Ruralitas La 2

Ruralitas

Domingo a las 19:40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5569011
Ruralitas - Apicultor (Lugo) y veterinarios (Burgos) - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía de "Ruralitas")

(Música tradicional gallega)

Soy nieto de cuatro campesinos

que migraron a la ciudad en busca de una vida mejor

y luego nací en Oviedo, estudié en Oviedo

e hice toda mi vida en Oviedo.

Y hace diez años decidí desandar el camino

que en los años 70 emprendieron mis padres.

Volver un poco a los orígenes para intentar hacer algo

en lo que fuese único, ¿no?,

en lo que, bueno, pudiese hacer algo

que nadie más ha estado haciendo.

(Música tradicional gallega)

Yo le di vueltas a la cabeza y dije: "Ya está".

Yo me cogí un tarro de miel,

el primero que yo saqué de una colmena mía,

y me fui a casa de mi abuela.

Entonces ella cogió, abrió el tarro, la probó

y dijo: "Pues miel, como la de toda la vida".

Y dije yo: "Ya está, ya lo tengo".

Y dejé toda mi vida en la ciudad, todo mi trabajo, mis...

mis relaciones y me vine yo aquí solo.

En este territorio me dedico a practicar la apicultura

y tengo una producción muy pequeñita.

Yo solo vendo lo que yo hago.

Y me parece también un poco volver a lo de antes, ¿no?

Mi abuelo siempre me decía que cuando no es año de patacas

no hay patacas.

Y cuando no es año de miel no debe haber miel.

Ahora en invierno las abejas están aletargadas

y, bueno, todo lo que nosotros podemos hacer ahora mismo

es revisarlas sanitariamente

y respetar su descanso invernal.

Yo mi producción la vendo.

En venta directa al mano a mano

y trabajo algo con alta restauración

y ya está.

Al final, es la manera más...

antigua y más natural de vender, ¿no?

Yo te vendo a ti un tarro de miel

y, si te gusta, le vas a decir

a tu amiga, a tu hermano o a tu pareja:

"Cómprale la miel a este señor, que está muy buena".

Vamos a decir que te conoce alguien en un mercado

y te dice: "Oye, y esto en Madrid, ¿dónde se vende?".

Y tú le dices: "No, no, en Madrid no se vende,

se vende aquí".

Vamos a decir que Internet para mí es una herramienta

para que aquella persona

que no pueda desplazarse aquí a por la miel

pueda conseguirla, aunque no viva aquí

o cerca de un punto de venta

en el que yo esté vendiendo mi miel.

(Música tradicional gallega)

# I just wanna shine like the sun when it comes up.

# Run the city from the rooftops

# 'cause today's gonna be my day.

# today's gonna be my day, day, day, day.

# Goodnight stress, see you in the morning.

# I don't gotta guess, you're always there for me. #

Pues ahora vamos a Ernes, es una aldea muy interesante

porque se sale un poco de la media.

Hay mucha gente joven,

hay gente que es de otras zonas de España

e incluso de otros países de Europa

y vinieron de fuera a repoblar esta zona.

Dan como un poco una nota de vida y esperanza

a todas estas...

a todas estas zonas de montaña.

Y vamos a ver a Luz.

Luz llegó hace un montón de años ya.

Hará más de 20 años.

Vino de Bélgica.

Vino, conoció esto, le gustó y se quedó.

Y ahora tiene una cooperativa

de producción de zumos y de mermelada.

Y, bueno, todos los años suelo hacer hacer trueque con Luz.

Le intercambio algún tarro de miel

por alguna mermelada o algún zumo.

Me parece una forma muy auténtica

de yo valorar lo que ella hace

y ella valorar

lo que yo hago.

# 'Cause today's gonna be my day.

# I just wanna climb to the top of a mountain.

# Stand tall when I'm howling

# 'cause today's gonna be my day. #

¡Luz! Buenos días.

¡Hola! ¡Hombre!

Hola, buenos días.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Qué tal?

Qué milagro tú por aquí. Ya.

Vengo a verte. Como tú no vas a verme a mí...

Pues ven, entra. ¿Qué andas haciendo?

Estoy haciendo zumo. Bueno, muy bien.

Cuidado la cabeza. Huy.

Tú sí. Y sí, tú también.

(RÍE)

Pues estoy haciendo zumo.

Bueno, ¿y de qué estás haciendo zumo?

Pues hoy...

de kiwi, manzana y zanahoria.

¿Es el que más vendéis?

Todo productos de aquí, locales.

Muy bien.

Como tiene que ser.

¿Y este es el que más vendéis ahora?

Sí, de verdad que está teniendo éxito.

Porque como lo llamamos zumo ACE,

multivitamina,

entonces tiene...

tiene éxito.

Y mermelada, ¿de qué hacéis? Está espeso esto.

Eh... pues mermeladas hacemos varias,

pero también la que mejor se vende,

que tenemos que mirar también lo que vende,

es la de arándanos.

Sí, el arándano ahora también está de moda.

¿También está de moda? Sí,también.

A ver si ponemos la miel de moda también.

También.

¿Qué tal la producción?

Bien. ¿Sí?

Bien, bien.

Oye, ¿y tú cuántos años llevas aquí?

Jo. Yo ya llevo 27 años aquí.

¿Y cuántos sois ahora?

Porque sois el pueblo con más gente de toda la comarca.

Pues hay 5 niños

y...

y hay como 17 adultos ahora mismo

aquí en el pueblo.

Mira si hay gente que tienes hasta que contarlos.

Yo te puedo decir los que somos en mi aldea,

Y hace veintitantos años, ¿cómo era esto?

¿Qué...?

¿Cuántos quedabais aquí? ¿Cuánta gente había de la de antes?

Pues...

de verdad que era muy diferente.

No tiene nada que ver.

Es que, de aquella, cuando yo llegué,

no había luz,

no había cabecera...

¿Y qué hace una belga de ciudad o de pueblo...?

Tú allí, ¿qué eras? ¿De campo o de ciudad?

Allí sí que vivía en un pueblo.

Mis padres tenían un terreno, mi madre también hacía una huerta...

Ellos eran también amantes de la naturaleza

y, entonces, yo he mamado un poco por ahí.

Porque realmente yo busqué naturaleza.

La naturaleza y mi propia naturaleza también.

Y cuando les dijiste a tus padres que te ibas de allí

para venirte aquí,

¿cómo lo llevan, como los míos de bien?

Bueno, regular.

La verdad que mi padre nunca lo expresó.

Lo supe cuando murió.

Que lo había pasado muy mal.

Y mi madre pues...

mi madre sí que lo expresó un poco más,

pero un poco era

como que yo hice

lo que ella siempre quiso hacer.

¿Sabes? Ya.

Ella siempre me hizo entender esto.

Y ahora, después de tantos años, te alegras del paso que diste.

Sí.

Yo ya no me acostumbraría a volver.

No, no me acostumbraría.

Bueno, pues yo voy a tener que marchar,

pero te traigo el tarro como todos los meses.

Ah, ¿qué querías llevarte?

Nada.

Ese mismo zumo que estás haciendo.

Toma.

Está caliente, ¿eh? Muy bien, no te preocupes.

Falta enfriarlo.

Ya lo enfrío yo por el camino. No te preocupes.

Bueno, dame un beso. Muchas gracias.

Dame un beso, me alegro de verte. Venga.

Cuídate mucho. Hasta luego.

Venga, hasta luego. Chao, Alberto.

Hasta otra.

Ya hablamos.

("River")

Antes de llegar aquí, yo era estudiante de Historia

y empecé a viajar para conocer otros tipos de vida,

hacer más una vida como más humana,

pero también buscaba mi propia naturaleza,

no el contacto conmigo misma.

# Don't you say, don't you say it.

# Don't you say, don't you say it. #

Aquí sí que yo puedo decir

como que lo he encontrado.

Para mí eso es mi vida, lo que estoy haciendo.

Yo llevo viviendo 27 años aquí,

pero la cooperativa

la empezamos en el 2011.

Intentamos producir todo lo que podamos,

lo que vemos que aquí se da bien

y que tampoco nos da muchísimo trabajo para producir

lo producimos aquí.

Y, al final,

pues optamos por la fruticultura

y huerta,

que me motiva mucho.

Yo llegué con muchísima ilusión

y sigo teniendo ilusión, pero...

pero...

ves que todo cuesta tanta energía

y sí que he tenido también

momentos muy desesperados y de pensar

que ya no doy más de sí.

Pero de todo se sale.

Se sale.

Que es la vida misma.

La vida es subidones y bajones.

Realmente yo creo que es un proceso natural también.

# One last breath 'til the tears start to wither.

# Like a river, like a river.

# Shut your mouth and run me like a river.

# Where are you now?

# Atlantis. #

Pues ahora estamos llegando a Vilarchao,

que es una aldea que es mucho más grande que la mía,

porque tiene cinco veces más población que la mía.

Debe haber 15 personas.

Aquí hay una...

Vamos, yo solo conozco a la familia de Mario,

que tiene una historia muy bonita relacionada con caballos.

Se dedica a domarlos y a prepararlos

para que luego la gente que visita nuestros territorios

puedan conocer

las aldeas a lomos de un caballo.

Pues al final lo que me une a mí y a Mario

es que los dos vivimos

y trabajamos en una ciudad

y voluntariamente decidimos

volver al pueblo

en el cual estaban nuestros orígenes

y construirnos a la carta nuestro oficio

para poder vivir

de lo que queríamos y donde queríamos.

Yo cuando conocí a Mario

me dije: "Me va a venir muy bien conocerte

porque además yo como miel con todo,

a mí me encanta la miel".

Y digo: "Bueno, pues conociste a la persona idónea".

Para un productor pequeño como yo

el objetivo no es vender

miles y miles y miles de kilos.

Al final, mi objetivo como productor

es que cada tarro mío acabe en casa

de una persona que sepa valorar la cultura, el esfuerzo,

la historia que hay detrás de cada...

de cada tipo de miel o de cada tarro de miel, ¿no?

Y, bueno, en Mario yo sí encontré esa persona

que sabe valorar

ese trabajo que hay en un tarro de miel.

Hola, buenas.

¿Qué tal? Bien, aquí estamos,

ensillando los caballos.

Hay que "traballar".

Claro, eso es.

Hay que aprovechar, hoy que hace buen día.

Sí, hoy está buen día.

Bueno, yo traigo toda la miel. ¿Tú qué vas a hacer?

Vamos de ruta, ¿te animas a venir?

Bueno, voy a pensarlo a ver. Bueno.

¿Qué vas, muy lejos?

No, vamos a hacer

una ruta de un par de horillas por aquí, alrededor, en el bosque.

Ah, bueno, muy bien.

Sí, bueno, no me paro mucho.

Tengo que ensillar rápido, que vamos a salir pronto.

¿Qué tal, señor? Buenas tardes.

Buenas tardes.

¿Y a ti por qué te dio por los caballos?

Pues mira, estuve diez años trabajando fuera de casa,

moviéndome por toda España, ciudades,

mucho trabajo, mucho estrés,

y al final decidí quedarme aquí

y la verdad es que me gustaban mucho los caballos

y vi una oportunidad

de comprarme unos cuantos caballos

y hacer rutas a caballo por aquí,

aprovechar el turismo de la zona...

Y la verdad es que como aquí no se vive en ningún lado

y la calidad de vida

es muy buena.

Entonces, por eso decidí quedarme y montar este negocio aquí.

Y estarás contento.

Pues sí, muy contento, la verdad.

La verdad es que no lo cambiaría por nada.

Pero este pueblo es como cinco o seis veces lo que es el mío.

Esto es como una...

casi como una ciudad.

Bueno, aquí tenemos más de una docena de casa más o menos,

unas 15 casas,

y de momento en este pueblo hay bastante vida

porque tenemos una casa rural, aquí hacemos rutas,

hay bastante ganadería y entonces, bueno, sí que...

¿Cuántos sois en invierno?

Aquí puede haber unas 20 personas viviendo en este pueblo.

Más o menos. Claro.

Y jóvenes habrá unas cuatro o cinco más o menos a diario.

Sí, sí.

Los fines de semana vienen más obviamente.

Bueno, muy bien.

Bueno, pues yo te dejo los tarros. Vale.

Tengo que seguir "traballando". Déjamelos por aquí.

Muy bien. Y nada, nos vemos.

Nada, cuídate mucho.

Que tengas buen reparto. Me alegro de verte.

Gracias. Chao.

Bueno, ya me lo pagarás otro día.

Sí, primero lo voy a probar y ya si eso te la pago, ¿vale?

Bueno, no te preocupes.

Gracias. Venga, hasta luego.

# Ahora yo,

# que vi nacer el mundo,

# que mi latido es tuyo.

# Ahora yo,

# que abrazo tus recuerdos

# y callo tus secretos. #

Yo cuando tenía 20 años

me fui de aquí, de Vilarchao,

y me fui a trabajar

por toda España.

Trabajaba de mecánico

y así estuve durante diez años hasta que me di cuenta

de que donde mejor vivía

y la calidad de vida estaba aquí, en el pueblo.

Lo que me aporta a mí vivir aquí

pues es la tranquilidad, la calidad de vida

y que eres más libre que en una ciudad.

Aquí la libertad la sientes día a día

y en cada momento.

Sin lugar a dudas, aquí puedes hacer vida normal

o mejor que en una ciudad.

# Debe haber

# otra forma de vivir. #

Los caballos

tienen algo místico.

Ya desde hace miles de años

el hombre siempre quiso domarlos.

Y creo que la gente se siente cómoda

o disfruta del caballo.

La naturaleza y el caballo

le permite disfrutar de una manera

que no podrá disfrutar caminando o en coche o en moto.

El caballo te da algo especial.

Es como si fueran

dos amas en una.

# Otra forma de vivir. #

Esto es el ecomuseo.

Es un centro de trabajo visitable, vamos a decir.

Esto no solo es un centro de trabajo,

sino que es un aula de formación.

Es un ecomuseo.

Aquí damos

cursos, damos charlas, damos talleres,

cojo gente en prácticas...

Un poco todo

para que todo aquel que quiera acercarse al campo

o a producir miel de una manera un poco más natural,

un poco más responsable para con el resto de la naturaleza,

pues tenga un sitio donde ir a aprender esa manera de trabajar.

Para mí todo lo que sea

intentar acerca a la sociedad la naturaleza

me interesa.

# Now I'm in it.

# But I've been trying to find my way back for a minute. #

Y ahora me hace ilusión

que el lugar donde yo trabajo,

donde yo vivo o donde yo enseño lo que yo hago,

sea algo que tenga tanta relación

no solo con mis antepasados, sino con este territorio.

Casas con historia al final.

(Música nostálgica)

# You wanna get to know me.

# You memorized the lines of my thighs. #

Cuando yo era pequeño, a mí me traían al pueblo.

Me traían aquí

y aquí te ponían a hacer lo que hubiese que hacer.

Pues llevar las vacas al monte,

ayudar en la matanza de los cerdos

o ayudar a sembrar patatas

o a podar viñas...

Bueno, más o menos te enseñaban, ¿no?

Y ya tenías

seis, siete u ocho años

y te hacían sentirte útil

porque no había tiempo que perder.

Era la naturaleza la que te cuidaba.

Y era maravilloso porque era como un juego.

No lo veías como un trabajo, ¿no?

Lo veías...

lo veías de una manera natural.

Yo siempre estuve ligado al pueblo.

Realmente, cuando toda tu familia es de una aldea

todo lo que te cuentan

y ya no solo lo que te cuentan,

sino su manera de entender la vida,

el ahorrar, el intentar trabajar para el futuro...

La mano que da un paisano vale más que un contrato.

Todo ese tipo de valores, ¿no?

La colaboración,

el ayudarse unos vecinos con otros...

Y yo, en la ciudad, todo eso que mi abuelo me contaba

cuando yo era pequeño

no lo acababa de ver.

Yo veía que era como un poco más frío todo,

más deshumanizado todo.

Yo no veía ese...

ese colaboracionismo, ese compañerismo

del que en mi casa se hablaba.

Y eso al final no lo acababa de ver.

Y a mí el campo siempre me tiró

sobre todo porque yo tengo un perfil

muy naturalista, muy bichero,

de andar toda la vida en el campo, en el monte

y parándome en todas las plantas y en todas las flores.

A mí digamos que me gusta ese ritmo

pausado pero sin descanso que lleva la naturaleza.

Y en la ciudad va todo como muy rápido,

pero en realidad va rápido porque va desordenado.

Es el caos.

Y a mí me gustan las cosas bien hechas.

(Música rock)

Ahora vamos a colocar

este hotel para insectos polinizadores

pensado para abejas solitarias.

Y para ello quedamos con Vanessa.

Vanessa es una chica de Guadalajara

que nació, se crió en una ciudad

y un buen día decidió venirse a vivir

a una aldea pequeñita como esta en medio de la naturaleza.

Buenas tardes.

¿Qué tal, presidenta? Buenas, ¿qué tal?

¿Qué tal? ¿Cómo andas?

Bien, ¿tú? Bien.

Bueno, ¿trajiste todo?

¿Las cañas y...? Sí, todo.

Las cañas, la azada y la base.

¿Tú trajiste la casa? Hombre, a la vista está, ¿no?

Muy bien. Bueno.

Pues nada, vamos...

vamos a ir montando...

vamos a ir montando el hotel.

Metemos las cañas, ¿eh? Metemos las cañas lo primero.

¿Ya las trajiste cortadas y todo? Sí.

A ver la medida, pero yo creo que sí.

Vale, pues míralas.

La que se nos quede un poco larga pues la dejamos fuera y ya está.

Acuérdate de que no pueden quedar

espacios, muchos espacios huecos.

He traído de varios tamaños. Vale.

Y de varios colores también. Sí, hombre.

¿Y qué?

¿Te haces a vivir allí arriba tú sola?

Bueno, no se está mal. Tranquilidad hay, eso está claro.

Mira que la vez que me dijiste:

"Yo vengo aquí a buscar tranquilidad".

Ah, sí, sí, desde luego.

Otra cosa no, pero tranquilidad...

¿Y no echas de menos la vida en la ciudad?

Bueno, no, la verdad que no.

En realidad, aquí hay muchísimo que hacer.

Así que por eso no hay problema.

La verdad es que no sabía que iba a estar tan bien.

Y siendo tan de ciudad, ¿cómo acabas aquí?

Pues la verdad que fue un poco por casualidad.

En realidad,

caí aquí un día viniendo de viaje, de vacaciones.

Estaba yo en una época

en la que tienes la cabeza que no sabes ni qué hacer con tu vida

y...

y vamos a decir que me enamoré de todo esto.

Y decidí coger el petate, la mochila e intentar vivir aquí.

Y, bueno, de momento la verdad que no me va nada mal.

Bueno, yo creo que ya está.

¿La colocamos ya? Yo creo que sí.

Vale. Coge tú la estaca.

Vale, venga.

¿Tú qué crees que va a pensar la gente cuando lo vea?

Van a decir: "Y estos, ¿en qué se han entretenido?".

Cuando lo vean los paisanos van a decir: "No sé ni qué es esto".

Anda que también...

Dirá: "Menuda cabeza tienen estos

de poner un hotel para los insectos".

Pues mira, si te digo la verdad,

cuando me animé a hacerme socio

de la Asociación Corrita,

fue cuando me dijisteis que estabais

dispuestos a ayudarme

a hacer este rollo de los insectos polinizadores.

Pues mira, mucha gente va a pensar

que esto es una casa de pájaros.

No van a saber muy bien ni lo que es.

Bua, seguro.

La verdad es que, bueno, es uno de los trabajos

que hacemos nosotros.

Intentar ponerle en valor todas estas actividades,

que al final la gente las tiene como olvidadas

o que ni siquiera sabe que existen.

Por lo menos, cuando pasen por aquí y vean el hotel...

Mira, metimos dos tipos de superficies.

Madera y luego las cañas.

Y van a atraer a dos tipos de abejas solitarias diferentes.

Los megaquílidos

y las osmias.

Bua, eso va a ser algo importante

porque además la gente tiene asociada abeja con colmena.

Sí.

Mucha gente no sabe que hay abejas que o viven así.

Bueno, pues yo creo que nos quedó bastante bien.

Ahora lo que hay que hacer es estar algo pendiente.

Sí, y a ver cuántos huéspedes nos acoge el hotel este.

Ya verás como sí. Vale, eso espero.

No los van a llenar todos,

pero solo con que haya cuatro o cinco

y podamos ir viendo cómo evolucionan y demás

es muy... Me hace ilusión y todo.

Además, también te digo que nos queda la mitad del camino.

Sí, eso sí que es verdad.

Tú de tu casa y yo de la mía.

Así que un día cada uno y así estamos pendientes.

Me parece bien. ¿Vale?

Bueno, yo te dejo, que vamos a ir trabajando algo.

Bueno, muy bien. Cuídate mucho.

Bueno. Que te vaya muy bien.

Muy bien. Hasta luego.

Hasta luego.

Yo nací en Guadalajara y me quedé toda mi vida allí

y, bueno, trabajaba en Madrid,

aunque a veces hacía teletrabajo y tal.

Y en un momento así en la vida, que dices: "No sé qué hacer,

no sé si quedarme aquí...".

Como que te sientes un poco estancado.

Eh... acabé aquí.

# Lot of road up ahead

# not covering my eyes.

# Lot of space in my bed I'm gonna look this time. #

La sensación esa de que cuando tienes un problema

hay gente que se va al centro comercial,

hay gente que se va a ver el fútbol,

yo siempre decía que yo necesitaba irme al campo

y sentarme en una piedra a pensar.

No necesitaba nada más.

Entonces, en ese momento, cuando vi todo esto

me di cuenta y: "Ostras, a lo mejor es esto lo que necesito".

Entonces, bueno, en un momento así como un poco de locura

decidí venirme y la verdad es que me va todo muy bien.

Además, yo soy profesora de Biología y Geología

y, bueno, creo que para enseñar Biología

no hay mejor sitio que este.

No sé, me encanta ir a los institutos rurales sobre todo

porque hay mucha diferencia

entre cómo ve la vida la gente rural,

los niños propios del rural,

a cómo lo ven los niños de la ciudad.

# Not covering my eyes. #

Al final, para vivir aquí lo tienes que tener claro.

Tienes que tener claro lo que te gusta.

Evidentemente, aquí claro que se pueden mantener relaciones de amor,

de afecto, de amistad...

Pero, claro, la gente que quiera quedarse aquí,

bien sea una pareja o bien sea un amigo,

tiene que tenerlo igual de claro.

Yo tengo muy claro que no voy a salir de aquí.

Con lo cual, si en algún momento estoy con alguien,

ese alguien tiene que aceptar esa parte de mí.

Tiene que acoplarse a mí.

Porque si a mí me sacas de aquí y me llevas a la ciudad,

pues al final me marchito.

Yo creo que cuanto más conectado estoy a la naturaleza

y más lejos estoy de una ciudad llena de coches,

de gente pitándose y tal,

más tranquilo estoy y más feliz estoy.

(Música country)

# Despertar

# y todos se han ido.

# Sin parar, seguir el camino.

# Darte la vuelta... #

Ser veterinario rural.

¡Pelu!

Yo creo que primero porque ser veterinario

es increíble, trabajar con los animales,

conocer a la gente;

y rural pues porque te permite una cercanía con la gente,

con el ambiente, con la naturaleza,

que dentro de una clínica encerrado ocho horas al día

no vas a tener.

Yo estudié Veterinaria

porque siempre me gustó mucho la sanidad, el cuerpo humano,

las ciencias...

Además, los animales tienen una cosa muy buena,

que es que los humanos mentimos

y los animales no me pueden mentir.

# Sabes que ya no soy... #

¿Hay mucho para hoy o qué?

Bueno, pues tenemos unos cuantos, la verdad.

Tenemos la mañana prieta, ¿eh?

Y que no se ponga peor, ¿no?

Sí.

Ben y yo somos dos veterinarios ambulantes.

Vamos a domicilio con nuestra ambulancia

y nos movemos por todos los pueblos de la zona

e incluso por muchas zonas de la provincia.

Es decir, quemamos rueda un montón a lo largo de todos los días.

A ver.

¿Lo de los latidos los tenemos?

¿Jeringuillas?

Voy poniendo las gasas.

Ofrecemos servicios de clínica, de identificación con microchip,

vacunaciones, desparasitaciones, todo tipo de consultas

y desde que tenemos nuestra unidad móvil

podemos realizar cirugías planificadas.

Y creo que está todo.

Yo creo que lo tenemos, ¿no? Sí.

Pues vamos a empezar.

Es que pasamos tanto tiempo dentro de la ambulancia

que se te pasa la hora de la comida

y luego tienes que coger un bocadillo rápidamente.

¿Conduces tú? Vale.

Sabes cuándo empiezas por la mañana,

pero a veces no sabes cuándo vas a acabar.

¿Cuál es el primer pueblo que tenemos hoy?

Pues mira, hoy empezamos aquí cerquita.

Mozoncillo. Ah, la gatita de José.

Esa misma. Qué maja.

La de la cola rota. Sí.

Te comento.

Hace unos cuantos días estuve ahí,

estaba un poco inapetente,

tenía la temperatura un poco baja...,

Sí.

...le apliqué terapia general

y vamos a revisar cómo está porque ya le va tocando vacunar.

Vale, muy bien.

Oye, está bastante bien ir ahí a la casa de José.

Menuda casa rural que tiene. Ya.

Qué envidia.

A ver si nos saca unos calcetitos. Qué majo es siempre.

Vale.

¿Empezamos entonces?

Empezamos. Choca.

# Come on over.

# Don't be so caught up.

# It's not about compromising.

# I see darkness down the line.

# I know it's not fine. #

¡Eh, Robocop!

¡Ostras! ¡Ábrenos, anda!

¡Un segundo, por fa!

José es más majo...

Además es un manitas con todo.

Se ha montado ahí la casa rural prácticamente él solo.

Es alucinante.

# Come on over.

# Don't be so caught up. #

Buenas. ¿Qué pasa, José?

Buenas.

Besitos por aquí. -Es que no paras.

Ya lo sé, ya.

¿Qué tal estáis vosotros?

José tiene una gata que tiene la cola con forma de rayo,

así torcida.

Él me pidió una gata en su momento

y le buscamos una y la cogimos lo más faldera y mimosa que había.

Vamos a ver a la gatita. La tengo arriba.

Vale. Vero.

Que igual llevas un transportín. Déjame el transportín.

Lo tenemos aquí.

A ver.

Oye, ¿Leo cómo le tenéis?

Muy bien, en el cole. Está estupendo.

Claro que sí.

Bueno, pues vamos para allá.

Pues nada, hija. Estás en tu casa, ya lo sabes.

Muy bien, muchas gracias.

A ver. -Pues la tengo arriba.

¿Sabes lo que pasa?

Como ha estado como ha estado... -Qué bonita.

Ya.

He tenido la suerte de que aunque los han venido antes eran muchos

ya sabes que nos los cuidan mogollón.

Y vosotros, que siempre lo tenéis al día...

La tengo en la salita de arriba. -Vale.

Es que la he querido malcriar un poco

porque, como allí es donde hace más calorcito,

digo: "Ya verás tú".

Bueno, pero ha hecho pipí, ha hecho caca...

Sí, yo la veo bastante más entera. -Vale.

A ver dónde está.

Mírala, si se nos ha subido. -Sí.

Ya sabes que...

que cuando nos la diste

era una gata sumamente pacífica. -Hola, mi corazón.

Hola.

Yo te veo muy bien.

Sí, sí, sí. -¿Eh?

Ñam, ñam, ñam.

¿Eh?

Qué cosa más preciosa.

He venido a verte. -Sí que ha comido, sí.

Porque le había dejado antes todo lleno.

Que ahora coja un poco de peso.

Ha bebido agüita...

La has visto totalmente normal, ¿no?

Sí, sí, sí. -No la has visto estornudar.

Ha vuelto a recuperar la alegría.

Antes la veías apechugada,

la veías que no quería comer

y solo quería estar en calor, pus ahora la he visto...

Es una gata muy tranquilita de todas formas.

Muy buena.

Vamos a bajar a la ambulancia y desde allí lo vemos.

Sí.

Con tu permiso, yo sigo haciendo cosillas.

Vale.

# Here comes the time.

# For my heart to heal the past.

# From now. #

Yo iba para cura.

Estuve en un seminario cinco años

y de ahí dejé los hábitos y me fui al Ejército.

Y me fui a la Brigada Paracaidista de Madrid.

Ahí estuve unos cuantos años.

Fiero años muy duros, muy de hacerte como persona

y disfruté muchísimo.

Lo que pasa es que en la vida

también tienes que encontrar el momento

de dedicarte a lo que te tienes que dedicar

el resto de tu vida,

que es en este caso montar una casa rural.

Y te das cuenta de que a veces añoras

lo que precisamente has tenido y no has valorado.

De ahí viene que volviera otra vez

a la zona donde desde niño me pasé jugando

con el resto de los chicos de mi edad

y ahora afortunadamente tengo la oportunidad de ganarme la vida

precisamente en estas tierras, con esta gente y en mi pueblo.

Pero bueno, guapa.

Di: "Hola, Beni".

Espero que no me guardes rencor. ¿Qué tal?

Qué va, soy muy buena.

Hola, cariño.

Hola, mi nena guapa gatuna.

¿Qué tal?

Hola.

Ya sé, ya sé.

Mira, te vamos a molestar un poco.

Solo lo mínimo, ¿vale?

Vale. Su hidratación.

Vale.

O sea, que bebe agua con normalidad. Estupendo.

Voy a apuntarlo, ¿vale? Sí, sí.

ven, cariño, cariño.

Pero bueno, si es una gata seria.

Vale.

Es la gata más seria del pueblo.

Venga, esto es un poco molesto.

Claro, lo que tienes que aguantar. Las encías bien.

Sí, sí, muy bien.

Pásame el fonendo, que la sujeto.

En el mundo rural, a día de hoy, tenemos la batalla perdida.

Los cambios que se deberían haber hecho

tendrían que haber sido con mucha anterioridad.

Ahora solo quedan las ruinas.

¿Por qué digo esto?

Porque igual que en la economía la inercia lo es todo.

Tú no puedes abandonar un pueblo

y pretender luego restaurarlo de cero.

Hay que mantener los negocios, hay que mantener a la población,

mantener los servicios.

Cuando oigo "la España vaciada"

me da pena y me da en parte rabia

porque lo que necesitamos es dar un paso adelante.

Dejar que la gente que quiere dedicarse a esto,

que tiene la oportunidad de dedicarse a esto,

lo pueda hacer.

Y ahora mismo no tenemos los medios.

Es imprescindible el medio rural para el medio urbano.

El agua, lo que coméis, lo que respiráis, viene de aquí.

No se puede abandonar.

No podemos olvidarnos de esto.

¿Qué te parece si la vacunamos entonces?

Vale, muy bien.

Hola.

Ponla aquí un momento.

Le voy a poner yo la banderilla.

Ya que me cogió manía el otro día, pues que no te la coja a ti.

Es Beni, ¿eh?

Este chico es el que te pone los pinchazos.

Siempre me echa la culpa de todo.

Mira.

Vamos a ver.

Espera, espera.

Para, para, para.

Es que se está poniendo un poco nerviosa.

Vale, ya sabes que los gatos solo dan una oportunidad.

A ver.

¡Muy bien!

Te has portado muy bien.

Ni se ha enterado. Hola.

A ver, que te has puesto un poco nerviosa.

Bueno, yo creo que ya la podemos llevar con José

y le contamos entonces, ¿no? Vale.

José, ya hemos terminado.

¿Cómo se ha portado? -Muy bien.

Es una paciente preciosa. Es buenísima.

Escucha, le hemos hecho una inspección completa,

un examen completo.

Está bien. Sí.

Oye, como la hemos puesto las vacunas,

hoy no se puede mojar ni coger frío, ¿vale?

Así que donde estaba... -No creo que le guste mojarse.

¿La volvemos a subir al calorcito? -En el calorcito estará bien.

Entra dentro de lo posible

que mañana esté un poco pluf, un poquitín desganada.

Es normal.

Como si tú te vacunas, es lo mismo.

Cualquier cosa nos lo dices.

Que... ¿cómo lo hacemos?

Ah, pues como siempre.

Te mando la factura hoy mismo. Ay, se ha puesto nerviosa.

Pues ahora te lo ingreso y ya está. Venga, perfecto.

Luego nos vemos.

Dale recuerdos al peque y el café lo dejamos para otro día.

Eso. No lo voy a olvidar, ¿eh?

¡Hombre!

Soy pagador de ronda pequeña.

(RÍE) Bueno.

Venga. Hasta luego.

La puerta abierta. No os dejéis...

No, no. Venga, un besito.

Cuídate, chao. Adiós.

(Música rock)

# Every night my dream's the same.

# Same old city with a different name. #

¿Sí?

Cortado.

Sí, dime.

Ah, hola, Liber, ¿qué tal? ¿Qué me cuentas?

¿En qué pata?

Delantera derecha.

Pero ¿cuándo empezó?

Corriendo.

Ajá.

Vaya.

Eh... ¿hace cuánto tiempo fue eso más o menos?

Cuatro horas.

La notas rara todavía.

¿Ves algún bulto o alguna cosa?

Vale.

Vale muy bien. ¿Dónde estás ahora?

¿En Cuzcu? Sí, sí, tranquila.

Oye, en cinco minutos estamos ahí, ¿vale?

Venga, nada.

Nada, no te preocupes. Hasta ahora mismo.

Venga, chao, maja.

¿Qué ha pasado?

Cuzcurrita.

Ahí está Liber con la Saja,

que hoy corriendo ha debido de hacer un mal gesto o algo,

pero se ha hecho daño en la pata. Vamos para allá.

A ver.

No tenemos tranquilidad nunca.

# There's nothing you can say that I haven't heard.

# 'Cause walking still speaks louder than words.

# All this talking's been a lot of fun.

# But if we really wanna get it done. #

¿Qué tal? Buenas tardes. Hola, chicos.

Hola. ¿Cómo estamos?

Hola, Vero. Hola, chicas.

¿Qué tal? ¿Qué pasa?

¿Cómo estás?

# Uh, show me.

# Yeah, show me.

# Uh, show me. #

Bueno, pequeñaja. ¿Qué tal?

¿Qué nos cuentas? ¿Qué ha ocurrido?

Pues nada, que he ido a entrenar esta mañana

y, en un momento dado,

ha gemido un poco y me ha dado la sensación

de que luego cojeaba.

Ajá.

Entonces estoy un poco preocupada y quería que le echarais un ojo.

Además, tenemos carrera este fin de semana

y quiero saber si estará bien.

¿Has visto alguna cosa? No, nada.

Solo la he oído

y luego me ha dado la sensación de que apoyaba un poco rara.

Delantera derecha. Sí.

Me habías dicho. Delantera derecha.

Sí que la levantas.

No pasa nada. Pues la vamos a mirar.

Vamos a llevarla a la ambulancia. Vale, perfecto.

Cariño, ¿me dejas a tu perrita? ¿Se la dejas?

¿Me la dejas un momento? Déjasela un momentito.

Ven, Saja.

Yo sé que tú eres muy buena.

A ver. A ver, un 'hop'.

¡Venga!

Un 'hop'.

Un poco de mimitos.

Así, con mimitos, con mimitos, con mimitos, cariño.

Ay, la Saja preciosa.

Qué bien aquí, ¿eh?

A ver si me dejas la pinza.

¿Has visto algo? He notado algo.

No te ha dolido nada.

Una pincha de cardo. ¿Sí?

A ver.

Comprueba que no tenga herida.

El canicross es un deporte

que consiste en correr carreras con tu perro.

El perro y el corredor somos un equipo.

Por supuesto, siempre siempre en las carreras

tiene que ir delante tuyo tirando

y tienes que respetarle en todo momento.

Saja es parte de mi familia.

De hecho, Saja vive con nosotros y comparte todo con nosotros.

Es un miembro más de la familia.

A ver.

Una heridita pequeña, pero...

Pequeñita, justo en el borde.

(Lamentos)

Ya, sí, te aprieto un poco, te aprieto un poco.

Mira, mira, mira.

Ya lo sé, ya lo sé, que eres una valiente.

Sí, soy muy buena.

Muy buena, muy buena.

Voy a echarle un poco de cremita y ahora miramos un poco lo demás.

¿Dónde tenemos la pomada?

En ese estante debería estar. Ya la veo.

Toma, pon esto para allá y esto a la basura.

Esta crema es buenísima.

Ya está, ya está, ya está, cariño.

Meterla bien profundo, con los pelos.

Ya, no me mires así, hija mía.

No me mires así. ¿Te duele?

No me mires así, que yo hago lo que tengo que hacer.

Beni, cómo te pasas. Ya está.

Yo soy ingeniero de montes

y motamos una empresa que busca soluciones rurales

basadas en los recursos agroforestales.

Sobre todo nos dedicamos

a realizar plantaciones agroforestales

en estas zonas.

Vemos qué características tiene el terreno

y decidimos qué es lo que mejor puede ir.

Ahora se usa el termino de "la España donante".

Nosotros somos los donantes.

Donamos personas, donamos recursos,

donamos inteligencia, donamos de todo

a la España no vaciada.

Y creo que es verdad.

Se nos va de aquí lo mejor.

Vamos a ver un poquitín cómo está.

Quiere salir. Ya, ya.

Ya, ya. Te pones nerviosa.

Ahora te pones nerviosa.

Hidratación bien, has bebido lo que tenías que beber...

Mírame un momentito, mi amor. Mírame un momentito.

Déjame una gasita.

Te voy a arrastrar la orejita y te va a gustar.

Te va a gustar.

Te va a gustar, mi amor. Ya está.

Vale, muy bien.

Un poco sucia, ¿eh? Un poco sucia.

Pero no tiene ninguna mala pinta.

No, no es un problema.

Esas mucosas, por fa.

Dime qué tal, que lo voy apuntando.

Ya, ya, ya.

Ojos bien, mucosas bien...

Ya.

Ya está, ya está.

Bien.

Pata.

Eso no le gusta mucho, ¿verdad?

Es un momento, mi amor. Te conozco yo bien.

Eso es lo que menos te gusta.

Muy bien.

Lo tengo, ¿eh? ¿Lo tienes?

La tengo.

Bueno, yo creo que está bien.

La vamos a bajar. Sí.

Es una perra superfuerte.

No pasa nada.

En unos días, estupenda.

Espera, que no fuerce mucho.

Ya está, baja, baja. Tiene la correa...

Ya está, aúpa.

Bueno.

Ya está, cariño. Ya está.

¿Qué tal?

Pues mira, tenía una pincha de cardo.

Nada más. -¿Solo eso?

Mira, ya está perfecta.

Pues fenomenal entonces.

Mucha gracias, chicos. Y una cosa.

Creo que podrá correr el canicross.

La única cuestión es que durante tres o cuatro días

no la fuerces mucho.

Baja un poco el ritmo. -Vale.

Paseos cortitos, ¿no? -Sí.

Vas a dejarla un par de días así sin entrenar casi, ¿vale?

Vale. Vale.

Y el resto de días que entrenes no la dejes suelta.

Que vaya solamente contigo porque así hace menos el loco

y hay menos riesgo de que se haga daño.

Mira, mamá. -¿Qué, cariño?

Ay, qué bien, cómo quiere a su perrita.

Es que es muy guapa. Se ha portado muy bien.

Muy guapa, muy buena. Pues lo tengo en cuenta, chicos.

Cualquier duda ya sabes. Sí.

Tienes nuestro teléfono. Muy bien.

Pues muchas gracias. -Adiós, chicas.

Venga. Cuidadla, ¿eh?

Adiós. Hasta luego.

Venga.

Beni y Verónica lo bueno que nos dan a los que vivimos aquí

es la facilidad de tener el veterinario en casa.

Llamarles y que ese mismo día estén aquí

de una bendición para los que tenemos animales.

# I'm just a man with some broken bones.

# Dance like a flame in the fire.

# Don't let your heart turn into stone. #

Conocí a Verónica

mientras estudiábamos en la facultad, en León.

Y fue gracias a un perro, ¿no?

Porque yo ya la tenía vista,

pero vi un día que se paró a saludar al perro de un profesor

y yo dije: "Esa es la mía".

Y fui ahí: "Hola, ¿qué tal? ¿Te gusta también el perrito?".

Y desde entonces hasta ahora.

# She showed me a lighthouse behind the clouds and waves. #

Llevamos juntos 17 años.

Hace cuatro años tuvimos a León,

que es nuestro hijo y se llama así porque nos conocimos allí,

en León,

y además es un gran felino, lo que nos encanta.

# Don't let your heart turn into stone.

# Hey, hey, hey.

# I'm just a man with some broken bones.

# Dance like a flame in the fire. #

Yo creo que he cumplido un proyecto personal muy feliz.

Hola, buenos días, mami.

Buenos días. Buenos días.

Tengo una mujer maravillosa a la que adoro.

No solo como persona, sino también profesionalmente.

Y tengo un hijo encantador.

Hola.

Mi familia, que está lejos, en Gijón,

pues los quiero con locura.

Solo siento tenerlos un poco lejos.

Nunca me he arrepentido de cambiar la ciudad por el pueblo.

La ciudad tiene cosas, por supuesto.

El pueblo también.

Pero no echo de menos la gente que va y viene

sin ni siquiera mirarse a la cara ni decirse buenos días.

Eso no lo echo de menos.

Echaré de menos algunas cosas, pero el pueblo me llena mucho.

Me siento satisfecho.

# Consume your life with desire. #

Ahora, ¿dónde vamos?

Pues a donde la Pili. Ah.

¿Les ha pasado algo a los perritos? No, no, no.

¿Están bien? Poni y Tomi están estupendamente.

Vale.

Es que quiere hacer una modificación

en el plan de higiene de la cantina.

Ambos somos veterinarios clínicos.

Cada uno tiene su especialidad.

Yo por ejemplo me dedico sobre todo a las consultas clínicas

y también a los planes de higiene

en industria alimentaria o en restauración.

Hay que ver lo que les está costando arrancar.

Ya, es verdad.

A Pili y al marido les cuesta mucho,

están poniendo mucho esfuerzo

pero es que el pueblo no es todo fácil.

No. No es todo fácil.

Y ahora hay muy poca gente.

¡Muy buenas!

¡Hombre! -Hola.

¿Cómo estamos? ¿Qué tal?

¿Qué hay, Pili? ¿Qué tal todo?

¿Qué tal los papás y eso? -Bien.

Controlando por teléfono a ver si como bien, visto bien...

Pero están muy bien.

No, sí, sí, están bien.

Tú sí que estás guapa.

Lo que tapa embellece.

Así que me he echado cremita.

Nada, nada, hoy brillas, estás estupenda.

Para darme ánimos, ¿sabes?

Porque fíjate la hora que es

y porque habéis venido vosotros.

A ver, es porque hay poca gente.

Porque si la gente probara las cazuelas y los callos

que haces... Ya.

Es que oye, ahora en esta época pues ya se sabe.

Somos muy pocos.

Ahí tengo comida, tenemos comida preparada,

para no decir que no tenemos.

Porque, claro, si viene alguien y dices que no tienes pues...

Hay gente que piensa que esto del pueblo

está muy bien y sí que lo está,

pero también es duro.

Vosotros lo veis mejor que yo. Es difícil.

Somos pocos aquí en el pueblo. ¡Qué le vamos a hacer!

Bueno, paciencia.

Esperemos que vengan mejores tiempos.

Esperemos que sí.

Que queríamos...

Jo, ya sabes que seguimos intentando meter cosas nuevas

para que la gente venga.

Estupendo.

Y, entonces, la idea que teníamos era meter...

Pinchos a la brasa.

Qué bueno.

De lechazo y de...

Y de pollo. -Y de pollo.

Ah, vale, estupendo.

Voy a tomar las anotaciones

y luego te modificaré tu hoja de alérgenos.

A ver, cuéntame lo de la brasa.

La brasa.

Queremos meter, Julián... -Pinchos de lechazo y de pollo.

Vale.

Vamos a ver una cosa.

Entiendo que aparte de los ingredientes principales

tendrán otros.

Lechazo, ¿alguno más? (AMBOS) No.

Solamente. -Eso...

Lechazo. -Va a la brasa.

Va a la brasa. Lechazo.

Va a la brasa. -A la brasa de sarmiento.

De pollo entiendo que también, ¿no?

Solo pollo y sal.

Vale, todo en fresco. Sí.

Bueno, vamos a ver.

Con esto tenemos suerte porque no hay alérgenos.

Solo hay que añadir a la lista de alérgenos

estos dos platos en una nueva clasificación.

Hago un anexo, incorporo esto y ya está.

Con esto yo ya me pongo a trabajar.

Te modifico todo el plan, guarda tu hoja

y mañana mismo lo tienes aquí.

Bueno.

Y dinos qué te damos.

Lo normal en este caso por la ampliación.

Ya os prepararé la factura.

Ya tenemos la factura preparada.

La dolorosa. No te pases, ¿eh?

Yo nunca me paso, hija.

Espera, esta hoja es mía. Eso, que casi me la llevo.

¿Qué tal la ambulancia? Sí que os veo que no paráis.

Estupenda. Sí.

Estupenda. A todo gas.

A todo gas.

Yo soy la chofer. -La chofer.

Somos un equipo.

Tú cóbrale el suplemento.

Bastante tiene con aguantarme a mí diciéndole:

"Cuidado, por la izquierda, por la derecha".

¿Eso te dice?

Despídete, me cago en la mar.

Nos despedimos nosotros.

Cuidaos. Hasta luego.

Hasta luego.

# On the last time we met.

# Your love was dead. #

La vida me cambia cuando la crisis de la construcción

nos quedamos sin trabajo

y entonces decidimos coger la cantina de San Millán

porque a mí me traía muy buenos recuerdos este pueblo

y porque vimos que era la única solución.

Nos está costando muchísimo levantarlo.

Algunos días hemos hecho cajas de 20 y 30 euros.

A veces me dan ganas de tirar la toalla

y buscar otra solución.

Yo creo que aguantamos porque estamos juntitos.

# Yeah, it wasn't easy to be happy for you.

# Yeah.

# Yeah. #

Hola, Salva. Hola.

¡Hombre!

Muy buenas.

No recordaba que habíamos quedado hoy.

¿Qué pasa? Bien.

¿Cómo estás? Bien.

Bueno. ¿Quién es esta?

Suni.

Hola, nena. Hola.

La verdad que está bien.

No la he notado más que le molesta el casco.

No sé si lo tiene que llevar o si ya se lo puedo quitar.

Suni, ven. Suni, no me he olvidado de ti.

¿Tú la tienes que ver?

La vamos a llevar a la ambulancia y a revisar las heridas,

a ver qué tal están cicatrizando.

Bueno, pues la cogemos y ahora te digo.

Suni, cariño. Venga.

Pues yo sigo con los animales. -Eso.

Ya aprovecho.

Sigues con la tarea.

Ven, cariño.

Que nunca falta tarea.

Vale, con lo que sea me decís. -Vale.

Ahora venimos. -Venga, chicos.

Ay, qué disgusto.

¡Adiós, Suni! ¡Adiós!

Di adiós a papá. Dile adiós.

Así da gusto, Vero. ¿Te imaginas?

Llevar así a un perro de 40 kilos.

Pasa.

Pasamos.

¡Aúpa!

Arriba, pónmela aquí.

Preciosa. A la mesa, mi amor.

Ahí, cariño.

¿Quieres tumbarla? Sí.

Así, cariño.

Cariño, mira qué guapa.

Sujétame estas dos.

No, espera.

Vamos a ver, que esa tiene muy buena pinta.

Muy bien. Está estupenda.

Y la otra también está bien, ¿eh?

No, si la otra está bien, pero... Ya está.

¿Qué tal, Beni, Vero?

¿Habéis terminado? -Ya hemos acabado.

¿Y qué tal? -Se ha portado estupendamente.

¿Cómo se ha portado? -Es muy buena.

Muy buena. -Suni, ¿qué?

Estos chicos...

La del párpado está perfecta. Sí, muy bien.

Y la de la patita está un poco más inflamada,

pero sigue su tratamiento

tres días más con el antiinflamatorio.

Y de antibiótico también.

Lo que te dije, ¿vale? -Perfecto.

Y nada, que no se toque la herida.

Ya sabes. Oye.

¿Qué ha pasado con la herida y el collar?

Nada que yo sepa.

Los tiene un poco inflamados.

¿Seguro que o paseaste sin poner alguna vez el collar?

Una noche, lo reconozco. -Te hemos pillado.

¿Te lo ha dicho Suni? -Nos lo dice todo.

Los humanos mentimos, los animales no mienten.

Se me olvidó una noche.

Simplemente era porque se quedaba así,

sin querer tumbarse,

y se lo quité y...

Se me olvidaba.

Me dormí yo antes que ella. No pasa nada.

Está bien, no ha sido grave.

Bueno. Venga.

Bueno, Vero.

Bueno. -Muchas gracias.

Hasta luego. Venga, tío.

Adiós, Suni. -¿Seguís con la ruta?

Ya se va. Vamos, Suni.

No quiere saber nada más.

Vamos, Suni.

Venga. -Hasta luego, Salva.

Hasta luego, chicos.

Chao.

# Sellé ventanas para dejar de sentir.

# Y ahora no siento más que astenia emocional.

# Quiero descomprimir.

# Volver a ver con claridad.

# Tomar las alas como Reichelt en París.

# Y planear y ser aurora boreal. #

¿Por qué el mundo rural? ¿Escuchad!

Eso es el por qué.

# Resurgir. #

No se escucha nada.

# Y levitar. #

Puedes permitirte el lujo de tener animales,

que es lo que me gusta...

Te puedes permitir el lujo de tener una chimenea, tener un calor

y de estar tranquilo.

# Nunca nadie pudo volar.

# Nunca nadie pudo escapar de aquí.

# Se aferraban a este lugar

# fieles hasta morir. #

Tenemos que pensar

que el pueblo tiene mucho que ofrecer.

El pueblo tiene mucho que darnos.

Tenemos que venir a los pueblos, vivir en los pueblos.

Mi sueño siempre ha sido que cuando sea una señora mayor

tener un rebañito pequeño de ovejas, hacer mi propio queso,

pero tranquila.

Y yo creo que seguiré en un pueblo.

No sé si será este,

pero seguiré en un pueblo toda mi vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Apicultor (Lugo) y veterinarios (Burgos)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Ruralitas - Apicultor (Lugo) y veterinarios (Burgos)

03 may 2020

Viajamos a la zona montañosa e interior del este de Lugo, frontera con Asturias. Allí se sitúa una recóndita aldea de seis habitantes, Pena da Nogueira, a la que regresó Alberto en busca de las raíces de sus antepasados para instalar sus colmenas y hacer, de su pasión por las abejas, una forma de vida de respeto a la naturaleza.

Verónica y Benito son un matrimonio de veterinarios ambulantes que, a bordo de su unidad quirúrgica móvil, atienden a los animales de sus vecinos, habitantes de la comarca de Juarros al sudeste de la provincia de Burgos.

ver más sobre "Ruralitas - Apicultor (Lugo) y veterinarios (Burgos)" ver menos sobre "Ruralitas - Apicultor (Lugo) y veterinarios (Burgos)"
Programas completos (10)

Los últimos 10 programas de Ruralitas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios