Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5590827
No recomendado para menores de 12 años  Saber vivir - 07/06/20 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días en este primer domingo de junio.

Hoy os doy la bienvenida con una historia apasionante.

Se llama Cisco García y es tenista paralímpico.

No puede caminar por un grave accidente que tuvo

en la nieve, pero fijaos con qué pasión,

con qué ilusión afronta la vida.

Todo un ejemplo de "Saber vivir".

# Sonaba fuerte en mi cabeza,

# todo fluye y se conecta,

# pequeña salvación # por un instante. #

-Voy a contaros, mientras pelo y parto

unas patatitas para hacerlas al horno,

que son mucho más sanas, lo que para mí es saber vivir.

Para mí, saber vivir es vivir todo con intensidad,

disfrutar cada momento sin importar las circunstancias

que te lleguen y tener la alegría de vivir.

# Palabras expresan muy poco # y de lejos lo que llevo... #

-Es comer sano, es darte caprichitos,

hacer deporte, que el deporte da muchísima felicidad.

# Esperando que un milagro # te empuje a pensar. #

-Es pasar mucho tiempo con la familia,

en mi caso con Raquel, que es mi chica, mi señora ya,

que es quien está grabando.

# Como ves, no nos falta coraje, # amigo.

# Y aunque llueva y... #

-Y un hijo de tres meses.

# De una falda # vuelan mis cohetes... #

-Y cantar y bailar mucho, nosotros lo hacemos mucho.

# ¿Quién es? # Soy yo.

# ¿Qué vienes a buscar? # A ti. #

# A esa, que no te hace preguntas

# y siempre está dispuesta.

# A esa vete y dile tú... # ¿Qué?

# Que venga. # ¿Para qué?

# Yo le doy mi lugar. # ¿Qué quieres probar? #

Y ser buena persona, no hacer daño a la gente,

no tener envidia, me parece que es importante

y que es saber vivir.

Mandó un beso muy fuerte y hasta pronto.

# Sonaba fuerte en mi cabeza,

# todo fluye y se conecta... #

El fin de semana está hecho para descansar, sí,

pero también para practicar ejercicio,

como hacen cada mañana Keri y su hijita Teagan

Keri es instructora de yoga y pilates

y llevan enseñando a la pequeña un ejercicio detrás de otro, así,

desde que Teagan era bebé.

Arriba y abajo, flexionando todas las articulaciones,

se ejercitan las dos a diario

para demostrar que la actividad física es

el juego más divertido y también el más saludable,

para llenarse de vitalidad y recargar las pilas con energía,

la energía de la vida.

Qué gusto da verlas.

¿Y qué pasa cuando el ejercicio se convierte en pasión?

Así lo viven Débora y Carlos en estos tiempos de coronavirus.

Son del Ballet Nacional de España.

(Palmadas y percusión)

(Música)

Como bailarina es vital mantener

cierta rutina diaria para...

está claro que no es lo mismo ensayar

o practicar ejercicio en tu casa

que el ritmo de vida que llevamos, pero bueno, cada día, pues eso,

salir a caminar, después hacer mi sesión

de entrenamiento con pesas

y mi barra de ballet o mi sesión de zapateado,

o practicando el toque de las castañuelas...

(Castañuelas)

Yo creo que el estado de confinamiento

nos ha pillado a todos muy de sorpresa

y, en mi caso, ha parado mi ritmo de vida

tanto mental como físicamente.

Intentas sacar la parte positiva, intentas adaptarte a ello

y mantener una rutina diaria de entrenamiento,

mantener la cabeza ocupada leyendo,

haciendo cosas que normalmente no haces

para no entrar un estado de ansiedad y de agobio.

Como bailarina es vital mantener cierta rutina diaria.

Para mí, el desayuno es una comida importante,

pues mi tostada integral, con pavo, un poco de queso fresco,

lo alterno con un poco de aguacate;

un café con leche sin edulcorante, y bueno, la fruta si me apetece.

Yo intento siempre mantener una dieta equilibrada,

tomar todo tipo de alimentos.

Es verdad que en la situación actual,

que no es normal en nuestro día a día,

intento no abusar de alimentos como los hidratos

y sí es verdad que compenso con mucha fruta,

mucha verdura y pescado.

Después de mi entrenamiento diario,

hoy me estoy haciendo una ensalada de patata con huevo

y atún, que además de ser un plato muy saludable,

es muy ligero para este tiempo primaveral

que tenemos ahora.

(Música)

Es importante, seguir una rutina diaria para,

bueno, para seguir ciertos hábitos y que no se convierta tu día a día

en un caos de horarios.

Cuidar la alimentación es tan importante

como practicar ejercicio. Por eso hoy en "Saber vivir",

hablaremos de dos alimentos

que tienen fama de ser muy saludables:

el yogur y el arroz.

Se dice que son buenos amigos del aparato digestivo,

sobre todo, si este está inflamado.

Nos lo aclarará nuestro especialista

en salud y alimentación.

Y en cocina, nos esperan las recetas de Marta.

Hoy tocan sopas y cremas frías, deliciosas y de todos los colores.

Es una buena manera de hidratarnos,

sobre todo, ahora que cada vez hace más calor.

Nos lo aclara nuestro médico de familia

y para eso entramos en consulta desde casa.

(Música)

Buenos días, doctor Fabiani, ya estamos en junio

y el sol y el calor aprietan cada vez más.

Yo bebo bastante agua para no deshidratarme.

Pues haces muy bien si bebes bastante agua

porque tienes más sed, porque esa es la clave, Miriam

Tenemos un mecanismo estupendo en el cuerpo que se llama sed,

que si tienes que beber más, te da más sed,

y si no tienes que beber tanto, pues te da menos sed.

No me digas que el sistema no es sencillo.

Así que podemos olvidarnos de "tienes que beberte dos litros

de agua al día y más todavía ahora que viene el calor".

Lo que tenemos que hacer es hacer caso a nuestra sed.

Si es verdad que tenemos que tener precaución en nuestros mayores,

porque en ellos, este mecanismo de la sed parece

que funciona un poco peor,

puede fallar un poco y, por lo tanto,

tenemos que estar alerta, porque además,

les ocurre al menos dos cosas que pueden favorecer

la deshidratación:

una es que alguno de ellos,

como tienen un poco de dificultad a la hora de controlar la orina,

pueden tender a beber menos

para controlarlo un poco mejor,

y otros que muchos de ellos toman algunos medicamentos,

como los diuréticos, que pueden ayudar a perder líquido

y favorecer la deshidratación.

Por tanto, en nuestros mayores sí hay que estar más pendiente

de la cantidad de líquido

y tenemos que ofrecerles frecuentemente durante el día

mayor cantidad de líquidos,

pero no tiene que ser solo una botella de agua

podemos tomar fruta con mucha cantidad de agua,

por ejemplo, el melón o la sandía, muy buena en esta temporada.

tomar cremas, tomar infusiones fresquita

o por ejemplo, un gazpacho, que apetece a cualquier hora

en la época del calor.

por lo que dices, yo creo que lo hago bien:

bebo cuando tengo sed y voy al baño varias veces al día.

Beber cuando tienes sed, ir al baño cuando tienes ganas,

si es que Mirian, si es que es bastante sencillo.

La verdad es que ahora que comentas lo de ir al baño,

fíjate que recuperando lo que decíamos de los mayores

es una pista acerca de saber

si nuestros mayores pueden empezar a estar un poco deshidratados.

Y es que si vemos que van poco al baño

o si están utilizando absorbentes

o pañales y vemos que están

muchas horas al día secos,

puede ser una pista.

Otra puede ser que la orina

sea muy oscura

y muy concentrada habitualmente,

porque una vez la orina

puede ser concentrada,

y si la siguiente es normal, no debe preocuparnos.

Si durante dos, tres días seguidos vemos la orina escasa,

muy concentrada, muy oscura,

nos puede dar pistas en este sentido.

Otra es que veamos que la piel empieza a estar muy seca,

una piel muy seca en la que, cuando la pellizcas un poco,

el pliegue del pellizco tarda mucho tiempo en quitarse,

señal de que la piel está perdiendo su contenido líquido.

Son pistas, insisto que nos ponen sobre aviso

y nos deben poner porque la deshidratación

en nuestros mayores puede producir obnubilación,

deteriora el nivel de conciencia;

les vemos que están un poco peor, más torpones,

se encuentran mal, porque el cerebro necesita

ese líquido para funcionar,

y además favorecen otros problemas como las infecciones,

pueden afectar a la función del riñón.

Así que sí, a nuestros mayores, en esta época de calor

que estamos ya hay que ofrecerles líquidos con frecuencia

y estar pendiente de estos datos que nos puedan apuntar,

si hay un poco de deshidratación,

Entonces se bebe cuando se tiene sed

y si se suda más, pues se bebe más.

De hecho, hay quien dice que el ejercicio bien hecho

es aquel en el que se suda.

Recordemos qué es la sudoración.

La sudoración es un mecanismo de nuestro cuerpo

de bajar la temperatura,

parecido Miriam, seguro que has visto

en las terracitas esos difusores,

esos fumigadores de agua pulverizada, ¿verdad?

Eso sirve para refrescarnos cuando hace mucho calor.

Pues algo parecido hace nuestra piel.

Cuando se eleva la temperatura corporal

como consecuencia de un ejercicio continuado

o intenso, pues se pulveriza.

En este caso se produce esa sudoración

y al humedecerse la piel, eso ayuda a que se refrigere,

a que bajemos la temperatura, y, por tanto, la sudoración sirve,

sí, para bajar la temperatura.

Ahora ¿tiene más beneficio? Mirad, cuando sudas mucho,

ya te digo que lo vas a perder es líquido y sales minerales,

pero ya te digo que kilos no vas a perder ni uno.

Sudar no produce una pérdida de peso,

o depende, si yo pierdo líquidos,

es decir, si yo sudo porque hago un ejercicio prolongado,

continuado durante mucho tiempo, evidentemente,

ese ejercicio me puede ayudar a controlar mi peso,

pero ya te digo que si sudas mucho cuando haces ejercicio

porque lo haces a las 3:00 de la tarde en agosto

o porque te lías en un plástico como si fueras un bocadillo,

ya te digo que no vas a perder más kilos

y te puedes llevar algún susto.

¿Qué te parece esa moda que ha cogido fuerza

con el confinamiento, el método CA-CO?

Alternar, caminar, correr,

correr con caminar para quemar más calorías.

A mí cualquier moda que diga que nos levantemos un poco del sofá

y nos pongamos en marcha me parece buena.

Caminar es bueno, caminar a paso rápido también

y correr, estupendo. Lo único, con precaución.

No queramos pasar de cero a cien.

Es decir, si no hemos corrido en nuestra vida,

no queramos ponernos al día en cuestión de una semana,

que hay alguno que, de estar todo el día en el sofá,

quiere pasar en dos días a correr medias maratones

y ahí pueden aparecer las lesiones.

¿Quieres moverte? Sí, hazlo, pero progresivamente.

Está claro que si hacemos ejercicio,

después nos tenemos que duchar. Creo que no me lo discutirás.

Pero ¿pasa algo si nos duchamos todos los días

o incluso varias veces al día?

¿Qué va a pasar por ducharse todos los días?

Es más, pasaría si no lo haces.

Por favor, duchémonos todos los días

y más en esta época que hace tanto calor.

Con lo que tenemos que ser muy cautos es

con el exceso del jabón.

Ducharse varias veces al día

puede ser necesario en algún momento,

un día de mucho calor, que sudamos más,

pero debemos evitar que cada vez que nos duchemos

nos frotemos con el jabón como si nos fuéramos a sacar brillo,

porque el jabón deteriora la capa grasa de nuestra piel.

Puede producir sequedad, picor,

agravar las dermatitis

y, por lo tanto, cuidado con el exceso de jabón.

Usad jabones poco agresivos, insisto,

y no frotarse el cuerpo entero

con un cepillo cada vez que me ducho.

Unido a eso, hemos hablado muchas veces de no abusar

del agua muy caliente en la ducha.

Es verdad que en esta época no apetece demasiado

el agua muy caliente, pero es que también puede favorecer

esa sequedad por afectar a la capa grasa de la piel.

El agua muy caliente en la ducha nos puede servir puntualmente,

para aliviar un dolor muscular, por ejemplo, dolor de cuello.

Me pongo un poco ahí el agua caliente, que sí me alivia

y me ahorro alguna medicación, mira qué bien.

Hay que tener mucho cuidado con las contracturas

porque duelen un montón, sobre todo en el cuello,

que es muy vulnerable.

Para saber qué hacer en estas situaciones,

hablaremos con una fisioterapeuta.

Antes de levantarse de la cama, realiza estos ejercicios:

apoya los pies,

separa las manos de tus caderas y deja caer las piernas a un lado

mientras miras al lado contrario.

Puedes repetirlos cinco veces de cada lado.

Antes de levantarte, desperézate estirando los brazos hacia arriba,

Y también hacia adelante.

Realiza pausas activas durante el teletrabajo.

Intenta hacer ejercicios como este:

Siéntate sobre el cojín que tenías en la espalda,

y rueda sobre tu pelvis

hacia adelante mientras miras hacia el techo

y rueda sobre tu pelvis hacia atrás,

mientras te miras el abdomen.

Puedes ayudarte de la respiración, cogiendo aire arriba,

soltando el aire por la boca, abajo.

Otro ejercicio que puedes realizar para hacer una pausa activa

durante el trabajo es la rotación cervical,

ayudándote de una toalla sobre los hombros.

Vamos a fijar el extremo de una toalla con la mano contraria

y con la otra mano nos vamos a ayudar a girar.

También nos podemos ayudar a la respiración.

Cogemos aire por la nariz y al soltarlo por la boca giramos.

Cogemos aire por la nariz y al soltarlo por la boca giramos.

Para realizarlo del otro lado,

cambiaríamos la disposición de las manos,

la que fija y la que nos ayuda a girar.

Con la ayuda de la respiración, cogemos aire por la nariz

y al soltarlo por la boca giramos.

No olvidéis que vosotros sois protagonistas de vuestra salud.

Con una alimentación equilibrada y una vida activa,

podéis mantenerlos lejos de la enfermedad

durante mucho más tiempo.

No obstante, no olvidéis que los fisioterapeutas

estamos aquí siempre para ayudaros. Que tengáis buen día.

Poco a poco vamos alcanzando esa nueva normalidad,

sin olvidar que el coronavirus sigue rondando nuestras vidas,

doctor Fabiani, pero qué ganas teníamos

de sentarnos en una terraza para comer y beber con amigos.

Y cuando nos sentemos en esa terraza, Miriam,

que lo hagamos con seguridad.

Con respecto al coronavirus, ya sabemos,

manteniendo la distancia y todas las medidas

que hemos repetido tantas veces,

pero también en esas terrazas

vamos a vigilar un poquito el picoteo que hacemos,

que somos muy de picotear, Miriam, y está bien picotear,

pero que podemos hacer un picoteo más saludable.

Siempre es mejor picotear unas aceitunas,

unos encurtidos o unos frutos secos

que hartarnos de patatas fritas con mayonesa.

Podemos hacer un picoteo, insisto, más saludable,

no solo hay que tomar raciones de fritos,

que hay unos aliños estupendos.

Y además, cuando hagamos ese picoteo

y directamente estemos comiendo en una terraza,

hacedlo con tranquilidad.

Vamos a disfrutar, que teníamos muchas ganas

de estar en esa terraza. Vamos a hacerlo sin prisa,

porque comer despacio nos permite hacer la digestión mejor

y nos permite detectar cuando empezamos a estar saciados

para pararnos y no comer más de la cuenta.

Hay algunos, Miriam, que engullen,

que comen tan rápido que cuando se dan cuenta

de que ya están llenos, todavía no ha llegado

la última ración de croquetas al estómago.

Hay que comer con tranquilidad para darnos cuenta

de cuando nos estamos llenando.

Ojo, ojo con lo que comemos, pero también con lo que bebemos.

Tenemos que evitar los refrescos todo lo posible.

Tienen gran cantidad de azúcares.

Precaución con las bebidas, que tienen mucho gas.

Hay personas a las que ese exceso de gas

les puede jugar malas pasadas.

Y del alcohol, lo hemos dicho muchas veces,

recordemos que el alcohol es un tóxico,

así que beber alcohol siempre lo menos posible.

Vamos a medir lo que comemos estos días,

lo que bebemos y vamos a mantener

las distancias de seguridad con los fumadores

y con los no fumadores.

Hace ya muchos años que sabemos del riesgo

que tienen lo que llamamos los fumadores pasivos, es decir,

personas que tienen más riesgo de sufrir patologías simplemente

por respirar el humo

que echan personas que fuman a su alrededor.

Si encima ahora parece que los neumóloga apuntan

que al exhalar el humo se podría facilitar

el contagio del coronavirus

porque hubiera pequeñas gotitas de saliva en el humo,

otro motivo más.

Lo importante es que entendamos que el tabaco es un mal amigo,

con o sin coronavirus.

Fíjate que ahora que hablamos mucho de la nueva normalidad,

yo te propongo que, además de una nueva normalidad,

sea una buena normalidad,

en la que quitemos el tabaco de nuestras vidas.

Eso sí que sería un gran propósito.

Hay pocas cosas mejores para tu salud que dejar de fumar.

El tabaco es enemigo para la salud,

desde las uñas de los pies

hasta el último cabello de la cabeza.

Ya que hablamos de cabellos,

ojo a esta noticia que tanto nos ha llamado la atención.

Han descubierto que los hombres calvos pueden tener

más complicaciones al enfermar por el coronavirus.

¿Qué te parece?

Que has visto el titular

y has dicho: "Se lo pregunto a Fernando".

A ver, los calvos, lo que tenemos que tener muy claro

cuando llega esta época es que debemos llevar gorra,

sombrero o protección solar, porque nos podemos quemar la cabeza.

Lo del coronavirus y los calvos...

Escúchame, explícamelo para que yo me entere bien,

porque ya esto es lo que nos faltaba.

A ver, cuéntanos, cuéntanos.

Vale, no lo aclararé yo, será uno de los investigadores,

el doctor Sergio Vañó, del Hospital Ramón y Cajal.

Vamos a escucharlo.

Parece que los pacientes con alopecia androgénica

pueden tener una mayor cantidad de receptores

en la superficie de las células pulmonares

que permitirían la entrada del coronavirus

y producir una mayor agresividad en la infección.

Hemos podido observar en los pacientes ingresados

por coronavirus en nuestro hospital

que hay una mayor incidencia de alopecia androgénica

respecto a la población de su misma edad y género.

Si estos resultados se confirmaran,

se abre una nueva línea de investigación

acerca de cómo los tratamientos antialopecia podrían ser de utilidad

para disminuir la gravedad de la infección por coronavirus.

Para profundizar hoy

en el conocimiento del coronavirus,

contamos con el doctor Marcos López Hoyos,

nuevo presidente de la Sociedad Española de Inmunología

y también jefe de esta especialidad

en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Buenos días, doctor.

Hola, muy buenos días. Gracias la invitación.

Parece que frente al coronavirus hay dos tipos de actitudes:

aquellos que se sienten más débiles

y le tienen más miedo y los que, por el contrario,

se sienten más fuertes y no le temen tanto.

Es una situación normal en la especie humana.

Hay gente que tiene más miedos y otros que son más envalentonados.

En cualquier caso,

lo que hemos aprendido con el coronavirus

es que puede afectar a cualquier población,

afecta más a los mayores y con problemas de salud,

pero, en principio, nadie está libre de ello.

¿Está justificado que tengan menos miedo

aquellos que ni han pasado esta infección

ni han pasado otras muchas? La típica persona que dice:

"Jamás me he puesto enfermo ni he ido al hospital".

Lógicamente, esa gente se supone que tiene

un sistema inmunitario correcto,

potente, que le defiende ante las infecciones,

pero no será el primer caso, ni el último de COVID-19

en que la infección le afecta e incluso cursa con ingreso

y con problemas importantes,

incluso ha habido fallecimientos

con gente que nunca tuvo infecciones.

Hay todo tipo de casos

y no estamos todos protegidos frente a ellos.

-Y es curioso que podría incluso ser al contrario,

porque parece que empieza a haber datos

de lo que llamamos una cierta inmunidad cruzada,

es decir, personas que ya han pasado cuadros catarrales

y que esto han sido producido por otros coronavirus,

parece que pueden tener cierto grado

de protección frente a la actual infección por el SARS-CoV-2.

-El sistema inmunitario que responde

frente a los coronavirus estacionales,

los habituales, que producen el resfriado común,

que los hay y no son graves,

esos inducen una respuesta inmunitaria,

esa respuesta inmunitaria frente a los coronavirus estacionales

parece que, por esa reacción cruzada,

por eso de parecerse algo al CoV-2 y ahora al de la COVID-19,

podrían tener una cierta capacidad de respuesta frente al CoV-2.

-Lo que sí parece evidente es que todavía estamos lejos

de esa inmunidad de rebaño y que, por lo tanto,

es importante que recordemos medidas que son esenciales,

como es esa distancia física,

como es el lavado de manos y el uso de la mascarilla,

y no solo el uso adecuado,

sino qué hacemos después con ella para que esas mascarillas

no se conviertan en un vehículo de contagio,

¿no, Marcos?

-Es un mecanismo muy importante de protección,

de reducción de la distancia que recorren las gotitas Flügge,

que son las que sirven de transmisión para el virus

y es fundamental usarla y no solo usarla,

sino también cuando la dejamos de usar,

la apoyamos, la dejamos en la terraza de un bar

sobre la mesa, ver cómo lo dejamos,

porque habitualmente esas mascarillas tienen las gotas,

si estamos infectados, tienen las gotas

y puede ser una fuente de transmisión del virus

si no tenemos cuidado.

Marcos, ya estamos en el mes de junio,

quiere decir que cada vez va a hacer más calor

y vamos a intentar siempre buscar refugio,

lo que hemos hecho habitualmente con aire acondicionado.

¿Se sabe si el aire acondicionado

puede ayudar a propagar coronavirus?

A día de hoy, no hay ningún dato que nos justifique o diga

que el aire, los sistemas de ventilación

y el aire acondicionado sean transmisores del virus.

En principio, necesitamos células y un medio donde el virus

pueda sobrevivir bien y transmitirse,

y en el sistema de aire acondicionado,

en los sistemas de ventilación, en principio, no hay evidencia

y sería uno más de los bulos

que han circulado durante toda esta pandemia.

-Sí, porque parece importante proteger no solo del coronavirus,

sino de los bulos que lo rodean.

El del aire acondicionado es uno,

pero hay otros relativamente recientes

sobre si usar lentillas puede elevar mucho

el riesgo de contagio

o incluso simplemente llevar gafas de ver,

pues pueden protegerme de ellos.

-Las gafas también, como las mamparas

que se pone la gente de plástico ahora delante

que se piensa que protegen, pueden proteger,

pero si se fijan en los sanitarios nunca se las ponen solas,

se las ponen con la mascarilla.

Hay muchas zonas de libre circulación del aire

que pueden también no proteger frente a la infección.

Por lo tanto, cuidado con eso. Y los bulos, una vez más,

mucho, mucho cuidado, siempre usad fuentes contrastadas

y cuidado antes de reenviar un wasap

a los múltiples grupos que tenemos.

Ha sido uno de los daños durante esta pandemia, de verdad,

porque algunos de ellos eran sin ningún criterio científico.

Yo creo que es importante que transmitamos

a la población que, frente a los bulos,

primero, cualquier información que recibamos debemos contrastarla

adecuadamente y evitar que nosotros seamos los propios

que ayudemos a propagarla,

porque es lo que ocurre con los bulos,

que vamos pasando uno a otro,

sin confirmar previamente que es cierto

y puede ayudar a otras personas.

Fijaos que yo creo que si tuviéramos que ayudar

a propagar un mensaje de unos a otros

y que debiera rular de grupo de WhatsApp en grupo de WhatsApp

y redes sociales, la importancia del lavado de manos,

importante para la prevención del coronavirus

y para otras muchas infecciones, ¿verdad?

-El lavado de manos es esencial, esencial.

antes del coronavirus era esencial,

ahora, con más motivo, la limpieza de manos hemos visto,

mejor incluso que el uso de guantes.

Los guantes se deben usar en situaciones sanitarias,

en atención,

pero lo que hay que hacer es lavarse las manos continuamente

y usar geles hidroalcohólicos, mejor lavarse las manos.

Agua y jabón de toda la vida es lo correcto.

Pues muchísimas gracias, doctor López Hoyos,

por aclararnos todas esas dudas.

Ha sido un placer. Muchas gracias a ustedes

por invitarme al programa. Gracias también al doctor Fabiani.

Como bien decíais, con las manos bien limpias,

nos vamos ahora y entramos en cocina,

porque hay que seguir comiendo, sí, pero con precaución.

(Música)

José Luis, cineasta, cocinero, me gustaría que te presentaras.

-Pues soy José Luis García Berlanga

y me he dedicado toda la vida al cine,

la televisión, sobre todo, ficción.

-Hijo de Luis García Berlanga.

No sé cómo es eso de nacer o vivir en el entorno de alguien

considerado un genio.

-Era un señor muy normal, una familia burguesa,

siempre con una humildad de pensar

que los espectadores no van a ver sus cosas.

Como padre, lo más normal del mundo.

-Háblame de tu madre.

¿Qué tiene que ver con todo lo que eres ahora?

-como castellana vieja, era una mujer fuerte, dura, es,

y valiente.

Entonces, a enfrentarte siempre a las realidades.

-La cocina, ¿eso viene de tu madre? ¿De dónde viene?

-Si mi padre no sabe hacer una tortilla francesa,

como señor de su generación, claro,

y mi madre cocinaba muy bien.

Y aunque ella era soriana...

-No sé si aportó algo de Soria

en los arroces que hacía en Valencia.

(RÍE) -Pues son muy valencianos

sus arroces, son muy valencianos.

-¿Cómo notaste tú que te entraba la pasión por cocinar?

Hace muchos años imagino, ¿cómo lo notas?

-Cuando iba de fin de semana con amigos,

descubrí que si yo cocinaba,

luego no fregaba y eso me predeterminó el camino.

-Oye, ¿con cuántos años decides dar semejante giro a tu vida?

-Con 65, que son los que tengo ahora mismo.

Es una cosa que llevaba pensando diez años o así,

y mis amigos: "Venga, vamos a montarlo,

que un restaurante con tus arroces...".

Siempre... (GRUÑE)

-Hay un clic, que dices: "Hoy".

-Estuve cuatro años encerrado para levantar una serie

sobre la vida de Cervantes,

que es apasionante, de aventuras, unos guiones magníficos.

Me fui desgastando.

-Semejante cambio a los 65,

¿te aporta algo diferente, te beneficia en algo?

-Sí, la experiencia, la vida,

lo que descubres es que no...

que el mundo no se hunde,

y que te equivoques descubres que no es tan grave.

-Cambias, tomas tu plan B,

abres tu restaurante y llega el señor COVID.

-No pensaba nadie que iba a ocurrir lo que ha ocurrido.

Es de incertidumbre y es dura,

pero a mí me gusta, me excita.

Ahora mismo, perdonad un momento.

-Sí, la cocina es lo que hay, esto no puede esperar.

-Llevaba a un mes funcionando, desde el 12 de febrero

y el 13 de marzo pasó esto.

Pues nada, a luchar,

como a sacar el plan de trabajo, a reconvertirse inmediatamente.

Miré y vi que era esencial, lo decidí sobre la marcha:

"Oye, de los arroces...".

La gente come arroz en casa, están encantados.

Y no paramos. -¿Y funciona?

-Sí, sí. -Cuando todo se te remueve,

¿cuál es tu consejo fundamental? Cuando todo parece que se va a caer.

-Pues respirar, respirar, sentarte y esperar a que llegue la primavera,

que siempre llega. (RÍE)

Desde "Saber vivir" apoyamos

a todos los profesionales que se ganan la vida cocinando

y también a los que hacen posible que esos alimentos lleguen

a la cocina, cultivando el campo,

pescando en la mar y distribuyendo y vendiendo esos alimentos

para que todos podamos comer.

Gracias a todos ellos.

Y hoy hablamos del arroz,

uno de los alimentos cuyo consumo más ha crecido

durante el confinamiento;

y lo hacemos, Aitor Sánchez,

porque ha salido un reciente estudio

que habla del arsénico.

El arsénico, fíjate,

es un metal pesado que encontramos dentro de algunos cereales

en el cultivo de algunos cereales, como es el caso del arroz.

Pero no hay que preocuparse,

no es una de nuestras principales prioridades.

De hecho, aquellos arrozales que están más contaminados

no están en España.

Por ejemplo, el arroz de origen asiático.

Nuestro arroz no tiene esos niveles.

Y luego también es cierto

que podemos hacer algunas buenas prácticas,

como poner el arroz en remojo la noche anterior,

lavarlo antes de cocinarlo,

que van a disminuir todavía más esa cantidad de arsénico.

Pero insisto,

con las cantidades y con la frecuencia

en la que tomamos arroz en nuestro entorno,

no es una preocupación, solo una precaución extra:

no tomar bebida de arroz en niños y bebés pequeños.

Ahí sí que podríamos decir que es una medida de precaución,

que sí que deberíamos tomar en cada casa.

¿Y es verdad que el arroz integral, al ser más puro,

contiene más arsénico?

Pues mira sí, resulta paradójico,

porque siempre estamos recomendando los productos integrales,

y aquí tenemos una curiosidad, que está más contaminado,

pero esto no es preocupante,

es simplemente una pequeña cantidad más de arsénico,

no entra en niveles que sean peligrosos,

y esto sucede en algunos alimentos que guardan más nutrientes,

pero también más contaminantes.

Podría pasar también con el pescado azul,

que sabemos que, dentro de esa grasa saludable,

también encontramos a veces mercurio,

pero en el caso de los cereales integrales

no habría una alarma independiente justificada.

Los podemos tomar

y los debemos seguir tomando con frecuencia.

Fíjate que esos cereales integrales antes ni se hablaba

y ahora están hasta en la sopa, nunca mejor dicho,

porque se considera que son supersaludables.

Obviamente son alimentos sanos,

mucho mejor que las versiones refinadas,

que las versiones blancas, porque tienen más nutrientes.

Sabemos que encontramos esos nutrientes extra

en el salvado, en el germen;

que los alimentos integrales finalmente son más saciantes

y más nutritivos, que nos ayudan, por ejemplo,

a prevenir algunas enfermedades como el cáncer, como la diabetes;

manejamos mejor con ellos en nutrición y dietética

el sobrepeso y la obesidad;

pero no olvidemos que está bien tomar alimentos integrales,

pero que siguen siendo energéticos.

La prioridad dentro de nuestra alimentación

sigue siendo incorporar frutas y verduras.

Eso debe ser la base.

Fíjate que para picar entre horas,

para controlar el peso se han puesto muy de moda

las tortitas de arroz o de otros cereales.

No sé si es cierto que, por ser saciantes,

también ayudan a adelgazar. Mira, ni ayudan a adelgazar

ni son tan saciantes como nos pintan.

Además que, en su composición, en ocasiones vemos

demasiada cantidad de sal.

Luego, su componente mayoritario, en muchas ocasiones,

es incluso el aire.

Y si lo analizamos nutricionalmente,

vemos que es un cereal suelto en forma de tortitas.

Los cereales no son alimentos muy saciantes

y alguna alternativa más rica en proteínas o más rica en fibra,

como podrían ser los frutos secos o la fruta,

que además hay que masticarla,

sería un snack que nos ayudaría mucho mejor

a controlar nuestra saciedad y el peso, entonces,

no es esa alternativa más saludable y más saciante entre horas.

Otro alimento que solemos tomar entre horas es el yogur.

Seguro que tenéis alguno en la nevera.

Vamos a ver cómo se produce con leche de vaca, y menudas vacas.

Van como en las escuelas los niños, van por edades

y las vamos distribuyendo

y van cambiando la alimentación según la edad.

La alimentación es

una de las principales exigencias que tenemos.

Más del 85 % de lo que comen

las vacas tiene que ser forraje,

cuando a nivel nacional hay una proporción de 150 gramos

de pienso concentrado por litro de leche,

aquí no llegamos a 200 o 220.

Lo demás es hierba o maíz,

porque la vaca es rumiante y las tratamos como tales.

Es fundamental porque la vaca de leche

sufre con el calor, que les ponemos ventiladores

para cuando suba la temperatura.

Si la temperatura sigue subiendo,

se ponen en marcha unas duchas, con un programa informático que,

según la temperatura y la humedad relativa que hay,

les moja una parte del lomo

y el aire que se mueve, al secarlas, las libera del calor,

a la vez también les ponemos música,

unas horas al día para no cansarlas,

y también rascadores, masajeadores.

Al final es que la vaca esté cómoda,

que esté a gusto y que al final produzca fácilmente

porque está bien cuidada. Vamos a ver cómo ordeñamos.

Ahora estamos en los "boxes" de ordeño.

Aquí la vaca elige ella voluntariamente

cuándo va a venir a ordeñarse,

cuando siente una presión en la ubre,

viene a ordeñarse, y mientras tanto, está comiendo.

-¿Viene ella? -Sí, la vaca decide

cuándo ordeñarse.

La verdad que son seres vivos y como nosotros,

cuanto mejor nos cuidan, mejor respondemos,

las vacas, cuanto mejor las cuidamos,

más saludable va a ser su leche,

más rica en cantidad y en calidad.

-Para nosotros es fundamental, para hacer el yogur,

que la leche sea de una calidad suprema.

La leche de vaca,

al tener tanta agua, casi un 88 %,

88,8 % se le suele añadir, digamos,

extracto seco, pues leche en polvo o derivados de suero.

Entonces nosotros no le añadimos absolutamente nada,

digamos por la riqueza que tiene esta leche.

Otra cosa muy importante: nosotros, de la granja aquí,

tenemos diez minutos.

Entonces nosotros hacemos que esa leche,

prácticamente en cuanto sale de la ubre de la vaca,

la procesamos.

Nosotros seleccionemos su flora microbiana y con esa leche,

digamos, añadamos estos fermentos,

estos estreptococos y estos bacilos propios del yogur

para que salga este yogur tan fantástico.

-Sí, bueno, este es el resultado de trabajar

de esta manera tan diferente,

unos yogures que no utilizamos más que leche y fermentos,

nada de colorantes, ni natas añadidas,

ni leche en polvo, leche y fermentos,

en el color, por supuesto,

y luego la firmeza que tiene, y que si pasamos de esta firmeza,

así, y ahora cogemos otro yogur,

lo agitamos bien, lo agitamos...

ahora vemos...

ahora vemos que es leche.

Y esto sabe a salud.

Después de "Saber vivir",

ya sabéis que llega la hora de preparar la comida.

¿Es cierto, Aitor,

que cuanto más tarde comes más engordas?

Pues mira, no necesariamente,

y ahora vemos muchos planes alimentarios

que te dicen: "No puedes tomar esta clase de alimento

a partir de las 4:00, de las 3:00 de la tarde".

Y no, no funciona así.

¿Qué pasa? ¿Que un alimento es saludable

a 3:30 y a las 4:30 ya deja de ser tan tan bueno

y empieza a convertirse en perjudicial? No necesariamente.

Lo importante de un alimento es que sea sano

y si es sano, lo va a ser a las 12 del mediodía

o a las 12 de la noche.

Siempre se ha dicho

que hay ciertos alimentos que no debemos tomar

ni en la merienda ni en la cena.

Por ejemplo, los hidratos de carbono, el pan,

los cereales refinados.

Fíjate, esos mismos alimentos

son perjudiciales en la merienda

o no deberían estar muy presentes en la merienda,

Pero también lo serían durante las comidas principales.

Es decir, no recomendamos bollería industrial para comer.

Entonces que un alimento sea perjudicial en la merienda,

muy probablemente te da pistas que también va a ser malo

para la cena, la comida y cualquier otra hora del día.

¿Ocurre lo mismo, por ejemplo, con el helado,

ahora que tenemos tanto calor?

Por ejemplo, ¿deberíamos no tomarlo

en la merienda o en la cena para intentar no coger peso?

Nuestro cuerpo tiene una capacidad muy curiosa

y es que, por la mañana, permite asimilar un poco mejor

los hidratos de carbono, los azúcares los asimila

un poquito mejor.

Eso no quiere decir que vamos a introducir por la mañana azúcar,

helados, batidos,

porque nuestro metabolismo va a ser un poco más eficiente,

ni mucho menos un helado,

sabemos que tiene que ser un alimento esporádico

y por introducirlo de desayuno

no lo tenemos que hacer más frecuente ni mucho menos.

A muchos les tienta el salado, pero a la mayoría, el dulce.

De esta dulce adicción, nos va a hablar Griselda Herrero,

nutricionista y bioquímica.

-Hola, Griselda. -Hola Miriam, ¿cómo estás?

-Pues a ratitos, Griselda.

Hay veces que tengo muchísimas ganas de tomarme un pastelito

y me aguanto, pero de vez en cuando...

-¿Y cuando vas a la compra qué pasa?

-¿Te enseño mi último capricho? No he podido evitarlo.

(RÍE) -Pero son cereales, ¿no?

-Sí, bueno, son cereales con mucha azúcar,

pero sí, son cereales.

¿Has notado diferencias en el confinamiento

en esa apetencia por el dulce?

Para después de comer.

venga, vámonos.

A ver. (RÍEN)

-Todo, todo lleva azúcar, ¿no?

La Organización Mundial de la Salud

nos recomienda unos 25 gramos de azúcar al día

y la media de España es de 70 gramos.

-Yo seguramente la media la supere, pero es que está buenísima.

He tenido un poquito más de ansiedad,

pero supongo ya también que será por estar encerrado.

Pero pasa que, como tampoco podía salir,

he intentado hacer más postres caseros.

-Tenemos que tener en cuenta que ser casero no quiere decir

que sea saludable.

Si al final le sigue poniendo harinas refinadas,

le sigues poniendo azúcar, sigue teniendo el mismo poder.

Ante esto, ¿quién puede resistirse?

Cuando toma azúcar, me siento mejor.

Entonces necesito seguir comiendo azúcar.

Y si no como, me pongo nerviosa.

-Ese es el poder adictivo que le atribuyen al azúcar.

Ahí tenemos que tener cuidado,

porque muchas veces, cuando hacemos los postres caseros,

seguimos consumiendo altas cantidades de azúcar

y desplazamos el consumo de otros alimentos.

En lugar de comer, a lo mejor,

una fruta para merendar, estás con el postre con azúcar.

-De momento, van con azúcar.

Estoy intentando reducir la cantidad de azúcar que le pongo,

cada vez un poco menos para ir acostumbrándome.

No sé si le puedo echar sacarina, si es lo mismo...

-Vale, vamos a ver. -Eso no lo tengo yo.

O sea, los edulcorantes no son más sanos que el azúcar,

-No son más sanos que el azúcar.

La activación de ese sistema que hace que necesitemos consumir

azúcar todo el tiempo sigue estando ahí

porque se activa también por el sabor dulce.

-¿Y esto tiene solución?

-A ver, sí tiene solución,

lo que pasa es que hay que hacerlo de forma progresiva.

Por ejemplo, si te echas

tres cucharadas de azúcar en el café,

pues vamos a empezar a disminuirla a dos cucharadas y media.

-¿Empezamos mañana?

(RÍEN)

En primer lugar, no obsesionarnos.

Tenemos que tener en cuenta

que estamos en una situación especial.

En segundo lugar, tomar consciencia, ¿por qué necesito azúcar?

En tercer lugar,

voy a intentar disminuir poco a poco las dosis de azúcar

que consumo. Y por último, si vemos que esto nos supera,

tenemos que buscar ayuda profesional.

Con el verano a la vuelta de la esquina,

muchas personas andan preocupadas por el coronavirus,

pero también por el exceso de peso.

Ahora llega esa época en la que muchos se ponen a hacer

eso que llamamos la operación biquini,

para lucir el bikini y el bañador sin kilos de más.

Por eso hoy, Aitor, queremos llamar la atención

sobre esas dietas milagro que tanto abundan por internet

y en diversas publicaciones.

Una de ellas es la dieta del metabolismo.

Dime cómo es tu figura y te diré lo que tienes que comer.

Fíjate tú, "dieta del metabolismo".

En realidad, el metabolismo lo deberíamos tener en cuenta

para todas las personas,

lo hacemos las dietistas-nutricionistas.

Y también es cierto que el metabolismo,

el funcionamiento de nuestro cuerpo,

es muy similar entre todos nosotros.

Estos abordajes dietéticos

que tienen en cuenta nuestras proporciones,

es más bien un aspecto físico,

una promesa que parece decirte: "Si tú eres más alto,

si tú eres más relleno, sí tienen más cantidad de músculo,

vas a necesitar alimentos diferentes";

y no tiene por qué.

Es cierto que, sobre todo en nutrición deportiva,

utilizamos estas distribuciones,

que se llaman un perfil ectomorfo, mesomorfo, endomorfo

para ver qué deportes se te pueden dar mejor,

pero digamos que los alimentos que son saludables para ti,

con mucha probabilidad también lo serán para otra persona.

Vayamos a lo importante y centrémonos en planes dietéticos

que se ajustan a nuestros objetivos

y en qué estado nutricional estamos y no tanto a nuestra figura.

Oye, ¿tú qué opinas de esa táctica de cuidarte mucho

de lunes a viernes, controlando lo que comes

y después, en el fin de semana,

darte caprichos en forma de comida?

Bueno, cada persona es un mundo y es cierto que hay gente

a la que le motiva esta situación final de recompensa,

pero no podemos olvidar que no podemos tener este enfoque

de lunes a viernes,

como si nuestra dieta fuese una penitencia,

y luego ya tenemos esa recompensa final de fin de semana.

No,la dieta, la alimentación

tiene que ser disfrute de lunes a domingo

y por supuesto, si queremos meter algún capricho,

que sea de manera esporádica.

No olvidemos también que hay muchas personas

que cuando hacen este enfoque de liberarse un día

subestiman toda la cantidad de energía

o de alimentos malsanos que pueden consumir

a lo mejor de tapas con sus amigos o en una celebración.

Entonces, no echemos a perder todo el avance que hemos hecho

entre semana por una ingesta que creemos que es:

"¡Hala!, pues toca celebrar

todo lo que he avanzado entre semana". Por favor,

mucho mejor moderación

y estos caprichos de manera mucho más eventual.

Muchísimas gracias, Aitor, por esas sensatas recomendaciones.

Para aprender a comer bien tenemos, como siempre,

a dietistas-nutricionistas, y también psicólogos

y profesionales del coaching, como Joana Fernández.

Muy atentos a sus claves para fortalecer la mente.

Hoy vamos a hacer una dinámica muy sencilla,

pero que nos va a ayudar a poder mantener esa mente fuerte

para seguir adelante. Vamos a ello.

Vamos a recortar rectángulos donde vamos a escribir

cada una de esas fortalezas, que hemos puesto nosotros

con nuestro ejercicio de la situación que hemos superado

y que también nos han dicho familiares.

Vamos a pegar cada una de esas fortalezas.

Y así elaboraremos ese poder que te va a acompañar.

Con esto, cuando lo miréis, solamente leyendo esas fortalezas

que tenéis, os va a dar energía positiva.

En estos momentos que tengamos un poco de bajón,

mira este cuadro, colócalo en un lugar

donde lo puedas ver todos los días y así lo recordarás.

Es más, os animo a todos los que nos está viendo

que hagáis vuestro cuadro de vuestro pódium de fortalezas

y hagáis una foto y la compartáis con nosotros en Instagram

para poder ver esas obras de arte y para poder ver

todo lo que cada uno de vosotros valéis.

Hay que tener la mente fuerte, pero también el cuerpo,

empezando por el aparato digestivo.

¿Habéis oído hablar de los alimentos antinflamatorios?

Nos lo aclara nuestro especialista en salud y alimentación,

el doctor Gonzalo Guerra.

Buenos días, doctor Gonzalo Guerra, hoy en "Saber vivir",

hablamos de la inflamación

y de los alimentos antinflamatorios,

¿a qué nos referimos exactamente?

Vamos a ver qué nos produce inflamación en el intestino

y de qué tipo.

Porque hay dos tipos de inflamación: la inflamación aguda

es aquella que se produce en un corto espacio de tiempo.

Por ejemplo, un día hemos comido mucho

y el estómago se nos ha inflamado.

Una gastritis aguda o una colitis;

y tenemos la inflamación crónica,

que es una inflamación que nos afecta durante mucho tiempo,

pueden ser a veces incluso años,

y durante todo ese periodo de tiempo,

nuestra mucosa del aparato digestivo está inflamado.

Tanto para una como para la otra, tendremos que intentar darle

menos trabajo al intestino o al aparato digestivo

para que esas inflamaciones vayan mejorando.

¿Y qué significa eso?

¿Cómo hacemos eso de darle menos trabajo

a nuestro aparato digestivo?

Para darle menos trabajo,

hay varias cosas que tenemos que hacer.

La primera es darle menos cantidad de comida,

porque si le damos mucha cantidad de comida, por ejemplo, al estómago,

le va a costar vaciarla, va a tener que trabajar más.

Por lo tanto, si hacemos menos cantidad, más veces,

trabajará menos.

Darle alimentos que sean fáciles de digerir,

porque también si abusamos mucho de las grasas, de los fritos,

de las cosas muy especiadas,

pues todo eso va a hacer que sea más difícil digerirlo

y trabajemos más.

Y por otro lado,

podemos también utilizar alimentos que llamamos antinflamatorios,

que son alimentos que nos ayudan

a que esa inflamación que ya tenemos vaya desapareciendo.

Has hablado, Gonzalo, de evitar las grasas,

pero ¿qué me dices del omega 3?

Yo pensaba que tenía efecto antiinflamatorio precisamente.

Bueno, y no andabas desencaminada, o sea, el omega 3.

es una grasa que, como sabes, está sobre todo en algunos pescados,

aunque también en otros vegetales y en algunos otros productos

como la chía, y es una grasa saludable.

Es una grasa que puede tener un cierto efecto antiinflamatorio.

¿Qué ocurre? Que al fin y al cabo también es grasa.

Luego la vamos a digerir también un poquito peor

que aquellos pescados que no tienen grasa, por ejemplo,

vamos a digerir peor un salmón o un atún que una lubina

o una merluza.

Aun así, la grasa de omega 3 es muy recomendable,

por su efecto antiinflamatorio

y por sus efectos beneficiosos,

que todo el mundo conoce a nivel cardiovascular, claro.

¿Y también hay verduras y frutas con efecto antiinflamatorio?

También hay dentro, sobre todo, de las verduras,

hay varias que tienen

un efecto antiinflamatorio ya conocido.

Por ejemplo, el brócoli y toda su familia,

como puede ser también la coliflor, son verduras muy antiinflamatorias.

Las espinacas, incluso los cítricos o el propio ajo,

que también tienen efecto antiinflamatorio.

Todo esto no es que sea la panacea, pero efectivamente nos va a ayudar

cuando tenemos el aparato digestivo un poquito regulín,

nos va a ayudar a desinflamarlo.

Por eso, cuando tenemos excesos de bebida

o de comida, somos muy propensos a luego estar

al día siguiente a verdura o a fruta.

¿Por qué? Porque tienen

un cierto efecto antiinflamatorio, por supuesto.

También nos ha llamado mucho la atención

un estudio de la revista científica Journal of Nutrition,

que ha destacado la capacidad antiinflamatoria

que tienen algunas especias como la albahaca,

el laurel o la pimienta.

Pues sí, ese estudio es muy interesante,

porque han cogido tres grupos de personas

a las que les han puesto a todos una dieta menos saludable,

rica en grasas animales,

y a uno de los grupos no le han puesto ninguna especia,

a otros le han puesto una pequeña cantidad

de una mezcla de diversas especias

y al otro grupo le han puesto más cantidad de la misma mezcla.

Y lo que se ha visto es que los que llevaban

más cantidad de especias tenían mucha menos inflamación.

Lo que no sabemos es cuál de esas especias

es la que produce la acción antiinflamatoria.

O si es una en concreto, porque utiliza una mezcla

muy variada de jengibre, canela...

Distintas especias.

Pero efectivamente, tuvieron un efecto antiinflamatorio.

Dicho esto, si consumimos todos esos alimentos

que hemos dicho que tienen cierto efecto antiinflamatorio,

¿vamos a conseguir que nuestro organismo

no esté inflamado?

Bueno, no va a ser suficiente.

Nosotros el pretender hacer un poco lo que queramos,

comer de todo, excedernos cuando queremos, y luego,

y luego arreglarlo tomando brócoli, pues va a ser que no.

Estos alimentos nos van a ayudar a mejorar la salud

de nuestro aparato digestivo, pero tenemos que evitar

las comidas inflamatorias, las grasas, los fritos,

como hemos dicho, todo lo que va a hacer

que nuestro organismo y nuestro aparato digestivo

funcionen peor, y sobre todo, el sobrepeso y la obesidad,

que sabemos que es una fuente de inflamación importante.

Haciendo todo eso y, además, consumiendo alimentos

y especias antiinflamatorias,

conseguiremos una mejor salud en nuestro aparato digestivo.

Muchísimas gracias, doctor Gonzalo Guerra,

por ayudarnos a cuidar nuestra salud

vigilando mucho lo que comemos.

Un consejo que sigue a pies juntillas

nuestra nutricocinera Marta Verona.

Vamos con ella.

(Música)

(Música)

En "Saber vivir" seguimos dando ideas

y propuestas de comida saludable,

así que vamos con nuestro menú de hoy.

Para desayunar os propongo una tostadita con pan de centeno

y vamos a acompañarla de un hummus.

Para ello, vamos a triturar: 150 gramos de garbanzos ya cocidos

con un diente de ajo,

al que le vamos a quitar el germen para que no repita;

200 mililitros, aceite de oliva virgen extra

y semillas de sésamo.

Opcionalmente, podéis incorporar también comino o pimentón.

Trituramos todo muy bien.

Y lo echamos sobre nuestra tostada de pan integral.

Riquísimo y superoriginal.

Y para comer, vamos a hacer una crema de calabaza buenísima.

Simplemente tenemos que triturar cinco cebolletas,

unos 400 gramos de calabaza que previamente habremos asado

junto con la cebolla a 180 grados durante 40 minutos.

De esta forma, hemos conseguido un doradito buenísimo,

se han caramelizado los azúcares y es una fuente de sabor natural.

Trituramos todo muy bien.

Si queremos que sea más fluida, podemos incorporar agua,

caldo de verduras o leche.

Incorporamos un poquito de curry. También vale cúrcuma.

Y emplatamos.

Terminamos con el toque crujiente de unas avellanas

y un toque dulce de unos orejones, que le va fenomenal.

Cómo me gusta la caballa, y en esta receta, más aún.

Vamos a tener unas hamburguesas a base de pescado azul

para que los más pequeños de la casa se la coman

sin darse cuenta.

Es tan sencillo como triturar muy bien los lomos de la caballa.

Y lo mezclamos con las especias que más nos gusten.

En mi caso, ajo en polvo, romero y cebolla que ya he pochado.

Para aportar jugosidad,

incorporamos una yema de huevo y un chorrito de leche.

Si queda muy líquida la masa, podemos incorporar

una cucharada sopera de harina integral.

Damos forma de hamburguesa,

marcamos a la plancha y acompañamos con lo que más nos guste.

En mi caso, unas hojitas de espinaca.

Y este es el menú de hoy.

En el desayuno introducimos las legumbres

para que veamos que no es monótono comerlas.

En la comida, introducimos un truco para llenar

de sabor nuestra calabaza.

Y en la cena, enseñamos a los más pequeños

a comer pescado azul sin darse cuenta.

Espero que lo hagáis y que nos lo enseñéis.

Qué rico todo, Marta. Se me hace la boca.

Agua porque somos agua.

Ya sabes que nuestro cuerpo está fundamentalmente formado

por agua y por eso, ahora con el calorcito,

más que nunca, tenemos que hidratarnos bien,

con sopas y con cremas frías.

Vamos a beber agua con la cuchara y vamos a comer muchas vitaminas

y minerales porque se hacen principalmente con hortalizas.

Cuantos más colores, más vitaminas y minerales vamos a tener.

Tengo aquí una idea naranja, como la que os he enseñado antes,

en este caso, con zanahoria y mango.

Mira qué pinta.

¿Has visto qué rica? Tenemos cuatro zanahorias cocidas.

Aprovechamos 200 mililitros del agua

en el que hemos cocido las zanahorias;

un mango bien maduro;

rallamos un poquito de jengibre fresco al gusto;

un par de cucharadas de leche de coco y la tenemos.

¿Sabes qué te digo?

Que la voy a hacer yo aquí en mi casa, me voy a poner morada.

Morada te vas a poner con esta crema que te traigo.

Es una de mis favoritas.

Tiene un toque dulce y es una crema de remolacha,

remolacha y patata.

Una remolacha cocida;

una patata pequeña cocida, la trituramos muy bien;

aceite de oliva virgen extra.

Si queremos que nos salga más líquida,

echamos agua al gusto y decoramos por encima

con cebolleta picadita y aceitunas negras.

Para morirse, Miri.

Si es que ya lo decimos en "Saber vivir",

que la comida también entra por los ojos.

Y con esos colores tan llamativos, todavía más.

¿Cuál es el color llamativo por excelencia? El rojo.

Por eso traigo una crema que seguro que te encanta a ti,

con tus raíces andaluzas, es un buen gazpacho.

Eso sí, en "Saber vivir",

Vamos a dar mucha variedad a las cremas.

Y vamos a dar otra opción. Esto es el gazpacho clásico.

Os propongo incorporarle fresas.

Sustituimos la mitad del tomate de un gazpacho clásico por fresas.

Por fresones, va a dar un toque buenísimo.

Ya sabemos que el dulce con el salado va fenomenal.

Ay, que me encanta. Rojo que te quiero rojo.

Y verde que te quiero verde,

que traigo aquí una crema verde riquísima.

Asociamos las cremas verdes a espinacas y a guisantes.

Pues también se puede hacer con frutas.

Aquí te traigo una crema que lleva dos manzanas

tipo Granny Smith, un poquito ácidas,

el zumo de media lima, un aguacate y un vaso de leche.

Trituramos todo muy bien.

Y si queremos, podemos terminar decorando

con un poquito de albahaca o de menta.

Superfresquito para el verano.

Oye, Marta, yo aquí vengo con los deberes hechos

y he visto que en mi nevera tengo yogur y pepino.

¿Que podría yo hacer con eso?

¿Yogur y pepino?

Bueno, pues son los ingredientes principales clásicos

de una salsa tzatziki, que es una salsa griega.

Básicamente, tienes que cortar muy finito el pepino.

Lo mezclas con el yogur.

Añades un poquito de jengibre rallado;

un poquito de hierbabuena;

una cucharada de aceite de oliva virgen;

si quieres, un chorrito de limón

y es alucinante para utilizar para dipear con verduritas.

Superfresco para esta época del año.

Aquí no se tira nada, ¿verdad? No se tira nada de nada.

Hay que aprovechar todo lo que tenemos en la nevera.

Muchas gracias, Marta, por dejarnos entrar en tu cocina.

Una cocina que sigue abierta a lo largo de la semana

gracias a la voz de RTVE

y a las redes sociales de este programa.

Ya sabéis que el buen tiempo nos anima a salir,

a hacer ejercicio, pero si decidís quedaros en casa,

podéis tomar ejemplo de esta pareja.

Luis y Eli son, la verdad, muy pero que muy saludables.

Feliz semana, cuidaos mucho.

(Música)

Con el cambio de fase, ya podemos salir a hacer deporte.

Os vamos a proponer algunos ejercicios

para intercalar con la caminata diaria.

Y, además, ejercicios que serán divertidos y en pareja.

A por ello.

El primer ejercicio lo haremos pasados cinco minutos

de caminata y se trata de aumentar un poquito

la intensidad de esta.

Se trata de hacer un desplazamiento lateral

en el que iremos alternando tres veces con una pierna,

tres veces con la otra,

con las rodillas un poquito flexionadas

y la espalda bien derecha.

(Música)

El segundo ejercicio es la clásica estocada.

Daremos un paso bien largo hacia el frente,

flexionando la pierna de atrás, y para hacerlo más divertido,

giraremos al torso hacia la pierna adelantada,

chocando la mano con nuestra pareja cuando coincida.

Para el tercer ejercicio, necesitaremos una toalla

o sudadera que podamos llevar en nuestro paseo.

Se trata de un skipping con resistencia.

Uno rodeará a la pareja haciéndole resistencia,

mientras que el otro realizará el skipping

subiendo las rodillas lo más rápido que pueda durante 30 segundos.

Es un ejercicio de muy alta intensidad,

solo recomendado para aquellos que ya estáis en buena forma

y que queráis un puntito extra en vuestro entrenamiento.

Y recordad que estéis en la fase que estéis,

hay que mantenerse activos y en forma.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 07/06/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 07/06/20

07 jun 2020

En este programa nos acompaña el tenista paralímpico Cisco García, hablamos con nuestro médico de familia, el doctor Fabiani, del calor y los problemas que puede suponer para nuestra salud, como la deshidratación. Nuestro nutricionista, Aitor Sánchez, nos aclara si debería preocuparnos la cantidad de arsénico en el arroz y por qué debemos priorizar los cereales integrales sobre los refinados. Descubrimos con el doctor Guerra, cirujano general y digestivo, si realmente existen los alimentos antiinflamatorios y aprendemos a preparar un menú saludable y unas deliciosas cremas frías con nuestra nutricocinera Marta Verona.

ver más sobre " Saber vivir - 07/06/20" ver menos sobre " Saber vivir - 07/06/20"
Programas completos (419)
Clips

Los últimos 3.322 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos