Pueblo de Dios La 2

Pueblo de Dios

Domingo a las 11.30 horas

Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5891528
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Manos de salud y justicia - ver ahora
Transcripción completa

Guatemala es el país de América Latina

con mayor índice de desnutrición infantil.

La mitad de los niños menores de cinco años

sufre algún grado de desnutrición crónica.

La cifra aumenta hasta el 75 % entre las comunidades indígenas

en el departamento de Totonicapán.

Un dato alarmante, muy por encima de la meta.

(Música)

El ciclo de desnutrición empieza en el embarazo

y se produce principalmente

durante los dos primeros años desde el nacimiento.

Afecta sobre todo, a las familias más pobres.

La falta de higiene, el consumo de agua contaminada

y una dieta inadecuada por falta de alimentos nutritivos,

son el pan nuestro de los hogares.

Cerca del 70 % de los partos son atendidos

por las comadronas tradicionales en los hogares.

Casi la mitad de las mujeres mueren en sus casas

por hemorragias o infecciones, que no se han detectado a tiempo

o no han sido referidas a su centro de salud más cercano.

Muchas mujeres embarazadas tampoco acuden a los ambulatorios

por desconocimiento

o por el simple miedo al dolor de una radiografía.

Griselda tiene 22 años y espera su tercer hijo.

Una revisión en el puesto de salud de su comunidad, la puso en alerta.

Le dijeron que su bebé había muerto,

pero gracias a Dios, no era cierto.

Yo había estado en el puesto de salud de Tindaya.

Después, las doctoras que me dijeron que mi bebé había muerto.

El pasó de día, pasó de fecha.

Entonces me dijeron, que usted vaya al centro de salud

de una vez para que le provocan dolor, me dijeron.

Acudir al centro de salud desde una comunidad

implica un gasto económico.

Alquilar un coche que les acerque a urgencias,

es un lujo que no todos se pueden permitir.

Le conté a mi esposo.

Le dije que dicen que nuestro bebé se murió de ley.

No creo que es tan cierto que se murió el bebé,

pero ¿qué sentís tú? Me dijo.

Pues la verdad, el bebé se mueve, le dije yo.

Con rapidez, venimos aquí. Él pagó el viaje.

Nosotros venimos y al saber que mi bebé estaba vivo,

entonces, yo me alegré y me dijeron que voy a tener un varoncito.

(Música)

Doña Isma es comadrona en su comunidad

desde hace 37 años.

A su edad ya no sabe la cantidad de niños

que ha traído al mundo.

Hoy pasa a su visita por casa de Teresa,

que vive con su suegra.

La doña es muy joven, solo tiene 19 años

y ya va camino de su tercer hijo.

El primero lo tuvo con 14.

Está en su último mes de embarazo y ha decidido tenerlo en su casa

con ayuda de la comadrona

y las capacidades aprendidas en el centro de salud.

Lo más importante es, para mí, y que me ha ayudado,

es el equipo básico de atención de partos.

Ese equipo que nos ha ayudado para atender a nuestras pacientes

y tener un parto limpio y seguro.

Aquí está la cabecita.

Las capacitaciones han fortalecido sus actitudes

y técnicas más ancestrales.

¿No sentís mareos? -No.

Ahora saben reconocer las señales de peligro

y cómo hay que atender a las embarazadas

para que todo salga bien.

Las otras técnicas que nos han enseñado también

es de que cuando nazca el bebé,

cubrirle la cabecita inmediatamente,

para que al bebé no se le enfríe la mollerita.

Es muy importante y eso nos ha ayudado.

Y lo otro es pinzar el cordón umbilical.

Son técnicas que hemos aprendido de Occidente.

Nosotros les hemos dado la oportunidad

de que ellas puedan venir y atender el parto.

La situación ya sea consensuada con la familia,

la manera que ellos prefieran.

Entonces el acompañamiento que les brindamos

ha sido muy efectivo.

Las comadronas ahora conocen la importancia

de acompañar a sus pacientes, de indicarles el momento preciso,

de acudir a nuestros servicios y en la consejería correspondiente,

para que si la paciente amerita referencia a un nivel hospitalario,

puedan acudir al hospital.

Esta coordinación y capacitación ha evitado muchas muertes.

Las comadronas están más atentas y preparadas

ante las posibles complicaciones del parto,

como una subida de la tensión arterial

o un sangrado inesperado.

Date la vuelta.

-Hemos tenido casos de alto riesgo como hemorragias severas,

donde ya viene con shock hipovolémico,

que es una de las causas muy frecuentes de muerte materna

en Guatemala.

Es una de las tradicionales, es eso, verdad.

Entonces, el convencimiento que las comadronas tienen

de referir oportunamente a las pacientes

han sido muy importante.

(Música)

El mal uso de los recursos naturales,

debido a la sobreexplotación química de sus tierras

y la contaminación de sus aguas, agrava también la pobreza

y la falta de agua limpia para el consumo humano.

En el país más poblado de Centroamérica.

(Música)

Son las mujeres quienes realizan el esfuerzo

de recorrer varios kilómetros a diario para ir a por agua.

Un tesoro que se lleva en tinajas de plástico

y que es tan valioso como el oro.

Las dificultades son dónde carrear,

está retirado donde vamos a traer el agua

y hay veces tenemos que madrugar.

A las tres de la mañana o a las ocho de la noche.

Ver la hora que uno puede encontrar el agua.

Es son las dificultades, ir a lavar la ropa lejos,

hay veces con un bebé en la espalda, el baño en la cabeza

o la tinaja en la cabeza.

A veces esperando bebé y otro niño en la espalda.

Yo creo que es muy dificultoso.

Entonces, yo le decía a los compañeras:

No podemos seguir así. Algo podemos hacer.

Es desde entonces, seguimos luchando

y hemos tenido muchos obstáculos en el camino.

Pero ahí vamos caminando.

En la reunión de hoy, el comité de agua y saneamiento

debate la propuesta de reglamento

que ayudará a administrar el sistema de agua

que está a punto de funcionar.

Hay personas que se molestan,

yo pienso porque existe el machismo,

creen que solo un hombre puede hacer un proyecto de agua.

Cuando no es así.

Nosotras, las mujeres, capacitándonos

y si nos ponemos una meta, lo podemos hacer.

Para mí mejorará en mucho,

porque ahora ya no van a lavar en el río,

en el barranco donde nosotros decimos,

en el nacimiento, ya no van a cargar sus hijos en la espalda

y trayendo el baño en la cabeza.

Ya no van a dejar sus bebés sentados ahí,

a la par de uno para estar lavando la ropa,

sino que ahora ya en el patio, van a tener su agua.

Entonces, para mí es una mejor vida que vamos a tener.

(Música)

El agua es fuente de vida,

porque riega la tierra y alimenta a las familias.

Una siembra libre de tóxicos

enriquece también los productos que se llevarán a la boca.

El abono que usan es orgánico, mezclado con cenizas

para que absorba bien el agua de lluvia

y con las vitaminas necesarias para que las plantas se alimenten.

Para sembrar, se quitan las bolsas

y verifican que las raíces no están torcidas

para que puedan crecer bien.

Si están dobladas, las cortan para que prosperen

y crezcan rectas.

Nos dirigimos al municipio de San José El Rodeo,

en la región de la Boca Costa,

donde se ubican los grandes latifundios

administrados bajo el sistema de fincas cafetaleras,

haciendas ganaderas y plantaciones de banano.

Visitamos una de las fincas donde los campesinos y colonos

sufren en carne propia la injusticia

y la falta de derechos básicos.

Mi nombre es José Ronel López Girón.

Soy el secretario general del sindicato

de trabajadores campesinos

de la compañía agrícola Las delicias.

Nos organizamos como sindicato,

a raíz de 14 quincenas que nos debían.

Nosotros ya no hallábamos qué hacer con los muchachos.

Empezamos a organizarlos. Llegó la lista, 46 trabajadores.

Nos fuimos caminando de aquí hasta el municipio,

creyendo que esa era la vía.

Pero al llegar a El Tumbador nos dijeron,

al municipio de El tumbador,

nos dijeron que eso no iba a funcionar,

que nos teníamos que organizar.

Entonces, la policía nos dijeron que nos organizáramos,

lo hicimos inmediatamente.

La mayoría de la población carece de empleo.

El promedio de ingresos mensuales es de 450 quetzales,

equivalente a 52 euros al mes.

Esocuánto les pagan, claro.

Nuestro sueño es tener una estabilidad laboral,

si no es así, lograron un terreno para que nosotros,

con nuestras manos, cultivemos lo propio.

Ya que no podemos hacer otro trabajo mas

que labrar la tierra.

Y sentimos y creemos que el único sueño que tenemos

es obtener un terreno para poder trabajarlo

y de ahí, nosotros sacar nuestro propio beneficio.

Concretamente más de la gente que emigra

hacia la región Costa, a cortar café.

Ahí comienza entonces, desde ahí se marca como objetivo

es cómo acompañar a todos los trabajadores

para salir de todo ese proceso de explotación,

de represión que se vive y un salario injusto.

(Música)

En la casa de doña Mildalia viven 10 personas.

Se levanta a las tres de la madrugada

para moler algo de maíz con el que preparar

la que puede ser su única comida en el día.

Aquí estamos.

Aquí sufrimos demasiado,

no tenemos dinero para comprar los alimentos.

Ahí vienen creciendo, los nietos.

Ya empezaron sufrir lo que nosotros estamos sufriendo.

Y pidiéndole a Dios, que nos ayude, que nos dé fuerza,

para soportar estas luchas, porque son luchas,

que hay momentos que no tenemos maíz,

no tenemos con que bajar la tortilla o el tamal.

-Intentamos dar a este pueblo Mam con el que trabajamos

de la costa y del altiplano,

una reivindicación a que sean tratados como seres humanos

y que tenga en su vida, la dignidad necesaria

para poder desarrollarse integralmente.

Ana llegó a Guatemala desde Navarra como misionera seglar.

Lleva 25 años defendiendo los derechos humanos,

territoriales y laborales de los campesinos indígenas

en el departamento de San Marcos.

En los sistemas fincas hay bastantes violaciones.

Uno de ellos es todo el tema salarial,

donde en su momento el sector joven y mujer

son desvalorizados en cuanto al salario mínimo.

Normalmente en las fincas está a 35 quetzales al día,

pero a las mujeres y jóvenes les pagan la mitad.

Las mujeres y niños reciben poco más de dos euros

por una jornada de sol a sol.

Los derechos se consiguen con hechos y Manos Unidas a través del MTC

asesora gratuitamente a sus socios locales

para erradicar las violaciones e injusticias.

Para que les puedan dar trabajo en las fincas,

todavía, en algunas, existe el derecho de pernada,

que es cuando los papás ofrecen a sus hijas,

al servicio del patrón o del administrador,

para que ellos puedan permanecer trabajando en la finca

o teniendo un cargo de administración o de capataz.

O sea, los mejores trabajos que pueden haber en la finca.

-La discriminación hacia los niños

es de que los hacen trabajar tareas de nosotros grandes

o sea, tarea de hombre

y solamente les remuneran 20 quetzales al día

por jornada de trabajo.

Entonces, es una discriminación, porque en vez de estar estudiando,

están yendo a ganar 20 para ayudarnos a nosotros, en la casa

para complementar nuestro salario.

Forzoso y voluntariamente los tenemos que mandar a trabajar

para que podamos tener algo para poder subsistir

y alimentar a los más chicos.

Las amenazas contra los defensores de derechos humanos van en aumento,

pero muchos de los campesinos ya no tienen miedo,

porque no les queda nada que perder.

(Música)

He sido amenazado dos veces.

Me han ido a tirar balazos a la casa.

Dios bendito me ha guardado porque hasta el día de hoy

no han logrado el objetivo.

Yo sigo luchando y gracias a Dios

y al movimiento de trabajadores campesinos

que se prestó para asesorarnos

y apoyarnos en lo que fuera posible.

Aquí a mí me tienen puesto el ojo

y pueda ser de que si un día no se da esto,

lo que puede suceder es que yo desaparezca o que me mata

y yo le digo, a mi familia siempre,

y cuando nos acostamos, les digo a mis hijos,

Si oyen algo, no se vaya a mover, métanse debajo de la cama.

Yo voy para afuera.

(Música)

ADECOR tiene en el caserío los Tunayes, un centro de formación

para que los sanmartinecos aprendan un oficio

para su beneficio.

(Música)

El centro educativo Maya kaqchikel se llama Beleje Noj.

Es un espacio multifuncional

destinado a jóvenes indígenas del medio rural,

que provienen en su mayoría de familias

que viven en condiciones de pobreza extrema.

(Música)

Entre otras materias, aprenden la crianza de caprinos

para la producción de leche y sus derivados

con el objetivo de reducir la desnutrición.

Un punto, un resultado puntual que tenemos, por ejemplo,

es la inversión que se va a hacer con 100 familias

que se les va a dotar de caprinos.

Se les va a dotar de la infraestructura,

del conocimiento para que se produzca leche de cabra

y los niños puedan tener acceso al consumo de leche.

Durante nuestra visita asistimos a una clase práctica

donde 20 alumnos aprenden a cortar las pezuñas del caprino.

Para hacer esta actividad necesitamos de un guante

y un cuchillo.

De esta manera se evitan infecciones por las bacterias del suelo

y mejoran la producción.

Tomás es perito agrónomo y sabe de lo que habla.

Desde que terminó sus estudios,

trabaja en los Tunayes enseñando a los más jóvenes

cómo cuidar el aprisco,

la limpieza y el manejo de las cabras,

Hay revisar también la parte de adentro,

para ver que no haya algún tipo de patógenos

que estén perjudicando al animal.

Con ayuda de Manos Unidas,

han puesto en marcha un nuevo proyecto

para repartir 20 cabras adultas entre 20 familias.

Quieren fomentar el autoconsumo

con todas las seguridades higiénico sanitarias

y bajo la condición de que devuelvan otra cría a una nueva familia.

(Música)

Los inicios de ADECOR se remontan a 1968.

Durante casi tres décadas, lo dirigió don Tomás,

el padre de Bartolomé.

Con su esposa y con su hijo

repasan los cambios y mejoras después de años de represión

y dificultades en el país.

Tanto tiempo ha pasado y tantas cosas han cambiado,

¿Verdad Papá? -Es cierto.

De los sacrificios que se han hecho con el pueblo.

Aquí, en los Tunayes sí ha cambiado mucho.

En el primer lugar, en la carretera,

el centro educativo, la finca.

Y todos los jóvenes están recibiendo una educación

importante para toda su familia.

La que se necesita es una...

un cambio para una escuela de Agricultura

para tener una agricultura sostenible.

Para poder tener más el desarrollo ante la juventud, señoritas,

de diferentes clases de trabajo

para no quedarse en un solo trabajo,

seguir aprendiendo para el futuro para los demás generaciones.

-Mamá, ¿te recuerda a los años de la violencia?

-Sí, mi hijo.

En ese tiempo vivimos de mucho miedo.

No podíamos vivir en nuestra casa porque nos asustaban

los que venían a amenazarnos a la casa,

incluso sacarona nuestras familias y no nos dejaban trabajar.

Sufrimos de mucha pobreza y nos pusimos a trabajar.

Tu papá, él con miedo se iba a trabajar,

lo obligaban que fuera a patrullar,

obligadamente,

aunque no teníamos a nosotros nuestros recursos.

¿Cómo comer, mantenerlos a ustedes?

Porque en ese tiempo eran pequeños.

Y nos llevaban obligadamente.

Tras cuatro días,

solo clamaba a Dios que volviera a regresar,

porque en ese tiempo, a veces se iban a patrullar

y ya no ha regresado.

-Pero bueno, yo estoy agradecido por por la vida,

por el trabajo que hemos hecho juntos con la gente.

Creo que hay mucho que hacer todavía.

Si hay que seguir luchando.

-Yo, nosotros de las mujeres, aquí en la comunidad

nos sentimos muy contentos,

porque la mayoría de mujeres ahora tienen su agüita en la casa.

Ya no salen a lavar así en los barrancos,

ya no vamos a hacer algo para tomar una rana.

Y entonces, estamos felices.

Las mujeres están felices ahora, aquí en la comunidad,

pero ahora, gracias a Dios,

tenemos agua para lavar y para tomar

hasta para regar nuestras siembritas.

Así, en la casa, eso ya lo tenemos.

Nos han ayudado mucho y gracias a ellos.

Aún quedan retos por cumplir.

En los Tunayes sueñan con un puesto de salud

para atender a mujeres y niños.

Capacitaciones para recuperar la medicina indígena

y la llegada de la Universidad al municipio.

Yo me siento contento, muy contento, muy feliz.

Y con el apoyo también que se ha conseguido

y nos han dado por parte, este centro de educación

y más otras cosas, la finca de todo eso,

capacitación sobre agricultura, sobre algunas cosas,

pero hay cosas que faltan todavía sobre el sistema agrícola.

(Música)

En los asentamientos del Barranco del río Las Vacas

viven actualmente 18 000 personas.

Más del 20 % lo hacen en condiciones de marginalidad,

fruto del desempleo, la baja escolaridad, las drogas

y la falta de alternativas de futuro.

Realmente pues es una lucha por la sobrevivencia,

que mata el deseo de pensar, de vivir

y con un sistema, precisamente,

que niegan las personas esos derechos de ser, de pensar,

de tener criterio propio y tomar decisiones personales.

Están, como decimos, dejados a la mano de Dios.

(Música)

El padre Jesús Rodríguez

es misionero en Guatemala desde hace medio siglo.

Este sacerdote leonés de 76 años lleva toda la vida

ayudando a mejorar la situación de la gente más pobre

que viven en los asentamientos y barrancos de la capital.

Su parroquia, Nuestra Señora de las Victorias,

coordina desde hace más de cinco años

un programa multidisciplinar

con ayuda de la ONG española Manos Unidas

para mejorar las condiciones socioeconómicas

en la población más vulnerable.

Los bajos del puente Belice sirven de refugio y vivienda

para quienes buscan nuevas oportunidades

en la capital guatemalteca.

Estamos en la zona seis de la Ciudad de Guatemala.

Bajando a los asentamientos del Carmen,

a nuestra derecha, Los Ángeles dos, Los Ángeles uno.

Se trata de construcciones llevadas a cabo en las laderas.

Que dan a un barranco, a su vez,

por donde transita un río de aguas negras, aguas sin vida.

El río Las Vacas.

Son poblaciones que han venido a la ciudad

huyendo de la pobreza, huyendo de la inseguridad.

Y más anteriormente, huyendo del terremoto de 1976.

Visitamos con el padre Jesús,

un taller formativo sobre medicina natural.

Vamos a esperar a que hierva por 25 minutos.

El proyecto trabaja con mujeres

que han demostrado un fuerte compromiso

con el desarrollo de sus comunidades y les permite comercializar

los productos elaborados por ellas mismas.

El único recurso a nuestro alcance es la formación y la educación,

porque pobreza e ignorancia van de la mano.

Pero resulta también eso, que la educación, en definitiva,

no es lo que debiera ser,

en este país, como en cualquier otro,

está al servicio del sistema.

Y por lo tanto, esos muros cuesta mucho romperlos.

(Música)

La capacitación para elaborar productos de medicina natural

ha contribuido al tratamiento de afecciones bronquiales

y gastrointestinales.

Esto es importante en unas comunidades

donde no hay centros de salud.

(Música)

Ahorita ya la cocimos.

Ahorita vamos al siguiente paso, que es colar.

-Doy gracias a Dios, hemos aprendido bastante,

porque somos unas mujeres

que ya prácticamente vamos saliendo adelante,

porque los conocimientos que tenemos ahora,

nosotros estábamos que no, no..

prácticamente, en mi caso, yo venía agachada.

Pero ahora, gracias a Dios, yo me siento empoderada.

Ya me levanté por decirlo así.

Y ahora, gracias a Dios y a ustedes, Manos Unidas,

pues ya sabemos ya elaborar varios productos

que eso es bienestar para nuestra familia,

también para sacar un aporte económico.

-Yo también he aprendido mucho y me ha servido de mucha utilidad,

porque también yo soy de escasos recursos

y esto me ha ayudado económicamente bastante,

pues tengo mis nietos y también, a ellos he ayudado,

también espero que ellos aprendan de mí.

Dejarles una semilla de todo lo que yo estoy aprendiendo.

-Ya tenemos el conocimiento de podernos curar

con plantas medicinales, verdad.

Como vemos esta tarde, que estas plantas que hemos visto

son plantas que quizá las tenemos, a veces en nuestra casa,

y no sabemos, verdad, la utilidad.

En la comunidad de Nuestra Señora de las Victorias

están convencidos de que quien educa a una mujer,

educa a un pueblo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Manos de salud y justicia

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Pueblo de Dios - Manos de salud y justicia

02 may 2021

Esta semana recordamos con Manos Unidas algunos de los proyectos socio sanitarios y de derechos fundamentales iniciados en Guatemala, con la salud y la mujer como protagonistas indiscutibles

ver más sobre "Pueblo de Dios - Manos de salud y justicia" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Manos de salud y justicia"
Clips

Los últimos 570 programas de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios