www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2893264
Para todos los públicos ¿Quién manda aquí? - Programa 9 - ver ahora
Transcripción completa

¡Hola! ¡Hola, hola, hola!

Ya estamos

en "¿Quién manda aquí?".

El concurso de las apuestas y de las risas.

Hoy han venido a jugársela con nosotros los Muñoz..

¡Oe! Los Sánchez...

¡Eh! Y los Amaro.

¡"Cowabunga"!

Vamos a ver quién demuestra

"Quién manda aquí".

¿A qué podemos jugar con esto?

Virgen del Señor.

Los padres se colocarán así y las madres tendrán que...

Ahí, a saco con ellos.

¿Cuántos fallará tu madre en tu padre?

¿Ha dicho ocho? -¡Ocho!

45 segundos.

Vamos.

Nos coge y nos dice: "Daos un piquito".

Qué bonito.

Son muy "saboríos".

Cómo se mueve el vaso.

Tu mujer se parte con tus chistes.

Dice: "Oye, Rubén".

"Ven".

Es que es muy expresivo.

¡Ole! ¡Qué "crack" eres!

(MÚSICA)

(APLAUSOS)

Aquí está nuestro avioncito,

que aún no sabemos cuál es su destino.

Ahora nos vamos a Málaga, Albacete y Madrid.

Ellos son los Muñoz, que vienen de Málaga.

Son Manuel, director comercial,

y María José, con un salón de belleza.

Vienen con Claudia, de 9 años.

¿Adónde queréis viajar? A Londres.

¿Por qué Londres? Porque allí tenemos familia.

Y para ver las cosas de allí. Ah.

Vamos a ver las cosas, no a la familia.

La familia allí y vemos las cosas.

¿Vemos a la familia también?

Sí.

¿Y quién manda en casa?

Mis padres. Pero yo mando a mis primos.

Ah. ¿Y mandas bien? Sí.

A ver si te vemos mandar

muy bien aquí. Conocemos a los Sánchez. Vienen

de Albacete. Son Jesús y Balbi, administrativos.

Vienen con José Luis, de 9 años.

¿Adónde queréis viajar?

A Viena. A Viena.

¿Por qué Viena?

Porque allí hay muchos conciertos de música clásica,

y queremos...

ver alguno.

Te gusta la música clásica.

Sí. ¿Y quién manda

en casa? Mi padre.

¿Tu padre manda?

¿Sí? ¿Solo él?

¿Cuánto te ha pagado tu padre para que digas eso?

(APLAUSOS)

Conocemos a los Amaro, de Alcalá de Henares.

Son Joaquín y Concha, mecánico y administrativa.

Y vienen con Diego. ¿Adónde iríais? A Alemania.

A Alemania. ¿Hablas alemán?

Sí, un poco. Oh.

Dime algo en alemán. Eh...

(HABLA EN ALEMÁN)

Bueno, bueno.

Fuerte aplauso. Esto es "Germany".

¿Quién manda en casa? Mamá.

¿Tu madre? ¿Sí? Con lo grandote y guapetón

que es tu padre,

manda tu madre. También es guapetona.

Concha, mandas tú. Bueno.

¿Los mandas mucho? Los dirijo

un poco, sí.

Diriges el cotarro de casa. Sí.

A ver si diriges aquí. Lo que pueda.

Vamos a tener

ese programa que esperan.

La primera fase jugarán padres, hijos y madres.

Y después, el cara a cara

para saber adónde nos vamos de viaje.

De momento nos vamos con los padres

¡a la pecera!

(APLAUSOS)

Bueno, María José. ¿Cómo es Manuel?

Pues es muy nervioso. ¿Sí?

Muy ameno, muy chistoso.

Como Chiquito. ¿"Comorl"?

Inquieto. Él es comercial.

Sí. ¿De qué?

De... de productos de peluquería.

¿Y él es un poco científico loco, o qué?

No. Claudia.

No.

¿No? Es comercial.

Si es comercial, ya lo sabe.

Vendes lo que haga falta. -Le vendo un caballo a...

¿Y le gustan los libros? Sí.

¿Sí? ¿Y qué tipo de libros?

Pues... Los hay muy gordos, y aquí

no sé si la cosa irá de libros gordos.

Todos.

Todos. -Todos. A la plancha me encantan.

¿Y a ti te gustan? Sí.

¿También? Muy bien.

Buen ejemplo tenemos hoy. En casa todos a leer.

Vamos a conocer a Jesús.

Es administrativo.

¿Qué administra él? Administra.

Administro yo más en casa. Administras tú más.

Como buena mujer.

A él le costó un poco acabar la carrera de Informática, ¿no?

Un poco. ¿Sí?

Pero no porque sea mal estudiante.

Bueno.

-Intentando salvar los platos. -Costaba.

Le costó 16 años acabarla.

16 años. Sí.

Y no porque sea mal estudiante. No.

Pongamos otra excusa. Claro. Ya...

Empezó a estudiar en su época.

Pero por el tema de casarnos, los niños,

el trabajo...

Excusas.

-Son todo excusas.

Fue a asignatura por año ya, y la cosa se alargó.

Pero al final lo consiguió. Muy bien. José Luis.

Queréis ir a Viena porque os gusta mucho la música. ¿Y Jesús

toca algún instrumento? Sí.

¿Qué toca?

Aprende a tocar el piano. ¿Qué quieres decir?

¿Que toca fatal?

¿O que va entonando?

Va entonando.

Más o menos. -Estoy aprendiendo.

Tenedme paciencia.

La navidad pasada... Tocamos. Ella con el violín,

él con el piano y yo con el fagot.

Bueno, qué bien.

A él le gusta lo de correr.

Lo vais a ver. Sí.

Sí. Es un deportista. ¿Lo animáis mucho?

Sí. Pues a ver

si va de velocidad esta prueba. A ver.

A ver si mezclamos algunas cosas.

Y conocemos a Joaquín. ¿Cómo es, Concha?

Es cariñoso. Muy cariñoso, muy juguetón con los críos.

Se le tiran encima y se tira al suelo. Lo que haga falta.

Lo que hay que hacer.

-Es lo que hay. -Mucho cariño.

Él es mecánico. ¿De qué?

De maquinaria pesada. Excavadoras. Sí.

¿Es manitas? ¿Se le da bien hacer cosas con las manos?

Cosa fina, delicada, no.

¿No? No. Las manos de mecánico...

¿Qué pasaría si tuviera que cortar jamón?

Bueno. ¿Cómo le iría

a tu marido? A mi marido, bien.

Ha practicado alguna vez. ¿Sí?

¿Y cómo se os da comeros el jamón? Mejor.

¿Verdad? Mejor.

Mejor.

No llega el plato. -Normal.

¿Y cómo lleva el equilibrio?

Bien. ¿Bien?

Bueno... eso es una pista.

-Mal asunto. Ya estamos. -Ya empieza el lío.

-A hacer equilibrio sobre la pelota. -Ya empieza el lío.

Venga, vamos a ver de qué va la prueba.

A ver qué tengo por aquí. Mirad.

¿Qué os parece?

Un libro. Sí, sí.

Yo he escuchado que existían.

¿Qué hacemos con él?

En la cabeza. En la cabeza.

No sé. Hay que memorizarlo.

No. Llevarlo en la cabeza. Llevarlo en la cabeza.

Concha, no vas mal encaminada. Mira.

Tengo aquí

otro elemento para la prueba.

Virgen del Señor.

-Cómo les gustan los vasos aquí.

María José, ven conmigo a hacer una prueba.

Que no se caiga el agua.

Ya verás.

Yo me pondré detrás de ti. Sujétate el libro en la cabeza.

Sujétatelo tú. Buscamos

el equilibrio.

A ver. Ahora quita las manos.

Se cae, fijo.

Ahora caminamos.

Muy bien.

Puedes ir hasta más rápido.

Perfecto.

María José, a tu sitio. Ha sido perfecto.

Sí, claro. Ellas andan con tacones.

Vamos a colocar este vaso

sobre un libro y andaremos cinco metros.

Y el reto, la apuesta, es:

¿cuántos vasos conseguirá trasladar el padre sobre el libro

en dos minutos? Se abren las apuestas.

Hablan los Muñoz.

Yo creo que cinco.

Madre mía. Cinco te ha dicho. -Cómo me ha puesto.

-¿Ha dicho tiempo? -Dos minutos.

Madre mía. -Dos minutos.

Son dos minutos.

Ah, dos minutos. Sí.

Cuatro. Tres. Seis.

No. ¿Seis?

Seis.

Madre mía. Qué difícil me lo ha puesto.

Empezamos por seis. A ver los Sánchez.

Cinco. Cinco.

¿Vamos bajando?

Sí, sí, que eso es difícil.

Sí. Ya habrá tiempo de subir.

Ya subiremos. Los Amaro.

¿Cuatro? Cuatro.

¿Cuatro?

¿Más para abajo todavía? ¿No?

¿Seguro? Sí.

Cuatro bien. Ahí. Nada.

Que no es cerveza, que es agua.

Vamos a ver la segunda vuelta. Los Muñoz.

No se puede bajar. No hace falta

volver con el... No, ya, ya.

¿Más queréis bajar?

Qué bien.

-Ya no sube. Lo han pensado mejor.

Claudia, ¿cómo lo ves? ¿Subimos?

Más arriba no.

¿Nos quedamos en seis? Sí.

A ver si los Sánchez suben la apuesta.

¿Qué me decís? Siete. Siete.

¡No, no! ¡No! -Toma ya.

-Es muchísimo.

Nos vamos a siete. Bien.

¿Qué dicen los Amaro?

Cinco. Cinco.

¿Subimos a cinco, no más?

¿Seguro? ¿A ocho?

¿Lo siguiente es ocho? Es ocho. Claro.

Aseguramos la apuesta.

Dos minutos. Eso corre. -Ya ves.

Es muy rápido. Debió quedarse en cinco.

Si decimos ocho y tu padre gana,

nos llevamos 1000 puntos. ¿Qué te parece?

Venga, pues ocho.

Ocho. ¿Ocho?

Ya verás.

¿Ha dicho ocho? -¡Ocho!

-¡Eh!

Venga, nos quedamos con ocho. Cerramos las apuestas.

Padres a sus puestos.

Jugamos a La cabeza pesante.

(MÚSICA)

(APLAUSOS)

Aquí tenemos preparados

a los Muñoz, con su reto.

Tienen que llevar

seis vasos de aquí a aquella mesa, Manuel.

Claro lo tengo.

¿Cómo lo ves? Hombre...

Si lo tienes claro...

No llevaré 6, sino 16. 16 veces.

Además de verdad. Así me gusta.

A ti te pasa como a mí. Me dicen: "¿Para qué tienes tanta cabeza?".

Para llevar libros.

Con un poquito de agua.

Y ya está. A Claudia le gusta

hacer de modelo. Sí.

¿Cómo ves a tu padre modelando? Bien.

¿Lo ves bien? ¿Modela en casa

alguna vez? Piso, paso, pose.

Piso, paso, pose.

¿Eh? ¿Lo hace

tu padre? Sí.

¿Sí?

Pues eso tengo que verlo yo.

Ahora veré el pose, piso, paso, pose y lo demás.

Mira, te voy a dar ya el libro.

Prueba a ver si se te sujeta.

Vamos a ver si se aguanta aquí. Perfecto.

Bueno, va a estar chupado. Esto promete.

Muévete un poquito. A ver.

Gírate. Pose, paso,

pose. Eso es. A ver.

(APLAUSOS)

Bueno,

pues es el momento de la verdad. María José, a tu puesto.

Manuel también. Claudia se queda aquí, a animaros.

Y ya sabes. No puedes tocar ni el libro ni el vaso

hasta cruzar la línea azul. Perfecto.

Pues dos minutos.

Seis vasos.

¿Preparados? Preparado.

Estamos en tres, dos, uno, ¡tiempo! Venga.

(TIEMPO)

Libro en equilibrio.

Acompañamos a tu padre.

Bien, bien, bien.

¡Vamos, papá!

Ya puedes coger el vaso. Y ya tenemos

el primero. Vamos corriendo.

Despacio, ¿eh? Venga.

Venga, vamos. Prepara el siguiente vaso.

Vamos, vamos. Bien, papá. Bien.

¡Tú puedes!

¡Tú puedes! ¡Ya! El segundo. Vamos.

Siguiente.

Buen equilibrio, Claudia.

Venga, vamos allá.

¿Ya?

-Rápido. Más rápido. Vamos.

¡Vamos, papá!

¡Aún queda! Cuidado.

Llevamos un minuto ahora y llevamos la mitad.

Venga. Un poco más rápido. ¡Vamos!

Hay que ir más rápido.

Faltan tres. Tres.

Venga, rápido.

Corriendo a por él. ¡Vamos, que tú puedes, papá!

¡Venga, vamos! Que no se caiga

ninguno. ¡Vamos!

¡Vamos, que tú puedes! ¿Cuántos quedan?

Vamos. Dos.

Dos. ¡Vamos, papá! ¡Falta uno! Rápido.

Rápido. El último. ¡Vamos!

Solo queda uno.

¡Corre, vamos! 25 segundos.

¡Vamos, vamos! Cuidado.

Vamos allá. 20 segundos. ¡Tú puedes!

¡Venga, rápido!

15 segundos.

Rápido. 14, 13, 12.

¡Ya, ya, ya! 10 segundos.

¡Huy! ¡Bien!

Conseguido. ¡Bien!

Venid conmigo.

Ay, ay, ay, ay.

¿Cuántos podrías haber hecho?

Claudia, ven conmigo.

Aquí. Por lo menos cuatro o cinco más.

¿Cuatro o cinco más? Seguro.

Oye, en el último

te he visto muy suelto, y cogiendo el libro, cuidado.

Pero bueno.

Al final hemos llegado justitos. Sí.

Hay retos de siete y ocho. Quería asegurar.

Nosotros, como se nos caiga uno, ya sí que...

-Sí, no. Si vas sin prisa... Él ha ido muy tranquilo.

A ver qué pasa con los otros dos retos, que son mayores.

A ver si deben acelerar. El libro.

Y os invito a ir al sofá de los nervios.

Vamos allá. Bien, bien.

¿Aquí? Guay.

La primera prueba ya está.

(APLAUSOS)

Los Muñoz consiguen

el reto. Vamos con los Sánchez.

Jesús, siete viajes debes hacer. Vamos a por ellos.

¿Sí? Creo que sí.

Siete y ganáis

1000 puntos. ¿Es muy cabezón tu padre?

Bueno. Bueno.

Que aquí hace falta, para que lleve bien el libro.

¿Verdad? ¿Le gusta leer? Sí.

¿Sí? -Mucho.

¿Y es patosillo o no?

Un poquito.

Un poquito. Sí.

Si lo vamos a ver aquí.

Pero hoy no va a serlo. Hoy no.

No. ¿Cómo has visto a Manuel?

-Muy seguro. ¿Sí?

Y tranquilo.

Pues tú un poco menos.

Harás un viaje más. Vale.

¿Sí? A por ello.

Pruébate el libro. A ver.

Venga.

Está enroscado. -Más atrás.

Claro. Ahí, ahí.

-Ahí. Ahora.

-Ese es su sitio. Como lleva gomina, tiene más...

-Eso es verdad.

-Lleva agarre. Nos movemos un poco.

Un salto. No, salto no.

(APLAUSOS)

Venga, a tu posición.

-Yo aquí. Balbi aquí. José Luis,

a animar fuerte aquí. Ya.

Pues os recuerdo. Tenéis dos minutos.

Siete viajes, siete vasos.

Cuando eso... Avísame cuando esté.

Y jugamos... Que me digas si está.

El libro debe estar en la mano ahora.

¿En la mano? Ahora mismo sí.

Ahora. Ahora.

¿Preparados? Jugamos

en tres, dos, uno, ¡tiempo!

(APLAUSOS)

Vale.

¿Vale? -Tranquilo. Sí.

Venga, tranquilo, que puedes.

Venga, vas bien.

Muy bien.

El primero. Corre.

Corre. Vamos. Vamos con tiempo.

Un poco más atrás.

Ahí.

Vale, bien. Tira. A por el segundo.

Vamos, papi. Tranquilo. Cuidado.

Que se cae. Que se cae.

¡Que se cae! Mecachis en la mar.

Ya he dicho que se movía mucho. Vamos allá.

Espérate. Cuidado, que resbala esto.

¡No pasa nada! ¡Vamos!

¡Cuidado, cuidado, cuidado!

Ahí, con la oreja.

Mecachis en la mar.

Este no va a valer. No vale.

Tira, tira. Va, tira.

Ya se te resbaló.

Este tampoco va a valer. -Vaya.

No pasa nada. Sigamos.

-El libro, más derecho. A ver.

Vale, tira. Vamos allá.

Eso va bien. Va bien.

Ahora, ahora. Venga, vamos.

Sigamos.

Cuidado, que resbala.

Todavía 40 segundos.

Lo que hace la gomina. Vale.

Ahí, vamos. Siguiente.

Vamos allá.

Tira.

Cuidado, que se va. Este no ha dado tiempo.

Este de aquí.

Sigamos. Vale, ahí. Tira.

Venga, 20 segundos. Corre, corre.

Venga, a por otro.

Vamos a por otro.

-Venga, tira.

Vale, corre, corre.

Venid.

Tiempo. Tiempo.

Venid conmigo.

Pero todavía falta. -Ya, pero de momento...

-Es patoso, ¿eh?

El problema, que Balbi colocaba mal los vasos.

No, qué va. Los ponía de canto y moviéndose.

Como iba así ya...

Puede ser. -Bueno.

No pasa nada. Yo creo que...

Jesús es de los míos. Tenemos la cabeza más apepinada.

Eso es más difícil.

Sí, sí. Es más difícil.

Manuel se engominó entero y se le quedaba pegado.

Tiene la cabeza más redondita.

Bueno, de momento los Muñoz se quedan los 1000 puntos.

Y vosotros os vais al sofá de los nervios.

(APLAUSOS)

No ha podido ser.

-Mecachis. -No pasa nada.

Los Muñoz hicieron seis viajes.

Los Sánchez no hicieron sus siete.

Ahora vamos a por ocho.

Ocho viajes, Joaquín. Ocho.

¿Cómo estamos, Diego? ¿Tiene Bien.

equilibrio tu padre? Sí.

Lo hará a la pata coja.

¿O no? Bueno, eso...

¿O va a ser una piscina esto?

Tú dime tu opinión.

Lo conseguirá, ¿no? Algún vaso igual se le cae.

¿Cómo ves a tu marido? Bien.

Ponle bien los vasos, que luego los hombres

quedamos fatal. Hombre...

-Claro. Lo hacen a posta.

Para luego ellas sacar su prueba.

Vamos a ver cómo se te da. Vamos a verlo.

A ver. No te quejarás. A juego con la camisa.

Bien. Qué facilidad.

Cuidado con el exceso de confianza. A no sobrarnos.

Falta el vaso y ocho paseos.

Bien. Concha,

vamos a tu puesto. Yo me quedo

con Diego. Vamos a animar mucho a tu padre.

Sí. Así me gusta. -Venga, relajado.

Tenéis dos minutos

y ocho viajecitos. Ocho viajes.

¿Sí? Veremos.

No salpiques mucho, que Jesús me dejó chorreando.

Vale. 1000 puntos en juego.

Vamos a por ellos.

Y jugamos en tres, dos,

uno, ¡tiempo!

(APLAUSOS)

-Ya.

Venga.

Venga, Diego, ven a animar.

Ya tenemos el primero.

Venga, vamos allá. Ay, ay.

Vamos, Joaquín. -Dale.

Venga, dale. Muy bien.

Vamos. Vamos. Venga.

Vamos a por el tercero.

¿Cómo lo ves, Diego?

¿Lo ves fácil? Sí. Lo hará bien.

Lo hará bien. Lo va a hacer.

Aún no se cayó ni uno.

Ni uno.

Venga. Venga, vamos, Joaquín.

Sí lo conseguimos. Hay que cruzar la línea azul.

Ahora. Venga.

¡Corre, corre!

¡Venga, papá! -Vamos bien.

Vamos muy bien. Vamos muy bien de tiempo.

Venga, que faltan solo cuatro. Te queda un minuto.

Muy bien. Y van cinco.

¡Vamos! Solo faltan tres más.

Está chupado. Tenías razón. Sí.

Lo tiene chupado. Dale.

Lo conseguirá, si no se le cae.

Es un tipo

concentrado. ¡Venga, papá!

Bien. Vamos.

Venga, que solo quedan dos.

¡Vamos, que te quedan dos! Corre.

No te confíes mucho.

Venga.

A por el último. 30 segundos.

¡El último, papá! Tranquilo.

Venga. ¡Venga, papá!

Tranquilo. ¡Que lo consigues!

Papá, vamos.

¡Y conseguido! ¡Sí!

¡1000 puntos!

1000 puntos para los Amaro. Choca, Diego.

Muy bien.

¿Qué te ha parecido, Diego? Bien.

¿Cómo lo has visto? Pudo llevar

tres o cuatro más.

Uno o dos. ¿Cómo lo harías tú?

Bien. A ver, ponte el libro.

Toma. Ya verás. ¿Cómo lo ves ahora?

Antes no te fiabas de tu padre. Ay.

Ah, amigo. No es fácil.

A ver. Tiene su aquel.

Y en casa si jugáis... aquí usamos vasos de plástico.

No fastidiemos la vajilla, la cristalería.

¿Bien? Venga, un paseíto. Ven conmigo.

Se cayó. Vamos al sofá de los nervios. Juegan los niños.

Vamos.

Bien.

-¡Bien! -Enhorabuena. Muy bien.

(APLAUSOS)

Joaquín consigue su reto. Ocho viajes con un vaso en la cabeza

sin derramar el agua.

Nuestro avioncito se va para Alemania. de momento.

Ahí está el avioncito.

Y bueno, conocemos

a los pequeños de la casa.

Ahí tenemos a José Luis. ¿Cómo es José Luis?

Pues muy alegre.

Tiene un poco de mal genio.

¿Genio?

Sí. Genio tengo mucho.

Cuando me enfado, ¿eh? Cuando me enfado.

Sí. Se te nota un poco.

Porque él ejerce de hermano mayor.

Sí. Con los dos más pequeños que tiene,

los quiere llevar por donde quiera. Y ejerce

de peluquero también. -También, también.

¿Qué hizo con su hermana? Le cortó el pelo.

¿Se le antojó? Sí.

¿Y qué hizo

para que no lo pillaran?

Esconder el pelo tras la puerta.

¿Se lo cortaste? Y lo metí tras la puerta

para que no lo vieran. ¿Te castigaron?

¿Te castigaron? Sí.

Hombre.

Pero fue todo el pelo, no un poco. Por aquí,

por aquí. Llena de trasquilones. Escondió la prueba.

Menos mal que no a su hermana. Menos mal.

Se iba a descubrir pronto él. En cuanto la vimos.

Y él me ha dicho que toca un instrumento de narices.

-Sí, el fagot. El fagot.

¿Y cómo se toca? Dejadme un rato.

Voy a hablar con José Luis.

José Luis.

Cuéntame cómo es eso del fagot.

El fagot es un instrumento muy alto,

y de viento. Sí.

Suena como un barco cuando sale.

¿Como un barco? A ver cómo suena.

Eh... no sé cómo decirlo.

Javier imita barco

No. Más grave. Más grave.

Así, así. Así, así.

Entonces yo también toco el fagot.

Muy bien. Así me gusta.

Un aplauso para José Luis.

El tío. 9 años y toca el fagot.

Pues vamos a conocer

a Diego. Lo tenemos ahí detrás. Él ya pone sus caras.

Está emocionado. Queremos saber, antes de que participe, cómo es.

Muy buen chico. -Muy bueno.

Eres muy bueno.

¿Qué quiere ser de mayor? Hay varias opciones.

Futbolista, cocinero... -Y mecánico.

-Y mecánico. -Le viene de la rama.

Futbolista, cocinero.

Y si no puedo cocinero, mecánico.

He visto que se preparaba con el alemán.

También se prepara por si lo ficha el Bayern o el Manchester.

O el Madrid. Si me ficha el Madrid...

El Madrid...

¿Qué Madrid de las narices?

Claro. Él está abriendo vías.

También aprende inglés. Inglés.

Se le dan bien los idiomas. Sí.

Si me ficha el Madrid y me quieren fichar

el Bayern y el Manchester, elijo el Bayern.

Ah, ¿sí? Sí.

¿Donde está Guardiola?

Pues vamos a conocer a Claudia.

¿Claudia es más calmadita o también le gusta el fútbol?

Le apasiona el fútbol.

Es una apasionada del fútbol. Sí.

Me han contado que está en un equipo de chicos

y que es la goleadora.

Es la fémina y la pichichi en algunos partidos.

Yo he salvado a mi equipo muchas veces.

Y yo.

De portero.

¿Cuántos ha metido en un partido?

Ocho. Ocho goles.

Pero ¿juega al baloncesto? No, al fútbol.

Y delantera centro.

¿Te gusta el baloncesto? Sí.

Yo gané tres medallas de plata en baloncesto.

No, tres de bronce y una de plata.

¿Y qué le gusta al volver del colegio, ¿qué os pide siempre?

Pues bueno, cuando subimos

en el ascensor, nos coge a la madre y a mí

y nos dice: "Daos un piquito".

Y le gusta que nos demos un beso.

Es porque es muy cariñosa. Es muy cariñosa.

¡Oh!

Qué bonito.

Es verdad, nunca se besan. Son muy "saboríos".

¿Y lo hacen cuando se lo pides en el ascensor?

Sí. Sí lo hacen. Claro.

Venga, ya conocemos a los chicos, y vamos a conocer la prueba.

Tengo una silla aquí

muy peculiar.

Qué silla.

¿Qué podemos hacer con esto? -Daño.

Daño, porque como te lo pongas así y haya que llevar así los vasos...

¿Cómo lo veis?

¿Para sentaros aquí?

¡No! ¡No! ¡No!

A ver si tengo otro... Ah, tengo otro elemento. Mira.

¡Toma pelota! ¡Toma!

¡Sí!

Y la prueba consiste en hacer

algo así. A ver si me sale. Ahí está.

Hala. Eso tiene que ser de espuma.

Tenemos a tres "cracks" del fútbol.

Y la siguiente prueba se juega con un balón.

Y con una portería muy especial. Por favor,

compañeros, adelante la portería.

(APLAUSOS)

¡Toma! ¡Qué portería, chaval!

Vale. ¡Oh! Sí, sí, sí. Me gusta.

Muy bien. El resto será este:

Los chavales estarán a seis metros de estos paneles con pinchos.

Y tendrán que chutar durante minuto y medio,

y contaremos cuántas pelotas

se quedan clavadas.

¡Toma!

¡Ole! ¡Qué "crack" eres!

Ya sabéis. ¿Cuántos balones será capaz

de clavar chutando en minuto y medio?

Se abren las apuestas con los Sánchez.

¿Cómo veis a José Luis? ¿En 1.30?

Sí. 1.30.

Pues... ¿10?

¿10?

¿Seguro?

Grita, grita. ¡No!

Uno cada 10 segundos serían 90.

¿9? -9.

-9. 9 balones.

9. A ver los Amaro.

¡10, 10, 10, 10! ¡9 no!

¿11 a lo mejor?

-Venga, 11. Vamos con 11.

Vamos con 11.

Me gusta 11. ¡Ay!

(RISAS)

Los carga el diablo.

¿Qué dicen los Muñoz?

¿En 1.30?

-14. 14.

¡14! ¡Ole!

¡Eh, 10!

14. -No, no. Tanto no. 12.

Vamos poco a poco. 12.

¿Es 1.30? 1.30.

Lo dejamos en 12. Segunda vuelta, Manuel.

Los Sánchez están en 9. ¿Subimos?

¿Subimos a 13?

¿O nos mantenemos? Yo me mantendría, ¿eh?

-10 o 9. Podemos decir 10.

-Me quedo en 9.

Nos quedamos en 9. ¿Los Amaro qué dicen?

Estamos en 11. -Está bien.

Nos quedamos en 11. En 11.

Y Manuel.

-Nos quedamos en 12. En 12, ¿verdad?

Ya lo tenemos.

Apuestas cerradas. Hijos a sus puestos.

Porque jugamos a Pinchos bolunos.

(MÚSICA Y APLAUSOS)

Los Amaro

lideran la primera fase, pero aquí tenemos a los Sánchez

con este reto. 9 pedazo de goles, 9 pedazo de pelotas

que deben engancharse en esos clavos. ¿Cómo lo ves?

Bien. ¿Bien?

¿Cuántos goles metes en un partido?

Pues... Di un número alto.

Alto.

Claro. 8.

Venga.

Eso mismo. Pues aquí necesitas 9.

¿Sí? ¿Estás preparado? Por uno más...

Claro. Te lo guisas y te lo comes tú.

Tú te preparas el balón detrás y chutas. No podemos ayudarte.

¿Sí? ¿Podrás conseguirlo tú solo? Sí.

Vamos a nuestros puestos.

Se prepara José Luis.

Venga. Venga, chocamos ahí.

Mucha suerte. Venga.

Tenemos 1.30.

Hay que ir a toda pastilla. José Luis.

-Tú tranquilo. Estamos chutando en tres, dos,

uno, ¡tiempo! -Venga.

Pero bien. Tira.

Venga. Más fuerte.

Igual pero más fuerte. Uno. Venga, vamos.

Date prisa. Venga, fuerte.

-Más fuerte. Venga, corre.

-Más fuerte, José Luis.

Puedes hacerlo. Dos. Muy bien.

Muy bien.

-Ve más rápido.

Si no, no da tiempo. -¡Más rápido!

No llegamos. Corre.

Venga, más fuerte.

Fuerte, vamos.

Fuerte. ¡Bueno!

-No pasa nada.

-¡Ay! Venga.

Vamos, seguimos. Chuta fuerte. Queda tiempo. 45.

Venga.

Hay que darle a los clavos.

Muy buena. Sigue. Venga.

Seguimos.

Otro, otro.

Vamos, rápido. Tranquilo.

-Venga, tranquilo.

Venga, otra.

No pasa nada.

30 segundos. Puede conseguirse.

Venga, venga.

Como esa. Venga.

Seguimos. Seguimos.

Venga. Vamos. No pasa nada.

Vamos, dale ahí.

Otro, va.

-Dale, dale. Vamos, seguimos. Seguimos.

Venga, chuta fuerte. No pasa nada.

¡Vamos!

¡Tiempo!

¡Ay!

No pasa nada, campeón. -Venga.

¡Tú tampoco lo vas a conseguir! ¡Ni yo tampoco!

Así que nos quedaremos con los 1000 puntos.

Si llegamos...

Si te digo que tienes que chutar y no tocar los clavos,

lo ganas. Mira que era difícil no tocar los clavos.

Y luego ha habido una que la has mandado a una señora del público

que tu padre ha dicho:

"Tranquilo, no pasa nada".

Ahora le pregunto a Julia, que tiene un ojo así.

Bueno, a ver qué pasa con los demás. Al sofá de los nervios.

(MÚSICA Y APLAUSOS)

No era tan fácil.

¿A que no? -No era fácil. No pasa nada.

Julia dice

que ese balón no lo devuelve.

A ver si... tenemos que apuntar a la portería.

Cómo mola esta portería.

Jolines. Joaquín, ¿algún consejo

o alguna táctica? Clava 11.

Clava 11. Clava 11.

Cuando los porteros chutan así, ¿tú llegas al otro campo chutando?

A veces. Aquí debes chutar fuerte.

Fuerte y con puntería. Que se quede bien clavada.

¿Preparado? Nos vamos a 11. Sí.

Pues a tu puesto ya.

Venga, cariño.

Chutamos en tres,

dos, uno, ¡tiempo!

Venga, vamos. 1.30.

¡Venga!

Una. Vamos. Venga.

Venga, otra. Corre.

Venga. Concéntrate.

Céntrate. Venga.

Venga. Chuta esa también.

Esta también.

Venga. Al medio. -A ver si te tropiezas.

A los dos. Bien, dos.

Vamos, venga.

Más de un minuto. Tres.

Venga, vas bien. Está hecho.

¡Ay!

¡Ay!

Vale esa.

Venga. No. Seguimos.

Otra. Más abajo.

¡Ay, madre mía!

-Venga. -Dale.

Venga, más de 40 segundos. Todavía se puede.

Venga, bien. Cuatro.

Vamos. Eso es.

Ay. Esa se quería quedar.

Venga, muy bien. Apúntale.

¡Venga, muy bien! -¡Dale, dale!

¡Bien! ¡Muy bien!

¡Bien! Venga.

Ya van seis.

Otro, otro.

Venga, otra. Sigue.

Venga, 15 segundos.

Vamos, vamos.

Eso es. Venga, dale.

Vamos.

¡Bien! ¡Vamos, vamos!

¡Tiempo!

¡Muy bien! ¡Muy bien!

Lo has hecho muy bien. Muy bien, Diego.

-Ha estado guay. ¿Cuando

se coge el truco mejor? Sí.

Porque mira.

Un poco más y lo conseguimos. Sí.

Nos vamos al sofá de los nervios.

Venga.

-Muy bien.

Los Muñoz vienen para hacer ¿cuántos goles?

12. 12 goles.

Estás acostumbrada a hacer 8.

4 más no es mucho.

Nada. Sí. ¿Cómo lo ves?

Bien. ¿Tu padre te dijo que le dieras

con el interno, con el externo?

Con el interno. Sí. Claro.

1.30, ¿eh? 12 goles.

Claro. ¿Preparada?

¿Sí? Pues venga, colócate. A tus puestos.

¿Preparada?

Estamos jugando en tres,

dos, uno, ¡tiempo!

Venga, vamos.

-Más arriba.

Venga. Vamos, vamos.

Venga, otra.

Vamos, Claudia.

¡Huy!

Bien, una. Vamos.

Venga. ¡Ay! Dale otra vez.

¡Ay!

Venga, vamos allá.

Otra, otra.

¡Vamos, tú puedes! ¡Bien!

Eso es. Ahora sí.

Venga.

¡Bien! Ahora muy bien.

Más de 40 segundos aún.

Dale otra vez.

Bien. 4.

Céntrala más. -¡Vamos!

¡Bien! ¡Sigue!

Un poquito más.

Huy. Más hacia arriba.

Bien. Vamos.

¡Ay!

¡Eso es!

7.

Seguimos. Seguimos.

Cuatro, tres, dos,

uno...

Tiempo. Venid conmigo.

Venid para acá.

Mecachis en la mar.

Será posible.

Claudia, que no ha podido ser. Has traído hoy

las zapatillas de bailar, no las de chutar.

Ay. Debía tocar una prueba de baile.

Bueno, nos hemos quedado con siete.

Nos han faltado cinco goles. Los cinco los metes mañana.

Ya ves. ¿Sí?

De momento me quedo con esos 2000 puntos.

Ahora nos jugamos 3000.

A ver quién se los lleva. Al sofá de los nervios.

Jugamos con las madres.

(MÚSICA Y APLAUSOS)

Muy bien.

Venga, guapa. -Ahí está.

-Muy bien.

Los Amaro ganaron los primeros 1000 puntos de la primera prueba.

Vemos cómo queda el marcador. Los 2000 puntos son míos.

Así que los Amaro siguen con su destino. ¿Adónde os vais, Diego?

A Alemania. A Alemania.

Tú con el alemán bien.

Con el inglés bien. Depende

del equipo que te fiche. Tú dale a los idiomas.

Eso siempre va bien. ¿Sabes qué significa esto?

¿Qué? Que vosotros, los Amaro, ya estáis

en la final.

En la final de hoy.

Claro. Bien.

Toma. Qué guay.

Claro. Como nadie ganó los 2000, con 1000

ya sois finalistas. El primer juego

también importa. Luego me dicen que los padres solo se juegan 1000.

Digo: "Eh, que los padres importan mucho".

Aunque no mandemos nada. Pero bueno.

Vamos a conocer a las madres. Y me quedo con los Amaro.

¿Cómo es Concha? ¿Qué administra ella?

Todo. En casa, todo. Administra todo en casa.

Ahí está. Así. -Todo.

-Como debe ser. -Hombre.

Su "hobby" son las manualidades. Sí.

¿Qué hace? Tocados

para el pelo y cosas así.

¿Sí? Y Diego, si solo tiene hijos,

¿con quién practica? ¿A quién le pone diademas?

A nosotros.

Nos los prueba a nosotros.

¿Qué tal le quedan a tu padre las diademas?

Mal. Así, así.

Pobrecitos.

Les pruebo las diademas.

-¿Eres manitas para hacer cosas? -Sí.

Su hermana os presentó, Joaquín.

Y su hermana tenía otro candidato. O sea, que tú con tu cuñada

fenomenal. Regular.

Mecachis en la mar. ¿Viste al otro candidato?

Sí. Y dijiste:

"Bah, este fuera". No. Al principio nosotros

no sabíamos que íbamos a ser un experimento.

No sabíais lo del "casting". A qué venían.

Y claro, y bueno,

luego, al verme a mí, evidentemente eligió mejor.

A ver. -Este es mi chico.

Muy bien. Vamos a conocer a María José.

Tenemos a Claudia

con su madre. ¿Cómo os lleváis? Bien.

¿Bien? ¿Cómo es ella? Cuéntanos.

Cariñosa, simpática, alegre.

Mira, mira. Qué más quieres. -Hombre.

Sobre todo cuando quiere chuches. -Hombre, la pelota.

-Claro. Por el interés.

Tu mujer se parte con tus chistes. Bueno.

¿Tienes alguno preparado? Uf. Me pones

en un compromiso. El que no falla.

Cuando cuento un chiste, no sé contarlo sentado.

Ah, pues ponte de pie. Venga.

(APLAUSOS)

Él es que es muy expresivo.

En Málaga, en calle Larios,

iban la madre y el hijo, y el hijo por la otra acera.

Y va Pepe y ve a Rubén.

Dice: "¡Oye, Rubén!".

"¡Ven!". Y va Rubén corriendo y hace:

(BESO)

-Qué beso más ardiente. -No me dio tiempo a dejar

el cigarro, maricón...

Claudia, ¿qué te parece?

¿Qué te parece que sea tan divertido?

Bien. Gracioso.

Bien. Gracioso.

Hombre, a ver.

Ella, como es igual.

No nos aburrimos en casa. -Nosotros somos más sosos.

Vamos a seguir con Balbi. Balbi. Dime, José Luis.

¿Eh? ¿Dónde escondiste los pelos?

Un montón así en el suelo. -Si cortó

por todas partes. -Por todo.

Con tres años, de pequeño. -Él quería

cambiarle de "look".

-Sí, y lo consiguió. -Y ya está.

¿Cómo os conocisteis?

En el instituto.

Vino a estudiar a mi instituto.

Hicimos allí C.O.U., el último año de instituto.

Y bueno, pues en la fiesta de fin de curso empezó todo.

Ahí me engañó. -Ahí ya te ganó.

Claro. -Ahí me engañó.

¿Hace bien castillos de naipes?

Castillos de cartas. De pequeña tenía habilidad.

¿Sí? Veremos si la perdió

o si...

-Pero bueno. Hombre de poca fe.

-Por dios, que pierdo.

Oye, pues ¿qué os parece si conocemos la prueba?

Bien.

¿Sí? ¿A qué podemos jugar con esto?

Ahí va.

¿Qué es eso? Un cuchillo de Albacete.

-Madre. Madre mía.

La prueba consiste... entrará un panel.

Los padres se pondrán así y las madres

harán la silueta.

Qué bueno. Ay, madre.

Bien, bien.

Claudia, ¿cuántos cuchillos apostamos

a que clavará en tu padre tu madre?

Más o menos.

En el cuerpo. -Como un colador.

-No fallaríamos.

-No. -Ahí, a saco con ellos.

A desahogarnos.

Sacamos otra cosa, que esto no es todo.

Aquí tengo

unos vasos.

Y os voy a proponer una estructura.

Vamos a coger tres cuchillos.

Los colocamos de forma estratégica.

Y los vamos a colocar encima de estos tres vasos.

Ay. -Que este...

Y este vaso, encima.

(APLAUSOS)

Igual dice cuánto tiempo tenemos.

-Madre mía. -Pues...

Y la apuesta es:

¿Cuánto tiempo tardará en levantar tres torres con cuchillos y vasos?

Se abren las apuestas. Hablan los Amaro.

¿Tres? ¡Qué dice! Con una tenemos suficiente.

Mal, mal, mal.

Que sepáis que tendrán una bandeja con una muestra al lado.

¿Vale? Para que

puedan fijarse y hacer... ¿Cuánto tiempo?

Ya, pero ¿cómo equilibras eso?

Va a tardar, fácil, fácil...

dos minutos y medio.

Dos y medio no. A minuto por torre mínimo.

-¿Encima una de otra

o al lado? -Al lado.

Pero hasta que coges el... -Sí.

¿Tú qué crees? 3.

¿3 minutos? Sí.

Tres minutos. 3 minutos. Empezamos así.

Seguimos con los Muñoz. ¿Qué me decís?

2 minutos... y 50.

2.50.

Como digan 2.40, yo no tengo nada que hacer.

Los Sánchez.

¿Arriesgamos?

Hala, hala. A ti todo. -Venga, arriesga, sí.

¿Decimos 2.45?

No. ¿No?

Venga, José Luis.

Venga, 2.45.

Venga, 2.40. ¿Sí?

2.45. 2.40.

2.40 no. 2.45.

Vamos con esa segunda vuelta rápida. ¿Los Amaro

bajan de 3 minutos? No. Está bien.

3 minutitos. ¿Os quedáis en 3?

Sí. ¿Y los Muñoz?

Igual. ¿Sí?

Y los Sánchez

se quedarán en 2.40. Sí.

Somos los más bajos ahora, ¿no? Sí.

Apuestas cerradas.

2.45 eran.

Sí, 2.45.

Chicas a sus puestos, porque jugamos

a la Torre de cuchivasos.

(MÚSICA Y APLAUSOS)

Los Amaro

consiguen los primeros 1000 puntos y están en la final.

Un pie y un paso en su viaje, que nos vamos a Alemania, ¿verdad?

Pero si ganáis los 3000,

elegís contrincantes. Aquí siempre nos jugamos algo.

Siempre. ¿Cómo llevas las torres de vasos?

Ahí, el equilibrio, a ver.

¿Nunca has hecho ninguna? No.

¿Preferías la prueba de los cuchillos?

¿La de lanzar a tu marido? Sí.

Para desahogarme no creas...

En casa mucho cuidado con lo que jugamos.

No empecemos a lanzar cuchillos, que la liamos.

Vamos allá. Tenemos tres minutos.

Tres minutos. Tres o menos.

Haciendo una por minuto, vale.

¿Preparada? Sí.

Pues... venga. ¿Qué hacemos?

Montañitas en tres, dos, uno, ¡tiempo!

Venga, vamos ahí. Venga, mamá.

Vale, ahí.

Un poco más separado. En su sitio.

Va bien.

No, no, no.

Ahí.

Igual está muy abierto.

-No. Esto va aquí. -Ahí, ahí.

Bien. Aquel, por debajo de ese. Al revés.

Eso es. Eso es.

Venga, vamos. Vamos, bien.

A ver si se aguanta el vaso. Si aguanta.

Vamos al siguiente.

Bien. -Sí.

No parece muy difícil.

No parece.

-Bien, bien. Ya le ha cogido el truco.

Venga. Así está bien.

Venga. Bien. Bien, bien.

Se puede hacer en poco tiempo.

Venga, va.

¡Mamá, mamá! La guinda del pastel.

Bien, bien. Se sujeta. Y el tercero.

Vamos al tercero.

Vale, vale. Vamos, mamá.

Si sigue así, tarda menos de dos.

-Sí. -Yo creo que sí.

Está hecho.

Bien. Venga.

Vamos.

Venga, ahí.

Ya viene para acá. A por ello. Bien.

Falta un vaso. ¡Un vaso!

Está hecho. Bien, bien.

¡Tiempo!

Lo hemos conseguido. Te he visto superbien.

Muy bien.

Oye, ¿seguro que no te dedicas por las tardes en casa?

En las tardes muertas. Castillos de vasos y cuchillos.

Torres de cuchivasos.

Te he visto muy bien.

Pillaste el truco de la primera. Sí.

Perfecto. ¿Se ve más fácil ahora o antes?

Bueno, una vez que coges el primero, ya sale bien.

Ya sale bien. Sí.

Tanto miedo que tenías.

¿Creéis que lo has hecho en menos de tres minutos?

Creo que sí.

-En el tiempo, sí.

¿Cuánto dirías?

1,80.

1.80.

Bueno, 50.

1,50 o por ahí.

1.50. Casi 2 minutos. ¿Lo vemos?

Venga. Diego, ¿listo?

Sí.

Vamos a ver. Que esté ese crono por debajo de 3 minutos.

¡1.38! ¡Conseguido!

Conseguido.

De momento, los 3000 puntos son vuestros.

Pero vamos a ver qué pasa ahora. Al sofá de los nervios.

Vamos allá.

(MÚSICA Y APLAUSOS)

Me habéis subestimado.

(APLAUSOS)

Los Muñoz

necesitan esos 3000 puntos para meterse en la final.

Tenemos a María José capaz de hacer tres montañitas

de cuchivasos en menos

de 2.50. 2.50.

¿Cómo lo ves? Yo creo que sí.

¿Sí? ¿Manuel ya te ha dado

sus consejos?

¿Sí? ¿Te va a sujetar eso? Sí.

Claudia, ¿se sujeta o no? Se sujeta.

Se sujeta. ¿En cuánto tiempo?

En 2.50. En 2.50

se sujeta esto.

¿Preparada, María José? Venga.

Última estrategia, Manuel. -Una, dos y tres.

-¡Los Muñoz! Venga, vamos allá. Preparada.

-Vamos. Estamos jugando en tres,

dos, uno, ¡tiempo!

Vamos.

(APLAUSOS)

Los vasos son boca arriba. Ay, es verdad.

Como el modelo. Es verdad.

Vamos, mamá.

Ven a fijarte en el modelo, si prefieres. Fíjate.

Las puntas están al aire. Claro.

No. Ven a fijarte en el modelo.

Fíjate.

Con tranquilidad. Hay tiempo. A ver, fíjate bien.

Las puntas están en el aire y el vaso de arriba suspendido.

Ahí. Ahora vas mejor.

No me sale.

Mamá, terminaría poniendo el vaso en 10 segundos.

No pasa nada.

Eso es.

Tienes que mirar mejor. Vamos a mirar otra vez.

Mira. No, así no es.

De otra forma.

Mira, ¿ves? -Sí, ya, ya.

Coges el otro, y el otro va por abajo y por arriba.

Está como un flan.

No. Así no es.

-No me sale. Vamos a ver.

-No. Ya no.

La técnica, regulera.

-¡Venga! -¿Así?

A ver, da igual. Tú ponlo.

No sé si se sujetará el vaso. A ver.

Mira.

Lo ha hecho más difícil todavía. A hacer otro.

No, no puede apoyar. -Ah.

Es que la punta no puede apoyar en el cristal.

Fíjate, mira, ven. Ninguna hoja

toca el cristal. Ah.

¿Ves? Ninguna hoja puede tocar el cristal.

Aquí toca esa punta.

Ya la he liado. Sabía que venía solo a liarla.

Hazlo como la otra. Se enfada y tiene cuchillos.

-Peligro.

¿Qué hacemos? Ya está.

Vamos a ver el tiempo.

Ya está. Vamos a ver el tiempo.

Vale.

Nada. No ha podido ser.

No encontraste el truco. El truco, sí.

El truco me ha faltado.

Manuel te ha dicho de trenzar los cuchillos.

Tú te has visto haciendo trenzas

y no podía ser. ¿Cómo les va a hacer trenzas?

Ay. Veamos el tiempo.

Vale. ¿Sí?

Vamos a verlo. ¿Cuánto llevábamos?

¡5.20! 5.20.

Madre mía. 5.20.

De momento esos 3000 puntos

se quedan en el sofá.

Os invito a ir con los Amaro.

Venga, a ver qué pasa ahora. No pasa nada.

-Venga.

-Muy bien.

-Es difícil, ¿eh? -Los nervios.

Cuando te entran ya no los controlas.

Los Muñoz no han hecho su apuesta. Pero no hay nada perdido.

Si los Sánchez no logran

resolverla tampoco, los Amaro deberían elegir.

Y podrían elegir a los Muñoz. En vuestra mano está.

Si queréis estar en la final, debéis resolver esta apuesta.

Estaba en 2.45.

Que yo había dicho 2.40. Quería empujar un poco.

Pero no. Jesús decía 2.45.

Con 2.45 tenemos bastante. Lo haremos.

Si ganáis, a la final. Si no, a ver qué deciden

los Amaro. ¿Está claro? -Clarísimo.

2.45.

Tres torres de cuchivasos.

¿Lista, Balbi? Tres, Sí.

dos, uno,

¡tiempo! -Los tres vasos.

Muy bien. Ahí bien.

Vamos, mamá.

Vamos, tranquila. Venga.

Esta parte está bien. Llega la de los cuchillos.

No, no, no.

Coge los dos con la mano.

Tienes que coger uno... no. -Espera, déjame.

-La punta, ahí.

Aquí, aquí. Eso es.

-Déjame. -Este enlaza por abajo.

Este por abajo.

-Espérate, me lío. Mamá, ese por abajo.

-No, no. -Espera, sí. Este por abajo.

-Vale, estíralo. Así.

Vale. El vaso.

Venga. A ver, vamos.

¡Ahí lo tienes, sí!

Vamos, vamos. Ahí está el primero.

Venga.

A ver si recordamos la estrategia. Le faltan dos más.

-Es que es saber hacerlo.

Me lío. -Coloca este como ese.

Las puntas al centro. Vale.

De muestra, lo que acabas de hacer.

Venga, venga. Ya lo tienes.

Es al revés. -Va bien.

Muy bien, muy bien.

Lo has encajado. Así.

Se va a caer. Así, que no se cae.

Vale, venga. Así, vamos.

Venga, aguanta.

Ya tenemos dos. A por el tercero.

Sí lo consiguen.

Venga, mamá.

Muy bien. Vamos a por ello.

Venga, como antes. Pones uno, otro y cruzas el tercero.

Como has hecho antes.

Muy bien. -No me acuerdo.

Así, así. -Justo así. Justo.

¡Vamos! Justo.

Vale, vale. Si se sujeta el vaso, paramos.

¡Paramos el tiempo!

(APLAUSOS)

Vamos a ver el tiempo. Paramos el tiempo.

De momento hemos montado las tres cuchivaso torres.

Ahora vamos a ver si tardamos menos de 2.45.

Yo creo que sí. ¿Cuánto crees que ha pasado aquí?

Menos. ¿Menos?

Sí. Venga, di algo.

Queremos.

¿Menos? ¿En 30 segundos? -No, ¿no?

¿En 1.30?

-2 minutillos. ¿2 minutos?

-Algo menos. ¿Menos?

-Menos. ¿Tú cómo lo has visto?

Se me ha hecho largo. Se te hizo largo.

A mí corto. Sí, pero bien.

Si se os ha hecho corto o largo, lo vemos.

¿Cómo se nos ha hecho?

¿Menos de 2.45?

¡1.56!

1.56. Venid, por favor.

Los Amaro y los Muñoz.

Venid para acá.

Me quedo con los Muñoz.

Vamos a ver los marcadores.

Hay 3000 puntos para los Sánchez, 1000 para los Amaro

y aquí tengo a los Muñoz, que no sumaron. Gracias por venir.

Se está bien aquí, ¿o no? Claro.

Y tanto. Un besazo, Claudia.

Pues por allí os acompañan, pero esta es vuestra casa.

Gracias.

A vosotros. Ya tenemos el cara a cara para saber

adónde nos vamos de viaje en "¿Quién manda aquí?".

(MÚSICA)

Ahora sí que tenemos

nuestro a punto de despegar.

Aún no sabemos si irá a Viena

o irá a Alemania.

¿Verdad? Hoy tenemos aquí

a dos familias muy preparadas.

Inteligentes, hábiles. Sois deportistas.

Pero la final no sé si tendrá que ver con el fútbol.

Casi mejor que no.

Igual tiene que ver con el baloncesto. Y la final se juega

siempre en equipo. Así que

preparaos. ¿Os gusta el baloncesto?

Verlo. Verlo.

¿Y aquí jugarlo?

-Nada, nada.

Pues atención.

No da tiempo a entrenar más. Jugamos a Rebotados.

(MÚSICA Y APLAUSOS)

Ahí está.

Parece fácil, pero no sé si lo es. Así que

solo puedo deciros que es un juego en familia.

Jugaremos todos.

Primero los padres, Jesús,

que llevan 3000 puntos. Después Joaquín.

Después los pequeños y las madres.

Los primeros en llegar a siete puntos, ganan.

En caso de empate, hay derecho a réplica.

¿Vale? Ya está

todo explicado. A siete puntos.

Jesús, primer balón para ti.

Te preparas.

El balón debe tocar las tres plataformas y encestar.

Si hay 40 rebotes y cae en el esto, es buena.

¿Preparado? Sí.

Cuando quieras.

Adelante.

Turno para Joaquín. Venga, papá.

Cuando digas. Cuando quieras.

¡Ay!

Venga, José Luis.

Bien, bien.

Se perdió ahí. Diego, tu turno. Esa a la primera. Ya verás.

¡Ay!

¡Qué pena!

Casi. Mamá, cuidado.

No des a los cámaras.

Se quedó ahí.

Dale caña, venga. Turno para Concha.

¡Dentro!

Punto para los Amaro.

Jesús, tu turno.

Venga, vamos. Turno para los Sánchez.

Vamos a por el empate con canasta.

Sí.

Rebota...

Un poco más. A deshacer el empate

con José Luis. -Bien, bien.

-Muy bien.

¡Bravo! Muy bien.

No se lo pensó.

Ha tirado y...

Adelante.

Diego tampoco.

Ay, qué pena.

Te ha dado dos veces ahí. Vamos, mamá.

Venga, turno para mamá.

Esta ha ido mejor. Vamos mejorando.

Concha, tu turno. Bien. Buena.

¡Qué bien!

Qué bien y con qué altura.

Punto para los Amaro. 2-2.

¡Ay! Qué pena.

Venga, papá. Métela.

Se te van. Se fue.

-Se me van a la derecha.

(CARRASPEO)

¡Ay! -Un poquito más fuerte.

Venga.

Venga, mi chico.

¡Bien!

Venga, Balbi.

Muy buena.

Se fue. Igual pero recta.

Igual pero recta. Seguimos.

Ay. No llegó.

Venga, Jesús. Empata.

-Cada vez peor.

Ay, los nervios.

Cada vez peor. Venga, Joaquín.

Esa va bien.

Esa va bien.

Los Amaro delante.

4 a 2. Ahora va José Luis.

Vamos. Adelante.

Venga, esa es buena. Es buenísima.

Entró el 4-3.

Diego, tu turno. Vamos.

-Fuerte. -Esa sí.

Se pasó.

Pobre tele.

Venga, Balbi.

Hay que pensárselo más. Se vuelven todas.

¿Y qué me voy a pensar? Venga, concentración.

Esta es la buena. Vamos a ver. -No pasa nada.

-Se van al lado.

Se perdió.

Vamos. Turno para Jesús.

Vamos a ver.

Se fue.

Es que todas van largas.

Venga, Joaquín.

Esa es buena.

¡Entró!

5-3 para los Amaro.

¡Mi chico! Turno para José Luis. ¿Listo?

-Piénsatela.

Buena, sí, señor.

¡Buenísima!

Bien.

5-4. Cuando quieras.

Se perdió. Vamos, Balbi.

(TODOS) ¡Balbi! ¡Balbi! ¡Balbi!

¡Balbi! ¡Balbi! -Esa es.

Balbi. Igual, pero recta.

-Se van por ahí. Venga.

Mira qué bonita.

Y 6-5.

6-5, Jesús. Adelante.

6-4. 6-4.

6-4.

Haz que ganemos.

Pelota de partido.

¡Y dentro! ¡Entró!

Nos vamos de viaje a Alemania.

A hablar alemán, Diego. A practicar.

Los Sánchez, muchas gracias por venir.

De nada. Aquí está vuestra casa.

Es cierto. Que entre

el cheque.

Ahí está. Mira lo que pone ahí.

Los Amaro se van a Alemania. ¿Qué te parece?

A practicar el alemán. Claro que sí.

Una familia más que manda aquí.

Así que hasta el próximo programa.

¡Trata de arrancarlo, Carlos!

Ahí va. Sigue, sigue. 20 segundos.

Mirad lo que tengo aquí.

Esta es buena.

¿Te están bien los tacones? Perfectos.

Venga.

Qué tragedia. ¡No!

¡Más rápido! ¡Más rápido!

¿Cómo tira? Mal.

¡Qué bonito!

Muy bien. -¡Ay!

¡Es que es tonta! ¡Es que es tonta!

Aquí mando yo.

(GRITOS)

Hay que hacerlo bien.

Ha hecho el ridículo un poco. Todo.

Lo mejor, cuando vas a la oficina

si lo ha visto alguien. Ahí va a haber...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 9

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

¿Quién manda aquí? - Programa 9

06 dic 2014

Concurso familiar, en que 3 equipos de 3 componentes (dos adultos e hijo de 8-12 años) competirán para conseguir ganar un gran premio.

 

ver más sobre "¿Quién manda aquí? - Programa 9" ver menos sobre "¿Quién manda aquí? - Programa 9"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 67 programas de Quién manda aquí

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios