Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5721769
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 22/11/20 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidos a "Saber vivir".

Vamos llegando a final de mes y nos tientan con las ofertas

porque hay menos dinero para la cesta de la compra,

¿y qué ofertas son mejores?

Os las vamos a desvelar para comer bien,

sin pagar de más.

También nos fijaremos en las semillas de girasol

porque hablamos de los aperitivos, de las patatas fritas

y las cortezas a los snacks de maíz.

Pero cuidado con las patatas y las tostadas demasiado hechas

que no son buenas para la salud.

En la cocina nos espera una triunfadora,

la chef Carme Ruscalleda,

que nos trae su receta favorita,

un delicioso plato de mar y montaña que os va a gustar tanto

como las recetas saludables de Marta,

de la empanada a la crema de cacao con avellanas en su versión

más casera y nutritiva.

Y en el espacio de Gente Sana,

hoy viene Alaska,

la reina de la movida,

que nos va a contar cómo se cuida,

porque los años no pasan en balde.

Yo no tengo nada de salud que se pueda considerar grave,

pero tengo un montón de pequeñas cosas crónicas que son una pesadez.

Yo tengo los cartílagos de las rodillas en desaparición,

un par de protusiones y una hernia discal,

empiezo a tener artrosis.

Yo tengo mucha tendencia al asma por una cuestión alérgica.

Una hora llena de ideas para cuidar tu salud,

que empieza aprendiendo a comer bien,

y empezamos con un alimento que nos da aceite para freír

y pipas para picotear, las pipas del girasol.

(Música)

Cuando se ven amarillos,

es tan precioso de verlo.

Ahora cuando están secos, cambia de color, más tristes.

Bienvenidos a uno de los campos de girasoles de Cabezuela, Segovia,

por aquí en esta zona se siembran a últimos de abril,

primeros de mayo, para poder cosechar

antes de que vengan las lluvias más intensas del otoño.

Bueno, el girasol es que la cabeza normalmente

gira siempre hacia la salida del sol

y al final, cuando terminan de madurar y están secos,

siempre quedan mirando hacia la salida del sol.

Cada cuenco de estos lleva una pipa,

por los exteriores normalmente las pipas

son más grandes que por el interior, salen fácil.

Cuando está seca la cabeza,

bastante más fácil que cuando está verde.

El número de pipas yo no las he contado nunca,

la verdad, ni pienso tampoco entretenerme en ello.

Cuanto más fértil sea el terreno,

pues mejor para todo tipo de producciones, claro.

Y que le caiga alguna tormenta de agua,

pues cuando está aflorando.

Esto va destinado para aceite

y lo que es la cáscara y algún despojo para harina de girasol,

se pueden comer perfectamente,

lo que pasa es que son más incómodas de comer que las de mesa,

porque son más pequeñas,

la piel más fina y se pelan peor.

La diferencia de la de mesa se ve en el tamaño y en el color.

Porque el sabor...

Pues yo creo que es muy parecido, incluso a lo mejor,

casi es más sabrosa esta que la de mesa.

Hora de ver cómo se cosecha

y que la cosechadora la veáis en marcha.

Venga, vamos a ver.

La máquina lo que hace es subir todo lo que es el producto

al cilindro, separa la pipa de lo que es la cabeza

y después pasa al sistema de limpia.

Cuando se llenan las tolvas,

echar al remolque y llevarlo al almacén.

-¿Cómo ha llegado la pipa?

-La hemos recibido esta mañana y ahora estoy sacando la muestra

para llevarla al laboratorio.

-La pipa es uno de los frutos secos que viene directamente del campo,

con lo cual necesita una limpieza.

La pipa cruda solo se comercializa en cuando está repelada,

en este caso es difícil de pelar,

por eso se tuesta, pero perfectamente la puedes comer.

Hola, Diego. -Hola.

-Te traigo esta pipa para que la analicemos.

-Muy bien. Gracias.

La pipa se sumerge en aguasal.

Esto estaba durante aproximadamente 15-20 minutos,

pasa directamente a los enfriadores para ir

directamente a la zona de envasado.

Nosotros normalmente comemos pipas a diario.

No nos cansamos de ella y al final siempre es un aporte energético

que también necesitamos a lo largo del día.

Es rica en vitamina E,

con lo cual es muy buen antioxidante.

(Música)

Semillas del girasol para comer directamente

o para tomar su aceite,

el aceite de girasol que tanto consumimos

Ileana, sin darnos cuenta muchas veces.

Buenos días, Miriam.

Efectivamente, el aceite de girasol está en muchísimos productos

procesados.

En la etiqueta, ya sabes, el DNI del producto,

que siempre decimos,

puede figurar como aceite de girasol o aceite vegetal.

La recomendación,

porque además lo he visto en muchísimos informes

y estudios de OCU, siempre si consumimos de girasol,

que sea alto oleico,

porque la grasa es de mucha mejor calidad

y no quema tan pronto como el que no lo es.

Esas pipas de girasol son un snack perfectamente

saludable, siempre que no lleven sal.

Además, en el supermercado encontramos una gran variedad

de esos snacks, de aperitivos a base de patata,

corteza, palomitas, luego otros en forma de palitos, de tiras...

De todo. Sí.

De todo, Miriam.

Hay una gran oferta y, de hecho, sabes que durante

la crisis sanitaria hemos sido grandes consumidores

de este tipo de productos. ¿Y sabes por qué?

¿Por qué? Porque como llevan mucha grasa,

y mucha sal y algunos llevan potenciadores de sabor,

lo que hacen es que, en momentos de estrés, de ansiedad,

de malestar, vayamos como locos,

consumamos mucho.

Y, claro, nos satisface.

Pero luego se resiente la salud.

Claro, grasa y sal, también tienen esos aperitivos

hechos a base de patata,

como los que tenemos aquí.

Sí, también, esos aperitivos a base de patata

llevan fécula o harina de patata, potenciador del sabor,

con lo cual, cada vez queremos más, grasa vegetal y bastante sal.

¿Tantas calorías tienen las patatas fritas?

Sí, tienen 550 aproximadamente por cada 100 gramos,

tienen también grasa, por supuesto,

pero aquellas que nos las venden como light

o ligeras tienen 480 calorías.

Casi, casi.

La diferencia va a ser en la grasa.

En las patatas tradicionales tienen 36 gramos de grasa

por cada 100,

y en las light no tienen que superar el 30%,

pero al fin y al cabo, calorías, un montón.

Y además de calorías es que muchas veces

cogemos patatas fritas

o escogemos siempre las más fritas,

las que están más doraditas.

Sí, hay gente que tiene querencia por ese tipo de color,

porque a lo mejor es más atractivo,

pero ¿sabes lo que es eso? ¿Sabes lo que significa?

Que tiene acrilamida,

la acrilamida es una sustancia

que la Organización Mundial de la Salud ha determinado ya

como potencialmente cancerígeno,

lo cual hay que evitarlo.

No solo pasa en las patatas,

pasa también en las tostadas cuando las quemamos mucho

o en la carne de barbacoa

cuando sale muy negra de la barbacoa,

que hay gente que le gusta,

eso es peligroso, hay que evitarlo,

sobre todo, si lo tomamos recurrentemente.

Seguimos profundizando en el mundo de los snacks

y es verdad que antes se consumían muchas más cortezas de cerdo,

ahora tenemos otra variedad que es de origen vegetal,

estas cortezas de trigo, parece que como son de origen vegetal,

pueden ser más sanas, pero ¿qué? Pues a ver, Miriam,

cortezas de cerdo, todos lo sabemos, sobre todo grasa,

la mitad de su peso es grasa y una tercera parte grasa saturada.

Por eso nos gustan tanto, saben tan ricas.

Pero es que las otras de estas que tú me has puesto de ejemplo,

tampoco son muy buena opción.

Si esas tienen más de 600, 630 calorías por 100 gramos,

estas tienen 530.

Es decir,

tienen también la grasa y tienen la sal y tienen muchas calorías,

con lo cual, no es el mejor snack que podamos elegir.

¿Y qué me dices de los snacks salados que están hechos

a base de maíz?

Pues a ver, también tienen calorías y sobre todo las palomitas

que mucha gente piensa que son muy saludables,

tienen cuatro gramos de sal por 100 gramos,

eso es muchísimo.

Y luego tienen mucho potenciador de sabor,

por ejemplo,

los triángulos y por eso nos apetece mucho tomar y tomar y no paramos

hasta que acabamos la bolsa de los snacks

y por tanto hay que tomar puntualmente este tipo de snack.

Un motivo más para no consumirlos o hacerlos con cautela,

por ejemplo,

las palomitas siempre tomarlas sin sal a poder ser.

Sí, te iba a dar un motivo más, Miriam,

por ejemplo, los alérgenos,

en este caso hay que tener mucho cuidado

porque no solamente tienen alergenos todo este tipo de productos

que lo tienen,

sino también los productos frutos secos

que también pueden venir etiquetados como frutos con cáscara.

Si somos alérgicos, mucho cuidado,

leer con atención la etiqueta y solo comprar si estamos seguros.

Bueno, ya lo decimos en "Saber vivir",

lo mejor siempre es consumir el alimento al natural.

Y si hablamos de maíz, lo natural está en el campo,

que son las mazorcas.

(Música)

Bueno, Pablo, lo primero de todo, ¿qué es el maíz dulce?

-Es una variedad de maíz y que su principal característica

es que no se transforma en harina,

sino que se transforma en azúcares naturales.

Nosotros cuando recolectamos, buscamos que el maíz

tenga todo el color amarillo

y esté el grano en estado lechoso, que está lleno de jugos de azúcares.

-El origen de este tipo de maíz y el maíz común es similar.

-Sí, de Sudamérica, el Valle de los Reyes en Perú,

hay multitud de variedades de maíz

y esto es una selección que se ha ido buscando.

-¿Cuáles son los diferentes pasos para el cultivo del maíz dulce?

-Lo primero que hacemos es ponerlo después de una leguminosa.

La principal característica que necesitamos en el suelo

es un suelo que drene bien, que no encharque,

que no necesita demasiada agua.

-Cuando se realiza el cultivo,

¿hay que tener algún tipo de cuidado especial?

Por el clima...

-Este maíz debería de estar verde.

Lo que pasa es que han caído unas heladas la semana pasada

y se nos ha quedado la hoja quemada.

-¿Cómo sabemos que una mazorca de maíz ya está lista

para recolectar?

-Hay una serie de parámetros técnicos,

pero al final la experiencia de los técnicos de campo

que utilizamos es lo que nosotros llamamos el "probómetro",

que es algo tan sencillo como coger una mazorca...

y probarla.

-En cinco días tiene que quedar esto limpio.

-Sí, tenemos que venir con las máquinas,

la recolección es mecánica

y lo que hace la máquina es llevarse la mazorca,

protegida con sus hojas.

Cuando nosotros recolectamos,

nos llevamos la mazorca.

Pero el resto de la planta queda en el suelo como abono natural.

Entonces estamos mejorando el suelo cada vez que sembramos maíz dulce.

En menos de una hora estamos ya en fábrica y ya allí

lo que se hace es pelarla,

cortar las puntas,

envasar al vacío y esterilizarlo para su conservación.

Es un producto saludable,

es un producto que se puede comer en crudo,

que se puede comer en barbacoa para acompañamiento de platos de carne.

Acompaña bien las legumbres,

ese sabor dulce que tanto gusta a los niños.

La verdad es que es una delicia.

Los alimentos de la huerta son una garantía de salud.

Pero comer bien no siempre está al alcance de todos,

porque la cesta de la compra está cada vez más cara,

o al menos eso es lo que parece.

Y por eso, Ileana, nos tientan con las ofertas.

Eso es Miriam, no es lo que parece,

la cesta de la compra cada vez está más cara.

Confirmado.

De hecho, el 64% de los productos que la conforman han subido este año

desde la crisis sanitaria.

En concreto, lo que más ha subido son los productos

que conforman la dieta mediterránea, es una mala noticia.

Los productos frescos se han incrementado respecto al año

anterior un 5%.

Un golpe duro para los hogares.

Desde luego que sí.

Y entonces, ¿cuáles son las buenas ofertas para fijarnos en ellas?

Hay que intentar siempre, para ahorrar y para comer sano,

comprar productos de temporada,

comprar productos frescos.

Porque además,

si encontramos una buena oferta de pescado, de carne, de verdura,

siempre podemos congelarlo,

recuerda que casi todos los productos se pueden congelar

o cocinar y consumirlos a posteriori.

Y, por otro lado,

¿cuáles son las "timofertas"?

Pues hay muchas en el mercado.

Hay fabricantes que dicen en letras grandes algo

que en la etiqueta, que recordemos que es el DNI del producto,

luego no es conforme, por ejemplo, queso rallado,

que luego el queso nunca aparece,

es grasa vegetal o anillas de calamar,

que luego encontramos que es un animal de menor calidad,

como es pota, esas cosas son "timofertas".

Pero también hay cosas que a simple vista nos pueden engañar.

Envases grandes, tres por dos.

Lo que hay que mirar siempre en el lineal es ver

lo que cuesta el litro o el kilo y así vamos a poder hacer bien

la comparativa sin tanto envase.

Buen consejo ese.

Quiero que escuchemos ahora cuál es la pregunta

que nos llega desde Alicante.

Una amiga también del programa que nos dice y nos pregunta:

¿Es verdad?

Estamos de acuerdo con Paty.

Mira, nosotros en la Organización de Consumidores y Usuarios

venimos haciendo estudios comparativos

desde hace más de 40 años

y estos productos son muy buenos de distribución

o bien conocidos marca blanca,

como también los de fabricantes,

porque las marcas blancas las hacen fabricantes.

La moda de las marcas blancas entró en 2008 con la anterior crisis

y llegó para quedarse y muchos hogares lo han consumido

y han comprobado que son buenos y a mucho mejor precio.

Pero es una opción en todo caso del consumidor

que quiera comprar un producto u otro.

Luego están los productos con apellido,

que precisamente por ese apellido suelen ser más caros.

Sí, a nosotros no nos gusta nada,

yo creo que es que realmente no aporta nada salvo mayor precio.

Productos como "Bio", "Eco", "Sin",

naturales, artesanos, caseros,

por ejemplo, un yogur sin lactosa,

vamos a pagar por él un 40% más;

una leche sin lactosa un 30% más.

Si no tenemos problema de intolerancia,

¿para qué vamos a comprar esos productos?

Simplemente para pagar más.

Bueno, pues otra opción del consumidor.

Muchísimas gracias, Ileana.

Nos ha quedado muy claro, cuanto más natural, mejor.

Y para dar más gusto a la comida,

¿qué hay más natural que las especias?

Vamos con Aitor Sánchez a ese mundo lleno de color,

aroma y sabor.

El mundo de las especias.

(Música)

La humanidad ha ido recorriendo el mundo en busca de especias

a lo largo de la historia.

Y nosotros las tenemos todas o casi todas aquí.

Bueno, pues está muy bien, porque podemos hacer un viaje

gastronómico por todos estos estantes.

¿Sabes quién nos va a guiar? Luis. Ahí lo tenemos.

Yo empezaría por la India.

De los lugares del mundo donde se consumen las especias,

el cilantro,

mostaza,

esto lo toman los indios después de las comidas,

que son caramelitos de anís y semillas de hinojo

para hacer la digestión y para limpiar la boca.

Y estos serían diferentes masalas,

lo que aquí llamamos curry.

Hay algunas que yo no habré visto en mi vida,

o al menos no me suenan, por ejemplo,

semillas de la paz... De Camerún.

Esto lo llevan en Camerún

la gente en los bolsillos a modo de chucherías.

Esta sería la sección de pimientos,

donde tienen una gran variedad es en México.

Esto sería unas especias un poco más de las que utilizamos más

el día a día, como pueden ser clavo, hinojo.

¿Cuántas referencias tienes aquí?

Pues de especias tendré una 250-300.

(Música)

Fíjate en los diferentes orígenes que pueden tener las especias,

vienen de lugares muy diferentes,

tenemos el origen mineral como la sal.

La corteza, como en el caso de la canela,

también el rizoma bajo tierra,

como puede ser el jengibre o la cúrcuma.

Las bayas, como este caso de falsa pimienta,

de pimienta rosa,

también las propias hortalizas,

nuestro pimiento de toda la vida de secado forma el pimentón,

las hojas, las hierbas aromáticas, como en el caso de laurel

y semillas, como puede ser el sésamo o este comino

que tenemos aquí,

es una de las especias que se llama carminativa.

Imagínate una digestión pesada, has tomado legumbres,

va a permitir que esos gases que se generan

durante la digestión se solubilicen,

formen parte de las heces y no nos sintamos tan pesados

al terminar esa comida.

¿Y qué me dices de la canela?

Viene muy bien para aromatizar algunas preparaciones

y que no necesites tanta cantidad de azúcar.

Y además tiene una propiedad superinteresante,

yes que la canela reduce la glucemia después de las comidas.

Chile del Amazonas, tiene que picar bastante.

Sí... Tiene pinta, tiene pinta.

Es cierto que el picante, por ejemplo,

hace que generemos más calor.

Lo notamos cuando empezamos a sudar,

rompemos a sudar después de tomar un alimento muy picante.

Eso hace que, entre otras cuestiones,

nuestro metabolismo sí que se pueda acelerar ligeramente,

pero realmente eso no va a tener efectos adelgazantes.

Tengo ganas de probar esta sal que sabe a huevo frito.

Claro, que sí, es azucarada.

Esto simplemente es una anécdota que pueden tener diferentes aromas

y puede estar bien, pero sigue siendo sal, al fin y al cabo.

Por lo tanto, si tenemos que tener una dieta controlada en sodio,

es mejor utilizar otras especias igualmente

porque nos pueden permitir dar sabor a los platos sin tener

que depender tanto de la sal.

Toda la razón.

Si es de consumo diario lo que tenemos que utilizar

es la sal yodada, esa es la hace falta.

(Música)

Comer es un placer, eso no se puede negar,

y por eso se lamenta tanta gente con lo mismo:

"Ojalá pudiera comer ahora lo mismo que cuando era joven".

Ahora se escuchaban muchas veces en consulta, ¿no, Gonzalo?

Imagínate.

Y también la famosa frase de:

"Nunca me ha dolido el estómago hasta ahora".

Y es que la edad avanza, y claro,

no es lo mismo la manera de comer ni lo que podemos comer con 20,

con 50 o con 70 años,

Hoy vamos a analizar cómo afecta la edad a la digestión,

empezando por un problema muy común: el ardor y la acidez.

Pues, mira,

en el ardor y la acidez hay dos cosas que influyen mucho,

una es cómo se va hacia el estómago.

Si se vacía más deprisa el ácido va a quedar menos retenido,

y va a tener menos tendencia a volver a subir.

Y otra es cómo funciona la válvula,

el esfínter esofágico inferior,

que es la que separa el estómago del esófago.

Esos dos mecanismos con el paso de los años,

funcionan un poquito peor, por lo tanto,

la tendencia a tener ese reflujo va a ser mayor.

¿Tiene algo también que ver con el paso de los años

esas digestiones lentas, pesadas,

sobre todo con el consumo de grasas?

Aquí es donde entra en juego la sartén.

Sí, la sartén entra en juego

porque cuando cocinamos con sartén casi siempre freímos en aceite.

¿Qué pasa? Que las comidas con mucha grasa,

los fritos y aunque sean grasas saludables el aceite,

se vacían peor del estómago

y además necesitan bilis para digerirse,

como el hígado con la edad también va disminuyendo de tamaño,

va funcionando también un poquitín peor,

esas comidas muy grasas nos van a sentar mucho peor

a los 60 o 70 años que a los 20.

Claro.

En relación a esto nos entra una consulta de Gaby desde Nápoles,

Italia, que nos ve, y nos dice:

Pues mira, el boldo es una planta muy interesante.

Se utiliza hace muchísimos años,

mucho en Sudamérica y efectivamente nos puede ayudar

porque es con la boga, es decir, ayuda a que secretemos bilis,

por tanto, en las personas de cierta edad

que tienen esas digestiones un poquito más pesadas,

el boldo en infusión o en aceite esencial nos puede venir muy bien.

Ahora, claro, no pensemos que solo porque nos hemos tomado el boldo

ya nos va a sentar fenomenal la mano de croquetas que nos hemos metido.

No, hay que también guardar un poco la compostura en ese aspecto.

¿Y qué me dices de los gases?

¿También están relacionados con la edad?

Mucho, porque como hemos dicho, el estómago va hacia peor,

el intestino delgado también y el colon no es una excepción.

Entonces, si el intestino nos funciona un poquito peor,

esos gases que tenemos retenidos también nos va a costar

un poquito más expulsarlos.

Y, por otro lado, la flora bacteriana,

la famosa microbiota también con el paso

de los años tiende a deteriorarse un poco y, por tanto,

generas más gases.

Si algo nos queda claro en este punto

es que la edad no la podemos cambiar,

pero algo podremos hacer, digo yo,

para remediar todos estos problemas de los hablamos.

Pues sí, ojalá pudiésemos de golpe y porrazo,

quitarnos 20 o 30 años, pero no podemos.

Vamos a intentar mitigar los efectos de la edad,

igual que la gente entrena,

camina,

corre para sentirse mejor, a nivel digestivo,

¿qué podemos hacer?

Vamos a intentar que las comidas sean menos copiosas,

si llenamos menos el estómago, le haremos trabajar menos.

Vamos a intentar también, como hemos comentado,

que esas grasas, esos fritos, esa comida más pesada,

la ingiramos menos veces

y que utilicemos más alimentos a la plancha,

verduras, frutas.

Por otro lado,

un poquito de ejercicio te va a ayudar

a que el intestino funcione también mejor.

Y por qué no, añadir unos probióticos a la dieta

que ayuden a que nuestra flora se sienta un poquito más joven.

Claro que sí.

Muchas gracias, doctor Gonzalo Guerra,

por todos esos consejos.

Nuestro médico de familia, por cierto,

el doctor Fabiani nos va a hablar de la vitamina D,

las proteínas y su relación con el coronavirus.

Y también vamos a descubrir cómo se cuida Alaska.

Alimentación y actividad física,

que dice que es su gran asignatura pendiente.

Convengamos en que nunca me ha gustado

y desde que tengo las rodillas mal tengo una enorme excusa para decir:

"Yo solo puedo caminar rápido".

Yo creo que hay gente a la que le gusta el deporte

porque le gusta estar con otros,

le gusta incluso competir contra otros.

Y el culturismo a mí me fascina porque está solos

y no compites contra nadie,

compites contra ti.

Enseguida conocemos mejor a esta mujer llena de vida,

la vida que nos da también el ejercicio,

moviendo el cuerpo y relajando la mente en plena naturaleza,

como nos enseña hoy nuestra profe de yoga.

Adelante, Marta.

(Música)

El yoga es una disciplina de cuerpo y mente que nos puede ayudar

como complemento físico a nuestras caminatas

y a nuestras carreras,

y también como método de relajación y de control del estrés.

Hola, chicas.

¿Cómo estáis? -Hola, Marta, ¿qué tal?

-¿Estáis preparadas para nuestra sesión especial de hoy?

-Estamos preparadas. -Pues vamos a empezar.

Marga es una corredora experimentada y la práctica de yoga

la ayuda a mejorar su rendimiento físico y la concentración;

Adela camina con regularidad

y el yoga le permite mejorar su salud articular, flexibilidad,

y calmar la mente.

Pues vamos a estirarnos un poco

y a relajarnos después de haber corrido,

estirando la espalda y las piernas por detrás.

Dejamos los pies en el ancho de la cadera, brazos hacia arriba,

inspiramos y al exhalar hacia adelante,

estirando la columna,

Adela va a realizar una postura con ayuda del árbol

un poquito más sencilla;

Marga va a realizar una versión intermedia;

y yo una un poquito más intensa para quienes tenéis más experiencia.

Y notamos cómo se va estirando toda la cadena posterior del cuerpo

y abrimos el pecho.

-Empecé porque también corría y necesitaba una actividad

que me estirara después de tantas horas de trabajo.

-Vamos a seguir trabajando el estiramiento de las piernas,

tan importante después de caminar o después de correr,

nos ponemos de rodillas, chicas, y dejamos la rodilla izquierda atrás

y estiramos la pierna derecha hacia adelante,

trabajando el estiramiento de toda la pierna por detrás.

Soy senderista y cuando camino bastante,

noto que necesito estiramientos y yoga.

-Inspiramos Marga y yo, avanzamos levantando la mirada.

Como veis, Marga está utilizando unos ladrillos

que la están ayudando a estirar más la columna.

-El yoga noto que me estira, me recoloca y me calma.

-Ahora nos toca trabajar un poquito la cadera y cruzamos el pie derecho.

Es una zona que a veces se tensa y nos genera la molestia de ciática.

Continuamos, chicas, estirando ahora el cuádriceps.

Empezamos todas con las manos en el suelo

y el pie atrás flexionado.

Y yo voy a intentar sujetar el pie de atrás,

intensificando un poquito más el estiramiento

y estirando también la columna hacia arriba,

abriendo el pecho y respirando por la nariz en lo posible.

Después de la parte física nos vamos a relajar un poquito en la postura

final de las clases de yoga y observamos la respiración,

observamos las sensaciones físicas

después de todo lo que hemos hecho hoy en una sesión tan especial.

-Me siento como más,

como más abierta,

como más relajada y mentalmente también.

-Nos vemos muy pronto,

como una nueva serie de yoga para seguir cuidando de cuerpo y mente.

Namasté.

(Música)

Gracias al yoga y al ejercicio físico en general,

es curioso cómo el cuerpo se estira hasta dos centímetros,

he leído, Teresa.

¿Qué tal, Mirian?

Realmente no son dos centímetros que estiremos,

sino dos centímetros qué encogemos

como consecuencia de una mala postura,

porque andamos encorvados.

De hecho, si nos midiéramos por la noche,

efectivamente tendríamos dos centímetros menos.

Al despertarnos, nos volvemos a medir

y los hemos sumado porque toda nuestra musculatura se ha estirado.

Fíjate, hablando de crecer,

cuando nos hacía muchísima ilusión lo de crecer

y hacernos mayores cuando éramos pequeñas.

Y hacer crecer. Sí.

Justamente cuando crecemos tenemos la decepción,

la desilusión de pensar que ya no nos queda más por crecer,

y entonces vamos hacia abajo

y son nuestros seres queridos,

nuestros nietos, los hijos, quienes van hacia arriba.

Y eso es una equivocación.

¿Sí? ¿Tú crees?

Pero bueno, una vez ya somos adultos,

lo de crecer como no sea a base de tacones.

No, no, con los tacones podemos parecer más altos,

incluso ser más altos.

Pero no se trata de eso, se trata de crecer de verdad.

Y crecemos por dentro desde nuestro interior.

Y no hay que pensar de forma negativa

que no podemos seguir creciendo,

porque dentro, en nuestro interior, hay un camino.

Somos algo así como una planta.

Anda, pues fíjate que las plantas crecen a base de agua,

de sol, de abono.

A ver cómo lo hacemos nosotros.

Bueno, pues yo creo que esta planta,

que somos nosotros,

debe de regarse en nuestro interior con emociones

que nos permitan crecer en plenitud.

Te voy a proponer tres tipos de riego.

Venga. ¿Vale?

Mira, el primer riego sería el de la benevolencia,

algo así como ser buenos con nosotros mismos y con los demás.

Que ese, ese juicio, autojuicio negativo,

no nos lo apliquemos a nosotros mismos,

tampoco a los otros.

Ese tipo de riego, además, va a la raíz de la planta.

En la raíz de nuestro comportamiento

está precisamente una mirada crítica y negativa del juicio.

Hay que tener amor hacia nosotros mismos.

Si no lo tenemos así,

difícilmente podemos aplicar ese amor a los demás.

Es verdad.

A mí me llamó mucho la atención el estudio

que hizo el profesor Hirschfeld

en la Universidad de Utah en el año 2014,

en el que preguntaba a un millar de personas quién creían

que esa persona en cuestión que era su peor enemigo.

¿Quién crees tú que es tu peor enemigo?

¿Yo? ¿Quién creo yo?

No sé, si me respondes...

No sé, creo que no tengo enemigos realmente.

¿Sabes lo que respondía la mitad de las personas?

¿Qué?

Que su peor enemigo eran ellos mismos.

Anda, pues mira,

ahí sí que tienen un poquito de razón.

Sí, por eso funcionaría muy bien el segundo riego.

A ver. Que sería el riego...

Voy por acá...

De la humildad.

Ay, que no se nos caiga el agua.

Porque una vez que nos hemos contemplado en nuestro interior,

por dentro nos vamos a dar cuenta que hay limitaciones,

hay límites,

que hay errores que subsanar y nos permite también detectar

que hay un camino para seguir creciendo.

Este tipo de riego digamos que sería el tallo de la planta

donde están los círculos de crecimiento.

Y hay un tercer riego.

Claro, sí,

nos vamos encharcar, el tercer riego,

una vez que hemos cumplimentado bien los dos anteriores,

sería el riego de la autoestima.

¡Qué importante la autoestima!

Ya sabemos cuáles son nuestros límites,

pero es que junto a ellos hay fortalezas,

hay capacidades que nos permiten obtener lo mejor de nosotros mismos.

Por tanto,

es esencial que cuidemos nuestra autoestima para seguir creciendo

y para tener estas hojas espléndidas.

De hecho, si pensamos que ese riego va a las hojas,

imagínate una planta que pierde sus hojas en otoño,

no pasa nada.

En su interior puede seguir creciendo

y en primavera aparecerán nuevas hojas.

¿Tú sabes que la autoestima ha sido siempre

un foco prioritario para los psicólogos?

Herbert Spenser,

que era un psicólogo de mediados del siglo XIX,

allá por el año 1860 y pico,

ya escribía que el elemento esencial

para tener salud psicológica era la autoestima,

que cuando no cuidamos de esa autoestima,

no velamos por ella,

entonces, como si fuéramos una planta,

aparecen las plagas,

aparecen los bichitos que se van comiendo la planta

y esas plagas en nuestro interior son los miedos.

Así que, estemos libres de miedos,

porque somos en el fondo algo único.

Toda la razón.

Muchísimas gracias, Teresa.

Única es sin duda nuestra siguiente invitada,

Alaska,

la reina de la movida,

que ha vuelto a Televisión Española llena de ilusión.

Así se cuida esta campeona de la música y de la vida.

(Música)

La ilusión es una cosa muy complicada

porque no se puede impostar.

Yo creo que tiene mucho que ver con tu postura ante la vida.

Estoy rodeada de gente naturalmente positiva.

Mi madre, Mario...

Entonces yo te diría que yo no soy una persona naturalmente positiva.

Te puedo decir que aunque no te haya dado la naturaleza

ese don, se puede trabajar.

Yo no tengo nada de salud que se pueda considerar grave,

pero tengo un montón de pequeñas cosas crónicas que son una pesadez.

Tengo los cartílagos de las rodillas en desaparición,

un par de protecciones y una hernia discal,

empiezo a tener artrosis,

tengo mucha tendencia al asma por una cuestión alérgica.

# Comprendí que solo me tengo a mí.

# Inventé un cambio de identidad. #

Vamos a confesar que yo no soy una gran amante del aeróbico.

Convengamos en que nunca me ha gustado

y desde que tengo las rodillas mal tengo una enorme excusa para decir:

"Yo solo puedo caminar rápido".

Yo creo que hay gente a la que le gusta el deporte

porque le gusta estar con otros,

le gusta incluso competir contra otros,

y el culturismo a mí me fascina porque estás solos

y no compites contra nadie,

compites contra ti.

Trabajar con un foniatra o un logopeda es algo

a lo que yo llegué a través del culturismo,

porque si yo trabajaba determinados músculos para conseguir

ciertas cosas,

cómo no era posible trabajar

determinados músculos para conseguir cosas.

Divertida comedia de enredos basada

en una obra de teatro de Pedro Mario Herrero.

Siempre se ha hablado mucho de la gente que no está,

digamos, dedicada en su día a día a leer,

pero es muy interesante ver que cada día que no lees

un texto largo,

tu cerebro funciona de una manera diferente,

leer un tuit no es leer,

porque el cerebro no trabaja de la misma forma

que cuando tiene que comprender un texto,

aunque sea un texto divertido.

No se trata de que tenga que ser complicado.

Es importante leer, es muy importante.

Es como un ejercicio.

Lo que pasa es que no lo puedes plantear como un ejercicio.

Es un disfrute.

Si por mí fuera y no hubiera salud,

ni hubiera kilos, ni hubiera nada,

yo solamente comería patatas fritas,

pan con mantequilla,

chocolate.

Ay, amigo, no es posible.

Yo sí que tengo una alimentación que varía mucho a lo largo del año.

A veces estoy más en unas dietas restrictivas

y he aprendido mucho porque me gusta mucho la nutrición.

Pero ya te digo que es un poco por obligación.

"Saber vivir" es ese equilibrio tan complicado entre disfrutar,

el deber,

que luego te da mucha satisfacción cumplir con él,

vivir la vida que tú quieres vivir,

complacerte a ti mismo,

intentar complacer un poquito a los demás

y ver que van pasando los años

y estás en el sitio que querías estar.

(Música)

No sabes la de veces que habré escuchado yo a Alaska en casa,

en el coche, en todas partes, me encanta.

A mí me encanta Alaska y la música de los 80 para cocinar,

la de "Ni tú ni nadie", me encanta.

Y la de "Bailando" ya, me vuelve loca.

Tú lo dices siempre: "Bailar y cocinar, todo es empezar".

Porque la música es la mejor compañera para la cocina.

¿Y sabes de dónde viene la palabra "compañera"?

De compañía. Y compañía...

viene de comer pan,

de compartir el pan.

Antes la gente se reunía y compartían lo que tenían,

que era pan.

Y por eso comer es un acto social. Tienes toda la razón.

El pan sigue siendo protagonista en nuestra gastronomía,

por ejemplo, los bocadillos y las empanadillas,

las empanadas.

Las empanadas, que es la forma suprema de comer pan

en la dieta mediterránea. Sí, tiene muy buena pinta.

Pero es que las apariencias aquí sí que nos están engañando.

Tú ves por fuera una empanada muy suculenta,

muy brillante, muy tostadita... Muy llamativa.

Pero ojo de lo que está rellena, es de lo que nos tenemos que fijar.

En este caso, además,

estamos utilizando harinas refinadas en la masa,

si es integral, mejor,

pero decimos: "Bueno, pues no es integral la masa,

pero al menos, si tiene fibra en el interior, genial.

Pero es que tampoco,

muchas veces tenemos salsa de tomate industrial

elevada en sal, elevada en azúcar,

y un relleno poco interesante.

A veces tenemos carne picada que no es magra.

No elegimos la carne picada de la que está llena,

y tienen mucha grasa, no nos interesa.

Entonces todo el secreto en este caso no está en la masa.

Ya no me está pareciendo tan bonita.

¿Cómo la haces tú más saludable?

Esta segura que te convence. Por favor...

Por fuera está doradita,

tiene buen aspecto,

la hemos hecho con harina integral,

así que ya hemos hecho una primera mejora,

pero es que el relleno, Miri, es estupendo.

Estamos utilizando, fíjate... Qué buen relleno este.

Este relleno, que ya se ve, no hace falta ni que lo explique.

Verde, verde. Lo hemos hecho con espinacas.

Lo hemos hecho también con albahaca

para que nos recuerden a la salsa caprese,

con ese tono tan rico.

Hemos incorporado también tomates cherry,

también tenemos nueces.

Estamos metiendo grasas saludables en un plato principal.

Oye, que los frutos secos no solo están para el mediodía

y así va a ser supersaciante.

Fíjate, qué rico, más verduritas...

Y, además, una porción, pues la que debe ser, ¿no?

Una porción que no sea muy grande.

Es verdad que hay veces que el problema son las cantidades,

una porción pequeñita pero bien gordita del relleno

que nos interesa, que son las verduras de la huerta.

Tú lo has dicho,

has metido la huerta directamente en esa empanada

y de huerta y de mar viene servido el plato de hoy

en nuestro viaje por España y nos lo sirve, además,

una maestra con mayúsculas de la cocina,

es la chef Carme Ruscalleda,

siete estrellas Michelin, ahí es nada.

(Música)

Carme Ruscalleda, qué placer que nos recibas

en tu casa en San Pol de Mar.

Oye, siete estrellas Michelin en tu marca

y tú sigues aquí fiel a tu pueblo,

-Claro. Evidentemente ese es el punto de partida.

Esta es la fuente de la fuerza y de la energía.

-¿Por qué me has citado aquí?

-Bueno, porque evidentemente vamos a hacer un plato

mar y montaña y aquí se aman el mar y la montaña.

-¿Qué se come en esta zona?

Unos platos riquísimos, gamba, unos calamares impecables,

unas lubinas de primera categoría,

una huerta con unos guisantes, con unas fresas.

-Carme, nos vamos a tu cocina-estudio.

Cuéntame, ¿qué nos vas a cocinar hoy?

-El punto de partida es la tradición de aprovechar las cosas.

-¿La tradición de dónde viene?

-La tradición sería de cocinar legumbres.

Te ha sobrado caldo

y te han sobrado legumbres, por lo tanto, eso no lo tiras,

y ese caldo lo conviertes en una sopa riquísima.

Y aquí los dos protas, uno del mar y el otro de la montaña.

-¿Qué es esto?

-El del mar es calamar. -Calamar.

-Sí, es calamar, es la carne de calamar,

tiene sal y pimienta a la que se amasa, se pega,

y puedes bolear, pues tres bolitas por cabeza.

Y un punto cárnico de unas chacinas muy bien elaboradas.

-Carme, ¿cómo sería nuestro primer paso?

-Tenemos el caldo vegetal hirviendo,

lo único que hay que cocinar son las albóndigas,

por lo tanto,

estarán aquí cocinando 30 segundos.

-Con la cantidad de recetas, que tienes tú,

¿por qué has elegido una sopa? -Por una razón, mira,

hay una voz popular que dice,

lo digo en catalán y lo va a entender todo el mundo.

(HABLA EN CATALÁN)

Y es un momento de reflexionar con lo que estamos viviendo.

Hay que pensar todos los detalles, por lo tanto, señores,

es nutritivo, es divertido... Comemos sopas.

Añadimos los garbanzos,

incorporamos zanahoria y las puntitas de espárragos,

la juliana de puerro.

-¿Y tú cuántos años llevas cocinando este tipo de recetas?

-Yo soy hija de un agricultor y comerciante

y la niña tocaba ayudar en cocina y siempre me gustó,

o sea, yo siempre me he sentido feliz en la cocina.

Añadimos mi amigo cerdito.

La butifarra está cocida, es muy tradicional, de la zona,

es butifarra blanquinegra, buenísima,

sudará sabores.

-Y ya lo tendríamos.

-Lo tendríamos listo para servir.

-Carme, ahora a emplatar. Sí, a emplatar, exactamente.

Emplatar esos productos tan mezclados: el mar, la huerta,

el cerdito que tanto amo.

Me encanta, me encanta.

Yo creo que habitamos un mundo de culturas tan diversas

que debes plantearte comerlas todas.

Después de este plato de lujo de legumbre con verdura y marisco,

seguro que nos quedamos saciados,

y ese es el mejor momento precisamente para ir

a hacer la compra.

Por supuesto, tenemos que ir a hacer la compra

con el estómago lleno.

Porque si no, tenemos ganas de comer los alimentos

que son menos saludables y llenamos la cesta

de alimentos que tienen azúcares simples, grasas saturadas...

Y lo mismo te digo para cuando hacemos repostería,

siempre tenemos que cocinar con el estómago lleno,

que si no, nos comemos los ingredientes.

Una oncita de chocolate, el plátano, me lo como todo.

La repostería en general es una tentación

cuando es tuya, todavía más.

Y en este caso, pues imagínate,

la semana pasada nos dijiste que nos ibas a dar

la receta de tu crema de cacao y yo llevo una semana en vilo.

Tú llevas soñando con ella toda la semana.

Por favor, sueños dulces. Dulces sueños...

Pues mira, por aquí la tengo y es que es una maravilla.

Mira qué pasada.

Mira qué textura tiene.

¡Qué rica!

Pues mira, a diferencia de la crema de cacao y avellanas industrial

que podemos comprar,

esta es mucho más saludable.

La industrial, ¿qué tiene? ¿Por qué se caracteriza?

Por tener un elevado contenido en grasas saturadas,

tiene también mucho azúcar, y también se hace con chocolate.

Nosotros vamos a controlar los ingredientes

porque los hacemos,

los vemos en casa y vamos a utilizar en vez de chocolate,

cacao puro;

en vez de azúcar, vamos a endulzar con plátano y con dátiles;

y en vez de utilizar estas grasas saturadas,

vamos a utilizar las grasas saludables

que nos aporta el aguacate.

Esto es perfecto.

Pero dame la receta, por favor. Bueno, te doy la receta.

Atenta, que la voy a repetir una vez,

pero en la web también la tenemos. Atentos todos.

100 mililitros de leche,

medio aguacate,

un plátano,

tres dátiles,

40 gramos de avellanas,

50 gramos de cacao puro,

y trituramos todo muy muy muy muy muy bien.

Y tenemos esta maravilla.

Yo te digo que a mí me encanta y yo me la tomo tal cual,

la utilizo en el desayuno para acompañar, pan integral.

Y, mira, me encanta esta opción y es acompañarla...

Con fruta...

Con fresas...

Como si fuera una "fondue", ¿verdad?

Me encanta. Pero saludable.

Riquísima, Marta, quiero que respondas ahora

a la pregunta de Elisa, que nos ve desde Badajoz

y que le interesa saber:

Además,

es una pregunta muy oportuna porque está de temporada.

El membrillo ya es dulce de por sí,

no tenemos que echar tanto azúcar cuando lo hacemos,

es la primera opción para hacerlo más saludable.

Cogemos el membrillo,

lo ponemos en un cazo y en vez de echar tanto azúcar,

echamos un poquito de edulcorante.

Y, ahora, ¿cómo hacemos para que se quede esa textura

de gel que le proporciona el azúcar?

Lo que vamos a hacer es gelificarlo nosotros,

por 500 gramos de membrillo,

vamos a utilizar cuatro hojas de gelatina hidratadas,

las echamos en el cazo,

lo llevamos a ebullición y lo ponemos en un molde estupendo.

¿Qué pasa?

Al tener menos azúcar, no nos dura un mes en la nevera,

va a durar una semanita,

pero va a estar tan rico que no nos importa.

Muchísimas gracias, Marta.

Es importante disfrutar de la comida,

pero eso sí, evitando engordar de más.

Y ahora con el coronavirus es más importante todavía,

como enseguida nos dirá el doctor Fabiani,

que hoy hablará también de la importancia de la vitamina D

y de las proteínas en estos días de pandemia.

Una época para comer bien y hacer ejercicio físico,

aunque tengas una enfermedad reumática,

porque las articulaciones se tienen que mover y en otoño más todavía.

Tengo 29 años.

Me diagnosticaron artritis reumatoide seropositiva

cuando tenía 16 y con mucho dolor en las manos y en el hombro.

40.

Empecé a hacer deporte al año de diagnosticarme,

y la verdad es que desde entonces he ido mejorando

y prácticamente estoy ahora asintomática.

-Soy Mariano Flórez,

médico especialista en rehabilitación

y me interesa mucho el efecto de la actividad física

y el ejercicio en enfermedades reumáticas.

La gente con la enfermedad reumática tiende a disminuir su actividad

porque nota que esto le puede aumentar alguna molestia,

pero si mejora su forma física, mejora la fuerza,

se empezará a notar mejor

y la enfermedad le va a repercutir mucho menos.

-Hago ejercicios de fuerza,

entrenamiento de alta intensidad.

Yo no hacía nada de deporte ni nada de ejercicio físico

y empecé corriendo cinco minutos

y me costó mucho y cada vez intenté ampliar un poco,

pero enseguida lo dejé y empecé a levantar peso.

Ahora la medicación que actualmente tengo

la he podido disminuir al mínimo.

-Es lo que actualmente se recomienda.

Las investigaciones más recientes dicen que en gente que lo toleran,

ejercicios de alta intensidad son los recomendables,

porque eso estimula el cuerpo, estimula el sistema inmunitario.

-Tengo 53 años,

me diagnosticaron hace diez artritis reumatoide seropositiva.

He tenido brotes inflamatorios,

pero tengo una buena calidad de vida.

-Y, entonces, ¿qué tipo de actividad física realizas?

-Lo que hago es andar y en torno a 12 kilómetros.

-Lo más importante para que el ejercicio

sea útil es que habitualmente y te tiene que resultar agradable.

-Sí es verdad que te vas viendo que puedes hacerlo en menos tiempo,

cada vez estás menos cansada, descansas mejor.

-Soy espondolítico anquilopoyética,

tengo diagnosticada la enfermedad desde hace unos 20 años,

ya que cuando era bien pequeño no se me diagnosticó.

-¿Qué tal con los ejercicios?

-Bueno, pues ahí estábamos haciéndolas.

-¿Por qué crees que te viene bien?

-Noto que tengo muchísima mejor movilidad y para mí es fundamental.

-Es importantísimo el ejercicio y el problema es que hay mucha gente

que no es consciente de ello.

-A mí me diagnosticaron otro tipo de enfermedad

y era todo lo contrario.

Lo que tenía que estar era en cama.

Empecé a hacer ejercicio como hace 20 años

y me llegó un doctor y me dijo: "Intenta hacer ejercicios".

(Puerta)

Adelante. -Hola.

-Hola. Buenas tardes, Irene.

-¿Qué tal? Pues bien, ya mejor.

-¿Has seguido haciendo ejercicio?

-Sabes que yo nadaba, que hacía yoga,

bailaba y lo que he hecho es incrementar un poquito

el ejercicio que podría hacer en casa.

-Irene, la verdad es que es una paciente

que tiene que servir de ejemplo para otros pacientes

con artritis psoriásica.

La fortaleza de practicar un ejercicio regular,

lo cual le va a ayudar a mejorar mucho de los síntomas

como es el dolor, como es la inflamación.

Si una persona nota dolor en las articulaciones de las manos

o de los pies,

o por ejemplo rigidez matutina

o incluso un dolor a nivel de la espalda,

debería de acudir al médico sin demora.

Las enfermedades reumáticas no se pueden prevenir totalmente,

pero sí que podemos evitar lo que son los problemas asociados

al impacto en la calidad de vida

introduciendo un estilo de vida saludable.

(Música)

Muy buenos días, doctor Fernando Fabiani,

con el cielo cada vez más gris y con menos horas de luz solar,

quizá hay más riesgo de que nos falte

la vitamina D, la vitamina del sol.

Esa vitamina de la que tanto se habla,

porque, según parece,

el 80 % de las personas enfermas de coronavirus

tienen falta de vitamina D.

La vitamina D que es fundamental para la salud de nuestros huesos

porque interviene directamente en el metabolismo del calcio,

tiene otras funciones y es fundamental

para la salud de nuestro sistema muscular,

de nuestro sistema nervioso

y también de nuestro sistema inmunitario.

Y en este sentido, efectivamente,

hay estudios que apuntan a que puede haber una asociación

entre los niveles bajos de vitamina D.

y las manifestaciones más graves de la COVID-19.

De cualquier forma,

hacen falta más estudios para confirmar esta asociación

y ver si de esta asociación, podemos sacar algunas alternativas

de cara a un posible y futuro tratamiento.

¿Qué te parece la propuesta que han hecho

algunos científicos del Reino Unido

a favor de que se fortifiquen en alimentos con vitamina D,

como el pan y la leche?

Todo para hacer frente a la infección.

Bueno, me parece formidable,

pero independientemente de la infección,

y es que la vitamina D hemos dicho que es fundamental

para el normal funcionamiento de nuestro organismo

y en el Reino Unido tienen niveles bastante bajos de vitamina D.

Mucha parte de la población no llega a los niveles recomendados

y por tanto aumentar los niveles siempre es algo deseable.

Así que vamos a sacar un semáforo verde

a una dieta rica en pescado,

pescado azul muy rico en esta vitamina D,

a otros alimentos como el huevo, preferiblemente la yema,

que también tiene altos niveles y, sobre todo,

a la exposición solar.

Más allá del Reino Unido, en nuestro país también,

claro que sí, aquí que el sol no nos falta.

Vamos a aprovechar para dar un paseo esos días que sale el sol

y que nos permite reponernos la energía

y también nuestras reservas de vitamina D.

Se habla de la vitamina D, pero también de las proteínas,

en concreto para las personas que han pasado la enfermedad

o que la están pasando.

Más proteínas para recuperar energías

tras la infección de coronavirus.

Se sabe de hace mucho tiempo que un déficit nutricional,

pues afecta directamente a la salud

y a las repercusiones que puedan tener determinadas enfermedades.

Y de hecho, se sabe que tratar médicamente los déficits nutritivos

de manera precoz en personas que están ingresadas

con diferentes patologías puede ayudar a su recuperación.

Por tanto, hay que tratar y prevenir también los déficit proteico.

Si queremos hacerlo en nuestra vida diaria,

para asegurarnos de que si sufrimos la infección,

vayamos bien servidos de proteína,

vamos a obtenerlo de alimentos lo más saludables posible,

dando prioridad, sobre todo, al pescado y al huevo

frente a la carne.

Si vamos a tomar carne,

preferiblemente que sea blanca frente a la roja

y, por supuesto, frente a carnes ultraprocesadas

o embutidos.

Y recordemos que la proteína no solo está

en los productos de origen animal,

hay unas proteínas de excelente calidad

en las legumbres y en los frutos secos.

Y de cualquier forma,

aunque aseguremos unos buenos niveles de proteína,

lo que tenemos que asegurar,

eso sí que sí, es que ponemos en marcha las medidas

que todos conocemos para prevenir el contagio por coronavirus.

Y esto es algo que debemos recordar todos los miembros de la familia,

empezando por la gente más joven.

A ellos se dirige expresamente este cortometraje

escrito y dirigido por Willy Suárez y protagonizado por Iván Enríquez.

Os llegará al corazón.

¿Qué pasa, mamá?

-¿Dónde estás?

-Aquí en casa de Javi, estudiando, ¿por qué?

-Es tu abuela.

-¿Qué le pasó?

-Está muy mal, está ingresada en el hospital.

Apenas puede respirar.

-Pero si el otro día fui a verla y estaba perfecta.

-Tiene COVID.

No sabemos cómo lo cogió si todos hemos tenido mucho cuidado.

¿Tú no habrás ido de fiesta?

-No.

-Está muy mal.

No creen que salga de esta noche.

-Ten mucho cuidado, ¿vale?

Te quiero.

Es una afición de cine, pero quiere reflejar la vida real,

doctor Fabiani. Sí, es una ficción,

pero que encierra bastante más realidad de la que nos gustaría.

Refleja la realidad de muchas familias,

de muchas casas de nuestro país.

Es un cortometraje formidable.

Pero, ojo, que tendríamos que señalar.

Cuidado con pensar que esto solo ocurre procedente de los jóvenes.

Desgraciadamente, hay mucha gente de mediana edad

que también está llevando el virus a su casa

y lo ha contraído en reuniones,

en barbacoas con familiares o con amigos.

Así que debemos sacar una gran señal prohibido

a reunirnos con personas que no viven con nosotros

sin usar bien las mascarillas,

llevando mascarillas de mala calidad o mascarillas desajustadas.

Y por supuesto,

un prohibido aún más grande si lo hacemos en espacios cerrados

que están mal ventilados.

Si al coronavirus le sumamos el cielo gris y lluvioso del otoño,

parece que todo suma y que el ánimo decae

y aparece la astenia otoñal, doctor Fabiani.

Y el único problema de hablar de astenia otoñal

es que alguna persona al escucharlo,

pueda pensar que nos encontramos ante una enfermedad

o ante un problema de salud.

Y nada más lejos.

Es verdad que hay personas que acusan mucho

este cambio de clima estos días más cortos,

la menor cantidad de luz solar

y se pueden encontrar temporalmente un poco más apáticos

o un poco más cansados.

Pero no hay problema porque esto es pasajero y no debe preocuparnos.

Otra cosa es que esta apatía, este cansancio,

se prolongue en el tiempo o se haga más intenso

o dure más de lo previsto.

En estos casos, tranquilidad.

Pero podemos sacar el semáforo ámbar

que nos haga estar un poco alertas,

porque si realmente va aún a más y el cansancio se hace intenso,

o ese desánimo se convierte en una tristeza profunda

en la que me cuesta tirar del día a día hacia adelante,

pues debo lógicamente contactar con nuestro médico en este caso

para que nos oriente acerca de si esto tiene importancia

o no la tiene.

A colación entra la consulta de Berto desde Miami, EE.UU.,

que nos pregunta si son eficaces

los complejos que se venden para ganar vitalidad

y mejorar el estado de ánimo. Cita algunos como ginseng,

triptófano o magnesio.

Ni la vitalidad ni el ánimo

se arreglan a golpe de complejo vitamínico

ni de suplemento ni de remedio pretendidamente milagroso.

Si queremos centrarnos en algo,

en cuidar nuestra alimentación y hacer ejercicio físico,

que eso sí que da vitalidad.

Y además, esta clave es fundamental para cualquier edad.

Vale igual para los de 20 que para los de 40,

que para los que tienen más de 80.

Pues fíjate, más de 80, 81 en concreto,

tiene Fina, esta estupenda mujer

que nos sigue desde Miami con toda su familia.

Mira que nos ve gente desde allí, desde Miami.

Su hija Milagros nos cuenta que Fina sigue "Saber vivir"

todas las semanas

y ha aprendido muchísimo de nuestros consejos.

Fina come alimentos bajos en sal, poco azúcar,

pescado, poca carne y aceite virgen extra

y le gustaría saber si tenemos alguna recomendación

para que siga con esa salud, con buena salud.

En la foto sale así de guapa con su bisnieta, Alana.

En vez de darle nosotros recomendaciones,

nos las tendría que dar ella a nosotros

porque está estupendamente.

La verdad es que, si cuida así la alimentación,

lo único que le faltaría sería asegurar el ejercicio físico

adaptado lógicamente a su edad.

Si esto lo hace, un único consejo y es disfrutar de la vida,

porque cuidándose como se cuida, no 81,

vamos a celebrar los 91

y, como nos descuidemos un poco, los 101.

Bueno, no estamos en Miami,

pero en España tenemos playas igual de maravillosas,

con fina arena y brisa de mar que te invitan a pasear

y llenarte de vida y salud.

Un maravilloso ejemplo

lo encontramos en la isla de Fuerteventura

y hasta allí nos vamos para despedirnos.

Feliz domingo, doctor Fabiani y feliz semana para todos vosotros.

Cuidaos mucho.

Ocho y media de la mañana.

Buen desayuno, café, fruta,

porque vamos a conocer un lugar muy especial de Fuerteventura.

Y esto es solo el principio.

¿Os venís conmigo?

Buenos días. - Hola, buenos días, ¿qué tal?

-¿Este es el autobús que va a Cofete?

Me han recomendado que tengo que coger este autobús

si quiero llegar porque es un camino complicado.

-Un poquito complicado.

Hay a veces baches y hay muchas curvas

y algunos puntos muy estrechos, algo estrechos.

Parada a mitad de camino para disfrutar de esta maravilla.

Encantada de conocerla, señora.

Ya me he hecho una amiga en Cofete.

Venga, sube.

Pues nada, que ya tenemos mascota de "Saber vivir".

Bueno, bienvenido a la playas de Cofete.

-Qué maravilla.

-El paisaje que ves aquí es...

En realidad es el resto de un volcán enorme,

con una caldera de 16 kilómetros de diámetro.

Y el resto del volcán ya se hundió en el mar.

Aquí tenemos 16 kilómetros de arena blanca, de playa virgen.

Parque natural de Jandía.

-Playa virgen, ¿no? -Sí, y ves lo que hay.

-Tan virgen que las huellas nuestras son las primeras.

Ahora mismo esto está virgen de pisada también.

-Yo creo que ese también es el efecto

que le hace al turista que viene,

eso de sentirse descubridor, explorador.

Aquí estás cerca de Europa y parece que estás...

En el otro lado del planeta, ¿no?

Aquí, un día en la playa aquí es como una semana en otros sitios.

Aquí, que no hay nadie,

el ruido del mar y te pierdes,

te relaja.

-Desconectas. -Desconectas y vuelas

y dejas todo atrás.

-Esto es un paraíso.

Va a comer usted hoy hay un caldo de pescado.

Esto es un plato típico de la isla de Fuerteventura.

-Este es el mejor final para mi visita a Fuerteventura.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 22/11/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 22/11/20

22 nov 2020

En este programa aprendemos algunas cosas que no sabíamos sobre los aperitivos salados y las patatas fritas y descubrimos algunos consejos muy útiles para ahorrar en la cesta de la compra. Nos adentramos en el mundo de las especias para descubrir algunas de las más exóticas que hay y hablamos de por qué la digestión empeora con los años… Y cómo podemos ponerle remedio. Visitamos a la artista Alaska y la chef Carme Ruscalleda, y la playa de ensueño de Cofete, en Fuerteventura.

ver más sobre "Saber vivir - 22/11/20" ver menos sobre "Saber vivir - 22/11/20"
Programas completos (440)
Clips

Los últimos 3.560 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios