Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5805866
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 28/02/21 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidas a "Saber vivir".

Ya queda menos para llevar los platos a la mesa,

pero ¿tenéis claro qué comer y en qué cantidad?

Atentos al método del plato para hacer buenos menús

que sacian sin engordar.

Si toca verdura, puede ser brócoli,

que tiene fama de superalimento, como otros alimentos.

Ya veremos si es verdad.

Y si toca pollo, ¿sois más de pechuga o de muslo?

A ver cuál elige Marta en su cocina de hoy

y su versión más saludable de la tarta de la abuela.

Igual de dulce, sí, pero sin nada de azúcar.

Revisaremos también la despensa para ver cómo andamos de conservas

y si se pueden consumir

pasada la fecha de consumo preferente.

Y como ahora lo preferente de verdad

es frenar el coronavirus, no os perdáis la consulta médica,

os aclaramos qué mascarilla es mejor,

incluso si ya eres una de las personas vacunadas.

Ya veréis cuánto aprendemos en este saludable domingo.

Y nos vamos al cole de la huerta porque tenemos clase de coles

y menudas coles.

Pues estamos en Cocentaina,

en la provincia de Alicante y lo que hacemos en esta zona,

que no hay grandes bancales, grandes extensiones,

son policultivos, en minifundio.

Y la reina del invierno son las crucíferas,

lo que son la familia de las coles.

En la familia de las coles hay plantas

que aprovechamos sus hojas y otras que aprovechamos

lo que es la flor, la inflorescencia.

En este caso, la coliflor, que podéis ver aquí,

aprovechamos lo que es la inflorescencia de la flor

antes de que esté madura y que abra, lo que hacemos es aprovecharla.

Estamos buscando brócoli.

Lo que hacemos aproximadamente cuatro dedos de tronco.

Le cortamos los dos milímetros que hay de piel, de corteza,

y lo hacemos como queremos, está muy bueno.

Aquí tenemos la romanesco,

que al igual que la coliflor,

aprovechamos lo que es la flor

y así tenemos una col más

para nuestra cesta-escaparate de coles.

Como podéis ver,

aquí tenemos dos ejemplos de lo que son crucíferas de hoja.

Tenemos a un lado la col rizada

y al otro lado la col lisa.

Esta es col rizada.

El cogollo, al contrario, de manera diferente a la coliflor,

son hojas.

Aquí a mi lado tenemos la col lisa.

Tiene el ciclo algo más corto que la rizada,

se cosecha un poco antes,

se ha desarrollado más rápido, con lo cual está más grande.

La col lisa se puede aprovechar muy bien tanto para ensalada

como para rehogar, cocinar, para hervidos, incluso al horno.

Y la col rizada, que la hoja es algo menos tierna,

se gasta más para cocinar.

La col kale, se aprovecha también la hoja.

Aquí la vamos cosechando escalonadamente.

Tienen lo que es acrecentadas las mismas vitaminas y minerales

que las coles, pero más acrecentada.

Hay mucha gente que les gusta y la utilizan

para aprovechar todas sus propiedades en jugos.

Aquí tenemos la col lombarda,

de la que también aprovechamos lo que son las hojas.

La col lombarda también se presta muy bien a comer cruda.

Y ahora vamos a ver el colirrábano,

del que aprovechamos lo que es el tallo,

muy parecido al nabo, y para cocinarlo lo pelearíamos

y lo utilizaríamos en ensalada, crudo, o cocinado, al horno.

Bueno, cultivamos una variedad que es la colirrábano morada.

A la cesta va.

Entre diferentes propiedades,

diferentes maneras de cocinar: en crudo, en hervido, al horno.

Diferentes formatos, en diferentes tamaños.

La gente puede apreciar o puede ver que las coles

también pueden entrar perfectamente en lo que es la cocina.

Las personas sabemos que alimentándonos bien

y nutriendo bien el cuerpo, estamos preparados para todo.

¿Y con qué col nos quedamos de esta bonita familia?

Pues no sé, yo igual me quedo con el brócoli,

que mira que se ha puesto de moda porque tiene fama de superalimento,

igual que otras coles, Ileana, como el bimi o como el kale.

Sí, pues con nombres muy exóticos, el Keil, el Vimi,

y por eso le ponemos la etiqueta de superalimento.

La recomendación de OCU, consumamos verdura, que hay que consumirla,

pero si es más económica, mejor.

Por ejemplo, el repollo más económico que esos productos,

igual de superalimento o de una superalimento.

Y si también la queremos comprar congelada,

más económico todavía, mismas propiedades nutritivas.

Es que lo verde vende.

Pasa, por ejemplo, con los superbatidos verdes.

Sí, otro superalimento.

Hombre, pues es sano porque lleva verde,

porque lleva verdura,

pero de ahí a superalimento, con superpropiedades,

va un largo trecho.

Este tipo de batidos de smoothies ni desintoxican ni adelgazan.

Pues a esa moda se han sumado también otros alimentos

que son precisamente verdes,

como las infusiones y como el té verde.

Pues igual de saludable es el té verde

que otros colores de té,

pero de ahí también, aunque desintoxiquen,

depuren y hagan mil maravillas como adelgazar,

pues no, y además una cosa, el té tiene teína,

con lo cual hay que consumirlo con mucha moderación.

Seguimos con otro alimento verde, 100% verde en este caso,

que es el aguacate.

Sí, el aguacate es muy buen alimento.

De hecho, muchos nutricionistas recomiendan su grasa,

pero también hay que consumirlo en dieta equilibrada.

No es ningún superalimento, no cura nada,

pero con una medida adecuada, se puede consumir.

Fíjate, Miriam,

que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria

respecto a todos los superalimentos,

no valida el 80% de las propiedades que dicen tener los fabricantes

y productos de muchos de estos superalimentos.

Con lo cual, cuidado con esas publicidades.

Hablabas de la grasa del aguacate

y hay otro vegetal cuya grasa también tiene fama

de ser muy saludable, la leche de coco.

Sí, que de leche tiene poco,

porque solo se le puede denominar leche

a la que se extrae de la ubre de un animal.

Por tanto, lo que estamos teniendo es la pulpa de coco,

que la trituramos y de ahí esa denominación de leche,

como puede pasar por la leche de avena, la leche de soja,

todo este tipo de productos.

Pues, efectivamente, esta leche de coco es un producto sano,

pero hay que consumirlo también en su justa medida.

Es muy utilizado en repostería

porque endulza, no tanto como la leche,

pero tiene grasa saturada,

que eso ya nos gusta un poquito menos,

con lo cual mirar todos aquellos productos

que lleven leche de coco

y comprobar en la etiqueta que no lleve, azúcar añadida.

El coco nos suele llegar de fuera,

como muchas otras frutas también exóticas,

que también se han puesto muy de moda

porque tienen fama de ser supernutritivas.

Pues tan supernutritivas como la fruta local, Miriam.

Y de hecho nosotros somos muy fan de la fruta local.

Primero, porque hay que tomar productos de aquí,

de nuestra tierra,

porque, además, si los tomamos de temporada

son muchos más económicos, están en pleno apogeo,

con lo cual están muy ricos,

y también porque dejan menos huella de carbono.

Si trasladamos y cogemos productos del otro lado del mundo,

pues desde luego el medio ambiente se va a resentir

y no es lo más adecuado.

Si queremos consumir frutas exóticas,

también se cultivan en España, así que puede ser una buena opción.

Pasa con las frutas exóticas que suelen venir de fuera

y también, por ejemplo, con la quinoa, muy de moda.

Sí, muy de moda, es muy buen alimento, efectivamente.

Tiene una proteína de muchísima calidad,

pero también es más cara que otras semillas.

¿Y por qué no, por ejemplo, tomar lentejas,

que son igual de nutritivas, de saludables, de aquí de España,

y además mucho más económicas?

Hay que comer alimentos que sean saludables

y lo cierto es que tenemos mucho donde elegir.

Con Aitor entramos hoy en un mundo maravilloso,

el mundo de las semillas.

(Música)

Mira que hay variedades de semillas.

Bueno, pues me dicen aquí que las que más se está vendiendo

ahora mismo es esa, semillas de calabaza.

Pues mira, no me extraña porque es una de las semillas

que tiene más cantidad de proteína.

Y como ahora estamos un poco con la moda de la proteína,

me parece esperable.

Estas semillas que estamos viendo, por diferentes que sean,

¿comparten algo? Claro que sí.

Mira, hay que tener en cuenta que son alimentos muy concentrados

porque son una vida en potencia, de ahí va a salir una planta.

Entonces tiene que tener muchos nutrientes. ¿Qué destacan?

Fibra y minerales, sobre todo,

algunas tienen más cantidad de proteína

y también aceite.

De hecho, de algunas semillas se pueden sacar

incluso algunos tipos de aceite,

como las semillas de girasol y su aceite de girasol.

Eso sí, cuando hablamos de semillas

recomendamos siempre tomarlas enteras,

que están protegidas con todos sus antioxidantes,

con toda su matriz.

No es igual de sano tomar aceite de semillas suelto

porque está refinado y ya no tiene todos los compuestos saludables

que tendría la semilla entera.

Mezcla de semillas tostadas.

¿Te parece una buena preparación?

Lo es, lo es. Ten en cuenta que la semilla está protegida.

Entonces es difícil acceder a esos nutrientes.

Hay que hacer alguna técnica, lo mejor que podemos hacer,

masticarlas, pero también mediante el tostado

o mediante el remojo podemos conseguir

que sean todavía más accesibles

y entonces que le saquemos todo el partido.

Eso pasa, por ejemplo, con la chía.

Sí, cuando la pones en remojo, suelta un tipo de fibra

que se llama mucílago.

Es una sustancia muy saciante.

Si tú te tomas una mañana un pudín de chía,

va a ser uno de los desayunos más saciantes que puedes tomar.

¿Tendríamos que incluir diariamente las semillas en nuestra dieta?

Sería una buena idea.

De hecho, te voy a demostrar que no es tan difícil

como piensa mucha gente. Aquí tenemos las semillas de sésamo.

Hay sésamo tostado, hay sésamo negro también.

Y se puede utilizar, por ejemplo,

en pasta de sésamo, el tahini, para hacer un hummus.

Tenemos las semillas de cáñamo,

también tienen un buen aporte de proteínas.

Se usa mucho en dietas para deportistas, para batidos.

Hay dos que tienen una gran cantidad de Omega 3:

la semilla de lino y la semilla de chía.

Y aquí tenemos una que me recuerda a panadería y repostería,

que son las semillas de amapola,

que son las más pequeñitas. Son muy chiquititas.

De hecho, cuando las vemos en el pan vemos que hay muy pocas.

Esa es la característica de los panes de semillas,

que en realidad su mayor aporte sigue siendo la harina.

Entonces no nos dejemos llevar y creer que un pan es mucho más sano

porque lleve unas pipas por encima.

Simplemente un toque diferente.

Y como ocurre con los frutos secos,

¿aquí la reacción correcta

de semillas sería la que te cabe en el puño?

Aquí no utilizaremos esa referencia.

Va a depender, sobre todo, de la receta.

José María, me estoy dando cuenta de que el mundo de las semillas

da para mucho y algunas no las conocía yo de nada.

Por ejemplo, alcaravea.

En la cocina madrileña, por ejemplo,

se utiliza mucho para los callos. ¡Anda!

Así que las semillas también se utilizan para aromatizar,

como el anís estrellado.

El que tiene la semilla más bonita.

Esto en realidad es la vaina y luego dentro de los rayos

de las estrellas están metidas las pequeñas semillas.

Y es muy muy aromática.

Qué bien huele incluso a través de la mascarilla.

(RÍEN)

Y que te perfuma el guiso y la casa.

(RÍE)

Saber comer también es saber comprar

y para eso tenemos que saber en qué orden

echamos los alimentos al carro, Ileana.

Pues sí, Miriam.

En primer lugar, para que lleguen sanos y salvos a casa,

primero las conservas.

Luego añadimos otro tipo de productos envasados.

Tercer lugar, frutas y verduras.

Luego ya añadimos los productos refrigerados

tipo queso, yogures y por último los congelados

para intentar no romper la cadena de frío

y que lleguen bien al frigo o al congelador.

Pues nos fijamos en las conservas que cada vez se consumen más.

¿Y es mejor las de metal que las de cristal?

Pues es independiente.

Lo importante es lo que lleva dentro,

que el producto sea de buena calidad,

que lleve una buena grasa,

que sea, por ejemplo, aceite vegetal, alto oleico,

mejor aceite de oliva y que no lleve ni azúcar añadido ni sal añadida.

¿Y qué pasa si vemos que se nos han pasado de fecha?

En realidad es no es fecha de caducidad las conservas,

es fecha de consumo preferente

y suelen tener una horquilla muy amplia.

Imagínate, cinco años puede durarnos en casa,

con lo cual nos podemos pasar fácilmente tres o seis meses

sin que haya ningún problema.

Eso sí, población un poquito más sensible en algún momento dado,

como pueden ser mujeres embarazadas, niños o gente más mayor,

mejor no consumirlas para evitar problemas de toxiinfección.

Hablando de toxinfecciones, el enemigo número uno

de las conservas es este:

Clostridium botulínica, una bacteria.

Eso es, una bacteria que además, crece rapidísimamente.

Suele aparecer en conservas caseras mal hechas,

en conservas industriales que están mal esterilizadas

o en envases que hayan estado en mal estado.

Y hay que tener mucho cuidado. Pero ¿sabes lo que ocurre?

Que todos esos envases nos dan pistas de esa bacteria está o no.

Con lo cual, no se porta tan mal. Vamos a ver cuáles son esas pistas.

Por ejemplo, aquí tenemos una lata de conservas que está abollada.

Eso no debería ser una pista demasiado preocupante

porque puede ser causa de una mala manipulación.

Pero bueno, la descartamos por si acaso y ya está.

Nos tiene que dar una pista más importante las latas abombadas,

que eso significa que hay bacteria,

que hay gas o también latas oxidadas.

Eso significa que hay un proceso ya importante

y tirarlas a la basura,

porque lo importante es la salud antes que el dinero.

Desde luego, y a la hora de abrir la conserva,

¿podemos fijarnos en algo? Para saber que está en buen estado,

al abrirla no tiene que haber mal olor, eso es obvio.

No tiene que haber espuma,

no tiene que haber un líquido que salga disparado.

Y en esta caso, si todo está correcto,

pues la consumimos.

Si vemos alguna cosa de estas o que no nos cuadre,

directamente al contenedor de la basura,

Tengamos mucho, mucho cuidado. Muchísimas gracias, Ileana.

En España tenemos conservas de primera calidad

y aquí va un ejemplo: perdiz en escabeche, rico,

saludable y hecho a mano, es la artesanía de la conserva.

(Música)

¿Cuáles son las características de la carne de perdiz?

-La perdiz es un tipo de ave de sabor extraordinario.

A nivel nutricional habría que destacar que es

un producto bajo en calorías,

que es fuente de fibra y es muy nutritivo

porque contiene los aminoácidos esenciales.

-Y estas perdices en concreto, ¿de dónde vienen?

Pues vienen de unas razas que están en la zona de Lleida,

en Cataluña.

A nosotros nos las sirven en congelado.

Eso hace que tú durante todo el año

puedas tener disponibilidad del producto.

-El escabeche tiene un origen concreto, ¿verdad?

Es un sistema que se usaba antiguamente

con el fin de preservar la carne.

Si quieres, podemos pasar aquí a la sala de elaborado.

Yo te explico los diferentes pasos hasta su cocinado final.

-La perdiz ya os llega desplumada

pero es aquí donde realmente hacéis la limpieza.

Como comprobarás, viene ya sin pluma.

Sin embargo,

siempre arrastra alguna plumita que queda.

La parte del cuello y la cabeza que se quita

y por dentro también queda algún resto,

siempre con un poquito de grasa

para que ella quede completamente limpia

y ya pasar al siguiente proceso.

El siguiente paso al limpiado de la perdiz

es poner todos los ingredientes que conforman el escabeche:

pimienta en grano, la sal, el ajo morado y el laurel.

Seguimos con los líquidos.

Vinagre de vino blanco,

agua mineral y aceite de oliva virgen extra.

Y se procede a introducir la perdiz.

La peculiaridad que tiene este tipo de elaboración

es que si te das cuenta, está todo en crudo.

Aquí no ha habido ningún tipo de cocinado previo.

¿Qué conseguimos con esto?

Una perdiz completamente de una pieza que no se ha roto

ningún muslito ni pechuga.

Vamos a proceder al cerrado del envase.

Esta parte es muy importante

porque lo que nos va a garantizar es que es un cerrado hermético.

-¿Y por qué es importante que sea hermético?

-Te garantiza que dentro no hay aire.

-Y eso es vital para la conservación.

-Si hay una cantidad de aire, lo que va a hacer es oxidarlo,

Si se oxida el producto,

puede generar crecimiento de bacterias

y también deterioro del producto.

-Y una vez que tenemos los botes cerrados,

se introducen en esta máquina.

¿Qué es exactamente? -Es un autoclave.

Eso es como una olla a presión industrial.

Lo que hace es poder someter el producto a altas temperaturas.

Estamos hablando de 121 grados.

Sometido a esa temperatura, se considera que está esterilizado.

El producto, al ser sometido a 121 grados,

está esterilizado y por ley, tiene una vida útil de cuatro años.

¿Qué te avala?

Unos análisis microbiológicos que te garantizan

que no vas a tener problema durante esos cuatro años.

Esta conserva ya está lista para consumir.

Ves que el producto simplemente abierto, perfecto para consumir.

Y de la conserva al plato.

Pero ¿qué comida y en qué cantidad ponemos en el plato?

Pues lo vamos a ver hoy con este plato

que está lleno de colores

y con este libro, "El método del plato".

Su autora es nuestra invitada de hoy,

Adriana Oroz, porque el libro, Adriana, nace de tu experiencia.

Buenos días. Buenos días, Miriam.

Pues sí, yo desde pequeñita tuve problemas con el peso

y eso me hizo empezar en el mundo de las dietas,

muy restrictivas todas ellas, porque me hacían quitar

los carbohidratos, que si dieta de la piña,

de la alcachofa...

La verdad que no me ayudaron en nada y eso me hizo que quisiese aprender

y sobre todo, ayudar a otras personas

que estuviesen en situación similar a la mía,

a comer de una manera equilibrada y saludable

y a conseguir su objetivo y cuidar su salud.

Estudié el grado de Nutrición Humana

en la Universidad de Navarra hace unos siete años y,

como me gusta mucho cocinar,

abrí una cuenta de Instagram para subir platos y recetas

siguiendo este método, que generó mucha aceptación,

y ese proyecto ha hecho que yo esté aquí presentando mi libro.

Pues a ver si nos ayudas y aprendemos de tu experiencia.

¿En qué consiste exactamente el método del plato?

Es un método que viene del modelo del método de Harvard,

que viene muy bien para saber qué debemos incluir

en nuestras comidas y cenas

para que sean equilibradas y completas,

y por ello nos podemos fiar de los colores.

Cuanto más color tenga un plato, más riqueza de nutrientes,

como debe ser nuestra alimentación.

Por ello, cualquier alimentación que excluya

a un grupo de alimentos, yo lo descartaría.

Pues vamos al detalle para saber exactamente a qué se refiere.

Y algo muy útil para todo el mundo, como son las cantidades.

Así que id anotando porque seguro que os resultará

un método muy visual.

Vamos a empezar por la parte más grande del plato.

Tenemos el color verde y el color rojo, vegetales y fruta.

Eso es, la mitad de nuestros platos de las comidas principales

deben estar basados con vegetales.

La cantidad es libre, tanto verduras hervidas como cocidas.

La manera en la que cocinamos es muy importante.

Formato ensalada, por ejemplo, o hervidas, en puré, salteados,

pero siempre esa mitad.

De hecho, se aconseja llegar a consumir

dos raciones de vegetales al día.

Si tenemos en cuenta esta repartición en comidas y cenas,

llegamos a esa recomendación.

La OMS nos aconseja consumir mínimo 500 gramos de vegetales al día,

tanto de verduras como de fruta.

Si aseguramos esta porción y luego, además,

durante el día incluimos fruta entre horas

o de postre, tendríamos esta ración bien cubierta.

También tenemos esas grasas vegetales saludables,

como en el aliño de la ensalada.

Como acompañamiento podríamos incluir la grasa,

que a veces se quita por ese temor de que engordan,

pero son muy importantes.

Grasas saludables, como el aceite de oliva virgen.

Una ración adecuada serían 4 cucharadas soperas al día.

También podemos incluir el aguacate, una ración de 40-60 gramos,

aceitunas, unos 50 gramos y también los frutos secos, unos 30 gramos,

además de semillas.

Seguimos avanzando en este método del plato.

Vamos a ver la parte morada. Aquí incluiremos la proteína.

Un cuarto del plato debería estar basado en proteínas y la idea

es que en comidas y cenas vayamos alternando

para que así sea más variada de alimentación.

¿Qué proteínas tenemos?

La carne, optando siempre por carne magra natural

y evitando la procesada también. La ración de carne, por ejemplo,

consumir a la semana podría ser tres veces

para que así el resto podamos incluir otras fuentes

de proteína de calidad,

como podría ser el pescado tanto blanco como azul.

En el caso del azul, por su riqueza de omega-3,

también el huevo, el marisco o los lácteos naturales.

Y sobre todo, aquí quería hacer mención a la legumbre,

una de las principales fuentes de proteína vegetal

que tenemos, aportan hidratos,

pero son una buena fuente de proteína vegetal

y las tenemos un poquito olvidadas,

se recomienda tres a cuatro veces por semana.

Y Miriam, la población está muy lejos de esta recomendación.

Y en ese último cuarto del plato tenemos los hidratos de carbono.

Sí, también es un error el quitarlos

de nuestra alimentación por miedo

a que nos hacen engordar, cuando debemos incluirnos

porque nos aportan saciedad,

nos aportan energía y también nos ayudan a disfrutar del plato,

que es algo superimportante.

Pero debemos optar por los de buena calidad,

aquellos que sean integrales o los granos enteros.

Y el añadirlos con un acompañamiento

o una guarnición hace que podamos hacer

un uso más moderado de los mismos.

Pues un puñado de arroz o pasta integral a la ensalada

o a un salteado,

o una patata de acompañamiento hervida,

o al horno, o dentro de un guiso, o también la legumbre.

Y el postre, fruta o yogur natural. Eso es.

Muchísimas gracias, Adriana.

Comamos más saludable y demos ejemplo a los más pequeños.

Claro que sí, a las nuevas generaciones.

Ese es precisamente el objetivo de este otro libro recién publicado

que apuesta por los vegetales como base de una buena salud.

Se llama "Alimentación vegetariana en la infancia"

y uno de sus autores es Julio Basulto.

Desde el punto de vista científico,

está claro que una dieta vegetariana es

perfectamente compatible con la salud

en cualquier etapa del ciclo vital.

También sabemos que puede prevenir patologías crónicas

prevalentes, como la obesidad, la diabetes tipo 2

e incluso algunos tipos de cáncer.

Pero también ejerce beneficios sobre el medio ambiente,

sobre la economía y sobre el bienestar animal.

En cuanto al papel de los padres, sobre todo,

deben respetar la decisión de su hijo o hija,

acompañarle en el camino y predicar con el ejemplo.

Unos padres que predican con el ejemplo dan lugar a hijos

que tienen mejores hábitos de vida a largo plazo

y menos patologías crónicas.

Y predicar con el ejemplo

También consiste en pedir ayuda para dejar de fumar si fuman,

no beber alcohol si beben y, desde luego,

realizar actividad física.

Para actividad física, la de nuestra profe de baile,

Helen Canadell, ritmo latino, en plena pandemia.

Y la que tiene también Desiré Vila, atleta con una sola pierna

que es pura vitalidad, pura energía y pura fuerza de voluntad,

como vais a comprobar.

Nos queda mucho programa por delante,

incluyendo el pollo que nos cocina Marta

en su versión más saludable.

Y todo será después de la consulta médica

que abrimos hablando de la vacuna y las mascarillas del coronavirus.

Hace ya un año que el coronavirus saltó de Canarias a la Península.

¿Os acordáis? Cómo ha pasado el tiempo.

Y al coronavirus parece que no hay quien lo pare.

Menos mal que tenemos las vacunas, doctor Fabiani.

Y es todo un éxito.

Después de un año tener no una,

sino varias vacunas y algunas más que se les espera.

Y tenemos que ponernos la vacuna porque la vacuna es sacarle la señal

de prohibido al coronavirus.

Pero mientras que todos podemos estar vacunados,

hasta que el 100% de la población esté vacunada,

tenemos que seguir sacándole

la señal de prohibido a determinadas cosas

que ya hemos comentado algunas veces.

Prohibido a salir de casa sin mascarilla.

Prohibido a salir de casa si estoy guardando la cuarentena.

Y por supuesto,

prohibido salir de casa si soy positivo

o si tengo síntomas sospechosos de infección por coronavirus.

Has comentado la importancia de llevar mascarilla.

¿Tú cuál te pones en consulta? ¿Cuál de estas tres opciones,

quirúrgica, higiénica o FFP2?

Para la atención directa de pacientes,

muchas veces con síntomas de sospecha

y otras veces no de sospecha,

sino con certeza de que tienen infección por coronavirus

y que he citado para revisarlos para ver

cómo se encuentran,

siempre mascarilla como la que me ves: FFP2.

Porque en estos casos de alto riesgo,

este plus de filtración está más que justificado.

Es muy importante que las utilicemos siempre

en buen estado dentro de sus horas de uso

y sobre todo que esté muy bien ajustada.

Yo tengo que confesarte que, cuando voy en transporte público

o lugares donde mucha gente,

también me pongo esta mascarilla, la FFP2.

Es cierto que en algunas situaciones de mayor riesgo, por ejemplo,

espacios muy cerrados,

espacios donde se da aglomeración de personas

o en lugares donde no se puede garantizar una correcta ventilación,

bueno, ante ese mayor riesgo, podría tener sentido

buscar también ese plus de filtración,

pero ya te digo que en el resto de situaciones no hace falta.

Entonces, cuando tú sales a dar un paseo o a comprar el pan,

¿llevas esta mascarilla, la higiénica?

Pues sí, puede llevar una quirúrgica o una higiénica,

y la higiénica lo mismo vale llevar una desechable

que una que se pueda reutilizar.

En estos casos es más que suficiente

de verdad para salir a dar un paseo,

para ir al parque, para ir a comprar el pan,

para ir a hacer un pequeño mandado. No hace falta una mascarilla...

Estas mascarillas ya ofrecen un 90% de filtración.

Es más que suficiente.

Lo que es muy importante es que estén debidamente homologadas

y que no la compremos en cualquier sitio

y sin que nos ofrezca garantías.

Y lo que es muy importante: usemos una mascarilla de este tipo

o usemos las FFP2 que hemos visto antes,

son dos circunstancias: una, que esté en buen estado,

que no hayamos superado las horas de uso;

en las quirúrgicas e higiénicas, máximo cuatro horas,

en la FFP2, máximo ocho horas.

Y segundo, muy importante que estén bien ajustadas a nuestra cara,

a nuestra nariz.

La mejor mascarilla del mundo

si no está bien ajustada, deja de ofrecer garantías.

¿Y qué te parece esto,

¿la idea de llevar a la vez dos mascarillas?

Porque hay quien desaconseja su uso

y luego ves a muchos sanitarios en el hospital que las llevan

cuando trabajan precisamente.

Es importante aclarar el contexto, como tú bien lo dices.

En el caso de los sanitarios,

el llevar la quirúrgica encima de la FFP2

no se hace para aumentar la eficacia.

La eficacia es la misma.

Se hace para evitar tener que cambiar muy a menudo la FFP2,

porque esa quirúrgica nos permite

que si en algún momento salta algún tipo de salpicadura

porque el paciente estornuda, porque tose,

porque le estamos tomando una muestra de la PCR

y, en ese momento, nos salta un poco de fluido,

nos podemos cambiar simplemente la quirúrgica

y no tener que cambiar habitualmente la FFP2.

Pero es por este sentido,

no porque llevar una encima de otra aumente la eficacia.

De hecho, en la población general no se recomienda.

No tiene ningún sentido usar una quirúrgica

encima de otra quirúrgica

o una higiénica encima de otra higiénica,

porque no filtra el doble.

A ver, Miriam, si tú quieres colar el caldo,

por ejemplo, ¿que lo haces pasando por el colador

o por dos coladores, uno encima de otro?

Hay que ver qué preguntas me haces.

Para colarlo así, sin más, un simple caldo,

yo uso solamente un colador.

El único que tengo en cocina, claro.

Efectivamente, un colador.

Porque el colador permite que pase el líquido, que pase el caldo,

pero no permite pasar las sustancias sólidas

que no quieres que atraviesen.

De la misma forma, la mascarilla actúa a modo de colador,

dejando pasar el aire, dejando pasar el oxígeno,

dejando pasar el dióxido de carbono, pero no dejando pasar el virus,

que es lo que no queremos que pase.

De verdad que no tendría ningún sentido

pasar el caldo por dos coladores seguidos,

igual que no tiene sentido pasarlo por dos mascarillas seguidas.

Yo me pregunto

si todo lo que nos estás explicando, doctor Fabiani,

sirve también para las nuevas variantes

del coronavirus, para esas nuevas cepas de COVID

que parece que son más contagiosas y, por tanto, más peligrosas.

Afortunadamente sí, porque es verdad

que algunas de estas variantes son más contagiosas

y en este sentido que los remedios que tenemos sigan siendo eficaces

es una formidable noticia.

Así que no es momento de aparcar estas medidas,

estas recomendaciones, sino al revés,

es el momento de ponerlas más en marcha que nunca.

Usar las mascarillas, mantener, respetar esa distancia física,

reunirnos al aire libre,

mucho mejor al aire libre que en espacios cerrados

Y mira, ya si estamos al aire libre,

aprovechamos y hacemos un poco de ejercicio.

Claro. Para movimiento el que tiene nuestra profe de baile

Helen Canadell. Hoy nos enseña cómo bailar en tiempos de pandemia.

Es baile online.

# Cuando te miro a ti... #

(ININTELIGIBLE)

(Música)

# Para jugar ya estamos grandecitos,

# no digas nada... #

¡Ah!

-Oye, nos ha salido bien, ¿no? -Muy bien, ¿no?

-Nos pilláis aquí en el estudio de casa

practicando un poquito de salsa nos ha tocado.

Si te parece, voy a ver a Pele y Tania,

a ver cómo están preparando la clase de salsa.

-Muy bien. Me quedo practicando. -Vale, ahora te veo.

# A mí me toca...

# No quiero pecar, # prefiero verte bailar... #

-Hola, ¿qué tal? -Estaba bailando en mi casa,

ahí os tenía en la pantalla en directo, es fantástico.

-Qué bien. -¿Os piden mucho clases online?

-Sí, ahora, con los tiempos que corren es lo que más piden.

# Para jugar ya estamos grandecitos, # no digas nada... #

Bienvenidos a "Bailongo online",

hoy para "Saber vivir" una clase de salsa.

(Música)

# A ti te gusta jugar con esa parte # que hiere el alma,

# me haces perder la calma,

# sacando en mí un animal # que me habla.

# A ti te place mover... #

Pierdes el contacto pero también tiene ventajas

poder bailar y recibir clases online.

-Sí, se puede hacer desde cualquier parte del mundo

y a la hora que uno quiera.

-Si algo no me sale, puedo pausarlo,

lo repito las veces que haga falta para mí

y luego lo vuelvo a poner.

-La solución online es fantástica

porque precisamente el móvil lo llevamos siempre encima.

-Y a nivel de espacio, ¿necesitan algo muy concreto o...?

-O sea, hay que apartar sofá, mesa y dejar un poquito de espacio

en el comedor para poder bailar.

-Lo puedo hacer desde casa cómodamente

y sin tener que desplazarme.

-Tienes que adaptarte a las nuevas tecnologías.

Yo en casa, cuando lo hago, lo disfruto.

Sudas igual la camiseta.

Para bailar no hay excusa,

o sea, sirve cualquier edad, como estés, el lugar donde estés...

-El baile online digamos que casi me ha salvado la vida.

-Lo único que me arrepiento es de no haber empezado antes.

-Una vez que empiezas, te enganchas y ya no puedes parar.

-Le dedico entre tres o cuatro horas a la semana.

Cuando algo te gusta, sacas tiempo de donde sea.

-Haces ejercicio, te mueves, sudas y eso es muy bueno para la salud,

pero sobre todo psicológicamente.

-Y hasta aquí la clase de hoy.

Practicad mucho y nos vemos en la próxima.

# Ya estamos grandecitos, # no digas nada.

# tú sabes cómo sacar de mí # esa parte que tú provocas. #

Está claro: cuanto más te mueves, más sudas y cuanto más sudas,

más sed tienes. Por eso hay que beber,

doctor Fabiani, para no deshidratarse

y tampoco en invierno, como estamos ahora.

Pero con tranquilidad, que deshidratarse no es tan fácil.

Para deshidratarse tienes que estar sin beber

y sin comer durante bastantes horas,

porque el líquido que tomamos no es solo el agua que bebemos.

También hay líquido,

también hay agua en el resto de bebidas o de comidas.

Por ejemplo, en el vaso de leche por la mañana,

en esa fruta jugosa que te tomas a media mañana, en el plato de sopa,

en una crema de verduras.

Ahí también hay líquido

que nos permite hidratarnos a lo largo del día.

Y, por supuesto, si esto no es suficiente,

no pasa nada, porque nuestro cuerpo nos avisa

con ese maravilloso mecanismo que tenemos, que es la sed,

que, por supuesto, siempre debemos calmar con agua.

Y digo yo, ¿y si tienes sed y en vez de beber agua te apetece

un refresco o un café o un vaso de cerveza

eso puede decir deshidratarnos?

Lo que tenemos que tener muy claro

es que la sed hay que calmarla con agua

y que hidratarnos a base de bebidas azucaradas,

de bebidas alcohólicas...

Oye, igual al final el menor de nuestros problemas

es esa pequeña deshidratación que teníamos.

La sed, con agua.

Oye, ¿que queremos tomarnos un café? Estupendo.

Mejor que sea sin azúcar.

Oye, ¿que puntualmente nos queremos tomar una cerveza,

nos queremos tomar un refresco? Perfecto si es de manera puntual,

pero no queriendo rehidratarnos a base de ese tipo de bebida,

que hay gente que hace ejercicio y después quiere reponer líquidos

tomándose siete u ocho cervezas,

y a lo mejor al final ni compensa el ejercicio que ha estado haciendo.

Y fíjate ahora que hablo de alcohol,

l alcohol sí que tiene capacidad para favorecer la deshidratación.

De hecho,

varios de los síntomas de la famosa resaca

tienen que ver con la deshidratación

que produce ese consumo de alcohol del día anterior.

Alcohol, recordemos, mientras menos, mejor.

En invierno, además, debemos hidratarnos por dentro,

pero también por fuera, con una buena crema para la piel,

y dicen que el mejor momento para hacerlo es tras la ducha,

doctor Fabiani.

El plan es perfecto, Miriam.

Haces ejercicio físico, llegas a casa,

te das una ducha calentita,

te pones tu crema y a dormir como un niño chico.

El plan es maravilloso.

Y ahora que hablas de la ducha,

recordad: esa ducha que puede ser con agua calentita,

pero que no sea agua muy caliente

y que tampoco utilicemos jabones muy agresivos,

porque eso puede producir sequedad en la piel,

que es precisamente lo contrario de lo que buscamos

con esa crema hidratante que nos ponemos

justo después de la ducha.

Estas recomendaciones son especialmente útiles en invierno,

que tiende a secarse bastante más la piel.

Es bueno saberlo porque en una piel bien hidratada

seguro que hay menos arrugas.

Y lo de menos son las arrugas.

Que la piel es el órgano más grande de nuestro organismo,

de nuestro cuerpo y además es una de nuestras barreras defensivas.

Así que sí, cuidar nuestra piel es siempre una buena idea.

Muchas gracias, doctor Fabiani,

cuidemos nuestra piel por salud y por belleza.

¿Y sabéis lo que es el retinol?

La palabra de moda en la dermatología.

Mirad lo que es capaz de hacer.

Lo que nos interesa para la piel es el retinol

y el ácido retinoico.

Son sintéticos de la vitamina A.

Cuando hablamos del retinol,

queremos saber qué función tiene dentro de la piel, es decir,

de la epidermis y de la cama de la epidermis,

que es la dermis.

Es una capa formada, sobre todo, por colágeno,

fibras de colágeno y ácido hialurónico.

La dermis le aporta a la epidermis agua,

alimentos, vascularización...

De esta manera, tendremos una epidermis nueva

sobre un colchón nuevo,

pues tendremos una piel sana al 100% que se va regenerando

continuamente gracias a la acción del retinol.

No solamente interviene en el envejecimiento,

sino también puede mejorar muchas patologías tan importantes

como el acné, la rosácea y el melasma.

Empecé a notar algunos cambios en mi piel, como muchos granitos,

la piel se me ponía muy roja,

me picaban mucho los mofletes, esta área,

la nariz y la zona del entrecejo.

Ella tenía una rosácea combinada con una piel muy grasa.

Para que un retinol sea efectivo

tiene que tener una concentración importante.

Como tiene un período de adaptación,

puede ser contraproducente cuando se pone a lo loco

y sin ninguna indicación y sin ningún conocimiento.

Por ello se hace tanto hincapié en la prescripción

y el seguimiento médico del retinol.

Con respecto al tratamiento tópico,

me interesa que sigas como hasta ahora

para seguir manteniendo ese brillo en la piel,

esa textura, que la rosácea no brote.

Después de limpiar la piel y secarla bien,

aplicamos el retinol.

Yo recomiendo siempre poner un solo "pluf" de retinol

en las distintas zonas de la cara y se extiende.

Fundamental entender que en los párpados,

los labios y el cuello no se puede aplicar el retinol,

por lo menos de primeras.

El retinol lo utilizamos por la noche

porque es más efectivo durante más horas

sin estar expuesto a distintas agresiones ambientales,

maquillajes y demás.

Por las mañanas recomiendo una exfoliación física.

¿Qué significa física?

Son bolitas que exfolian la piel de forma física

y retiran todas las pieles que el retinol por la noche

ha ido eliminando.

Por la mañana se recomienda generalmente poner

otro tipo de cremas nutritivas, siempre fotoprotección solar

y se puede acompañar con vitamina C,

que es un antioxidante,

que es iluminador y protege a la piel,

así como la hidrata.

Para cuidar la piel, una buena crema y una buena comida,

claro que sí. Y con Marta lo tenemos muy fácil.

Comida de cuchara o comida de tenedor.

¿Cuchara o tenedor? Fíjate, para saber comer bien,

tenemos que saber elegir,

empezando por carne o pescado, por ejemplo.

Y si es carne, carne roja o carne blanca.

Vale. y si es carne blanca,

pollo o pavo.

Y si es pollo, pechuga o muslo. Fíjate, Miri, ¿tú de qué eres?

Porque tienes cara de que te gusta más el muslo de pollo.

Te veo que le pones ojitos. (RÍE)

¿Se me ha notado? Es verdad. Es que el muslo está más jugosito,

pero la pechuga suelen decir que es más saludable, acláranos.

Pues fíjate, nutricionalmente,

la pechuga y el muslo son muy similares.

Ambas son piezas de carne blanca magra.

¿Esto de "magro" qué quiere decir?

Que tenemos menos de un 10% de grasa.

En concreto, la pechuga es más magra que el muslo.

La pechuga tiene menos de un 2% de grasa

y el muslo tiene menos de un 4% de grasa.

Ahora, tenemos otras pequeñas diferencias;

Mientras que la pechuga tiene un poco más de proteína

y vitaminas del grupo B,

el muslo tiene un poquito más de hierro y de zinc,

y muchas veces pensamos que la pechuga,

como precisamente tiene menos grasa,

va a estar más seca. Claro.

Pues te voy a contar un truco. Ay, perfecto.

A partir de ahora, cuando hagamos pechuga,

la vamos a poner a marinar con zumo de limón y especias

media hora antes de cocinarla. Estupendo.

Y a simple vista también tienen como otra diferencia,

el muslo suele estar como más oscurito,

digo yo que será por la grasa.

No es por eso. Miri, fíjate.

El corte del animal nos muestra la vida que ha tenido.

Cuanto más ejercicio ha hecho, cuanto más se ha movido,

más musculada va a estar esa carne y más oscura va a ser.

Más ejercicio digo yo que hará el pollo de corral,

que suele estar más amarillo, ¿no? Claro, pero no es por el ejercicio

o por el modo de vida que tenga. Es verdad que la raza puede hacer

que varíe un poco el color de una carne, de un pollo a otra,

pero realmente lo que hace que la carne de un pollo

sea amarilla no es su estilo de vida,

sino su alimentación

a base de maíz, y los carotenoides de este cereal,

pues acaban pasando al color de la carne.

Te voy a dar un ejemplo, Miri. Por ejemplo,

un pollo criado en nave puede alimentarse de maíz

y luego tener una carne con un aspecto muy amarillo,

y, sin embargo, un pollo criado

en semilibertad puede tener una carne rosadita

porque no ha incorporado maíz en su alimentación.

Lo que suele ser también amarillo es la piel.

¿Será porque tiene más colesterol, y grasa?

Sí, eso sí que es cierto.

La piel del pollo intentaremos quitarla siempre

porque es donde se concentra el colesterol.

Eso sí, tenemos una gran ventaja con las carnes blancas y magras,

que se ve enseguida y es muy sencillo retirarlo.

Es verdad. Si elegimos pollo porque tiene

menos contenido en grasa, vamos a ser coherentes

y vamos a cocinarlo con poquita grasa,

porque no vamos a montar un pollo ahora por cocinarlo mal.

En este programa no se monta ningún pollo, no discutiremos.

Cocinaremos de una manera el pollo que gustará a todo el mundo

y será muy saludable. Sí, lo tengo por aquí.

Qué rico. Es pollo teriyaki con brócoli

y fíjate, esto que tengo por aquí, fideos de arroz integrales.

Ahí va. Todo buenísimo.

Te voy a contar los trucos para cocinar bien el pollo

y de forma sana. Venga.

Clave número uno: una buena técnica de cocinado.

Vamos a hacerlo con poca grasa.

Podemos hacerlo al horno con un chorrito

de aceite de oliva virgen extra, a la plancha o a baja temperatura.

Muy bien. En este caso, a la plancha.

Estupendo. La segunda clave:

las buenas compañías. Hay buenas y malas compañías.

Pues claro, las buenas compañías en "Saber vivir"

y en el pollo siempre son las verduras.

Nada de las patatas fritas.

En este caso, hemos utilizado brócoli que le funciona fenomenal.

¿Y la tercera clave? La tercera clave, una buena salsa,

porque tenemos que hacer que esté melosito y jugoso.

En este caso, hemos aderezado nuestro pollo

con salsa teriyaki casera.

A ver, cuéntanos. Que suena muy asiático, verdad?

Y como tenemos sésamo... Muy exótico.

Por aquí. Exacto.

Pues fíjate, es muy sencilla de hacer.

Simplemente tenemos que mezclar soja,

harina integral, vinagre de arroz,

un poquito de agua y una pizca de sirope de agave,

mezclamos muy bien todo en un cazo

y tenemos una salsa melosa buenísima.

Y con mucho menos azúcar y aditivos

que la encontramos en el supermercado.

Qué rico, Marta. Y muy atenta a esto,

porque si no queremos pollo,

hay más opciones de carne saludable.

Por ejemplo, el conejo.

Mirad qué plato tan rico hemos descubierto

en Almería, un plato de gurullos, pasta y conejo.

-Buenos días. -Hola, buenos días.

¿Un vasito de agua puedo pedir?

Tenemos un calor... -Sí, claro.

-Sí, en Almería hace mucho calor.

-Oye, ya que estoy en Almería,

¿Qué plato no me puedo ir de aquí sin probar?

-Los gurullos, que son típicos de la zona.

-¿Qué son los gurullos?

-Es un guisado que lleva este tipo de masa.

Si quieres pasa y te enseño cómo se hace.

-Venga. -Venga.

Mira, le echamos un poquito de sal,

un poquito de agua...

un poquito de aceite...

y entonces empezamos a amasar.

Mira, así se tiene que quedar. Así.

-Bien.

-Cogemos una bolita...

Venga, ayúdame tú.

-Bolita... -Y hacemos como un fideo largo.

-¿Y ahora pellizquitos? -Pellizquitos chiquititos.

-Mira, ya hecho un gurullo. -Casi te sale.

Lo ponemos en harina y los dejamos secar,

porque esto necesita un día que se seque.

-Mari, ¿de dónde te viene a ti eso de cocinar?

-Pues mira, yo vine aquí en 2014 a ayudar a mi suegra

y a los seis meses me dice que se iba, que quería jubilarse.

Y entonces ella, mientras hacía de comer,

yo iba apuntando en una libreta

las cosas que se le echaban a las comidas.

Mira, de hecho tengo aquí la libreta.

-Claro, tendrás la receta de los gurullos. Me encanta.

Bueno, vamos a seguirla, ¿no?

Lo primero, pone aquí,

"poner a cocer las habichuelas con el conejo".

-¿Y qué era lo otro? Se me olvidó. -Caracoles.

(RÍE)

Vale, Marisa, según esto,

"mientras se cuece, freír el pimiento seco", ¿no?

Y luego, un sofrito de tomate, cebolla y ajo.

-Exactamente. -Mira qué bien me lo sé.

-A la cazuela también, ¿no? -Sí.

-Ya tenemos aquí más o menos las habichuelas cocidas

con el conejo, los caracoles, le hemos echado colorante

y está listo para echar los gurullos.

-Veo que ya no necesitas la libreta...

-No, ya no, ya de tanto hacerlo ya no me hace falta mirar.

-Estupendo. Pues la guardamos. -Sí.

-Ya aprendimos las dos.

-Que se cuezan los gurullos, unos 15 o 20 minutos,

y ya está todo listo.

-¿De dónde viene la receta? ¿Cuál es el origen?

-Esta receta es muy antigua. Pasa de padres a hijos.

-Es un poco cocina de subsistencia porque encima tiene de todo.

Tenemos carne, habichuelas, gurullos...

Con hambre no te quedas.

-Caracoles... Con hambre no te quedas.

-Toca probarlo, ¿no? -Claro.

(SABOREA)

Es espectacular.

Esto es un guiso, me imagino, más de invierno, ¿no?

-Claro, más de invierno. Es contundente.

Y después de comer, un domingo como el de hoy,

¿qué podemos tomar? No sé,

para celebrar algo o a media tarde para merendar.

Bien, una tarta que rima además con Marta.

¿Y sabes cómo rima mejor aún? Con una tarta como esta,

sin horno, sencilla,

saludable que podemos hacer todos, es estupenda para una celebración,

por ejemplo. ¿Qué tarta es si se puede saber?

Pues es la famosísima tarta de la abuela.

Ah, vale. Te vas superando domingo a domingo.

La semana pasada nos hiciste una tarta Tatin de manzana

y esa semana esa tarta de galletas y chocolate, ¿no?

Claro, exacto, que es la tarta de la abuela,

porque fíjate, esto nos hace felices a todos,

pero tenemos que ser felices siempre de forma saludable.

Y esta tarta nos va a ayudar porque es muy sencilla. Toma nota.

La clásica tarta de la abuela se hace con galletas,

con harinas refinadas, con mucha azúcar,

con crema pastelera,

con mucha azúcar y también con harina refinadas

otra vez, otra capa de galleta y luego le echamos chocolate,

que además ese chocolate

es de los que tienen mucho porcentaje de azúcar

y un bajo porcentaje de cacao.

Le hemos dado la vuelta y lo hemos hecho más sano.

En la base, hemos hecho una masa de bizcocho integral.

Como es un bizcocho planito,

nos podemos permitir encima el lujo de incorporar dátiles

y no utilizar otro endulzante. Muy bien.

Añadimos crema pastelera.

Eso sí, integral y con leche desnatada.

Añadimos otra vez nuestro bizcocho integral

y por encima esta maravilla de crema de cacao

que debéis hacer todos en casa, por favor,

y tú también, que lleva aguacate, cacao puro...

Muy bien. Plátano, leche

y un poquito de sirope de agave.

Recordemos el sirope de agave endulza el doble que el azúcar.

Así que, aunque es azúcar también,

podemos utilizar mucha menos cantidad.

Además, el plátano si es maduro,

incluso puede permitirnos no utilizar más endulzantes.

Me encanta. Y por eso la tarta y el plato de pollo se lo dedicamos

con todo el cariño del mundo a las abuelas de España

y de todo el mundo. Se lo dedicamos en la web

de Radiotelevisión Española

y las redes sociales de "Saber vivir".

A las abuelas y a las madres.

Y a las tías. Y a las suegras y a las consuegras.

¿Y cuál es la consuegra más famosa de España?

Un pueblo de Toledo famoso en el mundo entero,

porque huele a Cervantes y al Quijote.

Basta con ver sus molinos de viento,

los molinos de Consuegra.

(Corneta)

Se hace saber...

que en el último Pleno del Ayuntamiento

se ha tomado, entre otros,

el siguiente acuerdo:

declarar persona non grata

al bicho ese que anda por ahí suelto,

llamado coronavirus.

-Urbano, eres pregonero,

pero además eres más personajes, eres Sancho Panza...

-Sí, somos una compañía de teatro y hacemos varias representaciones.

Este personaje, concretamente,

pertenece a un espectáculo que llamamos

"Por Consuegra al retrotero".

-Todo ello caminando,

con los visitantes por toda Consuegra.

-Llegamos al grupo por el pueblo y un guía les va explicando

todo lo que van viendo por...

-O sea, que además ejercitan, hacen ejercicio, descansan la mente,

aprenden historia... -Aprenden y se divierten.

María José, Consuegra cumple

todos los requisitos para ser un destino saludable.

-Así es.

De hecho, estamos caminando por una de las calles principales

ya desde la época romana,

ya que Consuegra fue fundada por Roma

durante el primer siglo después de Cristo.

Muy recomendable para visitar,

ya que estamos en plena Mancha, con sus molinos, castillo,

donde hay multitud de rutas de senderismo para hacer deporte.

Su gastronomía es exquisita y sus gentes... un placer.

-Pedro, qué bien huele a comida casera. Buenos días.

-Claro. Buenos días. Aquí hacemos comida casera.

-¿Sí? -Sí. Mira lo que te he preparado.

-Vale, venga.

Tenemos todo productos de nuestro huerto

y con ello hemos preparado un plato.

Es un pescado, en este caso, utilizamos la hoja de acelga

para hacer una salsa con pistacho

y lo hemos acompañado también con una penca de acelga en tempura

y una emulsión de azafrán.

Y este otro plato es un plato de conejo muy saludable

que hemos utilizado también la hoja de acelga con pistacho

y le hemos puesto un crujiente de cebolleta,

también de nuestro huerto en tempura.

-Os pillo preparando para subir hasta allí, hasta los molinos,

-Haciendo un calentamiento, una toma de contacto,

porque en este entorno tan precioso. -Tan bonito además.

-Vamos a hacer una rutina de tres kilómetros.

Subir o corriendo o andandito, como una actividad sana

y saludable y recorremos los 12 molinos.

-María José, ¿tú también por aquí? -Hola, ¿qué tal?

Pues mira, aquí dando un paseo, haciendo ejercicio...

Hace un día espectacular con este cielo,

nuestros 12 molinos de la ruta del Quijote, nuestro castillo,

nuestra historia es una maravilla,

una paz, sosiego y evadir totalmente la mente.

Los molinos de Consuegra

forman parte de la historia de España,

e historia viva, pero del deporte español

es Carlos Sainz,

el gran piloto de rally y protagonista hoy

en La experiencia de vivir. Jesús, muy buenas.

¿Qué tal? Buenos días. Fíjate,

experiencia no le falta a Carlos Sainz,

que a sus 58 años sigue siendo un chaval,

entrecomillas, que sigue en la alta competición

cuando hay muchos deportistas que a esa edad ya la han abandonado

y él sigue, no solo sigue corriendo,

sino también en un deporte tan complicado

y tan arriesgado como los rallies.

Ojo, da miedo verlo a sus 58 años y a esa velocidad

para cualquier otro sería una locura.

Sí, pero no es una locura. Fíjate, porque Carlos Sainz tiene...

Es un hombre frío, tiene mucha experiencia,

es moderado y él sabe que esas son las claves

para estar en un mundo tan competitivo

y de tanto riesgo como son los rallies.

Y fíjate que él la palabra que más utiliza es "respeto".

Respeto a la carrera, porque cada rally

es una historia

que te puedes encontrar y sorprender en cualquier momento,

y respeto a sus rivales porque solo respetándoles

puede llegar a ganarles.

¿Y cómo crees que puedes seguir siendo el mejor compitiendo

a su vez con personas mucho más jóvenes?

Mira, con tesón y esfuerzo. Te contaré una anécdota.

Cuando disputó el Dakar con 55 años,

montó una tienda de campaña en su dormitorio

para vivir las mismas condiciones en las que iba a estar

en el desierto cuando corriese y tal;

se sometió a una dieta muy estricta,

se quitó uno de sus platos favoritos,

el jamón, y después se sometió a un entrenamiento físico

que le puso en forma, y fíjate, y llegó a ganar ese ese rally,

siendo el piloto más veterano en ganar el Dakar.

No ganó solo ese rally, es que lo ha ganado todo

Carlos Sainz.

Tiene 97 podios. Guau.

Primero, segundo y tercero,

27 victorias desde el 1990 hasta el 2020,

lo que le ha valido ser reconocido por la Federación Internacional,

los aficionados y todos como el mejor piloto

de rallies de la historia.

Pero Carlos no solo es bueno ganando,

sino que también es bueno asimilando las derrotas

y él mismo las comenta, sus derrotas más sonadas.

Fíjate, tiene 45 abandonos,

34 por fallos mecánicos

y 11 por salidas de carretera.

Todo eso en una dilatada...

dilatada historia que le ha llevado a ser reconocido

como el mejor de todos los tiempos.

Y de tal palo tal astilla. De padre campeón, hijo campeón.

De hecho, seguramente mucha gente joven conoce

a Carlos Sainz por el hijo. Sí.

Sí, seguramente es lo que pasa con los chavales jóvenes ahora

siguen más a Carlos Sainz Junior,

que es piloto de Ferrari este año en la Fórmula 1 y que ha tenido,

desde luego, un gran maestro en su padre.

Los dos son grandes deportistas

y también en el deporte se baten en duelos muy muy estrictos

y muy espectaculares, no solo en el squash o en el golf,

donde el padre se sigue imponiendo al hijo, o sea, ojo,

que todavía la veteranía es un grado en este caso.

Seguro que también celebran las victorias.

Muchísimas gracias, Jesús. A vosotros. Hasta la próxima.

Os preguntaréis qué tiene que ver Carlos Sainz

con nuestra siguiente protagonista.

Ella también es una gran campeona, con un tesón

y una ilusión de vivir que te llegan al alma.

Se llama Desiré Vila,

es atleta paralímpica porque le falta una pierna,

pero le sobra corazón para luchar y ganar.

Por eso es hoy

nuestro mejor ejemplo de Gente sana.

Disfrutad con su historia en este domingo de invierno,

un domingo para cuidarse muchísimo. Feliz semana.

Hola, soy Desiré Vila

y me preparo para los Juegos Paralímpicos.

Mi vida está muy relacionada con el mundo del deporte,

porque antes de empezar en atletismo ya era deportista,

practiqué gimnasia durante varios años

y un día en un entrenamiento que hacíamos unas acrobacias

en la cama elástica, me rompí la tibia y el peroné.

No detectaron que además estaba la arteria obstruida,

mi vida corría peligro.

Entonces decidieron amputarme la pierna derecha con 16 años.

Lógicamente, a partir de ese momento,

cambia mi vida por completo.

Tengo que empezar a aceptar que he adquirido una discapacidad

y todo lo que esto conlleva.

Lo que me iba a dar las ganas de seguir disfrutando

de la vida era el deporte.

Hace que me demuestre a mí misma que no hay límites,

que una persona con una discapacidad puede llegar a correr cien metros

en 16 segundos

o a saltar cuatro metros en un salto de longitud.

Que me falte una pierna no es una limitación.

Lógicamente, una persona que se está preparando

para unos Juegos Paralímpicos debe renunciar a muchas cosas.

-Muy buenas. -¿Qué tal? ¿Cómo estás?

-Muy bien, bien, bien. Vengo a ver el pie que me hace un ruido raro.

-Pasa. -Muy bien.

¿Se puede ajustar para que doble un poco más?

-Sí.

-Tengo dos prótesis, la de caminar, que es esta.

Con el móvil podemos cambiar los modos de actividad.

Esta prótesis, básicamente, me permite hacer una vida plena

y muy dinámica.

Y luego la prótesis de correr es una prótesis profesional

para lo que yo practico, que es atletismo.

Con 16 años, de repente, el verte al espejo sin una pierna

es complicado.

Yo no quería que se notara la prótesis.

Hubo un punto de inflexión en el que dije:

"Yo voy a hacerlo algo mío".

Siento que muestra también mi personalidad.

Para cambiarle el color a la pierna ha traído esta,

de topitos de sevillana, para la deportiva,

y esta para la de caminar. Muy "fashion".

Creo que es importante que demos a conocer

el mundo de la discapacidad, del deporte adaptado,

y que entre nosotros nos ayudemos. Me cuido entrenando,

en el gimnasio, a nivel psicológico

y siento que la prótesis no me frena.

El libro ni siquiera era un objetivo.

Es como un diario de intentar transmitir los valores del deporte,

comparándolos con todas estas situaciones complicadas

que yo viví a lo largo de estos meses y de recuperación.

Saber vivir es vivir con lo que te ha dado la vida,

con lo bueno y con lo malo.

A veces corremos tanto tras la felicidad futura

que ignoramos los momentos pequeños de felicidad

que la vida nos ofrece a cada paso.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 28/02/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 28/02/21

28 feb 2021

En este programa aprendemos por qué los superalimentos no existen y qué precauciones debemos seguir a la hora de comprar alimentos en conserva. Descubrimos los nutrientes que esconden las semillas y cómo aprovecharlos, en qué consiste el método del plato y qué mascarilla es más conveniente utilizar en cada caso. Repasamos la carrera de Carlos Sainz, el piloto más veterano en ganar un Dakar, y aprendemos cómo se cuida la atleta paralímpica Desirée Vila.

ver más sobre "Saber vivir - 28/02/21" ver menos sobre "Saber vivir - 28/02/21"
Programas completos (446)
Clips

Los últimos 3.620 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos