Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1576774 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - ¿Existe la nada? - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

El espacio entre las estrellas y entre las galaxias

y el que existe entre el núcleo de un átomo y sus electrones

está vacío aparentemente.

Pero ¿qué es el vacío?

¿Un espacio en el que no hay nada?

Mientras se recupera de su fractura,

Punset charla por videoconferencia con Frank Close,

profesor de Física.

Para saber qué es la nada y el vacío.

En su sección, Elsa Punset nos explica cómo

intentamos comprender el universo con nuestros sentidos limitados.

Y se pregunta qué hacer para que el cerebro sea más ágil y astuto.

Hablan en inglés

Profesor Close.

Esta noche

vamos a hablar sobre un tema fascinante.

Vamos a hablar sobre nada.

Y cuando digo nada, me refiero a la nada.

Pero antes de ello,

quiero agradecerte

que me dejes tener esta charla

mediante videoconferencia

contigo.

Las gracias debemos dárselas a las maravillas de la tecnología.

Desde la Antigua Grecia,

se creía que el vacío no podía existir.

Incluso Aristóteles,

hace muchos siglos,

dijo:

"La naturaleza aborrece el vacío".

Sin embargo,

en el siglo XVII,

descubrimos que con unas bombas de vacío

podíamos quitar todo el aire de un recipiente.

Y dejarlo vacío.

Entonces

comenzamos a creer que el vacío sí podía existir.

Bueno, el hecho es que,

unos pocos siglos después,

los científicos le disteis la razón a Aristóteles

otra vez.

Y ahora afirmáis que el vacío no existe.

Si con vacío te refieres a eliminar por completo todo el aire,

se puede hacer

que no quede aire.

Pero seguirán sucediendo muchas cosas.

Fuera de la atmósfera de la Tierra, en el espacio,

pueden verse las estrellas, el espacio está repleto de luz estelar.

También se percibe la fuerza de la gravedad.

El espacio está lleno del campo gravitatorio.

No sé qué es exactamente, pero está lleno de cosas.

No hay más que pensar en el espacio vacío para que todo se complique.

Cuanto más piensas en ello, más raro parece.

Los científicos han aprendido muchas cosas sobre el universo.

Pero aún hay cuestiones que solo los filósofos se atreven a contestar.

Una de estas preguntas es.

¿Existe la nada?

Este cuarto, por ejemplo, no está vacío.

Pero si quitáramos todos los muebles,

seguiría lleno de aire.

Si el cuarto estuviera sellado herméticamente,

podríamos quitar todo el aire con unas bombas especiales.

Ya no tendríamos átomos dentro de este espacio.

No habría materia.

Pero seguiría sin estar vacío.

La gravedad.

Descubrimos que el campo gravitatorio de la Tierra

llena el cuarto.

Y al encontrar el norte en una brújula,

vemos que hay un campo magnético.

Pero supongamos que vaciáramos el cuarto de todo ello.

Para eliminar el campo gravitatorio,

no basta con borrar del mapa la Tierra.

Como la gravedad de los cuerpos celestes atraviesa todo el universo,

tendríamos que hacer desaparecer todas las galaxias,

estrellas, nebulosas y todos los objetos.

Incluido yo mismo.

¿Qué pasaría entonces?

¿Tendríamos un lugar realmente vacío?

¿Una especie de matriz espacial?

¿Un lugar donde realmente no hay nada?

¿O sería esto la nada?

¿Incluso sin que hubiese nadie para hacerse estas preguntas?

¿Existe el espacio

con independencia de los objetos?

O sea, si pudiéramos eliminar todas las estrellas y las rocas,

y la luz,

¿el espacio permanecería?

¿O la eliminación de la materia acabaría también

con el espacio?

Menuda pregunta más profunda.

Precisamente es la pregunta que de niño hizo me interesara

por este asunto de la nada.

Me preguntaba qué pasaría si se eliminasen todas las estrellas,

todos los planetas, la Tierra, tú y yo.

No habría nada.

Pero no quedaría nadie para saber que no había nada.

Cuanto más lo pensaba,

más extraño me parecía.

Si no había nadie para saber que no había nada,

¿podía considerarse nada?

Decidí que, si seguía pensando en eso, acabaría loco.

Decidí dedicarme la Física para intentar responder a esa pregunta.

Hoy en día seguimos sin saberlo.

La gran pregunta filosófica es saber si el espacio existe

solo porque hay cosas que lo definen,

cual matriz que muestra dónde está el espacio.

Es decir, si el espacio que contiene las cosas existe por derecho propio

o si lo necesitamos para contener la nada.

Una pregunta profunda que trasciende toda respuesta fácil de la Ciencia.

Aunque a los filósofos les satisface preocuparse por estos temas.

Cuanto más intentas acercarte a la nada, más se aleja.

Es difícil descifrar el concepto.

Y si en lugar de todo el universo,

eliminásemos todo

solamente de un espacio definido,

de una región determinada del espacio,

¿lo que quedaría sería la nada primordial,

el vacío de que estamos hablando?

En la actualidad diríamos que sí.

Con el descubrimiento de la teoría cuántica,

sabemos que, cuando intentamos analizar algo con precisión,

o la nada,

se vuelve más complejo.

Y que, por raro que suene,

ahora mismo y en todo momento,

entre bambalinas, surgen y desaparecen

burbujeantes, pequeñas partículas de materia,

lo que nos forma a ti y a mí.

Y de antimateria, lo opuesto, son efímeras, no las notamos.

Pero ahí están, aunque nos las veamos.

La teoría y los experimentos confirman

que siempre están presentes.

Una imagen moderna del vacío sería

un mar burbujeante de partículas y antipartículas

que surgen de la nada y desaparecen.

Pero ahí hay algo, aunque lo llamemos nada.

Hace unos años,

un físico estadounidense amigo

me dijo:

"Eduardo, no lo dudes".

"Caminamos sobre una nube de electrones".

"Y cuando intentamos imaginarlo,

nos cuesta pensar que haya solidez

en la materia".

Mi pregunta es la siguiente:

¿Este campo tan poderoso dentro de los átomos,

entre los electrones y el núcleo,

¿qué demonios es?

No hay duda, el átomo está vacío en lo que concierne a partículas.

En el centro del átomo se haya el núcleo atómico,

que es muy compacto.

Luego, bastante lejos,

encontramos partículas llamadas electrones,

que giran a su alrededor.

Pero entre ambas cosas lo que hay es nada.

Pero ¿qué hace que los electrones giren alrededor del núcleo?

Pues la atracción,

la fuerza eléctrica que atrae a las cargas opuestas.

El núcleo tiene una carga eléctrica positiva.

Y los electrones, negativa.

Lo negativo y lo positivo se atraen.

Las fuerzas eléctricas unen los átomos.

Aunque el interior del átomo esté vacío de partículas,

está muy lleno de fuerzas electromagnéticas.

Cuando choco las manos entre sí,

las fuerzas eléctricas de los átomos impiden que se atraviesen entre sí.

Así pues, aunque los átomos estén muy vacíos,

si pensamos en partículas, están muy llenos de fuerza.

La materia no está vacía, sino repleta de fuerzas.

Por más sólido que parezca un objeto,

un martillo, por ejemplo,

a escala atómica la materia es etérea.

Las partículas de las que están hechos los átomos

ocupan un espacio completamente desdeñable.

El átomo es prácticamente un espacio vacío.

Mira el punto al final de esta oración.

Su tinta tiene cien mil millones de átomos de carbono.

Si quisiéramos ver estos algunos de estos átomos a simple vista,

tendríamos que agrandar el punto hasta que midiese 100 m de diámetro.

Esto nos muestra lo pequeños que son los átomos.

Pero si quisiéramos el núcleo, compuesto de protones y neutrones,

habría que aumentar el tamaño del punto hasta que midiera 10 000 km.

Un protón o un neutrón

ocupan apenas la diezmilésima parte del átomo.

Y si ampliáramos el punto 25 veces

la órbita de la Luna alrededor de la Tierra,

veríamos los quacks,

unas partículas de las que están hechos los protones y neutrones.

Las partículas que componen el átomo son tan pequeñas,

que el mismo átomo parece vacío.

¿Por qué es sólida la materia entonces

si los átomos están casi vacíos?

El espacio dentro del átomo está lleno de un campo electromagnético

poderosísimo.

Este campo mantiene los electrones unidos al núcleo atómico.

E impide que los átomos se atraviesen entre ellos.

Sin el campo magnético no existirían las caricias ni los golpes.

Y el universo sería tan insustancial como la nada.

Ya sabemos

que, si pudiésemos eliminar todo,

un espacio definido,

en lugar da nada habría algo.

Y una de las cosas que podemos encontrar

en el vacío

es el famoso campo de Hicks.

¿Qué demonios es el campo de Hicks del que todos hablan?

La imagen moderna sobre lo que es el vacío sobre lo que es la nada,

afirma que está lleno de algo extraño llamado campo de Hicks.

Es una idea que lleva medio siglo circulando.

Pero ahora vuelve a estar en boga.

Porque, en julio de 2012,

los experimentos en el Cern demostraron por fin

que parece describir cómo funciona la naturaleza.

Según lo que sabemos ahora,

el vacío, como todo,

tiende al estado de mínima energía.

Pues bien,

milagrosamente,

resulta que si el vacío estuviera realmente vacío,

tendría más energía que si estuviera lleno

de ese misterioso campo de Hicks.

Me resulta difícil saber qué es un campo de Hicks.

Tanto como entender qué es un campo gravitatorio.

Pero sé lo que hace el campo gravitatorio, me empuja al suelo.

Y sé lo que hace el campo de Hicks.

Confiere masa a las partículas con que interactúa, como los electrones.

Qué es y cómo actúa sigue siendo un misterio.

Lo investigarán los experimentos en el Cern los próximos años.

Pero por ahora sabemos que está ahí, sea lo que sea.

Y desde luego,

parece que el vacío en su estado de mínima energía

contenga algo,

algo que llamamos campo de Hicks.

Hablando sobre el campo de Hicks.

me recuerda un concepto que los físicos han sostenido

durante siglos.

Me refiero al concepto del éter.

Una especie de sustancia tan tenue que atravesaba la materia.

y que abarcaba todo el universo.

Einstein fue quien demostró

que no existía.

¿El campo de Hicks

no es de alguna manera

el retorno

del famoso éter?

Sí, muy buena pregunta, Eduard.

Es normal preguntarse si hablar del campo de Hicks,

presente en todo el espacio, según la concepción moderna,

no es más que volver a la idea del éter.

Einstein descartó el éter hace cien años.

Pero en cierto modo lo hemos reinventado.

Pero es una forma muy profunda del éter.

Y deberíamos empezarpor comprender qué es lo que descartó Einstein.

En el siglo XIX, la imagen generalizada era

que el espacio estaba lleno de una sustancia

que definía en un sentido absoluto

el estado de reposo y que nos movíamos a través de esa sustancia.

Einstein nos enseñó que el estado de reposo no existe.

Todo se mueve de un modo relativo respecto a lo demás.

Se descartó el éter en ese sentido.

No existe ninguna sustancia que defina el estado de reposo.

Pero tenemos algo ahí.

Creemos que ese algo es el campo de Hicks.

Es un éter muy profundo,

que acata todas las reglas de la teoría de la relatividad.

Ni nos percatamos de que está ahí.

Salvo por una de sus consecuencias, cuyo efecto es muy importante.

Cuando las partículas lo atraviesan sienten su presencia.

Eso se manifiesta del siguiente modo:

El electrón adquiere lo que denominamos masa.

Que el electrón tenga masa provoca

que los átomos tengan estructura y tamaño.

Por ende, el hecho de que existan estructuras en el universo,

es la prueba de la existencia de masa,

que a su vez es la prueba de la existencia de este éter subyacente,

extraño, que ahora llamamos campo de Hicks.

Imaginad que un día descubrís

en vuestras casas un salón que nunca habíais visto.

Y dentro de ese salón

encontráis varias puertas.

Y al abrirlas,

veis más salones

con más puertas.

Esto es lo que les sucede a los físicos

que estudian el universo.

Curiosamente,

a cada puerta que se abre con el avance científico,

se desvelan otras

que permanecen sin abrir.

Cuanto más sabemos,

más aumenta el volumen de lo que desconocemos.

Ese es el camino que hemos seguido

en la indagación sobre la naturaleza de la nada.

Cuanto más hemos investigado sobre algo

que parecía sencillo,

el vacío,

hemos visto que el asunto era mucho más extraño

y complejo

de lo que parecía.

Todos conocemos las cuatro fuerzas:

Las interacciones fundamentales,

la gravedad,

el electromagnetismo, la nuclear.

Débil y la nuclear fuerte.

Pero parece que, si no fuera por los efectos del vacío,

la intensidad de todas ellas sería igual.

No sería como ahora

con una gravedad muy débil,

un electromagnetismo muy fuerte.

Si esto es cierto,

el vacío no solo decide la fuerza de las interacciones

fundamentales,

sino también cómo es la estructura de la realidad.

Sí, la física cuántica demuestra que el vacío no está vacío.

Aunque no te hubiera hablado del campo de Hicks,

la teoría cuántica demostró hace cien años

que el vacío no está vacío.

Y que, cuanto más atentamente se examina,

más se manifiestan lo que llamamos fluctuaciones virtuales,

partículas y antipartículas que surgen y desaparecen rápidamente.

Aunque parezca ciencia ficción,

los experimentos corroboran que esto es así.

La idea, en teoría, según confirman los experimentos,

es que, si entráramos en estas diminutas nubes cuánticas,

y para ello habría que hacer experimentos con energías enormes,

difíciles de imaginar, pero que son concebibles,

entonces sería posible observar

la verdadera naturaleza de las fuerzas

sin el vacío cuántico que las distorsione.

Y en esas circunstancias descubriríamos

que las fuerzas tienen la misma intensidad intrínseca.

hasta ahora las percibimos a través del vacío virtual que las enmascara.

Y hace que parezcan aquí y ahora tan distintas entre sí.

Los humanos nos preguntamos una y otra vez

sobre el vacío, sobre el alma,

sobre el amor y la vida.

Y para encontrar respuestas a estas grandes preguntas

dependemos de nuestro cerebro.

Es como una caja negra a la que le llega información

a través de cinco ventanas,

nuestros cinco sentidos.

Todos los seres vivos, para comprender lo que nos rodea,

dependemos de los sentidos.

¿Os habéis planteado cómo percibe el mundo exterior una hormiga?

Una hormiga no ve bien.

Si está cerca de otra, podrá vera.

Pero a un humano no podrá verlo.

Porque está a una escala demasiado grande.

Para una hormiga, un humano, a una pequeña distancia,

simplemente, no existe.

Y es que todos los seres vivos, incluidos nosotros,

comprendemos el mundo a la medida de nuestros sentidos.

El cerebro hace lo que puede con los medios que tiene.

Como cualquier estructura tiene limitaciones.

Vamos a comprobarlo en este restaurante a oscuras.

A ver si hay vasos.

Casi meto el codo...

en el plato.

He metido la mano en algo mojado.

-Berenjena. ¿De limón?

-Un poco sí.

-De limón.

-Alcachofas.

-¿Los rollitos son alcachofas?

¿Verdad que no hay cuchara?

Santi me roba mi vino.

-¿Yo? -Sí.

¡Mecachis!

-Vaya.

Los acabo de comprar anoche.

-¿Qué lleva?

-Galletas.

-¿Solo galletas?

-No. -Y algo más.

-No sabemos.

-Era una cidra de calabaza.

-Lo haremos.

-Mira qué bien.

Si cerramos los ojos,

será muy difícil distinguir si bebemos vino blanco o tinto,

si comemos carne o pescado.

Nos falta un sentido al que estamos acostumbrados para comprender

la realidad.

El cerebro interpreta la realidad según la información que le llega.

Y ahí decide qué es más importante.

Por ejemplo, los bordes de los objetos van a tener más importancia

que el interior.

Y las esquinas tendrán más importancia que las líneas rectas.

Porque contienen más información.

Si hay alguna información que no le llega al cerebro,

como en este caso, la rellena,

imaginando lo que podría haber ahí fuera.

Esta capacidad del cerebro para inventar la realidad,

o para redondearla,

es un atajo que nos hace más fácil la vida diaria.

Pero también puede engañarnos.

Hay cientos de ejemplos de cómo nos engaña.

Son las ilusiones perceptivas, entre ellas, las de la vista,

las ilusiones ópticas.

Quizá hayáis oído hablar de las tuercas imposibles de Jerry Andrus.

O los trucos de magia de Richard Wiseman.

Juegan con esa capacidad que tenemos de ver

solo lo que queremos ver.

Es difícil evitar que el cerebro nos engañe.

Pero ¿podemos hacer algo para que sea más ágil y astuto?

El neurólogo Lawrence Katz recomienda lo que llama neurobits,

gimnasia de las neuronas.

que aumenta las conexiones entre las células cerebrales.

Vamos a ejercitarlas.

De entrada,

podemos explorar

la riqueza de nuestros sentidos.

¿Hasta dónde quieres llegar?

En la vida diaria tendemos

a hacer siempre lo mismo.

Para crear nuevos caminos neuronales,

para estar más abierto a la realidad, estira tus neuronas,

sorpréndelas.

sácalas de su rutina.

Gracias.

Este es un recorrido que propone la compañía del Teatro de los Sentidos.

Hay muchas más cosas que podemos hacer

en nuestra vida cotidiana para ejercitar el cerebro.

Potencia tus sentidos.

No solo la vista y el oído.

Intenta hacer cosas con los ojos cerrados,

ducharte o vestirte.

Y así potenciarás otros sentidos menos habituales.

Utiliza tu mano no dominante de vez en cuando,

para comer o lavarte.

Cambia objetos familiares de sitio.

Como la papelera, un lapicero,

o una lámpara.

Cambia de ruta para ir a los sitios habituales.

Y es que vivimos en un sueño

que fabricamos a nuestra medida.

No podemos escuchar los ruidos cósmicos.

Ni percibir lo que oye un murciélago.

O ver como ve un búho.

Lo que no vemos o no sentimos es fácil creer que no existe.

Por eso durante siglos hemos buscado respuestas rígidas

para simplificar la vida

y asegurar la obediencia del grupo

y del individuo.

Afortunadamente,

también podemos potenciar nuestra capacidad de estar abiertos

a lo inesperado,

a lo inhabitual, para sorprendernos

y descubrir, día a día,

una realidad compleja y apasionante.

No es magia, es inteligencia emocional.

¿Por qué la Luna parece más grande cuando está en el horizonte?

Redes - ¿Existe la nada?

28:52 11 nov 2012

El espacio entre las estrellas y entre las galaxias, y el que existe entre el núcleo de un átomo y sus electrones está vacío aparentemente. Pero, ¿qué es el vacío? ¿Es un espacio en el que no hay absolutamente nada? Mientras se recupera de su fractura de tibia y peroné, Punset charla mediante videoconferencia con Frank Close, profesor de física de la Universidad de Oxford, para saber qué es la nada y el vacío. Además, en su sección, Elsa Punset nos explica cómo nos arreglamos para intentar comprender el universo que nos rodea con nuestros sentidos limitados y se pregunta qué podemos hacer para que el cerebro sea un poco más ágil y astuto.

El espacio entre las estrellas y entre las galaxias, y el que existe entre el núcleo de un átomo y sus electrones está vacío aparentemente. Pero, ¿qué es el vacío? ¿Es un espacio en el que no hay absolutamente nada? Mientras se recupera de su fractura de tibia y peroné, Punset charla mediante videoconferencia con Frank Close, profesor de física de la Universidad de Oxford, para saber qué es la nada y el vacío. Además, en su sección, Elsa Punset nos explica cómo nos arreglamos para intentar comprender el universo que nos rodea con nuestros sentidos limitados y se pregunta qué podemos hacer para que el cerebro sea un poco más ágil y astuto.

ver más sobre "Redes - ¿Existe la nada?" ver menos sobre "Redes - ¿Existe la nada?"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. insomne

    --La NADA es el inmenso VACIO que queda entre dos pensamientos. Entre dos puntos en el espacio. Entre una milmillonesima de segundo y la siguiente. Entre ser y no ser. --VACIO es el instante/distancia/espacio en el que se crea la NADA. --INSTANCIA/DISTANCIA/ESPACIO, son las herramientas de LEGO, con las que DIOS crea el universo. --En resumen DIOS es el Presidente de LEGO

    07 ago 2019
  2. Francisco José Galindo Rosales

    Estimado Eduard: Si me lo permite, me gustaría hacerle una crítica/sugerencia constructiva. Su programa es fantástico y creo que tendría mucha más proyección internacional si aquellas entrevistas en inglés fuesen subtituladas en lugar de ser dobladas. Al menos, sus fans como yo, podríamos compartir sus programas con colegas de otros países, a los que estoy segurísimo que les encantaría ver. Un saludo y enhorabuena por su trabajo. Curro.

    20 nov 2012

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más