Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5770769
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 24/01/21 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidos a "Saber vivir".

¿Habéis comido pan de molde esta mañana?

Hablamos del pan envasado,

buscando calidad y no solo buen precio.

Las opciones más económicas no siempre son las más saludables.

De las salchichas y otros embutidos

a los palitos de mar

hechos con pescado que no es solo pescado.

Para ir al baño tomamos buena fibra, la de la zanahoria,

llena de vitaminas

y las que tienen también los batidos,

que vamos a preparar, de todos los colores y sabores

para llenaros de salud.

Hay que comer bien y hacer ejercicio

para que funcionen bien nuestras defensas,

que los virus siguen ahí en pleno mes de enero.

En la consulta de hoy responderemos a cuestiones como estas:

¿Qué rección puede dar la vacuna del coronavirus?

¿Es normal comer más y engordar en invierno?

¿Y qué tengamos dolor y rigidez en las articulaciones por el frío?

Las respuestas llegarán en este frío domingo de invierno

y para entrar en calor,

nada mejor que viajar a un lugar tan afortunado como Fuerteventura.

Su cálido clima nos invita a pasear

y a comer platos tan ricos como este guiso con carne de cabra,

la cabra de Fuerteventura.

Estas son cabras majoreras, de aquí de Fuerteventura.

En todas las islas de Canarias hay,

incluso en península hay algunos ejemplares.

Son cabras muy buenas para zonas áridas,

muy productoras en zonas áridas

y de una leche de muy buena calidad.

Según dicen los investigadores,

las cabras en Canarias son prehispánicas,

vienen de África,

y cada una, cuando fueron llegando a su isla,

la fueron adaptando al clima de la isla.

Es un animal alto, grande, no muy corpulento, de pelo corto.

Siempre sale alguna más mansita que las otras,

pero casi todas suelen ser un poco mimosas.

La comida de nuestras cabras casi toda es traída de fuera,

porque aquí, como ves, tenemos un clima muy seco

y el forraje es muy poco.

Nosotros, por ejemplo, les damos tres comidas al día.

Consiste en una mezcla de cereales y mucho forraje.

Una de las claves de Fuerteventura es el sol.

Ellas están casi más al sol que en la sombra.

Si están los días como suelen estar aquí

casi todo el año, que no hay mucho frío,

siempre están en la calle.

Fuerteventura es la isla de Canarias

donde más ganado caprino hay.

El 99 % de las granjas son de ganado de raza majorera.

La leche de las cabras la utilizamos para hacer queso.

En Fuerteventura hay muchísimas queserías.

La tradición es que cada uno haga su queso en la granja.

La cabra la solemos hacer con verdura, estofado,

más o menos un promedio de dos o tres horas de cocido,

no puede ser más fresco,

porque del matadero viene al caldero.

La carne de cabrito es más tierna, más jugosa.

Esta va frita.

Este es uno de los platos típicos de Canarias,

el cabrito frito y la cabra.

Nada mejor que probarlo.

Hay que venir a visitarnos para que deleiten de este plato.

Con carne empezamos, pero carne hay de muchos tipos

y, si miramos el precio, tenemos también muchas ofertas,

empezando por la carne procesada de las salchichas.

Buenos días, Ileana. Buenos días, Miriam.

Es verdad que es una carne más económica,

pero carne al 100 % no lo es.

Las salchichas industriales tienen un máximo del 50 % de carne,

otro 20 % es grasa y el resto, agua, sal y aditivos.

No es lo mismo que un filete. Claro.

En las etiquetas podemos encontrar ingredientes

como carne separada mecánicamente, y colágeno, que también es carne.

Sí, podemos decirlo.

Es carne, pero carne de papada, de vísceras, de tendones...

Es una carne de mucha peor calidad.

Al igual que aquella carne

que se llama separada mecánicamente.

Es lo que sobra al separar los trozos grandes.

No es una carne de buena calidad, la prensan, hacen una pasta

y la utilizan para salchichas o para fiambre.

Si hablamos de embutidos, cuando comparamos embutidos

como el chóped, la mortadela con el jamón cocido,

el jamón siempre sale ganando, porque nos parece más saludable.

¿Es realmente así?

El jamón cocido extra sí que es más saludable,

porque tiene un 80 % de carne.

Luego tenemos el jamón cocido a secas,

que tiene aproximadamente un 70 % de carne,

pero luego viene el primo pobre, el fiambre de jamón,

que no tiene más de un 50 % de carne.

Con lo cual, sí, pero hay que ver qué tipo de jamón.

Si el 50 % del fiambre es carne, ¿qué es el otro 50 %?

Le pasa como a las salchichas. Ahí nos encontramos de todo.

Nos encontramos sal, azúcar, agua, aditivos, colorantes,

saborizantes para que sepa mejor, tenga mejor color

y fécula de patata.

Hay un poco de todo.

Más saludable que el jamón cocido

nos parece el embutido de pechuga de pavo o pollo,

que están muy de moda.

Sí, es verdad que están muy de moda.

La publicidad también ha hecho mucho para esto,

los "influencers", las redes sociales,

pero, si comparamos pavo con jamón cocido extra,

porque uno sea blanco y otro sea de carne roja

no significa que el pavo sea más saludable.

En este caso, sale ganando por goleada el jamón cocido extra,

que, como decíamos, tiene más de un 80 % de carne.

Ya que has dicho "publicidad",

encontramos en esa carne blanca muchos reclamos

como "bueno y natural", "te cuida", "te sienta bien"...

Tú lo has dicho, reclamos publicitarios

que pueden hacer más gracia, podemos hacerles más o menos caso,

pero realmente al consumidor no le da información fidedigna.

Muchas veces desinforma.

¿Qué tiene que hacer el consumidor para ver lo que consume?

Leer el DNI del producto, la etiqueta.

De mayor a menor veremos los ingredientes

en los que realmente tenemos que fijarnos.

De la carne nos pasamos al pescado procesado.

Aquí encontramos un clásico

que tiene fama de ser muy saludable y de tener mucha proteína,

el surimi. Eso es, mucha fama.

Realmente tampoco tiene marisco. Palitos de marisco, de pescado.

Sí tienen carne de pescado,

en un porcentaje bajo, no más de un 30 %.

Y muchas veces no aparece el porcentaje

porque no es obligatorio que aparezca.

El pescado es carne de abadejo, sobre todo,

y de merluza prensado.

Hacen una pasta. Eso lleva el surimi principalmente.

Ese color naranjita del surimi no es el color del marisco.

Es, sobre todo, colorante,

como pasa con otro tipo de fiambres,

lleva también sal, un poco de azúcar, clara de huevo,

saborizantes y mejorantes del producto.

¿Si optamos por la versión más saludable del surimi?

Fíjate lo que nos dicen de esta versión:

0 % de materia grasa, proteínas naturales,

sin conservantes ni colorantes artificiales,

bajo en contenido de azúcares, sin gluten y sin lactosa,

entre otras muchas cualidades. Tremendo.

Tanto sin, sin, sin, no lleva ni pescado.

Es sin pescado.

Ante la duda, mucho mejor consumir pescado fresco y natural.

Tú lo has dicho, apostemos por los alimentos de verdad,

por las materias primas.

Si es pescado, pescado de verdad.

Si es pan o pasta, harina natural, la de toda la vida.

Viajamos a Toledo, a los campos de La Sagra, buscando harina.

Estamos en medio del campo.

Lo que hay a continuación es la vega del Tajo,

de donde nos nutrimos de cereales.

El trigo según viene del campo entra en estos silos.

El que una harina sea de un tipo o de otro

depende estrictamente del trigo del que se hace.

Ese trigo que viene del campo viene con restos de otras semillas,

hay que limpiarlo, acondicionarlo y luego entra a la molienda.

Elías, ¿y estas harinas de qué tipo son?

-Esto es harina de trigo, la de toda la vida.

Todas las harinas que hacemos son naturales,

no llevan ningún tipo de aditivo.

La diferencia entre nuestras harinas

es la materia prima, de dónde viene.

Esto es harina de trigo,

y esto, ves que la textura es diferente, es harina de maíz.

No tienen nada añadido.

Solo el grano, que se coge, se muele y ya está la harina.

La diferencia

entre la harina blanca y la integral

es que la integral se hace con todo el grano.

Esto es una harina de centeno integral, no es blanca,

tiene un componente marroncillo y eso es la fibra,

la envoltura, la cáscara del grano.

Esta es harina integral de trigo,

que igualmente es una harina más oscura,

porque lleva toda la cáscara del trigo,

la cobertura, que es fibra.

Nutricionalmente hablando,

una harina integral es más completa que la blanca.

-Es más recomendable.

-Sí, desde el punto de vista de salud.

Estas son las harinas sin gluten.

Harina de garbanzo, un poco más oscura.

Harina de arroz, es más sueltita, no tiene casi almidón.

Y harinas de maíz.

Estas harinas son la base de los cereales sin gluten.

Te los puedo enseñar.

-Cereales sanos, ¿verdad?

-Cereales que llevan harinas e ingredientes que sabes lo que es.

Mezclamos estas harinas

y las ponemos dentro de una olla exprés muy grande,

donde hay una temperatura y una presión muy altas.

El producto sale prácticamente terminado.

A partir de ahí, se hace la terminación,

que es recubrirlo de miel, recubrirlo de chocolate,

o incluso se puede tomar sin ningún tipo de recubrimiento.

Por lo tanto, son unos productos sanos y naturales.

De una buena harina tiene que salir un buen pan,

sea fresco o envasado.

Nos fijamos en el pan envasado,

porque dura más y no tenemos que comprarlo todos los días,

que es una ventaja.

Sí, es más cómodo, pero también tiene alguna desventaja,

como que tiene un 20 % más de grasa que el pan de barra,

tiene un poco más de azúcar y un poco más de sal,

por tanto, es más cómodo, pero preferimos el pan de barra.

Por eso recomendamos siempre leer muy bien las etiquetas,

que en el caso del pan de molde a veces son interminables.

En concreto, lo que queremos de un pan

es que sea 100 % integral,

eso lo sabremos con el etiquetado, que ponga harina 100 %.

Como hemos hablado en otras ocasiones,

que si no es 100 % no puede denominarse integral.

Puede llevar 80 % y sería "con harina integral",

y puede llevar un poco de sal,

pero que no lleve ningún otro ingrediente,

porque no es necesario.

Esto nos vale para el pan de molde o para el envasado en general,

como tostadas, biscotes... Nos vale para todo.

Como decíamos, lo que tiene que el llevar el pan:

harina, si es 100 % integral, mejor,

nada de azúcar añadido, muy poca sal,

y la grasa, si es aceite de oliva virgen, estupendo,

si no, girasol alto oleico, que también es saludable.

¿No será mejor entonces

que, si queremos hacernos una tostada,

recurramos a la barra de pan? Si es integral, mejor.

Muchísimo mejor.

Para el desayuno, para la merienda. No hace falta nada más.

Este pan de barra lo podemos congelar perfectamente

y tenemos la misma comodidad que con el pan de molde.

Compramos barras, las congelamos, incluso en porciones,

las vamos sacando del congelador, y estupendo, lo tenemos.

Muchas gracias, Ileana.

Esa harina integral es sinónimo de fibra

y nos viene muy bien para tener un buen ritmo intestinal,

como enseguida vamos a ver,

porque en enero siempre hay más problemas de estreñimiento

y, si hay un alimento protagonista en la salud del intestino,

es el arroz.

Aitor Sánchez nos espera

para buscar el arroz más nutritivo y saludable.

¿Será blanco, negro, rojo? ¿Cuál será, será?

Miriam, ¿cuántas clases de arroz piensas que hay?

Integral, normal, bomba... No sé, tres, cuatro.

Más, más. ¿Cinco o seis?

Vamos a preguntar, porque creo que vas a alucinar.

Vamos.

¿Cuántos tipos de arroz tenéis?

Normalmente tenemos más de 20 tipos.

Tenemos, por ejemplo,

el arroz sushi, que nos viene de Japón.

Arroz jazmín o tailandés, que es aromático.

El arroz Delta del Ebro.

Albufera, con denominación de origen.

Tenemos un bomba, el típico de paella.

Otro basmati, aromático. El arroz negro.

Y un arroz muy especial, el arroz rosa Glam Wedding,

que se utiliza en las bodas en la India.

Es un arroz basmati. Estos puntos oscuros son remolacha.

Tenemos que han migrado algunos de los pigmentos.

Las antocianinas de la remolacha las tenemos en este arroz.

Si lo hacemos poquito y no lo pasamos,

mejor para los nutrientes.

Diferentes tipos de arroz, ¿pero tienen algo en común?

Claro que sí.

El arroz es un cereal, un alimento bastante energético,

y, además, como vemos aquí, a granel no perecedero.

Esto también ha permitido que civilizaciones

puedan florecer alrededor del cultivo de cereales.

Cuando tomemos arroz intentemos acompañarlo de proteína

y también hay que decir que no tiene gluten.

Esto lo comparte con el maíz, otro cereal que no tiene gluten.

¿El arroz integral engorda menos? No.

De hecho, el contenido calórico es muy parecido,

pero el integral tiene más cantidad de vitaminas, minerales y fibra.

¿Y el arroz vaporizado qué es exactamente?

Es un arroz que, por lo general, es alargado,

y que se deja en remojo

y se somete a un proceso de presión de vapor.

Eso hace que el almidón se quede como una perla.

Entonces, pierde capacidad de retener agua.

¿Y no lo utilizarías para hacer una paella?

Para nada. Usaría un bomba.

No todo son pegas en ese proceso de vaporizado.

Parte de los nutrientes de la cáscara del arroz

pasan al grano,

así que nutricionalmente es muy interesante.

Veo que dan mucho juego en cocina estos arroces, Dana.

Danos opciones.

Este arroz jazmín, que tiene mucho aroma y mucho sabor,

lo puedes usar para hacer "poke bowls"

o para una guarnición del pollo al curry espectacular.

¿Tú tienes algún favorito? Sí.

El arroz negro tiene una textura melosa,

entonces puedes hacer un arroz meloso,

que tiene un sabor a nuez.

Y el calasparra para hacer una buena paella.

(RÍE) Un "socarrat". Sí, un buen "socarrat".

Qué rico el arroz.

No me extraña

que en algunas culturas hasta lo desayunen.

O incluso en la nuestra,

que se ha tomado arroz inflado mucho tiempo.

Eso sí, sin azúcar. Es verdad.

Arroz para desayunar, comer o cenar.

¿Cómo le sienta el arroz a nuestro aparato digestivo?

Se lo vamos a preguntar a nuestro médico especialista,

el doctor Gonzalo Guerra.

Muy buenas. ¿Qué tal, Miriam?

Pues nunca nadie se lo plantea, ¿pero qué tipo de arroz?

Porque si hablamos de arroz blanco, efectivamente,

ayudará a nuestro aparato digestivo

a estreñirnos un poco, a frenar diarreas,

porque tiene mucho almidón y no absorberá agua,

pero si hablamos de arroz integral, que tiene mucho salvado,

porque lleva la cobertura completa, será al contrario,

nos aportará fibra, que nos podrá ayudar a ir al baño.

Para favorecer el ritmo intestinal,

los expertos habláis de la regla de las tres palabras.

La primera es fibra. ¿Cuáles son las otras?

Son agua y ejercicio,

porque podemos hincharnos a fibra si queremos

para ayudar al tránsito, pero si no hacemos ejercicio,

si no nos hidratamos, el efecto no será el mismo.

Necesitamos beber mucha agua para que las heces se hidraten bien

y el estreñimiento no aparezca.

Por otro lado, ya lo hemos comentado muchas veces,

el ejercicio físico ayuda al intestino a moverse mejor.

Por lo tanto, las tres cosas juntas.

¿Por qué en enero hay más problemas de estreñimiento?

¿El frío frena el ritmo intestinal? El frío no lo sé.

A lo mejor es la famosa cuesta de enero,

que hace más difícil que avance el intestino.

Todo cuesta más.

En enero normalmente venimos de las fiestas navideñas

y en Navidad quien más quien menos hace excesos a la hora de comer

y casi todo lo que comemos de más

son alimentos no precisamente ricos en fibra,

sino en proteínas, azúcares, hidratos de carbono.

Eso no es bueno para el estreñimiento.

Hemos habituado mal a nuestro intestino

durante unos cuantos días.

Por otro lado, también en estas fechas,

hace frío, efectivamente, y que estamos de vacaciones,

hacemos menos ejercicio, nos movemos menos,

y eso tampoco ayuda.

Lo corregimos desde ya con una dieta rica en fibra.

¿Cuánta cantidad de fibra tenemos que tomar?

Dicen los que saben de esto

que más o menos unos 30 gramos al día de fibra.

Tampoco me parece mucho

teniendo en cuenta que una manzana son cien gramos de fruta.

La manzana entera son cien gramos, ¿pero cuánta fibra tiene?

¿Cuánta?

Tienes que ver cuánta fibra tiene por cada cien gramos.

La manzana tiene unos dos gramos.

¿Es mucho? Bueno, comparado con qué.

Un pan integral, rico en cereales,

tendrá hasta seis gramos por cada cien.

La zanahoria o el kiwi tienen unos tres gramos.

Eso es lo que tenemos que mirar.

No el hecho de que ya me he comido una manzana, ya he cumplido.

Hay que llegar a esos 30 gramos, pero de fibra, no de fruta.

A ver qué te parece este modelo de menú rico en fibra.

En el desayuno tomaríamos cereales integrales y fruta.

A media mañana, otra fruta.

En la comida,

guiso de legumbre con ensalada, o ensalada de legumbre.

Para merendar, frutos secos o frutas desecadas.

En la cena, verdura cocida o asada.

Esa dieta sería la perfección.

Tenemos la fruta, mejor sin pelar, que lleva más fibra.

Tenemos la verdura, cruda. Y por la noche, mejor cocinada,

porque se digiere mejor y nos da menos gases.

Luego has dicho fruta desecada y los frutos secos,

que aportan bastante fibra las dos cosas.

Un menú como este

nos da bastante más que esos 30 gramos al día.

Desde ahí vamos ajustando.

¿Y las semillas también son buenas contra el estreñimiento?

En esa dirección va la receta que nos da la doctora Judith Soto,

experta en nutrición y cocina sana que muchos conocéis en las redes

como la doctora cookinghealthy.

Adelante, doctora.

Lo primero que hay que hacer es aumentar la cantidad

de fruta, verdura, legumbres, frutos secos y semillas.

Estas son una opción muy interesante,

porque con una cantidad pequeña, como una cucharada sopera,

nos aportan una ración de fibra

y si, además, las tomamos molidas,

estaremos aprovechando el omega3 y los antioxidantes que contienen,

que van muy bien para mejorar los niveles de colesterol en sangre

y bajar la presión sanguínea.

Por lo tanto, recuerda,

una cucharada sopera de semillas molidas cada día.

Fibra de las semillas y fibra del cereal.

Si hay un cereal de moda al hablar del estreñimiento es la avena,

del salvado de avena.

Dicen que es perfecto para ir como un reloj,

que ayuda incluso a deshincharse y perder peso, porque es saciante.

No sé si todo es cierto. Pues, en cierto modo, sí.

El salvado de avena, igual que cualquier otro,

son muy ricos en fibra,

por lo tanto, nos ayudará con el estreñimiento

porque tiene un cierto efecto laxante,

y, por otro lado, también es saciante.

Si nos sacia, dejaremos de comer antes

y nos ayudará en la pérdida de peso.

Además, la avena nos ayudará a controlar los niveles de glucosa,

los de colesterol e incluso podríamos decir

que tiene un cierto efecto protector en el cáncer de colon.

Ahora bien, no sirve con ponernos hasta arriba de avena,

y el resto del tiempo comer lo que queramos.

Tenemos que equilibrar la dieta.

Comer equilibradamente todos los días

y, además, un poco de avena. Eso vale para todo el mundo

y, sobre todo, para las mujeres embarazadas.

¿Por qué suelen tener problemas de estreñimiento?

Las mujeres embarazadas tienen una alteración hormonal

dedicada a ese embarazo.

La progesterona, que es la hormona principal del embarazo,

a nivel digestivo frena casi todo.

Frena el tránsito intestinal,

hace que las digestiones sean un poco pesadas,

incluso favorece que a veces tengan reflujo.

A eso hay que añadir

que, cuando el embarazo está un poco avanzado,

el feto comprime las tripas, los intestinos,

y eso nos puede frenar ese tránsito intestinal.

Y en los últimos trimestres, las embarazadas se encuentran

un poco más pesadas y disminuyen su actividad física,

que, como hemos dicho,

es muy importante para regular ese estreñimiento.

Muchas gracias, doctor Gonzalo Guerra.

Vamos a cuidarnos y, en el embarazo,

cuidarnos por dos y cuidarnos para dos.

Lo hacemos de la mano de una gran entrenadora personal,

Cris Díaz.

Hola. Soy Cris Díaz, entrenadora personal,

fisioterapeuta y exdeportista de élite

de la selección española de natación.

Os enseñaré un entrenamiento sencillo para las embarazadas.

Según pasa el embarazo, peor, porque tira más, pesa más.

Todo pesa, te duele la espalda,

te duele todo por debajo de la espalda.

La curva de espalda se resiente un poco más.

El primero, para trabajar la cadena posterior,

especialmente la zona dorsal, tan importante para compensar

esa gravedad que hace

que la barriga de la embarazada nos lleve hacia delante.

A por ello.

Muy importante, la respiración.

Durante la espiración metemos un poco el ombligo hacia dentro.

De esa manera nos aseguramos de que trabajamos

el músculo profundo del abdomen, el transverso,

que luego utilizaremos durante el expulsivo del parto

y que será el encargado de proteger a nuestro suelo pélvico

con la carga del bebé.

Sí, lumbalgia tengo. Y no puedo hacer mucho esfuerzo.

Una de mis hermanas, cuando estaba embarazada,

empezó con la ciática,

la pierna izquierda la llevaba arrastrando,

incluso se le quedaba dormida, le fallaba...

Reposo y poco más.

Es lo que te mandan los doctores.

El siguiente ejercicio es para trabajar el glúteo.

Es uno de los ejercicios más importantes

para prevenir la ciática y la lumbalgia durante el embarazo.

Si tenéis una goma por casa,

podéis utilizarla para este ejercicio.

La colocaremos debajo de las rodillas

y haremos pasitos laterales

de forma que no perdamos la tensión de la goma.

Importante esa semiflexión de las rodillas,

juntar escápulas atrás, mirar al frente

y mantener una respiración constante.

El parto es como una maratón

y debemos llegar preparadas para ello para evitar

las posibles complicaciones que dependen de nosotras.

Estoy haciendo con una pelota que tengo de estas grandes.

Una "fit ball" y, sobre todo, mucho control postural.

Nos sentamos con rotación externa de cadera,

punta de los pies hacia afuera, cogemos aire hinchando la tripa

y, al soltarlo, metemos el ombligo, intentamos juntar nuestras manos,

como si abrazáramos a nuestro bebé.

Hay que trabajar el músculo más profundo,

que es el que nos ayuda a proteger el suelo pélvico

y con los pujos durante el expulsivo.

También en esa recuperación una vez hayamos dado a luz.

Contra la gripe se vacunan las mujeres embarazadas

porque están consideradas un grupo de riesgo,

¿pero se pueden vacunar contra el coronavirus?

Se lo preguntamos a nuestro médico de familia,

el doctor Fernando Fabiani.

Muy buenos días. Buenos días, Miriam.

Probablemente sean absolutamente seguras estas vacunas

en las embarazadas, pero, como no han participado

directamente en los ensayos clínicos,

por un principio de precaución, inicialmente

no se recomienda su vacunación de manera sistemática.

Lo que sí está claro es que tienen que empezar a vacunarse ya

las personas que lo tienen indicado,

las que pertenecen a determinados grupos de riesgo.

En concreto, hemos empezado

por las personas mayores que viven en residencias,

por los trabajadores de esas residencias

y por los profesionales sanitarios que trabajamos en primera línea.

Vamos a sacar un semáforo verde

para la vacunación de las personas que lo tienen indicado,

porque las personas que pertenecen a un grupo de riesgo

y se les recomienda vacunarse tienen que tener claro

que es porque los beneficios

superan claramente a los posibles riesgos,

pero no con esta vacuna, sino con todas.

¿Y qué hace exactamente la vacuna del coronavirus?

Porque hay personas que ya la están recibiendo

que quizá no saben exactamente qué se meten en el cuerpo.

Las primeras vacunas que nos han llegado

son un poco revolucionarias.

No se inocula, que es el nombre que utilizamos,

un virus debilitado, como ocurre con otras vacunas.

Aquí se inocula el famoso ARN mensajero,

que como su propio nombre indica es mensajero.

¿Sabes qué mensaje lleva? No.

Le lleva un mensaje a nuestra célula y el mensaje dice:

"Fabrica una proteína

parecida a la que tiene en la superficie el coronavirus".

¿Con esto qué conseguimos?

Nuestras células fabrican una proteína,

nuestro sistema inmunitario reconoce la proteína

y empieza a fabricar anticuerpos,

para combatir a esta proteína

y, si en un futuro entramos en contacto con el coronavirus

porque somos infectados, ya está preparado

y tiene las armas para combatir esa infección.

Saquemos una señal de prohibido a este miedo a ponernos la vacuna

porque pensamos

que esto nos producirá alteraciones genéticas.

Seguramente nos esté abriendo puertas

al desarrollo de nuevas vacunas para otras enfermedades,

incluso de nuevas líneas de tratamiento.

Tranquilidad por tanto.

¿Y por qué hay médicos que recomiendan

que, de manera preferente,

se vacune a las personas con exceso de peso,

tengan la edad que tengan?

Recordemos que la vacunación se recomienda, preferentemente,

en las personas que tienen alguna situación de riesgo.

¿Riesgo qué es? Riesgo de que en su caso

la infección por coronavirus se complique.

Esto puede ser por motivos de edad o por determinadas patologías.

La obesidad parece que se asocia a un mayor riesgo.

Lo que sí tenemos que tener claro es que frente a la obesidad

podemos vacunarnos con algo que conocemos desde hace tiempo,

que es mejorando nuestra alimentación

y haciendo ejercicio físico.

Esto es fundamental.

Fíjate que la mitad de los españoles reconoce

que ha puesto peso durante la pandemia.

Anda. La mitad. Esto es uno de cada dos.

De nosotros dos, uno, está claro que sería yo.

Yo la verdad es que no. (RÍE) Ha puesto peso.

Tenemos que combatir la obesidad,

pero no solo con su relación con el coronavirus,

sino porque está asociada

a muchas enfermedades y complicaciones.

La obesidad sí que tiene efectos secundarios.

Y hablando de efectos secundarios:

¿Esta vacuna nos puede dar reacción?

Nos puede no, probablemente nos dé alguna reacción,

pero tranquilidad, que te he visto cara de susto.

Un poco sí. No te asustes.

Los efectos secundarios son más leves todavía que frecuentes.

Estamos llamando efectos secundarios

a que me dé un poco de dolor en la zona donde me la han puesto

y a lo mejor esa tarde, al día siguiente

me note la zona un poco molesta,

o que al día siguiente me duela un poco la cabeza,

o esté algo más cansado, o me dé unas décimas de fiebre.

Ningún efecto secundario que no se alivie

poniendo una manta caliente en la zona de la inyección

o tomándome un paracetamol.

Lo cierto es que tardaremos un poco en estar todos vacunados.

¿Qué puedo hacer yo hasta que me llegue esa vacuna?

Hasta que te llegue no,

y después de que te llegue esa vacuna,

tenemos que mantener las medidas de protección

que llevamos mucho tiempo diciendo.

Estas medidas solo se podrán relajar

cuando estemos vacunados prácticamente la totalidad

o al menos tres cuartas partes de la población.

Hasta entonces: distancia física, uso de mascarillas,

lavado de manos, y muy importante,

en espacios cerrados, ventanas abiertas.

Es que hace mucho frío. Sí, pero toca ventilar.

Además, el frío es lo más natural en un mes de enero,

tan natural como las heladas.

Por eso, hoy, nuestra meteoróloga Mar Gómez nos explica

en qué consiste este fenómeno del tiempo, la helada de enero.

Enero es el mes más frío de nuestro país

y las temperaturas apenas superan los siete grados.

Son frecuentes las heladas,

las intrusiones de aire frío siberiano

y las nevadas.

En este mes hemos alcanzado temperaturas

de 20 grados bajo cero, incluso de 25 grados negativos.

Las heladas son especialmente intensas y frecuentes

en zonas de montaña como esta.

¿Qué son y cómo se producen las heladas?

Básicamente podemos hablar de ellas cuando la temperatura ambiental

desciende por debajo de los cero grados,

el punto de congelación del agua.

Las heladas pueden implicar la aparición

de una capa más o menos gruesa de escarcha.

En este caso, se llaman heladas blancas.

Si esta está ausente, se llaman heladas negras

y pueden dañar seriamente la vegetación.

Las heladas pueden producirse de tres formas diferentes:

por la llegada de una masa de aire frío,

heladas de advección;

por el enfriamiento nocturno, heladas de radiación;

o por la evaporación del agua de las plantas,

en ese caso se llaman heladas de evaporación.

Ya lo dice el refrán: sol de enero, poco duradero.

Sin embargo, hay un fenómeno

que puede confundirse con la helada.

Hablamos de la cencellada,

que puede definirse como la niebla congelada.

Se produce cuando las gotas de niebla

se congelan sobre objetos duros con una temperatura en cero grados,

o ligeramente superior.

Si el viento entra en acción, se pueden crear

vistosas agujas y plumas de hielo blanco

que pueden parecerse también a una nevada,

pero, al contrario de lo que podemos pensar,

las noches de cielo despejado

son más frías que las de cielo cubierto.

Durante la noche la superficie terrestre

se desprende del calor acumulado durante el día

y en noches de cielo despejado

lo hace de forma lenta, pero constante,

alcanzando su punto más bajo justo antes del amanecer,

que es cuando solemos registrar la temperatura mínima.

Lógicamente, el frío y las heladas tienen un impacto y un riesgo

en nuestra salud.

Si estas son muy intensas, podemos sufrir problemas

como el riesgo de congelamiento o hipotermia,

que se produce cuando nuestro cuerpo

pierde calor más rápido de lo que lo produce.

Por eso siempre debemos ir bien protegidos,

revisar la previsión meteorológica<

y no adentrarnos en zonas de montaña

sin tomar las precauciones adecuadas.

En estos días tan fríos de enero hay mucha gente que se queja

de dolor y rigidez en sus articulaciones.

Y no me vas a decir que no es por el frío.

Yo no sé si es el frío, el cambio de presiones,

pero mucha gente en esta época

que dice que le duelen más las bisagras.

¿Las bisagras? Permíteme la comparación.

No me dirás que nuestras articulaciones

no son nuestras bisagras, por donde nos doblamos.

Ocurre de manera parecida.

Cuando no mueves las bisagras, ¿qué ocurre?

Que se ponen rígidas.

Tú no abres y cierras la casa de tu pueblo

durante un año y, cuando quieras cerrar la puerta, está bloqueada.

Igual con nuestras articulaciones. Hay que mantenerlas en movimiento.

Moverlas, hacer ejercicio. Haces ejercicio,

mantienes en marcha tus articulaciones

y, además, entras en calor,

que viene estupendo en los días fríos.

Toda la razón.

Otra idea muy asociada al frío es que en esta época del año

comes más y, por tanto, engordas más.

Claro, y en verano apetece más helado

y por eso engordas más.

Y el verano por el invierno y el invierno por el verano,

lo arreglamos igual.

El problema de la comida

no es tanto la cantidad, sino la calidad.

Yo no conozco a nadie que se haya puesto mucho peso

porque le ha dado por comer mucha fruta y mucha verdura.

Yo tampoco.

Es cierto que hay personas que con el calor

les apetece más una ensalada fresquita,

un gazpacho, y que a lo mejor en invierno se tiran de cabeza

a las croquetas y los cocidos,

y esto puede hacer que pongamos un poco de peso,

pero para entrar en calor una crema de verduras,

una menestra, un buen pisto también pueden servir.

Saquemos una señal de peligro si veo que estoy comiendo mucho,

que empiezo a poner peso. Ajá.

Pongamos precaución y no pongamos de excusa el termómetro.

Muchas veces el problema no es el termómetro,

es el "hambrómetro".

Y es que tengo hambre a todas horas y el cuerpo me pide comer más.

Pero si tienes hambre, tendrás que comer.

Eso es una reacción natural. Sí si es hambre de verdad, física,

pero muchas veces llamamos hambre a lo que no es hambre.

Todos conocemos el hambre por aburrimiento.

Tú desayunas y te vas a hacer cosas a la calle

y tú no tienes hambre,

pero como te quedes en tu casa cada media hora

estás dando un paseo a la cocina a ver qué hay en la nevera.

Estás aburrida.

Saquemos el semáforo rojo cuando comas por impulsos

y hacemos dos cosas: Uno, cambiemos lo que hacíamos.

Cambio de tarea y se me pasa la sensación de falsa hambre;

y vamos a tener alternativas saludables para el picoteo

si no lo podemos controlar.

Un puñado de cerezas, alguna fruta de temporada,

unos frutos secos al natural.

Fundamental, en las comidas principales vamos a comer bien

para no tener tanta hambre entre horas.

Vamos a tener nuestra buena ración de verduras,

una buena ración de proteínas que nos sacie

y, si tenemos frío, una sopa calentita para empezar.

Muy bien. Muchas gracias, doctor Fabiani.

Te tomo la palabra y nos vamos en busca

de una sopa de invierno, una sopa castellana,

llena de sabor y calentita.

En nuestro viaje por la cocina española.

Hola, chicas.

¿Lo imprescindible para no pasar frío en Segovia qué es?

-Calcetines calentitos, guantes, gorro y bufanda.

Buenos días, perdone que las moleste.

¿Cuál es la mejor manera de entrar en calor en Segovia?

-Comiendo una sopa castellana.

La sopita castellana de Segovia te entra en calor.

Aquí hace mucho frío.

Y detrás de la sopa castellana, un cochinillo,

que ya te chupas los dedos.

Y después de eso, una siesta o un paseo por toda Segovia.

-Un ponche segoviano, para terminar.

-¿Con eso me asegura usted que entro en calor?

-Entras en calor, pero de maravilla.

-Venga.

Alberto, sopa castellana.

¿Qué es ese plato tan mítico de esta zona?

-Pues es de origen humilde de la antigua Castilla,

desde Cantabria hasta Ciudad Real.

Gente humilde, trabajadora, trashumante, ganadera...

-La cocina de aprovechamiento. -Sí, sí.

-Con ingredientes al alcance de todos.

Todo saludable al 100 %. -Nos viene perfecto.

¿Cómo empezamos a preparar la sopa castellana?

-Echamos el ajo para que se dore y coja color el aceite.

Ahora echamos un poco de pimentón. -¿Es dulce o picante?

-Dulce, dulce.

Lo sofreímos un poco para quitar el amargor que nos puede dar

el pimentón en crudo.

-Ya iríamos con el pan. No sé si tiene que ser especial.

-No, pan de ayer metido en una bolsa de plástico, revenido.

Tenemos aquí un caldo que ha cocido y reducido durante ocho horas,

que lleva hueso de jamón ibérico y verduras.

-Que huele que alimenta. -Sí, sí.

-¿Y cómo lo servís aquí?

-Echamos un poquito de sopa castellana en la base.

-Sí.

Ah, este es el secreto.

-Echamos el huevo de gallina crudo, le echamos otro poco de...

-Por encima. -Por encima.

Que cueza un poco y, para terminar, un poco de jamón.

Aunque afuera haga menos tres grados,

aquí todos entran en calor.

-Con esto no hay frío que valga. -No, con esto no hay frío.

La sopa es una estupenda manera de hidratarse en invierno,

de hidratarse a cucharadas, Marta.

También nos podemos hidratar bebiendo frutas y verduras.

Será comiendo frutas y verduras. No, no lo he dicho mal.

Nos las vamos a beber porque las vamos a triturar.

Nos vamos a comer todo su alimento.

Las vamos a batir con este pequeño electrodoméstico

que revolucionó la cocina

como voy a revolucionar aquí todo lo que tengo.

Fíjate que hace justo cien años que Poplawski,

un polaco que emigró a EE. UU., inventó la batidora,

porque quería hacer un pequeño electrodoméstico

que triturara y batiera a la vez.

Fue un gran cambio para la cocina.

Es que la tecnología ha revolucionado la cocina.

Tenemos la batidora, la exprimidora, la licuadora.

Sí, pero en "Saber vivir" lo que más nos gusta es la batidora

porque es lo más nutritivo.

Licuadora, ya lo dice su propio nombre.

Solo nos tomamos el líquido del alimento

y nos dejamos de lado toda la fibra que nos interesa.

Eso no nos interesa. Has dicho también exprimidor.

Sí. Un poco mejor que la licuadora,

pero en el exprimidor también nos dejamos un poco de pulpa.

Y la batidora, como esta que tengo por aquí,

hace que aprovechemos toda la matriz del alimento.

Perfecto. Que es donde está toda la fibra,

las vitaminas, los minerales y hace que sea más saciante.

¿Y cómo nos lo vas a demostrar?

Comemos por la vista, ¿verdad? Verdad.

Así que te he traído batidos de todos los colores.

Del semáforo de la nutrición. Así es.

Verde, rojo y naranja. Empezamos por el verde.

Todos los colores son sinónimos de antioxidantes.

¿El verde qué color es? La clorofila. Superantioxidante.

Además, todas las verduras de hoja verde

tienen mucha vitamina K y también mucho calcio.

Aquí tenemos una bomba de nutrientes.

Lo hemos hecho con espinacas, con manzana, hierbabuena y lima.

Uy, qué rico. Cuando hacemos un batido verde,

la clave es utilizar siempre para endulzar manzana.

Funciona genial.

Y luego la base verde que más nos guste.

¿Podría ser brócoli? También. Podría ser berza.

¿Apio? También nos vale.

Pero nada de licuados, todo bien batido.

Claro.

Tenemos aquí el color rojo, que nos ha salido un poco rosa.

Bueno, pero ya nos gusta. Lo hemos hecho con fresa,

con frutos rojos, con esto que tenemos por aquí.

¿Eso qué es? "Dragon fruit" se llama.

Fruta del dragón.

Eso es, que está cargada de antocianinas,

que son los antioxidantes que le dan el color rojo.

Muy bien. Y podemos echarle remolacha.

¿Esta cómo la endulzas?

Esta la hemos endulzado con plátano.

Estupendo. Aquí con manzana. Aquí con plátano.

Y tenemos por aquí lo naranja, ¿verdad qué bonito?

Naranja, color de los betacarotenos,

que son precursores de la vitamina A.

Importantísima para la vista,

el cuidado de la piel, de las mucosas...

Y lo hemos hecho con zanahoria, con mango, jengibre,

que le da un sabor buenísimo, y con naranja.

¿Le podríamos poner mandarina? También.

También podríamos poner boniato ya cocido.

Todo lo que se te ocurra de color naranja.

Calabaza, caqui, que estamos de temporada.

Qué bueno. Naranja me voy a poner yo si lo pruebo.

¿Puedo? Adelante. A ver si te gusta.

¿Cómo no me va a gustar?

Este se endulza con la fruta que lleva.

El mango ya tiene mucho sabor. Está riquísimo.

Tenemos que tomar más frutas, más verduras, menos chucherías.

Y para dar un buen ejemplo a nuestros hijos y nietos,

en vez de caer esas chucherías, mirad cómo lo hace,

con qué simpatía, esta mamá, una mamá molona.

(Música "La pantera rosa")

¿Y las chuches? -¡Mamá!

Digamos un no muy grande a las chucherías

y un sí muy grande a la ilusión.

Y qué ilusión nos hace cuando somos pequeños cumplir años.

En "Saber vivir" ya son 24 velas, ahí es nada,

las que tenemos que celebrar.

Felicidades a todo el equipo de "Saber vivir".

¿Sabes lo que significa la tarta con las velas?

No.

Es agradecimiento a la Luna, a la diosa de la Luna, Artemisa.

La forma redonda de la tarta hace referencia

a la forma de la Luna y la luz de las velas

simboliza la luz de la Luna y de la vida.

Vida me da a mí saber la receta de esta tarta de cumpleaños.

Esta tarta es un bizcocho de mango, que está para chuparse los dedos.

¿Cuál es el truco? Es el clásico bizcocho de yogur,

pero sustituimos el azúcar por puré de mango.

¿El pure de mango es eso amarillo

que yo pensaba que era crema pastelera?

Eso es. Tenemos dentro de la masa.

Y esto que hay aquí fuera son trozos de mango.

Además, se queda con una textura

muy jugosa y muy similar a la crema pastelera.

Seguro que sí.

¿Sabes qué falta? ¿Qué?

Encender las velas. Vamos a encender las velas.

Ahí va. 24.

24 años ya, ¿eh? Fíjate.

¿Simboliza algo la luz de las velas?

Sí, sobre todo, cuando las estamos apagando.

Sabes que hay que pedir un deseo, ¿verdad?

Claro. Pues el humo va al cielo

y así se cumplen nuestros sueños gracias a Artemisa.

Ojalá se nos cumplan todos esos sueños,

no solo a nosotros, sino a todos aquellos

que todos los días cumplen años en algún sitio.

Y para todas esas personas, en la web de "Saber vivir"

tenéis todas las recetas de esta tarta.

Ojo, después de hacerla, hay que moverse un poco,

para quemar estas calorías.

Pues a quemarlas vamos buscando un destino saludable,

porque el frío no nos debe frenar y menos si tenemos

destinos tan bonitos como este, la Asturias nevada.

Picos de Europa, Miriam, ya lo sabes.

Venimos a pasear un poco con las raquetas de nieve,

un día perfecto en un sitio maravilloso,

pero la carretera impracticable.

Nuestra furgoneta dando la vuelta.

Y ahora esperando a que venga un ganadero con ruedas de nieve

a buscarnos para ver si podemos llegar arriba, a Tielve.

Este es el pastor. -Es pastor de vacas.

-De cabras y de vacas también. ¡Pastor de todo!

Un detalle muy bueno,

lleva las ruedas de delante bastante deshinchadas.

Les quita aire para la nieve.

Claro, nosotros vemos la nieve, qué bonita,

venimos a pasear, a disfrutarla,

pero para los que trabajáis aquí es otra cosa.

-Yo comprendo que algunos querrán ver esto nevado, pero...

-Hay que tener un poco de cabeza. -Pero no hagáis fotos ahora.

Hoy con Rubén, nuestro guía fundamental,

hoy con raquetas. -Además, es obligatorio.

Con esta nieve necesitas raqueta, porque te hundes mucho.

¿Y estas vacas cuáles son? -Esta es una vaca de aquí.

Esta es la asturiana de la montaña.

Es una vaca pequeña, que tiene la mano muy pequeña,

tiene el rabo un poco levantado y el mechón de pelo en el pecho.

Es una vaca que no tiene mucha leche,

es una vaca de carne,

pero que es muy buena para este terreno.

En un pispás, todo el trabajo rápido, ¿no?

-Sí. Ahora queda el forraje.

Hasta marzo que empiezan a parir hay que cuidarlas un poco.

En un día como hoy tenemos la opción de una ruta con raquetas

por un bosque, que es maravilloso nevando debajo del bosque.

Podemos ver una cueva de queso, podemos ver salmones.

-¿Se ven salmones? -Sí. Ahora empiezan a desovar.

-¿Y lobos y esas cosas?

-Para ver huellas es el momento más fácil.

-Y dices que hay mucha gente

que, en días como hoy, se aventura aquí, a lo loco.

-Sí, ahora está muy de moda en las redes sociales

ir a la nieve a por la foto,

pero hay que ser consciente de que esto es peligroso.

Rubén, quítate la mascarilla, que te veamos la cara.

-Venga. -Rubén, guía de montaña,

de cualquier montaña, pero especialmente de esta.

-Descendiente de pastores.

De pequeño estuve muchos años en el parque nacional,

y, al final, son mis montañas, las montañas que yo conozco bien

y donde yo puedo transmitir una seguridad buena.

Genial, estupendo. Ahora un poco de cabrales, ¿no?

-Tú me dirás. -Pues venga.

Y el queso de cabrales es de tres leches.

El auténtico.

-El de las tres leches se hace más en verano,

pero, normalmente, el que se hace en invierno,

el que se haría ahora,

que las cabras y las ovejas están embarazadas, sería de vaca.

-Un final espectacular.

Ahora nos comemos un queso y nos vamos a casa.

Cualquier destino es bueno para nuestra salud.

Si nos invita a cuidarnos, a comer mejor

y a practicar ejercicio o los buenos propósitos

que cada año queremos cumplir, Teresa.

Y no veas si cuestan. Cuesta.

¿Tú sabes que a estas alturas solo el 25 % de las personas

que se propusieron lograr algo en este año lo harán?

Y dentro de seis meses, solo el 5 %.

Decimos que porque no tenemos fuerza de voluntad,

pero, en realidad, es que no reforzamos nuestra voluntad.

Hay que practicarla, como si fuera un músculo,

para crear hábito.

¿Y es cierto que se necesitan 21 días

para convertir un hábito en una rutina saludable?

Eso lo dijo un cirujano norteamericano en 1960,

Maxwell Maltz, pero hay estudios

que apuntan a que tienen que estar en torno a los 66 días.

Por ejemplo, en la Universidad de Londres.

¿Por qué? Porque hay que crear redes neuronales,

nuevas conexiones

que permitan combatir a nuestro cerebro perezoso.

Nuestro cerebro aplica la ley del mínimo esfuerzo.

Siempre busca excusas.

"No, mira, déjalo, la semana que viene,

un fin de semana...".

Y, sin embargo, debemos practicarlo y eso es importante.

Como si fuera un músculo. Ya, pero ojalá fuera tan fácil

entrenar la voluntad como se entrenan los músculos.

Y se puede.

Hay un científico de la Universidad de Singapur,

que dice que podemos reforzar nuestra voluntad

en la misma medida en la que reforzamos nuestros bíceps.

¿Cómo?

Él cuenta que, cuando tenemos que tener más fuerte nuestra voluntad

para resistirnos a una tentación,

como una comida que nos gusta y no debemos de comer,

lo que tenemos que hacer es marcar nuestro bíceps,

tensarlo de forma consciente durante un minuto

y así estamos reforzando la voluntad.

Te das cuenta de cómo el cuerpo y la mente están muy unidos.

Qué curioso. Hablando de buenos propósitos,

el propósito por antonomasia de todos los meses de enero

es la dieta. Y cómo cuesta.

Pero te diría una cosa, creo que al mismo tiempo

que reforzamos nuestra voluntad,

tenemos que cuidar nuestras palabras,

nuestros pensamientos y las palabras,

porque dieta es negativo.

¿Por qué utilizamos una palabra negativa?

¿Por qué empleamos el no? No comer aquello que me engorda.

No comer aquello que no me conviene,

porque tengo que perder peso.

Vale, borramos todo eso, esas palabras,

¿pero qué decimos?

Pensemos en positivo y hablemos en positivo.

¿Por qué perder si lo que queremos es ganar salud?

Yo quiero comer, sí,

aquello que me haga mantener una buena salud,

pero no por un rato, no como un hábito, siempre,

en nuestra vida, queremos ganar salud,

y, por tanto, comer cosas que nos gusten.

Apliquémonos ese refrán tan antiguo

que decía: "Come para vivir, no vivas para comer".

Di que sí. Sabias palabras. Teresa Viejo, muchas gracias.

Periodista de la salud y de la vida.

Comamos para vivir,

para tener buena salud y rendir al máximo,

como tiene que hacerlo el piloto de un avión de combate.

Hemos ido a conocerlos a la base aérea de Los Llanos

y veréis cómo se cuidan.

Con sus espectaculares imágenes

os dejamos en esta mañana de domingo.

Gracias por vernos y cuidaos mucho.

Llevo 12 años volando y en ningún momento consideras

que lo controlas todo.

Aquí no miramos el reloj.

Aquí se echan las horas que haya que echar.

La misión hay que sacarla

y no podemos tener la cabeza pensando en lo que dejamos atrás.

Trabajamos como un equipo

y poder confiar en el que tengo al lado

es el valor más importante que tengo en esta profesión.

Lo más placentero para mí es no tener una rutina día a día.

Claramente es algo que no todo el mundo puede hacer

y uno mismo se siente muy orgulloso de ello.

Comenzamos, nos ponemos cada uno en nuestro puesto.

Buscamos ejercicios que nos proporcionen

un entrenamiento con muchas cualidades

con muy poco tiempo de ejecución.

¡Trabajo intenso! ¡Corta duración!

El entrenamiento está enfocado

a fortalecer los músculos de la espalda,

el abdomen y las piernas,

ya que, al hacer determinadas maniobras,

la sangre se nos iría a la zona de los pies

y tenemos que apretar esos músculos para no perder la conciencia.

Lo que les proporciona es estar bien concentrados en la misión,

con un campo de visión amplio

y, sobre todo, poder mantener la capacidad de decisión

y de análisis de información que reciben casi inmediata.

El tipo de alimentación que siguen los pilotos

se basa en la dieta mediterránea.

La alimentación la tienen que hacer

entre una y dos horas antes del vuelo

porque la dieta puede llegar a ser un poco más copiosa

y eso provocar algún trastorno.

Debemos nutrirnos con bastante carbohidrato,

un tipo de grasas que son sanas y después proteína.

Con eso tenemos un rendimiento mejor

a la hora de volar

y de tomar decisiones en el menor tiempo posible.

Lo que les recomendamos es que en sus familias

y durante todo el tiempo que no están aquí

mantengan también un tipo de dieta muy equilibrado.

Sobre todo, evitar que coman mal, insano,

que son los alimentos ultraprocesados.

Las capacidades que se buscan en un piloto de caza

es que sea alguien disciplinado, capaz de tomar decisiones rápidas

y que tenga una capacidad de concentración alta,

que pueda mantener un vuelo 100 % concentrado en la misión.

Hay ocasiones en las que pasamos mucho tiempo fuera de casa.

Al final, la familia es la que más lo sufre.

Antonio, ¿qué pasa? ¿Cómo estás? -Muy bien, todo genial.

Las técnicas que utilizo con los pilotos

son técnicas como un deportista de alto rendimiento.

Hemos comenzado un entrenamiento en resiliencia.

La resiliencia es la capacidad para recomponerse

y salir fortalecido de cualquier situación adversa.

Necesitamos buscar un equilibrio entre el aspecto mental,

el físico, emocional, espiritual y de desarrollo personal.

Si conseguimos una persona

que tenga esos cinco aspectos equilibrados,

tenemos una persona casi perfecta para poder volar.

A Javier lo tenemos visual en ruta. La "meteo" es buena.

En el polígono de Bardenas también es buena.

El viento es del norte, en torno a 30 nudos

a nivel de vuelo 200.

Desde pequeño, cualquier avión que veía,

mi mirada se iba al cielo

y mi aspiración final fue ser piloto de caza.

Es la profesión más bonita a la que se puede dedicar uno.

Tenemos ejercicios, misiones, conoces mundo

y es algo que aprecio mucho.

El espacio es el espacio donde nos movemos

y la sensación es de absoluta libertad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 24/01/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 24/01/21

24 ene 2021

Esta semana analizamos opciones económicas de carne y pescado, como las salchichas o los palitos de “cangrejo”, y el pan de molde, ¿basta con que sea integral? También hablamos de las propiedades del arroz y de cómo podemos mejorar nuestro tránsito intestinal. Aprendemos ejercicios para embarazadas con Crys Dyaz, todo lo que deberíamos saber sobre la vacuna del coronavirus y los efectos secundarios que puede tener, a preparar unas propuestas de batidos saludables con Marta Verona y cómo podemos entrenar nuestra fuerza de voluntad.

ver más sobre "Saber vivir - 24/01/21" ver menos sobre "Saber vivir - 24/01/21"
Programas completos (447)
Clips

Los últimos 3.629 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios