¿Cómo nos alimentamos? ¿Cuánta comida comemos al día? ¿Comemos solos o en familia? ¿Qué factores condicionan nuestra alimentación? ¿Somos lo que comemos? En 'Planeta Comida' responderemos a todas esas preguntas. Les mostraremos diferentes estilos de vida a través de lo que comemos. Recorreremos el mundo y comprobaremos cómo el clima, la religión, o la historia, han ido conformando las distintas costumbres alimentarias de nuestro planeta.

null

3235387 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Planeta comida - Programa 5 - ver ahora
Transcripción completa

(NARRADOR) ¿Cómo nos alimentamos? ¿Cuánta comida comemos al día?

¿Comemos solos o en familia?

¿Qué factores condicionan nuestra alimentación?

¿Somos los que comemos? Bienvenidos a "Planeta comida",

un programa donde les mostraremos diferentes estilos de vida

a través de lo que comemos y cómo el clima, la religión

o la historia han ido conformando

las distintas costumbres alimentarias de nuestro planeta.

(Sintonía "Planeta comida")

Los musulmanes comen con la mano derecha.

Los cristianos consideran la gula un pecado capital.

Los judíos no pueden comer nada que salga del mar

que no tenga aletas y escamas.

Los sintoístas japoneses organizan los alimentos según sus colores.

Hoy comprobaremos cómo la religión marca

los hábitos alimenticios en muchos países del mundo.

Viajaremos a la ciudad con mayor número

de judíos del planeta, Nueva York.

Recorreremos las calles más populares de El Cairo

y descubriremos cómo viven y cómo se alimentan los musulmanes.

Les mostraremos el papel esencial que juega la religión

en la cultura y gastronomía japonesa.

Y confirmaremos que Santa Teresa estaba en lo cierto,

"Dios está en los fogones".

Aquí empieza "Planeta comida". Que aproveche.

Nueva York tiene la mayor población de judíos de todo el mundo

después de la ciudad de Tel Aviv.

Eso representa cerca del 20% de todos los habitantes

de todo el área metropolitana.

(Música)

Muchos judíos se alimentan

siguiendo los dictados de su religión,

lo que determina situaciones tan curiosas,

como que, por ejemplo, no pueden comer

la clásica hamburguesa con queso,

porque no mezclan productos cárnicos con lácteos.

Esta es la única escuela de cocina "kosher" del mundo

y aquí voy a encontrar a Bred, que está aprendiendo a cocinar

según los preceptos de la religión judía.

No sabía que eras cocinero.

Sí, yo soy tomando un curso profesional.

Vale, pero tú estudias otra cosa, ¿no?

Sí, yo estoy estudiando informática.

Informática.

Sí, en mi universidad, pero yo quiero,

después de yo ganar muchos platos,

yo quiero abrir un restaurante y hacerme cocinero.

¿Tú eres muy religioso? Sí, mi familia somos...

No podemos comer comida que no tiene "kosher".

¿Y a ti eso te cuesta algún trabajo,

o lo haces de corazón porque lo sientes así?

Sí, es mi corazón.

Yo nunca pruebo la comida que no hay "kosher".

¿Qué podéis comer y qué no podéis comer?

¿Qué es más fácil?

No pueden mezclar carne con la leche.

¿Carne con leche nunca? Nunca.

¿Los cacharros que usáis son "kosher"?

Sí, aquí solo cosas carne. Solo carne.

Sí. No puede haber leche.

Nada de leche.

"The chef". Hola.

Hola. ¿Hablas español? "Yes". Un poquito.

Un poquito. "Uy, yeah".

"Performed all the rules from the Torah".

Se sigue las reglas de la Torá. Sí, "the meat, all the" carne,

"breast", pollo, cordero, eso especial.

Pollo, vaca, cordero, no cerdo, "no pig".

"No pig". Sin "pork".

Dice que las va a cocinar para mí

así que estoy entusiasmado con la idea, ¿eh?,

porque tiene una pinta esto...

Hay que esperar un poquito a que se haga lo de dentro.

Mira, mira.

Lo primero frito y luego al vapor dos minutos.

Cómo lo disfruta, ¿eh?, se le ve feliz.

Si alguien cocina con esa felicidad,

es imposible que esté malo lo que cocine.

"Thank you, my guest".

¡Mm!

"Good?" Delicioso.

(TODOS) ¡Hola, "Planeta comida"!

Son las 12:00, es la hora de comer aquí, en Nueva York,

y hemos venido a conocer uno de los camiones de comida,

uno de los "food truck" más famosos entre los judíos,

porque es comida "kosher"

y además comida mediterránea, Bred. Sí.

Esto, se llama The Taïm. Esto...

Sí, "taïm" es una palabra hebreo.

Una palabra hebrea. Sí, significa delicioso.

Delicioso.

¿Y esto es comida "kosher"? Sí, esta es la comida "kosher".

Allí significa esa...

¡Ah! Aquí hay un certificado que garantiza...

Sí, se dice que un rabino estuvo mirando

que todo el horno es "kosher", que toda la comida es "kosher".

¿El rabino viene de vez en cuando aquí

a inspeccionar cómo trabajáis? Aquí no, él viene a la tienda.

¿Ah, sí?

Como la preparación la hacemos allá...

Su comida está lista. Muchas gracias. Toma, Bred.

Buena. Qué rico, ¿eh?

Sabe a campo.

¿Qué tal, Roberto? Esto sí que es vida saludable, ¿eh?

Sí, sí, sí.

¿Nadas todos los días? Todos los días.

¿Eres judío? Judío.

¿Y tu vida la condiciona el hecho de que seas judío?

¿La vida qué...?

¿Comes de una manera determinada por ser judío?

¿Vives de una manera determinada por ser judío?

Sí, sí, como "kosher".

Incluso tengo un tema con la pileta acá, te digo,

porque para que sea "kosher", "kosher", los hombres y las mujeres

tenemos baños separados, saunas separados,

pero no tenemos una sola pileta.

Oye, Roberto, ¿a qué te dedicas?

Bueno, soy ingeniero,

pero dejé las computadoras hace muchos años

y acá me fui cambiando poco a poco al campo de finanzas.

Así que ahora compro y vendo lo que se me adeuda.

Moviendo dinero, ¿no? Sí.

¿Y ese acento es porque naciste en Argentina?

Sí, soy cordobés. Ah, de Córdoba.

Sigues nadando, ¿no? Sí.

¿Cuánto tiempo cada día? Yo trato de media hora.

Ahí me voy. Hasta ahora.

Chao, chao.

(Música)

Hannah es la pequeña de la familia y la única vegetariana.

Cuando amanece en Nueva York, ella ya está patinando.

¿Qué tal, Hannah? Menudo madrugón me has hecho dar.

Hola, sí.

¿Todos los días vienes tan temprano a patinar?

No todos, pero mi patina en fines de semana

tanto en el verano. Sí.

Y estoy aquí a las 6:00 tres veces.

A las 6:00. Sí.

¿Y vienes ya desayunada? ¿Ya has desayunado?

Sí, pero muy poco. No me gusta comer en la mañana.

¿Qué comes?

Chocolate frío, cereal un poco...

Hannah, tienes suerte

que hoy no me he traído los patines.

OK, sí.

Así que no voy a poder competir contigo. Solo tú.

OK.

Salimos de patinar

y nos encontramos a un rapero famoso en el ascensor.

Esto es Nueva York, celebridades por todas partes.

I was supper, you see?,

when I was watching "Planeta comida".

I see, baby.

(Música)

Estamos en un invento típicamente neoyorquino y judío.

Esto es un Deli, uno de los más famosos de la ciudad.

Bienvenido a la casa 2nd Avenue Deli.

¿Tú eres judío, David? No, soy puro puertorriqueño,

pero he trabajado con la compañía más de 30 años

y me ha hecho un judío convertido.

El mejor pastrami lo encontramos en 2nd Avenue.

Cuéntame, ¿qué es esto? Este es pastrami.

Este es un pedazo de carne,

que lo "smoke", lo fumamos bien fuerte.

Ahumado.

Entonces le metemos vapor, y vapor, y vapor.

Mira qué cosa linda. Esa carne pura...

¿Es carne de ternera?

Sí, eso es como la mantequilla, cuando tú te lo comes.

¿Cuánto vale un sándwich de pastrami?

Sale como en 15,95 y el impuesto, pero vale la pena.

Le ponemos media libra de carne.

La salsa dice que el pastrami se queda

para toda la vida en 2nd Avenue.

(Música)

Roberto, vas a ir a Central Park.

¿Hay muchos judíos por esta zona o qué?

Sí, está todo lleno de judíos acá.

Y esto es donde venimos todos los fines de semana,

siempre es el lugar de esparcimiento.

El Parque Central es el pulmón de oxígeno.

Ah mira, está acá.

Y me vas a presentar a tu mujer por fin.

Te presento, esta es Carol. Hola, ¿cómo estás?

Hola, ¿cómo estás?

¿Carol? Carol.

¿Judía también? También judía.

¿Cuántos años lleváis casados? Son 21 ya va a hacer.

Roberto. Sí.

¿No te hubieras casado nunca con una mujer

que no hubiera sido judía?

No, no, yo crecí, la gorrita siempre en el bolsillo.

Vas al templo, te pones la gorrita, salir del templo

y de repente lo ves que no es azul.

Todo el mundo con gorrita por la calle,

judíos por todos lados...

Ah, descubriste que esta era tu ciudad.

(Música)

Todo esto es "kosher". Todo "kosher" acá.

Desde la entrada, no solo es "kosher" la comida,

sino este, no pueden estar abiertos los sábados.

O sea, que si trabajan acá los sábados, la gente...,

el té que es "kosher", no viene.

¿La comida "kosher" es más cara? Sí.

-Acá está todo probado que sea "kosher",

entonces, son dos cosas, un lado que...

¿Hay que pagar al rabino o qué? Hay que pagar al rabino

y por otro lado, hay una parte que es una donación.

Ah.

Porque la organización que ellos traen,

le da a gente pobre, que no tiene comida.

La organización que le da el sellito,

también ayuda a gente judía que no tenga dinero

y más del doble, seguro,

entonces comer "kosher" no es barato.

O naces judío, o si no, hacerte sería imposible, ¿eh?

No, no, no.

¿No dicen que Madonna estudió la Torá y ahora es muy...?

Sí, ella va al colegio con la hija de Madonna.

¿Tú estudias con la hija de Madonna?

Sí, es un año más. No conozco mucho.

Secretos de Madonna en televisión. No quiere, no.

(Música)

Bueno, Bred, estás cocinando para el sabbat.

Sí, sí. Yo estoy cocinando ahora para la noche, para el sabbat.

Que es el día sagrado de los judíos.

Sí, es el día.

Empieza el viernes en la noche y termina en sábado a la noche.

¿Y qué ocurre durante el sábado?

El sábado, nosotros en la mañana vamos a sinagoga,

templo para servicios. Y después de servicios,

nosotros comemos algo o descansamos.

Yo me gusta jugar como Monopoli o ajedrez.

¿Pero es un día que no se trabaja? No trabajamos.

Pero ¿no se puede cocinar en sabbat?

No, no se puede cocinar, no se puede mover nada...

Ah, ¿y todo esto por qué? ¿Porque lo dice la Torá?

No, porque en la Torá se dice que no podemos usar fuego

en el sabbat dentro de la casa.

Bueno, y además veo que te has buscado ayuda.

¿Ah, sí? Mi abuela.

"Nice to meet you". "I'm happy like us".

Sí, esta es la madre de mi madre.

Ella nació y creció en Checoslovaquia.

Ella ha estado un sobrevida del "jolocosto".

¿Sí?

Sí, y ella vino a Estados Unidos en 1950.

Perdió a su padre, a su madre también...

A uno de sus hermanos y un montón de tías y primos

y por eso ella no quiere...

¿Nunca habla de eso? No.

Normalmente la gente tiene distintas tradiciones.

Se les corresponde cuando es la puesta del sol,

cuando viene la primera estrella

y después que encienda las velas,

entonces ella tiene que decir un rezo,

que básicamente le da la bienvenida al sábado, al sabbat.

(REZAN)

Una vez que están encendidas las velas,

entonces ya comenzó el sabbat

y teóricamente ya no se puede trabajar,

porque Dios descansó el sábado,

entonces el sábado se terminó la Creación,

entonces todo lo que es creativo, no se puede hacer.

(Música)

Eduardo, el cámara, ha hecho esta estupenda tortilla de patata,

la verdad es que es muy bueno y nos hemos asegurado

de que los judíos pueden tomar una tortilla de patata,

porque no tiene ningún alimento prohibido

por su religión, porque solamente es patata,

huevo, cebolla y aceite de oliva.

Tortilla de patata. De patata.

Patata. Patata.

¿Cuéntame eso, Roberto?

Cada vez que se come algo nuevo,

es decir, la primera fruta de la estación,

o se compra algo nuevo, o una ropa nueva,

o la primera vez que la novia te presenta,

siempre una bendición, porque es la primera.

Hay que dar gracias a Dios que llegamos a ver algo

que no conocíamos, que es nuevo, ¿no es cierto?

Claro, porque no os fiais de que vaya a envenenaros.

Claro, hay que probarlo, hay que probarlo.

Entonces, se llama "segiano".

(HABLAN EN HEBREO)

¿Qué le parece?

"Very good". -"Very good. Thank you".

-Entonces este es el papá de Carol y la mamá de Carol.

Como te comentaba, ambos estuvieron en un campo de concentración,

sé que estaban en el tren yendo a los campos de concentración

y se tiraron del tren, se escaparon.

Lo que me contaba después del campo de concentración

cuando los liberaron, este que no...

No sé, semanas hasta que volvieron a comer,

porque había mucha gente que se moría

cuando estaban tanto tiempo sin comer

y después te daban comer, se morían.

Entonces era todo un proceso adaptarse a comer de vuelta.

"I am always happy".

Siempre está feliz.

"The Nazis couldn't change me because they wanted

not to make the Jewish people sad, sick...,

die".

"I was always in the wrong".

(Música)

(Música)

En la puerta de muchos restaurantes de Tokio

hay un platito de sal como este.

La sal es uno

de los elementos purificadores del sintoísmo,

que es la religión tradicional japonesa,

que a su vez está muy mezclada con el budismo.

Los japoneses no se declaran creyentes

y la religión apenas afecta a su vida diaria,

pero es esencial para entender su cultura,

sus costumbres y por supuesto, su comida.

(Música)

Hola, Keiko, ¿cómo estás? Hola.

Hola, bien. ¿Y usted? Muy bien.

¿Qué estás haciendo? Ahora voy a lavar,

lavar las manos para purificar la mente.

Enjuáguese, que no beba.

¿Y esto para qué es? Antes de ver a los dioses.

Vale, y los dioses me imagino que están en este templo.

Sí, sí, este es el santuario sintoísta Meiji Jingü,

el principal de la ciudad de Tokio.

Este es el recinto principal.

Dentro hay alma de los emperadores,

por eso rezamos aquí.

¿Cómo reza un sintoísta? Primero dos reverencias,

dos palmadas para llamar atención a Dios.

Y después rece con los ojos cerrados.

¿Y qué rezas?

Prosperidad de la familia o la empresa.

Antiguamente la gente donaba un caballo al santuario sintoísta,

pero con el tiempo, en vez de caballo,

dona una tablilla con su deseo.

Yo voy a pedir suerte y felicidad para mi familia.

Supongo que todo el mundo pide por la familia, ¿verdad?

Que "Planeta comida"... Salga bien.

Salga bien.

¿Qué es el sintoísmo, Keiko?

El sintoísmo es una religión originaria de Japón,

basado en animismo, en montañas, río, bosques.

Todas las cosas contienen dioses.

En el día a día de los japoneses, ¿en qué se nota la religión?

Muy poquito.

¿Y en la comida se nota? La gente evitaba comer carne.

Para comer carne hay que despiezar y sale mucha sangre, ¿no?

Eso es impuro para nuestra religión.

Él es un sacerdote sintoísta. Van siempre de blanco,

está aprendiendo para ser sacerdote.

Se casa y tiene familia, tiene coche, tiene casa.

Una persona normal.

Bueno. Gracias.

"Arigato". "Arigato"...

¿Y esas chicas que están ahí vendiendo cosas quiénes son?

Son doncellas.

Hay que ser jóvenes y vírgenes, para ayudar los ritos sintoístas.

(Música)

Estamos en el mercado de Tsukiji,

es la meca de la gastronomía japonesa.

¿Por qué es tan importante el pescado para los japoneses?

Porque somos pueblo y sureño.

Antiguamente comemos pescados y verduras.

Desde que nací yo... Comes pescado, ¿no?

Sí, y tres o cuatro veces a la semana.

¿Y por qué es tan importante este mercado?

Se mueve mucha cantidad de dinero.

Vale, y es muy bonito. Hay muchísimo movimiento, ¿verdad?

Ah, gracias.

Este globo... ¿Sí?

Tiene mucho veneno.

Se necesita técnica especial para quitar órganos venenosos.

El veneno, ¿no?

Esta es la aleta, ¿no? Esta aleta tomamos con saque.

Está vivo. ¡Hala!

Si me muerde, se corta el dedo.

Esto lo hacéis a la parrilla, la cabeza, ¿no?

Esta parte y esta parte muy sabrosa.

Pero ¿no se tira nada? No, no se tira nada, excepto piel.

Esto son las huevas de arenque y parece color dorado, ¿no?

Sí.

Y color dorado consideramos que es buen augurio.

"Hai".

Ay, qué rico. Esto es un lomo de atún, ¿verdad?

Sí, sí, para hacer sushi.

2.000, que vienen a ser, como 20 euros, ¿no?

Hay que meterlo en hielo, ¿verdad?

Pescado crudo hay que consumir en el mismo día.

En el mismo día que lo compramos, ¿no?

Sí, sí.

Yo supongo que tú, si vienes a España,

y te dan un pescado malo, lo notas enseguida. Sí, ¿no?

Eso sí.

Aquí estamos en el mercado exterior del Tsukiji

y ahí también hay pescado y verduras.

Ahí tenemos la soja, que es muy importante en toda Asia,

porque cuando no se comía carne,

la soja tiene muchísimas proteínas y suple esa falta.

Veis la cola en esta zona,

que es más popular para comer sushi.

¿Están esperando?

Sí, están esperando y vamos a comprar "wasabi",

que es mostaza japonesa para comer sushi.

Esto pica muchísimo. Sí, pica, pica.

Vale. La planta es más caro que el tubo.

Son siete euros, "wasabi" natural.

Y esto es la carne de ballena y comemos desde la antigüedad.

Se captura muy poquito y entra muy poquito.

Y los japoneses están un poco en el punto de mira, ¿verdad?.

Sí.

Por el tema de la ballena. ¿Tú qué opinas?

Creo que forma parte de la tradición japonesa.

Es muy cara además, me parece, ¿no?, porque...

50 gramos, sobre 8 euros, más o menos.

No sé.

(Música)

Estamos en un restaurante de "chanko-nabe",

la comida de los luchadores de sumo.

Sabéis que el sumo es el deporte nacional de Japón

y lo interesante es que tiene orígenes religiosos.

De hecho, según la mitología japonesa,

Japón nació de la pelea de sumo entre dos dioses.

Formaba parte de los ritos del sintoísmo,

se luchaba en los templos antiguamente,

y todavía hoy se sigue esparciendo sal en los torneos de sumo.

Esto es el símbolo de uno de sus dioses

y veis que en las esquinitas también hay sal.

La sal purificadora del sintoísmo,

que siempre está presente en este país.

Los luchadores de sumo en Japón son respetadísimos,

o sea, tienen un prestigio social muy alto

y realmente son millonarios.

El deporte consiste en intentar tirar a tu adversario

o sacarlo del rin.

Entonces, necesitan agilidad,

pero también necesitan estar tan orondos como sabéis que son.

Aquí tenemos el "chanko-nabe".

En realidad es como un cocido, o un guisote, que tiene:

salmón, gambas, verdura, tallarines,

huevo, setas, un poquito de alga y cerdo.

Una mezcla explosiva, son como 10.000 calorías.

Suelen beber sobre dos o tres litros de cerveza al día.

Solo hacen dos comidas al día, no desayunan, y después de comer,

se echan una siesta de tres horas,

que es lo que nos gustaría hacer a nosotras.

O sea, hacen todo lo posible

para favorecer que su metabolismo se ralentice

y que entonces pues vayan cogiendo kilos

y esos volúmenes desorbitados que tienen.

Tienen una esperanza alrededor de los 65 años,

o sea, que mueren jóvenes,

y es que claro, comer así pues tiene un precio.

Nosotros lo hacemos solo hoy.

(Música)

Sí, pase por ahí. Esta es mi casa.

Mis hijos. Hola. "Konichiwa".

Este es mi marido, que está pintando.

Hola. -Hola.

Hola, "Konichiwa". "Konichiwa".

O sea, que es pintor.

Pero está trabajando en una fábrica,

tiene alma de pintor.

¿Y tu marido es sintoísta también? No.

¿No? No tiene ninguna fe.

¿Ninguna fe?

Vamos para acá... ¿Esto qué es?

Esto altar budista y aquí rezamos a los antepasados.

Estos son mis padres y mis abuelos, tatarabuelos...

Iban vestidos con el traje tradicional, ¿verdad?

No, no, es el traje de Shanghái, era en Shanghái.

Eso es llama.

Ya está, eso es el estilo budismo.

Muy cortito. Sí, muy cortito.

¿Cuáles son las ofrendas?

Damos un poquito de arroz cocido y té japonés, y agua...

Si siempre hay que ponerles té y arroz hervido a los antepasados,

de alguna manera es

como que se conserva vuestra dieta tradicional.

Sí.

Y también veo que tienes gominolas,

tienes cosas dulces, chucherías ahí.

Ah, sí, sí, sí. A ella le gustaba.

Alga seca, para dar un poco de sabor.

Arroz cocido para el sushi.

Estoy cortando un trozo de atún... El atún del mercado.

Sí, en el mercado.

Este es el piel del tiburón.

¿Esto es piel de tiburón? Sí.

Y esto es el "wasabi", ¿no? Sí.

Cómo huele, ¿eh?

Keiko, ¿vosotros tenéis alguna prohibición

a la hora de comer? No, ninguna.

Y ahora ya no queda ningún tabú en la comida...

Nada de nada. Nada, ¿no?

¿Y qué tal?

Uy, hasta se mete... Dan ganas de estornudar.

(HABLA EN JAPONÉS) ¿Qué significa?

Esto para expresar el agradecimiento de la comida.

¿Yo puedo dejar los palillos así? No, eso mal augurio.

Esto se hace en los funerales, ¿no? Sí, sí.

O sea, que nosotros no lo podemos hacer aquí jamás.

No, no, jamás.

Este es el sake japonés. Vale, la bebida de los dioses, ¿no?

Sí, sí. Hecho de fermentación de arroz.

(Música)

(Música)

¿Dónde estamos?

Estamos en plena fiesta del lugar, mezcla de fiesta y ceremonia.

¿Qué están tocando ahí?

Tambor, se llama "taiko" y es tradicional y folklórico.

Es muy bonito todo.

La fiesta originalmente para dar gracias a la cosecha.

Y van vestidos diferentes, ¿no?, de diferentes colores.

Sí, son como cofradías de España.

Ah, vale, vale, vale.

Y es muy parecido el paso de la Semana Santa.

Claro, porque esto se va a levantar, ¿no?

Sí, y esto se llama minisantuario sintoísta.

¿Es como una procesión? Sí.

Pasa por aquí repartiendo la bendición

a la gente que vive aquí.

Y a nosotras. Sí, también.

Me recuerda a la Semana Santa.

En el caso de la Semana Santa

es para sentir el dolor de Cristo, ¿no?,

pero aquí es para repartir bendiciones.

Pero también beben, como en Cádiz, ¿eh?

Ah, sí.

(CANTA EN JAPONÉS)

¡Hombre...! (RÍEN)

¡Viva Japón! ¡Viva Japón!

(CANTAN EN JAPONÉS)

Costalera en Japón.

(Música suave)

En realidad esto es como una feria de las que tenemos en España.

El paso religioso por detrás, todos los chiringuitos,

los niños tomando plátano con chocolate

en lugar de algodón de azúcar, y el tiro al blanco.

Oh... He ganado esto.

A El Cairo se la conocía en la antigüedad

como la ciudad de los mil minaretes.

En cada rincón hay una mezquita a la que acuden cada día a orar

millones de musulmanes.

La religión oficial en Egipto es el islamismo suní,

al que pertenecen un 90% de la población.

El segundo grupo religioso más importante

son los cristianos coptos con un 9%.

El 1 % restante se lo reparten distintas minorías religiosas.

Este es el mercado de Khan el-Khalili ,

uno de los bazares más grandes del mundo.

Eso sí, aquí solo sobrevive el que sabe regatear.

(Música árabe)

El Nilo es la principal arteria de Egipto

y sus aguas han dividido en dos este país.

La riqueza se la deben a las aguas del río Nilo.

Los atascos son una pesadilla en El Cairo,

en una de las ciudades más pobladas del mundo.

Aquí a mi lado se encuentra Mustafá.

Él es egipcio, guía turístico, y con él vamos a conocer su barrio

y vamos a conocer cómo influye la religión en su alimentación.

Porque tú eres musulmán. Sí.

¿Qué tal? Bienvenido a nuestro programa.

Muy bien. Hombre, muchísimas gracias.

Bienvenidos vosotros aquí, en nuestro barrio, en El Cairo.

(Cacareos) Pero me decías que hay muchos tipos de musulmanes.

Sí, digamos los dos grupos grandes,

que es el grupo musulmán sunita, es el mundo árabe,

Egipto, Libia, Túnez, países del Golfo.

Y también hay los musulmanes chiítas,

los iraquíes, los de Irán, algunas partes de Paquistán,

Afganistán...

Yo por ejemplo, soy musulmán sunita,

(Cacareos) digamos por ser de Egipto,porel nacimiento,

por la familia, pero también yo soy un musulmán sufí.

El sufismo es una filosofía religiosa

de arreglar la persona de dentro primero,

mirar el mundo con otros ojos

e intentar no tener conflictos con los demás.

Oye, tú vas muy tranquilo paseando por el barrio,

escuchando gallos, pero yo no estoy acostumbrado, ¿eh?

Sí, pues perfecto.

Esto es normalmente tu ambiente, ¿no?

Por aquí vienes a comprar... Ahora mismo yo estoy bajando

para hacer las compras para la comida.

Hoy prácticamente vamos a hacer un plato

que es de carne, un plato egipcio típico,

que es carne hecha con cebolla, con ajo,

con algo de pimiento y pimienta también...

(Cacareos) Algo que no es muy especiado,pero es muy sabroso y muy egipcio.

(Música árabe)

Mustafá, empezamos en el carnicero, ¿no?,

que está preparando ahí unos escalopes.

Tiene buena pinta la carne esta.

Sí, sí, es escalope, que lo pone como ves,

entre dos capas de plástico, pone los trozos.

Luego empieza a aplastarlo con este...

Ya lo veremos ahora con este trozo de hierro.

Es un encargo que les hacen las señoras yéndose al trabajo,

pues pasan por aquí y le dicen por ejemplo:

"Yo quiero... el peso, quiero dos kilos de escalope.

Vale, pues a tal hora vuelvo". Es como un encargo.

Así, para que tenga más sabor haciendo remojo,

se hace con agua de cebolla,

con pimienta negra, con sal,

se pone digamos como dos horas,

suficiente para que tenga el sabor...

Es la pescadería del barrio, ¿no?

Sí, digamos que es la que tiene buena calidad

y de donde suelo comprar

por la variedad que tiene de pescado.

Y aquí, como ves, la variedad que tenemos...

Sepia, langostinos...

Sí, lubina, dorada y filetes incluso.

Aquí lo están preparando,

porque ya recién llegado del mercado,

lo lavan en este recipiente con agua.

Luego aquí tienen la nevera con hielo machacado,

y se conserva todo el día muy bien.

Aquí lo que hacen es... hierven el pescado, lo fríen...

Lo fríen, lo asan, está hecho a la plancha

o simplemente se abre cada pez, así de esta manera.

Luego se pone una mezcla de cebolla, tomate...

Se marina, ¿no?

Sí, pero se hace todo a la plancha y con trozos de limón por encima.

Aquí mismo, en esas dos ollas grandes,

pues preparan dos tipos de arroz:

hay lo que se llama el arroz blanco,

y hay el arroz marrón.

El arroz marrón lo consiguen a base de la cebolla bien frita,

empieza a tener un color marrón, ya más que el dorado,

pues un tono marrón.

(Música)

¿Y aquí qué tenemos?

Hemos comprado ya el pan, ¿no?, el famoso...

Sí, ese es el famoso pan de pita...

Que lo hacen en el horno ahí calentito...

Sí, se prepara a base de masa normal con levadura,

se deja desde la madrugada digamos,

para el proceso de fermentación. Ese polvo...

Aquí tenemos, lo que es en directo, el vendedor pasando aquí.

¿Qué está vendiendo? El rastro.

Ah, el rastro.

La vida en directo en un barrio de El Cairo.

Muchas tiendas de barrio con mucha comida a granel, ¿no?

O sea, aquí se puede comprar aparte de la comida embasada...

Sí, sí, sí. A granel, exacto, como eso por ejemplo aquí,

si lo quieres ya en su bolsita, paquete, todo, o a granel,

que necesitas un kilo, dos kilos.

La diferencia siempre es en el precio.

El arroz ese es más caro, mejor calidad, mejor brío.

Y luego, como en todas las tiendas,

encontramos de todo. Desde mantequilla, café...

Mantequilla y la famosa crema de sésamo egipcia.

Además puedes decirle: "¿Cuál me recomiendas?"

Le dice:"Pues la fábrica tal, de eso que se vende a granel,

lo hace mejor, porque la calidad de la masa,

de todo, pues incluso tiene buen sabor y mejor olor".

Y aquí tenemos las especias,

es lo que se llama limón disecado,

que son limones pequeñitos, secos. A lo mejor así no tendrá...

No huele mucho, pero luego en agua...

Sí, en agua y haciéndolo hervido... Eso no es azafrán, eso es...

El sustitutivo.

El truco, el truco, que hace mucho a los turistas en los mercados.

Les dicen: "Eso es azafrán".

Y no es azafrán, es colorante. Porque el azafrán,

el español o el iraní,

tiene ya su valor y su manera de vender.

Esto con esto y con eso, se hace un plato típico,

pero de la zona del golfo árabe, de Arabia Saudí, de Kuwait,

que se llama kapsa.

Es arroz con las especias y con los trozos de carne dentro.

Decíamos que cómo influye la religión en la alimentación,

pero también en la vida cotidiana. Sí.

Porque estoy escuchando el Corán,

está en la televisión todo el día, ¿no?

Sí, sí, siempre. Sobre todo en los locales

de comercio como aquí, por ejemplo.

Por lo menos dos horas al comienzo,

al abrir la tienda por la mañana, digamos para bendecir el sitio

y para traer más ganancia al día, pues siempre se pone el Corán.

Ya, lo que te digo, es una bendición,

es como purificar el sitio y dar buena energía.

Todos los locales, por las calles, siempre está la televisión,

la radio con el Corán.

(Música árabe)

La carne que estábamos esperando, ¿eh?

Aquí viene a granel, ¿eh? Aquí...

El trozo entero, media vaca entera...

La pieza entera. Jolín.

Y vamos, por fin llegó.

Ya vemos la manera típica de colgar la carne.

Luego empiezan ya a hacer los trozos,

según los pedidos y según lo que vas a cocinar.

Si quieres que te corte incluso los trozos lo dices,

si quieres pues te hace el peso digamos a granel, todo,

el trozo entero, luego tú lo llevas a casa

y si quieres cortarlo...

Perfecto.

Los huevos para la tortilla. Eso es.

Aquí estamos en la tienda

y ya vemos la variedad de los huevos.

Eso es lo que se llama huevo egipcio o huevo de corral,

esos pequeñitos blancos que tenemos aquí.

Viene del sur de Egipto, Luxor, más o menos.

Ese es un huevo normal,

digamos que se vende en todas las partes del mundo.

No sé, yo creo que también ese se vende en muchas partes

del mundo, pero bueno,

aquí lo llaman el huevo egipcio, así que bueno.

Aquí más fresco es imposible, ¿eh?

(Música)

Esta sorpresita que me tenías preparada...

Esa es la sorpresa del ascensor estropeado.

(Llanto de niño) Para hacer hambre, ¿eh?Nueve pisos.

Uy. Nueve pisos sin ascensor.

Uy, uy, uy.

No me extraña que llores,

yo también voy a llorar de aquí a nada.

Ahora vamos a llorar todos. Uy..., la que está cayendo.

Vamos, vamos entrando. Dios mío.

Después de la caminata que nos hemos pegado

hasta llegar aquí, mira que sudores...

Sí, la sudada, la sudada. Tu familia aquí, ¿no?

Mi madre aquí, a la izquierda, luego mi mujer...

La nena...

La niña, que nos está vigilando, y Amin.

(Música árabe)

Mustafá, momento de intercambio gastronómico.

Nosotros tortilla de patata, ¿contra qué?

Contra kebab halal. Kebab halal.

Un plato egipcio muy conocido, que es la carne, el ajo,

mantequilla, pimiento y tomate.

Aquí tenemos en la olla ya la cebolla.

Todo eso se mezcla primero, tener color dorado,

un poquito de agua y se le pone la carne.

Y luego a comer con pan de pita o con pasta.

Con pan de pita o con pasta.

Un lujo tener a tu madre. Qué bien.

La gran cocinera. Está aquí de visita, pero bueno,

aprovechar que está con nosotros

para que nos haga los mejores platos.

Bueno, bueno, a hacerla trabajar.

Qué bien, venga. Comida casera, de la buena.

Eso es.

(Música árabe)

Mustafá, ya tenemos aquí la comida preparada,

esta mezcla egipcia y española que hemos hecho con la tortilla,

los macarrones, el queso y la carne,

que tiene una pinta estupenda, ¿no?

Sí, impresionante.

La vais a probar y vais a ver qué buena es.

Te voy a hacer sufrir un poquito más,

porque me tienes que contar...

Sí, ya estoy aguantando.

...cómo influye la religión en vuestra alimentación,

porque hay productos prohibidos, como por ejemplo el cerdo.

Sí, el cerdo y todo lo relacionado al cerdo,

cualquier cosa. El alcohol.

El alcohol también, como una bebida, y los carnívoros.

Hay algunas comidas relacionadas al Ramadan,

sobre todo, hay lo que se llama fatta,

que es pan remojado con caldo,

luego por encima una capa de arroz y por encima ajo frito

con vinagre y yogur.

Luego, trozos de carne, pero carne frita también.

Eso es muy típico del Ramadan,

como la fiesta del sacrificio también,

la fiesta del cordero,

carne del cordero hecha de la misma manera.

Muy típico aquí en Egipto, por ejemplo, el cabello de ángel,

que se hace en una bandeja, se introduce al horno y luego,

al salir caliente pues miel por encima.

O como empanadillas pequeñas que se llaman ataif,

aquí en Egipto también,

con relleno de frutos secos,

de cacahuete, de coco...

(Música árabe)

(Canto gregoriano)

Estamos en Ávila, la que dicen que es

la ciudad que está más cerca del cielo,

por su número de iglesias y por ser el lugar

con mayor altitud de España.

La llaman también "ciudad de cantos y de santos",

y eso se refleja en su gastronomía.

Ávila es la patria chica de Santa Teresa de Jesús

y de San Juan de la Cruz,

y famosos son los dulces que llevan el nombre de la Santa.

Hemos quedado con las hermanas Clarisas

para que nos expliquen la receta.

(Campana)

Hola, buenos días. Buenos días.

Me han dicho que aquí se hacen los mejores corazones

de Santa Teresa. Bueno, pues yo creo que sí.

Buenos días. (TODAS) Buenos días.

Os pillamos con las manos en la masa.

Pues la verdad que sí.

Ya llevamos muchos años repartiendo corazones por ahí.

Dulces corazones.

Dulces corazones. Exquisitos, muy buenos.

Oye, ¿cómo es la receta de estos corazones?

Los ingredientes de los corazones de Santa Teresa

los tenemos aquí delante.

Sería: yema de huevo,

almendra marcona y azúcar.

¿Y ya está? Y ya está.

Y ningún aditivo ni ningún colorante

ni ningún otro producto... -Ni conservantes tampoco.

-Exactamente.

Esto es un poco "ora et labora", ¿no? (RÍE)

Nosotras también, nuestra opción es la contemplación.

Y entonces contemplamos a Dios en este momento

haciendo corazones y vivimos con intensidad este momento.

La Santa decía que Dios hablaba entre los pucheros.

Entre los pucheros, evidentemente.

También, Santa Teresa, ella al final está también metida

en todos los pucheros.

Y en todos los fogones casi abulenses.

(Música)

Nos hemos venido hasta Hoyos del Espino

para conocer a la familia de Rafa, un antiguo chef

que hoy se dedica a hacer rutas a caballo

por la Sierra de Gredos.

Es un gran conocedor de la historia y la gastronomía de este lugar.

¡Rafael!

Hola, María.

Buenos días.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Te encuentro entre caballos, ¿no? ¿Esto sería el confesionario?

Sí, este sería el confesionario.

Aquí es donde nos contamos las cosas,

para que cuando salga ahí fuera,

el caballo esté donde tiene que estar.

Esté tranquilo y manso. Y manso.

Yo nunca he montado, ¿eh? No sé qué tal se me va a dar.

Bueno, le daré una sobredosis de confesionario a tu caballo.

(RÍE) Te va a llevar muy bien.

Vamos a ver. No lo tengo yo muy claro.

¿Estáis pasándolo bien?

Disfrutando, del día, de los caballos, de la compañía...

¿Esta era tierra de árabes, de moros y cristianos?

Tierra de moros y cristianos.

Mira, de hecho, la Sierra de Gredos fue durante bastantes años

frontera natural entre la España musulmana al sur

y la España cristiana al norte.

Y estas tierras eran el oro de la corona.

Sí, la ganadería era mucho más.

Era un bien de consumo, era un bien de tracción,

era la lana, era la leche... era todo, era todo.

El capital se medía en vacas.

La religión tenía un papel muy importante.

Hoy en día, todo eso ya,

esa realidad ha cambiado mucho, ¿no?

Ha cambiado mucho.

La religión tiene su papel, el que tiene,

pero no tiene tanta influencia, ni social ni económicamente

como tenía en aquella época. Yo no estaba.

(Música muy movida)

Mira, las blancas son cruce de charolais con avileña,

y las negras son las avileñas, que es la raza autóctona de aquí.

¿Y las coméis a menudo?

Es nuestro recurso más importante, la carne.

Aparte que está muy buena. Hombre...

Buenos días, Paco. ¿Vida dura la del ganadero, Paco?

Bueno, siempre... el ganado siempre es sinónimo

de esclavitud y de trabajo, porque no hay días de fiesta.

No hay horarios. Estas no descansan.

Sí, eso sí es verdad.

-Estas son tuyas. Estas no son suyas.

¿Y estas vienen a comer también? Claro.

¡Vamos!

¡Fuera vacas! (RÍE)

(Silbidos)

(Música)

Yo soy el pinche. ¿Qué estás haciendo tú?

Estoy moviendo un poquito lo que me mandan los jefes.

Mover para que no se nos pegue la carne a la cazuela.

Pero esto es como lo hacían antes los pastores.

Es un caldero y una cadena.

La llares, el caldero y el fuego.

(Música)

Esta caldereta está muy rica, hombre.

Hemos prosperado,

cuando como tú ves el plato, pero aquí eso no se comía...

El caldero, un plato de migas por la mañana

y luego carne por al medio día.

¿Eran muy religiosos los pastores?

Sí, la religión y las costumbres siempre han marcado mucho,

porque siempre ha sido gente muy conservadora y sí,

siempre ha sido... ¿Y a misa vas?

Pues sí, los domingos solemos ir a misa

y a las fiestas patronales.

Las fiestas patronales empiezan cuando el cura acaba la misa

y todo el mundo va a misa y se respeta la procesión

y el santo de cada pueblo,

es cuando empieza realmente la fiesta del pueblo.

Luego ya, cada uno se acuesta a las 05:00 o las 04:00

de la mañana, a la hora que quieras.

Nos esperan los padres Carmelitos Descalzos

en la Universidad de la Mística, un centro de estudios internacional

dedicado a la vida y obra de Santa Teresa.

El año que viene se cumple el V Centenario del nacimiento

de la Santa y aquí, ya están abriendo boca.

Padre Rómulo. María, buenos días.

¿Cómo está? Buenos días. ¿Qué tal?

Muy bien, ¿y usted?

Pues nada, bienvenida a esta casa.

Gracias.

Ya sabes, es el Centro Internacional Teresiano

Sanjuanista, y aquí en Ávila, todo el mundo dice

Universidad de la Mística.

¿Es la hora de comer?

Es la hora de comer y podemos bajar al comedor.

Vamos pues. Vamos.

(BENDICE EN LATÍN)

(TODOS) Amén.

¿Por qué lo llamáis menú del Carmelo?

¿Por qué a este menú se le llama así?

Porque se toman elementos

que siempre se han utilizado en la orden.

Siempre teníamos la patata.

La berenjena ha sido muy socorrida,

porque aquí en los jardines, se daba muy buena berenjena.

Y luego el bacalao. ¿Bacalao?

Porque ya recuerdas que, en aquel tiempo,

aquí en Castilla todo era escaso.

A la carne se tenía poco acceso,

porque era para gente de muy buenos sentimientos.

De dinero.

Y luego también, dentro de la mentalidad popular,

se le da una connotación afrodisiaca.

Entonces, los frailes y las monjas,

cuanta menos carne mejor,

pero había que comer algo de proteína

e iban al pescado, lo que más llegaba

era el bacalao, porque se traía en salmuera.

Y aguantaba. Y aguantaba.

¿Y decíamos entonces que aquí se come con vino?

Naturalmente que el vino tiene su connotación

de que emborracha, ¿no? (RÍE)

Y entonces, en los conventos de monja,

el vino solamente cuando lo recomienda el médico por salud,

pero ningún fraile sabe comer si no hay vino.

A partir de aquí, les acompaña el padre Iván.

Muchas gracias. Muy bien.

Esta es la iglesia de la Santa.

Está construida donde antiguamente estaba

la casa de Santa Teresa.

¿Qué comía Santa Teresa?

Vegetariana. Vegetales,

algunas veces pescados, sardinas, frutas,

vegetales que salían de la tierra,

no tanto el que era oculto debajo de la tierra.

Yo creo que si esa concepción siguiera,

yo no hubiese entrado en un convento,

(RÍE) te lo aseguro, claramente.

¿Santa Teresa de Jesús era buena cocinera?

¿Cocinaba ella?

Muy buena cocinera, hacía buena comida.

Premiaba a sus monjas.

Incluso, en algún momento, llegó a arrobarse,

tuvo un arrobamiento y se quedó con la sartén colgando.

¿En éxtasis con la sartén?

En éxtasis con la sartén. Y otra monja,

queriendo sostener para que el aceite no le quemara.

(Música de procesión)

La Semana Santa de Ávila es considerada

de Interés Turístico Nacional.

Este escenario místico es perfecto

para que las cofradías abulenses procesionen con sus pasos.

Hemos quedado con una de ellas

para ver cómo viven la Semana Santa.

¡Hola! Hola.

¿Cómo estáis? ¿Sois parte de la Hermandad

de la Esperanza, de las más grandes de Ávila?

Pues sí, se podría decir que sí. ¿Estabais saliendo de misa?

Sí, si quieres pasa y te enseñamos las imágenes.

¿Qué es para vosotros, ahora que no es Semana Santa,

entrar en la iglesia y ver a vuestras imágenes?

¿Qué sentís?

Pues lo más grande, eso es lo más grande.

Yo la veo como a mi madre.

Y a mí me han dicho que, los domingos después de misa,

uno se va de pinchos.

Sí, en Semana Santa más, por las tapas típicas que hay.

¿Y vosotros hacéis la vigilia y hacéis el ayuno?

¿Seguís esas costumbres? Intentamos respetarlo, sí.

¿La abstinencia? Bueno, eso ya es otro...

Eso es otro cantar.

La carne de los viernes sí.

Sí, eso sí que lo respetamos.

¿Esta es la tapa de vigilia que se hizo el año pasado?

Sí. ¿Y qué lleva?

Pues lleva los garbanzos como principal, las gambas,

que le dan el sabor tradicional, y los mejillones

y luego arreglado como un potaje normal.

Estamos mezclando, ¿eh?, de todas formas.

Plato de vigilia con Domingo de Resurrección.

Esto sería viernes.

Sí, tenemos aquí la pasión, muerte y resurrección.

Yo no sé, estamos fuera de Semana Santa,

pero no sé si tenéis una canción como hermandad

que podamos escuchar.

Esperanza,

Dios te salve reina de Ávila.

Toda entera...

Nos hemos venido al Parador de Gredos,

que es el primero que se construyó en España

y nos han dicho que aquí se hacen ricos platos de vigilia.

Vamos a ver.

Porque tú eres nuestra esperanza.

Eva, ¿cómo estás? Muy bien.

Te voy a enseñar la joya del Parador.

¿La joya de la corona? La joya de la corona.

Aquí fue la firma de la Constitución Española.

Bueno, aquí se reunieron los ponentes para estudiar

las más de 1.000 enmiendas que tenían, ¿no?

Y bueno, como Fraga era un cliente habitual del Parador

pues decidió convencer a todos los demás y dijo:

"¿Nos quedamos aquí en Gredos...?" Que es un buen escenario, ¿no?

Hombre, perfecto.

"No nos molesta nadie", y aquí estuvieron.

Eva, ¿y esto qué es?

Este es el restaurante del Parador.

Ah, ¿aquí se come bien? Muy bien,

sí, sí, sí, claro que sí. ¿Se alimentan bien?

Sí, por supuesto que sí.

Aquí tenemos la cocina, así que vamos a verla. ¿Te parece?

¿Te están esperando? Me están esperando, sí.

Huele a vigilia la cocina.

Claro que sí. Vamos allá, venga.

Hola, ¿qué hay? ¿Qué están preparando?

Estamos preparando las judías del Barco

con setas y trucha ahumada.

¿Y esto es un plato de vigilia?

Sí, es un plato sencillo. Su duración es...

Las judías tardan en cocer sobre una hora, veinte minutos,

porque son judías buenas,

y se tarda pues como hora y media. Una delicia.

"Teta de novicia". (RÍE)

Ya tenemos las judías listas para comer.

Esto es un plato gourmet de vigilia.

Comida tradicional con un toquecito de modernidad.

¿Cuál sería el toquecito de modernidad?

La truchita.

Ahumada. La ahumada, que es nuevo.

No está muy visto en las judías del Barco.

Esto, ¿nuestras abuelas no lo comían en vigilia?

No, no, no, nuestras abuelas no, lo desconocían.

El otro día fui a comer a un restaurante de primera.

(Timbre)

Le dije a la señora...

Bueno, pues pasa hasta la cocina. ¿Dónde está la familia?

Estamos aquí, cocinando.

¿Ahora estás de chef? Estoy de chef.

¿Y quién es esta pinche de cocina?

Ella es Paquita, el alma del negocio.

Tu mujer. ¿Cómo estás, Paquita?

Bien. Encantada.

¿Quién cocina en esta casa, la mujer o el marido?

-El marido. -Y la mujer.

Unos días ella, otros días yo...

¿Qué estáis haciendo?

Tenemos unos boletus que son de temporada.

Unas patatas revolconas, por eso de que es lo típico.

Revolconas porque es una masa...

Al final es un puré que está como revuelto.

Rafa, cómo nos vamos a poner. Sí, ¿verdad?

Y qué presentación más bonita.

Un poquito de cebolla y ya tienes la cuchara.

Ay, sigue dándome que yo de aquí no me voy.

Qué más tiene, por favor,

ya me tiene usted erizada.

La señora contestó: "tengo platos más variados,

póngame usted más cuidado, verá que le gustará".

Chivo con sopa, chivo con papas...

¿Y cuánto tiempo lleváis casados vosotros dos?

Veintinueve años.

¿Os casasteis por la iglesia? Sí.

Además, en el medio rural es más difícil

romper las tradiciones.

Vives más apegado a las tradiciones.

Y además, cuando las tradiciones no son malas...

Por qué las vas a desechar, ¿no?

¿Por qué las vamos a desechar?

En las buenas celebraciones siempre tiene que haber comida.

Siempre tiene que haber comida.

Siempre se celebra algo comiendo y bebiendo.

Y brindando. Y brindando.

Bueno, pues ¿por qué brindamos?

Por las buenas cenas, los caballos...

Los buenos caballos...

Los amigos, por nosotros. Y la familia.

Por todos.

-Salud. -Salud.

-Salud.

(Música muy movida)

Planeta comida - Programa 5

53:36 01 ago 2015

Desde la existencia de las religiones, la alimentación siempre ha estado muy vinculada a la doctrina que marca cada una de ellas, dependiendo de cuál sea. Los musulmanes comen con la mano derecha, los cristianos consideran la gula un pecado capital, los judíos no pueden comer nada que salga del mar que no tenga aletas y escamas… Esta semana, el equipo de Planeta Comida estará en algunos lugares del mundo dónde la religión tiene un peso importante en los hábitos alimentarios.

El reportero Juanlu Martín, volverá a estar en Nueva York. Esta vez acompaña a una familia judía, con los que compartirá la cena del Sabbat, el día sagrado de la semana judía. Por su parte, Alberto Granados se desplaza hasta El Cairo. Allí, recorrerá sus calles para mostrar cómo viven y cómo se alimentan los musulmanes egipcios. En Japón, Tirma Pérez descubrirá el papel esencial que juega la religión en la cultura y gastronomía, y comprobará cómo los sintoístas japoneses organizan los alimentos según sus colores.

Como es habitual, el programa también se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, la reportera María Pérez estará en Ávila para demostrar aquello que dijo Santa Teresa de Jesús: 'Entre los pucheros anda Dios'.

Histórico de emisiones:

25/10/2014 

Desde la existencia de las religiones, la alimentación siempre ha estado muy vinculada a la doctrina que marca cada una de ellas, dependiendo de cuál sea. Los musulmanes comen con la mano derecha, los cristianos consideran la gula un pecado capital, los judíos no pueden comer nada que salga del mar que no tenga aletas y escamas… Esta semana, el equipo de Planeta Comida estará en algunos lugares del mundo dónde la religión tiene un peso importante en los hábitos alimentarios.

El reportero Juanlu Martín, volverá a estar en Nueva York. Esta vez acompaña a una familia judía, con los que compartirá la cena del Sabbat, el día sagrado de la semana judía. Por su parte, Alberto Granados se desplaza hasta El Cairo. Allí, recorrerá sus calles para mostrar cómo viven y cómo se alimentan los musulmanes egipcios. En Japón, Tirma Pérez descubrirá el papel esencial que juega la religión en la cultura y gastronomía, y comprobará cómo los sintoístas japoneses organizan los alimentos según sus colores.

Como es habitual, el programa también se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, la reportera María Pérez estará en Ávila para demostrar aquello que dijo Santa Teresa de Jesús: 'Entre los pucheros anda Dios'.

Histórico de emisiones:

25/10/2014 

ver más sobre "Planeta comida - Programa 5" ver menos sobre "Planeta comida - Programa 5"

Los últimos 11 documentales de Planeta Comida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 10

    Programa 10

    49:27 05 sep 2015

    49:27 05 sep 2015 La cultura gastronómica española es la protagonista del programa de hoy. Grandes cocineros como Martín Berasategui, Sacha Hormaechea o Paco Roncero serán los protagonista del capítulo.                                                Histórico de emisiones:30/11/2014 

  • Programa 9

    Programa 9

    54:10 29 ago 2015

    54:10 29 ago 2015 Planeta comida nos habla hoy de los efectos de la colonización. Los reporteros visitarán Miami, Túnez, Buenos Aires y Málaga.Histórico de emisiones:23/11/2014

  • Programa 8

    Programa 8

    49:54 22 ago 2015

    49:54 22 ago 2015  Planeta comida nos habla, hoy, de la comida en familia. New Jersey, la Toscana, Londres y Guipúzcoa son los destinos de este capítulo.                                                                                    Histórico de emisiones:16/11/2014

  • Programa 7

    Programa 7

    53:38 15 ago 2015

    53:38 15 ago 2015 Planeta comida nos habla hoy de la influencia del clima en la alimentación. Copenhague, Isla Mujeres, El Cairo y la Costa de Morte gallega son los destinos de este capítulo.Histórico de emisiones:09/11/2014

  • Programa 6

    Programa 6

    51:09 08 ago 2015

    51:09 08 ago 2015 Planeta comida: Un viaje cultural a través de las costumbres culinarias que definen los pueblos.                                                      Histórico de emisiones:02/11/2014 

  • Programa 5

    Programa 5

    53:36 01 ago 2015

    53:36 01 ago 2015 Desde la existencia de las religiones, la alimentación siempre ha estado muy vinculada a la doctrina que marca cada una de ellas, dependiendo de cuál sea. Los musulmanes comen con la mano derecha, los cristianos consideran la gula un pecado capital, los judíos no pueden comer nada que salga del mar que no tenga aletas y escamas… Esta semana, el equipo de Planeta Comida estará en algunos lugares del mundo dónde la religión tiene un peso importante en los hábitos alimentarios.El reportero Juanlu Martín, volverá a estar en Nueva York. Esta vez acompaña a una familia judía, con los que compartirá la cena del Sabbat, el día sagrado de la semana judía. Por su parte, Alberto Granados se desplaza hasta El Cairo. Allí, recorrerá sus calles para mostrar cómo viven y cómo se alimentan los musulmanes egipcios. En Japón, Tirma Pérez descubrirá el papel esencial que juega la religión en la cultura y gastronomía, y comprobará cómo los sintoístas japoneses organizan los alimentos según sus colores.Como es habitual, el programa también se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, la reportera María Pérez estará en Ávila para demostrar aquello que dijo Santa Teresa de Jesús: 'Entre los pucheros anda Dios'.Histórico de emisiones:25/10/2014 

  • Programa 4

    Programa 4

    52:23 25 jul 2015

    52:23 25 jul 2015 Desde hace unos años, la evolución en el ámbito de la alimentación ha permitido que existan nuevas alternativas a la comida tradicional. Han aparecido, por ejemplo, los productos precocinados que facilitan la elaboración de las comidas, y que permiten almacenar en casa gran variedad de alimentos sin ir todos los días a la compra. Planeta Comida analiza cómo ha influido esa nueva ingeniería de la alimentación.La reportera María Pérez se desplaza hasta la capital de los Países Bajos, a Ámsterdam, para degustar la gastronomía holandesa y comprobar que es una de las más cosmopolitas del mundo. Por su parte, Juanlu Martín estará en Nueva York, en Estados Unidos, para presentarnos a Rudy y Lindsay, una joven pareja de científicos que conocen bastante bien el mundo de la alimentación. En Tokio, junto a Tirma Pérez, el programa descubrirá como la capital japonesa, una de las ciudades más modernas del continente asiático, se ha convertido en un lugar donde los productos occidentales están ganando terreno a los tradicionales.El reportero Alberto Granados se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, a Asturias, una comunidad donde la comida tradicional se resiste a perder fuerza en detrimento de la nueva alimentación. Por el momento, las fabes y la sidra predominan por encima de las pizzas o las hamburguesas.Histórico de emisiones:18/10/2014

  • Programa 3

    Programa 3

    49:24 18 jul 2015

    49:24 18 jul 2015 Planeta comida nos habla hoy del culto al cuerpo, con un invitado muy especial, Arnold Schwarzenegger. California, Japón y Brasil serán los destinos internacionales del tercer capítulo.Histórico de emisiones:11/10/2014

  • Programa 2

    Programa 2

    52:17 12 jul 2015

    52:17 12 jul 2015 El programa se adentra en Brasil y México para ver la relación que existe entre los hábitos alimentarios y la economía de un país. Además, se desplaza a París para mostrar los productos ‘bio’ y a Ibiza para descubrir la cara más ecológica y saludable de la isla. Histórico de emisiones:04/10/2014 

  • Programa 1

    Programa 1

    50:26 05 jul 2015

    50:26 05 jul 2015 Planeta comida dedica su primer programa a la globalización. Viajaremos a Taipei, Los Ángeles, Roma y Madrid.Histórico de emisiones:27/09/2014

  • 00:27 22 sep 2014 'Planeta comida' recorrerá el mundo para mostrarnos todos los guisos y productos. ¡Nos vamos a comer el mundo! Muy pronto, estreno en La 1

Mostrando 1 de 1