Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1802715 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  Redes - Entender a los delfines - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Son mamíferos como nosotros y compartimos un antepasado que vivió

hace unos 90 millones de años.

Este largo trecho evolutivo ha hecho que nos diferenciemos

de los delfines,

pero un rasgo muy particular ha surgido con independencia

en ambos linajes: La inteligencia.

En este capítulo de Redes,

la experta en cognición de delfines Diana Reiss,

repasa con Eduardo Punset las habilidades de, seguramente,

la especie marina más inteligente.

Y en su sección, Elsa Punset aborda la empatía y el altruismo

como motores fundamentales en la historia evolutiva

de nuestra especie.

Los humanos siempre hemos creído,

que éramos los únicos.

Y al resto de los animales,

los delfines,

los considerábamos, incluso a ellos,

una especie de máquina automatizada.

Incapaces de pensar.

Y menos, de imaginar.

Todo siguió así hasta que Diana Reiss,

una sicóloga experta en delfines, en explorar su mente.

Descubrió y sentó cátedra diciendo que eran unos animales

más inteligentes.

Yo conozco a un científico norteamericano que estaba convencido

de que los delfines

eran tan inteligentes que acabarían hablando inglés.

Bueno, con el tiempo se convenció

de que no tenía razón.

Pero quedaron dos cosas,

respecto a los delfines.

Primero,

son oficialmente los animales más inteligentes

después de los humanos.

Y luego, todos los humanos sin excepción

han querido estar al lado de los delfines.

Se han sentido amorosamente prendidos de su belleza

y de su inteligencia.

Diana, estoy acostumbrado a escuchar decir a la gente

que los delfines son las criaturas más inteligentes del planeta

y, en cierto modo es curioso

porque todo el mundo parece pensar igual.

Quiero decir que los delfines no tienen enemigos declarados,

gente que diga «no me gustan los delfines».

Nunca he escuchado a nadie decir eso.

¿Por qué existe ese sentimiento unánime?

Es una pregunta muy buena.

A mí también me interesa mucho.

El cuerpo de los delfines se parece más al de los peces que al nuestro.

Pero parece que vemos algo con lo que estamos relacionados,

que se parece mucho a otra inteligencia que es inteligente.

En el pasado, hemos escuchado muchas historias de los griegos

y de otras civilizaciones antiguas sobre delfines que rescataban

a marineros a la deriva,

a gente que necesitaba ayuda.

¿Son estas historias solo fruto de la imaginación de la gente?

No lo creo.

Diana, háblanos un poco de los sonogramas,

con el que los delfines interpretan de una forma concreta algún sonido.

Los sonogramas, son imágenes sonoras.

Sonar quiere decir sonido.

Así es.

Con los delfines utilizamos una ecolocación o sonar biológico.

Es exquisito incluso comparado con los que utilizamos técnicamente.

Envían clics.

Permíteme hacer una imitación muy mala de los clics de un delfín.

Emiten un amplio espectro de frecuencias en clics

como “aaaaaaaaaa”

y a medida que se acercan a los objetos, aumentan los clics.

Emiten clics y estos rebotan en los elementos del entorno

y en otros delfines.

Entonces interpretan los ecos que les devuelven los clics

al rebotar contra las cosas.

Los delfines utilizan así el sonar para navegar,

digamos que para «ver» acústicamente lo que los rodea.

Obtienen «fotografías sonoras» de su entorno.

Se cree que, de hecho, de este modo se pueden detectar entre sí

y también a los seres humanos

y pueden ver los órganos internos.

Incluso ver si alguna hembra está embarazada.

Se ha sugerido que quizá detecten el embarazo en otro delfín.

Son fotografías sonoras para delfines.

¡Increíble!

Pero en realidad no entendemos cómo las ven los delfines,

aunque se han hecho muchos estudios que confirman que las utilizan

y que, de hecho, pueden utilizarlas en lo que llamamos

«discriminación intermodal».

Si le muestras a un delfín una taza,

por ejemplo, debajo del agua

puede verla acústicamente, puede obtener una fotografía acústica

de la taza debajo del agua.

Si luego le enseñas la taza y también una pelota fuera del agua,

pueden indicar lo que vieron solo a partir del sonido dentro del agua.

¡Increíble!

Así que pueden traducir lo que perciben acústicamente

a algo visual.

¡Es muy hermoso!

Estaría muy bien saber si los delfines son más receptivos

que los humanos a las emociones,

a los sentimientos.

¿Puede haber alguna relación con los sonogramas

y su percepción del mundo?

¿Hay alguna base científica detrás de todo esto,

de esa percepción tan precisa?

Sí, estamos llegando a temas muy interesantes.

¿Cómo perciben estos animales a los demás?

¿Cómo responden a los demás?

¿Tienen teoría de la mente o cognición?

¿Cómo se sienten cuando se ponen en el lugar del otro?

La teoría de la mente quiere decir ponerse en el lugar del otro.

Justo ayer leí una historia en un periódico

sobre una policía jubilada en Nueva Zelanda.

Su perra se cayó al mar desde un acantilado.

La dueña se tiró para rescatarla pero acabó pasando apuros

porque también ella se ahogaba

y contó como un grupo de delfines vinieron a rescatarla,

la rodearon y la empujaron hasta las rocas, para ponerla a salvo.

Ayer leí esta, pero conservo un montón de historias como esa.

La pregunta es:

¿Saben realmente lo que están haciendo?

¿Tienen cognición?

¿Lo entienden?

Hasta los años 70, la mente de los delfines

parecía una caja negra que nunca iba a ser descifrada.

Pero gracias a estudios como los de Diana Reiss,

hoy tenemos más datos sobre la asombrosa mente de estos cetáceos.

El ancestro común de delfines y humanos

remonta a unos 90 millones de años.

Aunque la distancia genética entre ellos y nosotros es grande,

estos animales poseen algunas habilidades cognitivas

parecidas a las nuestras.

En biología evolutiva, a este fenómeno se le denomina

convergencia paralela.

Esto quiere decir que hemos alcanzado capacidades mentales muy similares,

a pesar de que hemos recorrido caminos muy diferentes

a lo largo de la evolución.

En el caso de los delfines, Diana Reiss cree que su inteligencia

se sitúa entre la de los chimpancés y la nuestra.

Veamos algunas de sus capacidades.

Al igual que los humanos,

los delfines también crean objetos de juego con sus cuerpos,

como es el caso de las burbujas de aire.

Cada población utiliza una técnica diferente para crearlas.

Lo mismo sucede con los sonidos que usan para comunicarse,

lo que indica la existencia de diferentes culturas.

Otra habilidad es el uso de herramientas.

Por ejemplo, algunos delfines colocan esponjas de mar

en su morro para explorar los fondos marinos sin dañarse la piel.

Más destrezas:

En varios experimentos se ha probado que los delfines

tienen una comunicación compleja.

Los sonidos que emiten permiten identificar su estado emocional

y son fundamentales en la vida social.

Cada individuo posee tonos propios, como si de una “firma” se tratara.

Además, cuentan con algunas competencias gramaticales,

como es el caso del orden en que colocamos las palabras.

No significa lo mismo «mete aro en cesta»,

que «mete cesta en aro»,

a pesar de que ambas afirmaciones contienen las mismas palabras.

Es decir, entienden que un cambio en la posición de las palabras

implica un cambio en el significado final.

Los delfines se reconocen en el espejo

lo que sugiere que tienen conciencia,

uno de los requisitos necesarios para mostrar empatía.

Gracias a ella,

son capaces de reconocer cuándo alguien necesita ayuda

o está en peligro.

Existen numerosos casos documentados de delfines que ayudan a congéneres,

pero también a miembros de otras especies, como ballenas,

perros y humanos.

Este es el ejemplo de Hardy Jones,

un fotógrafo que buceando en Las Bahamas, entró en peligro

por la presencia de unos tiburones martillo.

De repente, apareció un grupo de delfines que le protegieron.

Aunque son necesarias más investigaciones

sobre los delfines y otros cetáceos,

ahora sabemos que nos encontramos ante seres que, en muchos sentidos,

poseen una mente tan compleja y poderosa como la nuestra.

Sabemos que tienen cerebros muy grandes y que tienen

mucha capacidad mental,

y pienso que interpretan lo que ven de un modo que llamaríamos

inteligente y adecuado en el sentido estricto de las palabras.

¿Y cómo podríamos los humanos

aprovechar nuestros conocimientos sobre el cerebro de los delfines?

Quiero decir,

¿es algo importante para la supervivencia humana?

Creo que fue Carl Sagan,

quien en 1973

escribió un libro donde se refirió a la crueldad, el salvajismo

con que tratábamos a los delfines

sin apreciar lo que teníamos,

sin valorar

lo que ellos nos daban.

¿Qué estamos sacando de este proceso?

Me gustaría citar a un antropólogo y escritor muy conocido

que habla de «acabar con la larga soledad».

Carl Sagan fue el precursor de esas ideas

pero esta otra persona a quien me refiero,

llamada Loren Eiseley, acuñó la expresión

«acabar con la larga soledad»,

pues durante muchísimo tiempo los humanos pensábamos que éramos

la única especie inteligente.

La única especie racional en este planeta.

Ahora sabemos que no estamos solos.

Sabemos que muchas de las especies que hemos estudiado

son criaturas inteligentes, emocionales, reflexivas.

Utilizan herramientas.

Tienen familias.

Tienen cultura.

Se comunican de manera compleja.

No estamos solos.

Y, en el caso del delfín, es una especie muy desarrollada,

muy social, con un gran cerebro como nosotros.

Son distintos a nosotros.

Hemos evolucionado por separado durante unos 95 millones de años,

pero los delfines son otra especie inteligente del planeta

y me gustaría defender que no tienen que hacer nada por nosotros

salvo estar ahí.

En mi opinión, tenemos que valorar esas otras mentes,

esas otras culturas,

esas otras especies por derecho propio.

Creo que las estamos tratando muy mal.

Nuestro antepasado común con los delfines

remonta a unos 90 millones de años.

Ese mamífero ancestral

era terrestre, como lo son hoy el oso,

la musaraña o nosotros mismos.

Pero en el caso de los delfines,

algún antepasado regresó a las aguas y dio lugar a un linaje

que evolucionó hasta el grupo de cetáceos actuales.

El paso al medio acuático produjo cambios adaptativos asombrosos.

Por ejemplo, las narinas, los orificios de la nariz,

se acabaron situando en lo alto de la cabeza.

Pero seguramente los cambios más fascinantes

los sufrió el cerebro de los descendientes acuáticos

de ese ancestro común,

cuya evolución también dio lugar a un grupo de mamíferos

muy inteligentes:

Los delfines.

¿Qué más nos distingue?

¿En el cerebro?

Sus cerebros son grandes, son complejos.

Tienen miles de millones de neuronas como nosotros

pero no sabemos si tienen lóbulos frontales como nosotros.

Nuestros lóbulos frontales, en la parte frontal

de nuestro cerebro

es una de las áreas asociadas con el procesamiento cognitivo

más sofisticado.

Los delfines también tienen una capacidad de procesamiento cognitivo

muy perfeccionada como la nuestra.

Son seres complejos socialmente hablando.

Pueden reconocerse frente al espejo.

Hice algún estudio sobre ello con uno de mis colegas

hace muchos años y vimos que se reconocen

cuando se miran en un espejo.

Descubren que «ése soy yo».

Antes pensábamos que ese tipo de autoconciencia,

era única en el ser humano.

Uno de mis colegas, Gordon Gallup,

demostró en un estudio muy interesante

en la revista Science en 1970

que nuestros parientes más cercanos, los grandes simios,

especialmente los chimpancés,

también comparten esa capacidad de reconocerse frente al espejo.

Pero solo algunos simios la tienen, el resto de los monos no.

Los simios también muestran empatía,

pruebas de que tienen teoría de la mente.

Se preocupan por los demás,

pero los otros monos no.

Así que es interesante porque parece que la empatía

y el auto reconocimiento frente al espejo van de la mano.

Fijémonos ahora en los delfines.

Cuando hicimos ese estudio, que se publicó en 2001,

también se reconocieron en el espejo y también mostraron empatía.

Parece increíble pero hay

otra cosa que nos une a los delfines y es que, al parecer,

tenemos un sistema de aprendizaje desde que somos pequeños

hasta que llegamos a mayores

muy parecido, casi idéntico.

Diana,

me gustaría saber un poco más sobre las similitudes

entre nuestro sistema de aprendizaje y el de los delfines.

Bueno, hace muchos años hubo una pregunta

que me interesó especialmente:

¿Qué ocurriría si les diéramos a los delfines un teclado debajo del agua?

Una especie de máquina expendedora donde vieran distintos símbolos

y pudieran pulsar una tecla y escuchar un silbido

producido por ordenador parecido a:

reproduce el sonido de un silbido

Si apretaran la tecla del triángulo oirían:

Reproduce el sonido de un silbido

Y les daríamos una pelota.

Y si tocaran la tecla del cuadrado,

Oirían un silbido diferente generado por ordenador algo así como:

Reproduce el sonido de un silbido.

Y les daríamos un trozo de tela o un objeto distinto.

¿Aprenderían?

¿Cómo sería su aprendizaje?

Los delfines exploraron utilizando el teclado.

No les enseñamos nada:

Tocaban las teclas, oían un sonido y recibían un objeto concreto.

Lo único que tenían que hacer era tocar una tecla

para conseguir el objeto pero los delfines hicieron mucho más.

Empezaron a imitar los sonidos muy de prisa.

Empezaron a imitar el sonido de la pelota y a jugar con la pelota.

Silbaban el sonido de la pelota cuando interactuaban unos y otros

con la pelota.

Vimos que los delfines empezaron a utilizar esos sonidos

con sus propias vocalizaciones.

Nunca averiguamos cómo los utilizaban para comunicarse.

El hecho de que aprendieran tan rápido y de que utilizaran

esos sonidos concretos fue fascinante.

Vimos que si das esos elementos,

si das a esa especie tan social y dotada de un gran cerebro

un sistema que puedan explorar

muestra lo que llamamos un «aprendizaje autoorganizado».

Lo aprenden solos, lo descubren.

Hacen asociaciones entre los símbolos, los sonidos y los objetos.

Es lo mismo que hacen los niños cuando los dejamos explorar.

Son preciosos, cerebros preciosos, mentes maravillosas

y hay que conservarlas en este planeta.

Por eso, me gustaría hacer una declaracióndesde el corazón.

Quiero hacer una declaración con el corazón en la mano:

Como científica a menudo se nos dice

«tú cíñete a hacer ciencia,

haz ciencia y no te metas en campañas políticas».

Pero también como científica creo que es mi responsabilidad,

creo que es nuestra responsabilidad de científicos difundir

lo que estamos descubriendo

y hablar en nombre de esos animales

sobre los que hemos aprendido,

tenemos que tratar mejor a los delfines de todo el mundo.

Hay que salvarlos.

El antropólogo Loren Eiseley, acuñó la expresión,

"acabar con la larga soledad".

Se refería a que durante muchísimo tiempo

los humanos creíamos que éramos la única especie inteligente.

Ahora sabemos que no estamos solos.

Que muchas de las especies que nos rodean,

son criaturas inteligentes, emocionales y reflexivas.

Entre ellas,

una de las más desarrolladas y sociales,

el delfín.

Una especie a la que no hemos sabido respetar,

o proteger.

No queremos dañar a los demás porque sentimos

física y mentalmente su sufrimiento y su alegría.

Esta capacidad, la empatía, esta programada en muchas especies.

No sólo en los humanos.

Excepto los psicópatas, que no poseen esta capacidad,

todos sufrimos al ver sufrir a los demás.

Nuestro entorno determina en gran medida,

hasta qué punto podemos ejercer nuestra empatía.

¿Creamos entornos que facilitan una convivencia respetuosa

entre nosotros?

A menudo los conflictos no son fruto de la maldad.

Que es mucho más rara de lo que creemos.

Sino de simples intereses encontrados.

De miedos mal formulados.

De recelos mezquinos, o de faltas de atención.

Maldad y conflicto no son sinónimos.

Sin embargo, poco o nada en la infancia

nos prepara para una resolución constructiva de nuestros conflictos.

Vamos a verlo.

Este es un ejercicio clásico en los talleres de resolución

de conflictos.

Apunta rápidamente palabras que asocias al conflicto.

Para la mayoría de las personas casi todas estas palabras

serán de signo negativo.

Pero otras palabras asociadas al conflicto

también pueden ser acuerdo, descubrimiento, alianza,

cooperación, paz, renovación e incluso reconciliación.

No solo no aprendemos a lidiar con los conflictos,

sino que solemos crecer con el temor de que la cooperación con los demás

entraña renuncia y tal vez debilidad.

Sin embargo, muchos antropólogos defienden que el afecto,

la empatía y el altruismo han sido determinantes

en nuestra supervivencia como especie.

Porque estos rasgos nos han permitido resolver problemas

y dificultades.

Entre los dos lleváis esta asociación

que se dedica a ayudar a las personas mayores

a estar menos solas.

¿Es así?

Sí, somos una ONG que nuestro principal activo

es generar felicidad.

Felicidad en personas mayores.

Normalmente de más de 80 años.

Que están muy solas.

Que han sido abandonadas en muchos casos.

Y estas personas lo que hacemos es conectarlas con voluntarios

que tienen ganas de ayudar y colaborar.

Y creamos uniones mágicas, creamos amistad,

y conseguimos que las dos personas se transformen.

Y la felicidad se comparte entre la persona

que recibe el acompañamiento y la persona que lo da,

que es el voluntario.

No solo es placer, pero también es identidad.

Que esto es lo que dicen algunos genetistas.

El dar conecta con lo más

humano que tenemos.

¿Cómo veis el impacto de esta actividad

en la vida del voluntario?

Es un impacto directo.

Hay hasta estudios que demuestran que las personas

que se dedican a ayudar a los demás son más felices.

Porque al final parece que nos cueste decir

que el acto de voluntariado es un acto egoísta.

Y lo podemos decir tranquilamente.

Porque no pasa nada.

Sabemos mucho más acerca del impacto de la soledad

sobre la salud.

¿Qué me podéis decir sobre eso?

Se empieza a demostrar científicamente

que las personas que están aisladas y están solas

tienen mucha más incidencia de enfermedades, mortalidad, etc.

En nuestro congreso, Jornada Internacional de soledad

que hicimos hace dos años,

Vinieron muchos expertos, entre ellos

Louise Hopkins, de la universidad de Chicago.

Y nos hizo una presentación maravillosa donde,

enseñaba los resultados de treinta años de investigación.

Que demostraban que el estar solo,

perjudicaba más la salud

que fumar ocho cigarrillos al día.

No sé si la sociedad está preparada

aún para aceptar este hecho.

Que hay un vínculo directo entre soledad y salud.

Nuestra sociedad es una fábrica de solitarios.

Estamos viviendo en una sociedad en que muchos de los valores

que promueve como la competitividad o la competencia,

llevan a no cultivar suficientemente las redes sociales.

Y cada vez más en las ciudades viven personas solas.

Lo cual, cuando es deseado, es fantástico.

Pero, muchas personas envejecen y ya no quieren vivir solas.

Y tienen que vivir solas.

Es fundamental que cuando uno se hace mayor y tus facultades,

en el sentido más amplio se ven mermadas.

Te quedan la fuerza del otro,

de los que te acompañan hasta el final del viaje.

Y eso es el cariño.

Es el afecto entre personas.

Que no hay nada más fuerte que eso.

Sabemos que la naturaleza permite que se propaguen a gran escala

rasgos y comportamientos que ayudan

a nuestra supervivencia.

Y por ello los recompensa.

Así que cuando preguntamos,

¿es bueno el altruismo también para la salud?

La respuesta contundente es sí.

Hay una fuerte correlación

entre el bienestar, la felicidad, la salud y la longevidad

de las personas que son emocionalmente compasivas

y que se comportan de un modo altruista.

La mirada del abate Pierre apodado "El ángel de los pobres".

Encerraba tormento y ternura.

Decía que teníamos que mantener los dos ojos abiertos.

Uno para observar la miseria del mundo y combatirla.

Y el otro para contemplar y agradecer su belleza.

No es magia, es inteligencia emocional.

Porque los delfines hacen cloc, cloc.

Redes - Entender a los delfines

27:12 05 may 2013

La experta en cognición de delfines Diana Reiss, repasa con Eduard Punset desde Nueva York las habilidades de, seguramente, la especie y marina más inteligente. Y en su sección, Elsa Punset aborda la empatía y el altruismo como motores fundamentales en la historia evolutiva de nuestra especie.

La experta en cognición de delfines Diana Reiss, repasa con Eduard Punset desde Nueva York las habilidades de, seguramente, la especie y marina más inteligente. Y en su sección, Elsa Punset aborda la empatía y el altruismo como motores fundamentales en la historia evolutiva de nuestra especie.

ver más sobre "Redes - Entender a los delfines" ver menos sobre "Redes - Entender a los delfines"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Ruth

    Gracias por informarnos tan bien! Maravilloso programa. Por muchos años!!

    24 nov 2015
  2. PF

    Gracias para esa serie! Redes es genial! Soy francés y empiezo a aprender el espanol, y esa serie es muy interesante y facil a comprender!

    20 mar 2014

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más