www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5891121
Para todos los públicos Seguridad vital - 09/05/21 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabías que 77% de los conductores reconocen que, si lo necesitan,

tumban los asientos traseros para transportar una carga en sus coches

y que el 11% afirman que no utilizan ninguna sujeción

para esos bultos?

Esto es "Seguridad vital",

hoy desde Alcañiz, en Teruel, ¡comenzamos!

A simple vista podría parecer

que no es una carretera excesivamente peligrosa.

Este trazado rectilíneo en muchas ocasiones

incita a un exceso de velocidad.

-Hoy en día no hay excusa.

La utilización de sistemas de retención infantil

reduce hasta el 90% lesiones y mortalidad en niños.

-Cuando juego con amigos que no son profesionales,

jugamos a ver si me devuelven un saque.

¡Uh! (RÍE)

Hola, muy buenas. Cuando hablamos de carreteras

en las que hay riesgo de sufrir un accidente,

lo normal es que pensemos en vías estrechas,

con muchas curvas o con un asfalto muy deteriorado;

pero no siempre es así.

Hemos estado en Huesca,

en la carretera más peligrosa de España,

según el último informe de EuroRAP, y les va a sorprender su trazado.

El informe EuroRAP es un estudio que se hace a través de una agencia

donde lo que se mide es la calidad y la seguridad

en las vías tanto en España como en el resto de Europa.

Utilizamos una metodología donde se analiza especialmente

la cantidad de muertos en accidente de tráfico

y heridos graves en tramos con una longitud de más de 5 km

y con intensidades de vehículos

que están por encima de los 2000 vehículos diarios.

-Estamos en Puente la Reina de Jaca, en Huesca,

concretamente en el kilómetro 303 de la nacional 240.

Según el último informe EuroRAP,

aquí comienza el tramo de carretera más peligroso de toda España:

un recorrido de 13 km

que en "Seguridad vital" nos hemos propuesto recorrer.

-En la nacional 240, en un trienio, se han producido cuatro accidentes

y en ellos hemos tenido un fallecido

y cinco heridos graves.

A simple vista podría parecer

que no es una carretera excesivamente peligrosa,

por trazados rectilíneos;

pero hay que tener muy en cuenta

que ese trazado rectilíneo en muchas ocasiones

incita a un exceso de velocidad.

Las principales causas de los accidentes

en carreteras convencionales son el exceso de velocidad

y las distracciones.

Eso lo que provoca es la salida de vía,

que puede ser hacia fuera del arcén,

donde el peligro es menor,

pero también invadiendo la calzada en sentido contrario,

lo que produce un choque frontolateral o incluso frontal.

De la misma podríamos encontrar carreteras que aparentemente

parecen mucho más peligrosas por su trazado,

pero esa situación de peligrosidad también nos genera

como conductor un poquito más de respeto a la vía.

Por tanto, podemos encontrar carreteras más sinuosas

menos peligrosas

y, sin embargo, carreteras más rectilíneas

donde se producen más accidentes con fallecidos y heridos

por un exceso de confianza del conductor.

Además del humano,

factores externos como la infraestructura

influyen en la siniestralidad.

Tenemos que intentar que los firmes sean rugosos,

que agarren.

Las grietas y los socavones

son peligrosos para los coches porque pueden producir

una rotura de un pavimento.

En el caso de los motoristas, esto es mortal de necesidad,

pues los motoristas no van sobre cuatro ruedas.

Eliminar también tramos rectos largos.

Se ha demostrado que el factor humano,

cuando hay un tramo recto largo, le puede entrar somnolencia.

Una vez hecho esto,

debemos eliminar y alejar todos los peligros

que existan en los márgenes de la carretera.

Si esto no es posible,

protegerlas con sistemas de contención.

Debemos cuidar la señalización vertical y horizontal,

y empecemos a solucionar estos puntos calientes.

Si no, va a ser muy difícil

que cumplamos el objetivo de reducción del 50% de fallecidos

y el 50% de heridos graves.

-Aquel día por la mañana cogimos, dos amigos y yo,

cada uno con su moto,

en el puerto de El Barraco, encontré un coche delante de mí

y resulta que iba el coche haciendo como eses en la carretera.

Y digo: "Esto va mal".

Vi que se desvió a la derecha,

digo: "Pues ya nos lo quitamos del medio".

Y según fui a adelantar, el coche giró en la carretera

para volver para el barranco.

Y me lo encuentro cruzado en la carretera.

Y entonces en el carril donde yo iba adelantando,

pues ahí me pegué con el de frente.

Y ahí yo salí volando, caí ahí en el suelo

y creo que hasta los ocho días

no fui consciente de lo que me pasaba.

Y el día que me dijeron que me debían amputar la pierna,

pues eso ya fue tremendo.

¿Qué hago yo con mi vida?

Porque me veía hundido,

que la vida se había acabado para mí.

Y eso de estar en una silla de ruedas

pues es muy duro.

Porque yo no podía, me tenían que coger

para cambiarme de una silla a otra, o de la silla al asiento del coche,

o entrar con la silla en un coche...

Y, bueno, tuve muchas dificultades.

A día de hoy, la pierna amputada, me pusieron una prótesis

y con la prótesis yo me manejo

y he conseguido volver a montar otra vez en moto.

Porque yo a la moto no le cogí miedo,

porque la moto no tenía la culpa de lo que a mí me pasó.

Y luego los amigos moteros, los compañeros de aquí, de Ávila,

me han ayudado muchísimo también a montar en la moto.

Y, bueno, yo todos los domingos monto en la moto.

Cuando yo pienso que por una persona

que no ha respetado la carretera, lo que yo he tenido que pasar,

llega un momento que dices:

"¿Cómo se puede hacer así en la vida?".

No se puede uno dar la vuelta en la carretera,

ocasionando los problemas que se pueden ocasionar.

Porque a los testigos nos dijo ahí que iba viendo unas vacas

que tenían las praderas, de al lado de la carretera;

entonces a lo mejor se despistaba, y eso no se puede hacer,

ve andando a ver a las vacas;

y no vayas circulando viendo tus animales del campo.

En la carretera hay que ser consciente,

no de lo que a ti te pueda pasar,

sino del daño que puedas hacer a otras personas.

Tú lo puedes evitar.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

¿Sabías que cada dos minutos el seguro atiende a un afectado

por accidente de tráfico en España?

Según datos de la asociación empresarial del seguro,

cada año casi 300 000 personas necesitan asistencia

de una entidad aseguradora tras un siniestro vial.

En un ranking territorial por cada 10 000 habitantes

la provincia de Cádiz aparece como la primera

con 121 afectados.

Le siguen Pontevedra, Murcia, Sevilla y Málaga;

mientras que en el otro extremo se encuentran Palencia, Segovia,

Ávila, Soria y Teruel,

como las provincias con menor cantidad de víctimas de accidentes

atendidas por el seguro.

La normativa es muy clara:

todos los niños que midan menos de 1,35 m

tienen que utilizar un sistema de retención infantil

cuando viajen en coche.

Pero aquí no se trata simplemente de cumplir con la ley.

Los padres debemos ser conscientes de algo muy obvio:

está más que demostrado que estos sistemas de sujeción

salvan la vida del niño en caso de un accidente.

La causa más frecuente de mortalidad infantil en España

son los accidentes de coche.

Debemos tener en cuenta que son los más vulnerables

y que, si tenemos un accidente, van a tener diversas lesiones.

Hoy en día no hay excusa para que los niños

no vayan con los sistemas adecuados a su peso y tamaño.

El cuerpo de un niño no es igual que el de un adulto,

por lo que resulta imposible que puedan usar

los mismos sistemas de seguridad en el coche.

La cabeza de los niños

es totalmente distinta a la del adulto.

En los niños menores de 2 años, su cabeza es hasta el 25% del peso.

Eso hace que cuando tengamos un accidente de tráfico,

todas las lesiones puedan ir a la cabeza o la columna.

Llevar a los niños en brazos es muy peligroso,

incluso a velocidades muy bajas.

Yendo a una velocidad de 5 km/h,

si un papá lleva a un niño cogido en brazos

y tenemos un accidente de tráfico,

el niño va a ser lanzado y chocará contra el parabrisas

o el salpicadero,

teniendo lesiones a nivel de la columna cervical y la cabeza.

En los casos en los que el adulto y el niño compartan

el mismo cinturón,

el adulto va a aplastar al niño contra el cinturón

y este niño podrá tener lesiones a nivel de la cavidad abdominal.

Cuando el niño ya puede usar el cinturón de seguridad del coche,

es esencial colocarlo correctamente.

Debe ir entre el pecho, es decir, no pasar por la columna cervical,

y por debajo del abdomen,

para no tener lesiones a nivel abdominal,

como pueden ser hemorragias,

o a nivel cervical, como puede ser algún tipo

de latigazo cervical, fractura, luxación...

-La única medida

para reducir el número de lesiones en los niños

es el uso de sistemas de retención infantil.

Todos los menores que midan menos de 1,35 m

deberán ir sentados en uno de estos dispositivos

y, lo que es más importante, debemos ir adaptándolos

y pasándolos de un modelo al siguiente

según varíe su altura y su peso.

-Los automóviles están estudiados e ideados,

y los ingenieros han adaptado su sistema de seguridad

a partir de 1,50 m.

Quiere decir que entonces los sistemas de retención infantil

son los que han de dedicarse a cubrir ese espacio

desde el nacimiento del bebé hasta el 1,50 m.

Es muy importante que cada niño se adapte a la silla

que le corresponde a su medida.

El primer tramo de silla siempre es aconsejable a contramarcha;

es de 40 cm hasta 105 cm;

utiliza los arneses de la silla; deben estar perfectamente regulados

y perfectamente aproximados al cuerpo,

y evidentemente el cabecero tiene que estar

en la posición justa en la que la cabeza entre en el cabecero.

Cuando el pequeño pasa a tener más de 105 cm,

el peso suyo será superior,

y entonces pasas a tener que utilizar otro modelo de silla,

entre 100 y 150, con el fin de que vaya sujeto

con el cinturón de seguridad del adulto,

que está adaptado para aguantar hasta 180 kg.

-La utilización de sistemas de retención infantil

reduce hasta el 90% lesiones y mortalidad en niños.

Hace 15 años, Pinto, como cualquier ciudad española,

regulaba sus calles con semáforos como estos.

Sin embargo, un día decidieron retirarlos.

Desde entonces aquí el tráfico

se regula con glorietas y pasos de peatones.

Hoy hacemos parada en Pinto

para saber por qué no existen semáforos

y si piensan seguir sin ellos durante mucho más tiempo.

-El último semáforo se retiró en el año 2006.

En Pinto no hay semáforos por decisión del equipo de Gobierno

que consideraba que con otros medios

podríamos reorganizar el tráfico

y elevar el nivel de seguridad vial en Pinto.

Hay atropellos; todas las ciudades los tienen;

pero a día de hoy, con 15 atropellos totales,

pues tampoco la cifra se nos dispara.

Pinto está limitada en todo su casco urbano a 30 km/h

y la verdad es que respeta.

Como está programada y diseñada la ciudad,

no va a haber semáforos; en principio no son necesarios.

-Hablemos con los vecinos

para saber su opinión sobre vivir sin semáforos.

-Vivir sin semáforos es un coñazo porque hay veces

que las personas mayores sobre todo no saben

si el coche va a parar o no, y no todos paran.

-El semáforo da más seguridad al peatón.

-No los echo de menos. -Cuando voy a otros sitios,

me olvido de que existen los semáforos.

-Yo se lo digo a la gente y no se lo creen,

que Pinto no haya semáforos.

-Aquí el tráfico se regula, primeramente, con civismo

y después hay muchas glorietas y, por supuesto,

los pasos de peatones, que se respetan al máximo.

-Como peatón vas con preferencia y vas con más derecho.

-Queremos que los coches siempre nos respeten

y pasamos el paso de cebra sin mirar.

-En Pinto hay atascos como en todos sitios,

sobre todo en hora punta y en las calles principales.

-Atascos hay pocos. -En las salidas

y entradas de los coles, son horrorosos los atascos.

-En Pinto hay pocas calles peatonales.

-No podemos pedir que las aceras sean como las de una capital, ¿no?

-Ha habido algún que otro accidente en los pasos de cebra.

-Aquí hay muy pocos accidentes por atropello.

-No digo que sea todos los días, pero sí los hay.

-Yo personalmente pondría más rotondas y pasos de cebra

que semáforos.

Aquí estoy con Feliciano López, que me está matando a pelotazos.

Y nos hemos jugado una comida.

No sé muy bien el reto que me va a plantear.

Te has recorrido el mundo entero,

así que debes tener experiencias muy diversas.

Pues sí, la verdad, he conducido en algún país rato,

poco, porque en algunos se conduce por el otro lado.

No me he atrevido a conducir en Londres todavía,

porque en las rotondas, con lo despistado que soy yo,

la puedo liar.

Hay una rotonda que yo sí que siempre digo

que nunca me atrevería a conducir ahí:

la rotonda del Arco del Triunfo de París.

Ah, bueno, claro. Que ahí, creo,

si no estoy equivocado, las aseguradoras no te cubren.

(RÍE) Porque entran

de siete sitios diferentes; entonces es el caos total.

¿Has tenido algún problema un poco más grave,

conduciendo o yendo como pasajero?

Las dos cosas que me han pasado un poco más importantes

he ido solo, por suerte.

La última fue este verano, que tuve un aquaplaning en Marbella

y se me fue el coche yendo a 50 o 60 km/h,

y me choqué de frente contra una furgoneta

que estaba parada en el semáforo. ¡Uh!

Me asusté mucho porque era una familia de turistas,

con niños pequeños que se asustaron mucho...

Tú como conductor, ¿te consideras un buen conductor,

mediano, malo?

Soy muy despistado;

pero sí me pasa que cuando voy con gente

tengo una responsabilidad mucho mayor

y sin querer conduzco mucho más prudente, tranquilo...

Y más si vas con niños, ¿no? Bueno, ahora imagínate.

Desde que fui padre, aun yendo solo,

voy ya pensando en eso.

Cuando juego con amigos que no son profesionales,

jugamos a ver si me devuelven un saque.

Te voy a dar cinco oportunidades.

Nos podemos jugar la comida de ahora.

Si te devuelvo un saque, pagas tú; si no, pago yo.

Bueno, a ver si las veo.

¡Uh, esa...! Ay. (RÍE)

¡No!

Igual has matado a alguien por ahí. ¡Cuidado, eh!

¡Ah! ¡Hostia, la he metido!

¡Pero si le has dado con el mango, tío!

Perdón. No, perdón no.

Reconozco que ha sido un cañazo. Bola dentro, bola que cuenta.

Bueno, pagas tú. Te he sacado un poco con efecto,

pero no me lo esperaba, eh.

Si tienes que decir cuál es tu principal virtud

y tu principal defecto, ¿cuáles son? Como conductor.

(RESOPLA) Buena pregunta, a ver...

Yo creo que mi principal defecto es que soy un poco despistado

y voy con cosas en la cabeza, me paso el desvío, etc.

Y quizá mi mayor virtud sean los defectos.

Creo que, no sé si por ser deportista o por qué,

cuando hay algún imprevisto, tengo que frenar

o un coche se me mete, suelo reaccionar rápido.

¿Te gusta montar en bici o moto? En bici me encanta;

en moto soy muy miedoso.

Desde muy pequeño le tengo mucho miedo a las motos.

Un amigo mío perdió la vida también en un accidente de moto.

Horrible, porque fue recogiendo su moto nueva del concesionario,

volviendo a casa. ¿Cómo fue el accidente?

Él solo; yo creo que estaba adelantando a un camión.

No sé exactamente lo que pasó, pero perdió el equilibrio y se dio,

y, nada, el golpe fue muy fuerte contra la mediana

y perdió la vida.

Te voy a llevar a comer al Mutua Madrid Open.

Ah, además se come muy bien ahí. Y de paso ves un poco de tenis.

Fíjate, ganar una apuesta por darle un resto

con el mango de la raqueta. (RÍE)

Pero ha entrado.

Y la respuesta correcta es...

Cuando un vehículo especial lleva un remolque,

la velocidad máxima es 25 km/h porque es mucho más inestable.

La norma general dice que los vehículos especiales

corren a 40 km/h, pero hay varias excepciones:

con un remolque, 25 km/h; sin luz para frenar, 25 km/h;

o si soy un motocultor, 25 km/h.

En este caso, con remolque, 25, por ser más inestable.

-El transporte escolar

es el primer colectivo de la seguridad vial

en alcanzar 0 muertes en carretera.

En España hay 17 500 vehículos como este,

que necesitan pasar con regularidad exigentes controles técnicos.

Por eso hoy he venido a una ITV para ver con mis propios ojos

cómo se comprueba la seguridad de un autobús escolar.

Hola, Nacho. -Buenos días.

-¿Con qué frecuencia pasa un bus escolar la ITV?

De año en año hasta los cinco y, a partir de los cinco años,

cada seis meses. Tiene un proceso, como cualquier vehículo,

donde miramos un poquito el tema de alumbrado,

que no exista ningún desequilibrio de frenos,

y todos los sistemas de seguridad que está obligado a llevar.

-Siga, siga.

¡Vale!

-¿Qué hace diferente a este vehículo?

-Muchos elementos; uno de los principales

es la señal de transporte escolar,

que debe tener unas medidas, visible, para dar a conocer

a los demás usuarios que extremen la precaución

alrededor del bus; hay niños bajando, subiendo;

son impredecibles los movimientos de los niños.

-Nacho, ¿qué es esto? -Esto es un dinamómetro.

Vamos a medir la fuerza que tiene la puerta al cerrar

para los riesgos de atrapamiento. Cierre, por favor.

Está correcto.

Ahora vamos a hacer por si acaso nos pillara un brazo...

¿Te atreverías?

-Sigo teniendo el brazo. -Sigues con brazo;

ofrece la seguridad correcta.

-¿Qué más de la puerta?

-Veamos los mandos de emergencia de la puerta.

Hay uno exterior...

Y otro interior.

(Pitidos)

Los agarres, los elementos de protección;

que estén bien sujetos.

Tenemos una mampara, muy importante.

-Para que los niños eviten distraer al conductor, tirarle cosas...

-Juegos o algo, y no distraigan al conductor.

Tiene que tener o espejos o cámaras todo el perímetro del autobús

controlado.

Cuando pone marcha atrás, se activa la cámara, vamos a verla.

Necesita también el control de la puerta trasera,

por medio de unos retrovisores.

-El lugar de los pasajeros con sus asientos,

¿qué peculiaridades tiene?

-Por supuesto los cinturones,

que son obligatorios en buses desde 2007.

-Todos los asientos deben llevar cinturón.

-Todos; hay que comprobar uno a uno y abrocharlos, uno a uno.

Y que los asientos no estén rotos, bien anclados...

Tenemos ventanas de emergencia,

por el techo, trampillas de emergencia,

junto con su martillo.

-¿Ya está todo? -Sí; como ves,

el autobús tiene todas las medidas de seguridad

para el transporte escolar, está correcto.

-Muchas gracias.

-Laura Valenzuela presenta un nuevo modelo de Seat,

que como de costumbre trata de ofrecer lo más nuevo

en constante afán de superación.

Este coche, el 1430, está especialmente concebido

para el selecto público español de hoy.

Un frente perfectamente armónico con arreglo al módulo cuadrangular

es la promesa, luego siempre cumplida,

de una elegante sobriedad.

Laura Valenzuela se coloca al volante para ofrecernos

algunos aspectos del refinado acabado interior.

Esta es la amplísima guantera del salpicadero;

prácticamente cabe todo allí.

El volante, muy sensible,

ofrece una gran comodidad al conductor,

así como la disposición de los cómodos asientos

anatómicos envolventes.

Las excelentes cualidades de este modelo

fueron justamente alabadas

por los asistentes a la presentación.

En las instalaciones de TechnoPark MotorLand

en Alcañiz,

se homologan todos los cascos de las competiciones

de la Federación Internacional de Motociclismo.

Un motorista, cuando circula,

debe cuidar su moto, debe ser prudente

y desde luego debe ir bien equipado.

Pero las infraestructuras de nuestras ciudades y carreteras

deben también ser seguras.

Eso es lo que reclaman para las calles de Barcelona

los miembros de la Unión Internacional

para la Defensa de los Motoristas.

Los motoristas estamos preocupados porque la proyección de urbanismo

que se está haciendo en Barcelona está llenando las calles

de elementos y zonas deslizantes,

que nos hacen aumentar nuestros potenciales

de siniestralidad dentro de la propia ciudad.

En Barcelona se ha hecho mucha más pintura de zonas

y hay metros y metros donde debemos frenar sobre pintura,

y eso hace que pierdas adherencia y te vayas al suelo.

En Barcelona se ha puesto de moda el llamado cojín berlinés,

que hace que pasando por encima,

tiene unas vertientes de caídas laterales,

que entras por un sitio

y te patina la rueda en la misma zona,

lo que te obliga a acercarte a los laterales

de los vehículos aparcados,

porque te obliga, al ver ese obstáculo,

a intentar esquivarlo.

-Si un conductor va más rápido de lo que toca,

el objetivo no es que a última hora, cuando está llegando,

tome una decisión de si lo esquiva o frena,

o lo que sea;

el cojín berlinés le hace notar en su propio vehículo

que está circulando demasiado rápido.

-Otra problemática: la instalación de barreras de hormigón,

que están instaladas de tal manera que invaden la calzada nuestra,

pues están puestos de cualquier manera.

No estamos diciendo que no se delimite una terraza;

nos gustaría que la zona de delimitación fuese

con elementos legales y homologables

para instalar en la vía pública.

En diferentes puntos de Barcelona lo han hecho con unos pivotes

de plástico que absorben mejor los impactos de cualquier colisión

que simplemente un bloque de hormigón puesto en medio.

-¿Cómo hemos hecho el diseño para proteger esas terrazas?

En las calles con menos tráfico y menos riesgo,

hemos puesto unos bolardos amarillos.

En zonas donde los vehículos circulan con más velocidad

y hay más riesgo,

hemos optado por una barrera tipo New Jersey,

para que se vea esa diferenciación de espacios

y evitar que un vehículo entre.

-También hay para delimitar la zona de ciclistas

unos pivotes de goma,

para si un vehículo golpea contra ellos o se acerca,

tienen tendencia a girar los neumáticos

y reintroducirlos a la vía.

Han puesto una cosa que no perdona ningún fallo de un coche o moto

que tenga que hacer un desvío o algo.

A la que tengas que salirte o moverte un poco,

vas al suelo.

-Necesitamos que ese espacio sea seguro para el ciclista.

Entonces hay unas piezas separadoras,

que tienen una altura, un diseño redondeado,

que en caso de impacto minimizan el daño.

-Los motociclistas entendemos que Barcelona es

una ciudad muy complicada del sistema vial.

Queremos que toda esta convivencia

no ponga en peligro a ninguno de los colectivos,

ni los haga más vulnerables a unos ni los haga vulnerables a otros.

-Somos alumnos del colegio... -San José de Salamanca.

-Y hoy vamos a hablar... -Del coche eléctrico.

-Es un coche que funciona... por electricidad.

-No tiene motor. Bueno, sí tiene, pero no tiene tubo de escape.

-Pero va zumbando.

-Te lo iba a decir ahora.

-No hace falta gastar dinero en gasolina...

-Se carga con cables. -En un "enchufador" para cargarlo.

-Tienes que ir muy rápido a tu casa para enchufarlo rápido.

-Lo puedes enchufar en muchas partes.

-Puedes cargarlo en centros comerciales, gasolineras...

-Solo necesita electricidad. -Pilas.

-Hay algunos coches que tienes que echarle gasolina

y también cargarlo.

-Se conduce más fácil.

-Puede ser un poco peligroso porque no hace ruido.

La gente a lo mejor no lo oye.

-Llevan un pitido para saber que sale el coche.

-No contamina.

-No tiene que sacar petróleo y convertirlo en gasolina.

-De mayor me gustaría tener un coche eléctrico.

-Me pensaba comprar un coche normal,

pero ahora quiero un coche eléctrico.

Recuerda; usar el teléfono móvil mientras conduces

multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente.

Mantener una conversación al teléfono es muy peligroso

y, si escribes o lees un mensaje de texto durante 20 segundos

a 120 km/h

recorres 600 m sin prestar atención a la carretera.

Si vas a conducir, no uses jamás el móvil.

Conduzco y camino. (RÍE) Que me lleven.

Soy un poco vago.

Sí, por exceso de velocidad.

No mucho, tengo todos mis puntos, pero sí me han multado.

Si tengo que responder alguna llamada,

lo hago por manos libres y, si tengo que guiarme,

lo hago con una aplicación que me lleve a mi destino.

La respeto yo y, si alguien no la respeta,

procuro, sin duda alguna, apartarme.

No busco conflicto en la conducción.

Hago las comprobaciones anuales de mantenimiento de mi coche,

especialmente las revisiones periódicas

y el control de los neumáticos, que me parece fundamental.

Nueve.

Mi mejor compañero de viaje es mi compañera de viaje,

que suele ser mi mujer,

y conducimos indistintamente ella y yo,

y realmente es cuando más disfruto viajando.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Ahora el equipo y yo vamos a ir a una de las cofradías de Alcañiz

para que nos enseñen a tocar el tambor,

que aquí saben de eso. ¡Adiós!

¡Ay!

En las instalaciones de Techno... ¡Joder!

Dispuesto a comprobar...

-¡Ah!

-¡Acábala! -¡Acábala!

-¡Acábala! ¡Acábala!

-¿Viene algún coche?

-¡Socorro, un bicho!

Jo, se me ha pegado la zarzamora, macho...

Venga, vamos, la gracia andaluza.

Por eso, blablablá, patatín, patatán.

-Otra por si acaso.

-Blablablá, blablablá, blablablá.

(BALBUCEA)

Manolín.

¡Toma!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 09/05/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 09/05/21

09 may 2021

El programa recorre la carretera más peligrosa de España, según el informe EuroRAP, explica los motivos más importantes por los que debemos llevar a los niños en un sistema de retención infantil adecuado y muestra los problemas de las calles de Barcelona para los motoristas.

ver más sobre "Seguridad vital - 09/05/21" ver menos sobre "Seguridad vital - 09/05/21"
Programas completos (211)
Clips

Los últimos 1.559 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios