Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1723929 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Drogas: un tabú a vencer - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

¿Qué daños causa una droga en el usuario?

¿Y en su entorno?

¿Tienen en cuenta las leyes antidroga esos daños?

Si hay tal cantidad de sustancias distintas

consumidas por millones de personas en todo el mundo,

debería existir una clasificación científica basada en los riesgos

que implica consumir una droga u otra:

desde los efectos en la salud hasta las repercusiones sociales.

Hoy, en Redes, Eduardo Punset retoma su entrevista a David Nutt,

psicofarmacólogo británico que cree en una política centrada

en reducir los daños, más que en reducir

la prevalencia de las drogas.

Y La Mirada de Elsa, de la mano del lama Tulku Lobsang,

nos presenta una técnica de autoaceptación

que ayuda a evitar las estrategias de huída a corto plazo,

como los comportamientos adictivos.

¿Qué novedades hay, David, si es que hay alguna,

en el tema de las drogas?

¿Qué drogas deberían estar prohibidas y cuáles no?

Imagino que estáis pensando en algo que realmente explique a la gente

los peligros y los beneficios de las drogas.

Exactamente, es lo que me preocupa ahora mismo,

conseguir un equilibrio entre los beneficios

y los peligros de las drogas.

Hasta ahora, para la mayoría de las drogas

solo nos hemos centrado en los peligros.

Así es.

Y, si suponían algún peligro, sencillamente debíamos prohibirlas,

provocando así dos consecuencias:

por un lado, ha hecho que la gente buscara drogas alternativas

para sortear la ley, algunas de las cuales son más peligrosas,

así que el problema, a veces, se ha agravado;

por otro lado, se ha obstaculizado la investigación.

Voy a darte un ejemplo. A ver.

Cuando se descubrió el LSD, en la década de los 50,

se utilizaba mucho para ayudar a comprender

cómo funcionaba el cerebro y para ayudar a tratar

a los enfermos de cáncer terminal.

Y, entonces, los jóvenes empiezan a consumirlo,

se produce un cambio social, el Gobierno lo prohíbe

y se paraliza la investigación.

Así que durante 50 años no ha habido investigación

sobre ese tipo de droga, si bien estamos convencidos

de que permitiendo su estudio, podríamos responder

a una de las preguntas más importantes

sobre el funcionamiento de las drogas en el cerebro,

sobre cómo estas drogas cambian la conciencia.

Y hoy, respecto al LSD, hemos llegado a un punto

en que estamos seguros de que deberíamos situarlo

por debajo de la frontera de lo peligroso.

Es verdad, pero conseguir que un Gobierno acepte esto

es muy difícil. Es cierto.

Una vez ilegalizan una droga, la mayoría de los Gobiernos piensa

que cualquier cambio de legislación es una señal de debilidad.

Deja de ser un argumento científico y se convierte

en un tema moral o político, y a los políticos les cuesta mucho

admitir que se equivocaron.

Es verdad, es verdad.

Veamos, para que nuestra audiencia lo entienda,

vayamos un poco más al fondo de la cuestión.

¿Cuál es la clasificación tradicional de las drogas

aceptada por el Gobierno o por los políticos del Reino Unido?

Si no me equivoco, tenéis algo así como A, B y C.

Eso es. ¿Qué incluirías en A?

En la A tenemos drogas muy perjudiciales como la heroína,

la cocaína, pero también tenemos drogas no perjudiciales

como el LSD y las setas alucinógenas.

Así que en el Reino Unido la legislación sobre drogas

no se ajusta nada a los conocimientos científicos.

Se supone que las drogas de clase A son las más peligrosas,

las de clase B, peligrosas, y las del grupo C

son menos dañinas.

Pero, por razones políticas, en nuestro país están

bastante mezcladas. Mezcladas.

No hay relación.

Nuestra investigación pone de manifiesto que en el Reino Unido

no hay relación entre la clasificación de las drogas

y los daños que provocan.

¿Podemos calcular los daños que causan las drogas?

Podemos, pero es una ecuación complicada.

Hemos identificado 16 formas distintas en que las drogas

pueden perjudicar a la sociedad.

Nueve son daños infligidos al consumidor de drogas

y siete afectan a la sociedad, de modo que para cualquier droga

hay que estudiar 16 grupos de datos distintos.

Es bastante complejo.

No todas las drogas son igual de dañinas.

¿Se pueden ordenar las drogas más consumidas, legales e ilegales,

de mayor a menor perjuicio con criterios objetivos?

Es lo que David Nutt ha intentado

junto a un importante panel de expertos

procedentes de numerosas disciplinas.

Definieron una serie de daños.

Unos eran daños para el propio consumidor,

como la mortalidad, las lesiones físicas,

la dependencia o los trastornos mentales.

Y otros, los daños infligidos a la sociedad en general:

desde lesiones a personas del entorno hasta el impacto en la familia,

el daño medioambiental o el efecto en la economía

de los Estados.

Analizaron cada uno de los daños para cada una de las drogas

y aplicaron una técnica matemática desarrollada

para la toma de decisiones complejas.

Consiguieron así una clasificación en una escala de daño global

de 0 a 100 en un grupo de 20 drogas legales e ilegales.

Si nos fijamos en las drogas más dañinas para el propio consumidor,

nos encontraremos a la cabeza con la cocaína para fumar o crack,

la heroína, la metanfetamina y el alcohol.

Y, si sumamos los daños que causa cada droga a la sociedad en general,

veremos la clasificación según el daño global,

donde el alcohol supera a todas, seguido de la heroína y el crack.

Hoy, en España, la legislación sobre drogas separa las sustancias

entre las que causan grave daño a la salud

y las que no causan tal grave daño, sin especificar qué daños

o de qué drogas se trata.

Iniciativas como la de David Nutt en Reino Unido han de servir

para que el ciudadano conozca los riesgos de cada sustancia

y para que la ley se apoye en los conocimientos,

cada día más amplios, que tenemos sobre las drogas.

Entre otras cosas, eres famoso

no solo por tus conocimientos científicos sobre las drogas,

sino también porque, en una ocasión, dijiste

que los deportes ecuestres Sí.

eran peores que algunas drogas.

¿Qué querías decir exactamente?

Mira, soy médico y estoy especializado

en tratar a pacientes con adicción a las drogas.

Soy psicofarmacólogo.

Estoy especializado en drogas y me interesa, sobre todo,

utilizar las drogas, a menudo drogas ilegales como las anfetaminas,

para ayudar a pacientes con daños cerebrales.

He tratado a muchos pacientes así, y una vez vi a una mujer,

una mujer de 37 años, que había sufrido una caída de caballo

que le había provocado una lesión cerebral.

Le había cambiado la personalidad y había perdido su empleo,

a su marido, a sus hijos.

Con este caso empecé a pensar en lo peligroso

que es montar a caballo.

Descubrí que montar a caballo,

sobre todo si participas en carreras o saltos,

es más peligroso que tomar drogas como el éxtasis;

hay más gente que se hace daño o que podría hacerse daño

que al consumir la droga.

Si se caen de un caballo.

Si se caen de un caballo. Si se caen.

Cuando hablas con jinetes, todos conocen a alguien

que se ha muerto o se ha roto la espalda al caer del caballo.

Si de verdad pudieras sugerir libremente

una clasificación de las drogas, un grupo A, B y C nuevos,

¿cómo sería esa clasificación?

Hay fronteras naturales.

Hay dos drogas muy populares que son legales,

una es el alcohol y otra, el tabaco.

Cierto.

Ahora bien, pienso que si una droga es más peligrosa que el alcohol,

véase la heroína, la metanfetamina o el crack,

entonces esas drogas no deberían venderse.

Pero creo que si una droga se considera

científicamente menos perjudicial que el alcohol,

en una sociedad que permite el alcohol,

no tiene sentido prohibirla.

No tiene sentido prohibir ciertas drogas

que son más seguras que el alcohol.

Sabemos que muchas personas recurren al alcohol

cuando no tienen alternativa, y ahora que el cannabis es legal

en Estados Unidos, creo que también en España con los clubes de cannabis,

vemos que la gente se pasa del alcohol al cannabis,

que es más seguro.

Por eso, yo consideraría que la frontera

entre las drogas legales e ilegales debería ser el alcohol.

Y, luego, regularía las drogas menos nocivas que el alcohol,

un poco a la sazón de los coffee shops holandeses

o de los clubs del cannabis españoles,

es decir, con el acceso regulado pero sin libre mercado,

ni publicidad, ni exportación comercial.

Lo has comentado ya un par de veces.

Según tú, hemos sido injustos con el cannabis,

¿es cierto esto?

Sí, por supuesto. ¿Ah, sí?

Y la historia es fascinante.

A la mayoría de Gobiernos no les interesaba

controlar el cannabis.

Pero cuando en Estados Unidos se abolió la Ley Seca,

había un gran contingente de policías que podía quedarse en el paro.

Por eso, el jefe de la Agencia Antidrogas decidió convertir

el cannabis en una droga peligrosa que había que perseguir.

Así que, a fin de justificar su existencia, exageraron los daños

provocados por el cannabis y se centraron, sobre todo, en México

y en la importación procedente de ese país.

Después se incluyó en las Convenciones

de Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961.

La mayoría de países se oponían pero hubo mucha presión

por parte de los Estados Unidos y también de Egipto

para que se incluyera en las Convenciones

y, una vez introducido en una Convención,

una vez algo se declara ilegal, se convierte en el blanco

de los responsables de hacer cumplir la ley,

como la policía o los funcionarios de aduanas.

Y el cannabis es un blanco fácil porque tiene muchos consumidores,

porque puedes olerlo, porque es bastante voluminoso.

Se convirtió en un blanco fácil.

Y en el Reino Unido se persiguió con ahínco

a los consumidores de cannabis, jóvenes perseguidos simplemente

porque estaban en posesión de pequeñas cantidades de cannabis.

Es increíble, porque hay algunas drogas como el cannabis,

que acabas de mencionar, que se supone que tienen

algunos efectos positivos, aparte de los efectos perjudiciales,

y, probablemente, habría que incluir en el mismo grupo al LSD.

Sí. Y el éxtasis.

Sí.

Drogas en cuyos efectos positivos y en cuyo potencial

no pensamos nunca.

Y creo que ése es el problema principal.

Fabricar, conseguir una versión pura de una droga ilegal

es extremadamente caro, por eso los investigadores

dejan de investigar.

Es uno de mis retos en lo que me queda de carrera,

que se vuelvan a investigar esas drogas

porque, casi seguro, que el éxtasis es una droga muy útil

para las personas con trastornos provocados por el estrés,

el estrés crónico.

La psilocibina, otro estupefaciente psicodélico,

es útil contra las migrañas.

También estamos desarrollando un estudio

sobre la depresión resistente.

Y, como ya he dicho, el LSD es muy útil

para tratar a pacientes moribundos,

les ayuda a enfrentarse a la trascendencia de la muerte.

Creo que nos iría mucho mejor si pudiéramos

enfrentarnos a la muerte con algo más de ecuanimidad,

entendiendo mejor.

Lo que hacemos actualmente es envenenarlos con opioides,

así que su mente ya está muerta.

Mueren sin saber realmente lo que está sucediendo.

En las próximas décadas veremos la irrupción de nuevos fármacos

que ayudarán a minimizar el efecto de determinadas drogas

o, por lo menos, a combatir la adicción.

Ya sabemos que sustancias psicodélicas,

extraídas de hongos y plantas, podrán ser útiles para vencer

la adicción a opiáceos, al alcohol o a la nicotina.

Pero, por otro lado, se desarrollarán sustancias

que, consumidas junto con las bebidas alcohólicas,

permitirán limitar sus efectos, evitar el tambaleo,

y dejar únicamente los efectos relajantes y placenteros.

Y allá por el 2030, las bebidas no llevarán alcohol,

sino un fármaco que activará los sistemas

de relajación natural del organismo como lo hace el alcohol,

pero de forma mucho más segura.

¿Hay alguna razón por la que los políticos

o los medios de comunicación se resisten a cambiar

las clasificaciones?

Creo que hay varias razones.

En parte, política pura y dura.

La mayoría de los políticos sabe que las leyes antidrogas

no funcionan.

De hecho, el ministro encargado de las políticas antidrogas,

al final, cuando abandona su cargo, suele decir: “Oh, me equivoqué”.

Ha ocurrido varias veces en el Reino Unido

porque no hay la suficiente valentía política

para coger el toro por los cuernos y cambiar las cosas.

Ahora creo que el cambio vendrá de la gente.

Será la gente la que diga: “Ya no os creemos, no creemos,

no queremos que se gaste nuestro dinero encarcelando a la gente

por fumar cannabis.”

En Gran Bretaña hoy en día se gastan 800 millones de euros al año

en criminalizar a los jóvenes que consumen cannabis,

800 millones de euros, ¡qué despilfarro!

¿Y qué pasa con la heroína?

Posiblemente el coste de la heroína, el coste policial, sea menor,

probablemente unos 200 o 300 millones de euros.

Cuando nos fijamos en países como Portugal o los Países Bajos,

que tienen un enfoque más racional, un enfoque basado en la salud,

vemos que ahorran mucho dinero porque no imputan los gastos y costes

a su sistema judicial penal.

En mi opinión, eso es lo que podría cambiar las cosas.

La gente dirá: “¿Por qué despilfarrar el dinero de los contribuyentes

en hacer algo que, en muchos casos, empeora la situación?”

Es increíble, ¿podemos hacer algo contra esto?

Quiero decir, es gracioso porque en el mundo anglosajón

habéis creado la cátedra de la Comprensión Pública

de la Ciencia.

¿Por qué tenéis tantas dificultades en implicar a la ciencia

en estos temas?

Porque casi ningún político tiene formación científica.

En nuestro Parlamento, de 650 políticos,

sólo uno es científico.

Es increíble, ¿no?

Y la segunda razón es que para la gente

que se dedica a la política, casi es como un entretenimiento.

No creo que les importen los hechos.

Creo que les preocupan sus logros personales, su posición.

Me parece que se sienten amenazados por los hechos,

sí, los ven como una amenaza.

Los científicos trabajan con hechos pero los políticos se encargan

del marco más general.

Tenemos que reeducar a nuestros políticos,

ponerlos contra las cuerdas.

Ahora tenemos una iniciativa muy inteligente

en nuestro Parlamento, tenemos un grupo de personas que supervisa

todas las afirmaciones científicas que hacen los políticos,

supuestamente basándose en hechos.

Es una forma novedosa de conseguir que los políticos digan la verdad,

aunque no necesariamente implique que tomen las decisiones correctas.

Has invertido tantos años de tu vida luchando

contra los daños provocados por las drogas...

Sí, sí.

¿Cuál sería tu mayor deseo si tuvieras que pedir

a los políticos que se centraran de una vez en algo?

Hay que cambiar la legislación sobre drogas

y las convenciones internacionales sobre estupefacientes.

Va a haber una reunión de las Naciones Unidas

en 2014 o 2015 para revisar todas las convenciones de la ONU

en materia de estupefacientes.

Es una oportunidad para decir: “Lo hemos hecho mal,

lo hemos hecho mal durante 60 años, tenemos que hacer bien las cosas”.

Es lo que estoy intentando conseguir ahora,

un enfoque racional de las drogas.

Como señala David Nutt,

nuestro conocimiento sobre las drogas

nunca será completo.

Y, sin embargo, los políticos han de aprobar leyes

y la gente ha de tomar decisiones sobre las drogas que consume

y cómo las consume.

Por lo tanto, no se trata de buscar el modelo perfecto

para clasificar las drogas, basado en la más pura evidencia,

sino de ir adaptando el modelo al ritmo de los descubrimientos

de la ciencia.

No dejemos que lo mejor sea enemigo de lo bueno.

¿Puede la química hacernos felices?

¿Es posible modificar los niveles químicos del cerebro

para sentir siempre placer o felicidad?

El problema es que cualquier cosa que usemos para manipular el cerebro

puede acabar siendo muy adictivo.

Aunque, de entrada, cause mucho placer,

con el tiempo puede alterar los circuitos y los receptores

de los neurotransmisores que nos hacen sentir bien,

por lo que una persona necesitaría cada vez más estimulación

para conseguir el mismo nivel de placer.

Y ésa es la base de la adicción.

Pero la adicción no surge solo en el caso del consumo de drogas.

El neurólogo Joseph LeDoux llama a la búsqueda incesante

del placer y de la felicidad humanas "La tiranía de la felicidad"

y asegura que para disfrutar de una buena vida necesitas

el contraste entre emociones positivas y negativas.

Y para una vida rica en emociones positivas

es necesario el fomento consciente de esas emociones.

Hoy vamos a explorar maneras de estimular nuestras emociones

sin usar más sustancias que la que genera

nuestro propio cerebro.

Y lo vamos a hacer de la mano de alguien muy especial:

el lama Tulku Lobsang.

¿Nos acompañas?

Tulku Lobsang, es un placer tenerte con nosotros hoy aquí.

La mayor parte de las personas no toman drogas para causar

algún tipo de destrucción en sí mismos,

sino porque quieren que estas drogas ejerzan

ese efecto químico en su cerebro que les hace sentir bien.Correcto.

¿Verdad que nos dices que hay otras formas de lograr este mismo efecto?

Sí, esto queda claro con el budismo tantrayana.

El budismo tantrayana utiliza el placer, el gozo,

la felicidad y la belleza, que se usan como vehículo

para salir del sufrimiento.

Pero cuando se usan la felicidad y la belleza

para salir del sufrimiento, hay que tener claro

que puede ser muy peligroso.

Pero a las personas normales, como yo, Buda les dice: "No bebas".

Al beber, por ejemplo, al beber alcohol se destruye el cuerpo.

Muchos jóvenes de Occidente, en concreto en España,

beben alcohol.

Nos encontramos con este problema en España en niños y adolescentes

a partir de los 13 años de edad.

Tú, que viajas por todo el mundo, ¿has observado este fenómeno

en otras culturas?

Creo que sí, he constatado que en algunas culturas

se bebe más que en otras.

Por ejemplo, en el Tíbet no se bebe tanto, los jóvenes nunca beben.

¿Y cómo se divierten?

Principalmente, lo pasan bien saliendo juntos, jugando,

bromeando, contándose historias...

Tampoco se encuentran fácilmente, no es fácil comprar drogas.

Lo curioso es que las drogas no nos interesan,

por lo menos en la zona que yo conozco, en mi región,

porque el Tíbet es bastante grande.

Mira, cada monasterio cuenta con un pequeño jardín

cuidado por monjes que cultivan todo tipo de flores distintas.

Y siempre cultivan una flor roja muy bonita

que se llama Flor del Sueño.

Al olerla, el efecto es muy malo y ahora sé que la flor

es una droga. ¿Una droga?

¿Y qué efecto tiene? Nunca la usamos, solo la cultivamos

porque es muy bonita, nadie la usa

porque la gente carece de esta especie de tradición.

¿Y tal vez porque saben cómo generar estos sentimientos sin droga?

Es posible, sí. Creo que especialmente en el Tíbet,

en nuestra región, tenemos un entorno social muy bueno.

Simplemente hacen excursiones por la naturaleza y disfrutan,

pero sus pasatiempos más populares son reunirse y cantar.

Las emociones positivas pueden estimularse de muchas maneras,

pero el paso previo más importante es aceptarnos a nosotros mismos.

Por eso aseguraba Carl Rogers, uno de los padres

de la psicología moderna, que solo cuando las personas

se aceptan a sí mismas como son, son capaces de cambiar.

Hoy el lama Tulku Lobsang va a sugerirnos un ejercicio

para explorar hasta qué punto nos aceptamos

y nos sentimos bien con nosotros mismos.

Ojo, porque puede resultar un poco incómodo,

aunque sea muy eficaz ponerlo en práctica.

Creo que una de las mejores maneras de lograrlo

es practicar, por ejemplo, la meditación

porque ésta es la manera de ahondar en la naturaleza

más profunda del yo.

Cuando los jóvenes alcancen esa naturaleza profunda de sí mismos,

descubrirán lo que tenían allí oculto,

descubrirán una retahíla de cosas hermosas.

Un ejemplo de meditación muy sencillo:

plantarte frente al espejo y quedarte ahí,

mirándote durante tres minutos.

Se pueden ver muchas cosas interesantes.

A algunos no les gusta mirarse, ¿por qué?

Porque no están acostumbrados a encontrar la felicidad

en sí mismos, sino que siempre suelen buscarla fuera,

fuera de ellos, ese es el problema.

En cualquier caso, después de mirarte, debes pasar dos minutos

diciéndote cosas bonitas, cosas como "eres una buena persona",

"has hecho muchas cosas buenas o, por lo menos,

has querido hacerlas".

Es importante transmitir mensajes positivos y darte apoyo

porque, por lo general, siempre predominan las cosas buenas.

Y eso hará que empieces a gustarte, que empieces a confiar en ti mismo,

que empieces a sentirte bien.

Y, luego, debes empezar a conferirte a ti mismo poder

porque, a veces, somos adictos al exterior

y perdemos el poder, pasamos a depender del exterior.

Exacto. Y, luego, a los cinco minutos,

simplemente mirarse y quererse, quererse, quererse.

Cuando logras quererte a ti mismo, te liberas de todo lo demás.

Hola, Alberto. Tú eres una persona muy atenta y sabes escuchar.

Estos días las patatas te salen...

Me encanta tu pelo tal cual, así que no te lo cortes.

Ay, Pilarica, quién te ha visto y quién te ve, ¡qué cándida eres!

Aceptarse a uno mismo es clave para gestionar las emociones

que activan las partes del cerebro más reactivas,

aquéllas que nos hacen vulnerables a la búsqueda

de estrategias de huída o soluciones a corto plazo,

como las drogas.

Eres positivo.

Eres sincera.

Me gusta cómo haces las cosas.

¡Qué joven te veo!

Eres fantástica.

Tú eres un tío inteligente, eres muy bueno.

Lo que sabemos a ciencia cierta es que la felicidad

no es un estado estable, aparece y desaparece

a lo largo de nuestras vidas.

Tal vez resulte más natural aceptar que el cuerpo y la mente

no están programados para ser constantemente felices,

para el placer estático, sino para buscar un equilibrio

entre la luz y la oscuridad, lo positivo y lo negativo,

una búsqueda permanente de formas nuevas y creativas de vivir.

No es magia, es inteligencia emocional.

Quisiera preguntar por qué somos tan diferentes

los unos de los otros.

Subtitulación realizada por: Virginia Sander.

Redes - Drogas: un tabú a vencer

28:30 17 mar 2013

El psicofarmacólogo del Imperial College London regresa a Redes en este capítulo para hablar con Punset sobre el impacto social de las drogas y su legislación. En este programa, Nutt aboga por políticas en materia de drogas más basadas en la evidencia científica.

El psicofarmacólogo del Imperial College London regresa a Redes en este capítulo para hablar con Punset sobre el impacto social de las drogas y su legislación. En este programa, Nutt aboga por políticas en materia de drogas más basadas en la evidencia científica.

ver más sobre "Redes - Drogas: un tabú a vencer" ver menos sobre "Redes - Drogas: un tabú a vencer"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Ignacio

    Estoy totalmente de acuerdo, esperemos q se produzca un cambio de paradigma para las drogas, junto con otros cambios, como el valor del dinero versus el valor de las personas, Creo q unas de las claves es la educación y para eso hay q estudiar para saber a quien se vota. besos

    22 oct 2015

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más