Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1670993 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Nuestra visión inconsciente - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Nuestro cerebro digiere mucha más información de lo que percibimos.

Así sucede con los estímulos visuales,

la información que nos entra por los ojos

la procesan zonas del cerebro consciente,

a la vez que otras regiones de nuestro inconsciente.

Beatrice de Gelder, lleva años investigando en esta área

desde Harvard, en Estados Unidos, y Tilburg, en Holanda.

En este capítulo de Redes,

charla con Punset sobre algunos de sus asombrosos resultados

y le muestra la faceta de nuestro sentido de la vista

más cercana a la intuición y a las emociones.

Y, La Mirada de Elsa, nos ayudará a sacar provecho de nuestra intuición

así como a distinguirla de errores y asociaciones falsas

que nos tiende nuestro cerebro.

Fíjense en este hombre,

responde a las iniciales TN

y tras sus dos infartos

perdió su visión por completo.

Sorprendentemente, pese a su invidencia,

TN pudo sortear los obstáculos

que un equipo de científicos le interpuso en este pasillo,

en un experimento que diseñaron

para investigar un tipo particular de ceguera.

TN, no tenía la menor idea,

no sabía cuales eran de los obstáculos,

pero los esquivó sin tropezar con ninguno de ellos.

¿Cómo lo hizo?

Hoy lo averiguaremos con Beatrice de Gelder,

la principal investigadora de este y otros trabajos

relacionados con lo que los científicos denominan

«visión ciega»

o «ceguera cortical».

Beatrice, llevas trabajando en esto muchísimos años.

Hay varias cosas que querríamos saber, en primer lugar,

¿cómo descubriste que algunas personas no podían ver,

pero no porque tuvieran problemas en los ojos, los tenían perfectos,

sino porque su neocórtex no funcionaba,

pues habían sufrido una lesión, un ictus o daño cerebral?

¿Cómo relacionaste una cosa con la otra?

Bueno, debo aclarar que no fui la primera persona en descubrirlo.

Lo que hice fue llevar el descubrimiento un paso más allá,

por así decirlo,

pero la posibilidad ya se había barajado hacía por lo menos un siglo.

Sin embargo, era una corriente minoritaria en el mundo científico,

que nadie se tomaba muy en serio y sobre la que muchos decían:

«bueno... quizá...».

Resultaba casi anecdótica.

La investigación sobre la visión ciega

no despegó hasta que empezaron a realizarse estudios con monos

y ensayos en pacientes humanos, a principios de la década de 1970.

El trabajo con monos fue muy importante,

porque permitió avanzar en el tema

con métodos que jamás se habrían utilizado en humanos,

a los humanos no se les puede extirpar la corteza visual.

En cambio a los monos sí, puede hacerse con cirugía;

hoy en día incluso pueden usarse métodos menos invasivos.

También se estudiaron pacientes, por supuesto;

tras la guerra, algunos pacientes con daños cerebrales muy concretos

llegaron a los hospitales;

y expertos con formación neurológica empezaron a trabajar con ellos,

con la intención de estudiar los fenómenos clínicos

pero, sobre todo, la curiosidad de ver

qué podía estar sucediendo con estos pacientes.

Beatriz, vamos a ver,

¿cómo podríamos contarle a la gente este hecho aparentemente imposible?

Me refiero a vuestro vídeo,

en el que vemos a una persona ciega

sorteando todo tipo de obstáculos:

la mesa, una silla,

paquetes pequeños,

uno tras otro.

¿Cómo puede hacerlo? ¿Qué está ocurriendo?

Bueno, es importante recalcar, como has hecho antes,

que los ojos de este hombre están bien, están perfectos.

Y que hablamos solamente de estímulos visuales,

porque repetimos el experimento con otras condiciones controladas.

Por ejemplo,

le pedimos que se pusiera auriculares para que no pudiera oír nada...

Para que no llegara el sonido.

Para que no llegara el sonido,

pero eso no cambiaba nada su desempeño

que no dependía de obtener la ubicación de los objetos

a través de los sonidos, no dependía de eso.

Sin embargo, si le pedíamos que se pusiera gafas oscuras,

empezaba a chocarse con todo y ya no podía hacerlo,

así que los ojos deben funcionar,

los ojos deben estar perfectamente intactos.

La información visual debe llegar a los ojos,

si no es así no se logra nada.

Por eso es un poco engañoso decir que la persona está ciega.

Por desgracia, el término «visión ciega» lo evoca,

y por supuesto constituye una paradoja.

Ahora mismo prefiero hablar simplemente de daño cortical,

de personas que ven pese a sufrir daño cortical,

una mera descripción que no es tan controvertida.

En las personas que padecen visión ciega,

también llamada ceguera cortical, sus ojos funcionan perfectamente.

Su retina capta los estímulos visuales

y sus nervios ópticos los transmiten al cerebro sin problema.

Pero la corteza visual de su cerebro

ha sido dañada a causa de alguna enfermedad, como un ictus,

un infarto o una infección grave,

y el paciente pierde la visión total o parcialmente.

Así, aunque los ojos reciban estímulos,

el paciente no percibe la información de manera consciente.

Pero de todos modos,

el cerebro inconsciente procesa parte de esta información visual

a través de otras rutas.

Los científicos están estudiando estos circuitos paralelos

relacionados con nuestra visión.

Beatrice de Gelder, ha estudiado una región cerebral implicada

en nuestra visión inconsciente.

Se trata del téctum o culículo superior,

una zona común a otros animales y que en peces y aves

constituye la principal área de control de la visión.

En cambio, en humanos,

muchas de sus funciones están eclipsadas por la corteza visual,

la que rige nuestra visión consciente.

Pero aún así esta zona todavía participa en algunas tareas,

como por ejemplo, el movimiento de nuestros ojos.

De este modo, la información visual sigue otras rutas

al margen de nuestro cerebro consciente.

Esto explica en parte

que alguien con ceguera cortical pueda sortear, sin saberlo,

una serie de obstáculos o responder a la expresión facial

de alegría o de tristeza de otra persona.

Profesora, hay algo en esta historia que me sorprende,

y es que vuelves a plantear el tema

del inconsciente, es decir,

el córtex visual no funciona bien,

y en lugar de tener acceso a la parte consciente del cerebro,

cosa que obviamente no podemos hacer, porque no está funcionando,

entra en juego el inconsciente.

Si comparamos un cerebro humano con otro tipo de cerebro,

siempre lo comparamos con el de los monos,

por supuesto, por su similitud,

sabemos que, además de la ruta visual que depende del córtex visual,

hay otras rutas visuales distintas.

Nadie duda que esas rutas estén ahí;

en la investigación con animales todos lo aceptan sin problemas,

pero las mismas rutas existen en el cerebro humano,

ahora bien, en el cerebro humano

es como si no quisiéramos detenernos a estudiar para qué sirven,

simplemente ignoramos un hecho científico constatado:

que dichas rutas existen.

Y seguimos concentrándonos en la ruta principal, que por supuesto es...

La más reciente.

La más reciente y multifuncional, etcétera,

todos estaremos de acuerdo en eso pero las otras también existen.

¿Cuál es la relación con la amígdala?

En este vídeo concreto no hemos utilizado ni puesto a prueba

las habilidades con estímulos emocionales,

por lo que no hay nada estrictamente relacionado con la amígdala.

En cambio, otras veces sí que lo experimentamos,

por ejemplo, mostrando objetos que dan miedo

o cosas que generan emociones normalmente al andar,

y viendo si eso cambia las cosas.

Intentamos usar entornos de realidad virtual, etcétera.

Hemos demostrado en tres pacientes,

que aunque digan que no son conscientes de ver nada,

siguen reaccionando a la emoción de los objetos que los rodean,

por ejemplo, en el caso de caras o de expresiones corporales.

Eso es.

Y eso sí que requiere la colaboración

entre el sistema visual y la amígdala,

y funciona perfectamente en estas personas también.

Esto lo habéis intentado, en el sentido de que, por ejemplo,

supongamos que tenemos a alguien que sonríe de felicidad, ¿verdad?

Y otra persona con un rostro muy triste al lado,

resulta que tanto si los pacientes los ven como si no,

siguen reaccionando.

Actuarán y reaccionarán a la tristeza o a la sonrisa

o al miedo del rostro que vean.

¡Es increíble!

Si les preguntamos:

¿veis o no veis un rostro en la pantalla que tenéis delante?

nos dirán: «yo no veo nada».

Sin embargo, cuando les colocamos pequeños electrodos

en los músculos del rostro,

constatamos que reaccionan perfectamente al rostro ajeno.

Ante una cara temible reaccionan,

podemos medir la diferencia en la potencia eléctrica

de los músculos que normalmente crean esa expresión.

Hay algo que me gustaría saber o sobre lo que me gustaría ahondar,

y es, cuando vemos algo sin saber que lo vemos, ¿de acuerdo?

¿Podrías darme un ejemplo con personas de lo que estoy pensando?

Sí, me gustaría hablar un poco de ello,

porque para conseguir una perspectiva general de la investigación

es muy importante que no nos limitemos

a estos pacientes tan peculiares y poco frecuentes,

sino que entendamos el sistema visual no consciente

realizando experimentos con personas

cuyo sistema neurológico sea normal

y esté intacto, como nosotros.

Y tenemos unas cuantas técnicas para eso que no dejan de mejorar,

cada vez son más potentes.

Realmente esperamos poder demostrar

que el sistema que no se basa en el córtex visual

es totalmente funcional en los seres humanos normales.

Para ello podemos utilizar técnicas de enmascaramiento, etc,

por ejemplo, podemos mostrar muy, muy rápidamente una expresión facial,

y cuando digo rápido me refiero a menos de 15 milisegundos.

¡Vaya! O un cuerpo,

una expresión corporal de enfado la captarás en 12 milisegundos,

pero si te pregunto: ¿había un cuerpo ahí o no?

me dirás: ¡ahí no había nada!

Sin embargo, yo podré mostrarte con medidas independientes

que has reparado completamente en que una persona enfadada te miraba.

¡Es increíble!

En una línea de trabajo en la que también participo

y que tiene que ver con el lenguaje corporal, esto está clarísimo.

Constatamos que el cerebro reacciona a las señales del lenguaje corporal

en cuestión de milisegundos.

Es decir, antes de darnos cuenta de que hemos visto algo,

antes de ser conscientes de haberlo visto, el cerebro ya ha reaccionado.

¿Al cuerpo?

Al cuerpo de la otra persona, sí; muy, muy rápidamente.

Sin duda, ahí se esconde mucha información.

Evidentemente, también hay mucha información en el rostro,

hay tantísima información ahí,

y el ser humano invierte tanto en los intercambios verbales,

que todos observamos los rostros con detenimiento, etcétera, etcétera.

Sin embargo,

sabemos que el sistema visual también funciona muy bien en la periferia;

es decir, si me pides que mire ahí, seguiré pudiendo ver todo

lo que sucede alrededor de ese foco de atención

y eso se escapa de nuestra conciencia.

Científicos como John Barg, Greg Gigerenzer o John-Dylan Haynes

nos han enseñado en otros capítulos de Redes

que la intuición y el inconsciente

son tan válidos como la razón.

Aunque no lo creamos,

nuestro inconsciente también influye en nuestra toma de decisiones

y en el momento de valorar cuanto nos rodea,

y lo hace incluso antes que nuestro cerebro consciente,

que nuestra razón.

Los trabajos de Beatrice de Gelder

también avanzan en esta línea y así nos lo muestra en este programa.

Nuestro cerebro utiliza y procesa

mucha más información visual

de la que somos conscientes.

Y buena parte de esta información que escapa a nuestro razonamiento

pasa además por los centros del cerebro

que rigen nuestras emociones.

Es increíble, porque lo que afirmas

es que ver,

no es lo mismo que saber que ves;

nos dices que la relación entre ver y saber,

saber que estamos viendo algo es mucho más complicado

de lo que se suele creer.

Sí, en cierto modo, así es.

De hecho, estoy de acuerdo con lo que dices

y casi se podría decir que las personas

solamente quieren saber lo que quieren saber,

por lo menos muchas veces es así.

A veces no vemos lo que tenemos delante de las narices

porque no queremos saberlo,

así que la noción de saber se utiliza aquí en un sentido muy limitado;

hay otro montón de cosas sobre las que no queremos saber nada,

por así decirlo.

O sea,

podríamos incluir aquí lo que vemos al instante,

o imaginamos o lo estamos inventando.

¡Sin duda! Sin duda.

Todos los aspectos de lo que podríamos llamar intuición.

Eso es.

Cuando hay que contraponer el conocimiento a la intuición

y nos han educado para que no confiemos en las intuiciones,

porque las consideramos efímeras y engañosas,

poco fiables, cambiantes;

las impresiones rápidas y todo este tipo de cosas

deben filtrarse a través del raciocinio y, por supuesto,

llegado ese punto desaparecen de nuestra percepción consciente.

O sea que es fantástico pensar que realmente lo sabemos,

somos funcionales, vamos por el mundo con poco,

sin usar todo el espectro de recursos tal vez inconscientes,

tan vez irreales.

Pero probablemente sí que los usemos, por lo menos en parte,

lo que pasa es que no somos conscientes de ello.

¿Y qué hay del futuro? ¿El futuro médico?

Es un tema muy importante, pero del que se derivan dos aspectos,

el primero es:

¿qué podemos hacer por los pacientes que sufren daños cerebrales?

El segundo es:

¿qué podemos hacer para la vida cotidiana de las personas?

Creo que puedo hablar de ambas cosas.

Para los pacientes es muy interesante,

porque uno de nuestros pacientes es un hombre muy culto,

y resulta que tiene problemas

para aceptar que ve cosas de las que no es consciente,

por eso lo desestima como si no fuera importante, no deja de decir:

¡no veo nada!

¡No me digas que me fíe de la intuición, porque no veo nada!

Queda patente que el control racional limita sus posibilidades.

Intentamos decirle: ¡sí que puedes! ¡Ten confianza! ¡Hazlo!

En su día a día, cuando nadie lo mira, sí que lo hace,

se mueve en la cocina de su casa, según me cuenta su mujer,

y puede hasta agarrar objetos, etcétera.

Un colega mío en Aberdeen,

está entrenando sistemáticamente a estos pacientes,

trabajando para que confíen en estas habilidades suyas

que no acaban de comprender, sus habilidades visuales.

Por otro lado, en el caso de personas normales neurológicamente hablando,

creo que es muy importante que nos replanteemos la importancia

que tiene la intuición en la vida de las personas,

porque como consecuencia de nuestra cultura occidental

y de nuestra educación,

tenemos tendencia a desestimar la intuición;

cuando las cosas se ponen serias ya no confiamos más en ella,

creemos que hay que conseguir pruebas sólidas y este tipo de cosas.

¡Hoy ganaremos! ¡Estoy seguro de que hoy ganaremos!

¡Hey! Sabía que eras tú.

Esto tiene mala pinta, me cambio de carril, seguro que este va mejor.

La intuición forma parte de nuestras vidas

aunque a veces la descartamos porque creemos

que es un truco de nuestra imaginación o una casualidad;

pero, ¿existe de verdad?

Vamos a verlo.

La visión humana parece sencilla,

los ojos reciben imágenes que el cerebro procesa

pero en realidad tenemos dos circuitos visuales,

uno consciente y el otro inconsciente.

Y por ello, vemos más de lo que creemos;

absorbemos y acumulamos información visual

que no penetra en nuestra mente consciente.

Nuestros cerebros reaccionan con ansiedad

ante imágenes de caras que expresan miedo

aunque sean tan rápidas que no somos conscientes de que las vemos,

y es que la amígdala, el centro emocional del cerebro,

reacciona a imágenes que sólo vemos durante 33 milisegundos,

un tiempo demasiado corto para que nuestra mente consciente

pueda registrarlas.

Pero dependemos tanto de nuestro sentido de la vista

que no estamos acostumbrados a usar nuestro circuito visual intuitivo.

¿Cómo funciona la intuición?

Sutil y callada frente a la lógica aplastante

que suele determinar nuestras decisiones conscientes.

imagina que quieres elegir a alguien para que te aconseje,

¿De quién te fiarías más, de la lógica o de la intuición?

Deberías escogerme a mí;

soy fría, lo tengo todo calculado y no me dejo llevar

no como ella, porque es algo muy difícil.

A mí lo que me gusta es...

Tengo unos datos que lo corroboran,

puedes leerlos y comprobar que soy una persona muy lógica.

Tengo unos recuerdos que me definen, ¡mira esta soy yo!

No la escuches, seguro que todo lo que te dice es muy arriesgado.

No te das cuenta.

Claro que a veces nos puede parecer intuición

lo que simplemente es un prejuicio o un error de la mente.

¿Por qué? Porque estamos programados para la vida sabana africana

y no para el mundo urbanizado, industrializado

donde vivimos la mayoría.

Nuestras mentes funcionan con lo que podría describirse

como un sistema operativo que tiene cien mil años de antigüedad.

El resultado, nuestro equipamiento intelectual tiene fallos

porque para sobrevivir tiene que tomar decisiones rápidas y atajos.

Por ejemplo, hagamos esta prueba para verlo,

contesta estar preguntas sin pararte a pensar.

África.

África.

África.

Ni idea, no lo se.

Blanco y negro.

Blanco y negro.

Blanco y negro.

El leopardo.

Una cebra.

El hombre.

Un koala.

Un león.

Más o menos, el 50 por ciento de las personas

habrán contestado la tercera pregunta con un animal africano,

y un 20%, dirá el animal cebra

ero, ¿qué pasaría si hubiéramos preguntado directamente

por un animal sin hacer las dos preguntas anteriores?

Vampiro, ¡ay perdona! Ciervo

Pues que sólo un 1% aproximadamente habría dicho cebra

entonces, ¿cómo puedo saber si estoy siendo intuitivo

o si me está engañando el cerebro?

La intuición suele manifestarse con emociones y sensaciones físicas;

Los centros emocionales del cerebro

y los nervios al rededor del estómago

llevan más tiempo evolucionando que el lenguaje.

Así que, si estas dudando para tomar una decisión

piensa en las alternativas con calma

y fíjate en que impacto tienen en tu cuerpo,

si estas tenso o incómodo podría darte una pista importante.

Y ahora, veamos como podemos entrenarnos

nuestros pensamientos intuitivos

para ayudarnos a tomar decisiones y resolver problemas.

Imagina un semáforo;

la luz roja es no y la luz verde es sí.

Ahora hazte preguntas sencillas que puedas contestar con un sí o un no,

imagínate el color del semáforo.

¿Me llamo Elsa?

¿Me gusta el chocolate?

¿Vivo en Nueva York?

Cuando te hayas hecho muchas preguntas fáciles

y tu cerebro este entrenado,

puedes hacerte una pregunta de la que no sepas la respuesta

por ejemplo, ¿Cómo me sentiré en este nuevo trabajo?

¿Con esta persona, en esta nueva casa?

Inconscientemente te vendrá un color a la cabeza,

la señal del semáforo te dice lo que piensa la intuición.

No es magia, es inteligencia emocional.

¿Me gustaría saber si viviré más años que mi abuela?

Subtitulación realizada por Juan Rosa Rivas.

Redes - Nuestra visión inconsciente

26:29 20 ene 2013

Nuestro cerebro digiere mucha más información de lo que percibimos. Así sucede con los estímulos visuales: la información que nos entra por los ojos la procesan zonas del cerebro consciente, a la vez que otras regiones de nuestro inconsciente.

 

Nuestro cerebro digiere mucha más información de lo que percibimos. Así sucede con los estímulos visuales: la información que nos entra por los ojos la procesan zonas del cerebro consciente, a la vez que otras regiones de nuestro inconsciente.

 

ver más sobre "Redes - Nuestra visión inconsciente" ver menos sobre "Redes - Nuestra visión inconsciente"

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más