Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5617735
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 05/07/20 - ver ahora
Transcripción completa

Pero ojo, que hay algunas itis,

(Música)

Bienvenidos a esta escuela de salud y bienestar para toda la familia.

Una hora de servicio público para animaros a vivir más y mejor

y con gente tan sana

como nuestro siguiente protagonista,

un actor que se cuida por dentro y por fuera

para rendir a tope en cine y televisión.

Sergio Mur.

(Música)

Hola a todos, soy Sergio Mur

y me ha cambiado la vida radicalmente

como todos vosotros en este tiempo interrumpido,

en el que hemos dejado de hacer tantas cosas que solíamos hacer.

Yo echo de menos despertarme por la mañana

mientras mi familia todavía duerme

y repasar las escenas que voy a hacer

en "Servir y proteger" mientras me tomo un buen café

antes de irme a las grabaciones.

(Música)

Soy Miguel Herrera en la serie.

Trabajo en la ONG Distrito Sur Acoge.

Estar en forma creo que es importante en general,

pero en concreto, con este trabajo y con este personaje,

es fundamental

porque es un personaje que tiene mucha acción.

Ahora, salgo a correr tres o cuatro veces a la semana,

hago yoga a diario con mi pareja y entreno en casa con TRX.

Y estas también se han convertido en rutinas deliciosas que valoro.

Solía ir al rocódromo todas las semanas,

siempre que tenía tiempo.

Es una actividad deportiva supercompleta

que va mucho más allá de lo que es el ejercicio físico,

tiene algún componente social que me resulta muy interesante.

Estamos en una vía que no sé qué es.

Creo que es un seis nada más

y nada, intentando aplicar un poquito

las cositas que me van enseñando aquí en el Sputnik.

Echo de menos, claro que sí,

salir a restaurantes con mi familia, con mis hijos, con amigos,

a charlar, reír, a celebrar...

Yo soy papá, tengo dos niños en casa.

Es un tema muy principal en cuanto a qué comemos.

Intento no comer nada procesado o mínimamente procesado,

dentro de lo que puedo.

Intento comer limpio.

Esa es como la idea que tengo, pero es una cuestión no estética,

es una cuestión de salud.

En casa estamos haciendo un gran esfuerzo

por convertir las comidas en momentos de encuentro

y en momentos de disfrutar y de compartir.

No quiero acabar este mensaje sin antes mandar un abrazo

lleno de buena energía a todas las personas,

pero muy especialmente, a todos aquellas que, como yo,

hemos perdido a gente cercana

en todo este proceso del COVID-19.

Mucha fuerza y mucho ánimo a todos.

Mucho ánimo, claro que sí,

como el que transmite esta pareja que se lanza a bailar

en pleno corazón de la Gran Vía madrileña

con la mascarilla puesta y, ojo,

guardando también la distancia de seguridad

a ritmo de salsa.

Porque el baile es la salsa de la vida,

libera el alma y nos hace sentir vivos,

tan vivos como Juan Diego y Marta.

Esta pareja de baile en tiempo de coronavirus.

De los virus hablamos más adelante.

También daremos consejos

para prevenir infecciones en la piscina y la playa.

De la otitis a la popular cistitis del bañador.

Aprenderemos qué hacer si nos viene un dolor de estómago

o un dolor de tripa, que no son lo mismo.

Para refrescarnos os diremos qué bebidas

son las más saludables en verano

porque no todo vale para calmar la sed.

Apostamos hoy, además, por el oro verde,

la grasa del aceite de oliva virgen para aliñar y guisar.

Por el verde también de los pistachos,

tan ricos con esa sana proteína,

y por el verde del kiwi,

la fruta llena de fibra y de energía para tus músculos.

Falta os harán si practicáis ejercicio,

desde un suave paseo a un salto mortal.

A ver si os atrevéis con esto. Es el reto de Dominique Lewis,

un deportista de Michigan, Estados Unidos.

Vive para saltar, y cómo salta.

Madre mía, cuánto salto.

Eso no tiene que ser bueno para la digestión.

Doctor Gonzalo Guerra, muy buenos días.

Buenos días. Pues aparentemente no,

parece que con tantos saltos

se nos fuese a salir la comida del estómago.

Sin embargo, tenemos una valvulita,

que separa nuestro esófago de nuestro estómago,

que está como en el pecho. Sí.

Que si funciona bien,

no debe dejar pasar nada de abajo hacia arriba.

Como por aquí. Ni aunque hagamos mortales.

Exacto, por ahí más o menos, ni que hagamos mortales

ni que hagamos el pino.

La comida se debería quedar en su sitio, en el estómago.

Por el contrario, si empezamos a notar

que sí que nos sube el contenido del estómago,

es porque esta válvula no está funcionando bien.

Y ahí es cuando empiezan los problemas de reflujo.

Vamos a aclarar conceptos,

cuando decimos que hay dolor de estómago,

¿a qué nos referimos exactamente?

Pues el estómago está justo arriba, arriba del abdomen, es decir,

por debajo de lo que acabas de señalar tú

donde está la valvulita, pues un poquito más abajo

ahí está nuestro estómago. Por aquí.

Exacto. Ahí más o menos.

Cuando nos duele el estómago, ¿por qué ocurre?

Normalmente, es porque está inflamado,

tenemos una gastritis o una gastroenteritis,

que también puede llevar acarreada diarrea,

pero, por supuesto, inflamación del estómago.

Porque hay úlceras que también están en esa zona

o incluso la propia ansiedad o el estrés

nos pueden hacer secretar más ácido y que nos duela el estómago.

Pero el dolor siempre va a ser muy muy arriba,

casi, casi en el pecho.

Vamos ahora con el dolor de tripa, que parece lo mismo, pero no lo es.

Pues efectivamente, no lo es. Está todavía un poquito más abajo.

Hemos dicho que la válvula estaba casi en el pecho,

el estómago justo a la entrada,

pues la tripa estaría, más o menos, desde el ombligo hacia abajo

y hacia los lados, o sea, el resto.

Cuando decimos: "Se nos hincha la tripa",

pues hacemos un gesto pues como las embarazadas,

que es una cosa más redonda, más baja.

Y ¿por qué nos puede molestar la tripa?

Ahí ya sí que aumentamos muchísimo el número de causas posibles,

porque ahí podemos hablar de diarreas,

de inflamaciones de intestino, de intolerancias, por supuesto.

Los gases también nos molestan a ese nivel.

Se nos puede hinchar el intestino y, por tanto,

darnos esa sensación de malestar.

Incluso los problemas de vesícula,

que, a veces, tenemos piedras en la vesícula y nos duele la tripa.

Luego, la localización dependerá un poco,

a veces, nos dolerá más del lado derecho,

del lado izquierdo, y eso al médico

le puede dar pistas de dónde viene la causa.

Entonces, como médico especialista,

cirujano general y digestivo,

¿qué nos aconseja tomar si tenemos dolor de estómago o dolor de tripa?

Bueno, en principio, de tomar...

En principio, poco o más bien nada.

Lo que hay que hacer es dejar el aparato digestivo

un poquito en reposo. Igual que cuando nos duele un brazo,

lo que hacemos es ponerlo a descansar,

el aparato digestivo, lo mismo. ¿Cómo hacemos que descanse?

Pues o bien, comiendo pequeñas cantidades

de cosas de fácil digestión, o bien, no comiendo,

solamente hidratándonos con líquidos, con infusiones.

Todo esto nos puede hacer que el aparato digestivo

trabaje menos y, por tanto,

va a estar más tranquilo.

Si eso no hace que se nos resuelva nuestro problema

y perduran los síntomas,

Entonces, a lo mejor, sí que merece la pena que consultemos

porque hace falta tomar algo más.

Aclaremos entonces, ¿sería correcto tomarnos una infusión caliente

o ponernos una manta eléctrica en la tripa?

Que suele ser lo más socorrido.

Pues así, de inicio, la verdad es que sí,

porque el calor, tanto si es vía infusión,

que nos va a calentar,

entre comillas, la mucosa del estómago

o si es una mantita eléctrica

que nos va a calentar la tripa por fuera,

va a producir un efecto vasodilatador,

es decir, nuestros vasos sanguíneos van a llevar más sangre

y eso va a hacer que la molestia se vaya disipando poco a poco.

Evidentemente, no va a curar todos los males el calor,

pero así como efecto, bien dices tú, como algo socorrido,

Nos puede valer muy bien.

En "Saber vivir" ya sabes que decimos mucho

eso de mejor prevenir que curar. Así que ahora, en verano, además,

cuidado con todo lo que comemos y, especialmente, con las sobras.

Sin duda. Ya hemos hablado en otras ocasiones, en verano,

por las altas temperaturas,

la conservación de los alimentos es un poquito más complicada.

Entonces, cuando estemos comiendo cosas que han sobrado,

mucho cuidado, mucho cuidado con las cosas que lleven huevo,

por supuesto, con las salsas, con la mayonesa,

con las cosas poco cocinadas o crudas.

Si no tenemos seguridad de cómo se han conservado

o de cuánto tiempo llevan hechas,

es mejor que no las tomemos, por supuesto.

Pues muchísimas gracias, doctor Gonzalo Guerra,

por esos útiles consejos basados, como siempre,

en la experiencia de tantísimos años

ejerciendo la medicina, que digo yo,

que habrás visto muchísimos pacientes en tu vida.

Pues imagínate, a unos cien o ciento y pico a la semana,

más de 20 años que llevo ejerciendo, pues unos pocos miles hemos visto.

Casi nada. Desde luego que la experiencia

es un grado en la medicina y en la cocina.

Dos palabras que riman con razón,

porque la comida es la base de la salud.

A ver qué nos ha cocinado hoy nuestra Marta Verona,

la nutri-chef de "Saber vivir".

Ya os aviso que aquí huele que alimenta.

(Música)

Os podría describir el menú con cualquier adjetivo,

pero prefiero que lo hagáis

y que nos lo contéis vosotros por redes sociales.

Os traigo un desayuno superrico,

original, lleno de energía, de sabor...

Son unas barritas de avena y manzana.

Tan sencillo como mezclar media taza de mantequilla,

importante, la mantequilla a temperatura ambiente,

punto pomada. Dos cucharadas soperas

del endulzante que más nos guste. En mi caso, sirope de agave.

Aun así, van a tener muchísimo menos azúcar

que unas barritas normales que podamos comprar.

Y lo mezclamos también con una taza de harina integral.

Me encanta porque estos días que pasamos el día fuera,

en la piscina, en la playa,

también nos las podemos llevar como media mañana o media tarde.

Cuando tengamos muy bien integrada esta mezcla,

la horneamos a 180 grados durante diez minutos

en un molde cuadrado previamente engrasado

o forrado con papel de horno.

Mientras, rallamos una manzana y la mezclamos

con media taza de copos de avena integrales,

media taza de coco rallado y dos huevos.

Sacamos la masa que teníamos en el horno

y echamos esta nueva masa por encima,

aplastamos muy bien todo

y horneamos 20 minutitos más a 180 grados.

Sacamos nuestros cuadraditos del horno,

lo cortamos y tenemos unas barritas deliciosas.

Los huevos los podemos rellenar de lo que más nos guste,

así que os voy a dar

una alternativa riquísima y superoriginal.

Vamos a rellenarlos de brandada de merluza,

un pescado que encontramos siempre en el supermercado,

un pescado blanco superversátil y buenísimo.

Es tan sencillo como triturar 200 mililitros de leche

con dos lomos de merluza

que hemos asado previamente a 180 grados

durante 15 minutitos con un par de dientes de ajo.

Este es un truco buenísimo

para no echar el ajo crudo directamente

y que tenga un sabor un poco más suave.

Lo mezclamos con dos yemas de huevo que ya habremos cocido

y media cucharadita sopera de pimentón dulce.

Trituramos muy bien toda esta mezcla.

Vamos incorporando aceite de oliva si lo necesita.

Ya tenemos nuestra brandada bien rica.

Rellenamos los huevos duros cocidos con esta mezcla

y terminamos con un poco de cebollino

para refrescar.

Si hay una sopa fría por excelencia en verano, es el gazpacho.

Truco, dicen que en cocina

los alimentos que tienen el mismo color,

pegan mucho entre sí.

Por eso vamos a hacer un gazpacho de sandía.

En mi caso, vamos a triturar 500 gramos de sandía,

si es sin pepitas, mejor.

500 gramos de tomate bien maduro,

un cuarto de cebolleta,

medio diente de ajo,

un cuarto de pimiento rojo y un cuarto de pepino.

Si lo queremos más líquido, incorporaremos más agua.

Si lo queremos más sólido, podemos incorporar pan duro.

Trituramos muy muy bien

y emplatamos sobre la propia piel de la sandía.

Aquí no se tira nada.

Decoramos con un poquito de eneldo y esto está para morirse.

Habéis visto qué menú tan fácil, tan saludable,

para que os animéis a cocinar. Desde los más pequeños

hasta los más mayores de la familia,

porque la cocina es algo de todos.

Yo siempre lo pienso, Marta, ojalá, de verdad,

ojalá se pudiera oler y saborear la comida

a través de la televisión,

porque tus platos están siempre para comérselos.

Bueno, pero es que se pueden hacer, es supersencillo,

así que no hace falta que esté yo. Tenemos que cocinar en casa

con las tres reglas del cocinero saludable.

¿Cuáles son esas tres reglas? Muy sencillas.

Regla número 1: cocinar con muchísimo cariño.

Así sabe todo buenísimo.

Regla número 2: la materia prima que sea de calidad,

buenas hortalizas, que sea producto de temporada,

pescado...

Y la tercera regla

y la más importante, o de las más importantes,

cocinar con nuestro oro verde.

Muy bien. Que es el aceite de oliva virgen.

Has dicho bien, oro verde. ¿Sabes por qué?

¿Por qué? Porque hay un estudio

de la Universidad de Jaén que dice que utilizar

aceite de oliva virgen ayuda a prevenir el cáncer

y, concretamente, el cáncer de colon.

Bueno, pues mira, hablando de aceite de oliva,

lo tengo por aquí. Ya sabes que es de Andalucía,

mis raíces son de allí. Mi abuela era de Jaén.

Y por eso soy una amante del aceite de oliva.

No solo por eso,

sino porque si es además virgen extra, ya es oro puro

y nos sirve para aliñar ensaladas,

para guisar y es la base de la cocina mediterránea.

Pues yo quiero saber cómo le sacas provecho al aceite de oliva.

Pues de muchas formas.

Por ejemplo, una ensaladita de verano templada.

Una ensalada campera.

Me encanta porque hemos puesto un pepino,

hemos vaciado la pulpa

y lo hemos utilizado como base para emplatar.

Entonces, estamos comiendo pepino sin darnos cuenta

en nuestro plato comestible.

Y además, fíjate, lo vamos a aliñar

con aceite de oliva variedad picual.

A mí es la que más me gusta para las ensaladas

porque pica un poquito y es muy protagonista.

La cantidad, pues para mí

suelo utilizar una cucharadita sopera

de oliva virgen extra. Suficiente.

Que son unos 10 mililitros. Mira qué rico.

Aparte, sabemos que se come por la vista y da un brillo...

Además, es una grasa supersaludable.

Bueno, el aceite de oliva virgen ya sabemos que es rico

en ácidos grasos monoinsaturados, el ácido oleico,

que ya sabemos que son cardiosaludables

para nuestras arterias, para tenerlas en orden,

para cuidarlas. Y es que además, es rico en vitamina E,

la vitamina antioxidante por excelencia,

que también nos ayuda a conservar los alimentos en aceite de oliva,

como por ejemplo, este queso que tengo por aquí,

un buen queso en aceite. ¿Has dicho queso?

He dicho queso, por aquí, no sé si lo hueles.

Claro que lo huelo, me encanta. He preparado

unas copitas que llevan aguacate, una cremita de aguacate,

también rico en ácidos grasos monoinsaturados,

con unos langostinos,

nuestro queso que va a dar ese toque buenísimo

y lleno de sabor que va a hacer que tampoco utilicemos sal

y terminamos con un tomatito cherry.

Y además, con ese aceite en el que has aliñado el queso,

¿se puede hacer algo después? Claro,

cuando terminemos el queso en aceite de oliva,

no vamos a tirar el aceite del bote,

vamos a guardarlo y es un aceite de oliva virgen.

Vamos a utilizar para aliñar nuestras ensaladas.

¿Sabes qué me gusta de tu cocina además de muchas otras cosas?

Que siempre le das tu toque personal

a la cocina tradicional.

Hombre, lo que más me gusta a mí de cocinar desde casa

es que podemos personalizar nuestros platos.

Por ejemplo, podemos personalizar el aceite

utilizando aromáticos,

especias como la albahaca,

el famoso pesto de toda la vida que lo tengo por aquí.

Mira qué rico, Miri, un pesto tradicional, albahaca,

el fruto seco que más nos guste, en mi caso, piñones.

Podemos echar anacardos, un poco de ajito y aceite de oliva.

Y fíjate,

vamos a terminar porque he hecho unos raviolis

que van a imitar a la pasta.

Entonces estamos comiendo además verduras

sin darnos cuenta, y los he rellenado de esto tan rico

que es otro queso, ricota con tomate

en aceite de oliva,

porque hemos dicho que es un superpoder.

Y mira, para que lo veáis desde casa,

os voy a poner por aquí un poquito del relleno de ricota.

¡Qué rico! Sí que nos está dando de sí el zumo de aceituna.

Bueno, zumo de aceituna que es genial,

porque además es que,

tenemos todo lo bueno de la aceituna concentrado,

pero si no, también podemos tomar las aceitunitas así,

de picoteo, encima de la mesa, tan ricamente.

Como las tenemos aquí, sin hueso para intentar no atragantarnos.

Mejor. O podemos tomarlo de otra forma.

¿Cómo? Un tapenade.

Un paté de aceitunas, supersencillo,

la misma cantidad de aceitunas verdes que negras.

Trituramos todo muy bien, echamos aceite de oliva,

valga la redundancia,

para que quede lo meloso o cremoso que queramos

y lo acompañamos con la verdura que más nos guste: con zanahoria,

con pepino, o probad en casa con fresas.

Las aceitunas negras con las fresas funcionan fenomenal.

Sí, bueno, aquí os los he puesto para que lo acompañéis

y que tengáis esa idea en mente. Una duda.

Tanta aceituna, tanta aceituna, ¿no tendrá demasiadas calorías?

Lo importante no es el número de las calorías,

sino el origen de las calorías.

Ya hemos visto que la aceituna es maravillosa

por todo lo que nos aporta, aun así, sin abusar,

mucho mejor picotear aceitunas que unas patatas fritas.

Pero sí que es cierto que si tomamos mucho,

pues gastamos mucho y ya está.

¿Sabes que te digo? Que te vamos a hacer caso.

Cocinando, comiendo y gastando de la manera más saludable.

Y para cocinar ya lo tenéis todo en la web de RTVE

y en las redes sociales de este programa.

Y para gastar, ¿qué te parece si nos vamos ahora

con la pareja más saludable de este programa?

Con Luis y Eli, ¡al agua, patos! ¡Al agua!

Estamos en pleno verano y el sonido de las chicharras

nos recuerda que hace muchísimo calor,

así que vamos a seguir proponiendo ejercicios para hacer en el agua,

pero como no todo el mundo puede disfrutar de la piscina

y no todas las piscinas están abiertas,

también vamos a proponer algunos ejercicios

para hacer al aire libre. -Acuérdate, Luis.

Siempre que realicemos ejercicio en verano

hay que hidratarse muy bien antes y durante.

Vamos con el primer ejercicio a modo de calentamiento

y para subir pulsaciones haremos unos saltos con pierna delante

y detrás alternativamente.

Este ejercicio lo podemos realizar tanto dentro como fuera del agua.

El segundo ejercicio son las flexiones de toda la vida.

Las podemos realizar tanto dentro como fuera de la piscina.

Para hacerla dentro de la piscina, vas a utilizar el bordillo

y bajáis con la mano flexionando los codos hacia el pecho

y empujar.

El tercer ejercicio lo vamos a hacer dentro de la piscina

y vamos a trabajar los brazos, utilizaremos de pesas el agua,

y moveremos los brazos hacia adelante y hacia atrás

con las palmas de la mano.

El cuarto ejercicio es para el tren inferior

y va a ser una patada para atrás. -¿Y qué trabajamos?

-Glúteo y pierna, llevamos la rodilla hacia el pecho

y de ahí sacamos la pierna de función para atrás.

-Ya sabéis que aunque haga este calor,

no hay excusa para no hacer ejercicio.

(A LA VEZ) ¡Familia en forma!

Mira que da gusto un buen baño en la piscina o en la playa

cuando pega el sol y hace tantísimo calor,

calor de julio ya, doctor Fernando Fabiani.

Sí, calor de julio.

Pero cuidado que las bacterias todavía pueden hacernos el agosto

porque las bacterias y los virus, Miriam, no se van de vacaciones

y pueden darnos algún disgusto.

Me da a mí que esos pequeños disgustos

de los que hablan terminan en -itis, ¿puede ser?

Cómo lo sabes, Miriam.

Qué bien te lo sabes, las famosas itis.

Siempre que una enfermedad lleva la alta terminación "itis"

significa inflamación: otitis, faringitis, cistitis,

apendicitis y que muchas veces va asociada a una infección,

como decíamos por bacterias o por virus.

Pero ojo, que hay algunas itis,

algunas inflamaciones que no tienen por qué haber ninguna infección,

por ejemplo una artritis o una tendinitis.

Es verdad que en verano hay múltiples itis.

Algunas de las más frecuentes

son las conocidas otitis de la piscina,

son la faringitis y son también la cistitis,

que aunque están durante todo el año,

no se van de vacaciones en estas fechas.

¿Y por qué se producen las faringitis en verano?

La faringitis, debemos recordar que hay diferentes causas.

Está la faringitis, la faringoamigdalitis bacteriana,

la que llamamos las famosas anginas,

que son las que requieren tratamiento antibiótico.

Luego está la faringitis vírica,

esas que siempre decimos que curan solas,

que con leche templada y esperar que vaya pasando.

Pero luego hay faringitis irritativas

en las que no hay ninguna infección.

Para prevenir estas faringitis irritativas

ahora en verano,

es fundamental que evitemos los cambios bruscos de temperatura,

que evitemos tomar bebidas excesivamente frías.

Fresquita, sí, pero excesivamente frías no.

Que evitemos poner el aire acondicionado

a temperatura de congelar el salmón.

Es decir, que evitemos esa exposición exagerada al frío

y recordad que el tabaco está directamente asociado

a la inflamación de la faringe,

tanto la faringitis aguda como la faringitis crónica,

tanto en invierno como en verano.

Así que dejar de fumar es un excelente propósito

para las fechas veraniegas.

Sí que lo es, bueno,

¿y para prevenir la otitis del baño veraniego

qué nos recomiendas?

Si recordamos que la otitis veraniega,

como llaman la otitis externa,

también se le conoce como otitis del nadador,

Entonces ya te estoy dando pistas con qué tiene relación.

Son unas otitis del conducto externo

que están asociadas directamente al nivel de humedad.

Nos bañamos en piscinas, en la playa.

El oído externo se queda húmedo

y esto favorece la aparición de infecciones.

Muchas veces son infecciones bacterianas

que producen una inflamación importante,

a veces un dolor muy intenso,

Miriam, que no te puedes ni tocar la oreja siquiera.

Pero también a veces hay infecciones no por bacterias, sino por hongos.

Hay otitis por hongos en las que el dolor suele ser un poquito menor,

pero hay un intenso picor.

Lo que está muy claro es que hay cierta predisposición individual.

Hay personas que no han tenido una otitis en su vida

y hay personas que tienen otitis todos los años

o incluso varios episodios.

Estas personas que las tienen con frecuencia

tienen que intentar luchar contra esa humedad que lo favorece,

a veces utilizando tapones a la hora de bañarse,

con lo cual evitamos que entre líquido, que entre agua,

Y en otros casos, secándonos bien el oído después de bañarnos,

secándolo, importante, con el pico de la toalla.

Si queremos incluso podemos usar un secador

a temperatura ambiente para secarlo bien,

pero nunca con los bastoncillos de los oídos.

Los bastoncillos no son para secar el interior de los oídos,

son bastoncillos de las orejas, no de los oídos,

porque nunca deben meterse dentro.

Es importante, como decías, secarse los oídos

y también secarse el bañador,

que luego viene la cistitis y mira que da la lata.

Debemos recordar que las cistitis

son mucho más frecuentes en las mujeres que en los hombres

por una cuestión anatómica.

Las mujeres tenéis una uretra más cortita

y eso hace más fácil que los gérmenes puedan entrar

desde el exterior hasta el interior de la vejiga

y provocar la infección y la inflamación.

De ahí la palabra cistitis, "inflamación de la vejiga".

Ahora es verdad que aquello de:

"Cámbiate el bañador, no te quedes con el bañador mojado"

que llevamos mucho tiempo escuchándolo,

tiene utilidad solo en algunos casos.

Donde se ha demostrado que es realmente útil,

es en las mujeres que padecen estas infecciones de orina,

estas cistitis de repetición.

En estos casos parece que la humedad mantenida

puede favorecer nuevos episodios

y puede ser útil cambiarse el bañador,

tener uno seco para cambiarse a menudo.

Pero recordemos que la humedad en esa zona

también puede favorecer otra inflamación,

que en este caso es una vulvitis y una inflamación vulvar por hongos,

que también están muy favorecidos en estos casos

y que a veces confundimos la vulvitis con la cistitis

porque da ese escozor al orinar.

Te doy una pista, en el caso de la vulvitis,

típicamente también aparece un picor intenso

y esto nos puede ayudar a orientarnos

si estamos ante una cosa o ante la otra.

El caso es que las bacterias siempre están ahí, como los virus,

y en nuestra mano está hacer todo lo posible

para prevenir la infección.

¿Sabéis que influye en el coronavirus,

incluso la salud e higiene de nuestra boca?

Nos lo explica un especialista.

Sabemos que el coronavirus

se transmite especialmente por las gotas de saliva.

Para reducir la carga viral que tenemos en la boca

es importante utilizar enjuagues bucales,

aquellos que son de cloruro de cetilpiridinio

de peróxido de hidrógeno o de povidona yodada.

Es importante no diluirlo y tener una higiene bucal correcta.

Esta pandemia nos ha puesto de relevancia

la importancia de la higiene; de la higiene corporal,

de los lavados de manos para transmitir menos el virus,

pero también de la salud bucodental por dos partes:

una para reducir la carga viral

y la otra por la relación de la salud bucodental

con muchas patologías sistémicas.

Qué importante es cuidarnos la boca por estética, es evidente,

pero también por salud.

Claro que también por salud.

Es que una buena dentadura es esencial

para una buena masticación,

y una buena masticación es un paso fundamental

y el primero de todos para una buena digestión.

Así que si queremos cuidar nuestra digestión,

tenemos que tener la dentadura en buen estado

cuando nos faltan piezas, cuando tenemos inflamaciones,

cuando no podemos masticar bien porque nos duele

o porque nos faltan esas piezas, dificultamos la digestión.

Y fíjate que,

aunque no se ha encontrado una relación directa

entre la mala higiene bucodental y las enfermedades cardíacas,

sí se ha visto cierta asociación,

por ejemplo, cuando hay periodontitis,

infección periodontal.

Se ha visto que hay mayor frecuencia de enfermedades cardíacas

y es conocido que muchas veces, infecciones bacterianas de la boca

pueden pasar al torrente sanguíneo

y llegar a afectar a las válvulas cardíacas.

Así que si quieres por el corazón, si quieres por la digestión.

Pero hay que hacer una buena higiene bucodental.

Te diré que procuro cepillarme los dientes después de cada comida

y si salgo fuera, me llevo hasta mi cepillo de viaje.

Y muy bien que haces

porque las bacterias que viven en nuestra boca,

que viven ahí continuamente,

aprovechan esos restos de comida para dañar nuestros dientes,

con lo cual si eliminamos los restos,

le ponemos más difícil el trabajo,

hacemos más difícil que nos puedan dañar,

así que hay que cepillarse bien los dientes detrás de cada comida.

Pero ojo, hay que cepillarlo suavemente.

No hay que apretar mucho, que hay que cepillar los dientes,

Miriam, no hay que pulirlos, sin apretar mucho.

Hay que hacerlo despacio, sin correr.

Hay que tomarse nuestro tiempo también para el cepillado de dientes

y recordar que no solo hay que cepillar los dientes,

también hay que cepillar la lengua y las encías.

Te diré que además de todas esas ventajas

de las que me estás hablando,

es que además, después de cepillarte los dientes,

notas la boca muy fresca y eso se agradece en verano.

Se agradece muchísimo, porque uno de los síntomas

cuando empezamos a tener sed de verdad, hemos sudado mucho,

hemos perdido mucho líquido, es que la boca se nos pone seca

y muchas veces notamos incluso cierto mal olor.

Estas halitosis que a mucha gente le preocupa,

muchas veces por sequedad de boca,

así que en cuanto notemos sed, como siempre decimos,

tenemos que hidratarnos.

Y recordad que para hidratarnos,

para aliviar la sed en estos días de máximo calor,

hay que utilizar el agua, agua del grifo.

Si nos hidratamos,

si queremos recuperar el líquido perdido

a base de refrescos azucarados o a base de bebidas alcohólicas,

ya te digo que no le hacemos ningún bien ni a nuestra salud

ni a nuestros dientes.

Bueno, pues ya lo sabéis.

Si vais a una terraza y tenéis sed, lo primero de todo,

para saciar la sed es beber agua y comer algo saludable.

Sí, y que no solo sea saludable lo que comemos o lo que bebemos,

que por supuesto debe serlo, sino también que sea saludable

el contexto, las circunstancias en las que hacemos ese picoteo,

tenemos que vigilar que sea idealmente,

como decía, en una terraza, o sea,

mejor al aire libre que en espacios cerrados.

Esto va a disminuir el riesgo de contagio por coronavirus,

que mantengamos la distancia todo lo posible

con nuestros acompañantes de la mesa y, por supuesto,

con los de mesas vecinas. Que usemos la mascarilla.

Claro que sí, que la llevemos puesta,

que nos la quitemos en el momento en el que vamos a consumir,

evitando dejar la mascarilla en cualquier sitio,

lógicamente o encima de la mesa,

que hagamos un buen lavado de manos justo antes de comer

y por supuesto, que tengamos una precaución.

Y es que en estos momentos es conveniente

que evitemos compartir utensilios

como tenedores, vasos, otros cubiertos,

porque ahí también tenemos cierto riesgo de contagio.

Insisto, hagámoslo con seguridad,

que va en beneficio de nuestra salud y de los que nos acompañan.

No podemos bajar la guardia frente al coronavirus

porque la pandemia no ha terminado.

Los últimos sustos nos han llegado de China.

Una noticia que ponía bajo sospecha el salmón

y la tabla donde se corta ese pescado.

Y de Alemania, donde se infectaron cientos de trabajadores

que cortaban carne en un matadero.

¿Puede contagiarse así el coronavirus?

Vamos a dejarlo claro.

El salmón no es vehículo de COVID-19 en ningún caso.

Es sorprendente que en un mercado de 112 hectáreas

con más de 4.000 empleados,

se haya acusado a una tabla

en la que además se ha localizado perfectamente,

por lo visto,

en la que se había cortado salmón europeo,

que era el origen del brote,

porque es muchísimo más fácil entender que en un mercado

de estas características haya entrado alguien sintomático

o asintomático que haya sido el que ha originado la infección.

En cuanto al brote asociado a un matadero en Alemania

y otras industrias cárnicas europeas,

de forma similar tengo que decir que la carne en ningún caso ha sido

el vehículo transmisor de COVID-19,

sino que portadores sintomáticos o asintomáticos fuera o dentro

de los establecimientos, han sido el origen de la infección.

No se ha demostrado científicamente

que ningún alimento transmita COVID-19,

por lo tanto eso es algo que no se puede afirmar

con base científica.

Y debemos de tener claro que, en cualquier caso,

lo que se ha producido son negligencias

en cuanto a la aplicación de las normas higiénicosanitarias

que se nos están recomendando para mantener la distancia,

para ponerse las mascarillas

o para lavarse consumiciones alcohólicas adecuadas.

La pandemia por coronavirus no ha terminado

ni se sabe cuándo va a terminar.

Los últimos datos sobre nuevos contagios lo dejan bastante claro,

el 80% de las personas infectadas no tienen ningún síntoma,

doctor Fabiani.

La buena noticia es precisamente esa,

que la mayoría pasan la infección siquiera sin enterarse.

Y es que, como no sabemos la mayoría de las veces

que estamos sufriendo la infección,

podemos contagiar a otras personas sin saberlo.

Por lo tanto, ¿el consejo cuál es?

Que actuemos todos

como si pudiéramos tener la infección.

Ahora mismo la mejor vacuna

a la que podemos apelar es la responsabilidad

de todos y cada uno de nosotros.

Muchísimas gracias, doctor Fabiani,

seamos responsables para que no vuelva a pasar

lo que hemos sufrido meses atrás,

lo sabe muy bien nuestro siguiente invitado,

un gran experto en enfermedades infecciosas.

Muy buenos días doctor, Estanislao Nistal,

virólogo y director del equipo de Microbiología

de la Universidad San Pablo CEU.

Hola, buenos días. ¿Cómo están?

En pleno mes de julio,

estamos deseando que los médicos nos digan:

"Ya está, se acabó.

Podemos volver a la normalidad, a la antigua, no a la nueva".

¿Falta mucho para eso?

Pues falta,

falta el tiempo suficiente como para tener una vacuna,

porque de otra manera parece ser que no vamos a tener

la capacidad suficiente de generar inmunidad de grupo.

¿Qué riesgo hay de que volvamos a tener en España

nuevos rebrotes masivos de infección por coronavirus?

Me refiero a esa temida segunda oleada.

Es probable que no volvamos exactamente con la misma fuerza

a tener la misma situación que hemos tenido durante marzo

y abril de este año.

Lo que sí es probable es que,

a medida que vayan bajando las temperaturas,

la segunda vía de transmisión, hay dos vías de transmisión,

la vía directa, la vía indirecta,

pues que la vía indirecta, que es la que se produce

a través de las partículas de saliva

que quedan depositadas sobre superficies,

pues en la medida que esas partículas de saliva

aguanten durante más tiempo,

pues esa segunda vía va a incrementar la transmisión.

Y eso lo tenemos que tratar de prevenir.

Ahora cada vez que salimos de casa o vemos imágenes por televisión.

Prestamos muchísima atención a la gente,

a si lleva mascarilla o no la lleva.

Y es cierto que muchas personas se resisten a ponérsela

porque creen que ya no es necesario,

ni siquiera en espacios cerrados.

Sí, efectivamente.

El acostumbrarse a esa nueva realidad

en la que tenemos que poner la mascarilla,

pues es un hábito cultural

que tenemos que ir adquiriendo poco a poco y ser conscientes

de que es algo que no solamente nos afecta a nosotros,

sino afecta a nuestras familias

o a otras personas de manera indirecta.

Que nosotros podamos ser vehículos de transmisión

es un riesgo que no debemos de permitir.

Vamos, que si vamos ahora mismo a una sala de cine,

toca ponerse la mascarilla,

estamos en un espacio cerrado, además.

Pues sí, cualquier espacio cerrado o cualquier espacio

en el que convivamos con otras personas

y que estemos hablando cerca de ellas,

también en espacios abiertos a distancias cortas,

si no tenemos mascarilla,

hay que ser conscientes de que esas gotitas de saliva

que estemos produciendo,

pueden ser inhaladas por otra persona e infectarse.

Aclaremos entonces, en esos espacios abiertos,

sigue siendo necesaria la mascarilla.

También cuando nos paramos a conversar con otras personas,

por ejemplo, que ahora nos encontramos por la calle.

Siempre que estemos a una distancia corta

con otra persona y estemos hablando directamente a esa persona

sin mascarilla, tenemos el riesgo de infectarnos,

así que sí, en esa situación, sí.

¿Eso justifica que la gente pueda reunirse en grupo,

si está al aire libre?

Porque estamos en verano y la posibilidad

de aglomeraciones es muy alta en piscinas,

en playas, en parques, en lugares de reunión.

Bueno, pues por eso, precisamente,

buscando los espacios abiertos en los que haya espacio

para tener una distancia mínima de seguridad

y no tener que tener una mascarilla todo el rato,

pues es más aconsejable si estamos en la piscina

o si estamos en la playa o si salimos al campo.

Debemos de pensar que, si queremos hablar sin mascarilla,

tenemos que guardar unos dos metros de distancia,

metro y medio, dos metros de distancia.

De esa manera, reducimos los riesgos.

Al tratarse de un virus tan contagioso,

como dicen los médicos, muchas personas piensan

que a lo mejor ya están inmunizada sin saberlo

y por eso han dejado de preocuparse.

Es probable que haya más del 5% de la población española inmunizada.

Los test que se están haciendo

son unos test que miran una cosa muy concreta del virus,

una parte muy concreta del virus que tengamos anticuerpos

frente a la proteína de superficie del virus,

pero la inmunidad frente al virus es mucho más compleja.

De cualquier forma, es muy probable

que no haya un número suficiente de personas que tengan inmunidad

para protegerse y, por tanto,

es preferible seguir teniendo todas estas medidas,

ser conscientes de que nos podemos infectar

y ser transmisores.

Incluso si tenemos algo de inmunidad,

al cabo de los meses esa inmunidad puede decaer

y volvernos a infectar y ser nuevamente transmisores.

Quizás no suframos la enfermedad de una manera tan agresiva,

pero podríamos ser, durante unos cuantos días,

transmisores de ese virus.

Está claro que tenemos que ser prudentes.

Eso se lo decimos a todo el mundo.

También nos lo decimos a nosotros mismos.

Muchísimas gracias, doctor,

por sus palabras llenas de experiencia.

Bueno, muchas gracias. Suerte.

La vida sigue, vida con "V" de verano

y hay que disfrutarla con seguridad incluso estando de vacaciones.

Muchos hoteles están preparados para lo que pueda pasar

porque la salud es lo más importante

y estando de veraneo más todavía.

Hola, buenos días. -Buenos días, soy la doctora.

que vengo a ver al presidente. -Soy Darío, el director del hotel.

Pasa por aquí, te digo dónde puedes pasar consulta.

Hola Natalia,

esta es la doctora que estaba esperando para verte

si necesitáis algo me lo decís, os dejo aquí a las dos.

Gracias. -Hasta luego, adiós.

-El servicio consiste en que se brinde a los huéspedes

la posibilidad de tener un hospedaje medicalizado

con atención médica personalizada.

-Suelo tener dolor de cabeza todo el día...

-Hacemos una primera consulta, una consulta general,

de medicina general, donde se valora al paciente.

Los más frecuentes son otitis en verano, problemas de garganta,

infecciones...

-El objetivo que buscamos es hacer un plus añadido

en materia de sanidad con estos tests.

Que disfruten de las vacaciones

y no tengan que desplazarse a un hospital o a un centro médico

si necesitan una atención más personalizada

en este tipo de momentos.

En estos momentos de incertidumbre,

ese servicio se va a seguir prestando,

pero entendemos que el cliente lo va a valorar mucho más.

-Esperamos que se pueda seguir trabajando igual.

La diferencia serán las medidas preventivas,

las medidas de distancia, de distanciamiento social,

el uso de mascarillas,

la higiene, el lavado frecuente de manos

y creemos que vamos a poder seguir trabajando

de la misma manera.

Buenos días, Aitor.

Seguimos con la "V" de verano, de vacaciones,

de vitaminas como las del kiwi. Sí, sí, tal cual.

Además has en una de las claves

que probablemente sean de las más conocidas del kiwi,

la vitamina C.

Si le preguntamos a todo el mundo que nos está viendo,

seguro que sabe y ha escuchado alguna vez

que el kiwi es alto en vitamina C.

Es una de sus propiedades que también hace que se le confunda

en ocasiones con los cítricos.

El kiwi no es del género citrus.

No es como la lima, el limón, la naranja, las mandarinas,

pero sí que se asemejan en la cantidad de vitamina C,

de agua, de fibra y también de antioxidantes

que tiene este fruto.

¿Es tan rico en fibra como solemos pensar?

Pues tiene la misma cantidad de fibra, más o menos,

que el resto de frutas.

Lo que pasa es que el kiwi ha hecho una campaña muy buena,

se ha hecho famoso y por eso,

mucha gente lo desayuna para ir al baño.

Además, con esa finalidad.

Pero podrías tomarte igualmente unas fresas,

una ciruela o unas mandarinas, es decir, a nivel de fibra,

muy parecido al resto de fruta que encontramos en el supermercado.

Seguimos con otro alimento de color verde como es el pistacho.

Dice en la Universidad de Illinois

que su proteína es tan buena como la carne o la del pescado.

Sí tiene razón en cuanto a la calidad de la proteína,

pero obviamente los frutos secos no tienen la misma cantidad

de proteína que la carne y el pescado.

Tenemos que tener en cuenta estas dos cuestiones

al evaluar las fuentes proteicas.

¿Por qué no consideramos a los frutos secos

como una fuente mayoritaria de proteínas?

Porque para alcanzar los gramos de proteína de una ración

antes habríamos añadido una gran cantidad de grasa,

que es su componente mayoritario.

ácidos grasos que por supuesto son saludables

y que también aportan mucho junto a la fibra

que tienen también los pistachos.

Eso sí, si los consumimos,

al menos intentemos que sean tostados y no muy salados.

Y los frutos secos son un grupo de alimentos muy versátiles.

Se pueden tomar también de mil maneras distintas,

empezando por una ensalada.

¿Qué sería del verano, además, sin una buena ensalada?

Vamos a preparar una ensalada templada

de espinacas con beicon y champiñones.

Estos son los ingredientes, una vinagreta de miel y mostaza,

las nueces, el tomate cherry, el beicon salteado

y las láminas de champiñones.

Para elaborar esa ensalada,

necesitamos una cama fresca de espinacas lavadas.

Seguimos con unos tomates cherrys cortados a la mitad,

que cubran bien,

un toquecito de beicon crujiente para darle un toquecito salado,

unas láminas de champiñones.

Un poco de vinagreta, viene emulsionada por encima

y terminamos con un poco de nuez pelada para decorar.

El trigo tierno cocido,

unas láminas de rabanitos,

unas semillas de sésamo blanco y negro,

unas láminas de aguacate,

unos gajos de naranja cortados a piel,

unas rodajas de pepino,

un huevo cocido de seis minutos que la yema se queda cruda,

un poquito de humus de aguacate y una vinagreta de naranja

de zumo natural.

Lo primero que tenemos que hacer es poner una base de trigo cocido,

la aliñados un poquito

con una vinagreta de naranja de zumo natural,

y luego procedemos a poner unas rodajas de rabanito.

Seguimos con una rodajitas de pepino,

unos gajitos de naranja cortados a piel.

Seguimos con unas láminas de aguacate.

Ponemos el huevo de seis minutos, que lo cortamos a la mitad,

y al lado ponemos un poquito de humus

que terminamos con unas semillas de sésamo.

Y para terminar,

un poquito de vinagreta de zumo de naranja

para que quede bien jugoso.

Una base de rúcula,

cuscús hidratado,

tomate cortado,

cebolleta picada,

rodajitas de aceituna negra,

pepino,

hierbabuena, perejil

y vinagreta de zumo de naranja.

Comenzamos con una cama de rúcula.

Añadimos una cama consistente de cuscús hidratado

y le vamos poniendo el tomate cortadito con la cebolla picada,

el pepino y la aceituna negra cortada en rodajas.

Para darle un toque de frescor,

ponemos perejil picado y hierbabuena.

la vinagreta para hacerla un poquito más jugosa.

Aquí os dejo estas ensaladas frescas y saludables

para que podáis disfrutar este verano.

En esas ensaladas, además de frutos secos,

podemos añadir semillas,

¿qué nos aportan esas semillas, Aitor,

desde el punto de vista nutricional?

Hay que tener en cuenta que las semillas

son un alimento que está muy concentrado

y que tiene una gran cantidad de nutrientes,

porque al fin y al cabo va a ser el inicio de una nueva vida.

De ahí va a salir una planta.

Por lo tanto, encontramos una gran cantidad de fibra.

Eso, para empezar,

y también un aporte energético alto a partir de ácidos grasos.

Peor son ácidos grasos bastante saludables,

son poliinsaturados y muy diversos.

Las semillas, de todos modos, no es nada nuevo.

Nos han acompañado toda la vida, por ejemplo, el caso de las pipas,

las de girasol, las de calabaza.

Lo que pasa es que ahora se están poniendo más de moda

y estamos empezando a utilizar algunas versiones

mucho más populares,

como por ejemplo las semillas de sésamo,

las semillas de lino o también las semillas de chía.

Del kiwi hemos dicho que tiene mucha vitamina C.

La semilla tiene mucha vitamina E.

Sí, es una vitamina liposolubles, es decir,

que la encontramos dentro de la grasa

y tiene propiedades antioxidantes.

Pero no solo en nuestro organismo, lo cual es bastante interesante.

Esas propiedades antioxidantes

también las tienen en el propio alimento

y eso, entre otras cuestiones,

permite que no se errancie, que no se oxide.

Por eso es importante que siempre que encontremos semillas

o encontremos frutos secos, siempre los guardemos

que no estén muy expuestos al oxígeno, al aire,

porque entonces, se enranciarían rápidamente.

Entonces nos protege al cuerpo, pero también a los alimentos.

Pues para no oxidarnos, vitamina E,

y para no deshidratarnos hay que beber,

pero cuidado, que no vale cualquier bebida,

hay que beber con cabeza y en verano más todavía.

Nos lo cuenta Griselda Herrero,

que pasa consulta en este caso con Iñaki desde Sevilla.

Hola, Griselda, ¿cómo estás? -Hola Iñaki, pues muy bien, ¿y tú?

Bastante bien. Te llamo, primero, para decirte que tus consejos

sobre la comida me vinieron muy bien,

sobre todo el de "ordénate los horarios",

"vete al supermercado con las cosas claras"

me ha ayudado mucho.

Algún truquito de Marta Verona,

que en vez de picatostes, echo frutos secos.

Estoy mucho más tranquilo. Gracias. Ahora tengo otro problema.

Estoy notando que empiezo a tomar bastantes más refrescos

de los que tomaba antes.

-Dependerá un poco de qué cantidades estamos hablando.

-Refrescos, tomaré dos o tres al día,

quizás uno comiendo,

otro en la hora de trabajar por la mañana, por la tarde,

teletrabajo, y eso me ayuda un poquito a concentrarme.

Una cervecita por la noche y a veces un vasito de vino con gaseosa.

-Bueno, no es que esté ni bien ni mal,

pero sí que las cantidades son importantes

porque piensa que tres refrescos

tienen como uno más de 100 gramos de azúcar al día,

cuando la Organización Mundial de la Salud

recomienda no superar los 50 gramos al día.

Es decir, solo con los tres refrescos

ya has duplicado esa cantidad.

Si ya nos trasladamos a la cerveza y al vino y hablamos del alcohol.

-Pero Griselda, ¿el alcohol es tan malo?

-Sí, el alcohol es responsable de más de 200 enfermedades,

por lo cual no es cosa de broma

y nos lo tenemos que tomar un poquito más serio.

-Oye, lo más importante, dime a ver qué puedo hacer

para sustituir ese fresquito, ese saborcito que me gusta tanto.

No sé cómo lo voy a poder sustituir.

-Entonces te voy a dar cuatro ideas.

La primera que podemos preparar, yo la llamo "naranjilla".

Vamos a exprimir media naranja,

la otra media la vamos a cortar en rodajas

y vamos a utilizar el zumo de esa media naranja

junto con un litro de agua o agua con gas bien frío.

Le añadimos las rodajas de naranja,

unas hierbas de menta fresca, al frigorífico,

y eso superfresquito y rico.

Al segundo, lo llamo yo "sandría".

-¿"Sandría"?

-Zumo de sandía, agua, canela, trocitos de melocotón,

trocito de naranja y hielo fresquito.

El tercero lo llamo yo "Sintonic",

y luego lo último, que es muy versátil,

que es agua de sabores.

-Oye, me encantan todos,

pero me dices que puedo tomar la cantidad que quiera.

-Claro, porque lo que está bebiendo básicamente es agua o agua con gas.

-Ahora mismo me voy a hacer un "Sintonic"

y un par de "sandrías", ya te contaré a ver qué tal.

-En primer lugar, vamos a disminuir de forma progresiva

el consumo de refrescos y de alcohol.

La premisa será: cuanto menos, mejor.

Podemos preparar nuestros propios refrescos caseros en familia

y utilizando frutas o verduras y hortalizas de temporada.

Y por último, bebe en función de la sed,

no de la necesidad o la apetencia que tengas por el alcohol

o los refrescos.

Cuando tienes sed y te lanzas a beber

es muy fácil equivocarte a la hora de elegir,

porque muchas bebidas no son tan saludables

como parece, como pensamos, por ejemplo, el zumo de naranja,

Aitor, o el mosto.

Aunque no sean refrescos azucarados de estos que vienen en lata,

que muchas veces ya tenemos identificado que no son saludables.

Es posible que hay mucha gente piensa que el zumo de naranja

o el mosto son muy sanos porque, nos recuerda,

nos evoca a la propia uva, a la propia naranja.

Pero hay que tener en cuenta que siguen siendo bebidas

que tienen mucho azúcar libre.

Es decir, no encontramos en un vaso de mosto,

restos de la pulpa de la uva,

ni tampoco encontramos la matriz de la naranja.

Entonces hay que tomarlos con mucha moderación,

lo menos posible y saber y tener siempre en cuenta

que no sustituyen a una pieza de fruta.

¿Y qué me dices de los refrescos "Zero", "sin", "light"?

Pues que aunque sean preferibles a las versiones azucaradas,

porque no vamos a encontrar,

obviamente toda esa cantidad de azúcar que se les añade,

independientemente de cuál sea su sabor.

Las versiones edulcoradas siguen sin ser del todo saludables.

Se les añade una gran cantidad de edulcorantes

que también tienen un efecto que no es nada beneficioso

para nuestro organismo.

Entonces, no hay que fijarse únicamente en calorías y azúcar,

sino en el efecto que genera finalmente en nuestro paladar.

Venga, entonces, ¿qué bebes tú en verano?

Pues mira, lo que recomendamos siempre

los dietistas, nutricionistas,

son bebidas que no tengan azúcar añadido.

Si lo tienen, que sea en muy poca cantidad.

Fíjate, para refrescarnos podemos tirar,

obviamente, del agua,

pero del agua que se le puede dar sabor se puede saborizar,

por ejemplo, con fruta congelada, es decir, añadiendo unas fresas,

mango, piña, que ya tengamos en el congelador,

unas infusiones frías como té, poleo, también el café frío

que se puede añadir,

batidos que te puedas hacer tú misma en casa,

que están estupendos.

Vamos, todo esto son ideas que podemos pedir

siempre que vayamos de terraceo.

Beber con sed o beber sin sed. Esa es la cuestión.

Y si la bebida tiene alcohol,

hay que poner los cinco sentidos porque está en juego nuestra salud.

Nos lo explica uno de los autores de este libro,

Carlos Casabona.

Tras un tiempo confinados,

todos tenemos ganas de tomar algo en una terraza,

pero debemos de saber que la cerveza el vino, la sangría o la sidra,

son bebidas alcohólicas,

y como bebidas alcohólicas que son, no son saludables,

aunque su consumo se ha moderado.

La publicidad ya se encarga de inundar las redes con bulos

sin evidencia científica,

diciendo que la cerveza alarga la vida,

disminuye el colesterol o refuerzan nuestros huesos.

Que la sangría y la sidra son digestivas

o que una copa de vino tinto es buena para el corazón.

Nada de esto es cierto,

lo que tenemos claro

es que el alcohol aumenta el riesgo de diversos tipos de cáncer,

aumenta el riesgo de obesidad por ser calorías vacías,

afecta al feto, disminuye la fertilidad

y afecta también a nuestra conducta.

Si después de todo esto decides beber,

no lo hagas delante de niños y de los adolescentes.

Algunos jóvenes mezclan bebidas energéticas

para alargar la noche con bebidas de alta graduación alcohólica.

Es una mezcla muy peligrosa. No se debe de recomendar jamás.

Cuanto menos alcohol, mejor.

Y si nunca has bebido, no comiences a beber.

Puedes elegir bebidas que no tengan alcohol

como el agua mineral o el agua del grifo

que ambas son saludables.

Calorías vacías son las que tienen las bebidas con alcohol,

los refrescos azucarados, y esas calorías, además,

nos hacen engordar.

Por eso hay que vigilar lo que bebemos

y también lo que comemos.

Para empezar, Aitor, ¿cuántas veces deberíamos comer al día?

¿Cinco veces?

Deberíamos consumir tanta cantidad de ingestas

como aquellas que nos permitan comer sano.

Si tú vas a comer más cantidad de veces durante el día

y eso te va a implicar comer peor porque, por ejemplo,

haces picoteos,

lo ideal sería reducir el número de comidas.

Fíjate, tradicionalmente hemos repetido mucho

lo de cinco comidas al día,

y se ha dicho en un contexto en el que además

la gente toma alimentos muy superfluos en la merienda

o a media mañana, tiene mucho más sentido,

entonces, si eres una de esas personas

que vayas reduciendo ingestas,

quedémonos con la importante, con la comida, con la cena,

haciendo un buen desayuno y a partir de ahí

construimos el número de ingestas diarias

y si nos apetece algo entre horas, al menos que sea saludable.

Fíjate que a mí me pasa, por ejemplo,

que en verano suelo tener menos hambre.

Entonces paso de cinco comidas a tres, desayuno, comida y cena.

Y no pasa nada, porque además en verano

tenemos muchas tentaciones entre horas

que no son precisamente saludables.

Fíjate que ahora incluso hay gente que está pasando

a dos o tres ingestas al día, siguiendo una tendencia

que está bastante en alza ahora mismo,

que es el ayuno intermitente, que es lo que planteas,

que no deberíamos estar todo el día consumiendo

y la verdad es que en eso tiene bastante razón

¿Y va bien esa tendencia,

ese ayuno intermitente para perder peso?

Pues mira, lo utilizamos como técnica

en dietistas, nutricionistas, a veces en consulta,

sobre todo con personas que a lo mejor no identifican bien

si tienen hambre, si están de verdad saciados.

Ayuda mucho a regular el apetito y la saciedad.

Pero lo que sí que es cierto es que no deberíamos empezar,

desde un punto de vista para perder peso,

con el ayuno intermitente, no tiene sentido,

si estamos ahora mismo en sobrepeso u obesidad,

probablemente hayamos acabado en esa situación por comer mal,

de modo que únicamente corrigiendo las franjas horarias

no vamos a solucionar nada.

Primero nos preocupamos de comer con una mayor calidad y luego,

si tu dietista-nutricionista lo considera,

podemos probar el ayuno intermitente

a ver cómo funciona en tu caso.

Pero sobre todo evitemos probaturas y riesgos innecesarios.

Lo que está muy claro, Aitor, es que para perder peso

hay que quemar más calorías de las que se ingieren.

Así que animaos a practicar más ejercicio.

Y si aprieta el calor, pues dentro, por ejemplo, de casa,

porque la actividad física para algunas personas

llega a convertirse en un arte como el "pole dance",

el baile con una barra, Aitor, no sé si tú lo conoces,

disfrutad de esas imágenes y hasta la semana que viene.

Cuidaos mucho.

Hoy hacemos un poco de "pole".

Soy Dani y soy instructor de "pole dance" y disciplinas aéreas

y actualmente soy campeón nacional de "pole" artístico en España,

en la categoría élite masculina.

El "pole" es un deporte donde utilizamos una barra vertical

para hacer movimientos de flexibilidad,

fuerza y coordinación.

Cada vez que alguien empieza a practicar con la barra,

luego toma su camino hacia lo artístico

o hacia lo deportivo, o hacia lo sensual

o hacia lo que quiera expresar con el "pole".

No hay una edad que limite la práctica del "pole dance".

Yo comencé a los 18 o 17 años,

pero luego también tengo alumnas

que tienen 45, 46, y lo hacen genial.

A mí el "pole" ha significado un cambio muy radical en mi vida.

Tocaba la flauta transversa,

de un día a otro, conocí el circo como tal,

conocí las telas, el aro y el "pole" y me cambiaron la vida.

Todavía hay mucha controversia en lo que es el "pole dance".

Siempre la gente lo asimila con lo que ha visto en las películas

y es una idea completamente errónea.

A lo largo de mi carrera he recibido muchos comentarios,

o discriminatorios o: "¿Por qué haces eso?",

desde el principio me ha dado completamente igual

y luego que la gente lo ve, se queda muda

y dice: "Vale, es que no lo sabía, no sabía que esto era así".

Saber vivir es vivir sin prejuicios, haciendo lo que amas,

sin pensar en lo que nadie más te diga.

Yo entreno alrededor de tres horas diariamente.

Luego estoy en el "pole" una hora, una hora y media,

dependiendo del día y al final sí hago una rutina de flexibilidad

para que al día siguiente no me duela mucho el cuerpo.

A pesar de los moratones y el dolor, vale la pena.

Al final es mi pasión y da igual cuánto duela o cuánto cueste;

es lo que me gusta.

En las competencias de Pole Sport nos exigen fuerza, flexibilidad,

disciplina y coordinación.

Por ejemplo, en las figuras de fuerza

tenemos que mantener el ángulo perfecto

durante dos segundos para que puedan valer.

Al igual que las figuras de flexibilidad,

durante dos segundos

para que el juez pueda contar que es válida.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 05/07/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 05/07/20

05 jul 2020

Esta semana aclaramos las diferencias entre el dolor de tripa y el de estómago, y cómo podemos prevenirlos, aprendemos a evitar las faringitis, otitis y cistitis propias del verano. Hablamos de las propiedades del kiwi, de los pistachos y de las semillas, y descubrimos opciones para hidratarnos con refrescos saludables hechos en casa. Nos visita el actor Sergio Mur para hablarnos de cómo se cuida en su día a día y nuestra nutricocinera, Marta Verona, nos enseña receta para disfrutar al máximo de uno de los productos estrella de nuestra gastronomía: el aceite de oliva. Y mucho más, ¡dale al play!

ver más sobre "Saber vivir - 05/07/20 " ver menos sobre "Saber vivir - 05/07/20 "
Programas completos (419)
Clips

Los últimos 3.322 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios