Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

4814098 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Urdaibai - ver ahora
Transcripción completa

¿Por qué construye el ratón espiguero

rascacielos en medio del campo?

¿Suele una golondrina cambiar de pareja?

¿A qué reptil se le atribuyó en la antigüedad

el poder de resucitar a los muertos?

¿Qué animal es capaz de transmitir su canto

a miles de kilómetros de distancia?

Estas gambas, para vivir,

solo necesitan el contenido de la esfera.

Es un diseño de la NASA.

Un mundo autosuficiente en miniatura.

Pero, al otro lado del cristal, todo se complica.

Nuestro planeta está formado por ecosistemas mucho más complejos.

Contienen multitud de organismos que se necesitan unos a otros

para sobrevivir.

El río Oka, en el País Vasco,

es especialmente rico por su diversidad biológica.

Es la columna vertebral

de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Aquí habita un animal capaz de hacer oír su canto

a miles de kilómetros de distancia. ¿Increíble, no?

Espero encontrarlo y conseguir escuchar sus melodías.

Es lo que tiene estar en lo alto de una torre defensiva.

Ofrece las mejores vistas de la reserva.

La ría se extiende desde la Villa de Gernika,

en la parte más interior, hasta el mar.

Más allá de la playa de Laida y el pueblo de Mundaka.

Urdaibai contiene ecosistemas muy variados.

Bosques, marismas, arenales y campiña atlántica.

Entre las altas hierbas de sus campos

se esconde el roedor más pequeño de Europa,

el ratón espiguero.

Con su peculiar cola prensil trepa sobre las espigas.

Ahí arriba, a más de 20 centímetros del suelo,

teje sus nidos con hierbas entrelazadas.

Pueden llegar a estar a 1 metro de altura.

¿Y por qué construyen estos verdaderos

rascacielos campestres?

Para proteger a sus crías de posibles depredadores.

Creo que el ratón espiguero no destaca por su canto.

En cambio, es un excelente arquitecto.

Los ratones espigueros no son los únicos

que tejen con materiales naturales formas esféricas.

Benedetta Tagliabue

es una prestigiosa arquitecta italiana

afincada en España.

Ella diseñó el "pabellón cesto",

que representó a España

en la Exposición Universal de Shanghai de 2010.

El edificio temporal estaba revestido de mimbre.

Benedetta, cuando miro tu pabellón no puedo evitar acordarme

del nido del ratón espiguero.

¿Te inspiraste en alguna forma de la naturaleza para diseñarlo?

La verdad, es que siempre nos ha inspirado la naturaleza.

Si no, no haríamos la arquitectura que estamos haciendo.

Es una arquitectura que realmente piensa

que lo mejor de lo mejor sería llegar a ser

algo que se parezca a la naturaleza.

De hecho, tengo entendido que, según algunos científicos,

el ojo humano prefiere las líneas curvas más orgánicas

antes que las líneas rectas que son un poco más agresivas.

Y, precisamente, es porque nos recuerda a la naturaleza

y por eso las preferimos.

Toda la vida de la humanidad es intentar lograr

ser tan fantástica como la naturaleza.

La verdad es que,

ese nido que me has enseñado del ratón espiguero,

yo no lo conocía y lo encuentro fantástico.

A partir de ahora

intentaré hacer más arquitectura que se parezca a esto,

porque tiene una gracia increíble.(RIE)

Precisamente el ratón espiguero, para construir sus nidos,

teje y entrelaza hierbas.

En el caso del pabellón utilizaste mimbre.

¿Por qué razón este material?

Yendo a China con el pabellón de España

con el lenguaje de las manos, de tejer elementos naturales

era como comunicarse directamente, porque aquí se hacen cosas de mimbre

y en China se hacen casi iguales. Pero, en todo el resto del mundo

se hacen casi iguales.

El control de la temperatura en los nidos es muy importante

porque depende de ese control la supervivencia

de la siguiente generación.

En el caso del pabellón, esa temperatura se regulaba

de forma natural.

No había ni aire acondicionado ni calefacción.

¿Cómo lo lograste, el mimbre tenía alguna cosa que ver?

El mimbre fue increíble.

Realmente lo imaginamos cuando hicimos el proyecto

pero el efecto fue sorprendente.

Me gustaría realmente medir la constancia de temperatura

que mantenía el mimbre dentro y fuera del pabellón.

Era como una capa que aislaba y al mismo tiempo

te daba como un espacio muy controlado.

Precisamente, el ratón espiguero también, quizá, utiliza ese concepto

de arquitectura efímera.

Tiene un nido principal, que quizá perdura más en el tiempo

y protege mucho más pero, al mismo tiempo,

tiene nidos alternativos o secundarios,

a veces incluso a ras de suelo.

Mira, yo creo que esto de intentar ser como el ratón espiguero

ahora lo intentamos un poco todos, ¿no?

Estamos en una época muy nómada.

Entonces, si tú piensas, estamos siempre cambiando de casa,

también hay esta manía como de probar Airbnb's diferentes,

casas de los otros, intercambios. Esto es algo que estamos intentando.

Y en el futuro yo creo que sí,

que intentaremos cómo hacer

arquitecturas que también parezcan más efímeras de lo que son.

Cierto es que la mayoría de tus obras

no son efímeras,

sino que están hechas para perdurar en el tiempo,

para durar mucho más, ¿no? Como, por ejemplo,

el Mercado de Santa Catalina de Barcelona

que visto desde el aire, en vistas aéreas,

parece un jardín de flores en medio de una ciudad.

Era, verdaderamente, intentar hacer un monumento

de ese momento tan efímero

que es ir al mercado, ¿no?

Vas al mercado y tienes esta sensación de felicidad,

los colores, los olores,

también imaginar lo que cocinarás después.

Entonces hemos intentado poner ese momento de felicidad

en la cubierta del mercado, que lo vieran todos.

Más de 200 especies de aves buscan alimento en Urdaibai.

Vienen atraídas por sus marismas, las más extensas del País Vasco.

La garza real no nidifica en Urdaibai,

pero se detiene aquí en su paso migratorio.

Parece un centinela en actitud vigilante.

Está esperando el momento adecuado para estirar su cuello

en forma de S.

En cuanto ve a un mamífero pequeño, un anfibio, un pez o un reptil,

atraviesa a su presa con su fuerte y afilado pico.

Su movimiento es certero, rápido y mortal.

Por suerte, los graznidos de la garza

no se propagan a miles de kilómetros.

Y además, tampoco recuerdan a un canto armonioso.

El estuario del río Oka

es como un aeropuerto de aves internacional.

Y en el Urdaibai Bird Center están sus controladores aéreos.

Las marismas son las pistas de aterrizaje y despegue

de las migraciones.

Aquí, los viajeros descansan y recuperan fuerzas

antes de alzar de nuevo el vuelo.

Gracias a las cámaras

también se les puede observar, a tiempo real,

en sus lugares de procedencia y destino.

Las aves no llevan ni maleta ni tarjeta de embarque

pero los colores y los códigos informativos

de las anillas de sus patas sirven para conocer su ruta.

Es el caso de estas espátulas,

que vuelan con su número identificativo.

Los datos que se obtienen de las anillas,

revelan tanto su procedencia como su recorrido.

Pueden volar hasta 4.000 km.

Urdaibai es una parada obligatoria.

Su pico es largo y aplanado en su punta,

a modo de espátula, de ahí su nombre.

Es muy sensible al tacto.

En el agua, lo utiliza para detectar a sus presas.

También le sirve para acicalarse,

acariciarse

y alimentar a las crías.

Otra forma de seguir los recorridos de las aves

es por geolocalización.

En 2012, investigadores del Urdaibai Bird Center,

estudiaron a un grupo de golondrinas.

Los resultados aportaron datos sobre las relaciones de pareja

de esta especie.

Los científicos instalaron pequeñas mochilas

con un localizador en sus lomos

y observaron el comportamiento de una pareja.

Las dos aves salieron juntas del nido,

atravesaron la Península Ibérica, cruzaron el Sáhara

y, tras diez días de aleteo, llegaron a Liberia.

Pasaron allí seis meses de vacaciones estivales

sin separarse ni un momento

y un año más tarde regresaron a su caserío en Urdaibai.

Era el momento de ser padres.

Este experimento muestra, por primera vez,

que las golondrinas pueden ser monógamas

más allá de la época de cría.

(Gorgeo)

Ya oigo cómo cantan

pero solo las escucho porque están muy cerca.

(Gorgeo)

Más difícil me resultará oír al visón europeo.

O ni siquiera verlo.

Apenas hay imágenes, es uno de los animales

más desconocidos del mundo.

¡Shhhhh!

También es el mamífero más amenazado de Europa.

Y Urdaibai, es uno de los escasos refugios que le quedan.

Durante las últimas décadas, el visón americano

lo ha ido desplazando.

Más agresivo y de mayor tamaño compite por su hábitat

y las hembras.

Se calcula, que si nadie lo remedia, en cinco o siete años,

el visón europeo se habrá extinguido.

El bisonte, un animal que vivía también en la costa cantábrica,

se extinguió hace ya 10.000 años.

Sabemos que existía por las pinturas rupestres

como las que se esconden en la Cueva de Santimamiñe.

Aunque no podemos acceder a las salas más internas

porque peligra su conservación,

gracias a la tecnología más futurista,

podemos viajar a la prehistoria.

Santimamiñe es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco

y el principal yacimiento prehistórico de Vizcaya.

A lo largo de los 365 metros de longitud de la cueva

se encuentran 47 pinturas, todas de animal.

Ofrecen una pequeña muestra de la biodiversidad

que ya existía en la ría hace 14.000 años.

La Cueva de Santimamiñe se encuentra al lado

del Bosque Pintado de Oma.

Un lugar donde la naturaleza y el arte

se combinan de nuevo para crear magia

y según su autor, incluso, transformar el mundo.

Son palabras del artista vasco Agustín Ibarrola.

Se inspiró en las cuevas para pintar estos árboles

como si se tratara de un bosque animado.

Las pinturas sobre los pinos cambian de forma y significado.

Eso sí, hay que ir con cuidado. Entre los troncos, a veces,

aparece un habitante inesperado. Algunas culebras trepan.

Como la culebra de esculapio,

que tiende a subirse a los árboles

cuando se siente amenazada.

Sin embargo, es inofensiva.

De hecho, está más relacionada con la sanación.

Cuenta la leyenda que el dios Esculapio

fue un día a casa de Glauco, un hombre que acababa de morir.

Mientras lo velaba, entró en la habitación una serpiente.

Esculapio, aterrorizado, la mató con su bastón.

Entonces, para su sorpresa, entró otra serpiente

con unas hierbas en la boca y las depositó en las fauces

de la serpiente muerta que, de repente, volvió a la vida.

Esculapio recogió las hierbas y se las dio a Glauco,

que también revivió.

A partir de entonces, Esculapio se quedó con la serpiente

que le traía las hierbas resucitadoras.

Pero Plutón, dios del inframundo, se molestó.

Cada vez llegaban menos moratales a su reino.

Como medida salomónica,

el dios Júpiter, padre de dioses y hombres,

permitió a Esculapio solo sanar a los vivos

y así fue cómo la vara y la serpiente

se convirtieron en el símbolo de la medicina y la curación.

Todavía no he encontrado el animal cuya voz se hace oír desde lejos.

Está claro que no es el ratón.

Por suerte, tampoco es la garza con su graznido.

Mmmm...las golondrinas cantan, pero son ellas las que viajan

a miles de kilómetros. No su voz.

El visón y la serpiente seguro que no entonan melodía.

Y el pobre bisonte del que solo queda

una pintura prehistórica, menos todavía.

Ya he recorrido toda la ría.

Quizás tendré que adentrarme en otros lugares.

La Isla de Ízaro, justo frente a la ría,

es la más extensa de la Costa Vasca.

Está deshabitada, pero su colonia de aves marinas

es muy importante.

Destaca, sobre todo, el águila pescadora.

Es un símbolo en Urdaibai.

El mejor lugar de la Costa Vasca donde poder verla

en su paso migratorio anual entre Escocia y África.

Está perfectamente adaptada para pescar.

Cierra las fosas nasales para evitar que le entre el agua.

Es una de las pocas rapaces cuyo dedo exterior es reversible.

Así se asegura de que los resbaladizos peces

no se le escapen.

Sin embargo, las aves no son los únicos animales de paso

por Urdaibai.

Aquí, la plataforma continental es muy estrecha.

Con solo adentrarnos unas pocas millas en el mar

descubrimos un mundo insospechado bajo el agua.

Hasta 24 especies distintas de cetáceos

nadan en sus profundidades.

¿Será alguno de estos animales

el que transmite su canto en la lejanía?

Para comprobarlo, usaré un hidrófono.

Es un micrófono que se sumerge en el agua

y detecta los sonidos a varios kilómetros de distancia.

Todos sabemos que los sonidos no se pueden ver

ni en el agua ni en el aire,

pero con un poco de ingenio podemos idear un aparato

para hacer visibles las ondas sonoras.

Para ello, solo necesitamos meter un altavoz dentro de un cuenco

y cubrir la superficie del recipiente

con una goma elástica.

Después, pegamos un pedacito de espejo

que se moverá con el sonido que emita el altavoz.

Y por último, un puntero láser.

Su rayo ha de incidir directamente sobre el espejo

que desviará la dirección del rayo hacia esta superficie negra.

Allí se proyectará el movimiento que generan

las ondas sonoras del altavoz.

Ahora solo queda encender el bluetooth

y apagar la luz.

Vemos así, cómo las distintas frecuencias del sonido

generan patrones también diferentes.

Si pudiésemos observar los sonidos que recoge el hidrófono bajo el agua

esto sería lo que podríamos ver.

La velocidad del sonido es 4 veces más rápida en el agua

que en el aire.

Las moléculas de un líquido están más cohesionadas

que las de un gas y por tanto, la transmisión de la vibración

es más eficiente.

Por eso los cetáceos pueden transmitir su canto

y comunicarse a miles de kilómetros de distancia.

Objetivo conseguido.

El Golfo de Vizcaya es uno de los mejores lugares del mundo

para avistar orcas, calderones y cachalotes.

Estos animales poseen una voluminosa cavidad sobre su frente

rellena de una sustancia grasa: el espermaceti.

Con él, transmiten las ondas sonoras que producen.

Las hay de dos tipos.

Una, son clics rápidos de alta frecuencia,

es un mecanismo de ecolocalización.

Permite encontrar las presas que se encuentran cerca.

Otras, son silbidos de baja frecuencia,

que recorren largas distancias y les sirven para comunicarse.

(Silbidos)

Tanto los calderones como las orcas pueden producir

ambos sonidos a la vez.

Además, son capaces de aprender y mejorar su idioma.

Se sabe que cada grupo de orcas adopta un dialecto distinto

que se transmite de madres a crías.

Generan silbidos con volúmenes, frecuencias y ritmos únicos.

(Silbido)

De esta manera, los miembros de una misma comunidad

se coordinan para ir de caza.

Los cachalotes, en cambio, no emiten dos sonidos a la vez,

pero alojan en su cráneo el sónar más potente

del reino animal.

Transmite ondas de hasta 230 decibelios.

Si tenemos en cuenta que un avión al despegar

emite 150, imaginaos la gran potencia que alcanzan.

A pesar del alto volumen

cada clic solo dura 100 microsegundos.

Actualmente los científicos intentan descifrar

el significado de su canto.

Cada cachalote emite su propia modulación.

Se cree que así, el resto del grupo

puede reconocerlo en las profundidades.

Tiene el cerebro más grande del mundo.

Puede llegar a pesar 5 veces más que el cerebro humano.

Además, anatómicamente es muy sofisticado.

El ruido ambiental que generamos los humanos en los océanos

se multiplica cada década.

El rugir de los motores o los radares

silencian los sonidos que producen los cetáceos.

Esta situación los desorienta y amenaza su supervivencia.

El día que dejemos el mar en silencio,

quizás nos demos cuenta que hay especies con un lenguaje

tan o más maravilloso que el nuestro.

Subtitulado por: M Cristina Rico de Mingo

¡Qué animal! - Urdaibai

29:23 27 oct 2018

¡Qué animal!' viaja al País Vasco para descubrir Urdaibai, reserva de la biosfera, una ría que se extiende desde Gernika hasta el mar, en el estuario del río Oka. En este capítulo descubrimos qué animal es capaz de transmitir su canto a miles de quilómetros de distancia, a qué reptil se le atribuyó en la antigüedad el poder de resucitar a los muertos y si suele una golondrina cambiar de pareja. Compararemos también la obra efímera de la prestigiosa arquitecta italiana Benedetta Tagliabue con el nido del ratón espiguero.

¡Qué animal!' viaja al País Vasco para descubrir Urdaibai, reserva de la biosfera, una ría que se extiende desde Gernika hasta el mar, en el estuario del río Oka. En este capítulo descubrimos qué animal es capaz de transmitir su canto a miles de quilómetros de distancia, a qué reptil se le atribuyó en la antigüedad el poder de resucitar a los muertos y si suele una golondrina cambiar de pareja. Compararemos también la obra efímera de la prestigiosa arquitecta italiana Benedetta Tagliabue con el nido del ratón espiguero.

ver más sobre "¡Qué animal! - Urdaibai" ver menos sobre "¡Qué animal! - Urdaibai"

Los últimos 93 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Entrevista a Berta Caballero

    Entrevista a Berta Caballero

    5:47 pasado sábado

    5:47 pasado sábado ¡Qué Animal! entrevista a Berta Caballero, la conservadora de la colección de artrópodos del Museu de Ciències Naturals de Barcelona. Caballero ha realizado estudios sobre las redes tróficas de artrópodos en distintos ecosistemas mediterráneos. Nos explica que en la naturaleza existen animales parásitos que obtienen un beneficio de otro individuo, el “huésped”. Son relaciones desiguales en las que el parásito amplía su capacidad de supervivencia, y el huésped o no saca nada, o pierde parte de su capacidad.

  • Aprovechados

    Aprovechados

    26:01 pasado sábado

    26:01 pasado sábado ¿Para qué gastar energía en buscar alimento o cuidar a la prole si alguien lo puede hacer por nosotros? En la naturaleza existen animales parásitos (a los que llamaremos "aprovechados" en este capítulo) que obtienen un beneficio de otro individuo (al que llamamos "huésped"). Son relaciones desiguales en el que el parásito amplía su capacidad de supervivencia y el huésped o no saca nada o pierde parte de su capacidad.

  • 5:21 21 nov 2020 ¡Qué Animal! entrevista a Ana Bermejo, bióloga y responsable del programa Migra de la Sociedad Española de Ornitología. Desde aquí dirige el Área de Estudio y Seguimiento de Avifauna. Bermejo nos desvela, entre otras cuestiones, la increíble gesta del charrán ártico. Es un ave de apenas 100 gramos, que realiza anualmente un viaje de más de 70.000 kilómetros, la migración más larga del mundo animal. Es la misma distancia que ir y volver de Madrid a Pequín… ¡4 veces!

  • Viajeros

    Viajeros

    28:05 21 nov 2020

    28:05 21 nov 2020 El Estrecho de Gibraltar es una zona de paso de muchas especies migratorias. ¡Qué animal! os propone un viaje por Cadiz, para descubrir cómo y por qué viajan los animales.

  • 4:03 14 nov 2020 ¡Qué Animal! entrevista a la investigadora y bióloga marina Laura Miralles. En 2016 lideró un estudio para la Universidad de Oviedo en que se halló la primera prueba mundial de hibridación entre dos especies de calderones, el común y el tropical. El estudio se desarrolló mediante el análisis del ADN de un diente de calderón recogido en la costa norte peninsular.

  • ¡Qué animal! - Sexo

    ¡Qué animal! - Sexo

    28:25 14 nov 2020

    28:25 14 nov 2020 La evolución inventó el sexo y resultó la forma más exitosa de reproducción en la naturaleza. Pero no se limitó al cortejo, la cópula y la descendencia. Inventó mucho más: masturbación, orgasmo, cambio de sexo, placer, harenes, homosexualidad. En este capítulo conocemos algo de la riqueza, la complejidad y el misterio de la sexualidad en el reino animal.

  • 2:44 07 nov 2020 Esta semana en ¡Qué Animal! descubrimos cómo funcionan las corrientes de agua fría y caliente en el mar, y por qué las temperaturas marinas pueden cambiar tan bruscamente según la profundidad. Así podremos comprender cómo algunas especies de atún, como el rojo, consiguen mantener su calor corporal pese al cambio de temperatura del exterior

  • 5:27 07 nov 2020 Qué Animal entrevista a Albert Martínez, director del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña. Entre otras cosas, nos desvelará por qué algunos animales de sangre fría pueden pasarse varias semanas sin comer.

  • Sangre

    Sangre

    28:08 07 nov 2020

    28:08 07 nov 2020 La sangre se encarga de transportar el oxígeno por todos los organismos vivos, pero también cumple otra función esencial, y quizás menos conocida: la de repartir el calor por nuestra anatomía y la de otros animales. ¿Qué tiene este fluido que lo hace tan importante para la vida?

  • 2:04 31 oct 2020 En el experimento mostramos cómo el pelo es capaz de aislar a los mamíferos de la temperatura exterior y comprobaremos la increíble fortaleza de un cabello, que de media tiene un diámetro de menos de una décima parte de un milímetro. Con este minúsculo tamaño ¿el peso de cuántas monedas de un céntimo podrá resistir?

  • 3:38 31 oct 2020 Entrevistamos a Jesús María Blanco, profesor en la Escuela de Ingeniería de Bilbao. Ha coordinado un proyecto ¡único! en España para estudiar la piel de los tiburones. Estos escualos vistos de lejos parecen tener una piel muy tersa. Pero al tacto es rugosa como ¡un papel de lija! Tienen escamas muy pequeñas y duras, que parecen pequeños dientes. Blanco nos explicará cómo el diseño de la piel de estos animales se puede aplicar para mejorar el desplazamiento de las embarcaciones y nos descubrirá qué tienen en común las pelotas de golf con las escamas de los tiburones

  • Pieles

    Pieles

    27:50 31 oct 2020

    27:50 31 oct 2020 En el planeta habitan especies con pieles muy diversas. Las hay con escamas, con plumas, con pelos, acorazadas. En este capítulo desvelaremos las características más sorprendentes de todas estas pieles. Por ejemplo, la de los peces es muy parecida a un tejido.

  • 5:10 24 oct 2020 Josep Maria Gili es biólogo marino e investigador del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC. Es uno de los principales expertos mundiales en cnidarios, el grupo al que pertenecen los corales y las gorgonias. 

  • Cazadores

    Cazadores

    30:31 24 oct 2020

    30:31 24 oct 2020 En el capítulo de hoy vemos diferentes técnicas de caza que utilizan los depredadores de la Península Ibérica. Entrevistamos a Josep Maria Gili, biólogo e investigador del CSIC, nos muestra cómo los corales y las gorgonias se alimentan sin mover ni un tentáculo.

  • 1:17 17 oct 2020 ¡Qué animal! en su experimento demostrará cómo en determinados terrenos los humanos podemos movernos con una bicicleta de ruedas cuadradas: otro ejemplo de adaptación al medio.

  • 5:28 17 oct 2020 Qué animal entrevista Ángel Guardiola, experto en murciélagos y miembro de la Asociación ANSE, dedicada a la preservación de los murciélagos, que contará el origen de sus alas. Se parecen más a unas manos que a unas alas. Sin embargo, con ellas realizan increíbles acrobacias en el aire.

  • En movimiento

    En movimiento

    26:20 17 oct 2020

    26:20 17 oct 2020 El primer capítulo, ‘En movimiento’, descubrirá las formas más curiosas de locomoción en el mundo salvaje. Porque ni todas las aves vuelan, ni todos los peces nadan. Aunque las aves son, sin duda, las reinas del cielo, no todas son expertas voladoras. Como el cormorán, que en cambio destaca por su capacidad de buceo. Puede sumergirse hasta 30 metros de profundidad con la fuerza de sus patas. O el avestruz, que incluso ha renunciado del todo a volar, pero es el animal bípedo más veloz del planeta. En el medio terrestre, no todos los animales tienen patas. Las serpientes, por ejemplo, se desplazan haciendo ondular su espina dorsal. Y en el medio acuático, hay especies que sí se mueven con patas, como las estrellas de mar, o peces que utilizan sus aletas para caminar. En este capítulo se verán algunas de las formas más singulares de locomoción. También visitará el Barranco de Gebas, en Murcia, para entender la forma de desplazarse de las serpientes. Llegan a tener más de 400 vértebras en su columna dorsal, que es muy flexible, y se mueven acorde con las características del terreno donde se encuentran. Además, entrevistará al experto en quirópteros Ángel Guardiola, miembro de la Asociación ANSE, dedicada a la preservación de los murciélagos, que contará el origen de sus alas. Se parecen más a unas manos que a unas alas. Sin embargo, con ellas realizan increíbles acrobacias en el aire. Y, por último, un experimento demostrará cómo en determinados terrenos los humanos podemos movernos con una bicicleta de ruedas cuadradas: otro ejemplo de adaptación al medio.

  • 00:30 14 oct 2020 Vuelve ¡Qué animal!, la serie documental de divulgación científica de La 2 en la que la bióloga Evelyn Segura viaja por todos los rincones de nuestro territorio para desvelarnos las capacidades más extraordinarias de los animales.

  • 27:55 01 jul 2020 Qué animal! recorre esta semana el Delta del Ebro, en Tarragona, el segundo hábitat acuático más extenso de España. Su biodiversidad contrasta con la profunda humanización y transformación agrícola de buena parte de su superficie. Ranas, flamencos, libélulas o cangrejos son algunas de las especies. Histórico de emisiones: 18/06/2017 17/02/2018

  • Picos de Europa

    Picos de Europa

    27:58 30 jun 2020

    27:58 30 jun 2020 ¡Qué animal! recorre esta semana el Parque Nacional de los Picos de Europa, el primero que se creó en España y el que alberga el mayor número de grandes vertebrados. El oso pardo, el topo o el quebrantahuesos son algunas de las especies protagonistas de este capítulo. Histórico de emisiones: 17/03/2018

Mostrando 1 de 5 Ver más