Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1008283 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  Redes - La simetría del Universo - Ver ahora
Transcripción completa

SUBTITULADO POR Teletexto-iRTVE.

Los números y sus leyes conviven con todos nosotros:

el año que comienza, 2011, es un número primo,

solo divisible por 1 y por sí mismo; y es más:

2011 puede obtenerse sumando 11 números primos consecutivos.

Hay números recurrentes en la naturaleza,

que se esconden detrás de bellas formas simétricas,

reveladoras de fuerza y eficacia a la hora de sobrevivir.

Hoy, con el matemático, escritor y presentador inglés Marcus du Sautoy,

Redes se acerca a los misterios de los números

para descubrir su belleza y su magia.

He leído tu maravilloso libro sobre simetría, Marcus,

y me encantaría que los teleespectadores

sintieran lo mismo que sentí yo durante las primeras páginas,

en las que evocabas o recordabas tu infancia,

cuando alguien, creo que fue un profesor...

¡Fue un profesor, sí!

Te contó algo sobre las matemáticas

y te dijo que necesitabas saber de qué tratan las matemáticas ¿no?

Gracias a él descubriste un libro con algunos números

que luego resultó que eran los de la sucesión de Fibonacci, ¿verdad?

Exacto, sí.

¿Por qué no nos recuerdas lo que pasó y, de paso,

tal vez logremos saber en qué consisten realmente las matemáticas?

Creo que mi profesor intentó revelarme exactamente eso:

de qué tratan en realidad las matemáticas.

De hecho, de niño yo no quería ser matemático.

¡Querías ser espía!

Sí, sonaba tan glamuroso...

Y empecé a aprender muchos idiomas,

porque me percaté de que necesitaría comunicarme con los espías rusos

pero los idiomas me parecieron muy frustrantes,

llenos como estaban de verbos irregulares

y con una ortografía que parecía no tener sentido,

yo buscaba algún tipo de lógica y estructura.

También me gustan las actividades creativas: me encanta la música,

hago mucho teatro, de hecho, el espacio donde estamos ahora

es el mismo donde preparamos una obra de teatro matemática.

¿Aquí mismo?

Por eso te he traído a este lugar de la Oxford University.

Déjame advertir a los telespectadores

de que de vez en cuando, puede pasar un tren...

Sí, que no se preocupen cuando suceda, no es que vibre su salón,

es solamente un tren, estamos justo debajo de una estación ferroviaria.

El caso es que me encantan las actividades creativas,

y parecía encaminado a ellas, pero entonces, a los doce o trece años,

tuve un profesor que me dijo, en plena lección:

«Du Sautoy, ¡quiero hablar contigo cuando termine la clase!».

Pensé que me había metido en un lío,

pero el profesor me llevó aparte y me dijo:

creo que deberías saber de qué tratan en realidad las matemáticas,

porque no se limitan a lo que hacemos en clase,

no se reducen a las divisiones largas y a los porcentajes,

son más apasionantes

Y me recomendó algunos libros, entre los cuales había uno llamado,

"El lenguaje de las matemáticas",

que me abrió los ojos a estas historias.

En el campo matemático aprendemos el lenguaje y la gramática

pero nadie nos cuenta la historia realmente importante.

Eso es lo que hizo mi profesor por mi.

De repente leí sobre la sucesión de Fibonacci

y las fantásticas historias que se escondían tras esos números.

¿Recuérdanos en qué consiste la sucesión de Fibonacci?

Es una secuencia de números. Empieza así: 1, 1, 2, 3, 5, 8...

Cada número se obtiene sumando los dos anteriores.

Descubrí que los números de esta sucesión

están entre los favoritos de la naturaleza,

porque los hallamos por doquier en el mundo natural.

En las flores.

En el número de pétalos de una flor, por ejemplo.

Lo que hizo mi profesor por mí, mediante los libros que me recomendó,

es abrirme los ojos a un mundo mágico.

¿Conoces los números de Fibonacci?

Son los que componen esta serie infinita.

Salen de ir sumando las dos últimas cifras

e ir añadiendo el resultado de esa suma.

Estos números aparecen en multitud de formas y fenómenos de la naturaleza.

Los tallos de ciertas plantas,

los pétalos de muchas flores, una estrella de mar,

una galaxia en espiral...

Tras la sucesión de Fibonacci todavía se esconde otro número.

Un valor que de bien antiguo los humanos asociaron

a las proporciones más perfectas y armoniosas,

y que para muchos idealiza la belleza de cuanto nos rodea.

Tan sorprendente que incluso se llegó a asociar con los dioses.

Un número que empieza por 1,61803

y al que se pueden añadir infinitos decimales más.

Es el número de oro, el número áureo, la proporción divina.

Una cifra con muchos nombres pero que los matemáticos conocen como "phi".

Phi es una proporción entre dos segmentos.

Es el resultado de dividir dos distancias entre ellas.

Muchas medidas de la naturaleza

guardan una relación muy próxima a phi.

Por ejemplo, si dividimos nuestra altura

por la altura a la que se encuentra nuestro ombligo,

obtendremos un número cercano a 1,6.

Además, de phi también derivan otros patrones comunes en la naturaleza,

como el ángulo áureo,

que sale de representar la proporción áurea en un círculo.

De este modo, phi describe el orden de las hojas de una palmera,

de las escamas de una piña, de las pipas en un girasol,...

Pero aunque phi es una de las razones matemáticas

que abunda en la naturaleza no es la única.

Nuestro mundo está cargado de geometría

y de formas simétricas a todas las escalas,

en todos los niveles de organización.

Desde la más diminuta molécula hasta el más colosal cúmulo de galaxias.

Formas que podemos explicar con el lenguaje matemático.

Para muchos, el lenguaje de la belleza.

Otra cosa maravillosa que has hecho

es escribir este libro sobre la simetría,

en el que descubres algo que la mayoría de la gente no sabe,

y es que la simetría está en el corazón de la naturaleza,

puesto que es la manera que tienen los animales

y las plantas de comunicarse.

Creo que ahí radica lo fascinante. Es increíble.

La simetría, en cierto modo, es el lenguaje de la naturaleza.

Ahí estaba yo, intentando aprender idiomas para llegar a ser un espía,

cuando descubrí en ese libro que las matemáticas,

en concreto, la simetría, también constituyen un lenguaje asombroso.

El abejorro del jardín, por ejemplo, tiene una visión muy mala,

pero puede distinguir las formas simétricas

y sabe que es más probable que tengan alimento.

La flor, a su vez, quiere atraer a las abejas

para la ayuden a propagar el polen, así que,

cuanto más simétrica sea la flor,

más posibilidades tendrá de que las abejas la vean y la visiten.

¡Incluso los seres humanos la utilizan!

Por lo general, si le muestras a alguien dos rostros,

uno artificialmente más simétrico que el otro,

y le preguntas cuál es más hermoso, todo el mundo suele decantarse por...

El rostro más simétrico. ¡El más simétrico! ¿Y por qué ocurre?

¡Pues porque es difícil lograr la simetría!

La simetría es muy frágil.

Tener un rostro muy simétrico significa contar con un buen ADN

y con un buen proceso de desarrollo,

lo cual comunica información de que somos una buena pareja.

Por eso nos atrae la simetría, porque la simetría transmite información

sobre lo buenos que somos como parejas.

¿Pero cómo es posible encontrar simetría también en las rocas?

Es cierto: ¡el mundo inanimado también está repleto de simetría!

Otra cosa que hay que tener clara sobre la simetría es que,

para la naturaleza, resulta increíblemente eficaz.

Por ejemplo, si soplo para formar una pompa de jabón,

ésta tenderá a adquirir una forma esférica que, en cierto sentido,

es la más simétrica,

porque se trata de un estado de bajo consumo energético.

La simetría es muy eficaz para compactar objetos y darles fuerza.

Por ejemplo, el motivo por el que los diamantes son tan resistentes

es que el carbono está dispuesto en forma de tetraedro.

¡Y esa simetría es increíblemente resistente!

Otro lugar interesante en el que hallamos simetría es en los virus.

¿En los virus? ¡Sí!

¿Por qué son simétricos los virus?

Pues porque se aprovechan de que, gracias a la simetría,

hay una regla fácil para su replicación,

y no algo complicado que se aplica de un modo distinto cada vez.

Es la misma norma en todos lados.

El virus quiere realizar muchas copias de sí mismo,

y la simetría es una manera muy eficaz de lograrlo.

La simetría está por todas partes en la naturaleza.

Una cosa, he leído también sobre los diagramas,

has reflexionado mucho al respecto.

¿Por qué son tan asombrosos los diagramas?

Acabamos de terminar una serie para la BBC llamada

"La belleza de los diagramas",

en la que intentamos explicar el poder de los diagramas

para condensar una idea científica.

Por ejemplo, en la televisión de Inglaterra hemos emitido un programa

que se centraba en el diagrama de Copérnico

sobre el sistema solar heliocéntrico.

Era un diagrama bellísimo,

Copérnico fue el primero que situó el sol en el centro del Sistema Solar.

Esto fue hace 400 años. Más de 500 años.

Y fue una idea increíblemente revolucionaria,

porque transformó nuestro lugar en el Universo,

¡pero lo hizo mediante un diagrama sencillísimo!

Ese gráfico logró trasladar la idea,

probablemente por primera vez en la historia,

de que los seres humanos no eran el centro del Universo.

Sí, y el libro que escribió Copérnico tenía más de 400 páginas

y estaba lleno de palabras, cifras y ecuaciones.

Sin embargo, el diagrama tan sencillo del principio lo resume todo.

No hay que seguir leyendo, con verlo basta

para saber que el Sol está en el centro del Sistema Solar.

Nos considerábamos el centro de todo, y hubo que desechar esa concepción.

Ni siquiera estamos en el centro de la Vía Láctea,

el Sol está situado en un borde de esta galaxia espiral.

Pero creo que resume el poder de las matemáticas, puesto que...

¡Ahí llega un tren!

¡Ahí va nuestro tren! Dejemos que pase. ¡Es fantástico!

Sí, crea ambiente y todo.

Es un tren de pasajeros con destino a Londres.

A Londres, fantástico.

Como decía, creo que la belleza de un diagrama

radica en que plasma una idea,

y las matemáticas funcionan muy bien para eso mismo:

para descubrir la lógica y los patrones que subyacen al mundo

tan complejo y caótico en el que vivimos.

Creo que tanto las imágenes como las matemáticas trascienden las culturas.

Tal vez los teleespectadores de tu programa

tengan problemas para entenderme en inglés,

y habrá que traducir lo que digo al español,

pero las ideas matemáticas sobre la simetría,

sobre la sucesión de Fibonacci o sobre los números primos,

van más allá de las culturas

y creo que incluso trascienden el espacio intergaláctico.

Si estuvieran entrevistándome desde la otra punta del Universo,

nuestra biología podría ser distinta, y nuestra química,

e incluso la física,

¡pero creo que las matemáticas serían exactamente las mismas!

¡Es increíble! Has mencionado los números primos.

Tenía mis dudas y no sabía si preguntarte sobre ellos,

porque yo mismo nunca he entendido bien lo que eran.

¡No eres el único!

Los matemáticos tampoco acabamos de entenderlos, ¡son un gran misterio!

¿Habría alguna posibilidad de explicárselos un poco

a nuestros teleespectadores?

¡Claro! Mi primer libro, que se tradujo al español,

se centraba en el misterio de los números primos.

¿Y qué es un número primo?

Pues un número indivisible, como el 7 o el 17.

Estos números empiezan así: 2, 3, 5, 7,

el 9 no, porque el 9 es 3 multiplicado por 3,

así que pasamos al 11, 13, el 15 no, porque es 3 multiplicado por 5,

luego tenemos el 17, 19, etcétera.

Estos números son los más importantes de las matemáticas,

porque todos los números se forman multiplicando los primos entre sí.

Así pues, un número como 105

sería 3 multiplicado por 5 multiplicado por 7.

Fíjate en esta serie.

Es la de los números primos.

Números que si los divides por cualquier otro

que no sea ni uno ni él mismo

dan como resultado un número fraccionario, es decir,

algo coma algo.

Números que solo dan un entero si los divides por sí mismos

y por la unidad.

Los primos son a los números como los átomos a la materia.

Al igual que cualquier cosa se puede dividir en átomos,

cualquier número se puede dividir en números primos.

Siguiendo con la serie, tras el 17 vendrían el 19, el 23, el 29.

Pero hasta la fecha no existe ninguna fórmula matemática

que nos permita predecir cuál será el siguiente número primo.

No existe una regla como en la serie de Fibonacci, por ejemplo.

Eso sí, aunque no conocemos ninguna técnica para predecirlos

sabemos que hay infinitos primos, millones, billones,

billones de billones de billones...

Hace más de 2.000 años, Euclides demostró con un sencillo ejemplo

que hay infinitos números primos.

Imagina que solo conoces estos cuatro primos

y quieres saber si existen más.

Probemos de multiplicarlos entre sí.

El resultado es 210.

¿Es este un número primo?

Está claro que no

ya que si lo dividimos por cualquiera de los cuatro números de la serie

nos da un entero.

Definitivamente, 210 no es un número primo.

Pero para demostrar que existen

primos mayores que los números de nuestra serie,

Euclides realizó lo siguiente: añadir uno al resultado.

El nuevo número no se puede dividir por 2, 3, 5 ni 7;

siempre obtenemos 1 de resto.

Si consideramos que todos los números se construyen a partir de primos,

significa que 211

se podrá dividir por otros números primos mayores que 7.

Y si 211 no se puede dividir por esos primos mayores de siete,

quiere decir que 211 también es primo.

Cuando multiplicas números primos y añades uno al resultado,

siempre obtienes un número primo nuevo

o un número divisible por un primo que no está en tu lista.

Siempre habrá números primos mayores que los de tu serie de partida.

Esta es la idea que demostró Euclides: siempre hay un primo mayor.

Por cierto, volviendo al ejemplo, 211 es primo.

Desde que Euclides demostró que los primos son infinitos,

no hemos parado de encontrar nuevos números cada vez más y más grandes.

El mayor que hemos encontrado hasta la fecha

tiene unos 13 millones de dígitos.

Pero todavía hoy seguimos sin saber qué patrón entrañan.

En mi opinión, los números primos son como los átomos,

como el hidrógeno y el oxígeno.

Los ladrillos del Universo.

¡Son los ladrillos que construyen las matemáticas y el Universo!

Las matemáticas consisten en la búsqueda de patrones.

Esto es lo que intento hacer,

me gusta decir que soy un «cazador de patrones».

El gran misterio es: ¿hay algún patrón en estos números?

Conforme contamos cifras cada vez más altas,

se parecen más a números de la lotería

que a números con algún patrón. Es el gran reto:

¿podemos encontrar algún patrón en la manera

en la que están dispuestos estos números en el universo numérico?

Por ahora sigue siendo un gran misterio, de hecho,

hay un premio de un millón de dólares para la persona

que pueda dilucidar el misterio de estos números tan enigmáticos.

Ni siquiera sabemos cuándo acaban.

Bueno, los griegos demostraron hace 2000 años que nunca se acaban.

El más grande que conocemos hasta la fecha

tiene casi 13 millones de dígitos.

No pienso escribirlo, tardaría un par de meses en hacerlo.

Pero sabemos que hay números primos tan grandes como queramos.

El misterio radica en si hay una fórmula para descubrirlos.

Pero has sugerido en algún lugar

que existe una relación clara con la física.

¡Es muy intrigante! ¿Cómo es posible?

Nos hemos percatado de que hay ciertos patrones

en los niveles energéticos de los átomos grandes,

como los del uranio,

que comparten propiedades muy parecidas

con ciertos patrones de los números primos.

Y se trata de un patrón tan marcado

que no puede ser una mera coincidencia,

creemos que tiene que haber una conexión,

y que las matemáticas de la física cuántica

pueden ayudarnos a desentrañar el secreto de los números primos.

Es como si un arqueólogo descubriera los mismos jeroglíficos egipcios

en Sudamérica y en Egipto,

y se dijera: no puede ser una coincidencia,

tiene que haber una conexión entre ambas culturas.

Eso mismo pensamos ahora con los números primos,

que tiene que haber una conexión entre los primos

y este aspecto de la física cuántica.

Y si encontráis la conexión, ¿qué significaría?

¡Podría tener consecuencias devastadoras para Internet!

¿Por qué?

Porque los números primos

pueden sonar como un concepto matemático críptico y esotérico,

pero constituyen la base de la criptografía de Internet.

Cada vez que mandas por Internet

información sobre tu tarjeta de crédito de un modo seguro,

no quieres que nadie pueda acceder a los datos de tu tarjeta de crédito.

Y utilizamos algunas propiedades especiales de los números primos

para encriptar la información de la tarjeta de crédito

y hacerla ilegible.

Para deshacer ese cálculo,

hay que entender algo de los números primos que ahora mismo desconocemos.

Pero sería posible que alguien que entendiera bien

pudiera descifrar los códigos.

Deshacer los códigos.

Sí. Así que los números primos son, en realidad,

algo que interesa a los espías ahora mismo.

Quizá he trazado un círculo perfecto

y estudiar los primos me ayude a materializar mi sueño de ser espía.

Comprar pasajes, comida, ropa o cualquier producto,

descargar películas, transferir dinero, jugar al póquer,

pujar en subastas...

Sin tener que movernos de nuestra butaca,

hoy con Internet todo esto es posible.

Parece que cada vez damos menos importancia

a dar nuestro número de tarjeta de crédito

para realizar operaciones a través de la red.

Afortunadamente, para proteger nuestros datos,

tras la mayoría de estos movimientos

se esconde un complejo mecanismo de cifrado y descifrado

en el que participan los números primos.

Las dos claves para encriptar un número de tarjeta de crédito

son dos números primos.

Pero son primos muy grandes, de más de 60 dígitos cada uno.

Pese a su tamaño, cada uno solo se puede dividir por él mismo y por uno.

De aquí que sean primos.

Se multiplica uno por el otro.

Multiplicar dos números primos tan grandes no es muy difícil;

solo falta saberse las tablas y armarse de paciencia.

Y el resultado da una cifra de más de 120 dígitos.

Esto es mucho. Imagínate.

Ni el número estimado de átomos de nuestro Universo

alcanza las 120 cifras.

Pero invertir este proceso, es decir,

hallar los dos primos que multiplicados dan ese número colosal,

resulta un trabajo extraordinariamente laborioso.

Para que te hagas una idea, en los años 70,

la revista Scientific American publicó un número de 129 cifras

cuyos dos factores primos tardaron 17 años en descubrirse.

Además, en esa tarea participaron unas 600 personas.

La complicación para hallar estas dos claves

recae en el hecho de que el misterio de los primos sigue sin desvelarse.

Pero la criptografía basada en este método está en jaque.

Hace un siglo y medio, el matemático Bernhard Riemann

planteó una hipótesis que podría desenmascarar este patrón,

pero que aun no se ha podido demostrar.

Demostrar la hipótesis de Riemann

figura como uno de los siete problemas del milenio

que plantea el Instituto Clay de Matemáticas.

El premio por resolver cada uno de estos enigmas

es de un millón de dólares.

Quién consiga tal hazaña se embolsará esa suma, pero además,

puede que abra nuevas puertas a métodos más eficaces

para desvelar las claves secretas de los mensajes encriptados.

Mientras tanto,

las cifras que hoy usamos para esconder nuestra información

en realidad ya no rondan los 120 dígitos, sino los 200.

Y ciertos gobiernos emplean cifras de hasta 600 caracteres

para sus asuntos de Estado.

Pero todavía existe otra amenaza: la computación cuántica.

Cuando este tipo de computación se alcance,

descifrar estos códigos podría ser coser y cantar.

Muchos afirman que ello podrá provocar

el derrumbe de este tipo de criptografía

y habrá que confiar en otros métodos.

Me parece maravilloso que ocupes la cátedra

para la comprensión pública de la ciencia.

En Redes llevamos unos 15 años trabajando con ese objetivo.

Nos planteamos qué podemos hacer

para que la gente sea consciente de que el dogmatismo se está acabando

y de que, de repente,

la ciencia puede ayudar a configurar un mundo nuevo, mucho más altruista.

¿Qué opinas de la comprensión pública de la ciencia?

Creo que tienes toda la razón.

A mediados de la década de 1990, fue la primera cátedra de este tipo.

Vivimos en la era de la ciencia,

y los asuntos científicos repercuten en nuestra vida cotidiana,

ya hablemos del cambio climático, la medicina o los recursos energéticos.

Es un cargo fundamental y considero, en cierto modo,

que es como ser embajador del mundo de la ciencia porque,

para mucha gente, la ciencia es como un país extranjero:

no entienden el idioma, no entienden la cultura,

y necesitamos embajadores para explicar lo que hacemos,

cómo influimos en la sociedad, pero también al revés.

No se trata, como decías,

de explicarle la ciencia a la gente de manera dogmática

y esperar que la entienda,

sino que hay que entablar un diálogo

para saber cuáles son las preocupaciones del público

y qué es lo que no queda claro; eso es lo que tenemos que abordar.

Te mereces la cátedra, no solamente por tus conocimientos matemáticos,

sino porque sabes entretener al público.

Tras años de docencia, he aprendido algo en la universidad:

si no entretienes a los alumnos, ¡no vas a poder enseñarles nada!

Creo que lo que dices es crucial porque, por ejemplo,

muchas personas escogen un libro sobre simetría

porque buscan entretenimiento.

No necesitan sentir que les están enseñando cosas.

Sin embargo,

podemos despertarles el interés por las ideas intelectuales.

Pero tienes toda la razón del mundo:

se trata de alcanzar un equilibro y de entretener,

al fin y al cabo, ¿por qué decidí dedicarme a la ciencia?

Porque me encanta lo que hago, me gusta leer sobre temas científicos,

adoro descubrir cosas nuevas, disfruto con mi trabajo.

E intento trasladarle al público esa pasión y diversión, intento decirles:

¡mirad qué historias más fantásticas podemos contaros!

¿Qué me dirías si te dijera que no se me dan bien las matemáticas?

Me lo dicen tantas veces...

Mi respuesta es que todo el mundo tiene capacidad para las matemáticas.

Eso no significa que todos tengan que dominar el cálculo mental,

pero la aritmética, como me dijo mi profesor,

no es de lo que tratan las matemáticas.

Las matemáticas tienen que ver con la búsqueda de patrones,

con la búsqueda de estructura y lógica en el mundo que nos rodea.

Creo que nuestro cerebro ha evolucionado para las matemáticas,

porque sin matemáticas no sobrevives en el mundo.

Si no sabes geometría, no puedes juzgar las distancias,

no puedes capturar a tu presa y se te va a escapar.

Si no sabes contar, no sabrás si tus adversarios te superan en número

y si tienes que luchar o huir.

Los que saben matemáticas son los que han sobrevivido,

y por eso, creo, todos tenemos cerebros matemáticos.

SUBTITULACIÓN REALIZADA POR: LORENA TORRES SÁNCHEZ

Redes - La simetría del Universo

27:48 07 ago 2011

Los números y sus leyes conviven con todos nosotros: el año que comienza, 2011, es un número primo, solo divisible por 1 y por sí mismo; y es más: 2011 puede obtenerse sumando 11 números primos consecutivos.

Hay números recurrentes en la naturaleza, que se esconden detrás de bellas formas simétricas, reveladoras de fuerza y eficacia a la hora de sobrevivir. Esta semana, con el matemático de la Universidad de Oxford, escritor y presentador inglés, Marcus du Sautoy, 'Redes' se acerca a los misterios de los números para descubrir su belleza y su magia.

Histórico de emisiones:

- 06/02/2011

Los números y sus leyes conviven con todos nosotros: el año que comienza, 2011, es un número primo, solo divisible por 1 y por sí mismo; y es más: 2011 puede obtenerse sumando 11 números primos consecutivos.

Hay números recurrentes en la naturaleza, que se esconden detrás de bellas formas simétricas, reveladoras de fuerza y eficacia a la hora de sobrevivir. Esta semana, con el matemático de la Universidad de Oxford, escritor y presentador inglés, Marcus du Sautoy, 'Redes' se acerca a los misterios de los números para descubrir su belleza y su magia.

Histórico de emisiones:

- 06/02/2011

ver más sobre "Redes - La simetría del Universo" ver menos sobre "Redes - La simetría del Universo"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. PRIMO SANCHEZ

    por supesto, phi es la culminacinon de los numeros primos,resulta q el ultimo numero primo es el principio de la vida.

    01 oct 2011
  2. Roberto

    Maravilloso reportaje

    28 sep 2011
  3. Manolo

    Me he enamorado

    02 sep 2011
  4. Cockdj

    Espero que la computacion cuantica llegara a servir para realizar calculos inimaginables que ayuden a desarrollar otras tecnologias mas avanzadas ó diferentes y que no solo sirva para desbaratar la ya exitente. Y como no, imagino que esta tecnologia no estara en manos de la gente de a pie y solo la controlaran quien mas financie el desarrollo de la misma para fines propios como el espionaje industrial,secretos de estado, espionaje belicista etc etc Todo esto como siempre en beneficio de las grandes potencias

    17 ago 2011
  5. BoBBy-STARS

    creo ke aun no se a descubierto la formula de numero primos porke nuestra manera de contar es erronea tener ke olvidar lo ke sabemos y empezar a contar de una forma distinta, por ejemplo en vez contar 1-2-3 lo correzto seria cuando 2 objetos en la manos decir ke tengo 3 asi contariamos 1-3-5-7 si contariamos asi kiza seria la forma correzta un saludo a todos

    16 ago 2011
  6. JAZMIN

    SEGURO Q EN TV HAY LA OPCION DE PONER EL IDIOMA ORIGINAL

    15 ago 2011
  7. aeoris

    Y al final dice: las mentes que han luchado son las que han sobrevivido - Esto que significa, ¿que las mentes inteligentes son predadoras por naturaleza? ¿Hay algún capítulo que digan para qué está diseñado nuestro cerebro por naturaleza?

    10 ago 2011
  8. Gabriel

    Muy interesante. Éstos sí que son programas que vale la pena ver, porque el resto son todo "gran hermanos" y "sálvames"

    08 ago 2011
  9. ALMA DINORAH LOPEZ CUEVAS

    Qué interesante. Desconocía esta regla de sumar 1 al producto de 2 núms. primos para obtener un tercero. !Qué digo, del tema de los números conozco ....!tan poco!! GRACIAS POR TAN ILUSTRE TEMA!

    21 mar 2011
  10. Eilis

    Me gustaría que también se subiera una en versión original, es decir, una en la que no estuvieran dobladas las entrevistas.

    16 mar 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más