Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1606287 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Como construimos los recuerdos - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por RTVE.

¿Podemos fiarnos de nuestros recuerdos?

Un aroma, una frase, una imagen es lo que suele quedarse grabado

en nuestra memoria,

pero el contexto, es en gran parte producto de nuestra imaginación.

En este programa de Redes, el neurocientífico Martin Conway

explica a Eduard Punset cómo lo real y lo ficticio se mezclan

en nuestra mente para construir nuestros recuerdos

y, a su vez, nuestra identidad.

Y en su sección, Elsa Punset nos muestra cómo la identidad

no es un rasgo inmutable, sino algo que podemos modelar.

Nuestros recuerdos,

¿son reales,

son ficticios,

son un invento?

¿Cómo es posible que podamos ir construyendo poco a poco

la memoria,

los recuerdos, de cosas

que nos han pasado, de cosas que hemos visto

a duras penas y que inventamos?

Bueno, de eso es de lo que vamos a hablar hoy con Martin Conway,

que es el Director del Departamento de Psicología

de City University,

en London, en Londres.

¿Son reales estos recuerdos

o son ficticios?

Los recuerdos,

a la vez son reales y no reales.

A veces pueden incluso ser hiperreales.

Pensamos que están organizados en dimensiones.

En un extremo, se corresponden muy directamente

con nuestra experiencia del mundo

pero en el otro, se corresponden con lo que somos,

lo que somos al margen de la realidad.

O sea que si empezamos

por esos últimos,

probablemente deberíamos hablar de la amnesia infantil,

la llamamos “amnesia infantil”.

Al principio de todo, hay tres años durante los que nadie sabe seguro

si somos capaces de recordar, si hemos olvidado

y por qué demonio.

¿Y cómo se explica eso?

Existen varias explicaciones al respecto y todas tienen

parte de razón,

aunque el período de la infancia es en esencia un poco más largo,

no son sólo tres años.

Ahora sabemos por las investigaciones realizadas en los últimos diez años

que la gente en realidad no percibe sus recuerdos como tales

hasta la edad aproximada de seis años,

y cuando un adulto recuerda su niñez,

esos primeros recuerdos de cuando tenía tres o cuatro años

no son más que fragmentos,

son fragmentos inconexos que a veces perciben como recuerdos

y otras no saben cómo.

“No estoy seguro de lo que es, quizás es algo que me contó mi madre,

quizás una foto, quizás algo que soñé”.

No están nada seguros de esos primeros recuerdos,

en cambio, cuando recuerdan experiencias vividas

cuando tenían cinco, seis, siete años, empezamos a tener algo

que es como un recuerdo real.

Una gran laguna inunda los recuerdos de nuestra edad más temprana.

¿Por qué recordamos tan poco de esa época?

No es hasta al cabo de unos seis años

que acabamos de esculpir nuestro cerebro.

Llegamos al mundo con un sinfín de neuronas interconectadas

hasta el punto que, al nacer,

nos sobran conexiones.

Durante los primeros cinco años de vida,

estas conexiones se van reduciendo en número

mediante una muerte programada de las células.

Las neuronas supervivientes,

serán las que sienten los cimientos

de un sistema de recuerdos

que sobrevivirá 70 u 80 años.

Tras los primeros seis años, empezamos a consolidar

nuestro lenguaje,

a tomar conciencia de nosotros mismos y, con ello,

construir recuerdos más fiables y más duraderos.

Algunos colegas tuyos

dicen que tiene mucho que ver con ser conscientes

o no de lo que está ocurriendo.

Quiero decir,

es como la mosca en la nariz

cuando dices “es mi nariz”, y te das cuenta por primera vez

de que eres consciente.

¿Es ése el paso que hay que dar?,

¿la condición previa?

Bueno, la consciencia es un tema muy complicado,

quiero decir que el niño recién nacido

probablemente ya tiene consciencia de ciertas cosas,

posiblemente no de sí mismo puesto que carecen de consciencia reflexiva.

De modo que cuando pasamos la “prueba del espejo”,

así es como se la conoce,

al mirar en el espejo vemos la mosca en la nariz,

lo que señala que estamos distinguiendo

el yo del mí y son muchos los que piensan que esto ocurre

en torno a los 24-30 meses.

Muchos creen que se trata de la emergencia

de lo que denominamos el “yo cognitivo”,

y el principio de los recuerdos de nuestra vida.

He escuchado decir a algunos de tus colegas científicos

que también necesitamos algo de literatura,

algo de expresión verbal.

Si no tenemos palabras para expresar la mosca en la nariz,

no recordaremos.

¿Es cierto?

Bueno, es una cuestión muy controvertida.

Es obvio que podemos recordar sin el lenguaje,

es posible, pero el lenguaje y los recuerdos van de la mano

y con el lenguaje es más fácil recordar.

Puede que al niño en el breve período que antecede a los 24 meses

ya tenga algunos recuerdos,

algunas pruebas lo sugieren aunque no puede expresarlos

porque no puede servirse del lenguaje para describirlos.

Si bien es cierto que cuando empieza a desarrollarse el lenguaje

a partir de los dos años,

en adelante éste en gran parte ayuda

a estructurar los recuerdos, a nombrar algunas partes

y tenemos la oportunidad de interactuar socialmente

con nuestros recuerdos, lo que parece ser un rasgo fundamental

del hecho de recordar.

Creo que fue un grupo de investigadores de Canadá

que estudiaron la memoria de los niños hasta los tres años.

Y después de un tiempo,

después de seis meses o un año,

se habían olvidado de lo que antes habían conservado

como un recuerdo real.

Sin embargo, cuando intentamos hacer lo mismo con niños de diez años,

se acordaban durante mucho más tiempo,

durante períodos mucho más largos.

¿Es así esto?

Lo que se ha descubierto en general es que los niños,

si hacemos un muestreo de sus recuerdos cuando tienen tres,

cuatro, cinco, seis años,

a los tres y cuatro,

se acuerdan de cosas un poco antes,

a los seis o siete ya no recuerdan esos acontecimientos.

Y a los ocho o nueve, no los recuerdan.

Eso es lo más frecuente.

Pongamos todo esto en un contexto más amplio, ¿de acuerdo?

Si yo te pidiera esta noche que recordaras todo

lo que te ha pasado durante el día,

probablemente recordarías muchas cosas.

Hemos hecho estudios,

que sugieren que la gente recuerda entre diez y quince hechos.

Si te pidiera mañana que recordaras todos los acontecimientos de ayer,

te acordarías de cinco o seis.

Si te lo pidiera dentro de un mes, quizás no recordarías ninguno

pero la clave de todo esto es que podías recordar esos hechos

cuando te lo pedí al principio así que probablemente los recuerdos

están ahí.

Por lo que cuando decimos que los olvidamos no queremos decir

que borremos los recuerdos de nuestro cerebro

sino que se convierten en inaccesibles a nuestra conciencia.

Es fascinante la influencia de nuestro inconsciente,

incluso,

en aquello que somos incapaces de traer a nuestra memoria.

Parte de lo que recordamos, en realidad

no es otra cosa que fruto de la invención propia

y aunque quizá un recuerdo no sea falso,

lo hayamos vestido de tal modo

que no tenga nada que ver

con lo que fue en realidad.

Y lo hacemos sin darnos cuenta,

sin premeditación.

Además, muchas de nuestras vivencias se pierden en el olvido,

pero en nuestro olvido consciente.

Martin Conway,

sostiene que aunque esos recuerdos

ya no sean accesibles,

pueden influir de manera inconsciente

a la hora de tomar decisiones.

En el momento de elegir un socio

o las personas con las que te relacionas, por ejemplo.

La gente tiende a creer que un recuerdo es más exacto

cuanto más vivo

y más detalles se tienen de este.

Pero en realidad,

las investigaciones nos indican precisamente lo contrario.

La gente tiene recuerdos,

los has mencionado antes.

Tiene recuerdos pero no tiene claro si son inventados o reales.

Tengo muchos amigos

a los que les he preguntado por sus recuerdos

y se los han inventado.

Los recuerdos, sabes.

Una persona de cuyo nombre no me acuerdo,

pero es un científico famoso me estaba contando su recuerdo

de una bomba que había estallado al lado de la casa

donde vivían en Londres,

era durante la Segunda Guerra Mundial.

Su hermano lo interrumpió y dijo:

“Oye, no es verdad, sabes,

nuestros padres nos mandaron fuera de Londres

durante la Segunda Guerra Mundial”.

Creo que son fabulosos.

Me encantan los falsos recuerdos.

Aunque son falsos,

no en el sentido de que se hayan inventado a propósito.

La verdad es que se fueron abriendo camino desde nuestra memoria

a largo plazo

y en realidad vienen a apoyar de forma importante

algunos aspectos de nuestra identidad personal.

Los recuerdos, llevan mensajes importantes

para la identidad personal.

Hay algunos estudios interesantes donde se ha preguntado a la gente

si hay algunos recuerdos de los que recelen

y resulta que casi todo el mundo tiene uno o dos recuerdos

que les resultan sospechosos.

Aquellos de los que no estamos del todo seguros.

¿Sucedió realmente esto o no?

Fue un estudio muy bonito donde se recogieron muchos recuerdos

de este tipo.

Algunos eran manifiestamente falsos porque sostenían cosas

que no podían ser ciertas pero la persona los recordaba así,

como el caso de un hombre que recordaba estar en el parque

con su madre cuando era pequeño viendo pasar dinosaurios

por el borde de una colina.

Está claro que era un recuerdo equivocado pero lo sentía

como un recuerdo y, de hecho,

en algunos casos extremos de enfermedad psicológica,

recuerdos traumáticos o recuerdos emocionales muy intensos,

podemos llegar a tener falsos recuerdos pero que, a pesar de todo,

llevan mensajes importantes para nosotros.

¿Y sería así como vosotros, los científicos,

diferenciáis un recuerdo real de otro que no lo es?

Bueno, a grandes rasgos, no podemos.

En cuanto a los recuerdos se refiere,

pero hay algunas cosas que podemos decir y hay algunas teorías

en torno a ciertos hallazgos que son importantes.

Lo primero que hay que cuestionar realmente es qué quiere decir alguien

cuando dice que un recuerdo es real,

qué quiere decir cuando dicen que es verdad.

¿Verdad en qué sentido?,

¿de qué estamos hablando?

Estamos hablando de nuestra experiencia del mundo.

Podría ser que haya una feliz coincidencia

entre nuestra experiencia del mundo y el mundo, que represente realmente

lo que está sucediendo, pero también podría ser que no.

Es posible que estemos inmersos en una intensa experiencia emocional,

y en tal caso la experiencia del mundo tendría mucho más que ver

con un cierto estado interior que con la realidad y, por lo tanto,

nuestros recuerdos también responderían mucho más a esto.

No podemos olvidar que los recuerdos son fragmentarios.

Son una instantánea de algunos momentos de esa experiencia.

Hay algo de lo que no sé nada,

simplemente he escuchado a científicos y amigos

hablar de ello pero no sé nada al respecto.

Los llamáis flashbulb memories.

¿Qué diablos es esto?

Muchos de los que investigan los recuerdos no les gusta el nombre

pero pienso que no está mal.

Fue un término inventado por un hombre llamado Roger Brown,

de la Universidad de Harvard.

Hacía referencia a un artículo que había leído en la revista Esquire

a principios de los setenta cuando se había entrevistado

a varios famosos preguntándoles si recordaban lo que estaban haciendo

cuando se anunció el asesinato del Presidente John F. Kennedy.

Ya veo.

Y se acordaban.

“Estaba en el campo de golf,

en el hoyo 9,

estaba a punto de golpear la pelota en el green cuando alguien se acercó

y me lo dijo”.

Así de claros y vivos eran sus recuerdos.

Se llevó a cabo un estudio sobre ello y descubrieron que mucha gente

tenía recuerdos muy vivos en relación con acontecimientos públicos

aparecidos en las noticias.

Recuerda que cada día se producen millones de hechos en las noticias

y en un año quizás hayamos estado expuestos a miles de ellos.

No recordamos dónde estábamos, qué estábamos haciendo,

con quién estábamos, qué llevábamos puesto cuando escuchamos

esas noticias, así que cuando lo recordamos, han desarrollado

un término “recuerdo fotográfico” para transmitir la idea

de que en cierto modo es como si tomáramos una instantánea,

por supuesto no se trata de una instantánea literal

porque hay cosas que olvidamos y detalles falsos que interfieren

con esos recuerdos y a veces pueden ser totalmente falsos.

Hay algo de mi niñez que recuerdo como si fuera hoy mismo.

Tendría yo tres o cuatro años y mi madre me llevaba de la mano

a toda prisa por la estación de Sants en Barcelona,

cuando la Guerra Civil tocaba a su fin.

Nunca me acordé de preguntar a mi madre si eso había sido así

o de otra manera.

De constatar mi recuerdo.

Martin Conway,

nos ha enseñado hoy

que nuestro pasado no siempre fue como lo imaginamos.

Aun menos en nuestros primeros años de nuestra existencia.

Quizá ese vívido recuerdo

lo inventara yo mismo

a partir de alguna explicación de mi madre

o de alguna foto que vi en su momento, quién sabe.

Pero en cualquier caso,

en este programa,

también hemos aprendido que reales o no,

las cosas que recordamos

contribuyen a construir nuestra identidad, nuestra biografía

y, al fin y al cabo, a ser como somos.

¿Quién eres?

¿Qué te hace distinto a los demás?

¿Qué te hace único como persona?

Eso tan difícil de definir es lo que llamamos identidad.

Es decir, la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Solemos construir nuestra identidad,

con recuerdos del pasado.

Aunque no siempre sean demasiado fiables.

Con nuestro sexo, nuestra edad, nuestra nacionalidad.

Y cómo nos relacionamos con el resto del mundo.

Por ejemplo, soy madre de,

soy el hijo de,

soy la mujer de,

también construimos nuestra identidad,

con nuestras creencias y con nuestras posesiones.

Y lógicamente,

nuestros rasgos identitarios y nuestras circunstancias,

nos influyen mucho para entender quién somos.

Pero más allá de tus rasgos identitarios,

¿quién eres de verdad?

John Whitmore es un especialista destacado que ayuda a las personas

y a las corporaciones a comprenderse mejor,

para conseguir sus metas.

Le hemos visitado en el Coach de Barcelona

para preguntarle acerca de cómo cree que nos juzgamos

a nosotros mismos y a los demás.

Sir John Whitmore, es un placer tenerle con nosotros.

La primera pregunta que quería hacerle es,

¿qué es la identidad?

¿Qué hace que tengamos una identidad y cómo la construimos?

Cuando nacemos,

sólo pensamos en nosotros mismos.

Y sólo nos experimentamos a nosotros mismos.

Después ampliamos eso a nuestros padres y luego a nuestra familia.

Y empezamos a establecer relaciones con otras personas.

En ese momento,

empezamos a preguntarnos quiénes somos.

A veces, eso se da con mucha fuerza.

Y en ocasiones, nos planteamos,

quiénes deberíamos ser,

en lugar de quiénes somos.

Así pues, ¿construimos nuestra identidad

en función de cómo y quién nos relacionamos?

Sí, nos suelen gustar ciertas personas y queremos ser como ellas.

Por eso,

copiamos a otras personas.

Lo que nos aleja un poco de quiénes somos realmente.

Es el inicio de un proceso.

Al final es de esperar que la gente irá más allá.

Y empezara a buscar quiénes son.

Y no, quiénes fingen ser.

¿Es la identidad algo estable o algo que debería evolucionar

a lo largo de la vida?

Evoluciona a lo largo de la vida, y creo que muchos al final de su vida

no saben realmente quiénes son.

Depende de cuanto te hayas comprometido a buscarlo.

¿La identidad debería ir vinculada a un propósito?

Sí por supuesto.

Haremos un pequeño ejercicio, si quiere.

Me gustaría, sí.

Supongamos que usted viene y,

me cuenta que ha estado haciendo algo a lo largo de su vida.

Pero,

no está muy satisfecha y siente que quiere hacer algo,

algo más valioso.

Yo respondería:

Bien.

"¿Dígame dos cosas que valoren mucho en la vida?".

Podría ser cualquier cosa.

Las relaciones, el arte, cualquier cosa.

Algo que valore, sí.

Entonces diría,

vale, ahora fijémonos en otra cosa.

"¿Qué se te da bien hacer?".

Alguien podría contestar:

"Yo soy muy buen cocinero".

Otro diría, "yo corro muy bien".

Eso indica

alguna habilidad que tienen.

Entonces,

formularía otra pregunta.

"¿Me podría decir tres cosas que ha hecho

y con las que al hacerlas,

sintió pasión o emoción?".

Después,

después haría otra pregunta:

"¿Si piensa en el pasado,

qué personas del pasado recuerda que fueran importantes?".

"¿Cuál de sus cualidades

es la que le gusta especialmente?".

Entonces hacemos coaching con esas cosas.

Los valores, las habilidades, y la pasión por algo que se admira.

Empezamos preguntando:

"¿Cómo podría poner más de eso en su vida?".

Para que tu vida tenga propósito o sentido,

tienes que vivir de acuerdo a tus pasiones, tus valores,

y tus habilidades.

¿Los conoces?

Este ejercicio,

te ayudará a descubrirlos.

Todos hemos nacido en culturas, familias y comunidades

que tienen determinadas creencias y valores.

Y tendemos a heredarlas sin cuestionarlas.

Hasta qué punto tu identidad es algo cerrado,

o está abierta a que la transformes.

¿Podemos vernos y actuar de otra manera?

Para ello, puedes hacer un ejercicio.

Imagínate,

cómo será tu vida dentro de diez años.

La vida de Alberto González, escrito por él mismo.

Vamos a ver.

¿Cómo será mi vida dentro de diez años?

Viviré en una bonita casa.

Estaré casado.

Y tendré un hijo.

No, mejor, dos hijos.

Ojalá una niña también.

La casa debería tener muchos libros.

Así está mejor.

Y un espacio para leer.

Y si quiero vivir bien,

deberé estar en forma.

Una bici.

No, estática no.

Una para salir a pasear.

Eso es.

Continuaré trabajando en la misma empresa de siempre.

No, espera.

Trabajaré desde casa.

Siempre he querido contar historias.

Podría ser guionista.

Podría hacer un curso para aprender a escribir películas.

O novelas.

Bueno, o si no, siempre puedo hacer anuncios.

Pero eso sí,

haga lo que haga,

seré muy exigente.

Y mi mujer, esa sí que no la cambio por nada.

A no ser que ella, decida cambiarme a mi.

Fin.

Hasta qué punto confundimos nuestros rasgos identitarios

con quiénes somos de verdad.

¿Eres un discapacitado, o tienes una discapacidad?

¿Eres un enfermo o tienes una enfermedad?

¿Eres un fracasado o has fracasado en algo?

¿Eres un triunfador o has triunfado en algo?

¿Podemos dejar de juzgar y de juzgarnos con esas creencias

y valores impuestos?

Y es que tu identidad, como piensas acerca de ti mismo,

puede convertirse en una cárcel que no te deja cambiarte.

Ni transformar el mundo que te rodea.

Así que para saber realmente quién eres

decide cuál es tu propósito.

Escribe tu propio guión y reinvéntate.

No es magia, es inteligencia emocional.

¿Puedo fiarme de mi memoria?

Redes - Como construimos los recuerdos

26:17 09 dic 2012

¿Podemos fiarnos de nuestros recuerdos? Un aroma, una frase, una imagen es lo que suele quedarse grabado en nuestra memoria, pero el contexto, el resto de circunstancias que visten ese recuerdo es, en gran parte, producto de nuestra imaginación.

 

¿Podemos fiarnos de nuestros recuerdos? Un aroma, una frase, una imagen es lo que suele quedarse grabado en nuestra memoria, pero el contexto, el resto de circunstancias que visten ese recuerdo es, en gran parte, producto de nuestra imaginación.

 

ver más sobre "Redes - Como construimos los recuerdos" ver menos sobre "Redes - Como construimos los recuerdos"

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más