Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

5408621 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Venenosos - ver ahora
Transcripción completa

El veneno es una de las estrategias de defensa y ataque

más potente del reino animal.

Las especies más tóxicas vencen en la guerra química.

Subtitulado por Accesibilidad TVE

(Sintonía)

Millones de años de evolución

han modelado un mundo fascinante y diverso

donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas

en los que la vida emerge.

Soy Evelyn Segura, bióloga.

Mi pasión es dar a conocer las maravillas naturales

para preservarlas.

Juntos descubriremos las historias más increíbles del mundo animal.

(Música)

La primera vez que leí Romeo y Julieta

tenía 15 años.

Y os confieso...

(SUSURRANDO)Que me impactó.

-Brindemos por Miramar.

¡Ag!

¡Ah!

¡Muero!

(Música)

-¡Ay, ay!

¡Esposo mío!

Vale.

¿Qué veo?

¿Qué es esto que tiene en las manos?

Un veneno ha apresurado su muerte.

¡Cruel!

No me dejó ni una gota que beber.

(Música triste)

¿Puede haber un final más trágico?

La verdad es que Shakespeare tenía una enorme fascinación

por las pócimas y los antídotos.

Aparecen en muchas de sus obras.

El potencial tóxico de algunas plantas

como las del brebaje que hiciera Romeo

se queda corto si lo comparamos

con el veneno que segregan infinidad de especies animales.

La lucha por la supervivencia es dura.

Y quienes cuentan con un as químico bajo la manga

juegan con ventaja.

Serpientes, arañas o escorpiones

son quizá las criaturas venenosas más conocidas.

Pero en el planeta, habitan nada menos

que unas cien mil especies de animales

capaces de producir toxinas.

Esta particular guerra química en el mundo animal

se libra muchas veces a nuestro alrededor.

Sin que apenas lo apreciemos.

#Cantan en inglés#

¿Quién diría por ejemplo, a simple vista

que esta estepa de Los Monegros

es todo un campo de batalla

entre especies dotadas con auténticas armas químicas.

#Cantan en inglés#

La zona ocupa un área semidesértica con muy pocas precipitaciones.

Llueve de media unos 60 días al año.

Su clima precisamente, permite la existencia de animales

tan peligrosos como los escorpiones

que se esconcen en lugares secos y pedregosos.

#Cantan en inglés#

(Música)

La estrategia de defensa del escorpión es muy sencilla.

Captura a sus presas,

insectos y otros pequeños invertebrados

con las pinzas.

Si así no las neutraliza,

entonces les propina la estocada mortal.

Arquea la cola por encima de la cabeza

y en menos de un segundo

les inyecta el veneno con el aguijón.

Los alacranes como también se les conoce

son uno de los animales más tóxicos que existen.

Hay alrededor de dos mil especies.

Y todas son venenosas.

Aquí en Los Monegros basta con levantar una piedra

para toparse con un escorpión.

Yo, por si acaso, no me la juego.

(Música)

Al alacrán le supone un enorme gasto energético

fabricar el veneno.

Ya que contiene miles de proteínas tóxicas

muy difíciles de sintetizar.

Tarda hasta tres semanas en elaborarlo.

Así que lo suele reservar para las ocasiones especiales.

¿Y por qué el alacrán no se intoxica con su propia ponzoña?

Es inmune a su veneno porque al igual que el de la serpiente

está aislado en una glándula

que evita que entre en contacto con los órganos.

El tamaño de la bolsa aumenta

a medida que el animal se hace adulto.

y también se intensifica la potencia del veneno.

A penas 30 especies de escorpiones son dañinas para los humanos.

pero sus efectos pueden ser letales.

Su picadura produce palpitaciones

parálisis respiratoria y hasta trastornos mentales.

Si no se trata de inmediato

el desenlace puede ser fatal.

Ya lo dice el refranero aragonés

"Si te pica el alacrán las campanas sonarán"

(Sonido de la campana)

(Música)

Cada año fallecen hasta 5000 personas

por picadura de escorpión en el mundo.

Aunque parezca contradictorio,

ese mismo cóctel químico

podría contribuir al tratamiento de algunos tipos de cáncer

y de enfermedades neurológicas.

El Instituto de Recerca Biomédica en Barcelona

es uno de los pocos centros en el mundo

que estudian los péptidos del veneno de escorpiones y abejas

para hacer llegar fármacos al cerebro.

Meritxell Teixidó

es una de las investigadoras principales del estudio.

Meritxell, ¿por qué los venenos tienen potencial terapéuticos?

Probablemente los venenos son una parte

que la naturaleza ha hecho por nosotros. ¿No?.

Dar a estos animales la capacidad... Que son venenosos,

la capacidad de tener un compuesto, un veneno

que tiene unas habilidades de defensas de ellos

y nosotros nos fijamos en que estos venenos

son capaces de llegar al cerebro

y ahí dar su toxicidad y esto es lo que nos atrae a nosotros

para poder buscar ahí aplicaciones.

¿Y de qué están compuestos los venenos de animales?

Pues los venenos son una mezcla de millares de péptidos

los péptidos son proteínas pequeñas

y que estos péptidos que encontramos en los venenos

tienen dos capacidades.

Una es cruzar la barrera hematoencefálica

y llegar al cerebro de sus víctimas.

Y allí mostrar toxicidad.

Y es esa capacidad de llegar al cerebro

en la que nosotros nos fijábamos.

Por eso esta línea de investigación.

Empezamos por los venenos...

La pamina que es un péptido

que se encuentra en el veneno de abeja.

Y más recientemente la clorotoxina que es un veneno de un escorpión.

Entonces nosotros hicimos las miniapaminas

y las miniclorotoximas

que sólo tienen esa parte de transporte.

Es decir, que es la mitad diríamos

de lo que sería el compuesto del veneno.-Sí, sí, sí.

¿Y por qué es tan importante? ¿Es difícil llegar al cerebro?

¿Es difícil que los fármacos...

Lleguen a actuar en el cerebro?

Yo diría que es dificilísimo. ¿Vale?

Es verdad que...

Se sabe que uno de cada cuatro de nosotros

durante nuestra vida necesita el tratamiento del cerebro.

Esto es porque hay un montón de enfermedades

que requieren... Que afectan a este órgano.

Parkinson, alzheimer, la esquizofrenia...

Pero hoy a gente desarrollando fármacos para estas enfermedades.

pero no son capaces de llegar allí

por la protección que tiene el cerebro.

La naturaleza ha protegido el cerebro con una barrera

que se llama barrera hematoencefálica

que el mejor símil sería como una muralla medieval.

Pero está muralla que lo protege también dificulta su llegada de...

Cuando tenemos que curar.

Entonces, es por eso un poco que es tan difícil.

Casi de esos candidatos que gente desarrolla

el 98 % no llega a...Curar.

Porque no llega al cerebro.

Entonces, vosotros vuestra investigación lo que se trata es...

Traspasar esa barrera natural que tiene nuestro cerebro.

Esa protección. Sí.

Nosotros lo que hemos hecho es descubrir péptidos

que actúan pues como... Como son llaves. ¿No?.

Son llaves de esas puertas de la muralla.

Y donde podremos unir el fármaco

que ha desarrollado alguien para la enfermedad

y que lo llevaremos al cerebro.

¿Entonces qué sucede con los tratamientos

que ahora mismo se están administrando para curar

o para reducir los efectos de estas enfermedades?

A menudo tenemos que dar una dosis...

Grande para que un cierto porcentaje llegue.

Y entonces, esta dosis grande

es la responsable de algunos efectos secundarios.

Cuando podamos mejorar el trasporte

a lo mejor podremos dar menos

porque ya pasará un buen porcentaje

y este dar menos evitará un poco estos efectos secundarios.

¿Y qué enfermedades se podrían llegar a tratar

gracias a esta investigación que estáis llevando a cabo?

En el fondo se podrán beneficiar aquellas enfermedades

para las que haya un candidato

a fármaco prometedor pero que le falta esa mejora del transporte.

Les podíamos hablar de enfermedades como sean el Alzhéimer o el Parkinson

si tenemos identificado un fármaco.

Pero también toda una lista de enfermedades desde minoritarias

en que por ejemplo, falte una proteína en el cerebro

y que consigamos llevarla allí.

O algunos tumores cerebrales

que se tiene que mejorar la llegada de la quimio al cerebro.

La apicultura es una actividad de gran tradición en los Monegros.

Las escasas lluvias convierten la miel en un gran producto.

Porque al haber poca humedad,

el néctar de las flores

está más concentrado.

(Música)

Sorprende saber como una especie que ofrece un producto tan refinado

puede llegar a ser tan tóxica, ¿verdad?.

Abejas y avispas son de hecho

los insectos venenosos más abundantes en nuestro país.

A menudo los humanos las confundimos pero sus armas para luchar

en la guerra química son muy distintas.

Y sus estrategias también.

(Música)

Las abejas como las avispas tienen aguijón.

Pero no lo utilizan para cazar ya que se alimentan de néctar.

Les sirve únicamente como defensa.

Y al contrario de lo que se piensa

no todas las especies mueren al picar.

Las abejas obreras de la miel, por ejemplo,

sí que pierden su órgano punzante cuando atacan a personas.

Nuestra piel es tan gruesa

que al intentar recuperar el aguijón

pierden el final de su abdomen.

Y con él, parte de su aparato digestivo.

El aguijón de las avispas en cambio es liso y retráctil.

Por eso pueden picar a sus presas varias veces.

Tienen además unas potentes mandíbulas

que usan para morder a sus capturas.

Las avispas son omnívoras y pueden ser sociales

si viven en colonias o solitarias.

La avispa solitaria utiliza el veneno para cazar.

Pero la social, solo ataca cuando se siente amenazada.

¡Aunque cuidado!

Porque entonces segrega feromonas

una sustancia con la que avisa a sus compañeras

de que está en peligro.

Y pueden acudir todas en su ayuda con el aguijón en punto.

(Música)

Que esta quietud, no os engañe.

El campo de batalla más cruento en la guerra biológica animal

se encuentra... Aquí.

Existen más especies venenosas bajo el mar que en tierra firme.

¿Que me decís sino de las medusas?

Seguro que a más de uno, le han arruinado un día de playa.

(Sonido oleaje)

Las medusas pertenecen al grupo de los cnidarios.

que en latín significa precisamente urticante.

Su arma oculta se encuentra en los tentáculos.

Concentran millones de células, los cnidocitos,

que contienen un diminuto filamento enrollado cargado de púas.

cuando las medusas entran en contacto con la presa

el filamento se dispara.

Y las púas se clavan en la víctima

como si fueran agujas hipodérmicas.

Les descarga un veneno tan potente

que en cuestión de sólo segundos

la presa queda totalmente anestesiada.

Pero ¡atención!

Porque esta célula también se disparan

si perciben un cambio de temperatura.

Si un humano se está bañando en el mar y le ronda una medusa

le puede picar aunque no le roce.

Nuestra temperatura corporal

suele ser más alta que la del agua.

Las células urticantes

notan entonces nuestra presencia

y las medusas pueden lanzar las púas venenosas.

Los cnidocitos,

son una de las armas biológicas

más eficaces del reino animal.

Además las medusas pueden seguir envenenando, incluso muertas.

Porque sus tentáculos siguen manteniendo sus reflejos

varios días más.

Así que mucho ojo.

En el Mediterráneo viven 300 especies de medusas

de las 4000 que se conocen.

Por suerte, ninguna de ellas es letal.

A diferencia de la mortífera Medusa Caja.

La más venenosa del mundo.

Habita en aguas australianas y del sudeste asiático.

y contiene veneno suficiente

para matar a 60 personas adultas.

(Música)

Pero quien sin duda se lleva la palma

en la guerra biológica en el mar,

es el pulpo de anillos azules.

Es uno de los animales más venenosos que se conocen.

Y eso que es ¡tan diminuto!

que cabe en la palma de la mano.

Pequeño, pero matón.

Ahora veréis por qué.

Normalmente su piel es de color arena.

Y cuando se siente amenazado

sus anillos azules se vuelven iridiscentes.

(Música)

El pulpo muerde a su víctima con el pico.

Le inocula entonces el veneno a través de la saliva

que contiene una toxina ¡tan poderosa!

que provoca a su presa un fallo respiratorio.

Este hipnótico animal es letal incluso para los humanos.

Bajo las aguas,

habitan cientos de especies tóxicas.

Anémonas,

rayas, morenas

y algunas mortíferas como el pez globo.

Su veneno es 1200 veces más potente que el cianuro.

El pez escorpión también es letal.

Deja fuera de combate a sus presas

con un leve roce de sus bigotes.

¿Y en el cielo?

¿También se libra la guerra química animal?

Lo cierto es que solo se conocen tres especies de aves

que sean venenosas.

Y habitan en Australia y Nueva Guinea.

En realidad no producen su propio veneno

sino que lo consiguen a través de los alimentos.

(Música)

La mayoría de mamíferos tampoco recurren al veneno

para cazar o defenderse

porque disponen de otras poderosas armas.

Como las garras o los dientes.

Aunque existe un mamífero que sí que es tóxico.

El ornitorrinco.

Una curiosa mezcla de pato y topo procedente de Australia.

Su aspecto puede resultar entrañable...

¡Pero cuidado!

Su ponzoña no es letal para los humanos.

Pero causa un dolor tan intenso

que no se calma ni siquiera con morfina.

Solo los machos segregan veneno.

Lo inoculan a través de dos espolones

en las patas traseras.

Sus víctimas suelen ser otros machos

que se han cruzado en su camino.

Y así, marcan su terreno.

En la época de apareamiento

aumentan la producción de toxinas, precisamente,

para proteger su territorio de intrusos.

(Música)

Otro dolor que también dicen que es legendario

es el que causa la picadura de la escolopendra.

Así que hacedme caso

si os quitáis las botas en plena montaña

mirad bien dentro...

Antes de reanudar la marcha.

(Música)

El secreto de la peligrosidad de la escolopendra

más conocida como ciempies

está en su propia anatomía.

Los apéndices que tiene al final del tronco

se parecen mucho a las antenas de la cabeza.

Y no es casualidad.

El animal se mueve muy rápido.

Los depredadores se confunden

y muerden las antenas en vez de la cola.

Entonces reciben una picadura ¡tan dolorosa!

como paralizante.

La escolopendra inyecta el veneno

a través de una especie de uñas ubicadas en la zona bucal.

Las forfículas.

Usan sus armas químicas

tanto para defenderse como para atacar.

Se atreve incluso,

con animales hasta 15 veces más grandes que ellos.

(Música)

La jota es el género musical más popular de Aragón.

Y también es la banda sonora de un curioso rito

que practicaban, hasta no hace mucho,

los habitantes de las zonas más áridas de esta región.

(Música de jota)

Cuando a un jornalero le mordía una tarántula en el campo

lo trasladaban de inmediato al pueblo.

Y lo metían en la cama con varias mantas.

La curación consistía en cantar y tocar instrumentos a su alrededor.

Podían estar horas, incluso días.

El enfermo sufría convulsiones

y no podía ¡parar de danzar!

Con el sudor iba expulsando el veneno

hasta que al final, caía agotado.

#Con un ramito de albahaca#

#le doy a la despedida#

#con un ramito de albahaca#

#te llevo dentro del alma#

#te llevo dentro del alma#

#esta es la despedida#

Es la famosa tarantela o baile de la tarántula.

Una especie de jota a ritmo acelerado.

Prácticamente todas las arañas del mundo son venenosas.

Pero sólo unas pocas

poseen un veneno tóxico para los humanos.

La que tiene peor reputación es la viuda negra.

Y viven más cerca de lo que pensamos.

Aquí en los Monegros.

Esta araña tiene un comportamiento solitario.

De hecho sólo se relaciona durante la cópula.

Eso sí,

al final del acto, devora a su pareja.

De ahí, su nombre.

Para alimentarse

clava los colmillos en la presa

Y la paraliza con el veneno.

La cubre entonces con encimas digestivas

, que descomponen a la víctima

hasta convertirla en una especie de papilla.

De esta forma,

la viuda negra puede sorber su alimento.

Y digerirlo con mayor facilidad.

Su veneno es 15 veces más potente que el de la serpiente de cascabel.

Pero producirlo le cuesta muchos recursos.

Así que lo reserva sólo para cazar.

(Música)

Y hablando de serpientes

en la guerra de Vietnam

se hizo famosa la leyenda de la serpiente "dos pasos".

Decían que si este reptil mordía a un soldado

sólo podría dar "dos pasos" antes de caer muerto.

Las fuerzas norteamericanas se inventaron esta historia

para mantener a sus reclutas, en alerta.

Mucho más cercana y, sobre todo, real

es la víbora áspid.

La serpiente más ponzoñosa de la península Ibérica.

Produce el veneno en unas glándulas

situadas encima de la de la mandíbula superior.

Están conectadas a dos colmillos huecos

que inyectan las toxinas durante la mordedura.

Sus picadura son muy profundas y rápidas.

Inyecta el veneno en unas décimas de segundo.

El áspic abre la boca a 180 grados como si fuera una bisagra.

Después de inocular el veneno a sus presas

cierra las mandíbulas y repliega los colmillos.

Su ponzoña se compone sobre todo de proteína.

A algunas presas les afecta el sistema nervioso.

A otras, les daña la sangre o los tejidos

pero no las mata de inmediato.

Así que se las come vivas.

Las inmoviliza y utiliza encimas para digerirlas.

Igual que las arañas.

Estas encimas además,

evitan que las toxinas afecten a las células de la víbora.

Por eso, es inmune a su propia ponzoña.

(Música)

Para explicaros como actúa el veneno de serpiente en el organismo,

iremos al laboratorio.

(Música)

La víbora áspic produce un tipo de veneno

que libera toxinas en el cerebro o en las células de su víctima.

Una de esas toxinas es la catalasa, una encima,

que afecta al sistema nervioso central

Y provoca un dolor terrible.

En grandes dosis

puede incluso paralizar el corazón o los pulmones de una persona

y provocarle la muerte.

La catalasa también se encuentra en las células de nuestro organismo.

pero en una concentración mucho menor

que no resulta tóxica. Al contrario.

Su función principal es protegernos de microorganismo

que pueden ser dañinos para nuestra salud.

Como lo virus o las bacterias.

Esta proteína descompone en agua y oxígeno

el peróxido de hidrógeno

lo que comúnmente llamamos agua oxigenada.

Aquí tenemos sangre y le vamos a echar unas gotas...

De agua oxigenada.

(Música)

Cuando la usamos para curar una herida

y vemos que sale una espuma se debe a ese fenómeno.

Ahora vamos a verlo de una forma mucho más exagerada.

(Música)

El oxígeno causa esta espuma

que nos provoca escozor en la herida.

La función de la catalasa, por tanto,

es transformar la sustancia tóxica

en algo inocuo para nuestro organismo.

(Música)

(Sonido ambiental)

Veneno.

Su sola mención ya nos produce escalofríos.

Lo cierto es que en el reino animal

esta sustancia es una estrategia de caza y de defensa

muy valiosa para la supervivencia de las especies.

Además, la mayoría de animales tóxicos

no despliega su arsenal químico a la primera ocasión.

Producirlo,

les conlleva un enorme gasto energético.

Por eso, no lo desperdician.

Perdamos el miedo a estas especies

y sobre todo respetémoslas si nuestros camino se cruzan.

Al fin y al cabo,

el animal más tóxico somos nosotros.

Los humanos.

(Trinos)

Subtitulado realizado por María del Carmen Casado Rubio.

(Trinos)

(Sintonía final y créditos)

¡Qué animal! - Venenosos

28:35 12 oct 2019

Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los animales más tóxicos del mundo. Serpientes, arañas o escorpiones son quizás las criaturas venenosas más conocidas, pero en el planeta habitan nada menos que unas ¡100.000 especies capaces de producir toxinas! Evelyn viaja hasta la comarca de los Monegros, en Huesca. Su clima extremadamente seco es precisamente lo que permite la existencia de animales tan peligrosos como los alacranes, una de las criaturas más tóxicas que existen. Evelyn también nos desvela dónde habitan más especies venenosas, bajo el mar o en tierra firme, y entrevista a la investigadora Meritxell Teixidó, del Institut de Recerca Biomèdica, en Barcelona. Es uno de los pocos centros en el mundo que estudian los péptidos del veneno de escorpiones y abejas para hacer llegar fármacos al cerebro.

Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los animales más tóxicos del mundo. Serpientes, arañas o escorpiones son quizás las criaturas venenosas más conocidas, pero en el planeta habitan nada menos que unas ¡100.000 especies capaces de producir toxinas! Evelyn viaja hasta la comarca de los Monegros, en Huesca. Su clima extremadamente seco es precisamente lo que permite la existencia de animales tan peligrosos como los alacranes, una de las criaturas más tóxicas que existen. Evelyn también nos desvela dónde habitan más especies venenosas, bajo el mar o en tierra firme, y entrevista a la investigadora Meritxell Teixidó, del Institut de Recerca Biomèdica, en Barcelona. Es uno de los pocos centros en el mundo que estudian los péptidos del veneno de escorpiones y abejas para hacer llegar fármacos al cerebro.

ver más sobre "¡Qué animal! - Venenosos " ver menos sobre "¡Qué animal! - Venenosos "

Los últimos 91 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 5:21 pasado sábado ¡Qué Animal! entrevista a Ana Bermejo, bióloga y responsable del programa Migra de la Sociedad Española de Ornitología. Desde aquí dirige el Área de Estudio y Seguimiento de Avifauna. Bermejo nos desvela, entre otras cuestiones, la increíble gesta del charrán ártico. Es un ave de apenas 100 gramos, que realiza anualmente un viaje de más de 70.000 kilómetros, la migración más larga del mundo animal. Es la misma distancia que ir y volver de Madrid a Pequín… ¡4 veces!

  • Viajeros

    Viajeros

    28:05 pasado sábado

    28:05 pasado sábado El Estrecho de Gibraltar es una zona de paso de muchas especies migratorias. ¡Qué animal! os propone un viaje por Cadiz, para descubrir cómo y por qué viajan los animales.

  • 4:03 14 nov 2020 ¡Qué Animal! entrevista a la investigadora y bióloga marina Laura Miralles. En 2016 lideró un estudio para la Universidad de Oviedo en que se halló la primera prueba mundial de hibridación entre dos especies de calderones, el común y el tropical. El estudio se desarrolló mediante el análisis del ADN de un diente de calderón recogido en la costa norte peninsular.

  • ¡Qué animal! - Sexo

    ¡Qué animal! - Sexo

    28:25 14 nov 2020

    28:25 14 nov 2020 La evolución inventó el sexo y resultó la forma más exitosa de reproducción en la naturaleza. Pero no se limitó al cortejo, la cópula y la descendencia. Inventó mucho más: masturbación, orgasmo, cambio de sexo, placer, harenes, homosexualidad. En este capítulo conocemos algo de la riqueza, la complejidad y el misterio de la sexualidad en el reino animal.

  • 2:44 07 nov 2020 Esta semana en ¡Qué Animal! descubrimos cómo funcionan las corrientes de agua fría y caliente en el mar, y por qué las temperaturas marinas pueden cambiar tan bruscamente según la profundidad. Así podremos comprender cómo algunas especies de atún, como el rojo, consiguen mantener su calor corporal pese al cambio de temperatura del exterior

  • 5:27 07 nov 2020 Qué Animal entrevista a Albert Martínez, director del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña. Entre otras cosas, nos desvelará por qué algunos animales de sangre fría pueden pasarse varias semanas sin comer.

  • Sangre

    Sangre

    28:08 07 nov 2020

    28:08 07 nov 2020 La sangre se encarga de transportar el oxígeno por todos los organismos vivos, pero también cumple otra función esencial, y quizás menos conocida: la de repartir el calor por nuestra anatomía y la de otros animales. ¿Qué tiene este fluido que lo hace tan importante para la vida?

  • 2:04 31 oct 2020 En el experimento mostramos cómo el pelo es capaz de aislar a los mamíferos de la temperatura exterior y comprobaremos la increíble fortaleza de un cabello, que de media tiene un diámetro de menos de una décima parte de un milímetro. Con este minúsculo tamaño ¿el peso de cuántas monedas de un céntimo podrá resistir?

  • 3:38 31 oct 2020 Entrevistamos a Jesús María Blanco, profesor en la Escuela de Ingeniería de Bilbao. Ha coordinado un proyecto ¡único! en España para estudiar la piel de los tiburones. Estos escualos vistos de lejos parecen tener una piel muy tersa. Pero al tacto es rugosa como ¡un papel de lija! Tienen escamas muy pequeñas y duras, que parecen pequeños dientes. Blanco nos explicará cómo el diseño de la piel de estos animales se puede aplicar para mejorar el desplazamiento de las embarcaciones y nos descubrirá qué tienen en común las pelotas de golf con las escamas de los tiburones

  • Pieles

    Pieles

    27:50 31 oct 2020

    27:50 31 oct 2020 En el planeta habitan especies con pieles muy diversas. Las hay con escamas, con plumas, con pelos, acorazadas. En este capítulo desvelaremos las características más sorprendentes de todas estas pieles. Por ejemplo, la de los peces es muy parecida a un tejido.

  • 5:10 24 oct 2020 Josep Maria Gili es biólogo marino e investigador del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC. Es uno de los principales expertos mundiales en cnidarios, el grupo al que pertenecen los corales y las gorgonias. 

  • Cazadores

    Cazadores

    30:31 24 oct 2020

    30:31 24 oct 2020 En el capítulo de hoy vemos diferentes técnicas de caza que utilizan los depredadores de la Península Ibérica. Entrevistamos a Josep Maria Gili, biólogo e investigador del CSIC, nos muestra cómo los corales y las gorgonias se alimentan sin mover ni un tentáculo.

  • 1:17 17 oct 2020 ¡Qué animal! en su experimento demostrará cómo en determinados terrenos los humanos podemos movernos con una bicicleta de ruedas cuadradas: otro ejemplo de adaptación al medio.

  • 5:28 17 oct 2020 Qué animal entrevista Ángel Guardiola, experto en murciélagos y miembro de la Asociación ANSE, dedicada a la preservación de los murciélagos, que contará el origen de sus alas. Se parecen más a unas manos que a unas alas. Sin embargo, con ellas realizan increíbles acrobacias en el aire.

  • En movimiento

    En movimiento

    26:20 17 oct 2020

    26:20 17 oct 2020 El primer capítulo, ‘En movimiento’, descubrirá las formas más curiosas de locomoción en el mundo salvaje. Porque ni todas las aves vuelan, ni todos los peces nadan. Aunque las aves son, sin duda, las reinas del cielo, no todas son expertas voladoras. Como el cormorán, que en cambio destaca por su capacidad de buceo. Puede sumergirse hasta 30 metros de profundidad con la fuerza de sus patas. O el avestruz, que incluso ha renunciado del todo a volar, pero es el animal bípedo más veloz del planeta. En el medio terrestre, no todos los animales tienen patas. Las serpientes, por ejemplo, se desplazan haciendo ondular su espina dorsal. Y en el medio acuático, hay especies que sí se mueven con patas, como las estrellas de mar, o peces que utilizan sus aletas para caminar. En este capítulo se verán algunas de las formas más singulares de locomoción. También visitará el Barranco de Gebas, en Murcia, para entender la forma de desplazarse de las serpientes. Llegan a tener más de 400 vértebras en su columna dorsal, que es muy flexible, y se mueven acorde con las características del terreno donde se encuentran. Además, entrevistará al experto en quirópteros Ángel Guardiola, miembro de la Asociación ANSE, dedicada a la preservación de los murciélagos, que contará el origen de sus alas. Se parecen más a unas manos que a unas alas. Sin embargo, con ellas realizan increíbles acrobacias en el aire. Y, por último, un experimento demostrará cómo en determinados terrenos los humanos podemos movernos con una bicicleta de ruedas cuadradas: otro ejemplo de adaptación al medio.

  • 00:30 14 oct 2020 Vuelve ¡Qué animal!, la serie documental de divulgación científica de La 2 en la que la bióloga Evelyn Segura viaja por todos los rincones de nuestro territorio para desvelarnos las capacidades más extraordinarias de los animales.

  • 27:55 01 jul 2020 Qué animal! recorre esta semana el Delta del Ebro, en Tarragona, el segundo hábitat acuático más extenso de España. Su biodiversidad contrasta con la profunda humanización y transformación agrícola de buena parte de su superficie. Ranas, flamencos, libélulas o cangrejos son algunas de las especies. Histórico de emisiones: 18/06/2017 17/02/2018

  • Picos de Europa

    Picos de Europa

    27:58 30 jun 2020

    27:58 30 jun 2020 ¡Qué animal! recorre esta semana el Parque Nacional de los Picos de Europa, el primero que se creó en España y el que alberga el mayor número de grandes vertebrados. El oso pardo, el topo o el quebrantahuesos son algunas de las especies protagonistas de este capítulo. Histórico de emisiones: 17/03/2018

  • 27:48 29 jun 2020 Las Medas, un pequeño archipiélago a escasos dos kilómetros de la Costa Brava, son un paraíso para las aves, con más de 60 especies censadas. Pero es bajo el mar donde estalla un mundo insospechado de formas y colores, con animales como el mero o el pulpo, todo un maestro del camuflaje con un cerebro tan extraordinario que lo convierte en el más listo de todos los invertebrados. Además, descubriremos si un pez puede cambiar de sexo, o si los tiburones practican el canibalismo. En el apartado de experimentos comprobaremos por qué los animales marinos pueden crecer mucho más que los terrestres sin tener que gastar demasiada energía luchando contra la fuerza de la gravedad. La invitada de esta entrega, la campeona olímpica Ona Carbonell mostrará si posee la potencia de un delfín. Histórico de emisiones: 28/05/2017 24/03/2018

  • Acorazados

    Acorazados

    30:34 28 dic 2019

    30:34 28 dic 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja a Eivissa y Formentera donde descubre asombrosas especies acorazadas. La nacra, por ejemplo, una especie de molusco endémica del Mediterráneo, entierra más de un tercio su caparazón a una profundidad de hasta 60 metros para evitar que la arrastre la corriente. También vemos a un animal que está cubierto por una gruesa capa de hasta 5000 púas, al único mamífero que tiene escamas y a una especie que aprovecha la coraza de otros animales para sobrevivir. El entomólogo Eduard Vives nos habla sobre los escarabajos, los animales con mayor diversidad del planeta. Existen alrededor de ¡360.000 especies!. Vives nos explica cómo los élitros, sus corazas, les sirven para proteger sus delicadas alas, y cómo algunas especies los utilizan para captar el rocío de la madrugada.

Mostrando 1 de 5 Ver más