Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1114899 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - El mundo de abajo arriba - Ver ahora
Transcripción completa

SUBTITULADO POR Teletexto-iRTVE.

El progreso tecnológico de los últimos milenios

ha hecho de la humanidad

una de las especies más exitosas en términos evolutivos.

Hoy estamos en la antesala de una nueva revolución:

la de la nanotecnología.

En un coloquio realizado en Pamplona,

Eduard Punset charló con otro de los invitados,

el Nobel de Química Harold Kroto,

sobre las aplicaciones de la nanotecnología

y sobre cómo cambiará el mundo de abajo a arriba,

manipulando la materia a escala atómica y molecular.

La nanotecnología o la nanociencia consisten

en el ensamblaje de abajo arriba de sistemas complejos.

Surgen posibilidades bastante interesantes que tal vez un día,

ni que sea de aquí a bastante tiempo,

llegue a desbancar al ensamblaje de arriba abajo,

esta tecnología gracias a la cuál tenemos los ordenadores

y todos los aspectos de los estados sólidos.

Lo fascinante, lo increíble, es que estamos tan acostumbrados

a construir las cosas desde arriba hacia abajo:

una silla la empezamos con un árbol, que ahora, de pronto,

cuando miramos que el mundo se ha hecho solo y desde abajo,

y que ha sido capaz de fabricar materiales nuevos

y texturas increíbles para vivir, para sobrevivir,

nos tenemos quellevar las manos a la cabeza

de que no lo hayamos hecho antes, ¿no?

La idea de la nanotecnología surgió, al parecer, en 1959,

cuando Richard Feynman, el célebre físico,

pronunció una frase que he visto citada infinidad de veces.

La frase era: «en el fondo hay espacio de sobra».

Y en lo que pensaba,

aunque por aquel entonces no nos percatáramos de lo que quería decir,

era en construir la civilización de abajo arriba.

De hecho, ¿qué crees que querría decir entonces?

Supongo que analizaba la tecnología de la época,

que se construía de arriba abajo, y que sigue construyéndose así,

y se planteaba crear estructuras a escala atómica.

Si nos paramos a pensarlo,

por supuesto que los objetos de la tecnología actual

son mucho mejores que los de entonces.

Pero todavía se puede ir bajando,

se pueden crear estructuras de ámbito molecular

que sean mil millones de veces más pequeñas.

Recordemos que los primeros discos que fabricó IBM eran enormes

y pesaban una tonelada,

mientras que ahora tenemos una tecnología tan fantástica

que nos ha llevado a memorias USB con una capacidad de 128 o 256 gigabytes

en el tamaño de un cigarrillo.

Así pues, las tecnologías de arriba abajo son increíbles,

pero todavía podemos reducirlo un millón de veces más

si controlamos las estructuras a escala atómica y molecular,

lo cual no es nada fácil.

Te he oído decir lo siguiente, y es fantástico.

Dices que la nanotecnología, si acaso,

es la ciencia de los átomos y las moléculas, ¿no?

Y que deberíamos empezar a aprender a construir no siempre

desde arriba hacia abajo sino lo contrario.

¡Y sabemos que es posible, porque justamente nosotros somos así!

Cuando alguien habla acerca de nanotecnología

sin acabar de entender el concepto,

muchas veces piensa en cosas muy pequeñas, partículas diminutas,

y luego empieza a pensar

en los peligros que entrañan dichas partículas minúsculas.

Sin embargo, si reflexionamos sobre la propia vida,

la vida es un ensamblaje átomo a átomo, molécula a molécula,

de células, que a su vez luego se organizan en un organismo complejo.

Si queremos saber cuáles son las posibilidades para el futuro,

la vida y la biología molecular nos demuestran lo complejo que puede ser

un sistema construido desde una perspectiva ascendente:

de abajo arriba.

Cada día, al hacer este gesto tan cotidiano, sin saberlo,

estamos usando nanotecnología.

La mayoría de desodorantes tienen nanopartículas de plata

que se encargan de eliminar las bacterias que causan el mal olor.

También se utilizan las nanopartículas

en las pelotas de tenis,

para mejorar sus propiedades y que boten mucho mejor.

La nanotecnología es un ámbito emergente de la ciencia.

Se centra en escalas muy muy pequeñas, las de átomos y moléculas.

A estas escalas,

los materiales que conocemos presentan propiedades nuevas.

Y eso hace posibles aplicaciones potenciales y sorprendentes.

La muestra Nano supermercado es una iniciativa holandesa

que pretende mostrar el impacto que va a tener la nanotecnología

en nuestras vidas.

Presenta posibles productos nanotecnológicos,

que han sido imaginados por artistas, científicos y diseñadores.

Por ejemplo, quizás, de aquí unos años podremos ir al supermercado

y comprar una botella de vino cualquiera.

Después, una vez en casa, escoger si queremos que sea un crianza,

un cabernet Sauvignon, o un Ribera del Duero.

Bastará con meter unos segundos el vino en el microondas

para que las nanocápsulas que contiene

liberen sus propiedades de aroma y sabor.

La clave está en las nanopartículas que contiene el vino.

Según la combinación de tiempo y potencia del microondas,

se consigue un sabor u otro.

Quizás también podremos cambiar el color de las paredes de casa

tan sólo apretando un botón.

Una pintura con nanopartículas nos permitirá escoger

si queremos que el comedor sea verde, azul o amarillo.

Puede que la nanotecnología también nos eche una mano para maquillarnos

o para tener los labios más carnosos

o quitarnos las arruguitas de la comisura de los ojos.

Como si se tratara de una especie de photoshop físico,

podríamos retocarnos cada día.

Bastaría con ir al médico una sola vez y que nos implantaran

una rejilla de nanopartículas magnéticas bajo la piel.

Luego, en casa, podríamos ajustarlas con una barra magnética como ésta.

O quién sabe. Esto es sólo el comienzo.

Si imaginamos, por ejemplo, un alfiler, o la cabeza de un alfiler,

resulta que el tamaño es de un millón, un millón de nanómetros,

pero la nano o los nanomateriales no se miden por un millón de nanómetros

sino por uno, dos o tres nanómetros.

El segmento de ADN, por ejemplo,

un segmento mide del orden de dos nanómetros.

Tienes toda la razón: estamos hablando de la vida.

Somos una comunidad andante de células,

esto es lo que somos desde el principio.

Y, en cierto modo, estamos volviendo a esa idea.

Debemos pensar de un modo un poco distinto

sobre el alcance de lo que podemos hacer.

Un aspecto de la vida es que se trata de química en un medio acuoso:

somos sistemas basados en el agua.

Pero la pregunta es la siguiente: ¿podremos, en el futuro,

imitarlo con materiales refractarios, materiales que no requieran agua?

Es mucho pedir, pero no hay ningún motivo por el que no pueda hacerse.

Siempre has mostrado mucho interés

en saber cómo surge el carbono en las estrellas lejanas,

y en varias ocasiones he leído cómo nos recordabas

que estamos hechos de átomos de carbono.

Antes de pasar a tu investigación, ¿qué es el carbono?

Hay que ir con cuidado, porque el 95% de toda la química

es química basada en el carbono, química orgánica,

en el sentido de que el carbono,

junto con el hidrógeno, el oxígeno, el nitrógeno y otros elementos,

se vuelve una materia blanda,

pero el carbono, en sí mismo, es extremadamente refractario.

Además, controlar la química del carbón puro no es fácil.

Pero, si lo logramos, sabremos cómo conseguir materiales

con propiedades de resistencia a la tracción fabulosas,

propiedades cuánticas asombrosas

y propiedades electromagnéticas extraordinarias,

se trata de un gran reto,

pero no hay motivo para pensar que no se pueda resolver.

Creo que para entender qué son los nanotubos y el C60,

la molécula de Buckminsterfulereno que descubrimos,

que por cierto no es solo mía, sino también corresponde a mis colegas,

compartí con ellos el hallazgo e incluso el dinero del Premio Nobel,

se puede pensar en los nanotubos como estructuras alargadas.

Por un lado tenemos globos redondos,

como el buckminsterfulereno o los fulerenos esféricos,

parecidos a un balón;

y, por otro, está la forma de zepelín o de tubo alargado,

con similitudes y propiedades eléctricas de lo más interesantes.

El C60 también tiene propiedades muy interesantes,

porque es una excelente trampa de electrones

y se podría utilizar como dispositivo de almacenamiento, tal vez,

en la próxima generación de ordenadores y conmutadores.

El cáncer es un único término que sirve para denominar

más de 200 enfermedades.

Todas ellas tienen en común que una célula sana y normal

de repente se transforma en otra que tiene un comportamiento peligroso

para el cuerpo humano.

El tratamiento más común para esta enfermedad es la quimioterapia,

en la que se administran fármacos al paciente para destruir las células

y tejidos enfermos.

Como se reparten por todo el cuerpo a través de la sangre,

para llegar a la zona que se quiere tratar,

se necesitan grandes dosis de químicos,

lo que comporta numerosos efectos secundarios indeseados.

Algunos científicos han comenzado a investigar

cómo administrar el fármaco sólo en las zonas enfermas,

sin que se disemine por todo el cuerpo.

La mayor ventaja de la nanotecnología es la posibilidad de desarrollar

unos nanoobjetos que pueden ser moléculas o nanopartículas

que tienen la habilidad de fijarse de manera específica

a la zona afectada por el cáncer.

En el Instituto de ciencias fotónicas de Barcelona

un equipo multidisciplinar formado por químicos, físicos, biólogos

y médicos investigan una nueva terapia más eficiente

y menos invasiva para combatir esta enfermedad.

Usan nanopartículas de oro y la luz láser.

Recubren las nanopartículas de oro con moléculas capaces de reconocer

las células cancerosas.

Una vez dentro del organismo,

al encontrar una célula se adhieren específicamente a ella.

Es entonces cuando entra en juego la luz láser.

Una vez la nanopartícula está fijada a la célula cancerosa

y que se ilumina con el láser,

solo la zona donde está la nanopartícula

llega a notar una temperatura que puede destruir el tejido.

Todas las zonas que son sanas donde la nanopartícula no se ha fijado

entonces no están afectadas por la iluminación láser.

La nanotecnología también puede ser muy eficiente

en el diagnóstico temprano de la enfermedad.

Las partículas de oro se pueden usar como un sensor,

capaz de detectar marcadores de cáncer que circulan por la sangre.

En el ICFO desarrollan unos chips ópticos como éste.

Estas nanopartículas están dispuestas en determinadas zonas del chip.

Se recubre la partícula de este anticuerpo

y luego se expone estas nanopartículas a la muestra,

que en este caso es la sangre del paciente.

Si hay marcadores dentro de la sangre,

entonces las moléculas se fijan a la superficie de la nanoparticula

conectandose al anticuerpo

y entonces esto induce un cambio de resonancia en las nanopartículas.

Monitorizando este cambio de resonancia

sabemos si hay presencia de este marcador

pero también sacamos una información

sobre la concentración de este marcador.

En menos de cinco años, los centros médicos

ya podrían disponer de uno de estos dispositivos.

Además, al ser de tamaño reducido,

permitirá que se puedan llevar a países

en los que no disponen de los recursos necesarios

para hacer diagnósticos tempranos.

Para que este tipo de tratamientos se pongan en marcha en hospitales,

aún tendrán que pasar varios años.

Queda por resolver cuestiones importantes,

por ejemplo,

cómo hacer que el paciente elimine esas nanopartículas de su organismo

una vez acabe el tratamiento.

El futuro no ha hecho más que empezar.

Y sin duda, la biología, de la mano de la nanotecnología,

será el gran reto científico del siglo XXI.

¿Qué hay de los nanotubos? ¿Son otro descubrimiento?

Sí, sin duda.

¿Qué podéis hacer con eso? ¿Dónde está la revolución?

Lo más interesante es que, al estudiar los nanotubos,

se ha constatado que tienen propiedades fascinantes.

En primer lugar, las propiedades eléctricas:

no presentan pérdidas en la conducción,

son lo que se denomina conductores balísticos,

de modo que el número de electrones que se introduce por un extremo

es igual al que sale por el otro.

En un cable normal, se pierde alrededor del 50% de la electricidad

es decir, sí que hay pérdida.

En segundo lugar, y se trata en cierto modo de lo más apasionante

las propiedades de resistencia a la tracción.

Gracias a las propiedades de resistencia

a la tracción de los nanotubos,

tenemos la posibilidad de revolucionar la ingeniería civil.

¡Son palabras mayores!

Para explicarlo, imagínate por un momento una caja de pajitas de papel.

Una sola pajita se puede doblar muy fácilmente,

pero si tomamos la caja de pajitas de papel

y le ponemos un pegamento muy débil a cada una para

pegarlas con cuidado entre sí,

y miramos al final del envase,

veremos que quedan todas las pajitas empaquetadas

formando un patrón hexagonal

y que todas ellas tienen un diseño precioso en los extremos.

Si las pegamos, podemos obtener un conjunto de pajitas

con una fuerza increíble,

así que a partir de papel, de pajitas individuales,

se puede fabricar algo muy sólido.

Y resulta que se puede hacer algo parecido con los nanotubos,

hay quien lo ha hecho con unos 30, 40, 50 y 100, solamente eso.

Pero no hay ningún motivo teórico por el que no se pueda hacer lo mismo

de un metro de longitud, o de varios metros.

Y llegar a juntar diez elevado a quince, ¿de acuerdo?

Es decir, mil millones de millones.

Si lo lográramos, entonces podríamos crear un material

que probablemente tendría las propiedades más extremas de fuerza

que se pueden conseguir a la temperatura ambiente que necesitamos.

Probablemente podríamos construir puentes tan resistentes

que no se vinieran abajo en caso de terremoto,

o aviones tan ligeros y potentes que, incluso si fallaran los motores,

seguirían planeando durante distancias larguísimas.

Por tanto, la posibilidad está ahí,

el problema es que no sabemos cómo unir mil millones de ellos.

Solamente podemos unir un centenar a la vez,

lo que supone unos pocos micrones, mucho menos que un milímetro,

por ahora.

Sin embargo, no hay ningún motivo teórico

que nos impida lograrlo en el futuro.

Ahora lo que necesitamos realmente

son jóvenes inteligentes que resuelvan el problema.

Mi ejemplo favorito es

que podríamos construir un coche tan resistente y ligero que,

al llegar a un cruce, no necesitara semáforos:

simplemente saltaría por encima del resto de coches.

E incluso si no saltara por encima,

podría rebotar contra otro coche sin peligro alguno

¡y sería tan divertido como los autos de choque!

Creo que todos convendrán conmigo en que, bueno,

no conozco a nadie a quien le gusten los semáforos.

¿Hay alguien entre el público al que le gusten los semáforos?

Si lo hay,

tiene que ser alguien que se dedique al negocio de los semáforos

porque los únicos partidarios de los semáforos son los que los fabrican.

Siempre he pensado que una opción para enriquecerme

sería crear un negocio de semáforos,

¡pero entonces sería la persona más odiada del país!

Lo importante es que esta posibilidad existe y es apasionante,

y me parece que en algún momento del futuro se materializará.

Se ha suscitado cierta desconfianza, por decirlo suavemente,

sobre este nuevo sistema

de construir las cosas desde abajo hacia arriba,

que vuelve al origen de la vida, en realidad.

¿Cuáles son los peligros reales, si es que existen?

No pongo en duda que haya algunos peligros,

pero creo que sabemos cómo controlarlos,

que ahora hemos mejorado mucho y lo entendemos todo mucho mejor.

Y quiero añadir que es algo común a cualquier nueva tecnología,

no se limita a la nanotecnología.

Permíteme poner un ejemplo:

imagina que pudiéramos remontarnos 100 años en la historia

y volver a 1910.

Y que luego dijéramos:

«vamos a desconfiar mucho de la química del siglo XX».

Y sentáramos a un grupo de personas alrededor de una mesa

para que reflexionaran

y se centran en los peligros de la química.

Tras sentarse a debatirlo un rato, podrían, si fueran muy listos,

predecir cosas como los gases neurotóxicos,

podrían incluso anticipar la tragedia que ocurrió con la talidomida,

o predecir el desastre de Bhopal.

Y luego podrían decidir:

«hay peligro, así que mejor no hacer nada en el campo de la química».

Pero si volviéramos a 1910,

le hiciéramos caso a este grupo de presión

y no hubiéramos avanzado en la química desde 1910,

no tendríamos silicona, no tendríamos penicilina,

no tendríamos muchísimos fármacos.

En general, no tendríamos la mayor parte de los plásticos,

no tendríamos los materiales

que ahora mismo conforman el mundo moderno.

No existiría la pintura de este cuadro.

La mayoría de gente está muy contenta con su móvil.

No se podría fabricar un teléfono móvil sin la química del siglo XX.

¡Todos han sido avances increíbles,

y creo que hasta ese grupo de personas ahí sentado reflexionando

tendría que convenir en que estamos mejor ahora.

La humanidad consume una cantidad enorme de energía.

Si cortásemos todas las plantas que hay en la tierra

y las quemásemos para obtener combustible

no obtendríamos ni la mitad de lo que necesitamos en un año.

Sin embargo, el Sol irradia cada hora casi 10 veces más energía

de la que consumimos anualmente.

Tan sólo un 5% de esa enorme energía sería suficiente

para cubrir las necesidades energéticas de todo el planeta.

De ahí que hoy en día se estén dedicando muchos esfuerzos

para tratar de aprovechar la energía fotovoltaica.

Podemos generar electricidad con la energía del Sol.

Para ello, se requiere un material que absorba la luz solar

y que sea capaz de transformarla en energía eléctrica.

Esto es lo que son capaces de hacer las células fotovoltaicas.

En el centro nacional de energías renovables, CENER, en Pamplona,

investigan cómo hacer que estas células sean cada vez más eficientes.

Una célula fotovoltaica esencialmente lo que supone es una pila,

como las que compramos en cualquier tienda.

En principio la ventaja de las células fotovoltaicas

es que simplemente con el hecho de poner el dispositivo al sol

en el extremo de la célula fotovoltaica

se obtiene una corriente.

Ventajas, bueno, es fácil, limpio, silencioso,

no requiere ninguna otra aportación externa

para tener electricidad directamente.

Existen tres generaciones de células fotovoltaicas en el mercado.

La más implantada es la que usa como materia prima el silicio cristalino.

De hecho, 8 de cada 10 placas solares fotovoltaicas

que hay instaladas en todo el planeta están fabricadas con este material.

El silicio tiene una eficiencia del 15%.

Eso quiere decir que puesto al sol,

consigue transformar el 15% de la energía que le llega en electricidad.

En CENER investigan cómo aumentar ese porcentaje.

Una de las formas de conseguirlo es a través de la nanotecnología.

Junto con la empresa FideNa, trabaja en un proyecto

llamado células fotovoltaicas nanotexturizadas.

El objetivo es aplicar nanotecnología

en los procesos industriales de fabricación

para la mejorar las propiedades de los materiales,

en este caso del silicio, y así conseguir que sea más eficiente.

El sol es un emisor de una cosa que se llama fotones.

Tiene la característica los fotones que cuando viajan del sol a la tierra

no viajan individualmente, sino que viajan en forma de onda.

Nosotros lo que hacemos es unas estructuras

en la superficie de la célula fotovoltaica

que son del mismo tamaño más o menos que esas longitudes de onda,

cuando esas ondas llegan a la superficie fotovoltaica

no la ven plana, la ve rugosa.

Esas nanoestructuras son un patrón repetitivo

que se graba en la superficie de la célula fotovoltaica,

como puntos, rallas o columnas.

Al texturizar la superficie con estas nanoestructuras,

se consigue aumentar el rendimiento de cada célula un 1%.

Quizás pueda parecer poco, pero en realidad es bastante significativo.

En unos cinco años las placas fotovoltaicas de los hogares

serán nanotexturizadas.

¿Será esta tecnología un sustituto real de los combustibles fósiles?

Seguramente, la respuesta se halla en estas nanoestructuras

1000 veces más pequeñas que el grosor de un cabello humano,

pero capaces de capturar y transformar los rayos de sol

en energía limpia, fácil y segura.

Y que puedan acabar solucionando

los problemas de dependencia del petróleo.

Me parece que hay que mirarlo desde esta perspectiva, y plantearse que,

si ahora frenamos la nanotecnología,

entonces nos perderemos muchos avances apasionantes

que podrían beneficiar a la humanidad.

Puede que la nanotecnología solucione nuestros problemas con, por ejemplo,

la conversión de la energía solar;

ya que el C60 ha demostrado que puede aumentar

la eficacia de las células solares orgánicas.

Deberíamos darnos cuenta de eso.

Además, creo que otro aspecto mucho más peligroso para la humanidad

es la estupidez de los políticos, que han creado 28.000 armas nucleares.

¡Es la misma estupidez que hace que tengamos un Ministerio de Defensa

que firma contratos para utilizar la ciencia y la tecnología

para fabricar más armas peligrosas!

¡Por ejemplo, la estupidez del napalm!

Muchísimas personas mueren por las decisiones de los políticos,

que no resuelven los problemas sociales sentándose en una mesa,

sino mandando a jóvenes a matarse unos a otros

con armas cada vez más eficaces.

Hay que darle la espalda a eso.

Sí,

y pese a todas estas consecuencias malas de la tecnología,

la realidad sigue siendo que, si miramos la evolución,

no ha habido mejoras, progresos de la civilización sin tecnología,

la tecnología siempre ha estado en el fondo implicada, ¿sabes?

¡Sí! Nos enfrentamos a problemas acuciantes de sostenibilidad,

de supervivencia,

e intentamos forjar una sociedad que dependa menos del petróleo.

Son nuestras verdaderas batallas

y la nanotecnología, al parecer, puede ayudarnos en este sentido.

SUBTITULACIÓN REALIZADA POR: LORENA TORRES SÁNCHEZ.

Redes - El mundo de abajo arriba

28:12 29 may 2011

El progreso tecnológico de los últimos milenios ha hecho de la humanidad una de las especies má exitosas en términos evolutivos. Hoy estamos en la antesala de una nueva revolución: la de la nanotecnología.

 

El progreso tecnológico de los últimos milenios ha hecho de la humanidad una de las especies má exitosas en términos evolutivos. Hoy estamos en la antesala de una nueva revolución: la de la nanotecnología.

 

ver más sobre "Redes - El mundo de abajo arriba" ver menos sobre "Redes - El mundo de abajo arriba"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Michel

    Hay alguna manera de incrustar este video en un sitio web?

    05 nov 2011
  2. DaríoWalterScavuzzo

    Acá en Argentina están bastante avanzados en esto.

    07 sep 2011
  3. Juan Jose

    El desarrollo de la nanotecnología aplicada a la células fotovoltáicas puede llevarnos a una revolución mundial, imaginad que únicamente recubriendo el techo de una casa con placas pudiera suministrar energía a todo un bloque de vecino o que el techo de un coche diera una autonomía prácticamente ilimitada un motor eléctrico resolvería muchos de los problemas de la actualidad.

    23 jul 2011
  4. diego gg

    este planeta seria mejor sin algunos estupidos dirigentes politicos que van buscando su interes particular ho familiar para tener mas poder y dejar a la sociedad como borreguitos para que voten ha manipuladores mentirosos estupidos y falsantes cuando hay un problema se esconden como las cucarachas me dais verguenzas yo no os votare jamas me dais pena y verguenza

    06 jun 2011
  5. Nanotec Latina

    Nanotec Latina es la primer empresa Argentina dedicada a la Transferencia Nanotecnológica, nos hemos constituido para sumar esfuerzos al conjunto de ideas y hechos relacionados con la Nanotecnología que se desarrollan y se desarrollarán en el futuro. Queremos asociarnos a la divulgación, promoción y venta de artículos cuyo corazón sea la Nanotecnología. Representamos empresas Nanotecnológicas de todo el mundo en Argentina y América Latina, a través de nuestra página web en español: www.nanoteclatina.com

    30 may 2011
  6. Marina Fernández Colón

    Es fundamental que durante en este siglo se desarrolle el estudio de las células fotovoltáicas y el avance de la nanotecnología en este campo si queremos que en el futuro -próximo- podamos contar con una fuente alternativa de energía infiníta. Ya tenemos muchos conocimientos y cada año habrá más necesidad de continuar avanzando para emplear una energía barata, como muy bien comenta Harol Kroto, estamos obligados a buscar un rápido sustituto del petróleo y acabar con su total dependencia.

    30 may 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más