Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

null

5474183 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Acorazados - ver ahora
Transcripción completa

En la naturaleza habitan asombrosas animales acorazados.

Sus armaduras naturales les permiten protegerse

de los peligros del mundo salvaje.

Millones de años de evolución han modelado un mundo fascinante

y diverso, donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas

en los que la vida emerge.

Soy Evelyn Segura, bióloga.

Mi pasión es dar a conocer las maravillas naturales

para preservarlas.

Juntos descubriremos las historias más increíbles del mundo animal.

Pensaba que no iba a llegar nunca.

Venía dispuesta a librar una batalla,

pero ahora que he conseguido llegar hasta aquí,

os confieso que estoy un poco agotada.

Llevo unos 30 kilos de acero y no es nada práctico.

Las armaduras se utilizaban ya en la antigüedad

para proteger el cuerpo del combatiente.

Las primeras piezas estaban elaboradas

con pieles de animales y metal,

así que dejaban sin protección algunas partes vitales

del organismo, como el cuello y las rodillas.

Además, la forma de los cascos era tan simple que muchas veces

no desviaban el golpe de las armas y el guerrero recibía

el impacto en la cabeza.

En la época medieval, empezaron a construirse

robustos trajes de placas de acero unidas entre ellas.

Entonces, sí, los soldados lo estaban completamente cubiertos

desde la cabeza hasta los pies.

A medida que las armas de fuego se fueron perfeccionando,

el combate cuerpo a cuerpo se hizo cada vez menos frecuente.

En el siglo XVIII, apenas se usaba ya esta vestimenta.

Los animales también utilizan armadura, pero no son atuendos.

Forman parte de su cuerpo.

Criaturas prehistóricas como los dinosaurios

ya tenían esta forma de protección.

Recientemente, un equipo de científicos argentinos

ha descubierto en el norte de la Patagonia los restos

de una nueva especie de dinosaurio de hace 140 millones de años.

La particularidad de este ejemplar es que desarrolló unas largas

y finas espinas en el cuello

para defenderse de sus depredadores.

Ya sean espinas, caparazones o escamas,

lo cierto es que hoy en día la armadura natural de un animal

sigue siendo un extraordinario modo de protección.

No sólo les sirve para escaparse de las garras de otro animal,

en algunos casos les ayuda a combatir las temperaturas extremas

o incluso puede proteger las delicadas alas

de algunos insectos.

¿Queréis saber cómo?

Empezamos.

Nuestro viaje por el mundo de los animales acorazados

empieza aquí, en Ibiza.

La riqueza marina de la isla es una de las más importantes

del planeta, pero también una de las más amenazadas.

Las nacras, por ejemplo, formaban parte del fondo marino

hasta hace unos dos años.

Ahora ya es difícil verlas entre las ricas praderas de posidonia.

Un parásito que afecta a su glándula digestiva

está causando la extinción masiva de esta especie emblemática

del Mediterráneo.

Voy a sumergirme a ver si tengo suerte de ver alguna.

Esta especie de molusco bivalvo es endémica del Mediterráneo

y, aunque tiene forma de mejillón, no lo es.

Puede alcanzar hasta un metro de longitud.

La Nacra entierra más de un tercio de su caparazón

y lo hace a una profundidad de hasta 60 metros.

Así se queda fijada en posición vertical

y no la arrastra la corriente.

Para fijarse en el suelo,

utiliza unos filamentos denominados viso.

Ante la presencia de un depredador, esta criatura es capaz de encajar

sus dos valvas rápidamente de forma hermética.

De esta manera, es imposible penetrar

en el interior de su coraza.

Para alimentarse, la nacra filtra agua con sus branquias

con el fin de capturar plancton.

Puede filtrar hasta 10 litros al día.

Esta acción ayuda a mantener la transparencia del agua.

Además, sobre sus valvas habita un gran número de especies,

de peces hasta algas.

Por esto juega un importante papel ecológico

en los sistemas marinos.

"La liebre y la tortuga", del escritor griego Esopo,

es una de las fábulas infantiles más populares que existen.

Las dos protagonistas se retan a una carrera para ver

cuál de ellas es más rápida y, contra todo pronóstico,

gana la tortuga.

La moraleja es que la perseverancia es más importante

que la velocidad y debe ser cierto, ya que las tortugas

se las han arreglado para sobrevivir sin apenas

variaciones durante millones de años.

¿Su secreto?

El caparazón.

Pero solo las tortugas terrestres pueden esconder la cabeza

y las patas bajo su placa en caso de peligro.

Según un estudio de un equipo internacional de paleontólogos,

los caparazones de las tortugas primitivas

no servían de protección, sino para excavar bajo tierra.

Funcionaban como pala, así podían enterrarse

y escapar de las duras condiciones ambientales de Sudáfrica,

donde vivían.

Esta compleja estructura empezó a formarse hace nada más

y nada menos que unos 260 millones de años.

Y tardó otros miles más en obtener su forma actual.

La parte superior del caparazón

de las tortugas se denomina espaldar

y está cubierta por unas escamas que forman parte de su epidermis.

En ella se acumula queratina, una proteína que también

se encuentra en nuestras uñas y cabello.

La parte inferior, el plastrón, está fusionado al espaldar

a través de unas duras estructuras también de queratina,

llamadas puentes.

Este escudo se formó al ampliarse la caja torácica de la tortuga

hacia el exterior.

Así se fusionaron también las costillas

y la columna vertebral en el espaldar.

Esta particularidad es única en el reino animal,

pero también es la causa de que la longitud de zancada

se acortara y de que perdiera capacidad pulmonar.

El caparazón de las tortugas marinas

está un poco más liviano para poder nadar.

Además, ni su cabeza ni sus extremidades son retráctiles,

no las puede ocultar.

En el Mediterráneo, la especie de tortuga marina

más abundante es la boba.

Tiene una vida media de unos 80 años.

También se la denomina cabezona.

Por la imagen, se entiende el sobrenombre.

Su caparazón es fácilmente reconocible porque presenta

cinco pares de escudos a cada lado y cinco en el centro.

El número de placas varía según la especie.

Los recién nacidos tienen un caparazón más blando

y de color más oscuro.

Eso les permite una mayor absorción del calor necesario para crecer.

La tortuga boba tiene un comportamiento filopátrico,

es decir, vuelve a las playas donde nació

para hacer la puesta de huevos.

Pero según los científicos, esto está cambiando,

debido a la ocupación de las playas y al calentamiento global.

Por eso están dejando el Mediterráneo oriental

cada vez más cálido y van a desovar a Menorca o al norte de Mallorca,

tras casi un siglo sin reproducirse en estas islas.

Las que vemos en las costas de Ibiza y Formentera

proceden de Florida.

Gracias a las corrientes del Golfo de México,

recorren miles de kilómetros hasta llegar a Europa.

La tortuga boba se encuentra en una situación vulnerable.

Solo uno de cada 1.000 ejemplares que nacen llega a la edad adulta.

Aparte de quedar atrapadas en las artes de pesca,

el máximo peligro es la masificación de las costas.

Proteger los lugares de nidificación puede ser crucial

para la conservación de la especie.

En el Antiguo Egipto, el símbolo del escarabajo

aparecía asiduamente en jeroglíficos,

esculturas y joyas.

Los ciudadanos lo relacionaban con Jepri,

uno de los dioses asociados al sol y a la regeneración de la vida.

En la necrópolis del Puig des Molins, aquí en Ibiza,

se han encontrado amuletos egipcios como este.

Se llama escaravelho, porque en el anverso

tiene grabada la figura del escarabajo sagrado.

Probablemente su dueño lo utilizó para protegerte del mal

y seguramente también le acompañaría

en su viaje al más allá.

Existen alrededor de 360.000 especies distintas de escarabajos.

Son los animales con mayor diversidad del planeta,

capaces de adaptarse a cualquier hábitat,

incluso a las regiones polares.

Su nombre científico, Coleóptero, proviene de las palabras

griegas "koleos", que significa caja o estuche,

y "pteron", "ala", hace referencia a la coraza rígida

que protegen los órganos vitales de estos insectos.

Algunas especies de escarabajo poseen, además,

otras estructuras de protección y defensa,

como los llamativos cuernos de los escarabajos rinoceronte.

Los emplean para escarbar la tierra y ocultarse de sus enemigos.

Pero sobre todo para luchar por las hembras.

A pesar de su aspecto fiero,

es un insecto totalmente inofensivo.

El estudio de la morfología y el comportamiento

de los coleópteros es un campo fascinante,

tanto que muchos entomólogos han consagrado su vida a recolectar

y preservar ejemplares, descubriendo infinidad de especies.

En nuestro país, uno de los especialistas más reputados

fue Juan Vides.

Su hijo, Eduard, continúa con el legado familiar

en colaboración con el Centro de Recursos

de Biodiversidad Animal de la Universidad de Barcelona,

que acoge parte de la colección.

La hembra es más escasa.

Eduard, ¿cuántos ejemplares de coleópteros hay en tu colección?

Bueno, en la colección que es la colección Vives y Vives,

porque es heredada de mi padre, pues alrededor de un millón

de ejemplares. Un millón.

Pero un millón de ejemplares no quiere decir especies distintas,

porque hay algunas especies que tienen series completas

de ocho o diez ejemplares de la misma especie.

¿Y todas estas especies son acorazadas?

¿Tienen estas protecciones, este exoesqueleto?

En los coleópteros, algunos, el exoesqueleto,

especialmente la cabeza, el tórax y los élitros,

es muy duro, muy esclerotizada.

En cambio, en otras especies, no, es más débil.

O incluso hay algunas especies que han reducido los delitos

a unos muñones muy pequeñitos.

¿Y qué funciones tiene la coraza?

Los insectos tienen dos pares de alas.

Dos anteriores y dos posteriores, como vemos en las mariposas.

En los coleópteros, las anteriores se han doblado hacia atrás

en forma como de vaina dura y protegen las alas posteriores,

que son las voladoras, las que utilizan los coleópteros

para volar.

Entonces sirven de estuche, porque las alas voladoras

se pueden plegar como si fueran un paraguas.

Se repliegan y las anteriores duras, se sobreponen

y las protegen para que no se estropeen.

Algunos de estos élitros son muy duros, muy gruesos,

muy compactos, en forma casi de semilla redondeada,

de tal manera que los animales que cazan estos coleópteros,

como pueden ser lagartijas o algunos pájaros, etcétera,

no pueden aplastar, morder suficientemente fuerte

como para comérselos.

Y en Ibiza que tenemos un clima tan seco, caluroso,

muy pocas lluvias, ¿qué coleópteros...?

¿Hay unos coleópteros especiales?

¿También hay algunos concretos allí?

Pues especiales, especiales no, pero los que son muy abundantes

son los de esta familia que tenemos aquí en las cajitas estas,

que son la familia "tenebrionidae".

Una pimelia, la "pimelia elevata",

que es endémica de la isla de Ibiza,

sólo vive en esta isla

y que es de las que están especializadas

en administrar muy bien el agua

y es de las que se colocan

con el abdomen elevado para recoger la brisa marina

y se condensa en sus delitos y baja hacia la boca.

Hay algunos ejemplares que tienen colores muy vivos.

¿Qué función tiene o es un capricho de la naturaleza?

Esto generalmente pueden ser dos funciones,

una que se llama de advertencia, que el nombre científico

es aposemática y eso quiere decir "avisar a un posible pájaro

predador que yo soy tóxico".

Los predadores, lagartijas y pájaros aprenden que aquella

combinación de color, por ejemplo, es muy frecuente el naranja

con negro o el naranja con rojo

o el naranja con manchas negras,

son advertencias: "No me toques que no me van a poder comer".

También los colores y bandas se utilizan para localizarse

las parejas, el macho y la hembra, entre sí.

Los egipcios veneraron al escarabajo

como símbolo de buena suerte.

Otra civilización, la romana, encontró propiedades muy variadas

en otro animal acorazado, el erizo.

Sus púas le resultaban muy útiles para cardar la lana.

También recomendaban mezclar espinas quemadas con resina

como remedio para la calvicie.

Si os parece rebuscado, pensar que hoy en día

hay quien se pone zumo de cebolla.

En las islas Pitiusas,

la única especie de erizo que existe

es el moruno, que habita normalmente

en la carridas cercanas al mar y en zonas de cultivo.

Como el resto de erizos,

está cubierto por una gruesa capa de púa.

Puede llegar a tener hasta 5.000.

Las espinas en realidad son pelos huecos reforzados con queratina.

Cuando perciben un movimiento o un sonido brusco,

los erizos se enrollan como una bola

y quedan completamente resguardados.

A ver quién se atreve a hincarle el diente a esa coraza.

No son animales agresivos.

Las espinas sólo le sirven para defenderse.

Los erizos no nacen con su armadura.

El parto sería demasiado doloroso para la madre.

Las púas de un recién nacido están cubiertas

por una fina capa de piel y se van abriendo paso

a las pocas horas del alumbramiento.

Son blancas y suaves, pero durante el primer año de vida,

se caen y crecen otras más duras y oscuras.

A lo largo de su vida, las mudan varias veces.

Las fugas pueden ser un verdadero estorbo

en diferentes situaciones, como por ejemplo

durante el apareamiento.

En el cortejo, el macho corre alrededor de la hembra

y emite mugidos para llamar su atención.

Cuando ella acepta, aplana las púas y abre las patas traseras

para permitir la cópula.

Es una delicada y complicada operación.

Parece que en las relaciones de los erizos

todavía hay limar algunas asperezas.

Otra coraza singular es la del pangolín,

una criatura que habita

en las zonas tropicales de Asia y África.

Es el único mamífero en el planeta que tiene escamas.

Sus duras placas que recubren la parte superior de la cabeza,

todo el torso y la cola, están compuestas de queratina,

como las corazas de la tortuga y el erizo.

Su aspecto le ha valido al animal el apodo de piña de pino

o alcachofa con patas.

A la vista está.

Cuando se siente amenazado, el pangolín esconde la cabeza

debajo de la cola.

Así se convierte en una bola y se protege.

Las afiladas escamas pueden herir a cualquier animal

que intente meter el hocico o las garras en su coraza.

Por desgracia, el pangolín está en peligro de extinción

a causa del tráfico ilegal.

En países como China y Vietnam,

su carne se considera una delicatesen.

También se le atribuyen propiedades medicinales

a sus escamas, como el cuerno de rinoceronte indio.

Otro animal que también está al borde de la desaparición.

También habita en Asia y es el más acorazado

de todos los rinocerontes.

Su piel, de hasta unos cinco centímetros de grosor,

crece en forma de placas con profundas ranuras

y está cubierta por un poco de pelo.

La piel dura del rinoceronte indio le permite protegerse

de los parásitos y los rayos de sol.

Los pliegues también le ayudan a regular la temperatura

y la humedad corporal.

Los tejidos alrededor de la ranura son ricos en vasos sanguíneos

y transmiten calor a las placas de piel más extensas.

Aquí el sudor se evapora y se enfría la piel.

"El 15 de junio de 1767, Cosimo Piovasco di Rondò,

mi hermano, presentó por última vez a nuestra mesa".

Así empieza "El barón rampante", una de las obras más reconocidas

del escritor italiano Italo Calvino.

Cuenta la historia de un niño de 12 años,

que en un acto de rebeldía contra su familia,

se sube a un árbol y jura que no volverá a bajar nunca más.

El motivo es que le querían obligar a comer un guiso de caracoles.

Lo entiendo.

Al fin y al cabo, hablamos de un animal que va arrastrándose

por el suelo.

El cuerpo blando del caracol es en realidad un pie carnoso

que se mueve haciendo contracciones musculares en forma de ondas.

A medida que se desplaza, va dejando un rastro de baba

que es muy adhesiva y le permite trepar.

La concha juega un papel muy importante en la supervivencia

de estos animales.

Además de mantener la humedad, es un escudo que protege

sus cuerpos de los depredadores.

Ante la mínima sospecha de peligro, el caracol se esconde en su casa

y sella la entrada con una capa de moco blanquecino,

que se endurece en contacto con el aire.

Tanto las especies terrestres como las de agua dulce,

utilizan el sellado en fase de hibernación,

cuando el entorno se vuelve más húmedo,

o en período de estivación,

para protegerse de las altas temperaturas.

Las formas de la concha de estos moluscos representan

uno de los diseños más perfectos del mundo animal.

Las espirales han inspirado

numerosas estructuras arquitectónicas.

Existen dos fases en la creación de las espirales.

La primera consiste en expandir.

El animal va segregando capas de material

en la boca de la concha y su apertura se van engrandeciendo.

En la segunda fase, rota, deposita un poco más de material

en un lado de la apertura.

Así, lo que inicialmente era un círculo,

va tomando forma de rosquilla.

La concha del caracol no sólo se expande a medida que crece,

sino que también se endurece y mucho.

De hecho, estas armaduras naturales están inspirando

a científicos de todo el mundo a la hora de diseñar

chalecos antibalas y cascos deportivos

mucho más resistentes y ligeros.

Pero ¿cómo de resistentes pueden llegar a ser?

La concha del caracol, igual que la cáscara de huevo,

está formada principalmente por carbonato de calcio

y un pequeño porcentaje de proteínas y minerales.

Todos sabemos lo fácil que es romper un huevo,

pero ¿habéis probado a presionarlo con la mano?

No se rompe.

El secreto de su resistencia está en la forma.

El huevo es más fuerte en la parte superior

y en la inferior.

Si ejercemos una presión firme sobre estos dos puntos,

el huevo no se rompe.

Pero si lo golpeamos de forma irregular,

se casca.

Esto explicaría porqué una gallina puede sentarse sobre un huevo

y no romperlo.

Pero un pollito sí puede apretarlo con su pico.

El carbonato de calcio, por tanto, es un material muy, muy duro,

tanto que podríamos caminar sobre huevo sin romperlos.

Para demostrároslo, voy a necesitar un poco de ayuda.

Si hacéis el experimento en casa, recordad poner el pie

lo más plano posible

para distribuir el peso uniformemente

sobre la superficie de los huevos y tener una fregona cerca,

por si acaso.

El carbonato de calcio es uno de los componentes principales

de la concha de caracol, pero también del caparazón del cangrejo.

Estos dos animales tienen otro aspecto en común.

Algunas especies de cangrejos no poseen una coraza

con la que proteger las partes blandas de su cuerpo

y, para sobrevivir, se introducen precisamente

en conchas vacías de caracol.

Hablamos del cangrejo ermitaño,

uno de los habitantes del litoral Pitiuso.

En el mundo existen unos 500 tipos de cangrejos ermitaños.

La mayoría viven cerca o dentro del agua.

A pesar de ser crustáceos, su abdomen no tiene coraza

y por eso son muy vulnerables ante los depredadores.

Para solventarlo, buscan refugio

en las conchas vacías de los caracoles.

Cuando encuentran una, introducen su abdomen

enroscándolo hasta quedar bien encajado.

El animal carga con la coraza en la parte superior de su cuerpo

y bloquea la entrada con sus patas.

Esta acción, aprovechar los restos de otra especie,

Se denomina tanatocresia.

Pero el cangrejo ermitaño además establece otro singular

vínculo entre especies y es que permite que las anémonas

se implanten en su concha.

Los dos animales salen beneficiados con esta simbiosis.

La anémona obtiene restos de alimento

que consume el cangrejo, mientras que el cangrejo usa

los tentáculos urticantes del anémona para defenderse

de su principal depredador: el pulpo.

También es habitual encontrar algas como esta,

denominada el sombrerillo, sobre la concha de los ermitaños.

A medida que crece, este cangrejo necesita cambiar de vivienda.

Por eso invierte una gran parte de su tiempo

inspeccionando conchas vacías.

En el momento de la mudanza, corre el riesgo

de que uno de sus congéneres le robe la armadura.

En el caso de las especies terrestres, cuando esto ocurre,

el animal se seca y mueren 24 horas.

El riesgo también es muy alto durante la reproducción,

porque los machos necesitan sacar una parte de su cuerpo

del caparazón, una especie de pene, para fecundar a la hembra.

Según un estudio, los cangrejos ermitaños de tierra

han evolucionado desarrollando penes más largos

para evitar el robo de su concha durante el acto sexual.

Una buena armadura no siempre es suficiente para garantizar

la supervivencia de los animales acorazados,

como tampoco la armadura de los antiguos guerreros

era indestructible.

Pero, sin duda, es un ingenioso mecanismo de defensa

que contribuye a evitar convertirse en el banquete

de un gran número de depredadores.

De ahí que la naturaleza haya mantenido

estas estructuras blindadas durante millones de años.

¡Qué animal! - Acorazados

30:34 28 dic 2019

Evelyn Segura, bióloga, viaja a Eivissa y Formentera donde descubre asombrosas especies acorazadas. La nacra, por ejemplo, una especie de molusco endémica del Mediterráneo, entierra más de un tercio su caparazón a una profundidad de hasta 60 metros para evitar que la arrastre la corriente. También vemos a un animal que está cubierto por una gruesa capa de hasta 5000 púas, al único mamífero que tiene escamas y a una especie que aprovecha la coraza de otros animales para sobrevivir. El entomólogo Eduard Vives nos habla sobre los escarabajos, los animales con mayor diversidad del planeta. Existen alrededor de ¡360.000 especies!. Vives nos explica cómo los élitros, sus corazas, les sirven para proteger sus delicadas alas, y cómo algunas especies los utilizan para captar el rocío de la madrugada.

Evelyn Segura, bióloga, viaja a Eivissa y Formentera donde descubre asombrosas especies acorazadas. La nacra, por ejemplo, una especie de molusco endémica del Mediterráneo, entierra más de un tercio su caparazón a una profundidad de hasta 60 metros para evitar que la arrastre la corriente. También vemos a un animal que está cubierto por una gruesa capa de hasta 5000 púas, al único mamífero que tiene escamas y a una especie que aprovecha la coraza de otros animales para sobrevivir. El entomólogo Eduard Vives nos habla sobre los escarabajos, los animales con mayor diversidad del planeta. Existen alrededor de ¡360.000 especies!. Vives nos explica cómo los élitros, sus corazas, les sirven para proteger sus delicadas alas, y cómo algunas especies los utilizan para captar el rocío de la madrugada.

ver más sobre "¡Qué animal! - Acorazados " ver menos sobre "¡Qué animal! - Acorazados "

Los últimos 122 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:02 pasado domingo No todos los grupos de dinosaurios se extinguieron con el impacto de un meteorito hace 66 millones de años. Las aves son, en realidad, descendientes directos del mismo grupo al que pertenecieron algunos fieros carnívoros como el Tyrannosaurus rex.  Si miramos con detalle el esqueleto de un ave, veremos que no es tan distinto del de un dinosaurio. Su pelvis, que justamente está muy relacionada con la capacidad de caminar de forma bípeda, es anatómicamente muy parecida. ¡Ahora que lo sabéis, seguro que jamás volveréis a mirar a una gallina con los mismos ojos!

  • 1:24 pasado miércoles Aunque a veces su vuelo pueda parecer errático y descontrolado, los murciélagos son unos verdaderos acróbatas del aire. Un estudio desarrollado en túneles de viento de la Universidad de Lund, en Suecia, reveló que son mucho más eficientes que las aves cuando vuelan. Mientras que los insectos y las aves solo pueden batir y rotar las alas, los murciélagos tienen muchas más opciones. La anatomía de sus alas incluye más de 20 articulaciones que pueden rotar independientemente. La flexibilidad del patagio, la membrana que los sustenta en el aire, les permite hacer giros de 180 grados en muy poco espacio. Al mismo tiempo, consumen mucho menos oxígeno y energía que otros animales voladores de tamaño parecido. Así que, entre su habilidad para ecolocalizar sus presas y su capacidad de maniobra, se puede decir que los murciélagos cazan ¡al vuelo!

  • 1:39 02 may 2021 En los Jameos del Agua de Lanzarote, también podemos encontrar un cangrejo abisal, es decir, de las grandes profundidades. ¡Solo que este vive a nivel del mar! Aquí se dan las condiciones ideales para los jameítos o cangrejitos ciegos de los Jameos. Sus antecesores habitaban los fondos abisales oceánicos, a 4.000 metros de profundidad. Muchos de sus congéneres siguen allí. Los jameítos son endémicos de Lanzarote, solo los podemos encontrar aquí. Viven en los “jameos”, que son son tubos o túneles de coladas volcánicas en el subsuelo, en este caso formadas por el volcán La Corona. La presión provocó que el techo se derrumbase, formando estas oquedades y simas. Como la mayoría de los animales de grandes profundidades, este cangrejo rehúye la luz y durante el día suele esconderse en grietas o bajo las piedras. Por la noche sale a alimentarse de las microalgas que se acumulan en el fondo. El artista y arquitecto canario César Manrique convirtió este lugar en un espacio armónico entre la naturaleza y la creación artística, un equilibro que no siempre somos capaces de mantener.

  • 2:22 28 abr 2021 Si colgamos un cabello de una anilla para que sostenga un cuenco y metemos dentro unas cuantas monedas lo comprobaremos al pesarlas después. El resultado han sido: 87 gramos. Quizás no os parezca mucho, pero seguramente cambiaréis de opinión al saber que, de media, un cabello humano tiene un diámetro de menos de una décima parte de un milímetro. Increíble, ¿verdad? Además de protegernos de los rayos del sol y de arañazos o golpes, el pelo cumple la misma función que las plumas en las aves. Aísla a los mamíferos de la temperatura exterior. El pelo genera una pequeña cámara de aire entre la piel y el entorno, que retiene el calor. Si tenemos dos probetas con agua caliente a unos 37 grados, como nuestra temperatura corporal y uno de los tubos de ensayo, lo “abrigamos” con pelo sintético, comprobemos qué pasa al enfriarlos. Comprobaremos que la temperatura del agua de la probeta envuelta en el pelo desciende mucho más lentamente. Ha tardado ¡50 minutos! en bajar 5 grados. En cambio, la temperatura del agua del otro recipiente ha descendido 5 grados en sólo 10 minutos. Así que, una buena cabellera en invierno es un complemento ideal a nuestro anorak de plumón para no pasar frío.

  • Pieles de quita y pon

    Pieles de quita y pon

    3:23 26 abr 2021

    3:23 26 abr 2021 Al igual que todas las serpientes, la culebra de escalera muda para desprenderse de la capa más externa de su cuerpo. Como la epidermis está formada por células muertas, que no crecen, necesita desprenderse de esta piel para ganar volumen. Antes de desecharla, fabrica una nueva capa por debajo. Luego, aprovecha salientes en las rocas o en los árboles para rasgarla y salir de ella. Este proceso dura ¡unos 10 días! Con la muda las serpientes también reemplazan las escamas oculares que protegen sus ojos… con el tiempo se van volviendo opacas. Sin este recambio, acabarían quedándose ciegas.

  • La estrategia del cuco

    La estrategia del cuco

    2:37 20 abr 2021

    2:37 20 abr 2021 Un ejemplo clásico de un animal que se aprovecha de otro es el cuco. De las más de 130 especies que existen, casi la mitad ponen sus huevos en los nidos de otras aves. A esta estrategia se la llama parasitismo de puesta o de cría. De este modo, los cucos ahorran tiempo y energía en la construcción del nido y la alimentación de los polluelos. Las hembras suelen introducir un único huevo en el nido de la especie hospedadora. En Europa, sus víctimas preferidas son el carricero, la bisbita o el acentor comunes. Aparentemente, los inquilinos no se percatan del huevo impostor. Lo incuban hasta que eclosiona, generalmente algunos días antes que el resto. Pero el recién nacido todavía no ha culminado su objetivo. Empuja el resto de los huevos fuera del nido hasta que solo queda él. Y si los huevos ya han eclosionado, no tiene reparos en lanzar a los polluelos al vacío. Los padres adoptivos siguen alimentando a la única cría que ha quedado en el nido: el cuco. Crece tanto que los puede llegar a superar en tamaño.

  • 4:42 18 abr 2021 Ver sin ser visto es jugar con ventaja a la hora de cazar. Y los camaleones, ¡bien que le sacan partido a esto del camuflaje para poder echarse algo a la boca! Son depredadores oportunistas que permanecen, la mayor parte del tiempo, inmóviles y escondidos. Casi invisibles. Al contrario que los camaleones, es difícil que un flamenco pase desapercibido. El color rosado de sus plumas ha llamado la atención de los humanos desde la antigüedad. Pero quizás su particularidad más llamativa sea su forma de atrapar el alimento, más parecida a la de una ballena que a la de cualquier otra ave.

  • 1:19 14 abr 2021 No es exactamente así: los cisnes son monógamos, como el 90% de las especies de aves. Sacar a las crías adelante requiere tanta energía que las hembras eligen a machos capaces de cooperar en su cuidado. Pero no todas las parejas de cisne se profesan amor eterno, como se suele pensar. A veces duran lo que dura la crianza de los polluelos. De hecho, incluso abandonan a su pareja para irse con otra durante la misma temporada. Se cree que estas “infidelidades” aportan más variabilidad genética a los descendientes y, por lo tanto, más capacidad de adaptación ante posibles cambios ambientales.

  • Corales resistentes

    Corales resistentes

    3:04 07 abr 2021

    3:04 07 abr 2021 Al norte de Lanzarote se encuentra la Isla de La Graciosa, que forma parte de la mayor reserva marina de Europa. Son más de 70.000 hectáreas protegidas. Sus aguas esconden un tesoro natural ¡a apenas 30 metros de profundidad! Sumergirse en esta reserva marina siempre depara encuentros y paseos submarinos con nuevos compañeros como el angelote, un pacífico y amenazado tiburón que ha encontrado aquí su refugio. Los corales son animales coloniales. Cada rama está formada por centenares de pólipos de pocos milímetros que asoman sus tentáculos a través de pequeños orificios en el esqueleto calcáreo externo del coral. 

  • 2:49 04 abr 2021 A primera vista diríamos que no, pero tiene algunas ventajas. O al menos, eso parece en el caso de los avestruces. Algunas aves vuelan poco y mal, otras incluso han renunciado totalmente a volar. Hay unas 60 especies salvajes en todo el mundo que han perdido esta capacidad, entre ellas los avestruces y lo pingüinos. Aunque quizás no lo parezca, renunciar al vuelo tiene algunas ventajas. Los avestruces, por ejemplo, han podido crecer más que ninguna otra ave. Llegan a pesar más de 150 kilos y alcanzan una altura de casi 3 metros. Con estas dimensiones, ¡pocos depredadores se atreven con él!  Chus Rodríguez, cuidadora de animales de Terra Natura, en Murcia, nos ha contado eso y mucho más mientras los está alimentando. Su tamaño también le permite ser el animal bípedo más veloz del planeta. Corre hasta los 70 kilómetros por hora, casi el doble que el humano más rápido del mundo. Además, utiliza la mitad de energía que nosotros.

  • 6:21 30 mar 2021 Los conejos se empezaron a domesticar de forma intensiva probablemente en los monasterios del Sur de Francia. Los monjes los empezaron a criar para su consumo hace unos 1400 años. Cruzaron entre ellos los conejos de monte más dóciles y poco huidizos. Pero el proceso de domesticación de este animal empezó mucho antes. Ya los romanos encerraban a los conejos silvestres en cercados para alimentarse de ellos. Y en la Edad Media era un manjar muy preciado en toda Europa. Eso sí, es difícil señalar en qué momento concreto se domesticó esta especie.

  • ¿Serpientes con patas?

    ¿Serpientes con patas?

    2:28 20 mar 2021

    2:28 20 mar 2021 Hace más de 100 millones de años, los antepasados de las serpientes actuales tenían patas, pero las perdieron a lo largo de la evolución. En las boas y pitones, los grupos más primitivos, quedan unos diminutos huesos en su pelvis que son vestigios de esas patas. Un equipo investigador de la Universidad de Florida descubrió por qué las serpientes no desarrollan sus extremidades: en estado embrionario, un gen llamado Sonic Hedgehog se desactiva e impide que las patas crezcan. Sin embargo, tienen un sistema de locomoción mucho más evolucionado de lo que parece. Se basa en la flexibilidad de su espina dorsal, una fuerte musculatura y las escamas de la parte inferior del cuerpo. Mientras que un humano adulto tiene 33 vértebras en su columna, las serpientes pueden tener más de 400. Es como un collar hecho de cuentas pequeñas, que se puede doblar y enroscar mucho más fácilmente que uno de cuentas más grandes. Algunas serpientes que viven en el desierto han desarrollado un tipo de desplazamiento lateral particular. Les permite ascender y descender por la arena resbaladiza de las dunas.

  • 2:42 16 mar 2021 Repasamos las estrategias de algunos animales para conseguir sus objetivos llegando la cerebro de otras especies. La estrategia del control mental la usan algunos parasitos como el que provoca la toxoplasmosis o el Leucochloridium paradoxum es un gusano plano que usa de huésped a los caracoles para que le lleven a su verdadero objetivo: los pájaros. 

  • 3:26 11 mar 2021 La biología tiene la respuesta. Antes de la gallina estaba el gallo rojo salvaje, que también ponía huevos. Y también los ponían sus ancestros, los dinosaurios. Está claro que el huevo fue primero. Hoy en día el número de gallinas triplica la población mundial de humanos. Son las aves más comunes y el animal de granja ¡más importante del planeta! Existen unos ¡20.000 millones! de gallinas. Cada año se sacrifican unos ¡6 mil millones! para satisfacer nuestra hambre.

  • 5:53 28 feb 2021 En la Península Ibérica, los carnívoros sociales por excelencia son los lobos. Viven en manadas jerarquizadas de entre cinco y diez ejemplares. Cuando avistan un objetivo apetecible, se lanzan tras él sin importarles que la presa les supere en tamaño. Saben bien que la unión hace la fuerza. Los lobos trazan una estrategia perfectamente coordinada. Se distribuyen el trabajo en función del número de integrantes de la cacería, y según el estatus social en la manada de cada uno. Suelen desplazarse en fila india. Abre la marcha un individuo explorador que, a veces, llama la atención de la presa intencionadamente. Otros tres o cuatro lobos entran y salen de la órbita del grupo. Un último miembro protege a los líderes desde la retaguardia. La extraordinaria condición física del lobo le permite recorrer grandes distancias. Es el rey de la persecución. Puede acosar a su víctima durante horas a velocidad media, hasta agotarla. La expedición rodea a la presa y  una vez acorralada, tiene pocas posibilidades de escapar.

  • 4:53 23 feb 2021 Cuando los humanos empezaron a dedicarse a la agricultura, dejaron de ser nómadas y, para cazar, tenían que ir cada vez más lejos. Hasta que un día a algún “lumbreras” se le ocurrió traer una oveja hasta el poblado y se decidió criar a este animal. Las ovejas primitivas no se parecían a las simpáticas y mullidas ovejas de hoy en día. Su ancestro salvaje, el muflón asiático, ¡no tenía lana! A base de seleccionar ejemplares con una capa más densa de pelo se consiguieron ovejas con un espeso pelaje hace unos 7000 años. Pero el hilado de lana no aparece hasta hace unos 5000 años. Las prendas de este tejido ayudaron a los humanos a colonizar territorios más fríos.  

  • 1:54 19 feb 2021 Las hembras de hiena manchada, por su anatomía externa, parecen machos. Su clítoris es largo y contráctil como un pene. Les permite dominar el apareamiento y evitar ser forzadas. Durante la monta, al macho le cuesta encontrar la postura. La hembra retrae y dilata su pseudopene a voluntad hasta que le permite a él introducir el suyo. Las hembras, además, se hacen de rogar, y suelen escoger a los más jóvenes y sumisos ¡y a los que se alargan en los preliminares! Los machos copulan con varias hembras, igual que la mayoría de mamíferos. Esta estrategia reproductiva es la poliginia, el tipo de relación poligámica más común entre los vertebrados. El pseudopene de la hiena manchada mide ¡entre 15 y 20 cm.! y es a la vez conducto urinario y genital. Por increíble que parezca, las crías nacen por este canal, que fácilmente puede desgarrarse. Con razón son tan selectivas. A veces, si después de la cópula se arrepienten del elegido, vacían la vejiga y adiós esperma.

  • 2:31 26 dic 2020 Pensemos en alternativas para reducir nuestro consumo de plástico: ¿Os imagináis una botella de agua que en lugar de contaminar incluso se pudiese beber? ¡Vamos a preparar envases de agua biodegradables y comestibles! Evelyn necesitará agua potable, alginato de sodio, - que es un azúcar que se obtiene de las algas -, y lactato de sodio, - una sal de origen vegetal -, disuelto en agua. Y un poco de colorante alimentario para darle un toque de color.

  • 2:27 26 dic 2020 'Qué Animal!' a Elsa Jiménez, directora de la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, CRAM. Conoce de primera mano las amenazas que sufren tortugas o cetáceos porque hasta su centro llegan estos animales con síntomas de asfixia o con miembros amputados por los plásticos. A la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, llegan tortugas como esta, a la que están curando. Han rescatado y liberado a más de 600 tortugas marinas y asistido a cientos de delfines y ballenas varados...Esta fundación es una referencia en Europa en cuanto a la recuperación de estas especies.

  • Marinos

    Marinos

    28:10 26 dic 2020

    28:10 26 dic 2020 El capítulo está dedicado a las especies que viven en los fondos marinos y hace una reflexión: el abuso de los plásticos está transformando los océanos. Las tortugas, por ejemplo, sufren sus consecuencias.

Mostrando 1 de 7 Ver más