Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5693557 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Su salud es la nuestra - ver ahora
Transcripción completa

Hasta entonces, que tengan un feliz domingo y una buena semana.

Buenos días, hijos de Dios.

Todo puede cambiar.

Lucha por un mundo nuevo.

"La pandemia de la COVID-19 ha provocado el primer aumento

de la pobreza mundial en 22 años.

Naciones Unidas estima

que cerca de 71 millones de personas

volverán a caer en la pobreza extrema

a raíz del coronavirus.

Una crisis sanitaria, social y económica

que golpea con más fuerza a las poblaciones más vulnerables

con debilitado sistema sanitario."

De una crisis no se sale igual.

O salimos mejores, o salimos peores.

Por ello, en esta coyuntura crítica,

nuestro deber es repensar el futuro de nuestra casa común

y proyecto común.

Su salud es la nuestra. Si en África, América Latina y Asia

no están vacunados, no están atendidos

y no tienen sistemas sanitarios fuertes,

nos redundará negativamente en las sociedades occidentales.

Aunque solo sea por esta visión egoísta,

que no es la que nos mueve desde la Orden Hospitalaria

a trabajar en favor de los más desfavorecidos,

sí deberíamos atender a que sistemas sanitarios fuertes,

a que sociedades desarrolladas en otros contextos

son necesarias para mantener el equilibro mundial.

"Desde principios de marzo de 2020,

la ONG de desarrollo, Juan Ciudad, ha reforzado su comunicación

con 16 países en África y América del sur

para ayudar a 50 centros

de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

durante la epidemia del SARS-CoV 2."

Las peticiones eran, básicamente, derivadas de materiales

de protección individual.

Pero no podíamos olvidar que también había

necesidades en confinamiento, por ejemplo,

de acceso a la alimentación.

No existe un Mercadona en África

que te sirva a domicilio, había que ir al mercado

y había que hacer acopio de alimentación,

para lo cual necesitabas unos fondos previos.

Y esto hicimos.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

ha enviado cerca de 600.000 euros de ayuda y apoyo de emergencia

a 16 países en los que tiene sus hospitales y centros sanitarios

y sociales de África y América Latina.

"La primera ayuda atendió rápidamente

las necesidades más urgentes.

Protegió al personal y a sus familias,

además de mantener abiertos los servicios sanitaros esenciales

para evitar muertes colaterales por desatender otras enfermedades."

En este ejercicio de la hospitalidad que realiza

la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios,

lo que hacemos es fortalecer sistemas

que luego nos pueden redundar positivamente.

Leí hace poco un artículo donde hablaban

de "esto es la salud de todos".

Si no estamos todos vacunados en un futuro,

no vale de nada tener una vacuna.

"El acceso a la salud no debe ser un privilegio

para unos pocos.

Si hay algo que ha mostrado la pandemia de la COVID-19

es lo interconectados que estamos en esta casa común

donde todos somos hermanos.

Las enfermedades que sufren en otros países y culturas

también las padecemos."

La hospitalidad no entiende de pandemias ni de fronteras.

Juan Ciudad ONG lleva casi 30 años

trabajando con poblaciones vulnerables

en la defensa del derecho a la salud y a una vida digna.

Y aunque ha habido muchos avances, sigue siendo imprescindible

y necesario el apoyo de los países y las sociedades

que tenemos más recursos, por ética

y por responsabilidad y solidaridad con estas otras personas.

"Son muchas las lecciones aprendidas

por la Orden Hospitalaria en su propia piel

las que han permitido a Juan Ciudad

hacer bien las cosas en una situación tan compleja

e inesperada como la del SARS-CoV 2."

La epidemia nos ha puesto ante una realidad

que es una incertidumbre a corto plazo.

Y esto nos ha cambiado los esquemas.

Esto, contrapuesto a como viven en contextos menos favorecidos,

como América Latina, en Asia, en India,

en África, la incertidumbre es una constante.

La incertidumbre de la madre, que no sabe

cómo puede alimentar a sus hijos, al día siguiente, no a corto plazo,

sino ante la inmediatez de mañana cuando me levante,

¿qué voy a poder darles de comer?

Y esta incertidumbre, que estamos manejando tan mal,

es una característica de resiliencia de otras sociedades

que lo llevan mucho mejor que nosotros.

"La ONG de desarrollo Juan Ciudad,

tenía preparado un protocolo de actuación

que aprendió durante la epidemia de ébola

en el África subsahariana.

Actuaron rápido para que no se repitieran

los mismos errores que en 2014."

Lo que hemos hecho es adaptar este protocolo

a la situación del COVID.

Realmente, el COVID-19 es una epidemia que tiene

unas características muy diferentes

al ébola, por lo tanto, ha habido una serie de medidas

que no eran aplicables, pero sí teníamos muy claro

que era muy importante la actuación rápida

y sobre todo también en coordinación con las autoridades sanitarias

de cada país, de cada región.

"El lavado de manos o el material de protección,

ya eran protocolos conocidos en estos países

antes que en España."

La higiene que estamos aprendiendo en estos momentos,

derivado de esta epidemia, la toma de medidas de precaución,

como la toma de temperatura al entrar en centros,

es algo que se lleva haciendo desde hace muchos años

en África, precisamente porque llevan sufriendo

desde hace muchos años pandemias semejantes al COVID.

-Sí, ya está todo. -Venga, tengo cosillas

que preguntarle, probamos.

"Desde la sede de Juan Ciudad, en Madrid,

nos ponemos en contacto con el hermano Jesús Etayo,

superior general de la Orden de San Juan de Dios

que nos atiende desde Roma."

Concretamente, donde ahora mismo está impactando con más fuerza

y también a nosotros como institución, como orden,

es en América Latina.

Porque realmente, estamos teniendo, sobre todo estos últimos meses,

bastantes casos, te puedo dar algunos datos,

por ejemplo, en las casas hemos tenido

hasta ahora, en estos últimos tiempos,

casi 2.000 personas atendidas con virus,

con la COVID-19.

Más de 550 profesionales se han contagiado,

de los cuales ha fallecido uno.

Hemos tenido también 50,

prácticamente 60 fallecidos de pacientes.

Incluso 16 hermanos que se han contagiado.

Hablando con el hermano Jairo desde Colombia,

él hablaba de cómo estaba viviendo él desde su vocación

como hermano hospitalario, esa hospitalidad sin miedo,

creo es algo que lleváis vosotros en el ADN.

Nuestra misión y carisma la llevamos desde la hospitalidad.

Por tanto, siempre tenemos que estar disponibles.

Una emergencia, como ha sido la pandemia,

para nosotros es una emergencia carismática.

Es una emergencia también de la misión.

Nosotros no podíamos escondernos ahí.

No solamente no nos podemos esconder

para atender a las personas, a los enfermos de COVID,

sino para atender también las consecuencias.

Todo lo que viene detrás.

"El coronavirus convive con el hambre, la falta de agua

y una larga lista de infecciones respiratorias unidas

a otras enfermedades víricas

que son las principales causas de muerte en África."

A día de hoy, tenemos una situación bastante estable

y tranquila en África,

donde la gente ha seguido yendo a nuestros centros

a vacunarse, a dar a luz, a atender emergencias derivadas

de accidentes y otras cuestiones

y a seguir recibiendo los tratamientos de malaria,

tuberculosis, VIH, que si hubiéramos parado

en estos tres meses, hubieran tenido consecuencias fatídicas

para estos pacientes.

"La orden sigue presente en 12 países

del continente africano aportando salud para todos.

Gracias a la rápida organización de sus centros,

han frenado el primer impacto del coronavirus."

Atendiendo la experiencia que tuvimos en el ébola,

que hicimos un protocolo de emergencia

por si surgía otra vez la pandemia, tomamos la decisión

de convocar un comité de crisis especifícamente para África,

que tenía menos, digamos, estructuras organizativas

preparadas para atender una pandemia.

"El comité de crisis se creó en marzo de 2020

para coordinar la ayuda destinada

a 16 centros de San Juan de Dios en el continente africano.

Esta coordinación ha supuesto un cambio de paradigma

para la institución en su respuesta frente a las nuevas epidemias."

Hay muy poca gente falleciendo en nuestros centros.

Y pensamos que es debido a todas las medidas

de prevención y control que hemos implantado

en los centros de San Juan de Dios, gracias a la colaboración

del comité de crisis y el equipo de África,

ya que en esta ocasión, con la COVID-19,

hemos sido muy proactivos para afrontar la situación

desde el principio y esto ha marcado una diferencia

con respecto al ébola.

"Valentine Bruku es el director financiero

de centros de la provincia africana de San Agustín.

Nos confiesa desde Ghana que no saber cómo se comporta

el coronavirus, provoca en la gente más miedo que el ébola."

Hay mucha gente mayor que está sola en su casa

y que no tiene a nadie que pueda cuidar de ellos.

Así que nosotros hemos llevado alimentos

y esto ha sido posible gracias al comité de crisis.

Tengo que decir que este comité ha hecho un gran trabajo y esfuerzo

a favor de la comunidad africana.

Muchos centros y hospitales han cerrado,

pero ninguno de nuestros centros ha cerrado.

Todos los dispositivos sanitarios en África

siguen funcionando, y para la gente esto supone

su única fuente de esperanza.

"El primer dinero enviado por el comité de crisis

sirvió para que las contrapartes hicieran acopio

del material de protección en sus países.

La ONG de desarrollo Juan Ciudad

retomó los envíos al finalizar el estado de alarma.

'Pueblo de Dios' ha sido testigo de una carga reciente

con destino, en esta ocasión,

al Saint Joseph's Catholic Hospital de Liberia."

-Lista. -Muy bien, Manuel, otro más.

"La cooperación internacional y las aportaciones

de todos los centros de la Orden Hospitalaria

a través de Juan Ciudad,

han logrado algunos de los objetivos previstos."

El hecho de tener un área de aislamiento

ha hecho que el hospital de Monrovia

haya sido elegido por el Gobierno liberiano

como centro de referencia COVID de manera prioritaria en el país.

Lo cual quiere decir que los fondos que invertimos

tienen su rendimiento en el éxito, digamos,

de la atención en los países en los que trabajamos.

"Pero no está siendo fácil.

Las atenciones hospitalarias han caído y también los ingresos.

Un verdadero desafío para mantener activos

los servicios y proyectos de salud comunitaria

en África y América Latina."

Ha habido un elevado incremento de gastos en los centros.

Las personas pobres han perdido sus trabajos

y tenemos personas vulnerables en nuestras comunidades

que vienen a nuestros centros y no tienen la posibilidad

de pagar por servicios sanitarios.

Cada día, los atendemos igualmente.

Porque somos San Juan de Dios, y nuestra misión es asistir

al pobre, al enfermo y al necesitado.

Los hermanos asumen la responsabilidad de atender

las necesidades sanitarias de estas personas

para que puedan seguir disfrutando de sus vidas.

Nosotros no las vamos a abandonar.

Vamos a seguir cuidando de su salud aunque afecte económicamente

la sostenibilidad de los centros.

"Para América Latina crearon también una comisión

de cooperación y solidaridad.

Adaptaron proyectos y enviaron fondos

para reforzar la respuesta frente a la epidemia

en países tan afectados como Colombia, Perú y Bolivia."

Las solicitudes de ayuda de América Latina y África

básicamente son las mismas, porque esta pandemia

nos ha enrasado a todos

en que sufrimos las mismas consecuencias

de una misma enfermedad, por lo tanto,

nos tenemos que proteger de la misma manera.

Estamos pasando momentos difíciles.

Han sido meses largos, empezamos en la cuarentena.

Tal vez, para algunas personas, anticipada,

tal vez, para las entidades gubernamentales

y todos los que tienen que tomar decisiones y haber puesto a punto

el momento en que está el sistema de salud,

será necesario.

Ahora mismo, con Juan Ciudad, hemos hecho

un trabajo sumamente interesante

estableciendo unas líneas bases y un diagnóstico del sector.

Esto con la ayuda de profesionales que Juan Ciudad ha financiado

para tener realmente una visión clara

de lo que se puede hacer y no hacer proyectos por el sentimiento,

el corazón o porque es lo que nosotros creemos,

sino lo que realmente ese diagnóstico nos muestre

lo que el territorio y el sector realmente necesita.

Tenemos unos programas enfocados

para cada uno de los grupos que nosotros atendemos.

La metodología en San Benito Menni es de atención al núcleo familiar.

Tenemos 64 núcleos familiares.

Esto significa 64 familias conformadas

por 4 o 5 miembros y tenemos también un grupo

de 60 adultos mayores.

"La Orden de San Juan de Dios cumple 100 años

de presencia en Colombia.

Lejos de celebraciones,

demuestran en primera línea de la pandemia

por qué llevan un siglo apostando por el acceso

a la salud de los más indefensos."

Nosotros asumimos ese reto de no cerrar el centro

y readaptar, reinventar cómo los programas

podían tener un alcance en estos momentos de pandemia.

Entonces, empezamos por la promoción y prevención de salud

y el tema de viviendas saludables; fue reeducar a las personas

de manera casi individual de cómo debían vivir

este momento de crisis.

"La pandemia sigue poniendo a prueba

los centros de San Juan de Dios con menos recursos.

En Colombia, Perú y Bolivia están incrementando

la atención social a las familias y personas de riesgo

facilitando alimentos, apoyo psicológico

y atención sanitaria."

Hágame un favor, es que tengo un paciente

acá en la parte de arriba

de la portería, por favor, ¿me puede colaborar?

La pregunta que me hacen, que a mí, como religioso,

como misionero en este sector, ha sido un proceso de reafirmar

mi vocación como hermano de San Juan de Dios

constatando el sufrimiento de los enfermos,

muchas veces en situaciones de abandono.

Y la pobreza y marginación de la gente

por diferentes razones;

sociales, económicas, políticas, que vive el sector.

"El soporte alimentario de la provincia colombiana

de San Juan de Dios, ha reforzado

la que posiblemente sea la única comida en el día

que llegue a muchos hogares."

En este tiempo de pandemia ha sido bastante complejo,

porque la mayoría de personas viven

del comercio informal, de la venta en los semáforos,

en pequeños, que llamamos nosotros, plantes

que hacen para vender fuera, por la ciudad.

Y el trabajo doméstico.

Lo que sucedió durante la pandemia es que los niños

ya no podían ir al comedor a tomar el alimento.

Entonces, muchas de las madres de ellos

que se quedaron sin trabajo por laborar en el subempleo

o en casas haciendo oficios, y cuando se cierra toda la economía,

ni puede haber desplazamientos,

ni hay quien les reciba a trabajar en las casas.

Lo que ellas empiezan a hacer es organizarlas

por turnos para que ellas empiecen a ir a recoger el alimento.

"Juan Ciudad lanzó durante el estado de alarma

la campaña Stop Covid-19

para recaudar fondos, mantener activos los proyectos

de ayuda frente al coronavirus y fortalecer

la ya debilitada red sanitaria."

Pensemos que nosotros ya hicimos un lanzamiento de ayuda

a estos centros a la orden hospitalaria

de América Latina y África con fondos propios

que tenía la propia orden.

Es decir, el llamamiento que estamos haciendo es

"súmate, ayúdanos a seguir ayudando

a los centros de la orden de África y América Latina.

Solo si hay una voluntad real

de mantener la cooperación internacional,

seremos capaces de dar respuesta a nivel internacional

a esta epidemia que no es local,

no puede resolverse por países aislados

o por regiones aisladas, y sobre todo, no debería suponer

un retroceso en los objetivos de desarrollo sostenible

que ya se han alcanzado

en cuanto a mejora en la salud materno infantil

u otros.

"Las primeras ayudas de Juan Ciudad,

ONG de desarrollo, llegan para atender a todos.

Sin distinción de credo o lugar de nacimiento.

Una llamada a remar juntos para salir de esta tempestad

sin dejar a nadie a la deriva."

No sabemos qué va a pasar, si vamos a recibir fondos,

si una crisis económica va a hacer que no accedamos a fondos

para poder seguir ayudando en los proyectos

en los que trabajamos, pero no nos echa atrás.

Sabemos que, como decía Picasso,

"que las musas me pillen trabajando".

No sabemos qué va a pasar.

Pero si viene algo bueno,

que nos pille trabajando y preparados.

Tendríamos que relanzar el mensaje para mantener

el enganche de la gente.

Al igual que los discípulos del Evangelio,

nos sorprendió una tormenta inesperada y curiosa.

Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca.

Todos frágiles y desorientados.

Pero al mismo tiempo, importantes y necesarios.

Todos llamados a remar juntos.

Todos necesitados de confortarnos mutuamente.

En esta barca, estamos todos.

Jaqueline, yo sé que tú eres persona de fe.

¿Cómo ves tú el futuro en corto, medio plazo?

¿Cómo crees tú que va a ser esa nueva normalidad?

Estamos separados, pero no solos.

Nos acompañamos en todo este proceso.

Y juntos somos más fuertes, y eso también es algo

que estamos haciendo y tejiendo mucho

en lo laboral, no solo con la obra de San Benito Menni,

no solo en las clínicas, incluso con nosotros, compañeros.

No debemos olvidar que somos muchas, miles, millones,

las personas que estamos trabajando cada día

para que este mundo sea más justo, sea más sostenible.

Y por tanto, tenemos que seguir en esa línea.

No hay que perder la esperanza en ningún momento.

"San Juan de Dios decía:

'Dar aquí o dar allá, todo es ganancia'.

Releer la historia de la orden es constatar

cómo desde sus inicios ha estado involucrada

donde había enfermedades y pobreza."

Pero es una locura, porque tenerle miedo

a algo, hay que tenerle miedo, respeto.

Pero también hay que saber vivir con él.

Esta pandemia nos está ayudando a darnos cuenta

de nuestra debilidad, de la necesidad

que tenemos los unos entre los otros.

Por tanto, de la solidaridad, del bien común.

De trabajar por el bien común.

Cuidar de la salud es algo que depende de cada persona,

de cada uno de nosotros, pero tiene una componente global.

Debemos ser conscientes que cuidar nuestra salud

es cuidar la salud de los demás.

Y soy optimista, gran parte de la sociedad seguirá igual

o incluso peor, pero creo que esto ha sido un impulso

para que cambiemos nuestras conciencias,

que tengamos una visión mucho más solidaria

de lo que es la convivencia y que veamos

que aquello que veíamos en televisión

de pandemias, sufrimientos en sociedades muy lejanas

con personas muy distintas a nosotros,

a día de hoy lo estamos sufriendo en nuestras propias carnes

y eso nos hace, yo creo, un poco más sensibles

ante la realidad ajena.

Si la gente conociese san Juan de Dios

se enamorarían de este personaje impresionante.

Realmente, nos habla de una sensibilidad,

dolor, sufrimiento, y yo creo que ese es el tipo de cosas

que ahora todos debiésemos colocar en nuestro corazón

y en nuestro maletín de reserva para enfrentar todo.

Por eso, los hermanos de San Juan de Dios

están ahí, para asistir a estas personas y siguen

adelante con su trabajo humanitario,

llevando alimentos y otros apoyos para atenderlas y alimentarlas.

"De ninguna pandemia surge una sociedad peor que la de antes.

Estar unidos en la hospitalidad y cuidar la salud

de quienes lo pasan peor, nos beneficia a todos."

Pueblo de Dios - Su salud es la nuestra

27:10 25 oct 2020

La Orden Hospitalaria de San Juan Dios ha logrado mantener abiertos, desde el comienzo de la pandemia, 25 de sus centros sociales y sanitarios en África y América Latina con la ayuda de Juan Ciudad ONGD. Una respuesta inmediata para fortalecer un débil sistema sanitario que nos beneficia a todos.

La Orden Hospitalaria de San Juan Dios ha logrado mantener abiertos, desde el comienzo de la pandemia, 25 de sus centros sociales y sanitarios en África y América Latina con la ayuda de Juan Ciudad ONGD. Una respuesta inmediata para fortalecer un débil sistema sanitario que nos beneficia a todos.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Su salud es la nuestra" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Su salud es la nuestra"

Los últimos 566 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 25:38 ayer Repasamos el buen trabajo y testimonio samaritano de las Hijas de la Caridad con personas positivas VIH-SIDA al sur de Mozambique, en Málaga y Navarra.

  • Los nuevos abrazos

    Los nuevos abrazos

    27:25 22 nov 2020

    27:25 22 nov 2020 El Centro San Camilo de Tres Cantos (Madrid) humaniza los cuidados de la salud desde el inicio del confinamiento. Un acompañamiento paliativo, desde la esperanza, presente en los momentos más duros de la pandemia por coronavirus.

  • 27:44 15 nov 2020 Andrés Fuertes y Gonzalo Domínguez son los párrocos rurales de la Unidad Pastoral de Os Cotos, que se encuentra en el interior de Pontevedra y que está formada por 10 parroquias repartidas por 17 núcleos de población.

  • SED responde

    SED responde

    26:00 08 nov 2020

    26:00 08 nov 2020 Ante la grave situación que afecta al mundo por el coronavirus, la ONG Marista SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) ha respondido desde España al clamor social y ha dotado de medios necesarios a países de Centroamérica, Asia y África, donde colabora y su presencia llega a colegios, centros de salud, dispensarios, parroquias y misiones.

  • 25:14 01 nov 2020 Los hermanos de la orden de San Juan de Dios han mostrado su "ser" más hospitalario, atendiendo y cuidando de los que más están sufriendo las consecuencias de la pandemia. A través del hospital de San Rafael en Madrid, la residencia de ancianos y el albergue de Santa María de la Paz, descubrimos la incesante labor de la orden mendicante.

  • Su salud es la nuestra

    Su salud es la nuestra

    27:10 25 oct 2020

    27:10 25 oct 2020 La Orden Hospitalaria de San Juan Dios ha logrado mantener abiertos, desde el comienzo de la pandemia, 25 de sus centros sociales y sanitarios en África y América Latina con la ayuda de Juan Ciudad ONGD. Una respuesta inmediata para fortalecer un débil sistema sanitario que nos beneficia a todos.

  • 26:05 18 oct 2020 Recorremos con Obras Misionales Pontificias los sueños y milagros del “Niño Dios de Malloco”, gracias al empuje evangelizador de un sacerdote misionero de Toledo que lleva 30 años en Chile.

  • Manos Unidas de Esperanza

    Manos Unidas de Esperanza

    28:30 11 oct 2020

    28:30 11 oct 2020 Con la llegada de la pandemia, Manos Unidas activó un primer proyecto de emergencia para atender las cuestiones básicas de la población en los países más vulnerables. Hasta la fecha, se han puesto en marcha 129 proyectos para ayudar a más de un millón de personas.

  • 25:31 04 oct 2020 Casa Samuel está presente en Salamanca desde hace 25 años, cuando comenzaron a detectarse los primeros casos de VIH-SIDA  

  • 28:25 27 sep 2020 Nuestro granito de arena a la 106ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado. Una invitación a conocer y comprender los derechos de la dignidad humana para saber acoger, proteger, promover e integrar a nuestros hermanos desplazados.

  • 27:12 20 sep 2020 Cáritas Diocesana de Madrid y la parroquia de Santo Domingo de la Calzada se han propuesto trazar un camino que conduce a la esperanza para los miles de vecinos que viven en esta frontera invisible con Madrid que es la Cañada Real Galiana.

  • 26:50 13 sep 2020 El Centro “Sagrada Familia” es una respuesta de la Iglesia Diocesana de Málaga, a través de Cáritas y el Fondo Social Europeo, para la incorporación real al mercado laboral de personas con dificultades para acceder a un empleo.

  • Misión itinerante

    Misión itinerante

    26:21 06 sep 2020

    26:21 06 sep 2020 Recordamos algunas de las misiones visitadas en América del Sur con más kilómetros de apostolado. Una misión itinerante entre Honduras, Perú, Paraguay y Chile.

  • 27:47 26 jul 2020 La Comunidad de Sant´Egidio Madrid ha mantenido sus puertas abiertas durante el confinamiento producido por la COVID-19. Una respuesta solidaria, en primera línea, con los amigos de la calle y con las familias más vulnerables, los nuevos prójimos en tiempos de coronavirus.

  • 24:59 19 jul 2020 La Casa del Sagrado Corazón es conocida en Málaga como el Cottolengo. Llevan más de 50 años ofreciendo acogida a personas sin un hogar al que acudir. La casa sigue abierta con la "nueva normalidad", gracias a la Providencia y sin ser ajena al paso de la COVID-19.

  • De Kerala a Sawan

    De Kerala a Sawan

    27:49 12 jul 2020

    27:49 12 jul 2020 En los años 60, los hermanos de San Juan de Dios llegaron a la India. Conocemos su obra hospitalaria y seguimos rumbo por Asia para descubrir la labor escolar de los maristas en Líbano, la atención de Manos Unidas con las recolectoras camboyanas, y la razón de la casa la Salle, en el internado tailandés de Nakhon Sawan  

  • 21:16 05 jul 2020 Monseñor Juan José Aguirre, obispo en la diócesis de Bangassou, vive, comparte y camina desde hace 40 años en el mismo corazón de África.

  • Colichet en positivo

    Colichet en positivo

    23:52 28 jun 2020

    23:52 28 jun 2020 En Colichet llevan más de 25 años acogiendo a personas con VIH-SIDA gracias a la colaboración entre Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. 

  • 25:23 31 may 2020 Reportaje sobre la figura de los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas y en los Cuerpos de Seguridad del Estado español. Histórico de emisiones: 23/04/2017

  • Hijos de una fe prohibida

    Hijos de una fe prohibida

    27:24 17 may 2020

    27:24 17 may 2020 La Fundación Pontificia AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada) apoya a la minoría cristiana de Albania. Durante los 45 años de dictadura comunista los cristianos fueron ejecutados, encarcelados o detenidos por creer en Dios. Pese a todo, muchos mantuvieron su fe en la clandestinidad. Histórico de emisiones: 27/12/2015

Mostrando 1 de 29 Ver más