Prodigios La 1

Prodigios

Sábados a las 22.05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5513392
Para todos los públicos Prodigios - Programa 1 - 15/02/20 - ver ahora
Transcripción completa

("O Fortuna", "Carmina Burana")

(EL CORO CANTA EL PRELUDIO "O FORTUNA" DE "CARMINA BURANA")

(EL CORO INFANTIL CANTA EL PRELUDIO DE "CARMINA BURANA" DE CARL ORFF)

(Preludio de "Carmina Burana")

(EL CORO INFANTIL CANTA EL PRELUDIO DE "CARMINA BURANA" DE CARL ORFF)

(EL CORO CANTA EL PRELUDIO "O FORTUNA" DE "CARMINA BURANA")

(Fin de la pieza y aplausos)

¡Bravo!

"Oh, Fortuna, variable como la Luna"...

Así comienza "Carmina Burana" y así comienza

la segunda edición de "Prodigios".

A mí me encanta, porque desde que era niño

siempre escuchaba "Carmina Burana"

me la sabía de memoria y practicaba esta entrada en mi casa a diario.

Por eso me ha salido tan natural y tan cercana.

Bienvenidos y buenas noches.

Y a vosotros, desde luego, que sois fantásticos todos,

también, buenas noches y muchas gracias por acompañarnos.

¡Qué pequeñines... qué asombrados estáis!

Puedes tocarme, soy de verdad.

Qué maravilla poder estar de nuevo en este fantástico auditorio

Miguel Delibes de Valladolid. Gracias, de verdad, por recibirnos

y qué increíble comienzo, gracias a este impresionante coro

de 202 voces... ni una más ni una menos.

Son 202 voces, ¿tú qué número de voz eres?

El tres. La voz tres...

Claro... porque os he contado a todos antes de empezar.

Muchísimas gracias de nuevo, es verdad,

hacéis un trabajazo fantástico y, también, los que estáis atrás

y, por supuesto, todo este prodigioso coro está acompañado

por la maravilla de conducción de orquesta de nuestro queridísimo

Salvador Vázquez a quien voy... corriendo a saludar con un abrazo.

Un abrazo enorme.

¿Te he presentado bien, querido mío?

Eh... qué guapo estás. Fantásticamente, Boris.

Tú sí que estás guapo.

¿Cómo te sientes de estar acá en esta segunda edición?

Pues muy contento de estar aquí. Sois fantásticos...

De verdad que sí, a todos sois divinos.

Y yo... me encanta, también, que hayan mantenido...

Esta escalera es más de Miss Venezuela, lo prometo,

que de "Prodigios". Mira, casi que la bajo igual

que si estuviera en el concurso de belleza.

Es una suerte tremenda que nuestra querida cadena pública

apueste por el talento, apoyando a jóvenes artistas

en unas disciplinas tan poco comerciales, al menos a priori,

porque los tópicos existen para ser destruidos;

como hemos hecho en este programa y, además, tan valientemente.

Y, cómo no, dar las gracias

por la fantástica acogida que nos ha dado

esta ciudad maravillosa... Gracias, Valladolid.

(Aplausos y música)

Desde Valladolid, vamos a disfrutar de un espectáculo único

con esa música clásica que tanta gente ve inalcanzable

y que, sin embargo, está muy cerca

de la música popular y todo esto no sería posible

sin los auténticos protagonistas: 27 jóvenes y talentosos artistas

que son ya grandes estrellas

por haber llegado al escenario de "Prodigios".

Los prodigios de esta noche ya están preparados en "backstage"

y, como no, con ellos está mi querida y adorada Paula Prendes.

Buenas noches, Boris, ¿cómo estás?

Estoy encantada de saludarte un año más,

también a nuestro maravilloso jurado y, por supuesto,

al auditorio Miguel Delibes de Valladolid.

Aquí estoy rodeada de los nueve prodigios de esta noche

que, bueno, han pasado un duro "casting" para estar aquí

en la segunda temporada de "Prodigios"

y no solo están los artistas, también están sus padres,

los abuelos de los artistas...

Y... la verdad, vais a quedar impresionados cuando los veáis,

tengo ganas de que vayan allí, que está aquí cerquita,

para deleitaros y me consta que todos están deseando

estar ahí contigo, Boris. Que vaya calentando el primero,

porque inmediatamente pisará este escenario.

El ganador de cada categoría se llevará un curso intensivo

de perfeccionamiento en el prestigioso

centro de alto rendimiento musical de Universidad Alfonso X El Sabio,

de Madrid y aquel que se proclame Prodigio del Año

se llevará, además, 20 000 euros en metálico.

Muy bien... también quiero dar las gracias por no ser yo

el que decida quién ganará el programa.

Ya es suficiente con vestirme, ponerme la pajarita

y pararme aquí delante, afortunadamente, para esa tarea

contamos con un jurado de lujo.

Y algo me dice que esta temporada tendremos el privilegio

de conocer su lado más íntimo y personal.

¿Y esto...? Mi madre... qué guapa...

Ajá...

Esta foto es...

Yo pequeñita con mi madre...

Que era Esther Ibarrolaburu, mi madre era...

Era una artista... Y yo creo que eso lo he heredado de ella.

Se llamaba Doña María,

ha tenido diez hijos y ella quería un niño rubio.

Y, entonces, hasta que no me tuvo no... no...

No descansó. Yo era tan blanco que me llamaban "leucocito".

Lola Egea es mi madre y ha estado muchos años

en la Orquesta Nacional de España como violista.

Es una gran artista.

Yo jugaba en el patio de butacas y veía a la Orquesta Nacional

y así aprendí, así entró la música como un guante...

Cuando mi madre cantaba, me quedaba embobada.

Porque no cantaba solo con la voz, cantaba con el cuerpo,

con los ojos, con las manos...

Yo quería bailar, nada más...

Y a esa familia no le podías decir que su hijo quería bailar.

Pero un día, mi madre, en la mesa, con todos sentados,

cuando yo ya había salido del armario, dijo...

"Aquí el más hombre es Nacho,

porque ha hecho realidad su sueños y para eso se necesitan...

Muchos bemoles". Que un hijo te diga...

"Eres la mejor madre del mundo". Ese es el premio más grande.

Yo quiero que mi madre sea eterna. Yo a los niños prodigios los veo

con la misma ilusión que me veía yo;

porque veo que lo hacen con auténtica pasión.

A los chicos que forma parte de esta edición,

les diré que disfruten del escenario,

que lo hagan suyo que jueguen en él,

que enamoren a través de lo que ellos son y de lo que sientan.

Al ver a los niños de "Prodigios", tengo la sensación de llorar

pero no me salen lágrimas... Pero yo sí que lloro.

¡Con todos ustedes...!

¡Ainhoa Arteta, Nacho Duato y Andrés Salado!

¡¡¡Nacho!!!

¡¡¡Aihoa!!! Mi amor...

Qué divina... ¡Hombre, Andrés! ¡Hombre, mi niño!

Oye... os veía... Andrés... ¿Dónde vais?

¿Sí, me voy para allá? Eh... no, veníos acá.

Nacho, veníos acá... Cuidado, Ainhoa, no empecemos.

Oh... empezamos bien. Qué divina.

Qué divina... ¿sabes qué pasa? Que Nacho quiere ya sentarse,

directamente, en la mesa... se lo toma tan a pecho.

¡Quiero ya juzgar! ¿Quieres juzgar? Exacto.

Me habías dicho que, esta vez, querías tener

un número y solo dar la valoración. Quiero tener emoticones,

sacar un corazón, una carita llorando...

Aplaudiendo... Mi amor, estás divina.

Oye... Os he traído un regalo.

Qué divina... ¡Oh! Mira...

Este es para ti, es de Pavarotti.

Estuve hace poco, unos días, en el museo de Pavarotti.

¡Oh! Lo recomiendo para todos.

Este de plata para mi Nacho. ¡Bravo!

Y tú, como yo, el blanco.

Qué divina... Así tomamos nota.

Estás muy generosa desde que te has casado.

Bueno... eh... ya sabes. ¿Tiene que ver con el matrimonio?

Sí, estoy más feliz.

Oye... estás más feliz... ¿y te ha ablandado el corazón?

¿También...? Eso es un poco más difícil.

Oye, pero vamos a ver, Andrés qué traes en la mano.

Esto me pesa mucho, te has olvidado de algo importante, Boris.

Esto te lo cedo a ti, tú mandas. Creo que se me ha olvidado decir...

De decirte que estás más guapo que nunca y con ojos más azules.

Eso se lo he dicho antes. ¿Te pones un colirio especial?

No. Lentillas.

No, ya sé lo que significa esto y es verdad,

vamos a ponernos un poquito más juntos hacia la luz;

porque esto lo tenemos que celebrar juntos,

Es un detallito sin importancia, pero...

Por apostar por la cultura y la música,

por ser un impulso para jóvenes promesas,

la academia de la televisión otorgó en noviembre

el premio Iris del Jurado 2019 a "Prodigios".

Estupendo, maravilloso.

Así que... ¡¡¡¡Bieeeen!!!

¡Sí! ¡¡¡Bien!!!

Muchas gracias por el aplauso, este premio no habría sido posible

sin nuestros artistas, sin nuestro jurado

y sin todas y cada una de las personas que trabajan, día a día,

y hacen posible que "Prodigios" sea una realidad.

Por eso, también, un fuerte aplauso para el equipo de "Prodigios".

¡Bravo! ¡Bravo!

¡Bravo a todos! Bravo...

A todos, al coro...

¡Gracias!

Vayan a ocupar vuestros asientos, yo te ayudo...

Porque me da...

Es que te puedes llevar un monitor por delante.

Es esta historia que no veo ya. Claro, mi amor.

Te ves perfecta y, ahora, Nacho te ayuda al final.

Gracias...

El jurado... de verdad...

Que yo, sinceramente, es mi parte favorita

de este programa, pero bueno... También, lógicamente,

las actuaciones que es el motor de "Prodigios".

Queremos que la actuación de nuestra primera concursante,

que participa en la categoría de Canto,

sirva de homenaje a la gran... Montserrat Caballé.

Este exigente tema...

Lo compuso la propia Montserrat Caballé

junto a Vangelis, el autor de bandas sonoras

tan conocidas como "Blade Runner" o "Carros de fuego".

En esta canción piden a los ciudadanos del mundo

marchar por un mundo mejor.

Nuestra atrevida intérprete se llama Paula,

como Paula Prendes, tiene 16 años y vamos a conocerla un poco mejor.

(Aplausos)

Hola, mi nombre es Paula...

soy cantante y estos son mis acompañantes:

mi piano Apolo, mi guitarra Cecilia y mi perro Danko,

al que considero mi hermano. (DANKO GIME)

("All the Time", Zara Larsson)

La música es mi pasión... he estado un año yo sola

preparándome el acceso al conservatorio y lo conseguí.

(Versión "We are the Champions")

Estoy segura de que mi ídolo, Freddie Mercury me ha ayudado.

(ALGUIEN CARRASPEA) Perdona, abuelo, tú eres mi maestro.

Él es pianista y trompetista, mi mayor apoyo y mi fan número uno.

Desde los tres años, me sentaba con él al piano, me enseñaba tocarlo

a cantar... a componer canciones...

Otra de mis pasiones es el mundo de lo paranormal... lo desconocido.

Hasta leo las cartas.

No me interesan las modas, lo mío es más personal,

más rollo... "vintage", soy toda una "pin-up".

¿O no?

"Prodigios" va a ser la llave hacia mi verdadero sueño:

convertirme en una gran cantante de ópera.

Tranquila... esta te va a ayudar.

Vas a volar.

(Comienza "March with me")

(PAULA CANTA "MARCH WITH ME" DE MONTSERRAT CABALLÉ CON EL CORO)

(Aplausos y fin de la canción)

¡Oh, Paula! ¡¡¡Qué bien!!!

Qué bien... qué guapa. (BESA A PAULA)

Paula, me ha encantado cómo saludas a la orquesta y al coro;

porque te han acompañado extraordinariamente.

Son... increíbles. ¿Cómo te sientes?

Me siento muy bien y muy afortunada de poder trasmitir este mensaje

para lograr la paz mundial si algún día se puede

y la igualdad en todos los ámbitos.

Así que... pues eso, marchad conmigo todos.

¡Bravo! Bravo...

Paula... qué divina.

Es verdad, es lo que dice la canción "marcha with me..."

que su traducción al español sería "marchad conmigo".

Oye, por supuesto, vamos a darle las gracias

al coro porque estáis fantásticos

nuestro espectacular coro "piccolo". ¡Gracias!

(Aplausos generales)

Paula... me han contado una cosa

que te gusta mucho escribir. Escribo al desamor,

escribo música al desamor...

Y escribo letras al desamor, aunque...

No esté en la situación, pero lo hago por desahogo.

Un poco para ir previendo, probablemente...

Claro... así ya me sentiré mejor cuando me pase.

Bueno, es una buena idea, pero... ¿sabes que es verdad que yo,

también, tenía el mismo problema que tú a la misma edad?

A los 16 años... era muy proclive al desamor entonces.

Pero, luego, me ha ido superbién, así que claro...

Sigue escribiendo. A ver si tengo la misma suerte.

Yo me siento muy como tú,

¿cómo es posible que de lo que has escrito

no escribieses una a tu abuelo Pepe?

Que fue el primero en enseñarte la música, el amor hacia ella,

¿tú crees que se habrá emocionado al verte aquí?

Creo que está muy emocionado al igual que yo.

Oh... mira al abuelo Pepe saludando.

Me encanta...

Qué mono...

Ay, abuelo Pepe, muchísimas gracias.

Lo estamos viendo en platea, ¿estás emocionado,

abuelo Pepe, realmente? Sí... Haz un gesto como el gato chino.

Eso... buenísimo.

Genial... oye, según tu vídeo de presentación,

hay otra cosa que me llama mucho la atención,

que lees las cartas para adivinar el futuro.

¡Echas las cartas! Echo las cartas.

El tarot... y todo eso. El tarot.

Guau... y... ¿adivinas el futuro de cómo te va en los exámenes...?

Yo no quiero saber nada de mi futuro.

Así que... a mí el futuro que me lleve hacia donde me quiera llevar.

Qué divina , pero creo que querrás saber

lo que Ainhoa... que la veo muy...

Como esa figura mágica del tarot, la sacerdotisa,

nunca mejor dicho en este caso tan atractiva y misteriosa.

Pues desvélanos, Ainhoa, el porvenir...

¿Qué le dices a Paula? Pues, mira, Paula...

Lo que acabas de decir es muy inteligente:

que la vida te lleve donde te tenga que llevar.

Y yo creo que con la actitud que tú tienes,

te va a llevar muy lejos, creo que tienes los mimbres necesarios

para ser una gran cantante. En sí...

Yo he encontrado que todo era más que correcto,

incluso lo que me ha gustado mucho es la elevación del paladar

que, posiblemente, es de naturaleza ya.

Y... quédate con ella, porque también veo que...

Amas a Freddie Mercury como lo amo yo y él la tenía,

tenía esta especie de... de velo del paladar alto por naturaleza.

Por cómo has cantado, por cómo has emitido esas notas agudas

sin ninguna dificultad si a eso le añades que, después,

le puedes meter la técnica de la respiración,

todavía te van a costar menos y será una gloria,

así que sigue... por ese camino que has empezado

y creo que tienes un futuro por delante que...

No hace falta que te leas las cartas.

¡Oh, qué divina! Gracias...

Oye, pero... no sé si venían o no en las cartas;

pero creo que Andrés Salado también quiere darte una consideración.

Me llama mucho la atención el equilibrio de la madurez

personal con la madurez musical, es algo que...

Que asombra la manera que tienes de llegar,

de lanzar un beso al público con esa manera de artista

que tienes... y, sobre todo, el centro que tienes...

Que ya está bastante...

se vislumbra bastante bien cómo vas a colocar la voz

y, sobre todo, permite una línea fácil,

un color bonito, lo que te decía Ainhoa.

Y eso se convierte, además,

en facilidad, línea, dirección... es importante a la hora de cantar.

Que fluya... y fluye muy bien.

Muy fluido, Nacho, ¿hay algo que quieras agregar?

No tengo mucho más que decir, me has encantado, eres cercana,

como te ha dicho Ainhoa cantar, también, es respirar y te veo...

Respira muy bien. Sí, de natural... de natural.

Bueno, ya que hablamos de ello y que hemos nombrado

a la grandísima Montserrat Caballé

y si de algo sabía la Gran Caballé era de cómo administrar el aire

y todo lo que le llevó a ser lo que fue,

es porque era una gran maestra del aire.

Eh... que sepas tu capacidad de aire y que sepas que la voz

no solamente va de aquí hasta aquí, es importante,

la voz viene de aquí abajo hasta aquí arriba.

Y esto tiene mucho que ver con la longitud de tu carrera.

Vaya, Paula...

Ha sido, realmente, una valoración extensa e importante.

Quiero confesarte algo.

Tengo a Freddie Mercury, también, en un altar;

pero aquí en mi corazón. ¿Quién no?

Muchísimas gracias, Paula, has estado fantástica.

Bueno, aquí estoy en el "backstage" dónde sino,

estoy con los siguientes concursantes con Ana y Santiago.

Ana, bueno, vas a estrenarte en Instrumental tocando el violín.

Hay una cosa que te ocurre con los colores que ya la sé,

pero me gustaría que lo explicaras a l auditorio y a los que nos ven.

Pues yo, cuando toco el violín, cada obra

y cada compositor la asocio con un color, entonces...

Yo los vestidos que llevo a las audiciones son de...

De un color distinto, dependiendo del compositor

del que sea la obra.

Mira, qué graciosa. Tiene razón. Muy bien... está bien eso.

Yo hago eso, también. Cada sonido...

Yo sé que esta noche,

vas a interpretar un tema de la banda sonora de "Pulp Fiction"

en la versión de alguien que admiras mucho...

¿Quién es? -Ara Malikian.

Sí, ¿lo admiras mucho? El violinista...

De origen libanés, pues, te voy a decir una cosa

ahora que nadie nos escucha, igual me riñen, me da igual.

Ara Malikian va a estar en esta edición, en "Prodigios".

¡¡¡Ah!!!

¡¡¡Qué bien!!! ¡Ay... que lloro!

-Haz así... no te puedo decir más... entre nosotras

No sé si esto será bueno para ti, ahora que subes al escenario.

Pero bueno... vete para allá, vete con toda esta emoción,

muchísima suerte y aquí me quedo con tu madre, con Bety.

Hola a todos, soy Ana, tengo 15 años y toco el violín.

Vivo con mis padres en el centro de Coruña,

cerca de Riazor, el estadio de mi equipo.

¡Vamos, Depor!

Cuando mi hermano se fue a vivir con su novia,

me quedé muy triste porque lo echaba de menos.

Pero después pasó algo genial,

me regalaron un perrito... ¡Ven, patita!

Decidí ser violinista cuando mi madre me llevó a ver

a Ara Malikian tocando las Cuatro Estaciones de Vivaldi.

Es todo un "showman", fue alucinante.

Yo tengo una costumbre muy curiosa: lo asocio todo con colores.

Cuando pienso en algo o en alguien, automáticamente, me viene un color.

Por ejemplo, a Paganini lo veo verde.

Hogar: amarillo. Felicidad: naranja.

Los lunes... los lunes son azules. Ainhoa Arteta... es rosa fucsia.

Hasta hace unos años hice natación sincronizada,

todavía, siempre que puedo me escapo un rato a nadar.

O a bailar...

Me presento en "Prodigios" para demostrar que la música clásica

también puede ser divertida para los más jóvenes.

Y lo voy a hacer dando lo mejor de mí.

(Aplausos)

(Canción tradicional "Misirlou")

(TOCA LA CANCIÓN TRADICIONAL GRIEGA "MISIRLOU" DE LA BSO "PULP FICTION")

¡Qué bien...!

(Aplausos)

¡Bravo, bravo!

¡Estupenda! ¡Estupenda! Gracias...

Me ha encantado. Gracias.

Oye, pero lo mejor, a parte del traje,

ha sido ese momento... ¡Ah!

O sea que tú lo bailas, también. Sí, como Ara Malikian.

Claro, la vive intensísimamente.

Ven, acércate un poco a mí para que estemos bien

en iluminación... oye, si te hubieras puesto otro color,

¿te habría salido igual la "performance"?

Es que para mí, el vestuario

va con mi actuación, yo creo que me da suerte

y hace que me meta más en el papel que tengo que interpretar

cuando toco. ¡Qué divina!

Tiene toda la razón. Tienes todo mi apoyo,

porque yo soy tan "fashion victim" como tú.

O sea, lo puedes comprobar, ¿entiendes?

Pero, bueno, oye, te quería decir una cosa, soy tan "fashion victim"

que voy a decir, entre tú y yo, que por eso me encanta

el look de Andrés Salado; porque él, también, no lo dice

tan vehementemente como nosotros se prueba varias veces los trajes

para saber cómo le van a quedar. Es muy coqueto, Andrés.

Es muy coqueto... es muy salado

y muy coqueto. Habla de coqueto, por cierto...

El coqueto de los coquetos. Por favor, qué dices, yo nací así.

Claro, tienes razón.

Ana, guau... Como el nivel de artistas de esta noche

y de esta edición de "Prodigios" sea este, esto va a explotar.

Madre mía, me voy a morir. Gracias.

Tienes una sonrisa preciosa

y una forma de interpretar maravillosa.

Tu energía es abierta, roja, luminosa, eres luz;

además, tu instrumento es una prolongación de ti

y es maravilloso, porque haces arte con tu cuerpo

y te mueves de una manera fantástica.

Muchas gracias.

Messiaen escribía a través de los colores,

en tu caso, tu color es color Ana Molina,

y es un color, realmente bello; además, vienes de Galicia,

tierra de enormes músicos y con orquesta sinfónica fabulosa.

Lo único que te diría, para mejorar,

es que tomes un poco más de atención

a tu mano derecha, a tu muñeca, a que fluya más,

a que tenga más fluidez, porque todo tú eres fluidez.

Es una música en mayúsculas.

Así que, a seguir haciendo disfrutar como lo haces.

Gracias. Enhorabuena.

Me gustaría reivindicar...

Me gustaría reivindicar lo que has dicho, es importante,

de vestirte en consonancia... De acuerdo al momento, ¿no?

Al momento que vas a interpretar.

Yo he sido, creo que, de las pioneras,

porque hice mucho recital, y sigo haciéndolo.

Nunca podía entender cómo podía cantar un Händel

vestida igual que cantaba un Granados, después.

¡Bravo! Desde luego, el traje de hoy,

para la obra que has elegido, es perfecto, porque es rojo.

Qué divina, Ainhoa. El sonido limpio... perfecta.

Gracias.

No mucho más, me has encantado.

Deberías dar clases de "ballet", te mueves fenomenal.

Sí, también, es muy importante.

Eso te ayudaría a tocar mejor el violín.

Me encanta tu idea de que cada sonido tiene un color distinto.

Claro, una expresión. ¡Eres expresiva!

Eres muy expresiva. Gracias.

Y tienes una sonrisa eterna. ¡Ahí está!

Tu sonrisa es maravillosa, no la abandones,

ni en los momentos buenos ni en los malos.

Le vas a encantar a Ara Malikian, estoy seguro.

¡Totalmente! Eso espero.

Seguro, seguro, seguro. Le admiro mucho.

Pero te vas a tener que soltar el pelo para adecuarte a él.

Ya llegará.

Todo lo recibido han sido alabanzas y consejos maravillosos;

a cuidar esa mano derecha, a entrenarla,

a seguir vistiéndote igual de bien y elegante,

sobre todo, a tener paciencia para esperar los demás veredictos.

¡Gracias! Mucha suerte, Ana.

(Aplausos)

Nuestro siguiente concursante se llama Santiago,

antes de su actuación, Santiago ha dicho que le encantaría

llegar a bailar en la Ópera de París,

y para llegar a París hay que pasar por Valladolid.

(Música)

Hola, me llamo Santiago, vivo en Valencia

y dedico cada segundo de mi vida a la danza.

(Música)

Empecé en la danza por mi hermana Maite.

(Música)

Ella bailaba en el colegio y yo, que siempre quería

seguir sus pasos, me apunté; ella lo dejó y yo seguí adelante.

(Música)

Lo más importante de mi habitación son estas fotos,

a veces, me quedo mirándolas, recordando momentos muy felices.

No soy ni de jugar al ordenador ni de jugar al fútbol.

He descubierto que me gusta coser; me pongo mi música,

me concentro en el hilo y en la aguja, y me relajo.

Suelo tomarte la vida con humor,

pero "Prodigios" me lo tomo en serio,

porque es de los retos más importantes en mi vida.

(Música)

Por eso voy a demostrar que mi preparación y mi esfuerzo

han valido, no la pena sino la alegría.

(Música)

(Aplausos)

(Variación de Ali de "El Corsario")

(Variación de Ali de "El Corsario")

No pasa nada.

(Aplausos)

(Aplausos)

Bueno... ¡Santiago!

¡Top, top total! Qué fantástico lo has hecho.

Acércate conmigo a la luz, porque si no, no se te ve.

Bueno, ¡qué salto! Lo que me ha encantado de este corsario

es que, en el fondo, es como si bailaras

en la fiesta de amigos tuyos; totalmente, de verdad.

Luego, Nacho hará hincapié en varias cosas,

pero me ha encantado la naturalidad con la que has interpretado

a este personaje tan clásico y tan importante.

Muchas gracias.

Tengo guardada en el "backstage" una caja de clínex para tu madre.

(Risa de Ainhoa)

Porque antes de que actuaras, Paula ya estaba llorando,

por tu actuación, ¿no?

Porque ustedes se emocionan mucho juntos,

además, creo que bailáis mucho juntos en casa.

Creo que la pasión por la danza, todo eso viene por mi madre,

porque a ella le encanta, entonces, siempre que sale

algún tema o alguna canción que nos gusta a los dos

acabamos los dos bailando, así que...

¡Qué maravilla! Me encanta esa relación.

¿Y cómo es...? O sea, ¿bailáis juntos

o hacéis un dueto, como en "Flash Dance"?

Bailamos... improvisamos.

¿Improvisáis? Qué monada, por favor.

Es una relación preciosa.

¡Muy mono! Me encanta.

Has sido muy valiente al elegir una pieza

que bailaba el gran Rudolf Nuréyev, al menos, así la descubrí yo;

yo creía que lo podría hacer,

te prometo que me estrellé muchas veces haciendo los saltos.

Nuréyev ha sido uno de los más grandes bailarines

de todos los tiempos, mejorando lo presente.

No, por favor... Adoro a Nuréyev. Nacho, por favor tienes la palabra.

Mira, Santi, te lo digo con mucho respeto y mucho cariño;

para bailar se necesita tener la fuerza de un atleta,

pero para ser bailarín se necesita ser un artista.

No te fijes tanto en el lado atleta,

y más en el lado artista.

Empezaste a los ocho años, se nota que tienes buena técnica,

pero, a veces, echo de menos el lado artístico.

Tú sabes de qué va el "ballet", y hay veces que veo

que estás ejecutando pasos muy difíciles,

y que haces muy bien, pero se te va el lado artístico.

No olvides que estás bailando, aunque sea una pequeña variación,

una parte de un "ballet" y ese "ballet" tiene una historia,

y tu personaje significa algo, ¿de acuerdo?

No tengo más que decirte.

Muchas gracias, ha sido un placer verte bailar.

Muchas gracias.

¡Bravo, bravo! Andrés... Andrés Salado.

Santiago, siempre alucino con...

Siempre alucino cuando salís a bailar,

es algo que me enamora,

me encanta ver la flexibilidad que tenéis.

Te llamas como mi padre y como mi hermano, además.

Además, tienes buen equilibrio de tu tren superior, de tu cabeza,

la seguridad que impones con tu cabeza;

y otra cosa importante son la flexibilidad y el equilibrio...

¡¿Vas a bailar?! No, no.

¡¿Vas a dar un salto?! Qué atrevimiento.

Hay algo que me llama la atención. Por favor, acá, en la luz.

Ha venido muy crecidito Andrés. Está muy entrenado.

Si no has calentado, no te muevas. Esto no lo esperabais.

Claro, como, ahora, está como un bombón...

Todos esperaban que saliera ella y he sido yo.

Guau, Andrés... No sé si te lo perdonaré.

Pero ¡qué atrevimiento! No, no. Ahora, ¿qué hago yo...?

Aunque parezca, un pelín, banal, al principio, ¿no?

Es un símil con la flexibilidad y el equilibrio de los bailarines,

¿han probado a atarse un zapato a la pata coja?

No, la verdad.

¡¿No?! ¿Nunca habéis probado a ataros un zapato con prisas?

Y vais para allá y vais para acá...

En mi caso, no vale, tengo botines.

Lo difícil que es mantener el equilibrio,

las piruetas, que tienen su eje, su centro, es algo que...

Que me parece, absolutamente, genial.

¡Bravo, Santi! ¡Bravo!

Que tengas una buena carrera por delante y enhorabuena.

¿Ainhoa, quieres agregar algo, después de...?

Yo me los ato así. ¡Ahí está!

Yo me los ato así. (RÍE)

En el "backstage" le he visto hacer unas cosas que, sinceramente,

después de verlo, si lo hiciera, me tendrían que llevar al hospital.

Por supuesto.

Cualquier cosa de la que hagan los bailarines,

primero, porque es mi carrera frustrada,

yo quería ser bailarina sí o sí, pero, lo dije en otro programa,

tengo unas piernas para cascar las nueces,

no para bailar "El Cascanueces", lo vuelvo a repetir.

Cualquier pirueta que hagáis, sobre todo, lo que quiero resaltar,

es que detrás de todo esto hay tanto espíritu de sacrificio,

tanto trabajo, que, solamente, por eso,

ya tenéis mi admiración, por delante.

¡Bravo, Santiago! ¡Muy bien! Santiago, yo...

(Aplausos)

Estoy muy de acuerdo con lo que han dicho,

mira lo que me atrevo a hacer, después de que haya salido Andrés.

Que tengas suerte y tengas mucha paciencia,

mientras esperas con tus compañeros.

Pero bueno...

A ti te digo lo contrario, para bailar,

no pienses tanto en ser artista, piensa en la parte atleta.

(Risas y aplausos)

(Risas y aplausos)

Tengo la sensación de que podría haberlo hecho mejor y por eso...

Estoy nervioso por lo que decidan, pero bueno, ya veremos.

Andrés, me he venido para acá, después del momento pata coja,

para verte más de cerca, porque, de verdad,

estás revolucionando este jurado muchísimo en esta temporada.

Pero mira, te ves muy bien

y la persona que nos acompañará en este momento,

se conserva como si hubiera hecho un pacto con el diablo.

Es el más grande del rock de nuestro país,

y nos gusta tenerlo aquí, porque nos encanta tener

a una figura musical que es emblemática,

a través de generaciones y generaciones.

Como el rock es para verlo de cerca me quiero quedar con vosotros,

y os he traído estos mecheros a cada uno de vosotros,

para que hagamos un momento como en los conciertos de antes,

y no con los móviles y no sé qué, ¿vale?

No lo acerquéis a nada inflamable, desde luego...

Yo soy inflamable.

Señoras y señores, con todos ustedes,

¡el gran Miguel Ríos!

Madre mía. ¡Ostras!

¡Bravo! ¡Bravo!

¡Bravo! ¡Bravo!

¡Bravo! ¡Bravo!

¡Bravo, Miguel! ¡Bravo!

(Vítores y aplausos)

(Vítores y aplausos)

(Comienza la música)

# Qué difícil se me hace

# mantenerme en este viaje

# sin saber adónde voy,

# en realidad...

# Si es de ida o de vuelta,

# si el furgón es la primera,

# si volver es una forma

# de llegar...

# Qué difícil se me hace

# cargar todo este equipaje,

# se hace dura la subida al caminar...

# Esta realidad tirana,

# que se ríe a carcajadas,

# porque espera que me canse

# de buscar...

# Y cada gota, cada idea,

# cada paso en mi carrera

# y la estrofa de mi última canción...

# Cada fecha postergada,

# la salida y la llegada,

# y el oxígeno de mi respiración...

# ¡Y todo a pulmón!

# ¡Todo a pulmón...!

# Qué difícil se me hace

# mantenerme con coraje,

# lejos de la transa y de la prostitución...

# Defender mi ideología,

# bella como la utopía

# y tan humana como la contradicción.

# Qué difícil se me hace

# seguir pagando el peaje

# de esta ruta de locura y de ambición...

# Un amigo en la carrera,

# una luz y una escalera,

# y la fuerza de hacer todo a pulmón...

# Y cada gota, cada idea,

# cada paso en mi carrera

# y la estrofa de mi última canción...

# ¡Cada fecha postergada,

# la salida y la llegada!

# Y el oxígeno de mi respiración...

# ¡Y todo a pulmón!

# ¡Todo a pulmón...!

(CONTINÚA ALARGANDO LA SÍLABA)

# Eh, eh, eh, eh...

# Uh, uh, uh... #

(EMOCIONADÍSIMA) ¡Guau!

¡Fantástico! ¡Artista!

(RÍE) Muchas gracias. ¡Muchísimas gracias!

Muchas gracias al maestro de la orquesta, muchas gracias.

Por favor...

(Vítores y aplausos)

(VITOREAN) ¡Uh!

(Vítores y aplausos)

¡Miguel! ¡Miguel! Muchísimas gracias.

No soy de tus músicos, pero sí de tus admiradores;

te agradezco tantas cosas por tantos años...

Pero, sobre todo, esta maravilla de tenerte haciendo esta canción,

es como si hubiéramos pasado un recital completo contigo.

¡Qué potencia, qué fuerza!

Esta canción es de un cantautor argentino.

Tengo que... Alejandro Lerner.

Y la escogí para el programa... Ainhoa, mi amor.

Viene a dar un beso. Espera.

No se puede. Es que está emocionada.

Está mi marido delante. ¿Se hace así?

Se hace así, ayer tuve que hacer una.

Lo hacemos así. No, escúchame.

Mi amor...

Te tengo que confesar algo que tú no sabes.

(Aplausos)

Me voy a poner de rodillas. No, por favor.

¡Brava!

No me hagas hacer esto, los cuádriceps no me aguantan.

Miguel, te tengo que confesar que, en su momento,

fuiste un amor de mi vida. (PÚBLICO) ¡Oh!

"Oh, my God!".

# Llegas demasiado tarde, princesa... #

Era cuando cantabas "Santa Lucía" y todo eso, eras mi amor.

Muchísimas gracias.

Pero no me conocías, yo tampoco te conocía.

¿Cómo? Estoy enamorado de ti desde antes de que nacieras.

Gracias. Eras una niña.

Quería hacer esta declaración de amor en público.

Si te sirve de algo... Gracias.

Este momento es muy maravilloso.

Es verdad, estaba enamoradísima de Miguel.

Querido Boris. Sí, Miguel.

Esta canción la he pensado, especialmente, para el programa,

porque, hombre, para llegar a ser un prodigio

se tiene que ser un ser humano importante,

para llegar a ser un ser humano importante

hay que trabajar mucho, hay que hacerlo todo a pulmón;

hay que aplicarse esta canción que he cantado.

Se la dedico a mis compañeros... noveles,

aunque, ya son todos buenísimos. (RÍE)

Al menos, según he visto cuando estaba en camerinos.

Exacto. Tienen un talento increíble.

Pero sí les pediría que el esfuerzo lo tomaran

como una de las verdaderas herramientas

que tiene el ser humano para trascenderse. ¡Muchas gracias!

¡Bravo, Miguel! No, no.

Esto queríamos, esto, justamente...

Esto, justamente, era lo que queríamos escuchar,

desde tu magnífica experiencia, ¿qué podrías decirle a ellos?

Ahora, me da la impresión de que, ya que te tengo acá

y que Ainhoa te ha declarado su amor.

Ainhoa, por favor... Me gustaría saber qué opina

el jurado de "Prodigios" sobre tu actuación.

Hombre, por Dios, pero ¿qué vamos a decir?

¿Cómo me vais a valorar después de 60 tacos cantando...?

¿Sabes qué puedo decir? ¿Qué?

Lo que dije ayer en el teatro de Módena...

# Ecco un artista! # Con mayúsculas.

"Ecco un artista!". ¡Ole, ole! "Ecco un artista!".

¡Grande! "Grazie tante, grazie tante".

Miguel Ríos... Muchísimas gracias, de verdad.

Gracias. A ti.

Gracias. Muchísimas gracias.

Adiós. Gracias, Miguel.

(Aplausos)

Vamos a seguir con el siguiente concursante,

en la categoría de Canto: él se llama Jesús Gabriel.

Jesús Gabriel nació en mi tierra, en Venezuela, América del Sur.

Jesús Gabriel quiere ser

el Luciano Pavarotti caribeño, y si lo consigue,

podremos fardar con los amigos de que lo vimos comenzar aquí.

(Música)

(Música)

Hola, me llamo Jesús Gabriel, nací en Venezuela,

pero, ahora, vivo en Vicálvaro.

(Música)

Mi instrumento es mi voz.

(Melodía de "La sirenita")

Me formé en el coro de la orquesta juvenil de mi país,

fueron años muy bonitos en los que aprendí mucho.

Mi primer concierto fue con siete años, en Venezuela,

delante del nuncio del papa.

¡Fue el día más emocionante de mi vida!

Soy muy maniático con el orden; ordeno, pongo el lavavajillas

y cuando termino con todo eso, me relajo.

Mi sitio preferido del mundo para cantar sería el Coliseo.

Cuando cante allí me convertiré en un gladiador de la música.

Cantar es lo que me hace más feliz en el mundo y siento

que me conecta con mi abuelo Pietro, que está en el cielo.

(Música)

Voy a prepararme duro

para ser de los mejores cantantes del mundo.

(Aplausos)

(Comienza la melodía)

(CANTA "O SOLE MIO")

(CANTA "O SOLE MIO")

(Vítores y aplausos)

(Vítores y aplausos)

¡Hombre! ¡Sí, señor!

¡Bravísimo! ¡Sí, señor!

Jesús Gabriel, ¡bravísimo!

Oye, qué momento tan divino.

Aunque esta canción la cantaban para el sol de Nápoles

creo que en un momento determinado, como venezolano,

estabas delante de todo el mar Caribe,

cantándole a ese mar, ¿ah?

Y se movían las olas. Se movían las olas, eso es.

Tu madre no paraba de llorar y Ainhoa ya viene por ahí.

Mira... Viene disparada.

Mira, de verdad, eres maravilloso.

¿Puedes abrir la boca un momento?

(Risas)

Qué divina es. No tiene caries.

tiene mucho que ver con el paladar, esta historia.

Claro. Tienes una voz... hispana.

Sabes que hoy en día, los grandísimos tenores

que hay en el mundo vienen de Hispanoamérica,

son unas voces muy especiales.

Acabo de estar en la tierra de alguien a quien admiras mucho

y me había cogido este recuerdo, para mí,

pero quiero que lo tengas tú. ¡Oh, oh, oh, oh!

El pañuelo de Luciano Pavarotti.

¡Oh!

Para ti.

Qué divina. Muchísimas gracias.

Tienes una actitud de fuerza, de poderío.

La voz, ya te digo, es bellísima, para tu edad, que tienes once años.

Increíble. Increíble.

Increíble. Es impresionante.

Me ha llamado mucho la atención tu capacidad de "fiato",

con lo joven que eres, imagino que no lo habrás trabajado mucho;

así que, muchacho, enhorabuena.

¡Bravo! Muchísimas gracias.

Esta es la valoración primera de Ainhoa.

Es que no has impactado mucho.

¡Has cantado escayolado! O sea... es que es fortísimo.

¿Qué te ha pasado?

Estaba en el instituto jugando con un amigo en el recreo

y... pues, me tropecé con un tronco, lo agarré todo.

(RÍE) Eso es venezolanísimo.

No me puedo resistir y te voy a firmar.

Yo quiero. Con placer.

Yo, también. Boris...

Yo te quiero firmar. ¡Nosotros, también!

¿Queréis? Os iba a decir que me lo firmarais.

A ver con el esmoquin, que es muy apretado.

¡Ah, ya la tienes firmada! Bueno, bueno, bueno.

Te vas a llevar la escayola más envidiada del planeta.

Vamos a ver... Te voy a hacer mi mariposa.

Desde luego, ¿ah? Y la mamá, que sigue llorando.

Claro, no me extraña, tiene toda la razón.

Yo te firmo por aquí. ¡Ay...! Tiene un tesoro, de verdad.

Poned una equis, si es complicado, porque...

¿Cómo que una equis? Muy bien, Nacho, todo en serio.

Levántala, un poco.

Cuidado, no le vayáis a partir el brazo.

Te voy a hacer una mariposa. Se trata de firmarle la escayola.

Esta es mi mariposa, siempre da muy buena energía,

como he visto que a tu abuelo le tienes en...

Sí. En memoria.

Este es el símbolo de que no se van nunca, ¿vale?

¡Oh, qué monada!

Pero esa escayola no la podrá partir.

Hoy, como era el primer programa, mira, ¿ves?

Mira qué mariposa llevo. ¡Vaya mariposa!

Porque es símbolo, es símbolo... ¿Dónde está la cámara?

Allí, allí.

La mariposa es símbolo de crecer, de renacer, de reinventarse;

y es lo que hay que hacer, siempre, en la vida.

Es muy importante para ti.

El recuerdo de mi abuelo lo tengo, siempre, conmigo.

Recuerdo de tu abuelo. ¡Genial!

Sus agendas, lo único que me dejó.

¡Ay, Dios! Que me lo como, a este niño.

(Aplausos)

Qué cosa, qué cosa.

Jesús Gabriel es un pozo de sorpresas.

Qué maravilla, de verdad. Porque, lamentablemente,

tras la desaparición física de tu abuelo,

has decidido hacer una fundación. ¿Me lo puedes explicar un poco?

A ver, me gustaría, en un futuro, crear una fundación para niños,

para luchar contra el cáncer, para que no se repita

la misma historia del cáncer que pasé con mi abuelo.

Pero él, seguramente, está orgulloso desde el cielo

y no está físicamente, solo con sus agendas.

Maravilloso, me encanta, admiro muchísimo...

Sé que, siempre, está conmigo. Claro que está contigo.

Sí está, sí está. No te quepa la menor duda.

Admiro muchísimo tu madurez, pero creo que tu abuela

tiene un mensaje para ti. Mira para acá, por favor.

Te habla tu tía abuela.

Espero que sigas cosechando triunfos, como ya vas,

que los ángeles te bendigan;

desde el cielo te bendicen tu abuelo Negrín y tu abuelo Nono.

Espero que seas el mejor del mundo para llamarte el segundo Pavarotti.

Que los ángeles te bendigan.

Te quiero mucho, y te mando besos y abrazos.

(Aplausos)

Bueno, oye, es una...

Es una sorpresa que te queríamos dar,

creo que tú y yo, como venezolanos, también, dedicamos estas lágrimas

a todos esos venezolanos que tienen su familia separada.

Bueno, a ver...

Separadas, pero... Unidas.

Con la suerte fantástica de seguir tus deseos y tus sueños

en un país fantástico, como este. Ahora, te toca esperar, un poco,

con tus amigos, y, luego, volvemos y le explicamos... Ainhoa...

Qué bien te queda el pañuelo.

Vas a llegar muy lejos, tienes mucha luz.

Muchas gracias. Andrés, tú querías agregar algo.

Quería decirte que yo, personalmente...

Mi abuelita no está en Venezuela pero, también, la echo de menos.

Y lo decía Ainhoa el año pasado: "Pegaos a los abuelos

pegaos a la gente que os quiere, aprended de ellos,

empapaos de ellos, de los abuelos, padres, de quien os quiere

porque son siempre las que os van a dar luz

en el camino", y en tu cara hay luz, luz y mucho, mucho amor.

Así que, adelante, eres un artista.

(Aplausos)

Nacho. No, tú...

A mí me has gustado tanto que te diría que me cantases

otra vez, pero sé que no se puede, de modo que vete a descansar.

Bravo, muy bien dicho, Nacho. Vete a descansar, es verdad,

y luego, hablamos de los pequeños que nos gustan tanto.

Adiós, guapo, adiós. Muchas gracias.

(Aplausos)

Bueno, estamos en el "backstage" un poco emocionados

después de lo que hemos visto, "Prodigios" tiene grandes momentos

como estos, pero aquí comenzamos, las cosas siguen,

estoy con Juan Carlos y Bruno, padre y hermano

de Mario, nuestro siguiente prodigio,

instrumental, de la noche. Afinabas tu guitarra,

sigue, no queremos molestarte, mientras estaré de cháchara

con tu familia, con Bruno, tu hermano que ha terminado

la carrera de guitarra, o sea, le viene de familia.

Bruno, creo que Mario no para de ganar premios,

o sea, dentro de pocos os mudaréis porque este niño

vale para todo. -Sí, claro, cuando yo le sacaba,

bueno, le he sacado siempre cinco años,

pero cuando era más pequeño como que yo era un poco...

Un poco más referencia, pero ahora, cada vez menos, claro,

me pilla poco a poco y ya tiene no sé si más premios

o menos, pero muchos. -Igual ahora la referencia

será para ti. -Sí, claro, a este paso.

Bueno, la cosa es que la referencia sea mutua de hermano pequeño

a hermano mayor. Bueno, Mario, te gustan

los míticos dibujos animados de "Dragon Ball"

que hacía el "kamehameha", ¿no?

Lo de lanzar la energía. ¿Hacemos el movimiento,

me enseñas que no sé cómo es? -Los dos a la vez.

Venga, los dos a la vez, si no, no vale, venga,

los dos a la vez, ¿cómo es?

"Kame..." -"Kame..."

"Hame... Ha." -"Hame... Ha."

Muy bien, toda la energía para ti, "kamehameha".

Bueno, tienes que irte para que todo el auditorio

disfrute de tu guitarra, así que, mucha suerte.

Muchas gracias. -Te esperamos aquí.

(Aplausos)

(Música)

Hola, me llamo Mario, tengo 17 años y vivo en Salamanca.

Lo más importante de mi vida es tocar la guitarra.

(TOCA LA GUITARRA)

Ya está. Cuando toco...

Me transporto a otro mundo y me lleno de felicidad.

Es mi momento favorito del día.

(SONIDO DE ENGRASAR)

En la música tengo a mis ídolos en casa.

Mi padre y mis tíos que con su grupo de los 80,

Cacharpaya, llegaron a ganar

el programa "Gente Joven" de Televisión Española.

Yo también he ganado algunos premios estos años.

También canto. (CANTA) # La más misteriosa. #

Pero no me gusta cantar solo por eso canto en un coro

en el que llevo ocho años.

Mi padre y mi hermano también tocan la guitarra

Cuando ensayamos todos mi casa es una locura.

(Música)

Busco la perfección y trabajo duro para ser un gran concertista.

Tengo los pies en el suelo y sé que el primer paso

es tocar en el escenario de "Prodigios".

(Aplausos)

(TOCA LA GUITARRA)

(Aplausos)

Mario, vaya...

Encantado, qué bien has estado, qué maravilla es escuchar

ese adagio del "Concierto de Aranjuez"

que es además, una obra, vaya, que en su conjunto

se considera la melodía española más popular de todos los tiempos.

Es cierto, la oímos en miles de interpretaciones

y me ha encantado la serenidad, la calma, la paciencia,

con la que la interpretas. Muchas gracias.

Te cuidas mucho las uñas de la mano con la que más te acercas

a las cuerdas, ¿no? Sí, es muy importante

en los guitarristas. ¿Y qué opina la gente

de esta diferencia de uñas? Porque tienes como una mano

con las uñas cortas y otra con las uñas más largas.

Muchas veces no lo entienden y siempre me dicen

que por qué no toco con púa.

¿Y por qué no tocas con púa? Porque la guitarra clásica

no es como el heavy metal o el rock que hay que tocar

con los cuatro dedos. Bravo, bravo,

y hay que sentirla más todavía. Y así se transmite, en mi opinión,

pero yo vivo tan atormentado que mis uñas me crezcan

como vampiro, ¿qué me aconsejas,

que me compre una guitarra española clásica?

Bueno, sobre todo, con las limas siempre me las cuido a diario.

Sí. Y también hay algunos productos,

pero no suelo usarlos. ¡Oh! Vaya, Andrés,

antes de que yo siga insistiendo sobre esos productos

para el cuidado de uñas, ¿qué quisieras decirle

a tu instrumentalista?

Bueno, lo primero que quisiera decir es que, por fin,

llegó la guitarra a "Prodigios".

Verdad.

Claro que sí. La guitarra española.

(Aplausos)

Además, una de las melodías más conocidas y más famosas

de nuestro repertorio escrita, además en un momento muy difícil

para nuestro país. Escrita en 1939, una época convulsa

en nuestra historia y además, escrita lejos de España.

Yo te diría, Mario, la interpretación es exquisita,

es, técnicamente, perfecta, se nota que hay mucho estudio detrás

y te daría un pequeño consejo porque desde mi punto de vista,

aunque la interpretación es perfecta, aún falta un pelín

de alma en lo que haces, comunicar con esa pasión,

esas ganas porque tienes todos los ingredientes,

todos, para hacerlo. Muchas gracias.

A mí, sinceramente, creo que nos has aportado

un momento de tranquilidad y serenidad en una audición

que es tan difícil, ¿no? Y el Tenuto, el fraseo

que has aportado con esta guitarra que es un instrumento nuestro,

clásico, que, por fin, como dijo, ha llegado aquí,

es tan importante y, técnicamente, tan difícil

porque esta serenidad que has aportado es a base

de muchísima técnica que el fraseo vaya diciendo algo.

Fluya. Fluya, enhorabuena,

desde mi punto de vista, enhorabuena.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Es una pequeña anécdota, pero el primer ballet que hice

para la compañía nacional en el 92, fue "Concierto Madrigal",

del maestro Rodrigo para tres guitarras

y tuve la suerte de ir a su casa, de conocerle

para pedirle opinión y el día del estreno

vino al escenario y, como sabes, el maestro Rodrigo no veía

y cogido de mi brazo vino a saludar.

Te doy las gracias porque me has hecho revivir

este momento que para mí, fue muy entrañable

y muy importante, muchas gracias. Muchísimas gracias.

Maravilloso. Mario, ha sido un momento,

como bien ha dicho Ainhoa, de muchísima serenidad,

te pedimos la misma mientras esperas la valoración

del jurado. Mucha suerte, gracias. Bravo, Mario.

(Aplausos)

Mario es una persona que en cuanto la ves,

ves trabajo, constancia, dedicación, seriedad,

tiene que trabajar más el olvidarse de todo eso

y dedicarse a escuchar su alma.

Es muy importante enamorar hablando

con tu instrumento y ese camino todavía

lo tiene que recorrer y que descubrir.

Madre mía, qué calor.

(Risas)

Yo no sé si será el cambio climático

o será este traje que me aseguraron que no daba calor

y sí que da un poquito porque es como un tapiz,

no sé si lo pensasteis, es como esos tapices

que vemos en el museo del tapiz, precisamente, me lo aseguraron,

pero yo creo que es la energía, en realidad, que irradian

todos nuestros jóvenes talentos como nuestra siguiente concursante

de la categoría Danza que es pura pasión. La conocemos.

(Aplausos)

(Música)

Hola, soy Adriana, tengo 15 años y soy bailarina.

Este es el Palacio del Infantado,

uno de los rincones favoritos de mi ciudad, Guadalajara.

Esta es mi hermana Valeria, a la que quiero mucho

y me encanta hacerle rabiar.

Entre el instituto y la danza no paso tanto tiempo con ella

como me gustaría, pero cuando estamos juntas

lo aprovechamos al máximo.

Mis abuelos son los que más me apoyan.

Sin ellos, no podría bailar.

Todos los días mi abuelo José Luis me va a buscar a las 11 de la noche

a Madrid, donde estudio y me trae a casa.

Siempre he sido muy movida

y por eso mi madre me apuntó a clases de flamenco.

(Música flamenca)

Pero también de funky.

(Música funk)

Ya veis que no puedo estar quieta, si no estoy bailando o viajando,

estoy haciendo deportes como patinaje o surf.

Mi película favorita es "Mamma Mía".

No sé ni cuántas veces la he podido ver,

me vuelven loca las canciones de Abba.

(Canción "Dancing Queen")

(Música)

Me encantaría ser la ganadora de "Prodigios" y para esto

un arma secreta, este collar tan especial

que me regalaron mis abuelos,

así que, preparaos que voy a por todas.

(Aplausos)

(Música clásica)

(Aplausos)

¡Brava!

Adriana, pero qué divina, Me voy a dar una vuelta

porque este es tu lado, de verdad, te dejo el abanico,

respira un poco, eh. Yo, en mi opinión,

ha sido fenomenal, de verdad, eres divina cómo te plantas

y lo españolísima que eres, pero vamos a escuchar en serio

qué opina Nacho Duato.

Pues a mí me has gustado mucho, tienes una piruetas muy bonitas,

un eje perfecto, me ha encantado que el momento que te levantaste

la falda me miraste fija a los ojos,

eso ya es un atrevimiento total. Pero quiero que en ese momento

"balancé, balancé" no te dejes el trasero arriba,

ahora verás, hazlo, ya verás. A ver, dame el micrófono.

Empieza las Masterclass de Nacho Duato.

Ahí estás un poco cansada y le tienes que dar bien abajo,

pero te quedas con el trasero hacia arriba y no te llega

el brazo al suelo. Hazme "balancé", pero usa más la espalda.

"Balancé" de verdad.

Espera, un momento, Nacho, sal un momento para poder verte

un poquito es que es un programa de televisión, vale.

OK...

Bravo, a ver. No te quedes el culo arriba.

A ver, a ver.

"Balancé", la espalda... Abajo, pam, ¿ves?

Pam, y más espalda, pam, te lo dejas arriba un poco, eh.

Abajo, tiene que llegar abajo, Adriana.

"Balancé". Abajo, bien, eso es.

Pam, muy bien... Pam...

Pirueta, pam, eso no tienes ningún problema.

Bravo. Estupendo.

Bravo. Claro, bájate, bájate

ese trasero por abajo.

(Aplausos)

Nacho, qué divino. Conmigo lo hubieras tenido difícil.

Muy bien. Conmigo lo tendrías dificilísimo

porque tengo el pompis para fuera de serie

y eso es imposible. Pero tú cantarías.

Pero, Ainhoa, ¿te gustaría agregar algo

para decirle a Adriana? A pesar de esta fuerza maravillosa

y dese "balancé" que has hecho, yo que tú pensaría en alguien

que no te cayera muy bien en ese momento.

¿Sabes? Yo no puedo decir nada,

yo las veo como muñecas, para mí son mi...

Eso, son inalcanzables con este culo que me ha dado Dios.

(Risas)

Me voy a callar. ¿Andrés?

Yo te diría que para ser artista tienes que tener esa picaresca,

ese desparpajo que tienes. Eso sí es verdad.

Lo que te ha dicho Nacho, ese afrenta al mirar a la cara,

directamente, que es comunicación directa hacia delante

y eso lo tienes a raudales. ¿Sabes lo que hacía?

A los críticos que me caían mal y los conocía en la sala,

les miraba así, desafiantes, aunque lo hiciera fatal.

No, no, pero aunque lo hiciera fatal,

le miraba como diciendo: "Tú a mí no me hundes, chaval".

(Risas)

Qué divina, qué divina.

Adriana...

Hemos quedado tan fascinados con tu actuación

que se nos olvidó comentarte que tus abuelos

han estado fascinados viéndote, llorándote,

no sé si quieres ir a darles un beso y un abrazo

porque estuvieron todo el tiempo...

Totalmente, cuidado, no te caigas con las zapatillas.

La lleva todos los días el abuelo, ahí, su abuelo.

(SUSPIRA) ¡Ay!

Ay, su abuelo que la lleva todos los días al ballet.

Adriana, ven conmigo.

Con cuidado, acá, y ahora que te vas

con toda esta energía y ese abrazo, repárate un poco la pestaña

mientras esperas la valoración del jurado.

Te deseamos toda la suerte del mundo.

(Aplausos)

He sentido una magia impresionante.

Cuando he entrado todos los nervios se me quitaron

y no lo he podido disfrutar más.

Mireia Lallart es la siguiente participante

en la categoría de Canto y aunque ella como yo

es muy fan de Rosalía, tra, tra, no va a cantar nada

que se le parezca, sino todo un himno

de la música cristiana, "Amazing Grace",

pero antes vamos a conocerla un poco más.

(Aplausos)

(Música)

Espera, espera.

Ya. Hola, mi nombre es Mireia y soy cantante.

Vivo muy cerquita del mar, en...

¡Cullera, Cullera, Cullera!

Cuando un tema me agobia o algo me sale mal...

Me desahogo cantando.

Todo lo malo se me pasa cuando canto.

(CANTA)

(RÍE) Estoy superorgullosa de mi abuela Matilde,

ella me ha leído poemas, me ha enseñado a pintar

y a soñar que todo es posible.

Incluso, hay una acuarela mía en un pequeño museo de Cullera.

Mi obra representa a una neurona encima de una flor del pensamiento.

Me encanta la neurociencia

y me chifla leer artículos científicos.

Sin embargo, prefiero escribir a mano mis trabajos de clase.

La tecnología me da alergia. (SIMULA UN ESTORNUDO)

(Música)

Canto gracias a mi madre y quiero dedicarle

mi actuación en "Prodigios".

Voy a ponerle todo mi corazón.

(Aplausos)

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

"Amazing" Mireia.

"Amazing" y estabas tan nerviosa antes.

Sí, sí. Pero, mira, te diré una cosa,

he oído tantas veces esta canción, la recordamos todos,

escucharla al presidente Barak Obama por la importancia

que tiene para la comunidad afroamericana,

pero yo creo que en ti es la primera vez

que la he entendido toda, letra por letra, de verdad.

Me parece que tienes, no me atrevo a decir dicción,

a lo mejor me paso, pero es un fraseo perfecto.

Me gustó muchísimo. Quería contrate un secreto

de uno de los miembros de nuestro jurado.

¿Ah, sí? Sí. ¿Serías capaz de guardarlo

y no contárselo a nadie? Si es muy gordo, no me lo cuentes.

Mejor. A ti te cuesta guardar secretos.

Sí, mucho. ¿Pero por qué?

Se me escapan así. Chica, de verdad, un secreto

tienes que saber guardar, ¿no?

¿Nada, nada? Qué pena porque la mujer con más cerebro

del jurado, bueno, la única mujer del jurado,

pero, ¿qué opinión tienes sobre este "Amazing Grace"?

Ya viene ella.

Mireia, has hecho algo que es muy difícil

que es la primera parte a capela.

Es difícil mantener la entonación

y ahí te he visto que en algunos momentos

bajaba un poco la entonación. Sí.

Nos pasa a todos, tiene mucho que ver

con la respiración. Me gustaría que intentáramos las dos

o que intentaras tú conmigo. Mira, cuando cantas solo

con esta parte, que es importante, porque es la parte de aquí.

(CANTA EN INGLÉS)

Le falta un poco. Mira.

(CANTA EN INGLÉS)

¿Entiendes?

(CANTA EN INGLÉS)

Tiene mucho más cuerpo y, a la vez, tiene

la punta que tiene ahí arriba.

Te he visto que al tener, solamente, el aire aquí arriba

es muchas veces más fácil de caer de entonación.

Lo demás, me parece que tienes una voz preciosa,

muchísimo gusto cantando y qué más te puedo decir,

si es que estáis en un nivel que esta vez tengo un buen marrón

con todos vosotros. (RÍEN)

Pero que sepas que la voz no viene ni de aquí a aquí

ni de aquí a aquí, es de aquí... Aquí.

Vale. ¿Vale?

Yo también lo voy a aprender. A ver, voy a ver.

Esto no es ningún secreto, o sea, es de aquí a aquí.

Qué maravilla. Yo te digo una cosa,

creo que también debería de empezar a hablar

desde el estómago más fuerte. No, no, no.

La voz. No, pero no te confundas,

la voz grave tiene que tener el agudo.

Vale. Y la voz aguda

tiene que tener del grave. Muy bien, perfecto.

Es ese balance que es tan difícil de conseguir.

Muy bien.

Y es que además hay un momento en el que has hecho clic, clic,

que esto pasa muchas veces en el escenario

entre cantar ligero, al principio, y colocar la voz

y ponerlo al lírico, ¿no?

Y lo que te ha dicho Ainhoa es de sobra, más que suficiente,

pero te diría que se te va un poco a la nariz cuando colocas la voz

y es una cuestión de aire, de respiración

y encontrar tu centro. Cuando tienes esta parte

de aquí trabajada, la voz, aunque se refleje

en la nariz, es imposible que salga nasal

porque sale como una columna que sí, tiene que tener esa punta,

pero la columna no la debemos de perder nunca.

Y cuando lo encuentres, no se te irá tanto la nariz.

Nacho, con tu voz, con tu voz más fuerte.

Yo te digo una cosa, eres valenciana como yo,

de Cullera, yo adoro cuando Francisco canta

el himno de Valencia, ¿por qué no me cantas?

(CANTA EL HIMNO) Un poquito por favor.

Claro. Una mujer cantando

el himno de Valencia es una maravilla.

(CANTA EN VALENCIANO)

Desde abajo. De aquí hacia aquí.

Muy bien. Bravo, "visca Valencia",

"visca Valencia".

Bueno, de verdad, oye... Me has encantado.

Qué divina, creo que después de vivir

algo tan emocionante, pedirte que tengas paciencia

es tan difícil como que guardes el secreto, ¿vale?

Pero intenta hacerlo y espera con tus compañeros

hasta el veredicto para saber la semifinal.

Gracias, Mireia. Gracias, guapa.

Millones de gracias. Gracias.

(Aplausos)

Tengo que contaros algo maravilloso,

casi como el secreto que Mireia no puede guardar:

Tenemos disco de "Prodigios".

(Aplausos)

¿A que es precioso? Incluye un CD

con los temas musicales de la primera temporada

y un DVD con las mejores actuaciones

los momentos en los que Ainhoa empezaba a llorar y no paraba.

Escucha... Todo eso está aquí.

Esto se merece un desmayo de Boris Izaguirre.

Es un desmayo, totalmente, maravilloso.

Así, así, ideal, te quedó el desmayo muy natural.

(Aplausos)

Es una joya que todos podréis guardar para siempre.

Oye, estás superfavorecido así.

Pues mira, así te contaré otra joya, otra joya,

es el tercer concursante de la categoría Instrumental.

Jon Mestre, vamos a conocerle.

(Aplausos)

(Música)

Hola, me llamo Jon, tengo 12 años, soy pianista,

vivo en Oñate, Guipúzcoa, y ya está... Madre mía.

Me encanta pasear con la bici por aquí.

Esta es la parroquia de San Miguel, a que mola, eh.

Va, nací en Madrid, soy hijo de una vasca y un cubano.

De mi madre heredé el buen carácter, sí, sí,

y de mi padre, el talento para tocar el piano y este pelazo.

En serio. A los seis años empecé a componer.

Y el año pasado... (CANTA) # Es tu único deber. #

Le hice una pieza especial a mi madre.

(CANTA)

Mi abuela es muy importante para mí que soy su único nieto.

Ella vive en Cuba e intento hablar todas las semanas

por teléfono con ella.

En España está mi abuela materna,

nos lo pasamos genial cuidando el jardín.

Solemos podar la hierbaluisa, solemos podar las hortensias

y hacer saquitos de lavanda. Soy el jardinero de la casa.

(Música)

Tocar el piano me hace feliz y sé que cuando lo hago,

hago feliz a los demás. Pienso llevar la felicidad

hasta el corazón de mi abuela en Cuba.

(Aplausos)

(Música de piano)

(RESOPLA)

(Música de piano)

(Aplausos)

¡No puede ser! ¡Qué monada!

¡Yo te voy a comer! ¡Bueno...!

Luego le dices tú lo que quieras decirle.

¡Ay! ¡Me lo voy a comer!

¡Ainhoa, no lo vayas a tragar, que es muy niñito!

Es que vienes a abrazarlo. Ha enloquecido Ainhoa.

¡Ay, ay, ay!

¡Bravo! ¡Qué monada!

De verdad, eh. (HABLA EN EUSKERA)

Esto... esto es el ejemplo. Mira.

Una vasca y un cubano. ¡Bravo!

No se puede hacer algo mejor. ¡Brava, Ainhoa!

Bueno, bueno... (HABLA EN EUSKERA)

Le estoy diciendo que estoy

muy orgullosa de él. Claro.

Luego, ya el resto se lo dices tú.

Pero el "swing" que tiene este niño,

el arte que tiene este niño...

El sonido. El sonido que tiene este niño...

¡Y el pelo que tiene este niño!

Y la determinación del vasco.

¡Uy, uy, uy, lo que es este niño...!

Andrés, lo tienes muy crudo. Siéntese usted.

Pero, Ainhoa... Es que me ha recordado

a mi pianista, Melón,

con el que he hecho todos los discos.

¿Melón? Se llama Melón, es cubano.

Mira, los cubanos tienen algo muy especial.

¡Son muy vascos!

¡Que son listísimos! No sé... Mira, de verdad...

Tiene un "swing" y tienen una...

Tienen algo muy especial para la música.

Es verdad, es verdad.

Bueno, Cuba, verdaderamente, siempre ha tenido la suerte

de haber recibido de todo el Caribe la mayor influencia cultural

de toda esa zona del mundo. Eso es totalmente cierto.

Son unas mentes muy abiertas. Pero lo tuyo...

Aparte, a mí me encanta tu actitud. Muchas gracias.

Bueno, y ya, la voz... O sea, es como...

Eres un tío estupendo, me encanta.

Tenía que decirte una cosa porque, también,

tenemos que explicar que acabas de interpretar

una pieza de la banda sonora de "El Piano",

que es una película en la que la protagonista

se lleva el piano a todas partes,

incluso, a la playa. Menos mal que la peli

no se rodó en Benidorm en agosto,

que hubiera sido más difícil. Jon, cuéntanos una cosa.

No nos vas a decir cuál es el secreto de tu pelo, ¿no?

¿Es un producto en especial?

¿O, directamente, te enchufas a un cable? ¿Cómo...?

Realmente, es una fusión entre el pelo de mi madre

y el de mi padre. ¡Qué maravilla!

¡Olé! ¡Olé tú! Vente más acá, que se te vea mejor.

¡Olé tú! ¡Olé tú!

Oye, pero también te gusta mucho la jardinería.

Sí, lo hago con mi abuela en mi jardín.

¡Qué maravilla!

Y recoges plantas y haces como compost

y estás haciendo un pequeño negocio con tu amigo Ibai.

Sí. Ibai y Aritz. Ibai y Aritz.

¿Cómo es este negocio? Pues solemos hacer

saquitos de lavanda y los solemos regalar y vender.

¡Oh, qué monada! Para tu vestuario,

saquitos de lavanda. Para mi almohada,

para ver si me duermo, hijo, que no me duermo ni a la de 20.

Bueno, muy bien. No dilatemos más este momento.

Andrés Salado...

Querido Jon... Bueno, es que ya te ha dicho todo Ainhoa.

Ha sido un torbellino... No he podido.

Un torbellino de elogios. Había vasco ahí también.

Yo sí te diría una cosa.

En música, todo es equilibrio, todo es equilibrio.

Tienes un toque al piano, tienes muchísima potencia,

muchísima potencia. Gracias.

Tienes una manera, realmente, con una energía abrumadora

de entrar al piano.

Solamente, un consejo para tu vida

y es algo que estamos siempre aprendiendo...

Intentar... intentar sujetar la música, que es infinita.

Y al ser infinita, es inalcanzable, ¿no?

Piensa que la música tiene muchísimas capas.

No solamente la superficie, hay muchas maneras

de entender el fraseo. La capa segunda, tercera,

intentando entrar el fraseo por debajo.

Búscalo y busca ese corazón, esa emotividad, esa alma

que, muchas veces, la música nos da.

Y no solamente está en la tecla,

sino en el corazón. ¡Bravo!

Nacho, ¿cómo es tu corazón?

Mira... Yo te voy a decir que no soy creyente,

yo no creo en Dios, eso creo yo...

Sé que estamos en Valladolid, una ciudad muy católica,

pero yo no creo en Dios.

Escuchándote, la única frase que se me venía a la cabeza,

era: ¡Que Dios te bendiga!

¡Bravo! ¡Ay, qué bonito!

¡Nacho, por Dios, te voy a dar un beso!

Yo sí creo en Dios.

Es que es verdad. Es verdad. ¡Que Dios lo bendiga!

Lo más cercano a dios que yo conozco.

¡Eres...! Jon, de verdad, que nos has puesto a todos,

realmente, encantados, fascinados de conocerte.

Esto es lo que te ha dicho el jurado,

hay que tener un poco de confianza y paciencia.

Y yo estoy seguro que volveremos a ver ese pelo

muy pronto aquí. ¡Gracias! ¡Muchas gracias!

Has estado fantástico. ¡Adiós, guapo!

¡Y sonríe más! ¡"Agur, agur"!

(Aplausos)

¡Muy bien! La última participante en la categoría de Danza

se llama Mariona

y se atreve con una pieza dificilísima.

¿Cómo le saldrá? Vamos a verlo después de conocerla mejor.

(Aplausos)

(Música)

¡Hola! Mi nombre es Mariona, soy bailarina y vivo en Barcelona.

(Música)

Este arte que tengo, me viene de familia.

Mi abuela Dolores ha bailado toda su vida sevillanas

y mi abuelo Amadeo es el rey de los bailes de salón.

(Música)

(Aplausos)

Mi abuelo no se pierde ninguna de mis actuaciones.

Cuando gané el Dance WorldCup Spain,

él no pudo venir pero lo vio por "streaming".

Es muy moderno.

Vivo con mi madre y con mi hermano Pol,

le quiero un montón y aunque nos peleamos mucho,

compartimos una pasión: el "paddle surf".

Lo confieso, me vuelve loca la ropa

y, también, el móvil. Si me quedo sin batería, ¡me muero!

Cuando bailo, siempre pienso que mi madre me está viendo.

Y ella se emociona mucho y me agradece que le haga vivir

todos estos momentos.

(Música)

Con mi amuleto de la suerte, llegaré hasta la final.

¡"Prodigios", allá voy!

(Aplausos)

(Música clásica)

"Up, up, up".

(Música clásica)

¡Ay, qué difícil!

(Aplausos)

¡Brava! ¡Brava!

¡Bueno...! ¡Fantástico, Mariona!

Toma. Yo también traje mi pandereta, eh.

Porque yo me quiero aprender este momento...

¡Fas! Esto es muy fuerte. ¿Cómo lo...?

Respira, respira hondo.

Sí, porque no puedes hablar, tocar la pandereta, bailar,

hacer esta maravilla que acabas de hacer...

Mientras tanto, si quieres, te ayudo,

porque le explicamos al público

que has brillado como una verdadera esmeralda.

Porque esta... esta historia y este trozo de ballet...

Yo no lo recordaba, Nacho, de verdad, tan bonito.

¡Es que es divino, de verdad!

Es la historia de Esmeralda, que bailaba, y Quasimodo,

que era el campanero de Notre Dame, se enamoraba de ella.

¡No me extraña, desde luego!

Viéndola con esos movimientos, es fabulosa.

Pero también es cierto que... ¡Claro! ¡Es Notre Dame!

Notre Dame, que se nos ha quemado,

desde que hicimos la primera temporada esta.

Y nos duele muchísimo que se haya quemado esa joya.

Les mandamos un aplauso de ánimo.

Es verdad que la reconstrucción va adelante.

(Aplausos)

Es una pena. Mira, una cosa...

También es cierto que tu abuelo no se pierde

ni una sola actuación tuya.

¿Le quieres mandar un saludo?

Porque está aquí, con nosotros, allí.

¡Me encanta ese mundo abuelo!

¡Amadeo! (TOCA LA PANDERETA)

¿A que lo ha hecho muy bien la niña hoy?

¡Eso! ¡"Pandereo", totalmente!

¡Muy bien! Oye, ¿cómo te has sentido tú?

Bien... ¿Sí? ¿Te ha parecido...?

Me he sentido bien. ¿Sí?

¿No sientes que nada haya fallado...?

Siempre se puede mejorar,

pero creo que... me he sentido bien.

¡Qué divina! Pero, bueno, vamos a pedir

de verdad que Nacho Duato tome la palabra

en esta, que es su categoría.

Mariona, muy bien.

Me has gustado muchísimo. Gracias.

Tienes unas piruetas muy buenas.

Es que las españolas tienen muy buen giro, muy buen eje.

Hay un poeta libanés que escribió un poema.

No me lo sé de memoria, pero, más o menos, dice así...

El alma del poeta está en el corazón;

el alma del filósofo, en la mente;

el alma de una cantante, quizás, esté en la garganta

y, por supuesto, en el diafragma. (RÍE)

Pero el de una bailarina, está en todo el cuerpo.

Tienes que fijarte más en los pies,

el final de tus movimientos. ¿Me puedes hacer...?

(TARAREA LA MELODÍA DE "ESMERALDA")

Pero "en dehors". Y el pié bien estirado,

el pié forma parte de tu cuerpo.

"En dehors". ¡"Up, up, up"! No, más "up". Más, más...

Más. Hazlo con... Yo te canto.

Y... (TARAREA LA MELODÍA DE "ESMERALDA")

¡"Up, up, up"! ¡Eso es! ¡Mejor!

Con vida en tus pies. Todo tu cuerpo es tu alma.

Todo, no solo la pandereta.

Todo. Pero muy bien, muy bien. Sigue así, trabaja.

¡Muy bien, Mariona! ¿Queréis agregar algo? ¿Ainhoa...?

Yo... ¿Qué voy a decir? Pero si ya las veo en puntas

en esas zapatillas, que, para mí, son una tortura china...

Las veo en puntas y, encima, sonriendo,

¿pues yo qué voy a hacer?

Pues yo te digo una cosa. Esto que te está diciendo Nacho,

mientras te veíamos

con mi equipo de guionistas, que son maravillosos,

estábamos intentando hacerlo.

¡"Up, up, up"! Te lo juro. (RÍE)

¡Porque es superllamativo! Sí.

Es un momento muy bonito en la coreografía.

Como si lo hicieses con las manos, pero con los pies.

¡Claro! A ver... ¡Expresivos, expresivos!

Más arriba... ¡Oh!

¡"Up, up, up"! ¡Vaya! ¡Muy bien! ¡Mejor!

Bueno, mi amor... Andrés, tú te has quedado

en el "up, up, up", también. Mariona es divina y ya está.

Después de las valoraciones de Nacho,

uno se siente tan pequeñito...

¿Qué vas a decir? ¡Eres maravillosa!

Yo me voy a quedar también tomando nota.

Me encanta cómo Nacho insiste... Sí. Y ella, igual.

¡Y ella! Yo miro los pies

y me vuelvo loco y los quiero corregir.

Ese tesón que tiene, de seguir intentando

y seguir haciendo, eso es lo que le puede hacer llegar.

De querer estar toda la noche.

Y va a estar dale que te pego con la pierna.

Mariona, somos un jurado y un presentador muy alocados.

Si quieres, te puedes ir practicando

y vas a acompañar con tus compañeros pacientemente,

a ver cuál va a ser la decisión final del jurado.

¡Adiós, guapa! ¡Gracias!

¡Mariona!

(Aplausos)

¡"Up, up, up"!

(NACHO) A veces, se olvida de los pies,

no redondea bien los brazos... Pero todo es cuestión de trabajar.

Yo creo que tiene

todos los ingredientes para llegar a ser buena bailarina.

Ainhoa... ¿Qué?

Nacho y Andrés... Es un momento ahora muy importante,

porque, a partir de ahora, tenéis que elegir

qué dos candidatos de cada categoría

pasan a los duelos.

Os estoy viendo poner caras de precipitación emocional...

Compungidos. Muy mal.

Porque tenéis que escoger, de cada categoría

que hemos ido viendo,

solo a dos. Cada categoría, ha tenido tres,

o sea, que va a haber una persona por cada categoría

que no va a pasar a los duelos.

(RESOPLA) Y el Duelo es a continuación.

Pero antes de hablar de lo que os espera,

tengo que contaros una magnífica noticia.

¡"Prodigios" ya tiene libro!

(Aplausos)

El libro es muy mono porque contiene mucha información

sobre la infancia de los grandes genios de la música,

el canto y la danza, vosotros incluidos.

A mí no porque me equivoco mucho porque no sé ni bailar ni cantar...

Ni tocar ningún instrumento que no sea la pandereta

en la fiesta de mis amigos.

Eso habría que verlo también. Eso también hay que verlo.

Pero este momento de dulzura del libro

sirve para, de nuevo, volver a recordaros

que es ahora que empieza vuestro momento para reflexionar

y tomar decisiones. Yo necesito una bolsa

porque empiezo a hiperventilar ya. Tranquilidad.

Y ahora, llevando la batuta de nuestra magnífica

Orquesta Sinfónica de Castilla y León...

¡Andrés Salado! Y... ¡Ojito! ¡Ojito...!

Que, al final, hay un giro de guión,

que ríete de "Juego de tronos".

(Aplausos)

(Música)

¡Eres la mamá de Andrés!

(Música)

(Aplausos)

¡Andrés Salado, monada!

¡Y la orquesta! ¡Guapo! ¡Guapo!

Pero, oye, Andrés, te tengo que pedir por favor

que te acerques aquí adelante.

Pero voy a bajar las escaleras... ¡No, no!

Voy a bajarlas como tú las bajas. ¡Oh!

¡Madre...! ¡Ay, que la liamos!

Voy a intentarlo. Andrés está desatado.

¡Andrés, ten cuidado! Es muy difícil.

¡Muy bien! ¡Exacto!

Los pies así... ¡Cuidado! ¡Ay, Dios mío!

¡Tengo que repetirlo! Tienes que hacerlo conmigo.

Los pies inclinados. De verdad, es muy fácil.

Lo único que debes hacer, es no ver hacia abajo.

Derecho, izquierdo. Hacia adelante.

Uno, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho, nueve. ¡Muy bien!

Y ahora creo que...

¡Lo has hecho divino! ¡Ha sido horrible!

Creo que te vas a impactar muchísimo

porque tienes una sorpresa sentada en tu asiento.

¡Es tu mamá! ¡Lo que estás viendo, es real!

Buenas noches, Lola Egea,

madre de Andrés Salado.

¡Pero, Boris...!

Tú haciendo el tonto y tu madre aquí.

Nada más lejos de mí, que separar a un hijo de su madre,

que está tan tranquila, tan bellamente iluminada allí.

Pero te tienes que quedar aquí, Andrés,

hasta que tu mamá haga una valoración

de la dirección que has hecho de la Orquesta de Castilla y León.

Horrorosa. Lola, por favor,

¿qué te ha parecido?

Esto era una sorpresa, porque valorarle,

siempre voy a decir de él lo mejor,

porque estoy muy orgullosa de él y me encanta verle.

Siempre que puedo, le sigo.

Y él está emocionado, pero yo también.

¡Oh!

¡Qué sorpresa! ¿Estás bien?

A mí me gustaría decir... Mi madre ha estado...

¿Cuántos años en la Orquesta Nacional de España?

Más de 40. Más de 40 años.

A mi madre la dirigió Giulini...

Algunos de los grandes maestros. Yo, desde muy pequeñito,

he crecido viendo ensayos de la Orquesta Nacional,

viendo cómo se gesta una orquesta y cómo se crea el sonido.

Y tengo que decir que la exigencia y el cariño,

a la vez, son un cóctel maravilloso.

Siempre, a través del amor, es algo bonito

y algo construye humildemente un artista.

Y me alegro muchísimo que estés aquí.

¡Oh!

(Aplausos)

Acercaos a ayudar a Ainhoa. Es que Ainhoa está...

Ainhoa... Ainhoa, mi amor, te vamos a dar un abrazo todos.

¿Echas de menos a tu madre? ¿Es eso?

Venid para aquí. ¡Claro! Es que piensa en su mamá.

Lola, abraza un poco a Ainhoa. No sé si os conocéis, pero...

Sí, sí se conocen. Nos conocemos, sí.

Yo solo quiero decir que...

En estas carreras, reivindico tanto

la ayuda de la familia... en este caso, de la madre.

Cuídala.

No podríamos ser lo que somos, sin ellas.

Sí.

Tienes toda la razón.

Yo... ¡Ay, de verdad!

Para... para romper un poco... Es un torrente de emociones.

Para romper un poco el hielo, Boris, estaría genial...

Estaría genial que se quedara ella ya

e hiciera las valoraciones. ¡Es verdad, Lola!

Pero, Lola, lamentablemente, no. Ni le vamos a hacer pasar por eso

a tu mamá, después de este homenaje que hemos hecho a las madres.

Lola, muchísimas gracias por acompañarnos.

(Aplausos)

Nacho, Ainhoa y Andrés...

Tenéis que elegir solo a dos concursantes

de cada categoría

y esos dos que se enfrentarán, entonces, en duelo

para conseguir una plaza en la Semifinal.

Los primeros en conocer el veredicto,

ya están con Paula en el "backstage".

¡Paula! ¿Cómo estáis en el "backstage"?

Estamos muy bien. Estamos un poco emocionados

viendo lo que ha pasado ahora con Andrés Salado, con su madre.

¡A mí no me traigas a tu madre, eh! Porque me matáis del susto.

Pero, bueno, vamos a los protagonistas de esta noche,

que, en este momento, son Paula, Mireia y Jesús Gabriel,

nuestros prodigios de Canto,

que se la juegan todo ahora mismo.

Bueno, Paula, sabemos que tú tienes unas capacidades

extrasensoriales, yo diría.

¿Has consultado las cartas, a ver qué va a pasar esta noche?

No quiero consultar a las cartas

porque lo único que necesito,

es que el tiempo decida y la vida me lleve

adonde me tenga que llevar, como me dijo Andrés.

Pues ha llegado la hora de saber qué dos de vosotros

se enfrentan en el primer duelo de la noche.

¡Chicos, mucha suerte! Id desfilando para allá,

que os están esperando en el escenario.

Bueno, pues nada, les mandamos toda la energía positiva

a nuestros prodigios. Y para recordar un poco

su paso por el programa, vamos a ver un resumen

de estos tres maravillosos prodigios.

(CANTA)

(CANTA)

(CANTA)

(Aplausos)

¡Qué maravilla teneros aquí a los tres!

Y antes de que hable Ainhoa, quiero contaros

una pequeña historia sobre el gran compositor

Giuseppe Verdi.

En su juventud, quiso entrar

en el Conservatorio de Música de Milán

y fue rechazado.

¿Pero sabéis cómo se llama, hoy en día, ese conservatorio?

Conservatorio Giuseppe Verdi.

¿Me entendéis?

Bueno, Ainhoa, mi amor... Tengo que decir,

ya sé que es reiterativo,

que el nivel es extremadamente alto.

Me ha sorprendido muchísimo el nivel de los tres cantantes.

Pero al que voy a salvar, porque creo que tiene

una luz especial, que a mí me ha cautivado

y quisiera seguir escuchándole cómo se desarrolla...

Eh... Jesús... Jesús Gabriel, tú pasas a los duelos.

¡Bravo, Jesús Gabriel!

(Aplausos)

¡Bien, Jesús Gabriel!

¡Ay, qué mono! ¡Mi niño...! Me recuerda a mi hijo.

Es tan mono...

Y ahora tengo un gran dilema con vosotras dos,

porque las dos sois voces muy importantes.

Si es que... Con la decisión que tome,

sé que voy a cometer una injusticia.

Pero no me queda más remedio, son las reglas del programa.

En memoria a mi maravillosa Caballé...

Eh... Salvo a Paula.

Muy bien.

(Aplausos)

¡Eres muy grande, tía!

Mireia...

Mireia, cariño... No, no... Sí. No pasa nada.

Aunque sea a micrófono cerrado,

yo quiero escuchar esa "Sposa son disprezzata".

Es una de las arias que, para mí,

en mi carrera, ha sido más significante

y creo que te podría ayudar en muchas cosas

y quisiera trabajarla contigo.

Muchas gracias. ¡Bravo!

Paula, Jesús Gabriel, por favor,

idos a prepararos para vuestros duelos.

Y yo me quedo con Mireia un segundo...

La trabajamos, eh. Me ha encantado

lo que te ha venido a decir Ainhoa.

Sabes que haber llegado hasta aquí,

tiene un mérito enorme porque fuiste seleccionada

entre muchísimos aspirantes.

¿Qué te llevas de tu paso por "Prodigios"?

Me lo llevo todo. ¡Qué mona!

Claro que sí. Todo.

Y nosotros nos llevamos muchísimo de ti

porque se queda aquí con nosotros. ¿Vale?

Gracias. Lo has hecho fantástico.

Yo voy a trabajar "Sposa son disprezzata" con ella.

¿Sí? Pues me encanta. Ve preparando el diafragma,

que vienen grandes momentos. Vamos a hacer mucho trabajo ahí.

(Aplausos)

Mireia también tiene muchísimas cosas

que son muy positivas en su canto. Pero, quizás,

me he inclinado por el que estaba, técnicamente,

menos trabajado, digamos,

y, por descarte, ha tenido que ser así.

(Aplausos)

Ana, violín; Mario, guitarra; y Jon, piano.

Solo dos de vosotros os enfrentaréis en el Duelo.

Y que sepáis que, para mí, los tres sois genios.

Pero yo no soy el jurado, así que vamos a ver

un breve repaso a lo que habéis hecho hoy

sobre este escenario.

(TOCA "MISIRLOU")

(TOCA "CONCIERTO DE ARANJUEZ")

(TOCA "THE HEART ASKS PLEASURE FIRST")

(Aplausos)

¿Estáis preparados? Sí.

Estoy seguro que sí porque sois muy serios

y lo encajáis todo muy bien.

Seguro que habéis oído aquello

de que "a nadie le amarga un dulce".

Yo os deseo que, en esta ocasión, a nadie le amargue un salado.

Andrés, te escuchamos.

Porque creo que el ratito que llevamos ya

de la primera gala...

de esta segunda temporada de "Prodigios",

nos hemos dado cuenta todos que la emoción mueve el mundo,

completamente...

Que la emoción es capaz de romper las reglas

y que la emoción se puede comunicar

a través del canto, a través de la danza,

a través del instrumento... ¡Bravo!

Y porque me has emocionado muchísimo

y porque creo que tienes un recorrido enorme, enorme

y tu instrumento es una prolongación de tu cuerpo...

Ana, estás en la siguiente fase.

¡Muy bien!

(Aplausos)

¡Gracias!

Mario, Jon... Unos cuantos años entre vosotros,

pero un nexo, que es la música.

y que hacéis muy bien, en el que tenéis

un montón de recorrido, mucho futuro

y sobre todo, y se ve, que es muy importante,

muchísimas ganas.

Y precisamente por eso, porque...

porque confío en que lo hagas, porque confío en que demuestres

que la música está por encima de la técnica,

Mario, estás en la siguiente fase.

(Aplausos)

Muchas gracias.

(Aplausos)

Muy bien, pues Mario y Ana,

por favor, vosotros iros a prepararos.

Yo sé que estáis un poco sorprendidos, ¿no?

Y no queréis iros

directamente del todo.

Pero mira, Jon, que nos has llegado al alma

no solamente con tu arte, sino te lo voy a decir

muy sinceramente, con tu personalidad.

Sí, gracias. Que sabes que eso,

al igual que el arte, puede ir mejorando

pero no se pierde, es siempre la misma.

Y es lo fantástico tuyo.

No la vayas a cambiar por nada. ¿Okey?

Ni te vayas a cortar el pelo.

Tampoco, tampoco. Ahí está, perfecto.

Nos gustaría si querías decirnos

algunas palabras de despedida.

Pues agradezco a la orquesta todo lo que hace por nosotros,

al público y al jurado.

Muchas gracias, guapo. Bravo, Jon.

(Aplausos)

Te vas con todo nuestro sentimiento.

¿Vale, Jon? Gracias.

Aurrera, Jon.

Me llevo de "Prodigios" muchos amigos,

amistades con la orquesta, conocer al jurado

y mi primera actuación...

En público.

Nos queda saber quiénes son los duelistas

de la categoría de Danza: Santiago, Adriana y Mariona.

¿Con ganas de escuchar la decisión del jurado?

¿Sí? Lo podéis decir, ¿ah?

Sí. Sí, muy bien.

Perfecto, queda dicho.

Pero antes de escuchar al jurado vamos a recordar

cómo lo habéis hecho en vuestra categoría.

(Música clásica)

(Música clásica)

(Música clásica)

(Aplausos)

Muy bien.

Nacho, tú sabes bien lo valiente que hay que ser

para ponerse sobre este escenario a estas edades.

Así que, Nacho, te toca decidir.

Santi, hoy has bailado cerca del Pisuerga

y seguro que algún día bailarás cerquita del Sena,

estoy convencido.

(RÍE) Muy bien.

Piensa mucho en lo que te dije antes,

artista antes que atleta.

Mariona, muy bien.

Sé que vas a estar trabajando mucho.

Me gusta mucho tu seguridad.

Y, Adriana, me encanta cómo has interpretado a Kitri.

Creo que lo has hecho estupendamente bien.

Tus piruetas y tu eje es fantástico.

De modo que creo que, Adriana, vas a pasar al...

a la próxima prueba. Al duelo.

(Aplausos)

Y entre Santi y Mariona... tengo que escoger a uno de los dos.

Mariona, vas a pasar a la siguiente prueba también.

(Aplausos)

Pues Mariona y Adriana, podéis ir a prepararos.

Santiago, mi corsario atlético favorito.

Te voy a decir una cosa que Albert Einstein decía,

que los bailarines son los atletas de Dios.

Sí. A mí me parece que tú eres

un atleta de Dios y que además eres divino.

Y que tengas mucha suerte.

Muchas gracias. Gracias a ti, Santiago.

(Aplausos)

Lo que me ha dicho Nacho me ha servido mucho,

que tengo que expresar más artísticamente y no tan...

tan técnicamente.

Y eso es lo que me llevo, la verdad.

(Aplausos)

Estamos en la fase definitiva

de este primer programa, los duelos,

donde se decidirá quiénes serán los tres primeros finalistas.

En casa duelo dos concursantes ocuparán el escenario a la vez

y actuaran uno detrás de otro.

El primer duelo pertenece,

cómo no, a la categoría de Canto, mi querida Ainhoa.

Y van a participar en este duelo Paula López,

que va a darlo todo cantando "On my own" de "Los miserables",

un himno para todos los que adoramos los musicales,

como tú, que te encantan, y que además nos somos pocos.

Y en el otro lado Jesús Gabriel,

que nos deleitará con "Amapola", un clásico hit español de 1920

que le encantaba a mi mamá, por cierto,

que habla sobre el amor y que ha sido versionado

por conocidísimos artistas.

Seguro que Jesús nos enamora con su voz.

(Aplausos)

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

(CANTA # De amor

# en los hierros de tu reja.

# De amor

# escuché la triste queja

# diciéndome así

# con su dulce canción.

# Amapola,

# lindísima Amapola,

# será siempre mi alma

# tuya sola.

# Yo te quiero,

# amada niña mía,

# igual que ama a la flor

# la luz del día.

# Amapola,

# lindísima Amapola,

# no seas tan ingrata

# y ámame.

# Amapola,

# Amapola,

# cómo puedes tú vivir

# tan sola. #

(Aplausos)

(Aplausos y vítores)

¡Guau!

(Aplausos y vítores)

Suerte, suerte. -Igualmente.

El segundo duelo corresponde a la categoría Instrumental.

Se van a enfrentar Ana Molina, que interpreta al violín

"Aires gitanos" de Pablo Sarasate

Y también la acompaña en el duelo Mario Pino

que tocará "Recuerdos de la Alhambra"

y nos llevará a esos evocadores jardines y palacios de Granada.

(Aplausos)

(Música de la orquesta)

(Aplausos)

(TOCA LA MELODÍA)

(Aplausos y vítores)

(Aplausos y vítores)

Muy bien este momento de jardines y de todo.

Bravo, qué divinas... Qué divinas.

A ver...

Arta... Ay, qué me caigo.

Qué desastre, por querer hacer una tontería.

Lo voy a hacer bien, mira.

Ras y ras.

Cómo me apetece vivir este último duelo de la noche

de esta manera, junto a vosotras.

Porque vamos con la categoría de Danza donde se enfrentan

Adriana Puértolas, que va a interpretar

la variación libre de "Étude", un homenaje al día a día

de un bailarín en su entrenamiento,

por eso las barras en el escenario

y así lo entendemos, que ha sido bailado

por escuelas muy famosas como la Ópera de París,

el English National Ballet, y ahora llega a Valladolid.

Y también estará Mariona Fernández,

que ha preparado la variación

de la tercera odalisca del ballet "El corsario",

y con ella piensa navegar

hasta las costas del éxito en "Prodigios".

(Aplausos)

(Música clásica)

Muy bien, muy bonito.

(Aplausos)

(Música clásica)

(Aplausos)

Este año lo tengo bastante bastante difícil.

Porque yo he notado ya desde la primera gala

un nivel en el canto ya importante.

Uf... Clic, que decimos en el...

en el argot musical, esto ha hecho un clic.

Es como un cambio de escalón inmediato.

Es difícil, porque las dos son maravillosas.

Las dos son muy buenas bailarinas.

Pero, al final, te tienes que decantar por una.

Todos sabemos lo complicado que es elegir,

pero hay que hacerlo: unos se van, otros se quedan.

Son las dos caras de la moneda de "Prodigios".

Ainhoa, Nacho, Andrés, como lo hemos hecho

vamos a empezar primero por el Canto.

Por lo que los duelistas de Canto

tenéis que dar un paso enfrente. Muy bien...

Ainhoa, ¿cuál es tu elección?

A ver, tengo que decir que esta gala,

por ser encima la primera hay una...

yo creo que hay un salto cualitativo muy grande

del primer "Prodigios", por lo menos en la cuestión

del Canto, a este "Prodigios".

Y me he encontrado una gran sorpresa,

que los tres candidatos para mí eran candidatos

de pasar a una final sin ningún problema.

O desde luego de desearles una...

que sigan y que prosigan en sus carreras.

Muy bien. Dicho esto, eh...

obviamente me reitero siempre igual,

tengo que elegir. No me queda más remedio.

Cualquiera de los dos de verdad sois válidos

para la carrera que elijáis hacer. ¡Oooh!

Paula, tienes una voz maravillosa.

Lo que más me sorprende de ti es la naturalidad

que tienes cantando y, sobre todo,

cuando vas al agudo es un agudo muy limpio

y muy igual al resto de la voz. Pero me decanto por Jesús Gabriel.

Tienes además un...

Muchas gracias.

(Aplausos y vítores)

Gabriel, muy bien.

Ainhoa.

Tienes un nombre muy poderoso. Tienes a Jesús y a San Gabriel.

Y yo sé que te van a llevar muy lejos.

Muchas gracias, Ainhoa.

(Aplausos)

Y muchísimas gracias a Paula también.

Andrés Salado, tu turno en instrumentos.

Y entonces vosotros dos también dad un paso al frente.

Ana, representando y tocando la música del maestro Sarasate.

Y Mario interpretando la música del maestro Tárrega.

Menos de 20 años entre ambas obras,

símbolo de la cultura española, también de la música

a finales del siglo XIX, representando el apogeo

y el ocaso del Imperio Nazarí, en tu caso,

y el virtuosismo genial, extrovertido,

de un genio de la historia a nivel mundial

que fue Sarasate con el violín.

Por la dificultad, por la intensidad,

por la genialidad, por las dobles cuerdas,

el "spiccato", los armónicos artificiales,

los "pizzicatos" por la mano izquierda

y por un global que yo creo era mucho más equilibrado

y mucho más colorido como, realmente, tiene que ser

la música de un genio así, debe estar en la semifinal...

Ana. Bravo.

(Aplausos)

Nacho Duato, los últimos serán los primeros.

Sí. ¿A quién has elegido

para la semifinal?

Adriana y Mariona, habéis bailado muy bien.

De modo que pase lo que pase ahora mismo seguid con esa locura,

ese sueño que queréis conquistar,

porque lo vais a obtener. ¿De acuerdo?

Me lo habéis puesto muy difícil porque las dos sois divinas.

Me gustáis mucho.

Pero creo que por su seguridad... y por su limpieza

tiene que pasar Adriana. ¡Oh!

(Aplausos)

Muy bien.

Bueno pues... Paola, Manuel y Mariona,

yo creo que habéis llenado de ilusión, de arte

y de esfuerzo este escenario en esta primera gala.

Habéis estado estupendos. No tenemos palabras

para agradeceros todo vuestro esfuerzo,

vuestro encanto, vuestra sonrisa. Y queremos desearos desde aquí

muchísima suerte con vuestras carreras.

Muchas gracias. Muchísimas gracias.

Y un fuerte aplauso.

(Aplausos)

Me llevo de "Prodigios" no los competidores,

porque ya no son competidores, sino compañeros,

y me llevo a grandes amigos y, sobre todo,

la valoración de Ainhoa, que aún sigo flipando.

(Aplausos)

Muy bien.

Y, ahora, mi gigante enhorabuena a estos tres genios:

Jesús Gabriel, Ana y Adriana,

por haberos convertido en los primeros semifinalistas

de la segunda temporada de "Prodigios".

Muchísimas gracias. Y, ahora, me encantaría

tener a mi lado a mi queridísima Paula Prendes

para celebrar juntos este momento

y ver ese traje al completo. Por favor, Paula.

(Aplausos)

Enhorabuena. -Gracias.

Enhorabuena.

¿Qué tal? Muy buenas noches. Bueno, me hace muchísima ilusión

volver a pisar este escenario para saludar,

en directo, a todo el público de Valladolid.

La próxima semana volveremos a este mismo auditorio

Miguel Delibes con más arte, más esfuerzo, más talento

y otros nueve prodigios deseando brillar

sobre este mítico escenario.

Así mismo, y gracias al jurado una vez más por iluminarnos,

divertirnos, hacernos llorar, reír, saltar...

con toda vuestra sabiduría,

y, desde luego también, hacer la parte más dura del programa

con esa sonrisa puesta. Tenemos por delante

otros programas clasificatorios antes de la semifinal

y toneladas de talento preparadas.

Así que volvemos la semana que viene.

Gracias por acompañarnos y por vernos.

¡Y... música, maestro!

(Aplausos)

("Carmina Burana" de Orff)

("Carmina Burana" de Orff)

(Aplausos y vítores)

Prodigios - Programa 1 - 15/02/20

15 feb 2020

Se conocerá a los nueve primeros candidatos, tres de cada disciplina. Entre los primeros artistas se podrá ver a una joven compositora con una voz espectacular, una fan de Ara Malikian, un aficionado a la costura o un seguidor de Luciano Pavarotti. Miguel Ríos, icono del rock español, interpretará su tema 'Todo a pulmón', acompañado de la música en vivo de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. El jurado deliberará y decidirá qué dos concursantes se batirán en un duelo. Los ganadores pasarán directamente a la semifinal.

ver más sobre "Prodigios - Programa 1 - 15/02/20" ver menos sobre "Prodigios - Programa 1 - 15/02/20"
Programas completos (5)
Clips

Los últimos 161 programas de Prodigios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos