www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5611063
Para todos los públicos Seguridad vital - 28/06/20 - ver ahora
Transcripción completa

el interior puede alcanzar los 55?

¿Sabían que si dejamos el coche durante una hora al sol a 35 grados

el interior puede alcanzar los 55?

¿Y que permanecer en el vehículo es peligroso

porque el exceso de calor afecta a la capacidad del cuerpo

para regular la temperatura?

Esto es "Seguridad vital", comenzamos.

Un accidente puede ser mortal

si los ocupantes van sentados o sujetos de forma inadecuada.

-La columna es una parte muy vulnerable en un accidente.

En la mayoría de casos necesitan una intervención quirúrgica.

-Entre el 20 y el 30% de los accidentes

son producidos por la concurrencia del factor sueño y fatiga.

Si nos damos cuenta

de que nos estamos quedando dormidos al volante,

hay que parar sí o sí.

-Yo he estado en las dos posiciones,

de ciclista y de conductora con ciclistas al lado,

y en las dos me ha parecido que la culpa la tenía el otro.

Hola, muy buenas. Todos sabemos que para conducir

con seguridad debemos adoptar una postura correcta al volante,

pero también es importante

que el resto de pasajeros se sienten de manera adecuada.

Gestos aparentemente inofensivos,

como llevar los pies en el salpicadero

o sacar el codo por la ventanilla,

pueden tener consecuencias catastróficas.

Cuando viajamos en cualquier vehículo

ir en una posición incorrecta es una de las infracciones

más comunes, ya sea en trayectos largos o cortos.

Pues vean este dato: a 56 km/h un accidente puede ser mortal

si los ocupantes van sentados o sujetos de forma inadecuada.

La mortalidad aumentará

si llevamos objetos sueltos dentro del vehículo.

Una reciente encuesta dio los siguientes resultados.

La mitad de usuarios reconoce llevar objetos sueltos

en el vehículo, que pueden salir despedidos

en caso de frenazo o impacto.

Un 7% reconocía que no hace uso del cinturón de seguridad

o un 5% incluso que reconoce

que cuando hace grandes desplazamientos

coloca las piernas en el salpicadero.

En esta prueba se colocó a un piloto con el cinturón holgado

y tumbado con los pies en esa posición.

La cabeza impacta directamente en las rodillas,

con un daño en cabeza y en cuello

superior al doble de lo máximo permitido.

Además con las piernas revienta la luna.

Ese ocupante habría fallecido en el accidente.

También se situó a un bebé simulado

en brazos y sin sistema de retención infantil;

la letalidad fue del 100%.

Sale despedido;

es el propio ocupante que lo lleva en brazos

el que lo aplasta con una fuerza equivalente a 3,5 toneladas.

Estos hábitos nos pueden jugar una mala pasada.

En el momento del impacto encontramos tres fases.

El primer impacto es el que se produce

cuando ese vehículo impacta contra un elemento exterior,

contra un árbol, contra otro vehículo...

Un segundo impacto que son

los pasajeros que impactan contra las superficies rígidas;

por eso es importante la retención. Es la primera ley de Newton;

al final los que viajan en el vehículo

siguen moviéndose a la misma velocidad y con el mismo peso

que el vehículo iba circulando cuando se detiene de forma brusca.

Y el tercer impacto, el que provoca las lesiones,

son los órganos internos que chocan contra las superficies.

En caso de accidente, ir en una posición incorrecta

puede causar desde amputaciones hasta lesiones medulares.

La mayoría de pacientes que solemos ver

son lesionados de espalda,

sobre todo de columna cervical, columna lumbar,

y esto lo que nos hace saber

es que la columna es una parte muy vulnerable en un accidente.

Si no vamos sentados correctamente en el coche,

además de las típicas lesiones en la espalda,

los miembros inferiores pueden verse afectados,

originando fracturas en piernas y tobillos,

y en la mayoría de casos necesitan una intervención quirúrgica.

Si vamos como conductores,

el volante debe estar a 25 cm de la cara,

nuestras manos en posición de dos menos diez

y el asiento, respaldo y reposacabezas

ajustados a nuestra altura.

Viajar en una posición correcta

no solo evitará lesiones medulares irreparables,

sino que también podría salvar nuestra vida.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Me llamo Fernando Baena

y cuando tenía 20 años tuve un accidente de coche

que me cambió la vida para siempre.

Tuve una lesión medular a nivel C4, C5,

que me produjo una tetraplejia.

Me gustaba la velocidad;

mi padre me había comprado un coche para ir a la facultad

y una noche yendo a buscar a unas chicas a un colegio mayor,

en la Complutense, en una curva cerrada

que hay enfrente de la Facultad de Biológicas,

pues me la di.

A mí me costó muchísimo aceptar la discapacidad.

Estuve siete años en el infierno.

Hice de todo;

psiquiatras, psicólogos, medicinas, drogas, sectas; de todo.

Entonces, cuando ya no podía más y como último recurso,

le pedí ayuda a Dios,

y Dios me la dio; no la que yo quería,

que era que me quitara la parálisis,

pero sí el odio que me tenía hacia mí mismo por la parálisis.

Y a partir de ese momento yo empecé a poder funcionar;

me volví a poner a estudiar, hice la carrera de Económicas,

y después busqué trabajo, y pude sacar mi vida adelante.

Y eso es lo que yo cuento en este libro que he escrito,

que se llama "Salir desde el fondo".

Hago un ajuste de cuentas con mi historia.

Una discapacidad es una cosa durísima,

pero de la cual se puede sacar algo bueno.

Porque si tú lo aceptas,

no solo te puede hacer una persona mejor,

sino que te puede dar

todas las capacidades mejoradas para ser feliz.

Soy una persona completamente dependiente

y experimente todos los días

el amor que vence la muerte de mis dificultades

con la ayuda que me da mi mujer y mis hijos cada día.

Por supuesto no se puede correr,

por supuesto hay que llevar el cinturón,

por supuesto no se puede tomar alcohol cuando conduces ni drogas

y por supuesto hay que ser prudente,

porque te puede pasar esto.

Tú lo puedes evitar.

Uno de cada tres españoles sufre un trastorno del sueño.

El insomnio tiene repercusiones en nuestro día a día

y por supuesto afecta a la conducción,

pero no es el único peligro.

Conducir cansado o después de una jornada larga de trabajo

o no hacer las pausas que nos recomiendan

cuando vamos de viaje

son comportamientos que pueden provocar

que nos quedemos dormidos al volante.

La DGT estima que entre el 20 y el 30% de los accidentes

son producidos por la concurrencia del factor sueño y fatiga.

Se producen errores en la conducción,

aumento de las distracciones

y hasta el tiempo de reacción aumenta,

desde los 0,7 segundos de conducir sin fatiga

hasta los 2 segundos de conducción con fatiga.

Se producen salidas de vía y golpes contra obstáculos;

por tanto, la lesividad del accidente

aumenta considerablemente.

No debes tomar nada de alcohol,

no debes tomar comidas copiosas

y debes la noche anterior tener una higiene del sueño buena.

Es importante no conducir si has tomado medicamentos

que pueden influir en la conducción.

Recuerda revisar el prospecto

donde te indica si puedes o no conducir.

Debes ir con una ropa holgada,

que no te esté apretando y sea incómoda al conducir.

La posición de tu asiento debe ser correcta

para que te encuentres a gusto conduciendo

y evitar crear posturas forzadas.

Además, la temperatura del vehículo debe ser la adecuada.

Cada dos horas o 200 km aproximadamente,

debes parar tu vehículo para estirar las piernas,

para lavarte la cara...

En el caso de que haya

dos conductores que tengan la posibilidad de conducir,

es recomendable cambiar la posición

para evitar fatiga y cansancio en la conducción.

Debes evitar conducir en las horas centrales de la noche.

De tres a seis de la mañana

la tendencia natural de tu cuerpo es a quedarse dormido.

Y ojo a los últimos kilómetros a la hora de llegar a tu destino

porque nos vamos a envalentonar

y puede provocar un accidente muy grave.

Para detectar que estás conduciendo con sueño y fatiga

debes estar muy atento a que empiezan a picarte los ojos,

empiezas a recolocar tu postura en el vehículo,

comienzas a tener una visión borrosa,

tu conducción es errática y das volantazos muy rápidos

porque no estás atento a la conducción

y sobre todo tienes esa sensación de microsueño.

Si nos damos cuenta de que nos estamos quedando

dormidos al volante, la guerra está perdida;

hay que parar sí o sí;

en una zona habilitada para ello,

tirar hacia atrás el respaldo y descansar 20 minutos.

El tomar una bebida estimulante, una vez pasado el efecto,

volverán otra vez los factores de cansancio y fatiga.

Por tanto, no debes abusar ni de bebidas azucaradas

ni de estimulantes, ni de café, para terminar tu recorrido

porque puede derivar casi seguro en un accidente.

-Conducir un coche puede ser una tarea agradable

o un ejercicio peligroso.

Este último caso se produce

cuando el conductor no logra dominar el sueño.

Lo que sucede después

a la vista está cuando ya no hay remedio.

Para evitar estos riesgos, un inventor de Florencia

ha ideado un dispositivo

que se coloca bajo la barbilla del chófer

y que en el momento oportuno

emite una señal acústica que equivale a un grito de alarma.

Vean ustedes el aparato y la demostración.

Sin embargo, los escépticos piensan que si la cabeza se ladea

lo mejor para no dormirse sería tomar un buen café.

¿Qué pasa, Kike, demasiado tiempo sin mover el coche?

Busca a alguien que te ayude

a cargar la batería con unas pinzas.

Vale, Carlos.

-¿Necesitabas esto? -Pues si son unas pinzas,

me vienen que ni pintadas.

¿Y por qué se descarga una batería? -Por tres motivos:

la vida útil de la batería es de unos cuatro o cinco años,

por un consumo del vehículo expuesto durante un tiempo largo,

unas dos semanas,

y evidentemente por algún defecto en la batería.

-Ese consumo de unas dos semanas,

cuando no coges el coche, está parado,

y por tener algo encendido se puede descargar.

-Sí, el coche hay que intentar arrancarlo una vez a la semana.

-¿Le damos vida con las pinzas? -Para eso estoy.

-¿Esto qué es concretamente? -El borne de la batería.

-El borne positivo. -Eso es.

Para el negativo lo vamos a sacar directamente de la masa del coche

¿Por qué? Porque en este caso tenemos escondido el negativo.

-Pues vamos allá.

Si quieres ve abriendo tu coche. -Muy bien.

-Vale, entonces el cable rojo al borne positivo.

¿Tiene que ser primero el positivo? -Eso es.

-Toma el cable rojo. -Lo conecto.

-¿Y pasa algo si conecto el negativo con el positivo?

-Tendríamos una avería eléctrica y tendríamos que ir al taller.

Ahora conectaríamos el negativo...

-Que podría ser cualquier parte metálica de la zona del motor.

-Y que no tenga pintura. -Vale.

-Vale, muy bien. Ahora lo conecto yo.

Y simplemente debemos mantener

este coche primero arrancado a unas 2000 revoluciones

y ya después arrancar el tuyo.

-Vamos a ello. -Venga, vamos.

-¿Quitamos primero el positivo como antes?

-No, al quitar los cables hay que quitar primero el negativo.

-Ah, vale.

-Y con cuidado, ya quitar el positivo.

-Vale, muy bien.

¿Y vale cualquier coche para darle vida a la batería?

-Para un coche tradicional, sí.

En caso de que sea un coche Start-Stop...

-Ah, que tienen un sistema que al parar se apaga el motor

y luego se vuelve a encender. -Eso es.

Eso es para reducir consumo y emisiones.

-Entonces al conectar las pinzas,

¿qué diferencia hay en esta batería con la otra?

-Pues que en los coches Start-Stop,

normalmente no se pueden conectar en el borne directamente

como hemos hecho en tu coche.

Por eso siempre hay que leer el manual,

porque cada coche es diferente.

-Vale, y si no se conecta directamente en el borne,

dónde se conectan el polo positivo y negativo?

-En este coche que tengo aquí,

el positivo sí lo podemos conectar directamente a la batería

y segundo conectaríamos el negativo;

en este caso a la masa,

que es donde nos indica el fabricante.

-Pues muchísimas gracias, me queda clarísimo,

y me voy ya con mi coche. -Importante;

recuerda rodar unos 20 minutos para recuperar tu batería

y, si no, te vemos en el taller. -Muchas gracias.

¿Sabías que hay algunas letras prohibidas en las matrículas?

España cambió su sistema de matriculación en el año 2000

para adaptarse al modelo europeo.

Desde entonces hay siete letras

que no se pueden usar en las matrículas.

Las vocales no se admiten en este sistema para evitar

combinaciones malsonantes, nombres propios

o siglas con algún tipo de significado.

Además, nunca veremos la letra Q en una matrícula

porque se confunde fácilmente con la O,

ni la letra Ñ porque se confunde con la N.

Las matrículas europeas se componen de cuatro números y tres letras

y su combinación permite

más de 92 millones de variaciones posibles;

lo que significa que tardaremos unos 40 años

en usar todas las matrículas disponibles.

Las sillas de ruedas han incorporado funciones

que hasta hace poco parecían ciencia ficción.

Hoy ya es posible, por ejemplo,

que una silla autónoma acuda por sí sola cuando la necesitas.

Esta avanzada tecnología simplifica los desplazamientos

de personas con movilidad reducida

en cualquier circunstancia o escenario.

Su sistema inteligente de navegación permite crear

la ruta más segura y rápida para el destino programado.

Las cámaras y sensores de la silla,

junto con el sistema de detección de obstáculos,

facilitan una conducción ágil y segura.

Este servicio ya está disponible en el aeropuerto Haneda de Tokio

y sus desarrolladores pretenden ampliarlo

a otros espacios en el futuro.

La inteligencia artificial

aplicada a la tecnología de los vehículos

puede conseguir grandes avances.

Por ejemplo, que un conductor con discapacidad auditiva

pueda percibir el claxon de un coche.

Esto es posible gracias a un sistema de ayuda

que consiste en dos tipos de conversión de señales.

El AVC transforma sonidos externos

como las sirenas de los vehículos de emergencia

en una representación visual en la pantalla.

Otro sistema, el ATC, genera vibraciones en el volante,

que avisan al conductor de obstáculos externos,

como por ejemplo la existencia de un vehículo cerca.

Además, unos leds de varios colores en el volante

indican al conductor si la maniobra que se dispone a realizar

es segura o no.

La evolución hacia una movilidad sostenible

pasa por emplear energías renovables

en las cargas de nuestros vehículos.

Un ejemplo es esta escúter eléctrica.

Su fabricante ha desarrollado una pequeña estación fotovoltaica,

el árbol solar,

que puede instalarse en el balcón o en el jardín de la casa.

De esta forma, podríamos recargar la batería al 100%

con la energía del sol.

Además, el sistema incorpora un adaptador "inverter",

que transforma la energía acumulada

y nos permite aprovecharla para cargar otros dispositivos.

Esta batería es extraíble, se transporta fácilmente

y, en caso de no disponer de energía solar,

se puede cargar en cualquier enchufe doméstico.

He quedado con la actriz Ana Arias,

que dice que le encanta El Escorial,

y me va a llevar con su coche a dar una vuelta por la sierra

y me apetece mucho; a ver si llega ya.

¡Carlos, buenas! ¡Hombre, qué alegría verte!

Te hago reverencia cortesana. Y yo te la respondo.

Sí podemos chocar los pies. ¡Eh!

Qué alegría verte. Hace un día maravilloso.

Ha sido genial. Pues precisamente por el día que hace...

¿Tú tienes alguna ampolla en los pies o problema para andar?

De momento no. Es que no he traído el coche.

Pues me parece una idea buenísima. Es que...

Casi nunca hacemos entrevistas en "Seguridad vital" caminando,

así que hoy hacemos una entrevista caminando.

Hala, venga. Hala, vamos a pasear.

¿Tú cuándo te sacaste el carné de conducir?

Ya un poco mayorcita, hace tres o cuatro años.

Porque yo viviendo en el centro de Madrid no me hacía falta

y cuando ya tuve más necesidades de movilidad, mi hijo y tal,

pues ya dije: "Venga".

¿Alguna vez has tenido algún susto

yendo como conductora o como pasajera?

Sí, había un ceda el paso,

que yo no vi, al que yo no presté tanta atención,

y de repente justo pasó uno superdeprisa

y yo estaba pasando, que no me llegué a detener...

Y nos dimos. Nos dimos flojo y no pasó nada.

Esta imprudencia la cometimos los dos;

pero hay mucha gente que hace cada cosa...

Me cuesta mucho ver a gente poner el intermitente.

Y aparte de los que no ponen intermitente,

¿qué otras cosas que hacen otros conductores

te ponen muy nerviosa?

Pues me pone muy nerviosa cuando se ponen chulitos o chulitas.

La típica persona que no quiere que le adelantes.

Tú, aparte de conducir coche,

¿te gusta pasear, montar en bici, patinete...?

El patinete... me da miedo.

Te subes ahí y va tan deprisa. Lo hice una vez en Zaragoza

y dije: "Eh, quita, que me bajo".

Pasear me encanta, la bici me encanta...

Y me gusta patinar.

Anda, ¿te da miedo el patinete, pero los patines no?

Pero el patinete tiene velocidad; los patines cogen

la velocidad que yo quiero, a menos que vaya cuesta bajo.

Cuando tenía bici, porque me la robaron;

pero cuando la tenía era en la ciudad; iba por ciudad.

Yo he estado en las dos posiciones,

de ciclista y de conductora con ciclistas al lado,

y en las dos me ha parecido que la culpa la tenía el otro.

Estuviste en "Cuéntame"

del setenta y tantos al noventa y pocos, ¿no?

Sí. Cómo han cambiado las cosas.

¿Tú has percibido,

aunque te has sacado el carné hace muy poco, un cambio a mejor?

Desde luego en el tema de las motos, sí,

porque en aquella época el casco era anecdótico.

En el tema de las drogas, el alcohol,

es posible que la gente esté más concienciada también,

pero yo sigo viendo a gente que se sube al coche

cuando deberían coger un taxi.

Pero es verdad que hoy yo creo que en los chavales jóvenes

existe el "conduce el que no ha bebido",

que desde luego en mi época eso no existía.

Ahora a veces se hace eso

de "venga, esta noche no bebo yo". (ASIENTE)

Eso debería de hacerse siempre y no se hace siempre.

Y cuando haces viajes largos,

¿eres tú la que conduce, conduce tu pareja...?

Depende de quién esté más cansado, porque eso hay que respetarlo.

Ya. Yo si tengo sueño no puedo,

no conduzco.

Pues podríamos aprovechar la pedazo de mañana que hace,

y el bosque de la Herrería me han dicho que es precioso...

Uh, es precioso y no solo eso, sino que ahora está más asalvajado.

Estuve ayer y hay unas flores...

Además, ahí no vamos a encontrar ni bicis

ni patinetes ni coches. No nos vamos a encontrar nada.

Así que peatones... Nos vamos a correr.

Al bosque, hala. Venga.

-Como conductora me pondría un 8,5. Sí, sí, sí.

-Yo creo que como conductor un 10;

otra cosa es que de vez en cuando haga alguna cosa que no deba,

pero yo creo que conduzco bastante bien.

-Está mal puntuarse uno mismo. Solo te diré que soy un conductor

bastante prudente.

-Hum, una buena nota, un 7 u 8.

Sí, creo que con la moto me defiendo bien.

-Pues me pongo una muy buena nota, me puedo poner un 8.

-Un 10.

-Bien... Bueno, no, un 6... Un 6,7. 6,5, venga.

-Pero a veces voy un poco rápido, entonces me quita bastantes puntos;

me pondría un 6, un 7.

-Un 6,5.

-Tranquilamente un 7.

-Esto parece del examen del carné de conducir, ¿no?

Pues ya lo han visto, un notable alto.

Si hacemos la media, más o menos es un 8

la nota que se ponen los famosos que han pasado por el programa.

Y no solo les sucede a ellos; todos los españoles tenemos

un altísimo concepto de nosotros mismos como conductores.

Pero a la hora de la verdad,

¿tenemos esos conocimientos teóricos básicos que exige la DGT

para conducir?

Nosotros no lo sabíamos y por eso hemos hecho

un examen teórico on-line en las redes sociales del programa

para todos nuestros seguidores, y estos han sido los resultados.

Al lío, que se suele decir.

A partir del próximo viernes, a las nueve de la mañana,

vamos a comenzar ese examen de conducir on-line

de "Seguridad vital" para saber cómo andamos de nivel.

Entre los que suspendan sortearemos

un curso de perfeccionamiento de la conducción

en El Jarama que imparte el RACE,

y entre los que aprueben, otro curso;

o sea hay dos cursos a disposición

para que nadie tenga la tentación de hacer trampa.

Aquí estamos con ganas para hacer el test

de "Seguridad vital".

-Esta prueba ha demostrado

lo que hemos visto ya en RACE en otras ocasiones,

y es que los conductores estiman

que saben mucho más de lo que realmente saben.

-He acertado 17 preguntas de treinta y pico.

-¿Y pico? -Sí.

-He suspendido, soy un desastre.

-En aquellas preguntas más enfocadas a seguridad vial

es donde los conductores emplean

la lógica, esa sensación propia de su experiencia al conducir,

y suelen responder mejor.

Un ejemplo claro es la distancia a la que tenemos

que estar del volante, que son unos 25 cm.

-Nueve centímetros... 25 cm.

-Un elemento clave es el uso del cinturón;

es el mayor invento que ha habido y que ha salvado más vidas.

Sin embargo, le prestamos muy poca atención.

El cinturón hay que ponerlo

sujetando las partes duras del cuerpo.

La banda horizontal tiene que ir lo más baja posible,

sujetando la pelvis.

-Ah, sí, sobre la pelvis.

-Todas las preguntas relacionadas con normativa

o por ejemplo qué significan las señales

tienen un mayor número de errores.

Uno de los aspectos más curiosos es por ejemplo el uso del móvil,

donde en las preguntas se nota que hay

un alto nivel de concienciación por parte de los conductores;

muchos contestan que incluso no se puede usar con manos libres;

pero lo que vemos luego en la realidad

en las encuestas que hacemos es que mucha gente usa el móvil

incluso para chatear.

-Pues ya hemos terminado. ¡Ya hemos terminado!

Vamos a lanzarlo, a ver si tengo suerte.

-Hola, ¿qué tal? Soy Daniel Prieto Juan,

soy de Murcia, tengo 28 años,

y quería agradecer a "Seguridad vital" y a RACE

por la oportunidad que han dado con el concurso.

-La conclusión más destacada es que debemos seguir formándonos

a lo largo de toda la vida como conductores

porque olvidamos muchas cosas y se cometen muchos errores.

El primer fue el permiso por puntos,

que introduce la formación para conductores reincidentes,

pero hay que seguir avanzando

y que estemos actualizados como conductores.

En EE. UU. ya se compran

más coches eléctricos que de cambio manual.

Estos últimos nunca han sido especialmente populares

en el país norteamericano,

donde la mayoría de los vehículos son automáticos.

Algunos fabricantes han dejado de comercializar

automóviles de cambio manual

y eso ha provocado que sus ventas hayan caído.

Por contra, los vehículos eléctricos

cada vez tienen más aceptación

y en el último año ya han superado a los manuales en cuota de mercado;

una tendencia cada vez más extendida

y que según los expertos pronto se asentará en Europa.

Si tú te saltas una regla...

-Si lo han pillado...

-Que lo multa la policía.

-La Guardia Civil sobre todo,

porque el nombre viene más de la carretera.

-Como un papelito...

-Que pone el dinero que tienes que dar.

-Porque has hecho algo mal y lo debes pagar.

-Un impuesto definido de haber hecho un mal en la carretera.

-Yo no sé muy bien lo que es porque nunca me han puesto una.

-Si sigues haciéndolo, vas acumulando multas...

-Te vas a quedar sin dinero.

-Yo le pondría una multa...

-Supergrande.

-300 por ahí.

-Al que vaya muy rápido.

-Coger el WhatsApp mientras conduce.

-Le está muy bien merecida la multa.

-Cuando salta un semáforo rojo y va corriendo.

-Si no lleva el cinturón puesto.

-Algunos que sueltan el volante mientras están conduciendo.

-El mayor, sabiendo que va a hacer la multa,

coge por dirección prohibida.

-Aparca mal.

-No tiene ningún niño 4de educación especial o niña

y ha aparcado en un aparcamiento de minusválido.

-A la gente que protesta...

-Le mandaría a la cárcel.

-La próxima les pones el doble, para asustarlos.

-No les gustan que les castiguen.

-Yo creo que las multas sirven

para que no vuelvas a repetir lo que ya has hecho.

-Pero hay gente que no aprende,

que siempre va a hacer lo mismo aunque le pongan multas.

-Bueno, una vez no pasa nada, pero ya dos o tres veces...

Serían ya unos delincuentes.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más. ¡Adiós!

Venga, pues... ¡Acción!

(BALBUCEA) Patatín, patatán.

Yo mejor que esta no la voy a hacer.

¿Tú?

(BALBUCEA) No van sujetos...

Llevaba atascado un rato.

Cuando viajamos en cualquier vehículo...

(EL COCHE TOCA EL CLAXON) -Qué susto.

(CANTA) Sal, solito, caliéntame un poquito...

Me he asustado yo también.

-Toma falsa.

Es demasiado largo, eh.

(BALBUCEA) Debemos... Perdón.

¡Kike! ¿Dónde vas? -No sé.

(RÍE) -¡Al otro coche!

(BALBUCEA) 35 grados... Perdón.

O sea, ha salido ¡que te cagas! Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 28/06/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 28/06/20

28 jun 2020

En el programa de esta semana hablamos de viajes y experiencias con Ana Arias, Paquita en la serie Cuéntame, abordamos los graves riesgos que asumimos cuando nos sentamos de manera incorrecta en un coche y aprendemos a arrancar con seguridad un vehículo cuando su batería se ha descargado.

ver más sobre "Seguridad vital - 28/06/20" ver menos sobre "Seguridad vital - 28/06/20"
Programas completos (175)
Clips

Los últimos 1.523 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios