Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1127290 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Ver el mundo en estéreo - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado realizado por i-RTVE.

Cuando miramos un objeto cercano sobre un fondo más distante,

somos capaces de percibir el espacio que hay en medio.

Sin embargo, una de cada veinte personas ve el mundo

como si fuese plano.

Muchas, ni siquiera son conscientes de su carencia pero, con una terapia

adecuada, pueden lograr ver el mundo en tres dimensiones.

Susan Barry, neurocientífica y autora del libro

"El mundo en estéreo", fue una de estas personas.

En este capítulo de Redes, explica a Eduard Punset

las maravillas de la visión estereoscópica.

Es fascinante lo que acabamos de descubrir en Boston.

Después de entrevistar a Susan Barry.

Una neuróloga del estado de Massachusetts.

Que de pequeña tuvo un problema de estrabismo muy grave.

Y que hasta los 40 años no descubrió

que no veía bien, que no veía en estéreo.

Que no veía el universo en su profundidad real.

Sino que veía las flores llanas.

De esto habla el programa de Redes hoy.

Susan por fin podemos hablar de tu maravillosa experiencia.

Una experiencia cuando tenías, ¿qué?

¿40 años?

48 años.

Hasta entonces veías el mundo plano.

Así es.

Así que cuando ves a Dan, tu marido, que es astronauta

un gran astronauta.

Catapultado al espacio, incluso algo tan conmovedor

no es nada, dices tu, comparado con el hecho de poder ver

súbitamente el mundo por primera vez en su profundidad estereoscópica.

¿Tan distinto es ver las cosas planas?

Dices que las flores son planas.

A verlas en profundidad.

Totalmente, te proporciona una forma cualitativa de ver el mundo.

Imagina que nunca hubieses visto el color rojo.

Y de repente un día de otoño, cuando todos los árboles

presentan su hermoso follaje con todos esos colores maravillosos.

Ves el color rojo por primera vez.

¿Podrías dejar de mirarlo?

Tal vez no.

Pues se parece mucho a la experiencia que he vivido.

Tenía un sentido del espacio, volúmenes palpables del espacio.

Bolsas de espacio entre las cosas.

Y aunque podía inferirlo antes de que cambiara mi visión

Sabía que el mundo existía en profundidad.

Aunque no lo veía así.

De modo que fue una experiencia reveladora.

Corrígeme si me equivoco.

Parece que con cada retina ves algo distinto.

Algo ligeramente distinto.

Y el cerebro lo fusiona todo.

Para que puedas tener esa perspectiva

de profundidad.

¿Es así?

Desde los años 50, la sabiduría popular dice que tienes

que desarrollar la capacidad de tener visión estereoscópica.

De ver las cosas en tres dimensiones dentro de los primeros años de vida.

En algún momento de la primera infancia.

Y si no la desarrollas a esa edad.

Tu cerebro se conecta de tal modo que nunca serás capaz

de ver en tres dimensiones.

Pero, ¿por qué haría eso el cerebro?

Si tuviera un ojo que te mirara a ti.

Y el otro que mirara hacia otro lado.

Tendrían visiones del mundo muy distintas.

Así que lo verías todo duplicado.

No sabrías dónde están las cosas.

Tendrías que escoger una.

Tendrías que escoger uno de los dos ojos.

Por eso el cerebro elige un ojo e ignora las informaciones del otro.

Increíble.

Así que los circuitos cerebrales se modifican conforme a este hecho.

Se pensó que estos cambios son permanentes pero no es así.

Con la terapia adecuada muchas personas bizcas pueden aprender

a hacer lo que hice yo.

Prueba a mirar un punto fijo enfrente de ti con cada ojo,

de forma separada.

La disposición de los objetos que ves es ligeramente distinta.

En cambio, si abres los dos, obtienes una realidad única,

donde puedes percibir la distancia entre los objetos,

la profundidad de un mundo tridimensional.

Nuestro cerebro recoge la información visual de cada ojo y la integra,

la combina, para crear una única imagen en 3D.

Es lo que se denomina visión binocular o estereoscópica.

Sin embargo, el 5 % de la población es incapaz de ver en 3D.

Suelen ser personas estrábicas o que han padecido estrabismo de pequeños.

También personas que han sufrido enfermedades y traumatismos

en el cerebro.

Cuando los ojos no están alineados de forma correcta

―como en el caso de personas estrábicas―, no pueden

enfocar de forma coordinada.

De esta manera, cada ojo detecta información visual

demasiado distinta entre sí.

El cerebro no puede integrar las dos imágenes y opta por prescindir

de una de ellas.

Así que mira con un ojo u otro, generalmente de forma alternativa

pero nunca con los dos a la vez.

Estas personas no son conscientes

de que no pueden ver en 3D.

No sepan por qué pero tengan dificultades a la hora de practicar

algunos deportes o enhebrar agujas.

Pero existen pistas, dadas por el sentido común.

que les permite calcular distancias.

Si el de delante no te deja ver la pizarra sabes que está delante.

Si los árboles son pequeños, es porque están lejos.

Las sombras les dan idea del volumen y los objetos borrosos indican

lejanía e interferencia del aire.

Así, pueden moverse en ese mundo que, en realidad, no perciben.

Personas que han perdido la visión en un ojo y, por tanto,

pasan a percibir el mundo de forma plana, relatan pequeños

problemas cotidianos:

les cuesta reconocer algunos objetos, pierden memoria visual,

son más sensibles al desorden e incluso pueden tener dificultades

para cortar y apartar la grasa de la carne en el plato.

Cuando dices o cuando hablas del cerebro.

¿Cuáles son en concreto las áreas que de hecho lo manipulan todo?

Quiero decir, esas áreas que cuando están activadas

en cierto modo modulan las cosas.

La dopamina, o lo que sea.

De modo que al final acabas viendo en tres dimensiones.

Acabas teniendo una visión estereoscópica.

Son muchas las áreas cerebrales que intervienen.

Empezamos por el ojo y la retina en la parte de atrás del ojo.

¿Sabías que la retina, de hecho, es una parte del cerebro?

En realidad, es tejido cerebral.

Se comunica con distintas intersecciones sinápticas.

Con la corteza visual que está en la parte de atrás del cerebro.

Y ahí es donde se fusionan las imágenes de los ojos.

Hay neuronas que captan informaciones

de ambos ojos al mismo tiempo.

Lo que me estás diciendo es que desde la parte de atrás

del cerebro, empezamos a evaluar que hay dos visiones

ligeramente distintas.

Exactamente.

Y empezamos a fusionarlas.

Eso es.

Desde atrás, y dicha información se difunde a muchas otras áreas

del cerebro.

Algunas de las cuales, tienen que ver con las forma de los objetos.

Otras, con la ubicación de dichos objetos en el espacio.

Y con nuestra propia posición espacial

que nos permite agarrar y manipular dichos objetos.

Así que esa habilidad de fusionar las informaciones

de ambos ojos, se utiliza una y otra vez en el cerebro

con la finalidad de reconocer objetos y de saber dónde están las cosas.

Probablemente es lo que hemos aprendido de vosotros.

Los neurólogos.

Es lo que llamáis

la experiencia personal, individual.

Una experiencia que puede influir en la estructura del cerebro.

Totalmente.

Lo llamáis plasticidad.

Sí, neuroplasticidad.

¿Cómo es posible que con la neuroplasticidad?

¿Cómo es posible que el cerebro humano no acepte ningún cambio

desde la infancia?

Bien, esta es la situación.

Cuando era pequeña, cuando tenía dos o tres meses

cruzaba los ojos.

Si miraba con un ojo, el otro se desviaba hacia dentro.

Y lo que veía era distinto.

A partir de los 4 meses, los bebés quieren alcanzar objetos.

A querer agarrar las cosas.

Pero si tus dos ojos miran en distintas direcciones a la vez

te va a resultar difícil saber dónde están las cosas.

Vas a recibir dos imágenes distintas.

Una procedente de tu ojo derecho.

Y la otra de tu ojo izquierdo.

Y son demasiado distintas como para que el cerebro

las fusione en un punto único.

Así que tienes que aprender a suprimir un ojo.

Y una de las formas de suprimir un ojo es desviándolo todavía más.

Así que he aprendido a mirar con un solo ojo.

Y desviar el otro hacia dentro.

Para ignorar lo que veía.

Gracias a eso fui capaz de agarrar objetos

cuando tenía 4 meses.

E intentaba coger las cosas.

Con un año de edad, nuestros hábitos visuales, la forma en que utilizamos

los ojos está consolidada.

Tenemos una forma de espabilarnos en nuestro entorno.

Así que para cambiar con 48 años,

tuve que romper con unos hábitos visuales

que me habían acompañado durante 48 años.

Y aprender algo nuevo.

Aprender a enfocar los dos ojos hacia el mismo punto

y al mismo tiempo.

Por eso tenía que hacer ejercicios eficientes.

Tenía que hacer terapia, hacia dónde miraban mis ojos

para aprender a cambiar.

Y dirigir los ojos hacia el mismo punto y al mismo tiempo.

Y tenía que ser consciente de lo que estaba haciendo.

Practicar todos los días.

No era un cambio espontáneo implicaba práctica.

Para poder verlas acercándose a ti.

Para poder ver cada pétalo y hoja en un espacio distinto.

Lo que me dio la terapia visual optométrica fue cómo enfocar

los dos ojos en un mismo punto.

Así fue cómo empecé a percibir la profundidad de las cosas.

Los circuitos neuronales cambian a lo largo de la vida como resultado

de nuestras acciones y experiencias.

Gracias a las técnicas de neuroimagen, los científicos

pueden ahora observar cómo se modifica el cerebro a medida

que experimenta cosas nuevas.

Por ejemplo, si una persona aprende a leer braille siendo ya adulto,

el número de neuronas cerebrales que reciben las sensaciones táctiles

del dedo índice aumentan.

Los dedos de la mano izquierda de los violinistas, por su parte,

se mueven más independientes entre sí que los de la derecha.

En consecuencia, hay más neuronas en su corteza motora

dedicadas a su control.

Los astronautas también adaptan sus cerebros a la ausencia de gravedad.

Lo que está arriba y abajo cambia en esas condiciones.

Al volver, tienen algunos problemas para adaptarse.

Si se le pide a un astronauta, por ejemplo, que cierre los ojos

y levante un brazo hacia arriba, sólo lo hará parcialmente

puesto que no sabrá encontrar la vertical.

Tampoco podrá saltar a la pata coja sin caerse o caminar en línea recta

con los ojos cerrados.

No es que esté borracho, es que su cerebro se ha adaptado.

En el espacio, el cerebro aprende a ignorar el sentido del equilibrio,

puesto que no le resulta útil.

Pero, a los pocos días de volver, se habrá vuelto a adaptar

a la normalidad.

Y en pocas misiones, habrá desarrollado dos sistemas,

uno para el espacio, y otro para la Tierra, que podrá activar

o desactivar en pocas horas.

Hay algo a tener en cuenta.

Un sistema nervioso muy joven responde a cualquier estímulo

que le llegue.

Pero, a medida que nos hacemos mayores, nos volvemos

más selectivos.

Las modificaciones en el cerebro adulto requieren

de un aprendizaje activo.

Lo que impulsa el cambio es la motivación.

Si hay una buena razón para cambiar,

entonces cambiamos.

Hay algo que me fascina parece que todo esto

de la visión estereoscópica que aprendiste después de 40 años.

Es extremadamente útil para algunos animales.

Sí.

Los humanos también.

Pero según parece hay sepias, gibones que van de una rama a otra

que se caerían al suelo

si no pudieran ver en tres dimensiones.

Y para poder el mundo en estéreo los ojos de algunos organismos

miran frontalmente.

Así, no ven nada detrás.

No tienen una visión panorámica solo ven adelante.

¿Es verdad, es esencial como para los gibones

tener este tipo de visión?

Sí probablemente nuestros antepasados fueron animales

que vivieron en los árboles.

Es muy importante cuando subimos a un árbol tener esta visión.

Pensemos en un niño que se sube a los aparatos de gimnasia

o que pasa de una rama a otra.

O se columpia de una a otra.

Resulta muy útil tener esa percepción de la profundidad.

Para saber dónde están las otras ramas en el espacio.

En general, se cree que los depredadores

que persiguen y agarran a otros animales

ya sea una mantis religiosa o un calamar cuando aprisiona

a su presa.

Tienen unos ojos que les permite mirar frontalmente.

Y tienen visión estereoscópica.

Los animales que son presa, que son los que tienen que huir.

Los que van a ser devorados.

Tienden a tener los ojos más a los lados de la cabeza

para tener una visión más amplia de todo lo que les rodea.

Y poder así escapar.

Esto explicaría por qué tienen dos ojos

que miran frontalmente.

Y otros más laterales y una visión más panorámica.

Al principio, según parece

Algunos científicos descubrieron, creo que fue Galeno

en el s.II d.c. que cada ojo tenía una visión distinta.

Lo descubrimos muy tarde.

Pero nadie sabía cuál era la finalidad de todo esto.

No entendieron que el cerebro actuara casi misteriosamente

fusionando las dos visiones y tuvimos que esperar hasta el s.XVIII.

Hasta 1838.

Se llamaba Charles Winston.

¿Qué descubrió?

Imaginemos que levantas el dedo así frente a ti.

Cierras un ojo y luego el otro.

Percibes como si tu dedo saltara levemente.

Es porque nuestros dos ojos están algo separados en nuestra cara.

Tienen una visión algo diferente del mundo.

Y esa visión es la que nuestro cerebro es capaz de procesar

y combinar para tener esa sensación tridimensional.

Durante mucho tiempo la gente creyó

que el hecho de que los dos ojos vieran ligeramente diferente

era un defecto.

Y Winston fue el primero que dijo que no.

Esto es lo que nos permite tener esa sensación

de profundidad estereoscópica.

Y lo demostró construyendo el primer estereoscopio.

Con éste, cada ojo veía una imagen distinta.

Pero la imagen equivaldría a la perspectiva

desde la que mirara cada ojo.

Imaginemos que yo quiero mirar una silla.

Un ojo la vería desde su perspectiva.

Y el otro ojo la vería desde su perspectiva, también.

Después el cerebro diría

he utilizado estas imágenes y las he combinado.

Por lo que aunque cada ojo ve una imagen plana de la silla

cuando miraras con el estereoscopio el cerebro las habría combinado

y puedes ver la silla como si fuera en tres dimensiones.

Así es como funcionan las películas en 3D.

Cada ojo tiene una visión ligeramente distinta y el cerebro

las combina para darles profundidad estereoscópica.

Es una sensación tan horrible que es difícil de explicar.

Soy un peligro conduciendo.

No puedo ir al super porque no veo las estanterías bien,

ni el precio, ni dónde está lo que quiero comprar.

Cuando la gente habla, hay que mirarles a la cara

pero ¿a cuál de las dos caras?

Un constante mareo, día y noche, que termina en dolores

de cabeza y vómitos.

Yo creo que cuando tenía más o menos seis años es cuando me di cuenta

de que yo no veía como los otros niños.

Me costaba ver la pizarra y siempre tenía que cerrar un ojo.

Siempre tenía un ojo cerrado, uno u otro, para ver claramente bien.

Si tenía los dos ojos tenía tantas letras que no podía distinguir

las palabras.

Y cuando yo decía a mis padres o a los médicos que no veía bien,

me miraban mi vista y todo el mundo me decía que mi vista era perfecta,

que yo estaba inventando historias, que yo tenía problemas emocionales,

o que yo quería gafas para estar guapa.

Pero era imposible que no viese bien.

Su caso no es único.

Mucha gente tiene problemas de visión que los oftalmólogos no son capaces

de identificar.

Una cosa es tener una agudeza visual del cien por cien,

que es lo que le pasaba a Denise, en cada ojo por separado

tenía una visión perfecta, que veía la unidad,

o el cien por cien, o 20/20, pero el problema

estaba en que su cerebro no sabía qué hacer con esas imágenes.

No sabía juntar, fusionar, esas dos imágenes para luego poder producir

las tres dimensiones.

Si tú lo ves doble, cuando bajas escaleras,

no sabes exactamente dónde está la escalera.

O vas a abrir la puerta, ¿dónde está el pomo de la puerta?

Claro, es una sensación de mareo continuo.

O cierras un ojo para anular una visión.

Los médicos aseguraron a Denise que nunca podría ver bien,

que la única opción era mirar con un solo ojo.

Sin embargo, ella mantuvo la esperanza.

En el año 2000, tras casi cuarenta años viendo doble, inició una terapia

en un centro de optometría para recuperar la visión binocular.

Poco a poco, el cerebro de Denise aprendió a juntar las dos imágenes

que generaban sus ojos para lograr una sola.

Con mucha constancia iba juntándose.

Cogí como flexibilidad, diría yo, de visión.

Hasta que un día se junta.

Y fue durante unos años, dos o tres años.

Y trabajaba aquí, a lo mejor dos días a la semana, en el centro,

y tal vez en mi casa, cada día, diez minutos.

Hasta un día que digo: ¡oh, veo uno!

Y es clavada la vista.

Porque a veces veía uno por segundos, por momentos, pero cuando iba

andando, se separaba la vista.

Pero un día llegó a ser como clavada y entonces sabes

que entonces sí que tengo vista buena.

La terapia visual está dirigida a cualquier persona, niño o adulto,

que tenga un problema visual funcional.

O sea, sus ojos están sanos, ha ido a su oftalmólogo,

no hay patología, si necesita su corrección óptica la lleva

pero hay una sintomatología asociada, sea manifestaciones

astenópicas, dolor de cabeza, visión doble, se me mueven las letras,

se me mueven las cosas, no puedo conducir, no puedo estar

con el ordenador.

Cuando nosotros hacemos la rehabilitación,

estamos trabajando con la terapia visual, no sólo trabajamos

con los ojos.

Tenemos que trabajar con el córtex, y con el cuerpo.

Trabajar con la coordinación.

Con las distintas áreas cerebrales.

Es un proceso cognitivo también.

Lo que hacemos es estimular unas neuronas específicas para que estas

neuronas creen nuevas sinapsis.

Y ayudarnos de la plasticidad cerebral para restablecer

la binocularidad.

Hoy en día muchos centros de optometría diseñan ejercicios

personalizados para distintos problemas relacionados con la visión.

En muchos casos, la recuperación es total.

El proceso puede durar desde varios meses a dos o tres años.

Es un placer que no puedes explicar.

Es como alguien que está de régimen muchos años y come un pastel bueno,

¿no?

Es esta sensación de ver todo bien.

El caso de Denise nos muestra que es posible reestructurar

al cerebro, incluso en la edad adulta.

Puede haber alguien de nuestra audiencia

me ha ocurrido en programa dedicado a la sinestesia.

¿Puede haber alguien de nuestra audiencia que no vea el mundo

de la forma adecuada, que vea las flores planas?

Por supuesto.

¿Y no sea consciente hoy en día de que podría ver el mundo

en tres dimensiones?

Una de cada 20 personas no ve en tres dimensiones.

Tal vez porque han sido bizcos como yo o estrábicos

que padecen estrabismo.

Lo cual significa que un ojo mira a un sitio

y el otro o bien mira hacia dentro, en tal caso hablamos de un bizco.

O mira hacia fuera, estrábica.

O tengan otro problema visual más sutil que les impide

la visión estereoscópica.

Es algo muy común.

Lo interesante es que si intentas cerrar un ojo mucha gente me dice,

No sé de qué me estás hablando, si cierro un ojo el mundo

no se ve muy distinto.

Esta es la sensación de mucha gente.

Pero si siempre han tenido visión binocular

a lo largo de toda la vida

por más que cierren un ojo no percibirán de la misma manera

que yo antes, porque sus cerebros aprovechan toda una vida

de experiencias estereoscópicas para aportar la información que falta.

Así que primero tienes que perder la visión en un ojo

durante cierto período de tiempo.

Para darte cuenta de lo distinto que es ver el mundo sin profundidad.

Lo descubrí de una forma interesante.

Fue yendo al cien, viendo una película de dos dimensiones.

No en 3D.

Los cinematógrafos, son muy astutas utilizando todo tipo de pistas.

Pistas del movimiento, y otro tipo de pistas.

Para darnos un sentido de volumen y espacio.

Poco después de que cambiara mi visión

mi marido y yo fuimos a ver la última entrega

de la Guerra de las Galaxias.

Esto ocurrió dos años después de que me empezara a cambiar la vista.

Y mientras veía las naves espaciales desplazándose, flotando

por el espacio en una pantalla de cine plana, pensaba.

Cómo ha cambiado el cine desde que vi el último episodio de la saga.

Había mucho más espacio y volumen.

No fue hasta el día siguiente después de una noche

de sueño reparador, cuando me di cuenta de que esa película

no había sido tan distinta de la última de la Guerra.

Después de haber experimentado ese sentido del espacio

y volumen en la vida real pude verlo también en la película.

Eso me ayudó a darme cuenta de por qué cuando la gente

cierra un ojo, no noten la diferencia.

Han acumulado experiencias estereoscópicas

a lo largo de toda la vida.

Que colma la información que falta.

Redes - Ver el mundo en estéreo

28:19 05 ago 2012

Cuando miramos un objeto cercano sobre un fondo más distante, somos capaces de percibir el espacio que hay en medio. Sin embargo, una de cada veinte personas ve el mundo como si fuese plano. Muchas, ni siquiera son conscientes de su carencia pero, con una terapia adecuada, pueden lograr ver el mundo en 3D.

Histórico de emisiones:

12/06/2011

Cuando miramos un objeto cercano sobre un fondo más distante, somos capaces de percibir el espacio que hay en medio. Sin embargo, una de cada veinte personas ve el mundo como si fuese plano. Muchas, ni siquiera son conscientes de su carencia pero, con una terapia adecuada, pueden lograr ver el mundo en 3D.

Histórico de emisiones:

12/06/2011

ver más sobre "Redes - Ver el mundo en estéreo" ver menos sobre "Redes - Ver el mundo en estéreo"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Saray

    www.vestidosparatodo.com/vestidos-de-15/

    08 jun 2016
  2. Andrés

    Muy interesante y lo importante es que en la mayoría de los casos tiene solución

    10 ago 2011
  3. Yo

    Una visión muy interesante sobre la diplopia

    12 jul 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más