Pueblo de Dios La 2

Pueblo de Dios

Domingo a las 11.30 horas

Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5799689
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Patrimonio interior - ver ahora
Transcripción completa

En España, 8 millones y medio de personas se encuentran

en exclusión social.

(Música)

Las peticiones de ayuda a Cáritas se han incrementado un 77 %

desde el inicio de la pandemia.

Al menos 246.000 personas viven en hogares

que no cuentan con ningún ingreso económico.

(Música)

A principios de la primera ola, el Ayuntamiento de Madrid

recibió en un solo mes el mismo número

de peticiones de ayuda alimentaria que en todo el año anterior.

(Música)

España es el quinto país europeo con mayor pobreza.

(Música)

En la Sierra Norte de Madrid, también hay necesidades fruto

del impacto en el que vive el mundo desde hace un año.

Pero en otro duelo del Valle, pedanía de la Insigne Rascafría.

El tiempo parece haber dado una tregua. El valle del Lozoya

se muestra abierto a los que emigran de muy lejos,

y a los que llegan más cerca. Ya lo dice el refrán.

En el pueblo de Rascafría anda la ciencia que vuela.

Y en otro vuelo, la paz.

(Música)

Desde hace diez años, la hermana hervirla misionera

catequista de los Sagrados Corazones de Jesús y María

coordina el Centro de Cáritas Diocesana de Madrid.

Desde la sede central situada en Buitrago de Lozoya.

Un arciprestazgo de 39 pueblos esparcidos por la Sierra Norte.

Decía que había víctimas. Gonzalo, vamos a poner la Virgen ya

en su gruta.

Bueno, a ver si va a estar muy bien esta obra.

Esta obra, este dios. Siempre lo hemos visto así. Es de

lo hueco. Tenemos la ventaja, claro está.

Que la Virgen María, especialmente la Virgen de

Guadalupe, siempre está con nosotros.

Ahí la dejamos por allí. Hubieran pagado en la casa.

Está mirando a la caja.

Si eso más que nadar también nos da a todos sus bendición. Sí.

Hacen la ermita mirando hacia la casa,

la tenemos en la campiña, la tenemos en el comedor.

Bueno, la tenemos central de caso. Y ella es la que

quiere llegar a todos sus hijos y especialmente aquellos

que tienen alguna pena.

(Música)

La providencia quiso que esta congregación mexicana

fundada en 1982 se quedará en España.

El apostolado misionero y catequético de la orden

les conducía a Guinea Ecuatorial, por lo que España fue

en un primer momento, lugar de paso para llegar a África.

Pero tiempo después se convirtió en tierra fecunda

para desarrollar misión. Primero en Las Pedroñeras de

Cuenca. Y más tarde, en Madrid.

(Música)

De alguna forma, sí, añoramos, añoramos nuestra tierra y siempre

nos preguntan y nos dicen. Y usted se irá para su tierra algún día.

Pues claro, que sí, porque lo dicen aquí muy bien, la tierra

tira.

Y a nosotros nos tira nuestra tierra.

(Música)

Cuando vamos cada tres años cuatro Lo primero es ir

a la basílica de Guadalupe. Lo primero,

porque yo creo que desde que nacemos

nos llevan ahí.

(Música)

Pero consagradas también atienden las necesidades

de todos los que conforman el arciprestazgo de Buitrago de

Lozoya, especialmente de las personas

mayores de quienes se ocupan y preocupan

todos los días del año. La labor es dar compañía a los mayores.

Y una de las cosas que hemos descubierto nosotros

importante es escucharles. Todos los mayores

tienen muchas historias.

Entonces danés, que alguien les escuché su historia.

Al escucharles, les conocemos, llegamos a querer,

nos interesamos por ellos. Tiene chimenea calefacción,

Antonio.

Y en tu casa pasas frío, Tori. Dijimos vale la

llamas por teléfono muy bien. Algún más el correo postal.

Y dijimos, pues viene el día de la madre. Una

postal de felicitaciones para las madres.

Vienen la Pascua de Resurrección. Una felicitación y una actividad

que hagan ellos.

Todo el mundo recibe carpas que son facturas.

Percibe, ves una gamba para ti, donde te saludan, te animas

y te dicen, pone estas flores. Opone. Belanger

ha cuidado a sus nietos con mucho cuidado, cariño,

porque ha perdonado.

Porque ha tenido paciencia con su esposo con su esposa,

sacar un sobre del buzón que es para ti.

Qué te trae una buena noticia.

Porque hizo oración por unos enfermos que estaban allí.

(Música)

Hermanas catequistas también vive en el carisma

y el valor de la familia, de la visita al hogar

y el acompañamiento a sus vecinos. Hoy Candelaria va a visitar

a Elena, vecina de hotel. Vuelven desde hace solo 50 años.

Mira, qué gusto verte. Ya había varios días frente.

No te había visto. Elena recibe con buena cara y al

sol, cuando el tiempo permite las visitas de su amiga

y vecina candela. A esta madre de dos hijas,

siempre pendientes de ella, también le afectó la pandemia

y las consiguientes limitaciones por el estado de alarma

y el confinamiento. Durante todo ese tiempo,

las hermanas le brindaron su apoyo y ayuda

en todo lo que precisara o aburrido me para las medicinas

que comprador medicinas se da un poco, porque

hay que estar a la puerta. Para que te tengo que centrar.

Y hacía frío. A la puerta le compraba la comida.

Para un gatito que tenía un gatito.

Entonces también a veces me la a comprar por dos veces, me parece

que se lo encargue. Se lo encargué también. Y

muy agradecida,

porque no nos saldría de aquí, claro. Elena me ha dado mucho gusto

estar contigo en este día y esperamos volver a vernos

nuevamente.

Sabes que cuentas con nuestro apoyo,

esperemos. Esperamos que nos digas cuando tengas alguna necesidad, ya

sabes que aquí estaremos. Gracias vecinas como Elena,

comienzan a ser mayoría en una sierra madrileña,

a Quijada también por el virus de la despoblación y el natural

envejecimiento de sus pueblos. Un abandono donde la soledad

encuentra no pocas veces demasiado protagonismo.

Es precisamente en el número cuatro de la calle soledad,

en Buitrago de Lozoya, donde las hermanas y los

voluntarios de Cáritas se afanan por acompañar y acoger

a las personas. Alejando les así del desamparo

que quizás les obligó a llamar por primera vez

a la puerta de la calle soledad. Desde el centro se llevan

algunos de los cuatro proyectos que Caritas

lleva a cabo en el arciprestazgo. Los lunes y jueves

se imparten talleres permanentes de alfabetización,

informática y mecanografía. A esta hora toca clase de español.

Las mamparas y las distancias de seguridad no son una barrera

para las voluntarias que enseñan ni tampoco

para las alumnas aplicadas. Te levantas sabiendo que vas a ver

Azora no, que vas a dar clases de español.

Y de ahí, bueno pues conoce su historia,

conoces todo y también te ayuda un poco a ti. Si eres

Sí sientes esa empatía de quitarte ese peso, de

qué mala es mi vida, etcétera, sino que ves los dramas

que esconden cada una de esas personas y se te quita ti

ese dolor que crees que tú estás pasando

por encima de todo, etcétera.

Acostumbrada a impartir lecciones de literatura a personas

de gran formación académica. Maite se enfrenta a un reto muy

distinto. En su caso, una llamada hacia el voluntariado

cambió su forma de ver la vida. Cuando hice la primera campaña

del banco de alimentos, cuando termine,

sentí una felicidad, que era como algo

que nunca había llegado a sentir. Ni en una fiesta están en un viaje

en cualquier otra cosa. Era una felicidad por dentro,

que era como un subidón. Y dije, Madre mía,

esto es lo que yo quiero ayudar.

Debido al protocolo Coby, el aula ha tenido que transformarse

en burbujas de dos personas. Quizá sin buscarlo.

Se ha logrado una mayor interacción entre profesoras y alumnas.

Quienes han descubierto más el uno del otro,

con sus diversas y a veces compleja realidades.

Hay personas que han venido en lancha

y son cosas que tú luego tú ves en la televisión y dices,

Yo me estoy quejando, porque todavía no tengo arreglado

el jardín o algo así.

Entonces, te cambia. Te cambia la perspectiva

totalmente. Por eso creo que es una manera de

aprender. Y sobre todo, por eso, porque hay que venir con el corazón

abierto.

Zar, danzar SOS.

Tania en patera. De esa forma llegó el marido de Loubna España

desde Marruecos. Meses después de su llegada, logró

que entrar en el país y juntos se trasladaron

a Buitrago con sus tres hijos. El mayor ahora de 12 años,

piso el centro de Cáritas Buitrago con solo seis meses de vida.

Mientras londa aprendía algunos oficios y algo de castellano.

Las hermanas cuidaban al pequeño. Para mí son muy grandes aves,

aprender y leer y escribir y yo no sé antes, nada sabes,

no sé nada de eso. Y gracias.

A Cáritas y gracias a mi profe me mandan saludos.

Sonia también y ahorita. Gracias a ellos me enseñan

otra letra como un niño de tres años.

Y por eso, por eso me sale adelante.

Habrá un poco, sabes. Me faltan muchas cosas, aprender,

pero poca que sí. Es una experiencia muy

muy importante, porque son mujeres que tiene la mayoría de Marruecos

y no sabe nada. El idioma que hablan de ellos

es totalmente distinto del español. Y no saben nada.

Y así podemos ayudarles a que fue todo un poco convivir en

este país y puede tambien ayudar a sus hijos,

que van al cole, que tiene toda la vida aquí, en España.

La hermana José lana junto a un pequeño

grupo de consagradas, llegaron de Brasil hace un año

para dar apoyo a las religiosas mexicanas.

Ella son Carmelitas, mensajeras, del Espíritu Santo,

y además de las clases, ofrecen apoyo escolar a los menores

y colaboran en el reparto de alimentos que se realiza

por los pueblos de la Sierra. Como hijas de Santa Teresa.

Nosotras somos contemplativas, pero también como

mensajeras, del Espíritu Santo. Nosotros nos preocupamos

con la persona, con el alma de las personas,

con la vida espiritual de las personas. Y también

con la parte social. Estamos aquí, en Buitrago de

Lozoya. Llevamos un daño, aquí hemos llegado,

no estaba esta pandemia. Y después, cuando la pandemia

hemos visto que la necesidad de las personas

Han aumentado aquí en Cáritas.

En una sala contigua al aula, se llevan a cabo

talleres eventuales de habilidades domésticas. Empieza cocina,

costura y plancha, peluquería, cestería y manualidades. Carmen,

actividades prácticas para un posible futuro laboral.

En un momento donde el trabajo en temporada baja

escasea en la sierra.

(Música)

Otra cosa que nosotros sí hemos visto aquí, ahora con la pandemia.

Es que las personas muchos trabajaban.

En negro.

No nos habíamos dado cuenta,

no nos habíamos dado cuenta de las consecuencias

que les podía traer el momento en que este desempleo surgiera.

Porque toda esta gente no podía cobrar un ERTE.

Toda esta gente no tenía prestaciones por desempleo.

Y mucha de esta gente que no son personas asentadas aquí

no tienen casa propia.

No tienen una familia detrás que les pueda apoyar. Entonces,

en esos mismos que la pobreza aumentó, vamos a aprender

a poner una mesa de uso diario.

Vale para que si no sale un trabajo, podamos poner una mesa

de y coger las costumbres de este país. Estos talleres descubrimos

que muchas mujeres vienen aquí para trabajar el vaso

y como todos venimos de fuera. Y decimos todos en

la casa sabemos limpiar, pero si vamos a una casa ajena,

pues tiene que ser al estilo de sacas.

Por eso los talleres.

Aunque son muchos los que quieren descubrir

los encantos de la medieval Buitrago,

las necesidades siguen existiendo para algunas de las 2000.

Personas que viven en la localidad madrileña. Durante

todo el año. Razón de más para que la hermana Herminia

y los voluntarios de Cáritas acompañó, empujan

a todo el que llame a su puerta. En cualquier momento

y por cualquier situación.

Cuando uno llega aquí, mucha gente le dice a vente aquí,

por la situación que yo llegué a este país.

Scott por razones políticas de asilo. Yo estoy con mi familia

en asilo político, sino internacional.

Pero una espera que la gente que está aquí

le animo le tiende la mano, pero cuando uno llega aquí

la situación es totalmente distinta.

Uno se siente solo perdido, sin tener donde ir no tener

que hacer no sabe uno dónde recurrir.

(Música)

Hola señora que tenía por aquí para hablar contigo a ver.

Fernando clarisa tuvo que huir de su país.

Residente en Costa Rica. Ella y su marido

ayudaron a una familia que quería marchar de Nicaragua

debido a la inestabilidad social y política que allí se vive.

Pero alguien le denunció por la situación que vive mi país,

Nicaragua, los pleitos político que siempre hay

que uno no puede estar en contra del Gobierno

por las cosas que hacen. Y si uno, por ejemplo, en mi país, Nicaragua,

si uno está en contra de lo que el Gobierno de sus leyes,

si uno no hace exactamente lo que él quiere.

O sea, es un presidente que manda golpear, manda matar,

te quita las entradas a la escuela. Los niños te quita,

no puedes comprar comida. Si no tenéis un carnet,

posiblemente de sea, hay muchas cosas

que el PIB y la gente no lo cree, pero es la realidad

que se vive en ese país. Clarisa acude con regularidad

al taller de costura. Una buena opción laboral

que le puede permitir conciliar el trabajo

con su vida familiar. Su hijo Santiago

ya va al colegio en Buitrago. Hicimos una bolsita para el móvil.

(Música)

Que yo he llorado montones de veces,

porque veo yo jamás pensé que iba a llegar a vivir esto con mi familia,

que tenía que buscar ayuda porque lo necesita.

Uno llega con un poco de dinero, uno, pero el dinero

se va a los alquileres. Son carísimos, se ocupan requisitos

para que te puedas alquilar No Podemos alquilar un piso, porque

no tienen nómina, porque no tenemos un trabajo,

porque no hay un contrato laboral.

(Música)

Aquí este pueblo me gusta.

La gente diferente lo ha cogido y he tenido gente muy amable,

que me han atendido muy bien. Y pues eso le hace sentir aún un

poquito más en familia y se siente como has apoyan, me siento tan

sola.

(Música)

La realidad, desde el comienzo de la pandemia

no alteró ni uno solo de los repartos

de alimentos a las familias de 27.

(Música)

La ayuda de los 25 voluntarios, sobre todo mujeres jubiladas,

ha sido imprescindible para el engranaje.

(Música)

Muy gratificante, porque fue cuando más se necesitaba,

porque las familias aquí los pueblos no podían salir de casa

por el estado de alarma. Entonces, pues nosotros

llevamos los alimentos a sus casas y te sientes que eres muy útil para

ellos y que, en definitiva, nos estás ayudando muchísimo,

no solamente por el hecho de las cestas de

alimentos, porque sino también porque vas los ves, hablas

un poquito con ellos.

(Música)

Madre, te pedimos que nos acompañe y que podamos encontrar

a estas personas. Pedimos tu ayuda.

(Música)

Realizar nuestra misión, esta misión que nos pide hoy.

Padre nuestro que estás en el cielo. Santificado sea tu nombre

en tiempos previos a la pandemia. Las hermanas y voluntarios

de Cáritas atendían a unas 50 personas.

Pero durante el peor momento del estado de alarma

llegaron entregar.

(Música)

Nos encontrábamos con la Guardia Civil

y ellos ya empezado. La primera vez. Después.

Se admiraron pues de que fueran las hermanas.

Pero ya después se dieron cuenta que era la repartición

de alimentos. Y ellos nos daban la entrada libre.

(Música)

Nosotros, como congregación, nuestro carisma está

dedicado a la familia, el acompañamiento de las familias.

En las parroquias que se congregan en las parroquias. Y

nosotros al ver esta situación de necesidad,

no pudimos quedarnos en casa.

También teníamos cierto temor, pero todo lo que nos lo que nosotros

vivimos como consagradas, como religiosas, pues es un don de dios.

(Música)

A hermana, venimos a dejar los alimentos.

Hay muchas gracias. Por primera vez en su vida.

Yolanda ha tenido que recurrir a la ayuda de Cáritas.

La necesidad no le ha arrebatado sus ganas de luchar,

ni tampoco ha perdido el sentido del humor y la sonrisa.

(Música)

Mi pareja cayó Mandi.

(Música)

Además fue un tiempo que la pandemia llegó.

Era un mes que encima no le dieron un tratamiento.

Ahí le cayó en picado por ese tema. Y se nos hobot todos

jorobo y una lucha continua. Además, era un cáncer

agresivo o muy malo y no había solución.

Hace tres meses que murió. Y la verdad, yo sigo aquí,

luchando, esperando a ver si remontó y subo para arriba.

Antes de la enfermedad, Yolanda y su marido llegaron

desde Segovia para emprender un negocio de

caballos. Con la enfermedad, el dinero fue a parar

a los distintos tratamientos del cáncer.

En la actualidad, Yolanda no cuenta con los imprescindibles

400 euros de la pensión no contributiva,

con los que contaba su marido en vida.

Y el hambre es muy duro. Que yo he llegado a pasar hambre

y me escocía el estomaguito. Dices, madre mía.

Me quiero morir. Yo, al principio fui muy hundida. Yo iba llorando,

yo iba muy mal, no levantaba cabeza, tuve

depresión. Y la hermana, Herminia, pues ella me ayudó muchísimo.

Me dio. Además, me dio mucho ánimo. Me me atendió también,

que ella me ayudo. Psicológicamente.

Aparte de económicamente, aparte, ayudas comestible, tal

a subir para arriba. Y bueno ahí estoy.

Luchando para arriba.

Como el Papa Francisco destaca el encíclica

Fratelli tutti.

Si no logramos recuperar la pasión compartida

por una comunidad solidaria, a la cual destinar tiempo,

esfuerzo y vienes. La ilusión global que nos engaña se

caerá y dejará a muchos a merced de la Nau.

(Música)

Una pasión compartida por Cáritas en la Sierra Norte,

a través de Herminia y sus hermanas y de los voluntarios que dedican

su tiempo y esfuerzo en los que realme.

(Música)

La intención de Dios y de la Iglesia

y a través de Cáritas, no es corta.

Es que tanto yo como los demás recibamos una bendición.

Los macarrones, los macarrones. Yo digo que

me los como un día y se acabó todo.

(Música)

Tendréis que tu salud es el que tú invites tú convidé

o que atiendas a una persona en nombre de Dios. Eso es

lo que le da sentido a llevar una despensa

a cualquier pueblo de la CIA.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Madrid Sierra Norte: Tierra Bendecida

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Pueblo de Dios - Patrimonio interior

21 feb 2021

Desde hace 10 años, las Misioneras Catequistas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, atienden y coordinan el centro de Cáritas Diocesana en la sierra norte madrileña. En el Arciprestazgo de Buitrago-Lozoya se integran 39 pueblos de la Comunidad de Madrid.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Patrimonio interior" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Patrimonio interior"
Clips

Los últimos 585 programas de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios