Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5623099 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - De Kerala a Sawan - ver ahora
Transcripción completa

"Si alguna iniciativa ha contribuido

al desarrollo de Kattappana, ha sido sin ninguna duda,

el Hospital de los Hermanos de San Juan de Dios.

La orden hospitalaria llegó aquí a finales de los años 60.

Y ha creado un gran complejo social,

educativo y sanitario,

cuyo buque insignia es el hospital."

La gente conoce el hospital y el trabajo de los hermanos

de San Juan de Dios desde hace 45 años.

Muchos saben de él porque han sido tratados

en este centro y tienen muy buena opinión del hospital.

Les gusta cómo son atendidos y prefieren venir aquí.

Hay personas que dedican un día entero en llegar hasta aquí.

Tienen que salir muy temprano

y luego regresar en la tarde a sus casas.

Pero prefieren hacerlo así porque saben de su calidad

y su bajo coste.

"Los hermanos han trabajado duro

para conseguir levantar este centro sanitario.

Con más de 400 camas y muy bien equipado.

El hospital ha cubierto la necesidad

de atención sanitaria de esta región,

completamente abandonada hasta que llegaron los hermanos.

El centro sigue cumpliendo fielmente

su obra asistencial, y nadie se va de aquí

sin ser atendido, por muy pocos recursos que tenga.

En estos años, la labor de los hermanos en India

ha contado con el respaldo de la orden hospitalaria,

que sobre todo, desde Europa, ha apoyado

el esfuerzo de levantar esta obra.

Desde España, la ONG Juan Ciudad

de los Hermanos de San Juan de Dios,

también ha contribuido a hacer realidad los sueños

de los hermanos de India."

Siempre hemos colaborado.

Y yo pienso que tenemos que seguir colaborando

porque está dentro de nuestro espectro

de actuación.

Asia Pacífico y también la India,

en algunos aspectos, es más avanzada que España.

Pero también la India tiene grandes problemas,

como estamos viendo estos días.

Y necesitan de nuestras ayudas.

En la India también hay zonas

que están, comparadas con otras, muy desarrollas.

Y a veces la cooperación les penaliza,

porque hacen las cosas bien.

Yo soy de la opinión de que quien hace las cosas bien,

hay que apoyarle, seguir apoyándole,

para que las cosas se sigan haciendo bien y mejor.

Y, bueno, pues por eso, desde Juan Ciudad,

yo creo que nos estamos abriendo más,

porque es un aspecto que, como digo,

tímidamente, estábamos aquí y yo creo que es un campo

donde podemos desarrollar

la cooperación y la ayuda

tal y como la entendemos en la ciudad.

"El hospital cuenta con todas las especialidades

y con un gran equipo de profesionales

para atender la salud de la población de la zona.

Y también se ocupa de su aspecto espiritual.

El hermano Francis es el responsable de esta tarea."

Muchas veces, los pacientes que ingresan en el hospital,

viven una situación extraña.

Tienen distintos problemas, dolores.

A veces se encuentran solos.

Están aquí dentro y no siempre entienden bien

qué sucede.

Por eso, la presencia del capellán da paz, consuelo,

y procura que ellos se sientan como en su casa.

Yo creo que a veces este es un buen momento.

Es decir, cuando el paciente está en el hospital,

hay ratos de dolor, y entonces, ellos se plantean

las cuestiones fundamentales.

El sentido de la vida, el objetivo de esa vida.

El porqué de ese sufrimiento.

Hay muchas preguntas que surgen en ese momento

en la cama del enfermo.

Y es un buen momento.

Yo creo que el capellán puede orientar.

Puede ayudar a que el paciente responda a esas cuestiones

sobre su vida.

Y qué se puede hacer en ese tiempo de dolor.

De sufrimiento, de soledad.

En esta región, en la zona alta,

mucha gente padece cáncer y enfermedades del riñón.

El tratamiento que hay que aplicar para el cáncer

es muy caro.

Por ejemplo, para realizar la diálisis,

que tienen que hacerlo dos veces por semana,

esto cuesta 10.000 rupias por semana.

Hay muchas personas a las que les resulta muy difícil

hacer frente a este coste.

La principal razón de la prevalencia del cáncer

en esta zona, es que hay mucho cultivo de cardamomo.

Y la gente utiliza muchos pesticidas.

Esos productos son una causa de que muchos queden afectados

y provoque casos de cáncer y de enfermedades del riñón

en esta área.

"La presencia de la orden hospitalaria en India,

no se entiende sin la figura

del hermano Fortunatus Thanhäuser.

Este religioso alemán, llegó a finales de los 60

a esta tierra, y aquí vivió y trabajó

durante 46 años.

Con ayuda de los hermanos en Alemania, otros países europeos

y grandes dosis de trabajo, el hermano Fortunatus

lideró la labor social y sanitaria de la orden.

Tras su muerte, en 2005, la fama de santidad

del religioso se ha extendido por toda la región.

A diario, su tumba es muy visitada

y cada miércoles, tras la misa de la mañana,

los fieles se dirigen al pequeño cementerio

junto al hospital.

Allí, rezan y recuerdan a este misionero carismático."

(REZAN)

"Líbano es el país

más occidentalizado del mundo árabe.

Está abierto al mar Mediterráneo.

El 55 % de su población es musulmana, chiita y sunita,

y el 45 %, cristiana de diferentes ritos.

Musulmanes y cristianos viven juntos pero no revueltos.

Cada comunidad religiosa tiene sus propios barrios.

Uno de los lugares de encuentro entre las diferentes comunidades,

es el Santuario de Nuestra Señora de Líbano.

El santuario tiene forma de barco fenicio invertido.

La Virgen María no solo es venerada por los cristianos,

sino también por los musulmanes.

La iglesia maronita es la más numerosa de Líbano,

con un millón largo de fieles.

Sus ritos se celebran en sirio y arameo, la lengua de Jesús."

Durante la guerra, hubo muchos combates en Beirut,

y durante varios años, hubo bastantes destrucciones.

Pero ahora, ya de nuevo, estamos reconstruyendo

la capital del país.

Queda algo, pero ya hicimos mucho esfuerzo

porque de verdad, el pueblo libanés es muy activo.

Mira adelante por la vida.

Pero queda todavía construir en parte también la parte humana

de las personas que viven en Beirut del pueblo libanés.

"La guerra, que estalló en 1975, y se prolongó hasta 1990,

obligó a los hermanos maristas

a cerrar dos de sus cuatro colegios.

Los maristas, procedentes de Francia,

llegaron al Líbano en 1868,

para dar clase en colegios de jesuitas y lazaristas.

Y en 1900, abrieron sus propios colegios.

Actualmente, tienen dos. Uno en Beirut,

con 3.600 alumnos, y otro en Biblos, con 2.000.

En Antelias, un pueblo anexionado a Beirut,

está el colegio marista de Champville.

Más que un colegio al uso, es una ciudad

en medio de un bosque de 22 hectáreas.

Champville, ciudad de Champagnat, lleva el nombre del fundador

de los maristas, levantados sobre una colina

con vistas por detrás a las cimas nevadas

del monte Líbano, y por delante, al mar Mediterráneo.

A las 7:00 de la mañana de un día cualquiera,

Champville empieza a despertar del sueño nocturno.

Llegan los primeros coches con los alumnos y profesores

más madrugadores.

En pocos minutos, el acceso al colegio se colapsará

con los 62 autobuses, 27 microbuses

y los centenares de coches particulares

que transportan a los 3.600 alumnos y 276 profesores.

A las 7:30, el colegio es un pulular de niños y niñas

que van camino de sus clases.

A las 7:45, en los patios,

se hace la oración que da el pistoletazo

de salida al trabajo del día.

Con la oración, se pone a los alumnos en positivo,

siguiendo el lema de este curso.

'Contigo empieza lo nuevo'.

Y se refuerza la identidad cristiana del colegio.

A las 7:50, los alumnos entran en clase

y en Champville se hace silencio.

Las clases son de 50 minutos con un respiro de 10

entre una y otra.

En total, siete horas de clase al día.

Entramos en la clase de primer curso de primaria.

Los alumnos tienen seis años, menos Joseph,

que es refugiado sirio y tiene ocho.

La guerra dejó sin escolarizar a 2 millones de niños sirios.

Entre ellos, Joseph.

Sus padres huyeron de Alepo y están acogidos,

junto con otras familias sirias, en el colegio marista."

(HABLAN EN ÁRABE)

Prácticamente, todas las familias que han venido

de Siria huyendo de la guerra, vienen con niños.

Hemos visto claro, desde el principio,

que no bastaba dejarles el alojamiento,

agua, electricidad, un lugar tranquilo

donde descansar y prepararse,

sino que había que preocuparse de los niños.

Y se les ha admitido en las clases, como beca, gratuitamente,

y ha sido una experiencia también muy bonita.

Se han integrado los chavales de aquí, pequeñitos,

y más grandes, han hecho un esfuerzo muy grande para acogerlos.

Y es maravilloso ver como niños, que vienen hablando solo árabe,

por ejemplo, en pocos meses, estaban hablando francés,

estaban ya comunicándose con todos.

Amigos de todos.

Y realmente, muy integrados con todos los demás en el colegio.

"La profesora enseña a sus alumnos el alfabeto árabe.

En la siguiente clase, otra profesora,

enseñará el alfabeto francés,

porque en el colegio se estudian tres idiomas obligatorios.

Árabe, francés, inglés y otro opcional."

Mi misión como profesora, es tener una actitud maternal

con estos niños.

Compartiendo sus alegrías y sus penas.

Tengo la responsabilidad de darles una buena educación

y procurar que sean felices.

"En 1999, la Asociación de Recolectores Informales

de Basura, CSARO, puso en marcha

el Centro de Gestión de Residuos Sólidos

con el fin de mejorar las condiciones de trabajo

de los recolectores de basura, sacar mayor rendimiento

de los residuos orgánicos, y reducir emisiones de gas metano.

Con ayuda de Manos Unidas, la asociación

compró un terreno a las afueras de Phnom Penh

y construyó una planta de producción de abono orgánico.

En ella, trabajan diez mujeres

que antes recolectaban basura en la calle.

El proceso de produccióndel compost

se inicia con la llegada del camión que trae los desperdicios

del mercado de verduras de la ciudad.

El camión es de una contrata de basuras

que hace este servicio a la planta

3 o 4 días a la semana por 50 dólares al mes.

La asociación necesitaría tener su propio camión

para conseguir más residuos, porque el proyecto

contempla el aumento de la producción de la planta

y consiguientemente, de trabajadores.

La descarga del camión moviliza a todo el personal de la planta.

Lo primero y más urgente es separar los plásticos

de los residuos orgánicos para que el camión los lleve

al basurero de la ciudad, donde está prohibida la entrada

porque aquello es una batalla campal

entre recolectores de basura furtivos.

La descarga de la basura no es un espectáculo agradable.

Pero es lo que hacen estas mujeres.

Menos mal que las cámaras de televisión

todavía no pueden grabar el olor putrefacto de la basura."

Llevo tres años trabajando aquí y mi vida ha cambiado mucho.

Cuando recogía basura por la calle, la gente me despreciaba.

Aquí me siento protegida.

Además, puedo atender a mis dos hijos.

Y cuando necesito medicinas para ellos, el grupo me ayuda.

Los fines de semana hago peonadas en el campo.

Y también soy lavandera.

"El proceso de fabricación del compost es largo.

Comienza con la selección de los residuos.

Luego viene el tratamiento.

Y finalmente, la distribución y venta.

El ciclo del tratamiento es de 90 días.

Diariamente, se procesan 4 toneladas de residuos.

La fermentación se produce a 70 grados.

Y para la manipulación, tiene que enfriarse y bajar a 30 grados,

proceso que dura entre 20 y 30 días.

De cada tonelada de desechos, salen 120 kilos de abono orgánico."

En esta planta, además de producir abono orgánico,

atendemos a los llamados recolectores informales de basura.

Son los que nos traen botellas, plásticos y otras cosas.

Hay que tener en cuenta que hay más de 3.000 personas

viviendo de esto en la ciudad de Phnom Penh.

"Todos los pasos del proceso están perfectamente controlados.

Es la hora de pesaje y de controlar la calidad del producto.

Se hacen dos tipos de compost.

Uno más molido, para plantas de interior,

y otros más grueso para jardinería.

En cualquiera de sus modalidades, la calidad del compost

es tan buena que se vende toda la producción.

El precio es muy bajo, 180 dólares la tonelada."

Mi vida es muy triste.

Pero desde que trabajo aquí, mi vida ha mejorado.

Soy viuda y tengo una hija de 17 años.

Cuando recogía basura en la calle, pedí dinero a un prestamista

para pagar las medicinas de mi marido,

que ya murió, y para que mi hija fuera a la escuela

en vez de venir conmigo a la basura.

Los festivos, las dos recogemos basura en la calle

para pagar al prestamista lo que le debemos.

"El sueldo de las trabajadoras es de 55 dólares mensuales,

en jornada de 8 horas, 5 días a la semana.

Cuando eran recolectoras en la calle,

sacaban menos de la mitad trabajando 10 y 12 horas diarias.

El sueño de la asociación es poder aumentar el número de trabajadoras

para sacar a más recolectoras de la calle.

Pero para ello, necesitaría disponer de su propio camión.

Hoy por hoy, es un sueño imposible."

Aquí, en la planta de compost, las mujeres trabajan bajo techo.

No tienen que preocuparse de la lluvia.

Además, disponen de tiempo para atender a sus hijos.

Disfrutan de vacaciones y festivos pagados.

Y tienen un trabajo diario

con un ingreso mensual fijo y seguro.

También utilizan uniformes y guantes para trabajar.

Han formado grupos de ahorro y cooperativas.

Y trabajan en equipo.

Y no individualmente por las calles, como hacían antes.

"El trabajo es duro y el cansancio hace mella en las trabajadoras.

Hay que tomarse un pequeño descanso para reponer fuerzas.

Este sería el momento del bocadillo.

Pero las economías familiares no dan para tanto lujo.

Bastante es que puedan hacer una comida al día.

Y como soñar no cuesta dinero,

las trabajadoras aprovechan el descanso

para echar a volar sus sueños por las revistas del corazón,

donde aparece la gente rica y guapa."

"Esta es la razón de ser de la Casa la Salle.

Un internado creado en 1985.

Al principio, funcionó en dos viviendas alquiladas.

Una para chicos y otra para chicas.

Después, PROYDE financió la construcción

del edificio actual,

donde viven y estudian los niños y jóvenes

que lo tienen más difícil."

San Juan Bautista de la Salle fue un santo muy grande

y al mismo tiempo, consciente de la realidad social de su tiempo.

Él trabajó durante muchos años en crear la organización.

O la congregación de los hermanos de las escuelas cristianas

para que trabajáramos con los niños pobres.

Y lo que trataban de hacer hoy día aquí,

en Tailandia, es copiar,

respondiendo a necesidades actuales,

la manera en que San Juan Bautista de la Salle

respondió a necesidades educativas y sociales de su tiempo.

Es verdad que San Juan Bautista de la Salle

es nuestro inspirador, es nuestro maestro.

Además de cariño y afecto,

lo que les falta es tener una ocasión para la educación.

Es decir, que mientras estaban en su casa con la abuela,

o se habían escapado de casa, no tenían acceso a la educación.

"A la entrada del recinto, un cartel recuerda

el sentido del proyecto educativo.

'A la sombra de La Salle, un río de buena voluntad'.

Este edificio en la Casa Miguel.

Otra de las obras del hermano Víctor.

Funcionaba como internado para los chicos de los pueblos

donde no había secundaria.

Hoy, se ha reconvertido en una residencia

para profesores que vienen de otras provincias.

Y para los trabajadores del colegio que tienen alguna discapacidad.

El hermano Benilde es el director de la Casa la Salle.

Este joven tailandés proviene de una familia budista.

Y descubrió a Jesús estudiando el bachillerato.

Entre sus múltiples tareas,

está la de acompañar individualmente

a cada uno de los chicos y chicas del internado.

No es raro verle charlando con alguno de ellos

para escuchar sus problemas.

Y tratar de encontrar alguna solución."

A menudo se sienten desanimados.

Porque ellos se dan cuenta que tienen que hacer más esfuerzos

que los otros chicos y chicas del colegio

para poder estar a la altura.

Incluso, algunos se desaniman y quieren volver

a sus casas o a la escuela en la que estaban antes.

"El área lúdica y recreativa también ocupa un lugar importante

en la formación de los internos.

El Takraw es uno de los deportes más populares en Tailandia.

Se trata de una variante del voleibol

muy extendido por el sudeste asiático.

Se juega con una pelota de mimbre.

Y no requiere de grandes espacios.

Ni de un excesivo número de jugadores.

Después de la ducha y el aseo,

chicos y chicas tienen un tiempo para estudiar.

El silencio es una de las normas de convivencia

que más cuesta a los pequeños.

Los cuatro educadores se turnan

para que uno de ellos siempre esté en el salón.

Orientan a los chicos en sus tareas y fomentan un clima de estudio.

Poomsri es uno de los cuatro educadores

que trabajan en la Casa la Salle.

Tiene 30 años.

Y es licenciado en Filología Inglesa.

Él sabe muy bien lo que es vivir en este internado

porque pasó aquí su infancia y juventud.

Vivía en una pequeña aldea de la montaña.

El párroco lo envió a Nakhon Sawan para que pudiera estudiar."

Los problemas que yo encontré de niño

eran que a veces no me aplicaba bien en los estudios.

De vez en cuando, faltaba a las clases.

A veces, también huía de la escuela.

Ahora, los niños siguen teniendo el mismo problema.

No se aplican lo suficiente en las clases.

De vez en cuando, también faltan una o dos horas a clase.

Los problemas son muy parecidos.

"Educar a un niño durante todo un curso

en este internado, cuesta 500 euros.

Con este dinero, se pagan sueldos de los cuatro educadores,

la alimentación, la ropa, los libros.

Así como la parte proporcional de los gastos del hogar.

Actualmente, no reciben ayuda de nadie.

Todos los gastos se sufragan con el dinero aportado

por los frailes de La Salle en Tailandia.

Las noches de los domingos son especiales.

Internos y educadores se reúnen en la sala grande

para evaluar la semana.

Aquí se reconocen los méritos y se corrigen

los malos comportamientos.

Es un modo de humanizar las normas.

Y de educar a los niños en la convivencia y el respeto.

El internado cuenta con dos dormitorios comunes.

Uno para chicas y otro para chicos.

Los medios de los que disponen son muy limitados.

Ni siquiera tienen camas y colchones.

Duermen en el suelo sobre una esterilla.

Aun así, las niñas no tendrán dificultad

en conciliar rápidamente el sueño

después de una jornada agotadora de juego y estudio.

Mañana será un día especial.

Algunas de ellas, irán a visitar a sus familias

coincidiendo con el Día del Padre."

Pueblo de Dios - De Kerala a Sawan

27:49 12 jul 2020

En los años 60, los hermanos de San Juan de Dios llegaron a la India. Conocemos su obra hospitalaria y seguimos rumbo por Asia para descubrir la labor escolar de los maristas en Líbano, la atención de Manos Unidas con las recolectoras camboyanas, y la razón de la casa la Salle, en el internado tailandés de Nakhon Sawan
 

En los años 60, los hermanos de San Juan de Dios llegaron a la India. Conocemos su obra hospitalaria y seguimos rumbo por Asia para descubrir la labor escolar de los maristas en Líbano, la atención de Manos Unidas con las recolectoras camboyanas, y la razón de la casa la Salle, en el internado tailandés de Nakhon Sawan
 

ver más sobre "Pueblo de Dios - De Kerala a Sawan" ver menos sobre "Pueblo de Dios - De Kerala a Sawan"

Los últimos 553 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 27:47 26 jul 2020 La Comunidad de Sant´Egidio Madrid ha mantenido sus puertas abiertas durante el confinamiento producido por la COVID-19. Una respuesta solidaria, en primera línea, con los amigos de la calle y con las familias más vulnerables, los nuevos prójimos en tiempos de coronavirus.

  • 24:59 19 jul 2020 La Casa del Sagrado Corazón es conocida en Málaga como el Cottolengo. Llevan más de 50 años ofreciendo acogida a personas sin un hogar al que acudir. La casa sigue abierta con la "nueva normalidad", gracias a la Providencia y sin ser ajena al paso de la COVID-19.

  • De Kerala a Sawan

    De Kerala a Sawan

    27:49 12 jul 2020

    27:49 12 jul 2020 En los años 60, los hermanos de San Juan de Dios llegaron a la India. Conocemos su obra hospitalaria y seguimos rumbo por Asia para descubrir la labor escolar de los maristas en Líbano, la atención de Manos Unidas con las recolectoras camboyanas, y la razón de la casa la Salle, en el internado tailandés de Nakhon Sawan  

  • 21:16 05 jul 2020 Monseñor Juan José Aguirre, obispo en la diócesis de Bangassou, vive, comparte y camina desde hace 40 años en el mismo corazón de África.

  • Colichet en positivo

    Colichet en positivo

    23:52 28 jun 2020

    23:52 28 jun 2020 En Colichet llevan más de 25 años acogiendo a personas con VIH-SIDA gracias a la colaboración entre Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. 

  • 25:23 31 may 2020 Reportaje sobre la figura de los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas y en los Cuerpos de Seguridad del Estado español. Histórico de emisiones: 23/04/2017

  • Hijos de una fe prohibida

    Hijos de una fe prohibida

    27:24 17 may 2020

    27:24 17 may 2020 La Fundación Pontificia AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada) apoya a la minoría cristiana de Albania. Durante los 45 años de dictadura comunista los cristianos fueron ejecutados, encarcelados o detenidos por creer en Dios. Pese a todo, muchos mantuvieron su fe en la clandestinidad. Histórico de emisiones: 27/12/2015

  • 27:04 10 may 2020 Recorremos tres proyectos apoyados por Manos Unidas a lo largo del río Mekong. Luchan contra el tráfico y explotación sexual, atienden a personas con sida y bebés seropositivos y han abierto diez guarderías en barrios marginales. Hsitórico de emisiones: 26/04/2015

  • Llamados a la misión

    Llamados a la misión

    25:44 03 may 2020

    25:44 03 may 2020 Los misioneros están repartidos por todos los rincones del mundo. Trece mil de ellos son españoles. Hombres y mujeres que dejaron su tierra, respondieron a la llamada de la misión y protagonizan una aventura que es digna de ser conocida para poderla apreciar. Histórico de emisiones: 06/12/2015

  • Historias de Benin

    Historias de Benin

    24:11 26 abr 2020

    24:11 26 abr 2020 Manigri, en la región de la Donga, al norte de Benin, es el principal centro musulmán del país. Hace poco mas de cinco años que los misioneros combonianos abrieron aquí una Misión. Un español y dos togoleses forman la comunidad misionera. Histórico de emisiones: 12/07/2015

  • La fábrica de sueños

    La fábrica de sueños

    25:48 19 abr 2020

    25:48 19 abr 2020 En Camboya, el obispo Kike Figaredo ha bierto una fábrica textil, un internado, un taller de sillas de ruedas y 18 escuelas de primaria, dentro del proyecto "Educación para Pueblos Lejanos". Histórico de emisiones: 28/12/2014

  • 27:28 12 abr 2020 Acompañamos a Israel y Palestina a un grupo de peregrinos españoles guiados por el franciscano Teodoro Lopez,director del Centro de Tierra Santa en Madrid. Histórico de emisiones: 01/04/2018

  • 28:50 05 abr 2020 Jerusalén es una ciudad sagrada para las tres grandes religiones monoteístas. Acompañamos a un grupo de peregrinos para recorrer los lugares de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Histórico de emisiones: 07/04/2013

  • 24:40 29 mar 2020 Documentales y reportajes sobre la vocación misionera de la Iglesia.

  • 23:01 22 mar 2020 Los seminaristas madrileños Javier y Fernando comienzan a 'misionar en parroquia' para convertirse en los sacerdotes del mañana.

  • En el sur de India

    En el sur de India

    27:09 22 mar 2020

    27:09 22 mar 2020 La diócesis de Kanjirapally, en Kerala, es la primera que acogió a los hermanos de San Juan de Dios. Ellos han puesto en marcha grandes obras sanitarias, sociales y educativas.  

  • 26:26 15 mar 2020 Los primeros hermanos Maristas llegaron a Bolivia desde España hace más de 60 años para iniciar una labor educadora y evangelizadora que dura hasta nuestros días. En este programa hacemos un recorrido por la historia de la congregación en el país andino, empezando en Roboré y terminando en el Alto de la Paz.

  • Mujeres Unidas

    Mujeres Unidas

    24:52 08 mar 2020

    24:52 08 mar 2020 Manos Unidas desarrolla en el departamento salvadoreño de Sonsonate iniciativas de autoempleo y capacitación para luchar contra los abusos, prevenir la violencia machista y defender los derechos de las mujeres. Histórico de emisiones: 10/02/2019

  • 29:28 01 mar 2020 Viajamos con Obras Misionales Pontificias por el norte de Chile para mostrar la labor de tres sacerdotes valencianos en sus distintas parroquias de misión en la diócesis copiapina. Son misioneros reincidentes, enviados temporalmente por su diócesis de origen a través de la OCSHA.

  • 24:33 23 feb 2020 Los Dominicos llevan más de 500 años viviendo 'la experiencia de misión'. Desde las oficinas centrales de Selvas Amazónicas en Madrid, orientan, ayudan a las misiones, y sensibilizan a la sociedad española en defensa de los derechos humanos de los indígenas y de los colectivos más empobrecidos de América Latina.

Mostrando 1 de 28 Ver más