www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5603521
Para todos los públicos Seguridad Vital - 21/06/20 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que aunque no es obligatorio llevar

un juego de lámparas en el coche

está prohibido circular con un faro fundido

y que la multa por llevar una luz estropeada es de 200 euros?

Esto es "Seguridad vital", comenzamos.

Esta señal de tráfico es una de las menos respetadas

por los conductores españoles.

-Se causaron más de 3200 accidentes con víctimas

como consecuencia de saltarse un stop.

-Tuve un accidente de coche que me cambió bastante el chip

porque íbamos mi padre y mi madre delante

y nosotros cuatro detrás con mi abuela.

No murió nadie, no hubo ninguna víctima;

pero el susto que nos llevamos...

-Gracias a los amortiguadores, la rueda no se despega del suelo

y mantenemos el control del coche en todo momento.

Hola, muy buenas.

La señal de stop es una de las más antiguas de la historia.

Prácticamente desde su creación hace un siglo

tiene esta forma octogonal, y esto no es casualidad.

Su diseño permite que cualquier conductor al llegar a un cruce,

la vea por delante o por detrás,

sepa que esta es indudablemente una señal de stop.

Esta señal de tráfico es una de las menos respetadas

por los conductores españoles.

De hecho, si no viene ningún vehículo,

muchos piensan que no es obligatorio parar.

Si es su caso, mucha atención,

porque además de crear un grave accidente,

puede ser sancionado con 200 euros

y le retirarán cuatro puntos del carné.

-La señal del stop está

dentro de la familia de señales que llamamos de prioridad.

Implica una orden tajante: detener el vehículo;

detenerlo en la línea de intersección

o en el lugar donde tengamos

visibilidad de la vía que pretendemos cruzar.

No respetar estas señales es una

de las principales causas de accidentalidad

junto a circular a una velocidad inadecuada,

distraerse o conducir bajo los efectos del alcohol.

En el total de accidentes con víctimas en vías interurbanas,

no respetar una señal de prioridad fue la cuarta causa de accidente,

concretamente con un 15%.

Se causaron más de 3200 accidentes con víctimas

como consecuencia de saltarse un stop,

y esto costó 75 vidas.

Es algo más frecuente en vías urbanas

y se da un 37% más de accidentes en vías urbanas

que interurbanas como consecuencia de saltarse esta señal.

Las consecuencias de un impacto por no parar

pueden ser catastróficas.

Es normalmente una colisión lateral o semifrontal.

La persona que viene por la vía preferente

no se espera que se salte nadie un stop,

con lo cual las velocidades suelen ser muy altas,

y en consecuencia los accidentes suelen ser en general muy graves.

Muchos de estos siniestros ocurren por actuar en un stop

como si fuera un ceda el paso.

La principal diferencia entre las dos señales de prioridad

es que en el stop la obligación de detenerse es ineludible,

imperativa.

Sin embargo, en el ceda el paso

tenemos que ceder el paso a la vía preferente,

pero no es imprescindible, si se tiene visibilidad

y no viene ningún vehículo, el detenerse.

Para evitar riesgos no debemos confiarnos

cuando nos acerquemos a una de estas señales.

Todos debemos respetar las señales de stop

para proteger nuestra primera prioridad, que es la vida.

-En la mente de todos está el tremendo peligro que se corre

cuando no se respeta esta señal.

-"No lo vi", "no me di cuenta",

"no pude imaginar la velocidad que traía el otro coche";

todo eso no sirve para nada.

Esta señal quiere decir "pararse",

y cuando se ve esta señal hay que pararse, así de simple.

Porque el que no se para en un stop

ya no es como venimos diciendo a lo largo de la serie

un potencial causante de accidentes,

es un casi seguro causante de accidentes.

-Cuando vamos conduciendo

muchas veces ponemos el piloto automático

y no nos damos cuenta de que cada segundo de atención cuenta.

Un imprevisto puede pasar en cualquier momento,

y exactamente eso fue lo que me pasó a mí.

Yo estaba viviendo en Australia

y, bueno, iba conduciendo de noche,

y como en Australia se conduce por el otro lado,

al principio vas muy pendiente y cometes menos errores.

Porque los cruces son distintos, al revés;

en las rotondas entras al revés; como que estás muy pendiente;

pero llega un momento que te acostumbras;

de repente estás pensando en otras cosas

y, por despiste, después de un cambio de sentido,

me metí en dirección contraria.

Y pues vino justo de un cambio de rasante un coche

y no tuve tiempo para evitarlo.

Nos fuimos los dos hacia el mismo arcén

y chocamos de frente.

Bueno, pues me hice muchas fracturas en la pierna derecha

y la que peor salió parada fue la pierna izquierda,

que me la tuvieron que amputar,

porque tenía daños vasculares y no había forma de salvarla.

Estuve dos semanas en coma.

Me desperté y obviamente no sabía nada.

Me costó dos días darme cuenta de que me faltaba una pierna.

Y eso fue muy duro; darse cuenta de eso.

Ver a mi familia allí,

volver a encontrarme con ellos después de un año casi sin verlos,

en esa circunstancia, también fue difícil;

pero me ayudó muchísimo tenerles allí.

Lo que ellos me han mostrado a mí ha sido apoyo...

y mucho cariño;

eso es lo que yo he percibido de ellos,

pero también le he visto llorar...

Y sé que ha sido muy duro.

Lo que he aprendido es que hay que estar muy pendiente

todo el tiempo;

que lo que haces cuando estás al volante es conducir,

ninguna otra cosa.

Obviamente se nos olvida que llevamos una máquina

que puede costarte la vida en cualquier momento,

en cuanto te despistas un segundo.

Tú lo puedes evitar.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Los amortiguadores, quizá por estar tan ocultos,

son los grandes desconocidos de la seguridad vial,

pero son esenciales para proteger

a los ocupantes de cualquier vehículo.

Sun función es la de garantizar

la adherencia de los neumáticos a la carretera

en cualquier circunstancia:

frenazos, curvas, carga excesiva o firme deslizante.

Por eso es muy importante detectar cuándo están en mal estado.

Cuando un coche se encuentra con un bache lo natural sería

que saltase y volviese a caer.

Pero gracias a los amortiguadores, la rueda no se despega del suelo

y mantenemos el control en todo momento.

Pero los amortiguadores sirven para mucho más,

pues influyen en todos

los sistemas de seguridad del vehículo.

-Un amortiguador en mal estado va a influir de la siguiente forma.

Cuando yo trato de frenar el vehículo,

ese amortiguador que no está trabajando bien

va a alargar la frenada haciéndome que frene más tarde.

Si por ejemplo estamos en una ciudad a 80 km/h,

puedo estar hablando de más de 3 m.

Un vehículo con ABS frena peor con los amortiguadores mal

que un vehículo sin ABS.

Cuando la rueda va votando,

que es cuando el amortiguador no trabaja bien,

en el momento que se suelta, salta al aire,

el ABS la suelta;

entonces cae al suelo y circula un poquito;

vuelve a pararse porque bota y vuelve a caer,

y entonces se alarga la frenada.

Un amortiguador en mal estado también influirá en la dirección.

¿Por qué? Ese vehículo que está sufriendo esos impactos

va a tener una mayor vibración

en todos los componentes del sistema de dirección.

Va a hacer que empiecen a tener una cierta holgura

y esa cierta holgura se va a transmitir

en vibraciones en el volante

y en faltas de control en el vehículo.

Un amortiguador en mal estado va a afectar

al desgaste del neumático de una manera muy específica.

Cuando paso la mano en el sentido contrario

a la circulación del neumático, notaré como saltitos.

Esos saltitos son los impactos que va haciendo de manera regular,

que van desgastando el neumático siempre en los mismos sitios

y va dejando un patrón de diente de sierra.

Por lo tanto va a desgastar de una forma mucho más rápida.

Los amortiguadores se desgastan progresivamente

y no notamos su deterioro en la conducción.

Por eso conviene revisarlos cada 20 000 km.

Sin embargo, hay una sencilla prueba que podemos realizar en casa

y que nos da pistas

sobre el estado de nuestros amortiguadores.

Y es la prueba del rebote.

Se empuja el vehículo hacia abajo,

se le da un golpe seco, profundo, y se suelta.

Si el amortiguador trabaja bien, hará una oscilación y media.

Bajará, subirá y bajará, y se parará.

Eso sería un amortiguador perfecto.

Si hace dos, yo no está tan bien.

Y si hace tres, ya está para el arrastre.

En los túneles, en caso de avería o accidente,

debemos pedir ayuda desde un poste de emergencia,

en vez de hacerlo por nuestro teléfono móvil.

Este dispositivo con pulsador está diseñado para que los usuarios

puedan avisar al personal de vigilancia

y asegurar su protección hasta ser socorridos.

Antes de bajar del vehículo para pulsar el botón,

debemos para el coche lo más cerca posible del poste,

encender las luces de emergencia,

apagar el motor y abandonar el vehículo.

De esta forma no peligrará nuestra seguridad

y reduciremos el tiempo de llegada de los servicios de emergencia.

Ahora que está llegando el buen tiempo,

me apetece dar un paseíto en moto. Yo tengo el carné de coche normal,

que me permite conducir motocicletas de hasta 125 cm3.

Pero hace más de ocho años que no cojo una moto

y lo prudente es dar una clase de reciclaje

antes de salir a circular.

Fernando, ¿cuál es el equipamiento necesario para ir en moto?

-Obligatorio tenemos que llevar el casco, los guantes,

botas cerradas a ser posible y la cazadora.

-Pues me subo ya.

-Ponte el casco y vámonos. -Venga.

-Siempre ve observando a los demás usuarios de la vía.

En la mano izquierda llevas la intermitencia.

Hacia la derecha indica la derecha; hacia la izquierda, la izquierda.

-Vale.

-Tenemos que tener una conducción anticipada.

-Sí, acaba de pasar un camión grandecito;

si no estoy alerta, me lleva por delante.

-Sí, su campo de visión está más alto.

Vía urbana, máximo 50. Hay que ir a la velocidad adecuada.

Aquí 30 máximo; pues bajamos la velocidad a 30.

-Hay que estar muy pendiente de la señalización en ciudad.

-Velocidad, anticipación, observación

y sobre todo ir pendiente de los demás usuarios de la vía.

Las motocicletas somos muy sensibles, muy débiles,

y en caso de colisión recibimos directamente el impacto del golpe

sobre nuestro cuerpo.

Recuerda que en los semáforos

han habilitado un espacio para las motocicletas.

-Además, hay un dibujo para la motocicleta.

-Ahí está, es un espacio reservado.

Recuerda también que no debemos circular

haciendo zigzag entre los coches; debemos utilizar un carril.

-Los adelantamientos siempre por un carril

y no invadiendo varios carriles. -Ahí está.

Aquí no podríamos usar

el carril de sentido contrario para adelantar.

Observa los giros y vamos allá. Muy bien.

-¿Puedo girar la cabeza? El casco me limita la visión.

-Debes acostumbrarte a intentar girar la cabeza

para asegurarte de que no viene otro vehículo.

Kike, ten cuidado con no pegarte mucho a los coches

y ve por el medio del carril. -Ah, vale.

-Si nos abren una puerta, te puedes golpear.

-Es cierto, muy peligroso eso.

-Recuerda, hay que dejar la moto en aceras de más de 3 m de ancho,

en la parte exterior.

-En la parte exterior para no molestar, ¿verdad?

-A los viandantes.

-Ya está aparcada, y la lección me la llevo para casa.

Muchas gracias, Fernando. -A ti, Kike, hasta otro día.

(Claxon)

¡More! Pero bueno, ¿qué haces aquí?

¿Qué tal estás? Muy bien, tío.

No sabes las ganas que tenía de hacerte una entrevista,

pero conduciendo tú,

y no puedes conducir mi coche ni podemos ir juntos.

Pero yo soy mago, ¿qué me cuesta a mí

poner dos volantes? Mira.

¿Qué te parece, tío? Qué maravilla.

Venga, venga, pues vente.

Pero bueno, Chifli, qué alegría. Pues venga, vamos para allá.

Vámonos.

Bueno, More, ¿y tú cuándo te sacaste el carné?

Yo me saqué el carné de conducir en el año 91

porque mi tío me regaló un coche; era un Renault 5.

Un día me paró la policía y me dijo: "Va usted a 130",

y le dije: "Imposible, señor agente",

y me dice: "¿Por qué?",

digo: "Porque a 120 no se escucha la radio".

Por cierto, ¿tú en el coche eres más Hulk o Gandhi?

Yo cuando era joven era un poco tonto.

Te piensas que eres de hormigón armado,

que estás en posesión de la verdad absoluta,

y eso se traslada mucho a la hora de conducir,

y muchas veces me salía el increíble Hulk.

Y ahora cuando veo algún error,

no echo las manos al claxon de ninguna manera.

¿Y tú has tenido alguna mala experiencia

como conductor o como pasajero?

Esos momentos de: "Ay, qué cerca he estado de matarme".

Yo tuve un accidente de coche que me cambió bastante el chip

porque íbamos mi padre y mi madre delante

y nosotros cuatro detrás con mi abuela.

Y entonces hubo un señor

que hizo un adelantamiento a tres coches,

pero e encontró con un coche de frente.

Tuvo que dar un volantazo a la derecha;

nosotros salimos hacia la cuneta

y él salió, del impacto, hacia la otra cuneta.

Y recuerdo la cara de este hombre ensangrentada

con cristales clavados...

¿Y no os pasó nada a ninguno?

No murió nadie, no hubo ninguna víctima;

pero el susto que nos llevamos...

Y algo que me cambió mucho también para bien

y creo que es algo que debería hacer todo el mundo

es visitar un hospital de parapléjicos.

Hablar con alguien que ha sobrevivido a un accidente

y te cuenta lo tontos que somos

te cambia mucho la manera de conducir.

Sí, te comprendo, lo del hospital es tremendo.

¿Y tú eres solo de coche

o te gusta también, yo qué sé, conducir moto, bici, patinete...?

Pues mira, me gusta la bici; tengo mucho cuidado.

Cada vez que cojo el coche y veo a un ciclista,

recuerdo que yo también soy ciclista.

Y la moto me da pánico, pavor.

More, perdona que te dé el rollo, pero es que no sabes

la cantidad de veces que nos dicen: "Oye, los famosos que no pongan

el codo en la ventanilla", así que...

Perdona, Chifli, ha sido un lapsus. Yo veo el programa y lo sé.

Muchas veces me levanto por la noche diciendo:

"No pongas el codo en la ventanilla ni la mano en las marchas".

O sea que perdóname, ha sido un lapsus.

No sé si sabes que nosotros a los famosos que entrevistamos

les pedimos que se pongan nota, ¿y sabes cuál es la media?

Un ocho. ¿Tú qué nota te pones?

Me hubiera puesto un ocho o incluso un nueve.

La gente cree que conduce mejor que el 90% de la media.

Vas conduciendo y de repente

te hace alguien algo raro por delante de ti, lo adelantas

y te das cuenta de que va mirando el móvil.

Y tu primera reacción es: "Será imbécil".

Pero tú con toda la tranquilidad miras el WhatsApp,

porque tú controlas. No es verdad que controles.

Si yo me tengo que poner nota en la conducción,

probablemente me ponga un cinco o un seis.

Oye, ¿tú para dónde ibas?

Pues iba a hacer la compra y nos estamos pegando un paseo,

que al paso que vamos llegamos a Coruña.

Así que si me puedes dejar en el súper, te lo agradezco.

Tienes razón; te llevo y ya haces tu compra,

y mil gracias que ha sido un placer este rato con este mago,

que nos pone dos volantes a la vez.

El placer ha sido mío. Es un gusto charlar contigo.

Además soy espectador del programa y me encanta estar de invitado.

Un nuevo casco inteligente permitirá a los motoristas

tener una visión de 360 grados.

Esto es posible gracias a dos cámaras ultra-gran angular

incorporadas al modelo.

Las imágenes aparecen en la pantalla frontal del casco.

De esta forma el motorista

puede ver todo lo que ocurre a su alrededor

sin apartar la vista de la carretera.

En esta pantalla, además, el conductor puede consultar

los datos de navegación y conectividad.

Pero la tecnología de este casco

incorpora otras notificaciones de gran utilidad.

Advertencias como peligros del trazado

o avisos de incorporaciones y cruces

se suman a la seguridad de este modelo

desarrollado por una firma taiwanesa.

Una estructura básica o un diseño sencillo

puede ser la solución perfecta a grandes problemas.

Un ejemplo es este ingenioso cuadriciclo eléctrico

especialmente diseñado para personas con movilidad reducida.

Su estructura está preparada para acoger una silla de ruedas.

La parte trasera del vehículo lleva incorporada una rampa

que permite al conductor subir y bajar con un solo movimiento.

Así las personas con movilidad reducida

pueden desplazarse fácil y segura sin necesidad de ayuda.

Pero además este cuadriciclo está pensado para salvar

algunas de las barreras arquitectónicas de la ciudad.

Puede subir y bajar escaleras

o circular sobre nieve y campo a través.

Este vehículo eléctrico posee una autonomía de 140 km.

Así será la ciudad del futuro según una conocida marca de coches;

sin atascos ni contaminación,

una ciudad sostenible con espacio para todos:

transportes, peatones y naturaleza.

La idea de los creadores es utilizar la robótica

y la inteligencia artificial

para desarrollar nuevas formas de movilidad

e infraestructuras más eficaces.

Una de sus propuestas

para conseguir una circulación fluida y sin accidentes

es dividir las vías según el tipo de usuario.

Solo se permitirán transportes autónomos y sin emisiones

y todo funcionará con energías renovables.

Planteada de momento como un laboratorio de pruebas,

esta ciudad comenzará a construirse en Japón en 2021.

Sus habitantes serán

los trabajadores e investigadores del proyecto.

Cada vez son más los españoles que eligen la bicicleta

para sus desplazamientos diarios,

pero sigue habiendo obstáculos que impiden que se convierta

en un medio de transporte masivo.

Por ejemplo, el elevado número de robos.

Casi dos de cada diez ciclistas alguna vez ha visto

cómo desaparecía una de sus bicis.

Por eso cerca de las estaciones de tren, de metro y de autobús

están surgiendo aparcamientos seguros en los que además

te hacen el mantenimiento o una reparación de tu bicicleta.

Encontrar aparcamiento en el centro de las ciudades

es un problema para todos los conductores,

¿pero qué ocurre si nuestro vehículo privado es una bicicleta?

Muchas personas renuncian a este medio de transporte

porque no saben dónde dejarlo.

Para ello hay empresas que ofrecen diferentes alternativas.

-En ciudades como Madrid las casas por lo general no están preparadas

para guardar la bicicleta.

Imagínate que al 17% de los usuarios del coche

le robasen el coche;

pues es lo que pasa en el tema de la bicicleta.

Si queremos ver más bicicletas en las ciudades,

es necesario que se resuelva este problema.

Don Cicleto es una red de aparcamientos seguros.

Para acceder al parking, una vez que te das de alta,

se te genera un código que debes introducir

en el aparcamiento.

El funcionamiento es sencillo: coges el móvil,

visualizas en un mapa los aparcamientos alrededor de ti

y haces una reserva.

Todos nuestros aparcamientos están equipados

de herramientas y bomba para que el usuario pueda hacer

los pequeños ajustes antes de cada salida.

La acogida por parte del usuario ha sido muy buena;

lo que nos encontramos es una demanda muy fuerte del usuario,

que nos pide que abramos más aparcamientos.

Durante el año 2019 hemos lanzado un producto

que se llama el bici-hangar,

que viene a ser una estructura metálica

que podemos poner en la vía pública

de forma que el usuario pueda guardar la bicicleta.

Ha tenido muy buena acogida.

Está claro que para tener mejores ciudades

pasa por cambiar hábitos de movilidad;

pero si queremos fomentar aún más el uso de la bicicleta,

necesitamos solucionar el problema del robo

y de la falta de aparcamiento.

El coche tiene derecho a ocupar espacio en la vía pública

y la bicicleta debería tener el mismo derecho.

Si alguno de ustedes quiere hoy

convertirse en un experto en seguridad vial,

no tiene que irse a ninguna universidad americana,

inglesa o australiana; se puede hacer en España.

En 2018 la ONU llegó a un acuerdo

con el RACE y la Universidad Europea

para crear el primer título propio de posgrado

en Experto en Gestión y Dirección de la Seguridad Vial.

El temario del curso aborda

los conocimientos y capacidades necesarios

para desarrollar planes de movilidad,

crear estrategias de concienciación

y proyectos que disminuyan los siniestros viales.

Además de la teoría,

el curso incluye una formación práctica.

Dentro de esa fase presencial,

los alumnos realizan cursos de conducción especializada

y reciben el adiestramiento directo

de profesionales que trabajan al servicio de la seguridad vial.

Mi perro viaja con un arnés.

-Van en un camioncito chiquitito.

-Olmo va atrás porque casi siempre lo llevamos en la furgoneta.

-No tienen calor porque tienen agujeros.

-Debajo de nuestros pies.

-Llevamos a la perra en el maletero atada con un arnés.

-Como un cinturón. -Como los humanos.

-Protegido.

-Tiene que estar por delante para no distraer al conductor.

-En el coche te la lía.

-Lo llevamos en un transportín.

-No, él ya no cabe en el transportín que tenemos.

-Un transportín es una jaulita así.

-Para que el gato no se escape cuando estamos en el coche.

-Que tiene como ventanitas por aquí y por los lados.

-Para que si hay un frenazo, no salga para adelante.

-Para protegerlo.

-Cuando paramos para descansar...

-Solemos parar por campos.

-Sacamos al perro para que estire las piernas

mientras que nosotros comemos.

-Para que hagan pipí y caquita.

Porque si no, se lo hacen en el camioncito.

-Le damos agua, le damos algunos premios...

-Si ve alguna mosca, la caza. -Se pone a corretear.

-Y después para dentro.

-Cuando ve que nos dirigimos al coche con él, se pone como loco.

-Si tienes un animal y vas a ir de viaje...

-Es importante que los perros estén atados porque...

-Es como una persona,

entonces tiene que ir siempre protegida.

-Si llevas al animal suelto...

-Puede meterse en los pedales del conductor

y provocar un accidente.

-Y yo no quiero que ningún perrito de estos monos se muera,

los pobres.

-Conduzco, pedaleo y camino.

-Mucho, tanto aquí como en mi otra ciudad, Coruña;

en las dos.

Llevo casco, por supuesto, y a veces hasta coderas.

Suelo usarla los domingos para andar en bici,

porque me da bastante respeto ir en bici en ciudad.

Por favor, no.

Me multaron una vez, pero fue mi padre.

Aparcó mal en una playa y me multaron a mí.

El mío es diésel, me gustaría eléctrico.

Hum, cada... Voy a volver a mentar a mi padre; eso lo hace él.

A veces sí, a veces no.

Viajo mucho porque trabajo en Coruña y Madrid,

y al conducir mucho, ya más o menos sabes dónde están.

Y a veces los anuncian, claro.

Las dos cosas.

Me gusta conducir de noche y que me lleven de día.

Muy buena, y además lo dice mi madre, mi padre, mi gente...

O sea que un 9,5.

Pues me gustaría hacer un viaje con mi madre por Italia.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más. ¡Adiós!

A ver, si no estoy hablando es más fácil,

pero si hablo y me muevo...

(RÍE) Coño.

He dicho un taco, perdón. Podría haber sido más fuerte.

Prácticamente... ¡Que me caigo!

Lo natural...

Perdón, que estaba en un equilibrio inestable.

Esta venía cantando antes.

¿Os doy palmada? ¡Va, venga, va, va!

Mejor no lo sé hacer, troncos. Larga vida y prosperidad.

-Circular en bicicleta... -En moto.

-"En bicicleta", me cago en Dios.

-¡Pero, bueno, Chifli!

Qué alegría, hombre. Qué maravilla.

(BALBUCEA) No está prohibido... ¿Por qué? Pues porque...

O la reparación de... "Jandemor".

¿Me has visto que parecía Chiquito de la Calzada?

(RÍE)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 21/06/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad Vital - 21/06/20

21 jun 2020

El programa analiza los riesgos de saltarse un stop, la señal menos respetada por los conductores españoles, un redactor del programa da una clase práctica de conducción de moto por ciudad y el Mago More explica sus impactantes experiencias al volante.

ver más sobre "Seguridad Vital - 21/06/20" ver menos sobre "Seguridad Vital - 21/06/20"
Programas completos (175)
Clips

Los últimos 1.523 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios