si hay otra persona?

No, no. Me lo hubiera dicho.

¿Seguro que no lo podéis arreglar de ninguna manera?

Ayer se fue de casa y ha pasado la noche en casa de una amiga.

Hoy he ido a hablar con ella al centro cívico

por si podíamos hablar del tema e intentar arreglarlo,

pero no ha dudado ni un segundo.

Tiene muy claro lo que quiere y lo que siente.

Espero que vuestra separación sea tranquila,

dentro de lo que cabe.

Sí, sí, haremos las cosas de forma civilizada.

Por Paula también, claro.

Ella sí que se ha tomado lo de la separación

con mucha madurez.

Incluso más que yo, diría.

Que lo hagáis rápido será mejor, menos duro.

Lo importante es mantener una buena relación de amistad,

si es lo que queréis.

Ahora mismo, no sé lo que quiero. No lo entiendo.

No sé cómo hemos podido llegar a esta situación.

Va a ser duro, no te lo voy a negar,

pero piensa que tu hija os tiene a los dos.

Mis hijos no pueden decir lo mismo.

Y sabes que cuentas con mi apoyo,

como tú me apoyaste cuando murió Natalia.

Ánimo. Gracias.

(SORPRENDIDA) Carmen.

Tía, qué alegría verte.

-No he venido por gusto.

A Leonor se le han terminado los huevos

y me ha mandado a por una tortilla de patata.

-¿Cómo vas? ¿Ya le has dicho que lo dejas?

-No te importa. ¿Me pones la tortilla?

-Vas a tener que esperar, María está terminándola.

-Bueno, pues me espero.

-Si no se lo has dicho todavía a Leonor, prepárate...

porque puede ser muy insistente, sobre todo, porque le gustas mucho.

Incluso puede...

decirle a Rojo que te intente convencer.

-Ya lo ha hecho.

-O sea, ya se lo has dicho.

(MOLESTA) -Qué pesada eres, Paty. Sí.

Le ha faltado tiempo para soltárselo a su hijo.

Me ha ofrecido un montón de pasta para que no deje a su madre.

-¿Qué vas a hacer?

-Les he dejado claro a los dos que hoy es mi último día.

Me pone nerviosa que ese tío pulule por ahí sabiendo lo que sé de él

y de dónde saca la pasta que me ofrece.

-¿Te ha dicho algo o te ha hecho algo desagradable?

-¿Me estás intentando sonsacar? -No, no, no.

Pero Ramón no es de los que aceptan un no por respuesta.

-Ya.

He tenido que contarle una trola.

Que me han ofrecido un puesto en una "boutique"

y que me interesa porque quiero montar una en el futuro.

-Vale, es muy buena.

¿Y ellos cómo han reaccionado?

-Leonor se ha resignado.

Pero... a Ramón creo que no le ha hecho ninguna gracia.

-Ya.

Bueno, si te sirve de algo, yo...

me sigo ofreciendo a ayudarte a buscar curro.

(RÍE IRÓNICA) -Paso.

Ya he visto cuál es tu manera de ayudarme.

¿Por qué no te metes en la cocina y me traes ya la dichosa tortilla?

-Pero bueno, ¿y tú qué?

¿Cuál es tu manera de ayudar?

-¿Perdona? -Perdona no.

Sabes perfectamente quién es ese tío, que es un chulo.

Te he contado que hasta igual ha matado a alguien.

¿Y tú no haces nada? ¿Te da igual?

Es que... Mira, voy a por tu tortilla.

(Teléfono móvil)

-¿Sí?

(NERVIOSA) No, Ramón, no pasa nada.

Estoy esperando a que terminen de hacer la tortilla.

Así se la llevo recién hecha a su madre.

No, no tardo nada.

(RÍE NERVIOSA)

-Toma la tortilla.

Ya puedes irte y seguir haciendo como si nada.

-¿Quién eres tú para juzgarme?

(Música de tensión)

Es fácil hablar cuando solo ves a Ramón de lejos.

Si quieres que la policía lo pille, haberlo vigilado tú.

-Ya lo he hecho.

Y no salió bien.

-¿Cómo que ya lo has hecho?

(RESOPLA)

-Después de que desapareciera Emma, yo estaba muy frustrada,

tenía mucha impotencia y estaba indignada

porque la policía no tenía pruebas para pillarlo.

Entonces, me di cuenta de que Ramón sentía algo por mí.

Yo me aproveché de eso y fui a buscar las pruebas yo sola.

-¿Y te salió mal la jugada?

-Me llevó a un bosque.

Y...

Me hizo cree que me iba a matar.

Me colocó una pistola en la cabeza y...

Disparó al suelo.

-¿Qué dices, Paty?

-¿Ves por qué no podemos dejar que este tío ande suelto?

Si es capaz de hacerme eso, y en teoría le gusto,

qué no hará a otras personas,

qué no hará a otras chicas.

-Pero...

Pero, después de lo que te hizo,

¿cómo pudiste meterme en su casa sin decirme de lo que es capaz?

Vete a la mierda, Paty.

(Música dramática)

Karim.

¿Y Paula?

Pues ha terminado el turno y la he mandado para casa.

¿Has descubierto algo rastreando el móvil de Rubén Martos?

Relevante...

A ver, no demasiado.

He descubierto que ha tenido

mucho contacto con diferentes personas,

pero todos los mensajes son muy genéricos.

Da igual. ¿Qué dicen los mensajes?

"Lo tenemos casi todo listo", "He conseguido el contacto",

"Sigue todo en marcha"...

Aquí tienen los más relevantes.

(Música de intriga)

Estoy de acuerdo en que, aparentemente,

no dicen nada, pero creo que...

que podrían indicarnos que estamos en el buen camino.

También nos podría indicar que no tiene nada que ver

con la actividad terrorista.

¿En qué te basas para decir eso?

Si el chico reparte comida en una tienda del mercado,

si miramos los mensajes bajo este prisma,

pueden ser referentes al trabajo.

¿Y algo más? Sí, he incluido también

unos mensajes en los que tontea con una chica.

He investigado a la chica y no tiene actividad extraña.

Es una compañera de allí, del mercado.

¿Y del resto?

Nada que destacar. Ninguno ha estado detenido,

no tienen antecedentes... Absolutamente nada.

De todas maneras, no descartaría nada.

Esta gente es experta en esquivar la vigilancia

y en dar una apariencia de actividad inofensiva.

Y su trabajo en el mercado podría ser una tapadera.

Si Martos no tuviera nada que ocultar,

no habría fingido su muerte y no habría regresado a España

con documentación falsa y una nueva identidad.

Karim, esos mensajes podrían indicar

que no es un lobo solitario, sino que trabaja en grupo.

Con lo cual, las sospechas de Jefatura se confirmarían.

Estaría integrado en una célula terrorista en Madrid.

Hagamos una cosa: revisa otra vez esos mensajes,

pero busca en ellos ahora una clave oculta.

No sé, algún código que nos ayude

a aclarar algo.

Uniendo letras o uniendo palabras, algo así.

Yo, inspectora, no lo veo mucho.

Karim, ¿qué pasa? Normalmente, no eres así de pesimista.

¿Qué ocurre? No es pesimismo, es que...

Vamos a ver.

Si se trata de comunicaciones entre terroristas,

ellos saben que pueden tener el teléfono pinchado.

Por experiencia, un terrorista no va dejando pistas.

Bueno, una persona tan experimentada como tú

seguro que las encuentra, y eso es un buen indicio.

¿No ha tenido ningún fruto el seguimiento de Nacha y Elías?

No, Rubén Martos no ha contactado con nadie

y tampoco ha recibido visitas sospechosas.

Karim, tenemos que estar muy pendientes

desde todos los frentes.

Sabemos que esa gente en algún momento baja la guardia

y por eso debemos estar atentos al más mínimo detalle.

No desesperes, Karim, de verdad.

Estás haciendo un buen trabajo; seguro que da frutos y lo pillamos.

Sí, pero no hay que relajarse.

Necesitamos resultados ya.

Si eso de que "están casi listos" se trata de perpetrar un atentado,

debemos adelantarnos a ellos.

Desde luego, de lo que encuentre, les mantendré informados.

Por favor, busca.

Gracias. Buenas noches. Buenas noches.

(Música de tensión)

(Música amenazante)

(Cargador pistola)

(Música de suspense)

-Haz desaparecer el vídeo.

-Por fin te tengo donde quería.

-El vídeo, ya.

-Tú eres el único responsable de lo que ha pasado con Sara.

Hay gente como tú que solo reacciona bajo amenazas.

Podríamos habernos ahorrado esto, pero...

Yo, cuando juego,

siempre tengo un as en la manga.

-Has ganado.

Ya está.

Ya no estamos juntos.

Haz desaparecer el vídeo.

-El caso es que te hice un encargo y no lo has cumplido.

No soy de esos a los que se puede dejar tirado.

-Tienes toda la razón.

A las cucarachas solo cabe pisarlas hasta que hacen "crac".

-Estate quieto.

Y todo saldrá bien para ti

y para mí.

-Ya te dije una vez que acabaría contigo en la cárcel.

Si no es hoy, será otro día.

Pero pagarás por lo que has hecho. -¿Y qué he hecho?

¿Contarle a tu novia cómo eres en realidad?

-¿Tu qué sabes qué le he contado a Sara o le he dejado de contar?

-¿Tú te crees que si me matas tus problemas se solucionarán?

No, Miguel, al contrario.

Empeorarán.

Irás a la cárcel y no volverás a verla nunca.

-Le pegué la paliza a Torrecilla porque no tenía opción,

para protegerla.

La jodí, lo sé.

Pero no me podía arriesgar.

-Muy bien.

Pero ¿tú me ves en alguna de las imágenes de los vídeos?

No, ¿verdad?

Tienes hasta mañana

para decidir si a partir de ahora vas a hacer lo que te diga o no.

(Música de suspense)

(La puerta se cierra)

(Música melancólica)

(TONI) -Hola.

-Qué susto me has dado. -Perdón.

Pensé que me habías escuchado entrar.

-¿Qué quieres?

-Nada, pensé en llamarte o escribirte, pero...

He decidido venir a hablar. -Pues aquí me tienes.

-¿Me puedo sentar? -Sí.

-Ya sé que le has pedido el divorcio a Mateo.

-Sí, pero no le conté lo nuestro.

¿Para qué? No estamos juntos.

-Ya, no te quería decir eso.

-Tranquilo, no voy a poner tu vida del revés.

Eso es lo que querías, ¿no?

-No, quería sabes cómo estas.

Me he comido la cabeza pensando que lo tenías que hacer sola.

-Pues estoy muy mal.

No es fácil dejar a Mateo

y verlo tan hundido tras pasar media vida con él.

-Ya, me imagino. -No, no te imaginas.

Ni tampoco te imaginas cómo está Paula.

Ha aguantado nuestras crisis para que terminemos así.

-¿Te arrepientes?

-No.

A pesar de todo, siento que he hecho lo correcto.

-¿Y Mateo cómo se lo ha tomado?

-Al principio, se resistió.

Pero, al final, me lo ha puesto más fácil.

-O sea, que es definitivo.

-¿Esto es un interrogatorio?

-No, no, perdón.

No hace falta que me contestes.

(Música dramática)

-Sí, es definitivo, no hay marcha atrás.

Nunca he estado tan segura de algo. -¿Y Andrés?

-¿Ahora por qué me sales con Andrés?

-Hoy me lo he cruzado en la calle y me ha dicho tonterías,

que yo era el culpable de que lo dejaras con Mateo.

Básicamente, sigue obsesionado contigo.

-Qué cínico. (TONI ASIENTE)

-Seguro que se está frotando las manos.

-No le he dicho que lo hemos dejado.

Solo que te dejara en paz.

-¿Esperas que te lo agradezca?

-Vero, solo quiero pedirte perdón.

Porque me equivoqué.

Te dejé tirada y me comporté como un inmaduro.

Lo siento.

-Hubiera preferido dar este paso contigo.

Pero tenía que hacerlo igualmente.

-Y has sido supervaliente.

-Si te sirve de algo, acepto tus disculpas.

Y no me da miedo afrontar esto sola.

Seguro que me ayudará a conocerme mejor

y me hará más fuerte.

-Y por cosas como esta me enamoré de ti.

-Por favor, no sigas por ahí.

Aún tengo tu herida abierta y necesito cerrarla.

-Ya, pero yo sigo sintiéndome igual.

Sigo enamorado de ti.

Como siempre.

Y no sé si quiero dejar de sentir esto.

-Pues sería lo conveniente.

-Pero, aunque quiera, no sé si puedo.

(Música romántica)

-Por favor, deja de mirarme así.

-Creo que no sé mirarte de otra manera.

-Tengo que terminar un informe, perdona.

(Música triste)

-Vale.

Gracias por escucharme.

(TONI SUSPIRA RESIGNADO)

(Música dramática)

-Tengo que decirte algo importante. -¿Me tengo que asustar?

-Es una decisión sobre mi futuro.

¿La familia qué tal? ¿Contenta por tu regreso?

Si quieres preguntarme si he vuelto con Carlos,

lo puedes hacer directamente.

-Aquí tienes la información que necesitas.

Y una foto por si te equivocas. Ponte creativo.

-Entendido.

-¿Vienes a ver al doctor? (PAULA ASIENTE)

-¿Nerviosa? -¿Yo?

-Yo me subo por las paredes.

Estoy dispuesta a llegar al final.

Si hace falta, me gastaré todos mis ahorros.

-Le he estado dando vueltas y entiendo tus motivos.

Me da miedo lo que le haga a otras chicas.

También creo que hay que pararlo.

Tiene que buscar a otra persona ya. -No.

Yo no quiero a otra persona.

Lo reconozco, Miralles.

Últimamente estoy despistado.

Mucho me temo que tiene que ver con la oficial Zamora.

No te había visto esa cara desde que Merche se fue a Bangkok.

Pensaba que ninguno de los dos tenía intención de retomar

la relación... En realidad, yo sí tengo interés.

Anda, no sabía nada. Pero esto es cosa de dos, ya sabes.

Ya, ya...

Donde hubo fuego, quedan brasas. Al menos, en mi caso.

El otro día estuve cenando en un restaurante nuevo

y pensé que era de los que te gustan.

Ah, ¿sí? Podríamos ir.

Está aquí, en el barrio.

¿Me estás invitando a salir?

-¿Te puedo hacer una pregunta sin que te moleste?

-Claro.

-El día que saliste de fiesta con los del máster

y no dormiste en casa,

¿te enrollaste con algún compañero del máster?

Inspectora. ¿Por qué me has llamado?

¿Ha pasado algo? He encontrado un mensaje

de Rubén Martos que es muy interesante.

¿Qué dice? Creo que es lo que estamos buscando.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 739 (Parte 2)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Servir y proteger - Capítulo 739 (Parte 2)

08 may 2020

En comisaría, continúa la investigación sobre Rubén Martos. Tras intervenir sus comunicaciones, Karim consigue los primeros audios que revelan que el terrorista está preparando algo… Sara rompe con Miguel.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 739 (Parte 2)" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 739 (Parte 2)"
Clips

Los últimos 2.318 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos