Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5676636
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 04/10/20 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidos a "Saber vivir" en esta hora del aperitivo,

la hora del pincho de tortilla.

Atentos a la tortilla de Marta,

la versión más saludable de este plato tan popular.

Con la cuchara de postre tomaremos su arroz con leche,

más nutritivo, eso sí, y bueno para la salud.

Y con la cuchara grande

otro plato del norte que es famoso en el mundo entero,

la fabada asturiana.

Riquísima.

De compras nos vamos buscando pan integral.

Apostamos por un fruto seco lleno de alimento, las almendras.

Y de la huerta nos traeremos unas fresquísimas acelgas,

y tesoro de fibra y vitaminas a cambio de muy pocas calorías.

Y tengas la edad que tengas

no te pierdas los ejercicios de un entrenador personal de lujo,

David Marchante, van a hacerte mucho bien.

Lo primero, vas a mejorar mucho tu salud,

te notarás más ágil, más fuerte,

notarás que no te cuesta tanto desplazarte,

subir escaleras...

Sin ejercicio no hay salud y eso lo sabe muy bien

nuestro siguiente invitado,

que vive del humor, pero se toma la salud muy en serio.

Es el actor David Amor subido a su bicicleta.

Hola, soy David Amor.

Soy actor, cómico, monologuista.

Hoy os llevaré de ruta por mi ciudad, Pontevedra,

y os enseñaré las vistas tan bonitas.

¿Me acompañáis?

Trato de hacer cuatro días a la semana.

Horas, depende.

Hay días que cojo la bici

y me hago una tirada de cinco o seis horas, si puedo,

y otros días tengo que ir a correr 40 minutos,

pero no entendería la vida sin actividad física,

más que el deporte.

Ya está bien de tanto paseíto.

Ya dice el refrán que la cabra tira al monte,

pues vamos a balar un poco.

El deporte me sirve para todo.

A veces, más que del trabajo, me ayuda a pensar en nuevos textos,

en nuevos proyectos.

Venir aquí me ayuda a ordenar.

Creo que le saco rendimiento a donde vivo

y eso implica una vida sana.

¡Eh!

Yo vivo aquí.

La gente me sigue preguntando, y creo que la razón es obvia.

Mi vida ha sido jugar a balonmano, he sido jugador profesional

y era el deporte que siempre he practicado.

Y, al ser un deporte de equipo, tienes que adaptarte a otra gente,

y yo, con mi trabajo, ya no podía, así que hace dos o tres años

decidí colgar las botas y encontré el ciclismo,

que me permite adaptar los horarios a mi forma de vida.

Nunca tuve esa época de "mamá, quiero ser artista".

Yo, de hecho, estaba estudiando

para ser profesor de Educación Física,

con 20 años se cruzó esto, empecé a trabajar

y cuando llevas 20 años dices: "Pues a lo mejor me dedico a esto".

¿Qué pasa, señores? ¿Cómo estamos?

Cuando me voy a montar en bici eso sí que lo hago,

la empanada, la tortilla, las cosas hechas aquí,

que están muy buenas, claro que las tomo.

Lo único es que procuro tomar postres solo el fin de semana,

porque soy muy de dulce, y después, entre semana,

controlar un poco las cantidades,

el picoteo de las patatillas y estas cosas que son muy golosas.

Saber vivir es saber disfrutar de una ciudad como Pontevedra,

que yo creo que es muy humana, y estos ratitos,

poder tener tiempo para juntarse con los compañeros

y disfrutar.

Al final es lo que te llevas.

De las dos ruedas de la bici pasamos a las cuatro del monopatín,

fijándonos en este deportista tan especial.

Patina literalmente a ciegas, porque no puede ver.

Vive en Saitama, Japón, y, a costa de entrenar,

es capaz de dominar el monopatín tal y como veis,

con la única ayuda de su bastón de ciego.

Muy buenos días, Jesús Álvarez. Buenos días, Miriam.

Está claro que, tanto en el deporte como en la vida,

los límites se los pone uno mismo.

Este "skater" japonés

que empezó a perder la visión con 7 años

viene a colación porque nuestro protagonista de hoy

es un asturiano, Alberto Suárez Laso,

que también con una enfermedad degenerativa

empezó a correr y fíjate lo lejos que ha llegado

que ha sido campeón olímpico de maratón,

campeón del mundo de maratón y campeón de Europa de 5.000.

¿Y cómo le dio por correr? ¿Ya le gustaba desde pequeño?

Todo lo contrario. Alberto era una persona

que era más de ver que de practicar.

De vez en cuando jugaba de portero con sus amigos al fútbol sala,

hasta que cuando tenía 26 o 27 años empezó a perder visión,

fue al oculista y le diagnosticaron una degeneración macular

con distrofia de conos

y le dijeron que perdería la visión,

y se cumplió.

En un 90 % ha perdido la visión.

Lejos de achantarse, tenía dos opciones:

o quedarse en su casa

o mirar hacia delante e intentar salir y buscar algo.

Le dio por correr, en las pistas de San Lázaro,

cerca de su casa,

unas pistas de atletismo que nunca había pisado,

descubrió que tenía

unas cualidades excelentes para el atletismo

y, además, con unas marcas excelentes.

En el maratón, dos horas y 33 minutos,

que hay muchos corredores

que no corren esa distancia en 2:33.

Y 14:50 en 5.000 metros.

Realmente Alberto estaba hecho para el deporte, para el atletismo.

No me quiero imaginar yo la vida sin ver,

imagínate correr y en ese grado de competición sin tener visión.

Todos estos corredores paralímpicos

tienen un objetivo por conseguir.

Ellos saben que tienen que hacer más esfuerzo que los demás,

pero ellos tienen otro objetivo,

que es, por ejemplo, en el caso de Alberto,

es un corredor rápido, sale, y lo importante para él

es dejar atrás a los demás

y quedarse solo dominando la situación,

cumpliéndose aquello

de la soledad del corredor de fondo.

En este caso, la satisfacción de verte primero,

dominando la carrera

y saber cómo te tienes que dosificar y todo esto.

Una auténtica voluntad de superación.

De hecho, con esas mismas palabras nos lo cuenta el propio Alberto.

Vamos a escucharlo.

Para mí, lo fundamental fue salir de esa burbuja

y demostrar a todos que, con trabajo y constancia,

todo tiene un buen camino.

En mi caso, empezar a correr, seguir practicando deporte,

pude demostrar a toda la familia, a mi mujer y a mi hijo,

que hay una salida,

aunque en algún momento vengan mal dadas

por causa de una enfermedad.

El 2020 se nos va a ir sin Juegos Olímpicos,

igual que muchos otros campeonatos deportivos

suspendidos por el coronavirus, pero el deporte no puede parar.

El deporte no puede parar

y la necesidad de los atletas paralímpicos, como Alberto,

es la de seguir entrenando, superándose, seguir esforzándose,

que yo creo que es la lección que nos transmiten a nosotros,

sobre todo, en tiempos de coronavirus,

estar ahí, hacer lo que podamos, unos correr, otros montar en bici,

otros expansionarse al aire libre,

pero, a ser posible, siempre con mascarilla,

que, además, los expertos de la medicina deportiva

nos han dicho que no se pierde tanto rendimiento

con la mascarilla.

Eso sí, hay desecharla después de utilizarla.

Ese es el ejemplo.

Nos transmiten el esfuerzo, la dedicación, la voluntad,

el trabajo para seguir haciendo deporte.

Muchas gracias, Jesús, por esas lecciones de vida

que nos traes siempre.

Lecciones de vida deportivas. Exacto.

Hacer ejercicio y comer bien es lo que tenemos que hacer

para reponer fuerzas.

Necesitamos hidratos de carbono, así que a por ellos que vamos,

empezando por la panadería.

Javier, os pillamos con las manos en la masa.

Sí. Y menudas masas.

¿Cuáles son los ingredientes para hacer un buen pan?

Es muy sencillo: harina, agua y sal.

Nosotros usamos masa madre, sólida o líquida,

o un poquito de levadura, pero poquito.

¿Qué es la masa madre?

La masa madre es harina y agua que ha fermentado de forma natural.

¿Qué es la levadura? El mismo caballo, pero de carreras.

Si tú echas mucho caballo de carreras,

el pan lo haces en 40 minutos y eso no debería llamarse pan.

¿Cuánto tiempo pasa desde que empezáis a elaborar una masa

hasta que ese pan llega a la panadería?

Desde que empezamos

hasta que el pan está listo para venderse.

El tiempo es muy importante aquí.

¿Qué tipo de harina tenemos aquí? Sobre todo, harinas ecológicas,

certificadas por el harinero que estén libres de aditivos,

además, lo que hacemos es mezclar harinas,

de centeno, con trigo, con trigo de espelta,

para conseguir el sabor que queremos.

¿Y sal? ¿Se le echa mucha sal al pan?

Se le echa muy poquita. El centeno ya tiene mucho sabor.

Y luego son masas hidratadas que van a durar mucho tiempo,

cuatro o cinco días,

no necesitas que sea conservante del producto tampoco.

¿Qué tal, Aitor? ¿Todo bien?

¿Cómo ha ido en el obrador? Muy bien.

Me he encontrado con un pan que está hecho con masa madre,

con harinas ecológicas, con poquita levadura,

poca sal también,

y que, además, tiene procesos de fermentación muy lentos.

¿Qué te parece? Pinta bastante bien.

Has dado en una clave que muchas veces se olvida.

Has dicho esa fermentación lenta, que, además,

no solo hace que el pan sepa mejor,

sino que nutricionalmente sea más interesante.

¿Ves lo que te contaba? Sí, sí.

Pan de nueces, pan 100 % integral, pan de queso, de trigo completo,

de maíz, de espelta...

¿Con cuál te quedarías para consumo diario?

Sobre todo, si vamos a hacer un consumo recurrente,

tendríamos que priorizar una versión 100 % integral.

¿Qué nos aporta el pan integral frente al de harinas refinadas?

Mayor fibra, mayor número de minerales,

pero, sobre todo,

importa en el efecto que tiene en el organismo.

El resultado final es un pan mucho más saciante

y que también la absorción de esos nutrientes es más lenta,

más paulatina, por tanto,

tiene un efecto menos agresivo en el organismo.

¿Vale la regla de la mano? Sí, está muy bien.

A lo mejor, en este caso,

por ser una "baguette", es un pelín más delgada,

podemos abrir un poco más la mano. Bien.

Si fuese una barra más ancha, tenemos que cerrar más los dedos.

Tampoco tenemos que tomarnos una gran cantidad de bocadillo,

sobre todo, porque luego

tenemos que pillar la verdura con muchas ganas.

Y rellenarlo de algo sano y rico.

Y, a ser posible, algo de porción proteica.

Algo de huevo, algo de pescado azul...

Eso puede venir bien.

Aquí tenemos de nueces y pasas y aquí multicereales.

¿Qué nos están aportando? Variantes en cuanto al sabor,

pero, nutricionalmente, lo que importa es la harina.

Hay gente que se deja llevar muy rápido

por panes que llevan semillas de amapola o de sésamo

como si eso fuese más saludable,

pero solo tienen un poco por la cobertura.

Preocupémonos por el ingrediente mayoritario, la harina.

¿Te confieso una cosa? Venga.

Una de esas no llega a casa hoy. ¿No?

Muy buenos días, Ileana.

En la Organización de Consumidores y Usuarios

habéis analizado los panes y las harinas

que se venden como integrales,

en muchos casos, que presumen de ser integrales.

Hola, Miriam.

Muchas veces, cuando la industria utiliza el término "integral",

es porque da imagen al consumidor de saludable, sano,

y realmente la legislación es clara:

solo puede llevar el término "integral"

cuando está hecho con harina 100 % integral o grano entero.

No debemos fiarnos tampoco del color o del aspecto,

porque puede engañar.

No hay que dejarse guiar por la vista

con panes muy oscuros, con corteza marrón

o incluso granos enteros de cereal.

Eso no significa que sea integral.

Hay que mirar la etiqueta, la lista de ingredientes.

¿Y si nos dice que ese producto

está hecho con harina integral y salvado qué quiere decir?

Pues que no es producto integral 100 %.

Tendrá un porcentaje y tendrá que identificarlo.

Para que sea integral 100 % tiene que tener el grano entero,

incluido el germen,

pero la industria aparta ese germen,

porque a veces tiende

a volver rancio el sabor de la grasa

y, además, acorta el producto,

con lo cual, si no hay germen, no es integral.

Para todo eso tenemos que estar muy pendientes

de lo que dice la lista de ingredientes.

¿Qué información nos da

el primer ingrediente que aparece en la lista?

¿Es el más importante? Eso es.

La lista de ingredientes va en orden decreciente.

El que aparece primero

es el que más presencia tiene en ese producto

y el último el que menos.

Y es obligatorio, según la legislación vigente,

poner expresamente el porcentaje de ingrediente que lleva.

Es una petición que hacemos desde OCU hace tiempo:

por favor, letra más grande, porque menos de 3 milímetros

es imposible la lectura

y, por tanto, difícil saber qué compramos.

Todo esto de leer bien la etiqueta

tiene mucha importancia con la pasta,

porque se elabora a partir de harina.

Claro, pero ni la pasta fresca ni la que no es fresca

no aplica la legislación del pan,

con lo cual el consumidor tiene que leer detenidamente

la etiqueta para saber si ese reclamo de pasta integral

es realmente 100 % o es un porcentaje residual.

Esto ocurre también con la bollería,

por ejemplo, con las galletas. Lo mismo.

No aplica la legislación del pan. Eso estamos pidiendo.

Es más, algunos fabricantes alegan que es integral

y vemos el listado

y tiene un exceso de grasa, de azúcar o de sal

y, por tanto, nos gustaría

que se prohibiera usar ese término de "integral",

porque es de todo menos saludable.

Energía nos aportan los cereales, pero también los frutos secos

y es tiempo de cosecharlos, porque estamos en otoño.

Mirad qué almendras tan hermosas

se cultivan en el corazón de Andalucía.

Estamos en la provincia de Córdoba, muy cerca de Córdoba,

en un pueblo que se llama Guadalcázar,

viendo una plantación de almendros de la variedad lauranne.

Se recolecta entre finales de agosto y primeros de septiembre.

La máquina esta abre un abanico

que recoge todas las almendras que caen.

A la misma vez hay unos tornillos finos

que recogen esa almendra y la despellejan.

El proceso es muy rápido porque se pretende

que con un solo operario se pueda recoger toda la finca.

¿Qué ocurre con esta almendra?

Es una almendra que se parte fácilmente.

¿Cuándo hay que recolectar?

Cuando haya un grado de humedad suficiente

y, cuando vibras el almendro, caiga toda la almendra.

¿Veis cómo se parte?

Si estuviera húmeda, se doblaría, no se partiría.

Este es el grado de humedad

en el que puedes almacenar el producto.

Tradicionalmente,

se recolectaba la almendra con fardos, con lienzos

y tirando la almendra con palos.

La máquina tarda unos 20 o 30 segundos en recolectar un árbol.

Pueden tener en torno

a los cinco o siete kilos de almendra cáscara por árbol.

Aquí, en Córdoba, es una almendra muy rica, muy excelente,

con muy buena calidad, con muy buen rendimiento,

y de las mejores que hay en España.

¿Qué voy a decir siendo cordobés?

Aquí veis los botoncitos estos,

esto ya son las almendras para el año que viene.

Se debe comer así, está riquísima.

Estoy mirando

el nivel de despellejado que tiene la almendra.

Aquí ya se puede almacenar,

pero previamente a este almacenado hay que secarlas.

En esa era se esparcen todas las almendras

y ya se secan con el sol y se llevan a la partidora,

donde hacen el proceso industrial de partir la almendra

y sacar el grano de la almendra, la pepita.

El agricultor viene con su mercancía,

se va hacia el camión, se recoge una muestra,

si está todo de acuerdo, la almendra pasa a unos depósitos,

y, posteriormente, pasa a la partidora.

En la partidora la rompemos, se separa la cáscara de la pepita,

lo mandamos al proceso

de clasificado, limpiado y envasado,

preparada para venderla.

La almendra les gusta a todos.

No he visto a nadie que pruebe una almendra

y diga que no le gusta.

Ileana, es curioso cómo subió el consumo de frutos secos

durante el confinamiento

y es un consumo que se ha mantenido más o menos hasta hoy.

Sí, el aburrimiento hizo que consumiésemos más frutos secos,

fue una buena opción, sigue siéndolo,

pero depende del preparado.

Siempre frutos secos crudos, a ser posible.

Segunda opción, que sean tostados.

Y tercera opción, y casi a evitar, fritos,

porque tienen exceso de grasa y de sal.

Eso respecto a los frutos secos que vemos,

¿pero qué me dices de esos que no vemos?

Esas famosas trazas, esa palabra que vemos en las etiquetas,

que no sé qué significa exactamente.

Es otra historia, y hay que tenerlo muy en cuenta,

sobre todo, si somos alérgicos,

porque, si compramos un producto que puede llevar o lleva trazas,

primero, que lleva trazas significa que tiene

menos de 10 miligramos por kilo de producto

y puede llevar en chocolates, salsas, cremas, cacaos...

Y es muy importante.

Si somos alérgicos, podemos tener una reacción alérgica,

aunque sea una mínima cantidad.

Por tanto, importantísimo leer la etiqueta.

Puede ser porque ha habido una contaminación cruzada.

En una máquina donde han hecho chocolate

han hecho también un turrón con almendra, se limpia,

pero a veces quedan residuos, las trazas.

Importante tenerlo en cuenta.

Estamos hablando de los frutos secos,

que son una buena opción de picoteo.

Las patatas fritas, que deberíamos descartarlas.

Luego tenemos las chips de verduras.

Aquí tenemos algunas.

Las verdes se elaboran a base de kale o espinacas.

Las moraditas son de patata violeta.

Después hay algunas que llevan chirivía, zanahoria, remolacha...

Respecto a esos chips tenemos una duda

que nos manda Montse, desde Barcelona,

que está interesada en saber

si son realmente tan saludables como parecen,

ya que están elaborados a base de verduras.

Bueno, es tendencia, se han puesto de moda,

pero verdura realmente no llevan.

¿Qué lleva sobre todo? Grasas.

De hecho, lleva la misma cantidad de grasa

que los frutos secos y las patatas fritas,

mucha sal, muchos nitritos, que hay que evitarlos,

y realmente verdura... El aspecto como mucho.

Además, imagino que no tiene nada que ver la grasa del fruto seco,

que es natural, con la de este tipo de productos, que es industrial.

Nada que ver.

Hay que evitar este tipo de grasa industrial

y decantarnos por los frutos secos, que tienen grasas insaturadas.

Si los llevamos al laboratorio,

veremos que tienen esteroles, omega 3, omega 9

y, por tanto, muy recomendable.

¿La cantidad diaria aproximadamente por adulto de media? 30 gramos.

Con eso vamos a tener

una alimentación rica, nutritiva y equilibrada.

Por tanto, adelante con todo tipo de frutos secos.

A ser posible, crudos.

Muchas gracias, Ileana. A vosotros.

Está claro que la salud entra por la boca

y, si queremos cuidarnos comiendo verdura,

pues vayamos a la huerta.

Allí hemos encontrado

un alimento campeón en fibra y vitaminas.

Es la reina de las dietas de adelgazamiento, la acelga.

Estamos en la huerta experimental del Parque Agrario de Fuenlabrada.

Como veis, estamos en un campo de acelgas.

La acelga autóctona de Fuenlabrada. Es única en la zona.

Es el fruto de muchos años de selección.

Os voy a cortar una acelga para que veáis cómo las cortamos.

Simplemente así. Las recolectamos en pencas.

Eliminamos las hojas que son feas.

Este es el tallaje y la estructura de la acelga de Fuenlabrada.

Esta acelga es muy voluminosa.

Lo que es la penca siempre es la misma, blanco marfil.

Esta acelga no tiene nada de hebra,

se puede consumir perfectamente.

Cogemos los trocitos. Con bacalao está delicioso.

Un verde intenso.

Podemos cambiar el color de la hoja en tres o cuatro años

haciendo la selección

cuando dejamos la planta para semillero.

Puede que cambie algo el sabor, pero tú no lo vas a notar.

Ni yo ni nadie.

Os enseño la semilla.

De cada granito salen dos o tres acelgas,

porque tienen tres o cuatro lóbulos de germinación.

Tenemos la modalidad de plantación por cepellón.

Quiere decir que esta planta

la semillamos directamente en bandeja.

Lo tenemos un mes en semillero,

luego lo pasamos a plantación en el campo.

Las dos variedades de plantación que se hicieron aquí

están hechas en el mismo día.

Cuando sembramos con semilla directa al suelo,

la raíz principal es más voluminosa, más fuerte,

y la planta va más fuerte,

mucho más vigorosa que la plantación por cepellón.

En 60 días sacamos la acelga.

De plagas tiene oruga y, sobre todo, pulgón.

-¿Qué tal, Ángel? ¿Funcionan los repelentes?

-Pues aquí estoy mirando y parece que sí.

Mira, está bastante limpia. -¿Estás usando el picante?

-Estamos usando extracto de chile. Bastante repelente,

para los pulgones y para el que lo echa también.

-Pero sabes que siempre hay que ponerse el EPI

para que no te acuerdes del producto luego.

La acelga la presentamos al consumidor como veis aquí,

en penca entera.

Te aguanta mucho más.

No es necesario casi meterla en refrigeración.

Y ya de paso os digo un truquito cómo se mantiene la planta bien.

Es meterla con un dedito en un vaso de agua

y te aguanta casi una semana erguida y rígida.

Más tiernas no pueden ir. Recién cortaditas.

Y llega a la mesa del consumidor en muy pocas horas.

Con ricas acelgas seguro que sale una estupenda tortilla.

Ya veréis la propuesta de tortilla más saludable

que nos espera en la cocina de Marta Verona.

Son platos para cuidar la salud y controlar el peso.

Un objetivo más fácil de alcanzar

si nos ayuda una experta en "coaching"

como Joana Fernández.

Empezamos con ganas.

Llega la primera semana y no tenemos el peso que deseábamos.

La siguiente semana nos volvemos a pesar

y tampoco tenemos el peso deseado.

Nos frustramos y nos dan ganas de tirar la toalla.

Hoy vamos a ver una técnica

para ayudaros a superar esta frustración

y para seguir adelante

con vuestro objetivo de perder peso.

Luego veremos sus consejos de entrenamiento mental

para perder kilos y ganar salud,

algo primordial en esta época de coronavirus.

Muy buenos días, doctor Fabiani, médico de familia de "Saber vivir".

Yo en Prado del Rey y tú en tu consulta de Sevilla.

Ojalá pudiéramos darnos un saludo en persona,

aunque fuera codo con codo.

Codo con codo no, ojalá pudiéramos darnos un buen abrazo,

porque eso sería señal de que esta pandemia

la tenemos controlada, pero, de momento, no podemos.

Fíjate, que lo de saludarse codo con codo,

que, al principio, no fue una mala idea,

sobre todo, evitaba que nos diéramos la mano,

fuente importante de contagio, ya avisó la OMS

de que cuidado con ese codo con codo,

porque para yo poder chocar el codo con alguien

tenemos que estar a menos de un metro

y tenemos que mantener siempre

ese metro y medio o dos de distancia,

así que, si voy por la calle o estoy en el trabajo

y me cruzo con alguien y lo voy a saludar, cuidado.

Tenemos que buscar la forma de saludarnos

sin acercarnos más de esos dos metros de distancia.

Menos mal, doctor Fabiani,

que para la gripe contamos con vacuna, como esta.

Ahora nos falta la del coronavirus,

porque habrá que ponerse las dos, ¿no?

Habrá que ponerse las dos cuando las tengamos,

porque estamos hablando mucho de la vacuna del coronavirus

y a alguien le puede dar la sensación

de que la vacuna la tendremos pasado mañana

y esto todavía va a tardar un poco.

Cuando llegue la vacuna tendrán que ponérsela, fundamentalmente,

las personas a las que se les recomiende.

Ya veremos qué pautas se dan en este sentido.

Tenemos que recordar

que la vacuna de la gripe se recomienda

a la población de riesgo, más vulnerable,

pero este año es especialmente importante,

porque tenemos que evitar llegar al otoño en una situación

en la que haya dos picos, el de coronavirus y el de gripe.

Prevenir al máximo la gripe nos puede ayudar a manejar

ese momento de incertidumbre y cierto colapso.

Hay que recordar que, como la vacuna de la gripe

no es todo lo eficaz que nos gustaría,

hay que mantener la distancia física,

lavado de manos y uso de mascarillas,

que, además de prevenir el contagio de coronavirus,

también ayuda a prevenir

el contagio de catarros, gripe y otras infecciones respiratorias.

Y si una persona se vacuna contra la gripe

antes de que llegue la vacuna del coronavirus,

¿es cierto que esta vacuna

puede debilitarnos frente al coronavirus?

Pues no, no es cierto.

Lo que podemos decir es que, a día de hoy,

no hay ninguna evidencia científica en este sentido,

a pesar de que se ha podido escuchar, rumorear...

Ante este tipo de mensajes, de bulos que corren por ahí,

Miriam, tenemos que sacar la señal de prohibido.

Prohibido creernos este tipo de informaciones no contrastadas.

Prohibido compartirlas,

porque podemos contribuir

a que estos bulos lleguen a otras personas.

Ni la vacuna de la gripe

me pone con más riesgos frente al coronavirus,

ni tampoco me pueden poner un chip al ponerme la vacuna.

Ya te adelanto que el chip no cabe por la aguja,

aunque no te lo creas.

Esa advertencia vale para todo el mundo,

pero, especialmente, doctor Fabiani,

para las personas más vulnerables frente a la covid.

La idea original de la vacuna de la gripe

no es tanto prevenir la gripe,

sino prevenir sus complicaciones graves.

Entonces, queremos evitar la gripe en las personas en las que la gripe

tiende a complicarse

y en las que puede producir incluso fallecimiento.

Por eso hablamos de grupos de riesgo

y solemos recomendar que la vacuna de la gripe

se la ponga la gente de más de 65 años,

las embarazadas,

que también tienen más riesgo de tener una complicación,

y las personas que padecen enfermedades crónicas,

enfermedades circulatorias, respiratorias,

las personas que tienen inmunosupresión...

En estas personas recomendamos esta vacunación,

que es tan importante sin abandonar esas otras medidas

que pueden ayudarnos a disminuir el riesgo de contagio.

Precisamente, los pacientes con una enfermedad del corazón

se han llevado la peor parte de esta pandemia.

Nos lo explica un prestigioso cardiólogo,

el doctor Julián Pérez Villacastín.

A raíz de la pandemia

acuden menos enfermos con infarto al hospital.

Hemos visto que el 30 % menos.

Probablemente, por miedo, porque son personas

que por primera vez notan síntomas que ellos no saben, o dudan,

y por miedo no vienen al hospital.

Y esto hace que, cuando vienen, vienen peor.

Hemos observado una mayor mortalidad en el hospital

una vez que los pacientes ingresan con un infarto.

En general, es un dolor opresivo, un dolor que los pacientes

se señalan con una mano en el pecho.

A veces se irradia a los brazos, o a la mandíbula,

incluso a veces a la boca del estómago,

y parece un corte de digestión.

La única forma de estar seguros de que no es un infarto

es realizando un electrocardiograma en ese momento.

Cuando alguien tiene los síntomas que hemos comentado

lo mejor es llamar al servicio de urgencias, al 112.

Existe lo que conocemos como "código infarto".

¿Qué quiere decir eso?

Que los servicios de urgencias

están perfectamente coordinados con los hospitales

y ya se está esperando al paciente cuando llega,

para que, inmediatamente,

se le pueda llevar a la sala de cateterismos,

porque el tiempo es fundamental para salvar miocardio y vidas.

Directamente relacionada con el corazón

está nuestra consulta médica de hoy, doctor,

porque hablamos de hipertensión arterial

y ahí va la pregunta del millón.

¿La pastilla para la tensión es para toda la vida?

Para toda la vida, depende.

Lo que sí es para toda la vida

es nuestro corazón, nuestros riñones,

que tenemos los que tenemos,

y tenemos que cuidarlos porque nos acompañarán siempre.

Una de las formas de cuidarlos

es controlar nuestra tensión arterial.

El tratamiento con medicación a veces puede ser temporal.

Te pongo un ejemplo: personas que sufren de obesidad

y tienen la tensión alta, muchas veces,

cuando logran controlar esa obesidad,

cuando pierden esos kilos que les sobran,

la tensión se regula y pueden abandonar el tratamiento.

Pues mira lo que nos pregunta Cristian desde Suecia.

Esa pregunta de Cristian lleva un poco de trampa.

¿Un poco de hipertensión?

La hipertensión la hay de más grados y menos grados,

¿pero un poco cuánta hipertensión es?

Y lo de "un poco de sal" cuidado,

porque para algunos un poco puede ser mucho.

Tenemos que recordar

que la sal en exceso no es recomendable para nadie,

tengamos la tensión alta o no,

debemos evitar el consumo excesivo de sal.

Es verdad que esto es especialmente importante

en personas que sufren de hipertensión.

¿Sabes cuál es la mejor forma de controlar y, por tanto, evitar

un exceso de sal en nuestra dieta? ¿Cuál?

Primero: quitar el salero de la mesa.

Ese salerito que nos tienta a añadir sal a las comidas;

Segundo: llenar nuestra cesta de la compra de productos frescos;

Tercera: evitar llenar la cesta de productos ultraprocesados,

que muchas veces en su elaboración

llevan más sal de la que podemos permitirnos,

por encima de nuestras posibilidades

de controlar la tensión.

Semáforo rojo a esos productos ultraprocesados,

que a veces llevan mucha cantidad de sal.

Ya hemos puesto el semáforo rojo,

¿pero a qué le ponemos el verde para prevenir la hipertensión?

Pues para prevenir, controlar y tratar nuestra tensión arterial,

esa tensión que nos preocupa,

esas cifras que no queremos que se eleven,

el semáforo verde se lo ponemos

a la realización de ejercicio físico.

Salir a caminar, a correr, montar en bicicleta, movernos,

que ayuda a controlar nuestra tensión arterial.

Vamos a controlar también el consumo de tóxicos al máximo,

evitar al máximo el consumo de alcohol y tabaco,

fundamental para controlar nuestra tensión arterial.

Vamos también a controlar nuestro peso,

evitando el sobrepeso, porque controlando nuestro peso

controlamos también las cifras de nuestra tensión.

Muchísimas gracias, doctor.

Para ayudarnos a controlar el peso y ganar salud,

atención ahora a los consejos de Joana Fernández.

Tomad muy buena nota.

Todos, en algún momento,

hemos decidido hacer una dieta para perder peso.

Empezamos con ganas.

Llega la primera semana

y no tenemos el peso que deseábamos.

La siguiente semana nos volvemos a pesar

y tampoco tenemos el peso deseado, nos frustramos

y nos dan ganas de tirar la toalla.

Hoy vamos a ver una técnica

para ayudaros a superar esta frustración

y para seguir adelante

con nuestro objetivo de perder peso.

¿Alguna vez te has propuesto hacer una dieta

para mejorar tu peso y sentirte mejor?

-Sí.

He intentado comer un poco menos.

Y dejar de comer pan.

Guarrerías, comida basura...

Sobre todo, he pensado en hacer ejercicio.

Un poco más de verdura, nada de bollería...

¿Has sentido en alguna ocasión

que no lograbas ese objetivo que te planteabas?

-Sí, claro.

-¿Y qué pensabas en ese momento?

-No voy a poder, no soy capaz. ¿Por qué?

Sentía que estaba perdiendo el tiempo.

Termino volviendo a comer, porque no me gusta hacer dieta.

Dejar de comer me cuesta mucho.

Hago muchos sacrificios y no veo los resultados tan rápido.

Cuando tenemos un pensamiento

que nos repetimos varias veces en nuestra mente

se convierte en una creencia y ese tipo de pensamiento negativo

es una creencia limitante, que no nos deja avanzar.

¿Qué podrías decirte a ti misma para lograr este objetivo?

Me diría a mí misma: "Soy capaz y puedo lograrlo".

Tengo que cerrar el pico y hacer más deporte.

Cuestión de tiempo y de hábitos saludables.

Bien, para recordarlo te propongo hacer una técnica

que te ayudará a conseguir ese pensamiento positivo en ti.

La técnica es muy sencilla.

Consiste en escribir

ese pensamiento negativo que te frustra.

Bien, ahora, por favor, tacha ese pensamiento.

Y pon debajo el pensamiento que te potencia.

Finalmente, escribimos los beneficios

que te aportaría llegar a esa dieta y a ese peso que tú deseas.

Te propongo lo siguiente: coloca ese letrero

en un lugar en el que lo puedas leer todos los días.

Lograremos quitar ese pensamiento que no nos deja avanzar

y vamos a potenciar

el que nos da ese ánimo y esa motivación

para lograr lo que tú quieres.

¿Te parece? -Sí.

Tenemos que imaginar

que en nuestra mente están los dos pensamientos luchando

y tú eres el árbitro que decide quién quieres que gane.

Escribe ese pensamiento que te limita, táchalo,

y escribe esa frase que te motiva

y entrena tu mente todos los días leyendo esa frase

y conseguirás tener ese peso que tú deseas.

¿Sabes qué, Marta? Dime.

Que, en la dieta como en la vida,

dicen que el primer paso para conseguir un objetivo

es la fuerza de voluntad, pero te digo

que con la tortilla de patatas eso se nos hace cuesta arriba.

Pero no pasa nada porque, si tenemos motivación,

hasta a una buena tortilla nos podemos resistir.

Eso sí, como todo, hay tortillas y tortillas.

Claro, más grandes, más pequeñas, la española, la francesa,

que ya hemos dicho aquí

que es más bien española, antes que francesa.

La tortilla que conocemos como tal es tortilla española.

La francesa es la que lleva pimienta, perejil fresco,

un poco de cebolleta... Cosas muy ricas.

A mí la que me gusta es la tortilla de atún.

Qué buena. Esa sí que es francesa,

como también la que lleva espárragos trigueros.

Pero nosotros lo que hacíamos en España era fritada de huevos,

así la llamábamos,

era una tortilla, pero le metíamos más cositas,

como queso, panceta...

Y, cuando se descubrió el Nuevo Mundo,

le introdujimos patata.

¿Y a quién no le gusta la tortilla de patata?

Pues no sé, pero se puede hacer más saludable.

Vamos a explicar la versión clásica,

a la que nos cuesta resistirnos cuando estamos a dieta.

Esta tortilla a nuestra salud no le gusta tanto

porque tiene mucha sal y tiene mucha grasa, mucho aceite.

¿Qué pasa con esta patata? Que prácticamente la confitamos.

La echamos en aceite de oliva,

que, además, lo ponemos flojito al principio,

para que se nos poche la patata y luego lo subimos.

Pues es una esponja de aceite.

La patata es estupenda, es un tubérculo maravilloso,

pero no tiene mucha fibra.

Vamos a mejorar esta receta, vamos a ponerle fibra y sabor.

¿Cómo es la versión saludable de Marta de la tortilla de patata?

Hemos hecho dos cambios principales.

Uno: los ingredientes. Dos: el método de cocinado.

Venga.

Ingredientes, hemos enriquecido la receta,

porque, además de patata, tenemos calabacín y cebolla.

Muy bien.

La hemos enriquecido, tiene más saborcito,

y eso nos ayuda a echar menos sal.

Y, en segundo lugar, hemos cocinado todas las hortalizas al vapor.

¿Y cómo lo has hecho?

El microondas, que me encanta y tenemos casi todos en casa,

si no, al vapor normal y corriente.

Lo hemos cocinado al vapor.

Cortamos muy finitos la patata y el calabacín.

Lo cubrimos en un recipiente apto para microondas.

Cocinamos durante seis minutos. Perfecto.

Se cocinará con la propia agua del alimento.

Se cocina en poco tiempo

porque el microondas calienta de dentro hacia afuera.

Y ya lo tenemos.

Pero para darle el toque estrella "Saber vivir"

voy a daros un truquito que me encanta.

Es que a mí ese sabor de la patata crujiente...

Que nos falta en el microondas, es verdad,

pues vamos a coger nuestras hortalizas al vapor,

y las ponemos en una sartén

con una gotita de aceite de oliva virgen extra.

Las salteamos y se dorarán con mucha facilidad.

Y luego las mezclamos con huevo y tenemos esta maravilla.

Por fuera es preciosa y tiene muy buena pinta,

pero a ver por dentro.

Vamos a ver aquí este corte.

Por cierto, Marta, mientras nos enseñas el corte.

Tú, ese dilema de cebolla sí o no en la tortilla de patata, ¿qué?

Yo lo tengo clarísimo. Mira, voy a sacar esto.

Qué rico, Miriam, por favor.

A mí es que me gusta jugosa por dentro.

Mira qué rica.

Yo siempre con cebolla,

más que nada porque enriquecemos la receta,

porque le estamos poniendo más fibra, verdurita y sabor,

que nos ayuda siempre a reducir la sal.

Pues ya tenemos ganas de probar esa tortilla.

Tortillas de primera también hay en cada región de España,

porque tenemos un país lleno de buena gastronomía

y en el Principado de Asturias

hay un plato protagonista con mayúsculas,

la fabada asturiana.

La fabada es el plato estrella de la cocina asturiana,

¿pero cuáles son los pasos

para elaborar la receta tradicional?

¿Es imprescindible echar verdura?

Hemos quedado con un experto que nos resolverá todas las dudas.

Buenos días, Óscar.

-Esteban, buenos días. Te estaba esperando.

-Me han contado que en fabada eres un experto,

que me puedes resolver todas las dudas.

-Casi todas.

Te enseño cómo la hacemos aquí.

¿Cuáles son los ingredientes de la fabada asturiana?

-En primer lugar, la fabe y el compango,

que consiste en el chorizo asturiano,

la morcilla asturiana, tocino salado

y la panceta salada.

Luego tenemos un poco de verdura, el pimentón, el azafrán,

un poco de ajo, sal y aceite.

-¿Estamos ante los ingredientes de una auténtica fabada asturiana

o hay mucho debate respecto a eso?

-No, hay mucho debate, desde luego, porque, tradicionalmente,

la verdura no se usa para una fabada.

A nosotros nos ayuda a suavizar un poco el sabor de la fabada,

porque el compango tiene mucha fuerza

y no a todo el mundo le gusta tan fuerte la fabada.

-¿Fabe asturiana es solo el nombre

o es que realmente viene de Asturias siempre?

-No, la fabe es asturiana de origen.

Cualquier cosa que no sea de Asturias

es otro tipo de alubia.

-La elaboración de la fabada no empieza al encender el fogón,

empieza mucho antes.

-Empezamos el día anterior, poniendo la fabe en remojo,

mínimo 12 horas.

De ahí sacamos la fabe,

que ha cogido toda la humedad del agua

y ha aumentado el doble de su volumen.

Bueno, en primer lugar, añadimos el compango,

tocino, panceta, morcilla...

Echamos también mantequilla, que le da suavidad.

Y el resto de las verduras.

Lo ponemos a cocer a fuego vivo durante 20 minutos

y luego bajamos a fuego lento.

Aquí tenemos la fabe.

Está prohibido meter una cuchara o cualquier cosa para remover.

Esto simplemente con cariño se va removiendo

y, si le falta caldo,

vamos añadiendo un poquito de caldo de ave,

para que la fabe no se quede seca, porque, en cuanto se queda seca,

la fabe se empieza a romper.

-La verdura entra entera. -Entra entera...

-Y sale entera. -Pero trituramos.

Sin intentar remover las fabes para que no se rompan.

¿Cómo sabemos que una fabada está en su punto?

-Pues está en su punto

cuando se deshace contra el paladar.

No hay que masticar, no tenemos que notar nada duro,

ni siquiera la piel.

Vamos a probarla a ver el resultado.

-Adelante.

Espectacular.

Después de un delicioso plato de fabada asturiana,

a ver qué postre se te ocurre. Pues venimos de Asturias.

Mira que está rica la leche de las vacas con esos pastos.

Os he traído un arroz con leche más saludable,

estilo "Saber vivir".

¿Cómo es ese arroz con leche más saludable?

Pues a mí me tiene maravillada, porque utilizamos arroz integral,

que incorporamos fibra, y a mí me preocupaba

que, usando arroz integral, no salga tan meloso como nos gusta,

pero el truco es mover mucho el arroz con leche

cuando lo estamos cocinando,

porque así el arroz suelta el almidón.

Y así hacemos también ejercicio mientras cocinamos.

En segundo lugar, para usar menos endulzante,

utilizamos leche sin lactosa.

A mí este truco me encanta,

porque cuando la leche es sin lactosa hemos separado

las piezas del puzle que forman la lactosa,

glucosa y galactosa.

Como la glucosa está libre, nos da sensación de más dulzor aún.

Y luego también incorporamos un montón de aromáticos.

Tenemos naranja, limón, canela.

Fijaos, esto ya lo hemos dicho alguna vez, pero lo repetimos.

La parte blanca que tienen los cítricos

se llama albedo.

Tenemos que intentar no echarlo en la leche cuando aromaticemos,

cuando ponemos la piel de la naranja

en la leche no vamos a echarlo porque amarga.

Entonces, hemos hecho el ejercicio contrario

y tendríamos que echar más azúcar.

Y en este caso hemos endulzado con estevia.

¿Por qué no hemos usado dátiles?

Porque iban a alterar el color del arroz

y también es muy importante que a la vista

los alimentos nos parezcan similares.

Hemos utilizado muy poca

porque hemos endulzado con otras estrategias.

Como siempre no dejas de sorprendernos

con esos postres saludables.

Ya has dicho que Asturias es tierra de vacas lecheras,

pues también lo es de manzanos, porque es la fruta de la sidra

y con esta fruta tiene que ver la consulta de hoy

en nuestras redes sociales.

Stefy, amiga de "Saber vivir", nos sigue desde Nantes, Francia.

Me encanta, qué casualidad que viene de Francia.

Voy a darle un ejemplo muy claro:

la tarta Tatin, que es una tarta francesa.

Marie Tatin la hizo sin querer, además,

porque ella ponía el hojaldre, encima la manzana y la horneaba.

Un buen día se confundió y puso primero la manzana y dijo:

"¿Qué hago ahora? Pues pongo el hojaldre encima".

Como consecuencia la manzana

se cocinó en el horno en su propio jugo,

liberando sus propios azúcares y autocaramelizándose.

Entonces, te propongo que hagas una tarta Tatin.

Siempre que utilices manzana, la cocines en los postres,

porque tiene mucho azúcar, mucho sabor, y así se concentra.

Pues muy atentos todos, porque sobre el azúcar, el café

y otros alimentos controvertidos

vamos a hablar enseguida con el autor de este libro,

"¿Qué comes? Ciencia y tecnología para resistir",

del doctor Martínez González.

Y dice textualmente lo que nadie se atreve a decir

sobre los oscuros intereses de la industria en la salud.

En "Saber vivir"

sí tenemos muy claro cuál es el camino para estar sanos.

Pues lo dice él,

el camino para estar sanos es la ciencia, conciencia,

con dos caminos.

En primer lugar, vamos a comer bien

y, en lugar de preocuparnos tanto por las calorías,

hagamos ejercicio y movámonos un poco.

Di que sí.

A practicar deporte nos va a animar David Marchante,

entrenador personal.

Lo explica así de bien y por eso triunfa en redes sociales.

Muy buenas. ¿Qué tal?

¿A cuántos de vosotros os gustaría retomar

vuestro entrenamiento después de un verano

en el que a lo mejor no te has movido lo suficiente,

no has entrenado mucho. ¿Te gustaría?

Mi nombre es David Marchante.

Soy graduado en Ciencias del Ejercicio.

Vengo a ayudarte porque hoy te traigo una rutina de ejercicios

en la que, independientemente de cuál sea tu nivel,

de qué edad tengas,

podrás entrenar tu tren inferior en casa.

Para hacer este entrenamiento simplemente cogemos

un sofá, una silla o cualquier objeto parecido.

La tengo preparada.

Vamos a hacer las clásicas sentadillas,

pero vamos a hacerlas para sacarle mucho más partido.

Nos sentamos en la silla

y el trabajo consiste simplemente en levantarnos y sentarnos.

Tenemos que intentar

que las rodillas no entren hacia dentro.

Tenemos que ser conscientes de que las rodillas

se mantengan alineadas con la puntera del pie.

Supongamos que eres una persona que ya tiene más experiencia

y no te hace falta esta silla.

Haremos la sentadilla profunda sin sentarnos en ningún sitio.

Vamos a hacer ahora este ejercicio,

pero para personas que estáis mucho más avanzadas.

Para ello vamos a hacer la sentadilla a una pierna.

Si ves que pierdes el equilibrio o que te cuesta,

puedes apoyar los brazos,

pero el objetivo va a ser ir quitando los brazos

e ir haciendo un trabajo mucho más intenso.

¿Qué beneficios obtenemos de todo esto?

El primero: vas a mejorar mucho tu salud,

te notarás más ágil, más fuerte,

notarás que no te cuesta tanto desplazarte, subir escaleras...

Eso es espectacular.

Vas a mejorar tu estética, te vas a ver mucho más firme,

y, por supuesto, mejorarás tu salud,

tu fuerza, tu funcionalidad y vitalidad en tu día a día.

¿Lo probamos?

Voy a ponerte un reto y es que dentro de dos días

repitas exactamente esto que te he contado hoy,

pero que trates de superarte un poquito.

Vamos a hacer alguna repetición más,

alguna serie más.

Subiremos un poquito la intensidad y seguiremos avanzando.

Seguiremos progresando.

Me encantaría que nos busques por redes sociales

y nos digas qué te ha parecido y si lo has cumplido.

Ya lo hemos dicho, ejercicio físico y una correcta alimentación

para tener buena salud.

¿Y qué es una correcta alimentación?

Nos lo aclara hoy el doctor Miguel Ángel Martínez González,

autor de este libro:

"¿Qué comer? Ciencia y conciencia para resistir".

¿Resistir el qué, doctor?

Hay que resistir la presión de la industria alimentaria,

de ciertos sectores de la industria alimentaria,

que tratan de manipularnos

y, a veces, la población no es consciente,

se deja engañar.

Y hay que saber resistir y para eso hace falta información.

En segundo lugar, resistir la pandemia de coronavirus,

que está produciendo un daño sanitario sin precedentes.

Desgranaremos esas informaciones.

Para empezar,

algo que nos ha llamado mucho la atención de este libro,

y es que habla del uso tramposo de la palabra "moderación"

en muchas dietas de adelgazamiento

o dietas que se presentan como saludables.

Tendría que decirse "limitar" o "reducir"

la ingesta de ciertos alimentos que se ha demostrado

por la mejor epidemiología que son dañinos.

¿Como por ejemplo? Los cárnicos procesados,

que la OMS dijo que eran cancerígenos,

o las bebidas azucaradas.

Aquí no tendríamos que hablar de moderación, ¿no?

No, hay que hablar de reducción o de eliminarlos.

Otra mentira: el café es peligroso

porque sube la tensión y causa adicción.

Esto es rigurosamente falso.

La mejor evidencia científica y más reciente demuestra

que consumir tres o cuatro tazas al día de café

reduce la mortalidad prematura, la cardiovascular,

la mortalidad por cáncer y también reduce la diabetes.

Otra mentira que se nos ha dicho mucho:

hay que consumir leche tres veces al día.

Esto no es necesario para tener una dieta sana,

esto viene de los excedentes lácteos que tenían en EE. UU.,

que no sabían cómo darles salida

y entonces pusieron los lácteos como paradigma de salud.

Cuando se hace una buena investigación epidemiológica,

hay resultado buenos y malos. Dan una de cal y otra de arena.

¿De qué otros alimentos podemos obtener calcio?

Tienen calcio las espinacas, los higos secos, las alubias,

las almendras, las avellanas...

Todos fuentes de calcio alternativas.

Y también la dieta mediterránea permite un poco,

no en grandes cantidades, de yogur y de queso.

Otra mentira que se nos ha repetido mucho:

nuestro cerebro necesita azúcar, por eso debemos endulzar la comida.

Pues esta es una de las trampas

que hacen algunos sectores de la industria alimentaria,

porque una cosa es el azúcar natural

que está en una pera, una cereza, en un melocotón,

que está en una fruta en su matriz natural,

y eso no tiene ningún problema, es más, es muy sano,

y otra cosa son los cristalitos de azúcar,

que es algo barato, que vende, que engancha al consumidor

y que se añade en grandísimas cantidades

a los productos ultraprocesados

y que ha ido creciendo en paralelo a la obesidad.

Se ha triplicado en los últimos 50 años

el consumo de azúcar en la población mundial.

Esta otra mentira está relacionada con el alcohol:

la cerveza es una bebida saludable y rehidrata el organismo.

Pues esto es un error.

Decir, por ejemplo, que lo mejor para rehidratarse

después de hacer deporte es la cerveza.

La cerveza tiene alcohol.

La principal fuente de alcohol en la población española

es la cerveza, el alcohol inhibe la hormona antidiurética,

el alcohol aumenta la diuresis y, por tanto, deshidrata,

y, además, quien más deporte hace en España es la gente joven

y sus principales causas de muerte,

el suicidio, los accidentes de tráfico y el cáncer de mama,

están relacionados con el alcohol, luego esto es un error.

¿Qué tenemos que comer y beber para tener una buena salud?

Pues ahora mismo,

con una pandemia como la que estamos padeciendo,

es muy importante tener un patrón alimentario

que en su conjunto sea completo.

Frente a la infección viral

se ha visto el papel de la vitamina D.

La vitamina D se ha demostrado

y tenemos la evidencia más rigurosa.

Reduce infecciones virales similares a la del coronavirus.

Por tanto, es fácil pensar que un abastecimiento suficiente

de vitamina D en nuestra dieta

o tomando el sol 10 o 15 minutos al día

nos puede proteger de la infección o de que esta tenga un curso grave,

pero los que trabajamos en epidemiología en la nutrición

pensamos que es mejor el patrón alimentario en su conjunto,

como una orquesta sinfónica, que no necesita un solista,

sino que necesita que todos los violines, el coro, etc.

esté muy bien conjuntado.

Y eso es lo que da el patrón alimentario mediterráneo,

que, además, hemos demostrado en el Grupo Predimed

que tiene carácter antiinflamatorio.

El peligro del coronavirus es desencadene

una tormenta inflamatoria y eso es lo que da más gravedad

y todo esto, si uno tiene un patrón alimentario suficiente,

y, si mantiene el peso corporal saludable,

que hay mucho sobrepeso y obesidad,

eso nos va a hacer resistir mejor al coronavirus.

¿Y qué beber? Pues se habla mucho de hidratación.

Sí. ¿Qué significa "hidros" en griego?

No significa refresco de cola, ni cerveza, significa agua.

Más claro el agua, doctor. Muchísimas gracias.

Gracias a vosotros.

Aprovechemos lo mejor que tenemos en España,

los platos saludables y la naturaleza,

que ya se ha vestido de otoño.

Salid de casa y disfrutad yendo

a destinos tan saludables como el de hoy,

Rascafría, en la sierra de Madrid.

Allí nos vamos.

Hasta el domingo que viene. Cuidaos mucho.

Mira, Toñi, estamos aquí, frente al ayuntamiento.

-Un ayuntamiento muy bonito. -Sí, es de estilo neomudéjar,

de principios del siglo XX

y hasta finales de los 70, principios de los 80

fue la escuela.

Allí pone "escuela de niños" y "escuela de niñas".

Estamos al pie del río Artiñuelo, que ahora viene con muy poca agua,

porque en verano no ha llovido,

pero luego viene un caudal estupendo.

La atraviesa el Artiñuelo, tiene 18 puentes.

Somos 1.670 habitantes. Es muy bonito, pero yo siempre digo

que lo mejor de mi pueblo es el entorno.

Tenemos desde rutas muy cortitas de cinco minutos,

que vamos a hacer ahora una muy bonita,

el Bosque de Finlandia, hasta podemos subir

al Puerto de Cotos o el de Morcuera.

Las hojas de los árboles, qué bonito.

-Qué paz, qué tranquilidad te da. -Totalmente.

Y eso es lo que busca el visitante, ¿verdad?

-Eso es lo que viene buscando, la paz, la tranquilidad, la calma,

el evadirse de los problemas que todos tenemos.

Abetos del norte de Europa,

en concreto de la zona de Finlandia.

Es uno de los motivos

por los que se llama Bosque de Finlandia.

Escucha la paz de nuestras hojitas.

Eso es un paseo cortito, menos de media hora.

El tiempo que quieras invertir. Tenemos unos bancos también.

Y ahora te voy a mostrar

el Real Monasterio de Santa María del Paular.

Mira qué belleza. -Es precioso.

Está rodeado de montañas. -De montañas, de vegetación...

-Me voy a ir a visitarlo. -Disfrútalo.

Encantada. Gracias por todo. -Muchísimas gracias.

Y aquí, concretamente, en el monasterio,

Juan I, el hijo de Enrique II,

puso la primera piedra el 29 de agosto de 1390.

El 29 de agosto pasado ha hecho 630 años

que se puso la primera piedra.

-¿Dónde estamos ahora? -En el jardín del claustro,

un lugar privilegiado. -Invita a la calma.

-Sí, a la paz y tranquilidad. Es un destino saludable.

Precioso.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 04/0/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 04/0/20

04 oct 2020

En este programa hablamos de la prevención de la gripe y de la campaña de vacunación de este otoño con el doctor Fabiani. Aprendemos cómo mantener a raya la hipertensión, las claves para identificar un producto realmente integral y las mejores opciones de aperitivo. Visitamos Pontevedra con el actor y humorista David Amor y el entrenador David Marchante nos enseña a entrenar el tren inferior en casa. Desmontamos mitos sobre alimentación y descubrimos que preparar una tortilla de patatas y un arroz con leche saludables es posible y mucho más fácil de lo que piensas. ¡Dale al play!

ver más sobre "Saber vivir - 04/0/20" ver menos sobre "Saber vivir - 04/0/20"
Programas completos (430)
Clips

Los últimos 3.453 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios