Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

null

5466157 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Veloces - ver ahora
Transcripción completa

Correr para comer.

Correr para no ser comido.

Luchar contra la gravedad y la resistencia al aire o al agua

para alcanzar velocidades increíbles.

Pero ¿sabíais que el animal más rápido del mundo

es casi invisible al ojo humano?

Millones de años de evolución

han modelado un mundo fascinante y diverso

donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas

en los que la vida emerge.

Soy Evelyn Segura, bióloga.

Mi pasión es dar a conocer

las maravillas naturales para preservarlas.

Juntos descubriremos las historias más increíbles

del mundo animal.

(Música)

Dicen que el movimiento se demuestra andando.

Y lo cierto es que desplazarse

es una de las acciones fundamentales en la vida.

Pero ¿a qué velocidad se produce ese movimiento y por qué?

Entre los animales, moverse sirve para buscar alimento,

emigrar cuando las condiciones ambientales empeoran,

encontrar pareja o escapar de los depredadores.

Según cómo se mire,

podemos pensar que cuanto más rápido vayamos, mejor.

Pero siempre que nos ponemos en el centro

como medida de todas las cosas de la naturaleza nos equivocamos.

Ir rápido es útil para las especies que necesitan ser veloces.

Si no, sería un gasto absurdo de energía,

ya que es muy costoso no solo correr,

sino también mantener toda la masa muscular para hacerlo.

¿Acaso sería lógico ir en un fórmula uno

a comprar el pan a la tienda de la esquina?

Hoy os propongo una carrera

por el mundo de la velocidad animal.

Coged aire.

(Música)

Al rey de la velocidad mundial

no lo encontraremos en la Península Ibérica.

Para verlo tenemos que viajar hasta la sabana africana.

Descansando entre la vegetación, no parece un depredador temible.

Pero lo es. Todo su cuerpo está preparado

para salir lanzado como una flecha tras sus presas.

Como esta gacela, uno de sus platos favoritos.

Su columna vertebral es larga y flexible

y actúa como un muelle que lo impulsa hacia delante.

Cuando corre, utliliza su cola a modo de timón para estabilizarse.

Gracias a su anatomía, puede pasar

de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas tres segundos.

Y alcanzar velocidades punta de hasta 110.

La clave de su asombrosa aceleración

está en que puede aumentar

la frecuencia de sus zanzadas muy rápidamente

y así puede sorprender a su presa con un cambio de ritmo.

Aunque es el animal terrestre más rápido del mundo,

estos sprints no duran más de un minutos.

Suponen un consumo enorme de energía

y no los puede mantener durante mucho rato.

Un estudio de la Universidad de Londres

comparó la velocidad del guepardo con la del galgo

para descubrir su secreto.

Los dos tienen anatomías parecidas,

pero en cuestión de rapidez, el guepardo gana de calle.

Sus patas traseras sostienen el 70 por ciento de su peso.

De este modo, evitan derrapar.

Además, los músculos de sus extremidades posteriores

están formados por unas fibras especiales

llamadas superrápidas.

Pueden contraerse más rápido y con más fuerza

porque tienen menos mioglobina,

la molécula que transporta oxígeno al tejido muscular.

Además, tienen unas grandes fosas nasales

para no quedarse sin aliento.

Por si fuera poco, su sistema de equilibrio

es único y le permite mantener la cabeza

sin balanceo incluso a altas velocidades.

El humano más rápido del planeta, Usain Bolt,

paró el crono en 9,58 segundos.

El récord mundial de los 100 metros lisos.

Un guepardo tardaría solo la mitad

que el aclamado y laureado velocista.

(Música)

Xantal Borràs es doctora en Educación Física y Deporte

y profesora en la Universidad de Vic, en Barcelona.

Es una de las pocas especialistas

en biomecánica deportiva de nuestro país.

¿En qué consiste la biomecánica deportiva?

La biomecánica es una disciplina

que utiliza los principios de la física mecánica

y los adapta al cuerpo humano.

En la biomecánica deportiva tenemos un doble objetivo,

que es la mejora del rendimiento deportivo

y la prevención o readaptación de las lesiones.

Los animales más grandes

y con más masa muscular deberían ser más rápidos.

Pero los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

¿Por qué?

Los animales con mucha masa, como los elefantes,

tienen mucha resistencia al desplazamiento.

Es lo que denominamos inercia.

Les cuesta mucho acelerar y les cuesta mucho frenar.

Puede ser que a la hora de tener su velocidad punta máxima

se hayan quedado sin energía.

Así como hay animales, como el guepardo,

que tienen el cuerpo diseñado para el sprint,

¿para los humanos cuál sería nuestro movimiento natural?

Nosotros estábamos confeccionados para la cuadrupedia.

Pasamos a ser bípedos y tuvimos

que incorporar cambios en nuestra estructura corporal.

Tenemos tres curvas en la espalda.

Tenemos unas caderas modificadas y los hombros también.

No creo que estemos tan preparados para ser veloces

como para resistir mucho tiempo.

De hecho, antes, los ancestros,

para cazar, utilizaban la caza por fatiga del animal.

Como el lobo. Como el lobo, por ejemplo.

¿El estudio de la biomecánica de los animales

puede ayudar a mejorar el rendimiento de los deportistas?

Actualmente, con la tecnología,

usamos la nueva tecnología o la tecnología más moderna

para analizar el movimiento del deportista.

Sí que es verdad que hace bastantes años,

a principios del siglo pasado,

a través del movimiento de las piernas de la rana

Lombard describió el movimiento de los músculos

que actúan en dos articulaciones del cuerpo.

La cadera y la rodilla, principalmente,

o brazo y hombro.

Y en natación sí que está la teoría de los vórtices,

de las turbulencias que utilizan los peces,

que utilizan los peces para propulsarse,

y que ahora se intenta entrenar generando ondas

en los nadadores para poder aprovechar estos vórtices

como método propulsivo.

¿Y si yo quisiera mejorar mi velocidad, qué debería entrenar?

Deberías entrenar la técnica de carrera

y después, la fuerza muscular.

La fuerza muscular, el apoyo en el pie de los velocistas

se produce en una fracción de segundo.

Necesitamos generar mucha fuerza en muy poco tiempo.

Necesitas tener fuerza no solo en las piernas,

sino en el tronco y también en los brazos

para poder contribuir en el movimiento.

(Música)

Si el objetivo de los depredadores

como el guepardo es atrapar a sus presas,

el de estas es todo lo contrario, intentar escapar.

Se establece lo que se conoce como carrera armamentística evolutiva.

El depredador se vuelve más eficiente

en perseguir y matar a sus presas

y las presas desarrollan nuevas defensas y formas de escape.

Gracias a esta coevolución,

las poblaciones de unos y otros se mantienen en equilibrio.

En la Península Ibérica, la liebre es una de las especies

más hábiles y rápidas cuando se trata

de escapar de las fauces de su perseguidor.

Es un animal extremadamente cauto.

Orienta sus largas orejas

para detectar cualquier ruido que se produzca a su alrededor.

Los lepóridos, la familia a la que pertenecen,

se caracterizan por sus largas patas posteriores

y su cuerpo aplanado,

diseñado para correr a gran velocidad.

De hecho, su forma de correr

es parecida a la del guepardo. Quién lo diría.

En carrera pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora

y realizar saltos de más de tres metros.

Realizan quiebros bruscos en su trayectoria

para despistar a sus perseguidores.

Acumula casi el 20 por ciento de toda su musculatura

en la zona pélvica y en las patas posteriores.

Su corazón es tres veces más grande que el de un conejo.

Y late un tercio más rápido para proveer de oxígeno

a los músculos durante las carreras.

Pocos depredadores pueden dar alcance a este bólido con patas.

(Música)

El equivalente al guepardo en nuestro país sería el lobo.

Ni por asomo alcanza la velocidad del felino,

pero es uno de los depredadores terrestres

más rápidos de nuestro territorio.

No es que los animales de la Península sean más perezosos

ni que el calor del mediodía en verano

les quite las ganas de echar unas carreras.

La respuesta está, cómo no, en la selección natural.

El terreno en el que viven es muy distinto a la sabana.

Y para atrapar a sus presas,

no necesitan ir a una gran velocidad.

De modo que no han evolucionado para correr rápidos sprints.

Las patas de los lobos están adaptadas

para caminar con facilidad por una gran variedad de terrenos.

Especialmente, nieve. Sus garras son grandes

y no se retraen, como las de los felinos,

para mantener así el agarre en superficies resbaladizas.

Cuando caza, su estrategia se asemeja

a la de un corredor de fondo.

Puede perseguir a su presa durante horas

a velocidad media.

Aun así, cuando hace falta alcanza los 60 kilómetros por hora.

Su extraordinaria condición física

le permite recorrer grandes distancias.

Su potencia es impresionante.

Y puede saltar hasta cinco metros sin aparente esfuerzo.

Es un atleta muy completo.

Para ir a gran velocidad, hay que tener una buena tracción.

Así, la fuerza de los músculos impulsa el cuerpo hacia delante.

Por eso, los velocistas utilizan tacos en la salida

y la suela de sus zapatillas tiene pequeñas púas.

Pero, al mismo tiempo, la fricción con el suelo

genera una gran resistencia.

Sobre hielo, en cambio, es mucho menor.

Si el atleta más veloz alcanza unos 45 kilómetros por hora,

el patinador más rápido supera los 90.

Hay un delicado equilibrio entre no resbalar

y no perder potencia por la fricción contra el suelo.

Quizá hayáis experimentado en vuestras propias carnes

lo inestable que es ir sobre patines.

En el experimento de hoy, os voy a mostrar

cómo podemos reducir esta resistencia.

En este caso, con un gas.

Hemos construido un aerodeslizador doméstico

con un soplador.

Si funciona, generaremos un cojín de aire bajo la silla.

Voy a subirme, aunque no sé si voy a necesitar un casco.

¡Funciona!

Gracias a la capa de aire que hemos generado,

el rozamiento con el suelo es muy leve.

Con poco esfuerzo, podemos desplazar la silla

o hacerla girar.

La densidad del aire es menor

que la del agua y genera menos resistencia.

Y si se tiene un cuerpo aerodinámico,

se pueden alcanzar velocidades de vértigo.

Por eso, el rey de la velocidad no es terrestre ni acuático,

sino un ave.

El halcón peregrino es el animal más rápido del mundo

y un cazador letal.

Toda su anatomía ha evolucionado para cortar el aire.

Sus alas son largas y afiladas y so cola, corta,

para tener un cuerpo aerodinámico y compacto.

Sus plumas son más delgadas y rígidas que las de otras rapaces.

Y reducen la resistencia al aire.

En vuelo horizontal alcanzan los 150 kilómetros por hora.

Pero consigue velocidades aún mayores

en los picados que realiza para capturar sus presas.

Cuando se lanza tras ellas,

llega a los 320 kilómetros por hora.

Aunque en 2005 se detectó un ejemplar

a más de 390, así que no se sabe

cuál es realmente la velocidad máxima que puede alcanzar.

En un túnel de viento podemos reproducir

algo parecido al vuelo de esa ave.

Unas turbinas generan una corriente de aire

de hasta 280 kilómetros por hora.

Similar a una caída libre.

Voy a emular al halcón peregrino.

(Música)

¡Guau, la sensación es increíble!

Cuesta mucho controlar el cuerpo ahí dentro.

Hay que hacer fuerza, cuesta incluso respirar.

Yo repetiría.

Imposible emular al halcón peregrino.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford

y de Groningen, en Holanda,

se preguntó por qué el halcón volaba tan rápido

si en realidad, sus presas eran mucho más lentas.

Para encontrar la respuesta, realizaron simulaciones

por ordenador de su técnica de caza.

Vieron que al contrario de lo que parecía lógico,

durante el picado, las fuerzas aerodinámicas

que se generan le permiten maniobrar mejor.

Si fuese más lento, no podría maniobrar

a los movimientos erráticos de la presa que intenta escapar.

Como en los otros animales que hemos visto,

su cuerpo está extraordinariamente preparado para la velocidad.

Tiene unos potentes músculos que se sujetan a la quilla,

una estructura ubicada en el esternón,

que en esta especie es muy grande.

Su corazón late entre 600 y 900 veces por minuto.

Y su sistema respiratorio le permite mantener

los pulmones hinchados incluso cuando exhala.

Así asegura el aporte de oxígeno a los músculos.

Además, presenta unos pequeños tubérculos óseos

en las fosas nasales que desvían la corriente

y así, la presión del aire no daña sus pulmones.

(Música)

El halcón peregrino debe controlar al milímetro su vuelo

para no sufrir ningún percance a esas velocidades.

Pero ¿os imagináis que tuviera que hacerlo

rodeado por miles de otras aves?

En esto, el estornino es el campeón.

(Música)

Es uno de los espectáculos de la naturaleza

más maravillosos que podemos observar

al atardecer en los cielos de invierno,

cuando ya están liberados del cuidado de las crías.

Es cuando los estorninos forman bandadas de miles

o decenas de miles de ejemplares

volando de forma deliciosamente sincronizada.

Con esta especie de baile, buscan alimento

de forma coordinada antes de dirigirse a los dormideros.

Y también es una forma de despistar

a los depredadores, como los halcones.

Cuando un depredador ataca a una bandada de aves,

un banco de peces o un rebaño de herbívoros,

fija su atención en un único individuo y va a por él.

Si la presa se mueve a toda velocidad

rodeada de sus congéneres con un movimiento impredecible,

el cazador se confunde y tiene mucha dificultad

para perseguir a un individuo concreto.

Cómo los estorninos consiguen realizar

estas acrobacias sin chocar entre ellos

es una pregunta que ha intrigado a los científicos

desde hace cientos de años.

En 1930, el ornitólogo británico Edmund Sealous

propuso que debía de existir

algún tipo de telepatía entre ellos.

Una idea peregrina descartada por investigadores posteriores.

Ahora sabemos que cada ave imita la dirección y velocidad

de los siete pájaros más cercanos.

De este modo, todo el bando se mueve de forma sincronizada,

incluso a velocidades que alcanzan los 60 kilómetros por hora.

Hemos visto cómo conseguir altas velocidades en tierra y aire.

¿Qué sucede en el agua?

En el agua, nosotros no estamos tan adaptados

al medio acuático como al medio terrestre.

En el agua suceden varias cosas.

Primero, cambiamos la posición del centro de gravedad

en relación a lo que serían los pies.

Después, como es un medio fluido,

tenemos que adaptar el sistema vestibular,

que es el responsable del equilibrio corporal.

En el agua estamos en desequilibrio constante.

El agua ofrece más resistencia al avance, es más densa,

con lo cual, consumimos mucha más energía.

Para recorrer una misma distancia,

tanto en tierra como en agua,

consumimos cinco veces más de energía en el agua.

Y en los distintos tipos de estilos de natación,

¿se utiliza la misma musculatura o es diferente?

La mayoría de estilos utilizan los mismos grupos musculares.

Lo que serían mariposa y braza

intenta ser más ondulatorio, como los peces o el delfín.

Para poder aprovechar esos vórtices que generan,

esas turbulencias que se generan al final de la patada

para ayudar a propulsar al deportista.

Pero tenemos una musculatura muy diferente a la de los peces.

Los peces tienen una musculatura que pasa a lo largo de la espina.

Y, además, no tienen tendones, con lo cual la explosividad

de lo que podemos acumular en el músculo

los peces seguramente no la tienen.

(Música)

El humano más rápido en el agua es el francés Florent Manaudou.

En 2014 alcanzó casi los 9 kilómetros por hora.

Una velocidad bastante discreta.

En nuestras aguas hay un pariente del tiburón blanco

que nada hasta 10 veces más rápido.

(Música de "Tiburón")

(RÍE)

No, en estas aguas, no, en el mar.

Al marrajo común o tiburón mako

se le conoce como el halcón peregrino del mar.

Vive en las zonas templadas de todos los océanos.

También en el Mediterráneo.

Aunque no suele acercarse a la costa.

No existen estudios precisos sobre su velocidad máxima.

Pero se sabe que nada habitualmente a unos 40 kilómetros por hora

y que alcanza los 90 de velocidad punta.

Este tiburón tiene distintas adaptaciones

anatómicas y fisiológicas que le permiten volar en el agua.

Pocas presas pueden escapar de sus fauces.

Por un lado, su aleta caudal en forma de media luna

es extremadamente potente y musculosa.

Por otro lado, la superficie de sus branquias

es mucho mayor que la de otros tiburones,

lo que le permite captar mejor el oxígeno del agua.

Además, tiene una estructura especial

en su sistema circulatorio

con la que consigue mantener alta la temperatura de sus músculos

y realizar rápidos arranques, incluso en aguas frías.

Todo su cuerpo es extremadamente hidrodinámico,

empezando por su hocico puntiagudo.

Pero uno de sus secretos no se percibe a simple vista.

La piel de los tiburones está cubierta

de miles de pequeños dientes dérmicos o dentículos superpuestos

que reducen la fricción del agua.

En el caso del mako, además, estas estructuras son flexibles

y se orientan en función de la dirección del flujo de agua.

Estas diminutas placas le ayudan a convertirse

en uno de los peces más rápidos del mundo.

Eso sí, con el permiso del pez vela,

el animal más veloz de todos los mares.

Es capaz de alcanzar los 100 kilómetros por hora.

Pero ¿qué sucede si tenemos en cuenta el tamaño de su cuerpo?

Si incluimos este parámetro,

el récord del mundo de velocidad animal

se lo llevaría un invertebrado casi microscópico.

(Música)

Los ácaros son arácnidos,

como las arañas, las garrapatas o los escorpiones.

Pueden ser terrestres o acuáticos

y se conocen unas 50 000 especies.

Aunque se cree que hay centenares de miles por descubrir.

Estamos rodeados por ellos y suelen pasar desapercibidos.

Aunque los alérgicos detectan su presencia a la legua.

(Música)

En zonas rocosas del sur de California,

vive paratarsotomus macropalpis.

Una especie de ácaro del tamaño de una semilla de sésamo.

Pese a su diminuto tamaño,

es el animal más rápido de la Tierra

si tenemos en cuenta la longitud de su cuerpo.

Si el guepardo, por ejemplo, se puede desplazar

a una velocidad de 16 veces

la longitud de su cuerpo por segundo,

paratarsotomus recorre una distancia

de 322 veces su longitud en el mismo tiempo.

Sería el equivalente a un humano

que corre a 2100 kilómetros por hora.

Además, es capaz de soportar temperaturas

de más de 60 grados centígrados,

letales para la mayoría de seres vivos.

(Música)

Comparados con la liebre, el halcón o el marrajo,

los humanos somos una especie extremadamente lenta.

Aun así, parece que nos gusta correr.

Ir ajetreados de aquí para allá.

(Música)

Pero aquí parece que el tiempo se ha detenido.

Lejos de las prisas y en contacto con la naturaleza,

correr se me antoja la idea más absurda del mundo.

¡Qué animal! - Veloces

30:59 14 dic 2019

Evelyn Segura, bióloga, visita la Serranía de Cuenca y nos descubre a los animales más veloces del planeta, como el halcón peregrino. Esta rapaz es capaz de lanzarse tras su presa a ¡320 km/h!. El lobo ni por asomo alcanza esta velocidad, pero es uno de los depredadores terrestres más rápidos de nuestro territorio. Fuera de la península ibérica, el guepardo es el rey de la velocidad mundial. Puede pasar de 0 a 100 km/h en apenas ¡tres segundos!. Pero si tenemos en cuenta el tamaño del cuerpo del animal, resulta que quien revienta el cronómetro es un invertebrado casi invisible al ojo humano. Xantal Borràs, doctora en actividad física y deporte, y una de las pocas especialistas en biomecánica deportiva de nuestro país, nos explica qué podemos aprender los humanos de los animales para rendir mejor en una carrera, y por qué los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

Evelyn Segura, bióloga, visita la Serranía de Cuenca y nos descubre a los animales más veloces del planeta, como el halcón peregrino. Esta rapaz es capaz de lanzarse tras su presa a ¡320 km/h!. El lobo ni por asomo alcanza esta velocidad, pero es uno de los depredadores terrestres más rápidos de nuestro territorio. Fuera de la península ibérica, el guepardo es el rey de la velocidad mundial. Puede pasar de 0 a 100 km/h en apenas ¡tres segundos!. Pero si tenemos en cuenta el tamaño del cuerpo del animal, resulta que quien revienta el cronómetro es un invertebrado casi invisible al ojo humano. Xantal Borràs, doctora en actividad física y deporte, y una de las pocas especialistas en biomecánica deportiva de nuestro país, nos explica qué podemos aprender los humanos de los animales para rendir mejor en una carrera, y por qué los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

ver más sobre "¡Qué animal! - Veloces" ver menos sobre "¡Qué animal! - Veloces"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Anonimo

    Musica del minuto 20:00?

    16 dic 2019

Los últimos 117 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La estrategia del cuco

    La estrategia del cuco

    2:37 pasado martes

    2:37 pasado martes Un ejemplo clásico de un animal que se aprovecha de otro es el cuco. De las más de 130 especies que existen, casi la mitad ponen sus huevos en los nidos de otras aves. A esta estrategia se la llama parasitismo de puesta o de cría. De este modo, los cucos ahorran tiempo y energía en la construcción del nido y la alimentación de los polluelos. Las hembras suelen introducir un único huevo en el nido de la especie hospedadora. En Europa, sus víctimas preferidas son el carricero, la bisbita o el acentor comunes. Aparentemente, los inquilinos no se percatan del huevo impostor. Lo incuban hasta que eclosiona, generalmente algunos días antes que el resto. Pero el recién nacido todavía no ha culminado su objetivo. Empuja el resto de los huevos fuera del nido hasta que solo queda él. Y si los huevos ya han eclosionado, no tiene reparos en lanzar a los polluelos al vacío. Los padres adoptivos siguen alimentando a la única cría que ha quedado en el nido: el cuco. Crece tanto que los puede llegar a superar en tamaño.

  • 4:42 pasado domingo Ver sin ser visto es jugar con ventaja a la hora de cazar. Y los camaleones, ¡bien que le sacan partido a esto del camuflaje para poder echarse algo a la boca! Son depredadores oportunistas que permanecen, la mayor parte del tiempo, inmóviles y escondidos. Casi invisibles. Al contrario que los camaleones, es difícil que un flamenco pase desapercibido. El color rosado de sus plumas ha llamado la atención de los humanos desde la antigüedad. Pero quizás su particularidad más llamativa sea su forma de atrapar el alimento, más parecida a la de una ballena que a la de cualquier otra ave.

  • 1:19 14 abr 2021 No es exactamente así: los cisnes son monógamos, como el 90% de las especies de aves. Sacar a las crías adelante requiere tanta energía que las hembras eligen a machos capaces de cooperar en su cuidado. Pero no todas las parejas de cisne se profesan amor eterno, como se suele pensar. A veces duran lo que dura la crianza de los polluelos. De hecho, incluso abandonan a su pareja para irse con otra durante la misma temporada. Se cree que estas “infidelidades” aportan más variabilidad genética a los descendientes y, por lo tanto, más capacidad de adaptación ante posibles cambios ambientales.

  • Corales resistentes

    Corales resistentes

    3:04 07 abr 2021

    3:04 07 abr 2021 Al norte de Lanzarote se encuentra la Isla de La Graciosa, que forma parte de la mayor reserva marina de Europa. Son más de 70.000 hectáreas protegidas. Sus aguas esconden un tesoro natural ¡a apenas 30 metros de profundidad! Sumergirse en esta reserva marina siempre depara encuentros y paseos submarinos con nuevos compañeros como el angelote, un pacífico y amenazado tiburón que ha encontrado aquí su refugio. Los corales son animales coloniales. Cada rama está formada por centenares de pólipos de pocos milímetros que asoman sus tentáculos a través de pequeños orificios en el esqueleto calcáreo externo del coral. 

  • 2:49 04 abr 2021 A primera vista diríamos que no, pero tiene algunas ventajas. O al menos, eso parece en el caso de los avestruces. Algunas aves vuelan poco y mal, otras incluso han renunciado totalmente a volar. Hay unas 60 especies salvajes en todo el mundo que han perdido esta capacidad, entre ellas los avestruces y lo pingüinos. Aunque quizás no lo parezca, renunciar al vuelo tiene algunas ventajas. Los avestruces, por ejemplo, han podido crecer más que ninguna otra ave. Llegan a pesar más de 150 kilos y alcanzan una altura de casi 3 metros. Con estas dimensiones, ¡pocos depredadores se atreven con él!  Chus Rodríguez, cuidadora de animales de Terra Natura, en Murcia, nos ha contado eso y mucho más mientras los está alimentando. Su tamaño también le permite ser el animal bípedo más veloz del planeta. Corre hasta los 70 kilómetros por hora, casi el doble que el humano más rápido del mundo. Además, utiliza la mitad de energía que nosotros.

  • 6:21 30 mar 2021 Los conejos se empezaron a domesticar de forma intensiva probablemente en los monasterios del Sur de Francia. Los monjes los empezaron a criar para su consumo hace unos 1400 años. Cruzaron entre ellos los conejos de monte más dóciles y poco huidizos. Pero el proceso de domesticación de este animal empezó mucho antes. Ya los romanos encerraban a los conejos silvestres en cercados para alimentarse de ellos. Y en la Edad Media era un manjar muy preciado en toda Europa. Eso sí, es difícil señalar en qué momento concreto se domesticó esta especie.

  • ¿Serpientes con patas?

    ¿Serpientes con patas?

    2:28 20 mar 2021

    2:28 20 mar 2021 Hace más de 100 millones de años, los antepasados de las serpientes actuales tenían patas, pero las perdieron a lo largo de la evolución. En las boas y pitones, los grupos más primitivos, quedan unos diminutos huesos en su pelvis que son vestigios de esas patas. Un equipo investigador de la Universidad de Florida descubrió por qué las serpientes no desarrollan sus extremidades: en estado embrionario, un gen llamado Sonic Hedgehog se desactiva e impide que las patas crezcan. Sin embargo, tienen un sistema de locomoción mucho más evolucionado de lo que parece. Se basa en la flexibilidad de su espina dorsal, una fuerte musculatura y las escamas de la parte inferior del cuerpo. Mientras que un humano adulto tiene 33 vértebras en su columna, las serpientes pueden tener más de 400. Es como un collar hecho de cuentas pequeñas, que se puede doblar y enroscar mucho más fácilmente que uno de cuentas más grandes. Algunas serpientes que viven en el desierto han desarrollado un tipo de desplazamiento lateral particular. Les permite ascender y descender por la arena resbaladiza de las dunas.

  • 2:42 16 mar 2021 Repasamos las estrategias de algunos animales para conseguir sus objetivos llegando la cerebro de otras especies. La estrategia del control mental la usan algunos parasitos como el que provoca la toxoplasmosis o el Leucochloridium paradoxum es un gusano plano que usa de huésped a los caracoles para que le lleven a su verdadero objetivo: los pájaros. 

  • 3:26 11 mar 2021 La biología tiene la respuesta. Antes de la gallina estaba el gallo rojo salvaje, que también ponía huevos. Y también los ponían sus ancestros, los dinosaurios. Está claro que el huevo fue primero. Hoy en día el número de gallinas triplica la población mundial de humanos. Son las aves más comunes y el animal de granja ¡más importante del planeta! Existen unos ¡20.000 millones! de gallinas. Cada año se sacrifican unos ¡6 mil millones! para satisfacer nuestra hambre.

  • 5:53 28 feb 2021 En la Península Ibérica, los carnívoros sociales por excelencia son los lobos. Viven en manadas jerarquizadas de entre cinco y diez ejemplares. Cuando avistan un objetivo apetecible, se lanzan tras él sin importarles que la presa les supere en tamaño. Saben bien que la unión hace la fuerza. Los lobos trazan una estrategia perfectamente coordinada. Se distribuyen el trabajo en función del número de integrantes de la cacería, y según el estatus social en la manada de cada uno. Suelen desplazarse en fila india. Abre la marcha un individuo explorador que, a veces, llama la atención de la presa intencionadamente. Otros tres o cuatro lobos entran y salen de la órbita del grupo. Un último miembro protege a los líderes desde la retaguardia. La extraordinaria condición física del lobo le permite recorrer grandes distancias. Es el rey de la persecución. Puede acosar a su víctima durante horas a velocidad media, hasta agotarla. La expedición rodea a la presa y  una vez acorralada, tiene pocas posibilidades de escapar.

  • 4:53 23 feb 2021 Cuando los humanos empezaron a dedicarse a la agricultura, dejaron de ser nómadas y, para cazar, tenían que ir cada vez más lejos. Hasta que un día a algún “lumbreras” se le ocurrió traer una oveja hasta el poblado y se decidió criar a este animal. Las ovejas primitivas no se parecían a las simpáticas y mullidas ovejas de hoy en día. Su ancestro salvaje, el muflón asiático, ¡no tenía lana! A base de seleccionar ejemplares con una capa más densa de pelo se consiguieron ovejas con un espeso pelaje hace unos 7000 años. Pero el hilado de lana no aparece hasta hace unos 5000 años. Las prendas de este tejido ayudaron a los humanos a colonizar territorios más fríos.  

  • 1:54 19 feb 2021 Las hembras de hiena manchada, por su anatomía externa, parecen machos. Su clítoris es largo y contráctil como un pene. Les permite dominar el apareamiento y evitar ser forzadas. Durante la monta, al macho le cuesta encontrar la postura. La hembra retrae y dilata su pseudopene a voluntad hasta que le permite a él introducir el suyo. Las hembras, además, se hacen de rogar, y suelen escoger a los más jóvenes y sumisos ¡y a los que se alargan en los preliminares! Los machos copulan con varias hembras, igual que la mayoría de mamíferos. Esta estrategia reproductiva es la poliginia, el tipo de relación poligámica más común entre los vertebrados. El pseudopene de la hiena manchada mide ¡entre 15 y 20 cm.! y es a la vez conducto urinario y genital. Por increíble que parezca, las crías nacen por este canal, que fácilmente puede desgarrarse. Con razón son tan selectivas. A veces, si después de la cópula se arrepienten del elegido, vacían la vejiga y adiós esperma.

  • 2:31 26 dic 2020 Pensemos en alternativas para reducir nuestro consumo de plástico: ¿Os imagináis una botella de agua que en lugar de contaminar incluso se pudiese beber? ¡Vamos a preparar envases de agua biodegradables y comestibles! Evelyn necesitará agua potable, alginato de sodio, - que es un azúcar que se obtiene de las algas -, y lactato de sodio, - una sal de origen vegetal -, disuelto en agua. Y un poco de colorante alimentario para darle un toque de color.

  • 2:27 26 dic 2020 'Qué Animal!' a Elsa Jiménez, directora de la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, CRAM. Conoce de primera mano las amenazas que sufren tortugas o cetáceos porque hasta su centro llegan estos animales con síntomas de asfixia o con miembros amputados por los plásticos. A la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, llegan tortugas como esta, a la que están curando. Han rescatado y liberado a más de 600 tortugas marinas y asistido a cientos de delfines y ballenas varados...Esta fundación es una referencia en Europa en cuanto a la recuperación de estas especies.

  • Marinos

    Marinos

    28:10 26 dic 2020

    28:10 26 dic 2020 El capítulo está dedicado a las especies que viven en los fondos marinos y hace una reflexión: el abuso de los plásticos está transformando los océanos. Las tortugas, por ejemplo, sufren sus consecuencias.

  • 6:48 23 dic 2020 ¡Qué animal! habla con los geomicrobiólogos Cristina Escudero y Ricardo Amils, del Centro de Astrobiología INTA-CSIC

  • 2:28 23 dic 2020 Los osos de agua son unos pequeños invertebrados descubiertos en 1773 y se han convertido en un organismo modelo para la astrobiología. Pueden resistir temperaturas tan extremadamente bajas porque en su organismo contiene sustancias anticongelantes, como el glicerol y la trehalosa. El nitrógeno líquido está a unos 200 grados bajo cero, mucho menos fría que la temperatura que soportaron en el espacio exterior los tardígrados, también llamados osos de agua, durante el experimento de la agencia espacial europea. Si sumergimos una rosa en nitrógeno líquido vemos como en pocos segundos, toda el agua de las células de la rosa se habrá congelado. Aunque su aspecto no cambia, tiene tantos cristales de hielo que se deshace en añicos.

  • Vida extrema

    Vida extrema

    28:20 19 dic 2020

    28:20 19 dic 2020 Programa de divulgación científica que repasará las curiosidades de la naturaleza y fauna de la península y las islas a través de sus hábitats.

  • 1:18 12 dic 2020 ¡Qué Animal! entrevista al biólogo Miguel Pérez Enciso, que ha formado parte de un equipo internacional de investigadores que ha secuenciado el genoma del cerdo y el de varios jabalíes de China y Europa. En la investigación han participado más de 40 instituciones y 150 científicos de 12 países. Enciso nos explica qué implicaciones tendrá el estudio en biomedicina y por qué el cerdo no le hace ascos a nada. Es investigador en la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y da clases en la Universidad Autónoma de Barcelona y en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG).

  • 2:39 12 dic 2020 Evelyn Segura, bióloga y presentadora del programa, nos explica este principio con la ayuda de un botijo. ¿Cómo puede enfriar el agua estando a pleno sol? La clave está en la evaporación del agua en su superficie.

Mostrando 1 de 6 Ver más