www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5519026
Para todos los públicos Para todos La 2 - 15/02/20 - Lengua de signos - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? La actualidad social entra en acción en La2

y enseguida les contamos distintas visiones del mundo,

desde la que ayuda a mujeres clave en su comunidad

para convertirlas en cronistas o da oportunidades laborales

a personas migrantes, hasta las más pesimistas

y críticas que cuestionan el exceso de optimismo

o el propio concepto de la autoayuda.

Pero eso será al final del programa,

porque ahora vamos a ver cómo se cocinan oportunidades.

Es una forma de definir la economía solidaria

que practica la empresa Mescladís,

forma cocineros y camareros

y les acompaña en su posterior reinserción socio laboral.

Para su fundador y director, Martín Habiague,

la migración es un desafío cargado de oportunidades.

Sí, estamos a punto de entrar en Mescladís,

la persiana es nuestra presentación,

ahí tú ya puedes ver que es una iniciativa

de economía solidaria y eso ya nos posiciona

de una determinada manera. Aquí la propuesta del artista,

trabajando conjuntamente con nuestros alumnos,

fue a través del colorido de distintos tramos,

presentar el mundo, la diversidad en alguien que va caminando,

que se va llevando su mochila

y esa mochila lleva ollas y demás,

que son sus herramientas,

las herramientas que nosotros utilizamos en Mescladís.

"Con estas herramientas, Mescladís cocina oportunidades en Barcelona

desde hace 15 años. A través de los cursos de formación

e itinerarios inclusivos, favorece la integración laboral

de personas, la mayoría inmigrantes con dificultad para acceder

a un puesto de trabajo.

Martín Habiague es el fundador y director de Mescladís,

argentino descendiente de emigrantes europeos,

hace 25 años que llegó a la tierra de sus ancestros.

Opina que si la inmigración no existiera,

habría que inventarla.

En el mundo hay 250 millones de migrantes."

Que es el tres por ciento de la población mundial,

que allí donde vamos los migrantes generamos un impacto positivo,

que no hay riqueza cultural y riqueza económica

sin la aportación de los inmigrantes.

Yo no lo considero una anomalía

en el sentido de que es condición humana,

la humanidad es la construcción de gente buscando

mejores pasturas, mejores condiciones de vida,

desde que salimos del centro de África

y ahí el homo sapiens se empezó a mover por ahí,

define a nuestra especie,

yo no lo veo como una anomalía más allá de que sí representa

un desafío, un desafío cargado de oportunidades.

El 30 por ciento del crecimiento económico en el sur de Europa

desde los 90 hasta ahora, no existiría

sin la aportación de la población migrante.

Esto no sale en los medios de comunicación,

pero sí a nivel académico.

"Los alumnos, Emanuel, de Honduras, Karim, de Costa de Marfil,

Mamadu, de Senegal y Lias, de Marruecos

y Lamine, de Guinea Conakry,

están cocinando tajine de cordero, se les da bien.

Al principio es complicado,

porque aquí se maneja la perfección en la cocina.

Pero ahora, ya el tiempo que hemos avanzado,

ya la verdad es que bastante bien.

-Notan la diferencia de cuando llegaron a ahora, ¿verdad?

-Sí, más confianza y todo.

-¿Y cómo estáis? ¿Cómo va la cosa?

-Bien. -¿Os acogen bien?

-Sí.

-En Mescladís, sí, pero digo en general.

-Sí.

-Bueno, a veces, un poco

la gente a veces tiene desconfianza,

no tiene mucha confianza,

porque piensan que todos somos iguales,

nos tratan a todos así como a otros que están en la calle.

Pero se equivocan, la verdad.

-¿Tú sientes que hay discriminación?

-Sí.

-Muchos de ellos sienten que tienen discriminación por ser marroquí,

algunos por venir de África, por el color de la piel,

especialmente los marroquís sienten que hay

algún tipo de discriminación, ¿verdad?

Ellos comentan que algunos se suben en el metro

y la gente se aleja y ellos se manifiestan y dicen

que no son todos iguales y que ellos están tratado de salir adelante,

aprender un oficio, buscar oportunidades

y que no porque tengan un color de piel diferente

o vengan del otro lado del mundo, son delincuentes.

Yo llegué en una situación parecida a la de ellos,

yo me vine de mi país con mi hijo, yo soy profesora, es mi profesión,

soy maestra de primaria y aquí llegué sin documentación

y por esas cosas de la vida tuve la suerte de caer en Mescladís,

que hice el mismo curso que hacen mis alumnos ahora,

luego llegué a trabajar a un restaurante

y hace ya casi un año Mescladís se comunicó conmigo

y me ofrecieron la oportunidad de ahora ser formadora de chicos,

cosa que me gusta mucho.

En estos 15 años que llevamos ya han pasado más de 900 personas,

que hemos formado en nuestro programa de formación

que es el "gran oportunitat" y luego hacemos actividades

de desarrollo comunitario, esto de enriquecernos mutuamente

y muy importante, todo desde una lógica sostenible,

nosotros generamos más del 90 por ciento de nuestro presupuesto

con nuestra propia actividad, lo que habéis visto

en nuestro restaurante, cáterin y distintas actividades que hacemos.

"El bar restaurante de Mescladís está atendido por los camareros

Diego y Houssam, exalumno y alumno respectivamente.

Y en los fogones está Chakir, que también consiguió un contrato

tras pasar por la escuela."

El principio es complicado porque tienes la adaptación

de la cultura, del idioma y sobre todo no conoces a nadie,

y no tienes familia para ayudar,

entonces, es como estar solo.

-En cualquier sitio, ¿me entiendes? No solo aquí, en Europa,

si tú por ejemplo vas a Marruecos sin conocer a nadie,

te vas a ver en dificultades y todo eso,

cualquier persona que cambia de país es como nacer en un país nuevo,

entonces, tienes que adaptarte a todo.

Mi madre estaba preocupada por mí, porque me había ido menor de edad,

15 años, entonces, se preocupaba por mí,

hasta ahora me está diciendo: "¿Estás bien?" "Que sí, estoy bien".

Pero siempre hay preocupación.

-Mi madre hizo un acuerdo conmigo, que eso nunca,

porque las madres siempre te quieren a su lado,

¿cómo te vas a un país que está tan lejos?

Es muy difícil que vuelvas, ¿me entiendes?

Ella ahora está feliz de cómo yo estoy

y la semana que viene tengo un viaje y voy a verla.

Pero nosotros reivindicamos el derecho a migrar

y el derecho a no tener que hacerlo, pero sobre todo reivindicamos

el derecho a migrar, que está pisoteado

y mediante el cual se utilizan políticas migratorias criminales,

porque hoy en día matamos, hoy hay una guerra al migrante,

entonces, lo que es fundamental es reclamar el respeto humano

a migrar, que hoy en día no se lo respeta

y se lo machaca día a día,

tanto para la gente que está intentando entrar,

como para la gente que está aquí, nosotros trabajamos con gente

que no tiene derechos, que son vecinas y vecinos

que llevan años viviendo con nosotros y no tienen derechos,

no tienen derecho a trabajar, a la libre circulación,

a tener una vida normal, entonces, me parece

que lo que es fundamental es reclamar ese derecho.

"Para acabar, un regalo, 'Un regalo para Kushbu',

el título de un cuento muy real producido por Mescladís

que pone cara y nombre a siete personas

que llegaron a España en busca de refugio.

Con él quieren que nos pongamos en su lugar."

Que la sociedad impulse políticas migratorias

que se fundamenten en los derechos humanos y eso solo va a pasar

cuando toda la sociedad empuje y esté deseosa

de que eso sea lo que suceda y no lo que está pasando hoy día.

(Música)

Hoy, 15 de febrero, se conmemora el día internacional

de la lucha contra el cáncer infantil,

de hecho, ayer cerca de 89.000 escolares y más de 300 colegios

realizaron actividades para sensibilizar a toda la sociedad.

Quizá recuerdan este spot del año pasado,

en el que mostraban el valor de la risa de los niños con cáncer.

Según datos de 2019, cada año se diagnostican

1.400 nuevos casos y la tasa de supervivencia

es de un 80 por ciento.

En niños con cáncer en edad escolar se recomienda en lo posible,

mantener el contacto con sus amistades del colegio

porque les distrae y permite sentir que reanudan su rutina.

Con lemas como "El cáncer infantil no conoce barreras,

su cura tampoco debería" o el "Ponte la gorra",

una prenda que simboliza la solidaridad con los niños

que pierden el pelo por los tratamientos.

Diferentes asociaciones invitan hoy

a participar en solidaridad con ellos

y también con su entorno familiar.

(Música)

En la red nos hemos fijado esta semana en el impacto

del consumo de aguacate en todo el mundo.

Este superalimento, que ya se conoce como el oro verde,

esconde más allá de sus bondades, una cruda realidad

y es que su producción está secando acuíferos en todo el mundo.

Sus principales productores son Perú, Méjico y Chile,

donde, por ejemplo, en la provincia de Petorca, mientras los cultivos

vacían grandes pozos de agua, los campesinos se abastecen

con camiones cisterna. En Europa comerlo a todas horas

está de moda por su versatilidad y su consumo va camino

de igualar al de Estados Unidos. En España hace dos años

se consumieron casi 74.000 toneladas,

según la Organización mundial del aguacate,

lo que equivale a una media de un kilo per cápita.

Y el siguiente protagonista es un insecto,

que si bien se come en algunos países del mundo,

en otros se está convirtiendo en una plaga de grandes dimensiones

y millones de langostas llevan días asolando el Cuerno de África,

Somalia, Etiopía, Eritrea,

han sobrevolado ya Sudán y Kenia y esta semana han llegado a Uganda.

Su voracidad consume todo, desde arbustos, árboles

y cosechas enteras, comen en un solo día

un alimento que abastecería el equivalente

a unas 35.000 personas.

La FAO ha advertido de una amenaza de hambruna sin precedentes

los próximos meses y ha instado a los gobiernos

a poner medios para evitar su propagación.

(Música)

Nuestro invitado se define como un taciturno

que encontró consuelo en el filósofo Arthur Schopenhauer

y el instrumento con el que comprender un mundo

y con el que vamos a hablar de pesimismo,

de la necesidad de aportar un sensato y sano pesimismo

como reacción frente a tanto optimismo

y tanta exigencia de felicidad de nuestros días.

Le saludamos, bienvenido, Carlos Javier González Serrano,

filósofo, presidente de la Sociedad de Estudios en España

sobre Schopenhauer, usted o tú, si te puedo tutear.

Por supuesto.

Eres de los que ves el vaso medio vacío.

Suelo verlo medio vacío,

pero con la intención de que esa vaciedad se llene de sentido,

es decir, yo creo que el pesimismo lo que hace es darnos un sentido,

puesto que lo que nos ayuda es

a situarnos en nuestro puesto en el mundo

y a no rechazar muchas situaciones a las que nos vemos expuestos

los seres humanos, como son el dolor, la enfermedad,

el sufrimiento, etc., es decir, no porque el sufrimiento

y el dolor se nos impongan, tenemos que ser pesimistas,

pero el pesimismo nos da un lugar desde el que situarnos en el mundo.

Son estrategias de supervivencia, pero consideras desde tu postura

que el optimismo o la búsqueda constante

de la felicidad es engañosa, ¿por qué?

Es engañoso porque estamos acostumbrados,

a, ahora se está llamando "happycracia",

se está llamando la dictadura de la felicidad,

es decir, en todos lados nos venden que tenemos o que hemos nacido

para ser felices, tenemos que ser felices

y el pesimismo lo que defiende fundamentalmente,

es que esa felicidad es una conquista,

es como el respeto, por ejemplo, el respeto no es algo

que te venga dado desde fuera, es una construcción.

El pesimista lo que dice es que la felicidad

lo que tiene que hacer es conquistar la felicidad,

la felicidad no puede venir dada desde fuera, somos nosotros

los que tenemos que construirla y para un pesimista,

por supuesto, puede existir la felicidad,

pero no tiene que existir como un imperativo.

Porque si no, la felicidad, ¿qué pasa? ¿Nos bloquea,

nos atonta, nos deja en un lugar de riesgo?

Creo que nos deja en un lugar de riesgo y sobre todo,

nos deja muy inermes, pienso que el optimismo

o un dulzón optimismo,

puede hacer que nosotros estemos desarmados

para enfrentarnos a la realidad,

creo, es mi postura y es la postura de cierto pesimismo,

que nosotros estamos expuestos a un mundo, como he dicho,

en el que hay dolor, hay enfermedad y sufrimiento,

pero el pesimista lo que dice frente al optimista,

es: "Oiga, tiene que hacer frente a estas situaciones"

y estamos creando con todos estos libros de autoayuda,

con esta "happycracia", con este imperativo de la felicidad,

estamos creando sujetos que no están acostumbrados

a exponerse al sufrimiento. ¿Y?

Y el sufrimiento está en nuestra vida,

estamos acostumbrados a romper parejas o que haya rupturas

de pareja y estamos acostumbrados a que falten seres en el mundo

con los que estábamos acostumbrados a vivir

y sin embargo, el optimista lo que dice es:

"Dejemos las cosas como están, ya vendrán

o mejorarán las cosas y el pesimista lo que dice

es todo lo contrario: "Vamos a hacer una rebelión

de sentido, vamos a crear sentido desde ese sufrimiento

y ese dolor, pero no es una apología del sufrimiento,

en ningún caso, nunca.

Entonces, el pesimismo es revolucionario

y es, podríamos decir, el pensamiento de punto de partida,

luego ya vendrá la felicidad.

La felicidad ya vendrá, pero se tiene que poner siempre

como una meta, la felicidad tiene que ser siempre una meta,

una conquista, el optimista lo que dice es:

"Esperemos porque las cosas pueden ir a mejor",

entonces el optimista lo que suele hacer es esperar,

esperar a que las cosas se impongan, vengan desde fuera,

sin embargo, el pesimista, por ejemplo, el padre del pesimismo,

Schopenhauer, lo que decía es que tenemos que situarnos

frente al mundo sabiendo todo lo que existe de malo

para ser realistas, para que ese realismo no nos coma,

para que esa realidad no se nos imponga

provocándonos aún más dolor.

Pero ese hecho de aceptar la realidad tal y como es,

a veces, siendo siempre pesimista una persona

puede llegar a ser muy tóxica, entre comillas,

ante cualquier acontecimiento desgraciado,

podríamos decir que en algún momento llegará, ¿no?

Dices: "Oye, déjame, yo quiero ser feliz".

Sí, se suele muchas veces pensar al pesimista

y yo soy pesimista y tengo una sonrisa

o procuro tener siempre una sonrisa en la cara,

porque alegra a los demás, no quiere decir

que el pesimismo sea sinónimo de tristeza, en absoluto,

el pesimismo lo que nos hace es invitar a aceptar

todo lo que la vida tiene de malo,

yo me acuerdo siempre del Santo Job, que es uno de los libros

sapienciales de la cultura occidental y a ese Santo Job

se le tiene como el Patrón de la paciencia,

porque Dios le tienta permanentemente

y él tiene que aguantar, tiene que aguantar frente al mal,

frente al sufrimiento que existe en el mundo

y lo que hace Job es aguantar,

Job desde el pesimismo toma una actitud

paradójicamente optimista, es decir, detrás del mal

se esconderá algo bueno, esa es la actitud del sabio pesimista.

¿Qué relación existe entre filosofía y pesimismo?

¿O qué relación has descubierto con Schopenhauer

y la filosofía y el pesimismo?

La relación entre la filosofía y el pesimismo es muy antigua,

desde Parménides y Heráclito, que ya pensaban

en cómo qué se mantiene o qué hay fijo en la realidad,

porque la realidad parece que se nos está escapando

de las manos, es como arena entre las manos, se nos escapa.

Pero en realidad, fundacionalmente, se puede decir que el padre

del pesimismo es Schopenhauer en el siglo XIX

con la publicación de "El mundo como voluntad y representación",

en 1818, 1819, se acaban de cumplir 200 años,

así que el pesimismo está de aniversario,

en ese momento Schopenahuer lo que dice es

que toda la vida está dominada por un mecanismo malévolo

que es la voluntad y esa voluntad lo que nos hace es querer y querer

y querer, nos tiene supeditados a un deseo constante

y a una permanente insatisfacción y en la vida

no podemos encontrar una satisfacción constante,

permanente, definitiva, eso es lo que dice el pesimista.

Está de aniversario Schopenhauer, pero menudo aniversario, ¿no?

Porque ahora quizá un realista estaría a medio camino

entre el pesimista y el optimista, porque un realista es:

"Esto está muy mal", ¿no? "Estamos muy mal".

Absolutamente, se suele decir que un pesimista

es un optimista bien informado,

todo depende de cómo se tome esa información,

es decir, el optimista con esa información lo que hace

es dejar todo para ese futuro que no se sabe muy bien

qué va a ocurrir con él, sin embargo, el pesimista

lo que hace es tomar cartas en el asunto y desde muy pronto

ponerse a actuar porque sabe que si hay felicidad

en algún momento, será como una conquista.

Bueno, le hemos dado un ratito al pesimismo

y hemos estado hablando con mucho gusto

con Carlos Javier González Serrano, filósofo,

presidente de la Sociedad de Estudios en español

sobre Schopenhauer. Gracias Muchas gracias a ti, Marta.

Seguimos. Ahora con esperanza y optimismo,

que es lo que transmiten las iniciativas solidarias

ciudadanas de Antonella Broglia, veamos qué nos descubre hoy.

(Música)

Yo decidí convertirme en periodista porque me interesaba contar

historias, sobre todo aquellas historias que hubieran sido contadas

y hablar de la gente que regularmente no es escuchada.

La gente ahí está muriéndose de muchas causas

que no son puestas en las actas de defunción.

Entonces, la gente de ahí está sufriendo muchísimo,

porque en realidad no sabe qué es lo que está pasando.

-Antonella, acabamos de ver un grupo de mujeres

haciendo de periodistas desde sus países de origen,

cuentan historias locales y luego las venden a agencias

internacionales para su distribución mundial,

¿cómo funciona eso, Antonella?

-Este es un modelo nuevo, revolucionario,

que pone patas arriba el sistema tradicional

de corresponsalía de los despachos internacionales

de los periódicos de toda la vida, despachos que se van cerrando,

porque ya no hay dinero para enviar un corresponsal que da noticias

del mundo entero, no solo eso, no solo no hay dinero,

si no que siempre escuchamos el mismo tipo de noticias

o variantes locales de noticias globales.

Esta emprendedora social norteamericana que se llama

Cristi Hegranes diciendo: "Hay otra manera de hacer esto",

primero, en lugar de mandar periodistas de fuera,

que no entienden el territorio, voy a formar en periodismo

a personas de las comunidades locales,

no solo a personas, si no esencialmente a mujeres,

porque no solo están marginalizadas

y por tanto es hora de darles la palabra,

si no porque además son excelentes,

excelentes periodistas que además una vez que las he formado,

no se mueven de sus comunidades, porque tienen su vida ahí.

-Se van a quedar a vivir allí y lo hacen siempre desde allí.

-Entonces, lo que ella hace es crear una escuela de altísimo nivel

para formar en periodismo de altísimo nivel

a mujeres de las comunidades locales de estos países,

cuyas historias verdaderas y locales no se escuchan jamás.

Y esto es lo que ella hace en una organización

que se llama Global Press, va a estos países,

busca las mujeres que son relevantes en su comunidad

y que tienen un potencial, las forma en periodismo,

les da historias que escribir y después tiene un modelo

de distribución a través de acuerdos con grandes medios de comunicación

y agencia de noticias, como son United Press,

la BBC y Huffington Post y estos medios publican

estas noticias, estamos hablando de escuelas en 25 países,

más de 150 mujeres empleadas, cinco millones de lectores.

-Hay que dejar claro que no empiezan a ejercer de periodistas

hasta que reciben una formación completa para hacerlo.

-Por esto se llama "Institute", en primer lugar es un instituto,

una escuela de aprendizaje, es muy interesante, porque ella,

Cristi, amó el periodismo desde que tenía uso de razón,

es la típica que hace periódicos extraordinarios en la Universidad,

se graduó en periodismo, empieza a trabajar en periodismo

y la mandan como corresponsal en Nepal

y se da cuenta que a pesar de saber nepalí,

saber hablarlo y conocer todas las tradiciones locales,

ella no sabe realmente nada del país, no es capaz de hablar

con conocimiento de causa del país.

Mientras que las mujeres locales lo podrían hacer mucho mejor

y conoce a Prátima, una mujer de ahí

que no había terminado de estudiar,

pero que es una referente en su comunidad

y una mediadora de su comunidad, la manda a estudiar periodismo

y esta Prátima se convierte en la primera

de estas mujeres corresponsales internacionales.

-Hablamos de países como Nepal, India, Pakistán

o zonas de Asia o África.

-Exactamente, nunca sabemos de verdad lo que pasa

en las comunidades, por tanto, está esta doble vertiente,

digamos que si cambia el narrador, como dice ella,

también cambian las historias que contamos.

-Perfecto, pues Global Press. Gracias, Antonella.

Otra forma de replantearse el mundo es lo que nos propone cada 15 días

el pensador Jorge de los Santos, hoy vemos qué opina

sobre el popular concepto de la autoayuda.

(Música)

Bueno, quizá sería interesante para empezar, enmarcar un poco

el fenómeno, para comprender el fenómeno de la autoayuda,

enmarcarlo dentro del contexto donde se produce,

que es la cultura, digamos, de la axiología,

o sea, el sistema de valores del mundo anglosajón,

directamente entroncado en eso que Max Weber llamaba

pues el origen del capitalismo que es el puritanismo,

el movimiento puritano, un movimiento como todos sabemos

pues pone en valor toda una serie de cosas, por ejemplo,

el trabajo como dedicación primera de cualquier ser humano,

la acumulación de bienes como garantía

de que has sido el elegido por Dios para conseguir entrar

en su seno y tal y cual.

Estas cuestiones son las que han hecho definitivamente

que la empresa como concepto devenga una guía,

una guía de sentido y la empresa o la economía

sea un poco el nuevo idealismo, entonces de ahí,

eso explicaría por ejemplo lo del "fast food",

serviría para explicárnoslo, el comer rápido,

ingerir algo que parece que nos sacia,

pero no perder tiempo de rendimiento para el trabajo,

suprimir la, digamos, la sobremesa, las charlas

y los diálogos y tal, entonces, a partir de esa concepción

de la empresa como algo sustancial en el ser humano,

se entienden un poco todas estas técnicas y estrategias

de la autoayuda que emanan de la empresa,

de los departamentos de recursos humanos

para sobreestimular el rendimiento de los trabajadores,

en primer lugar y en segundo, para narcotizar o para anestesiar

un poco cualquier disidencia, o sea, cualquier puesta en cuestión

de lo general de la coyuntura, el decir, por ejemplo,

"qué coño estoy haciendo yo aquí".

(Música)

La autoayuda yo creo que más que popularidad lo que tiene

es audiencia, o sea, tiene muy poco índice de valoración, digamos,

pero tiene mucha audiencia, hay mucha gente que se apoya en ella.

Básicamente lo que hace la autoayuda es concretar y personalizar,

digamos, los problemas en uno mismo, en cuestiones biográficas,

problemas que son de orden estructural, de orden sistémico,

pero que encuentran soluciones en ti mismo,

en que tú corrijas tal y que no pongas en cuestión

lo que te puede estar molestando.

Y básicamente yo creo que gratifica todo este tipo de emblema,

de receta, de ungüento, de pócima

y de solución así como muy sintética,

siempre son muy sintéticas y siempre son muy homogeneizantes,

vale tanto para ti como para mí como para lo que sea,

porque gratifican en lo más profundo,

es la cuestión emocional, infantil y emocional,

es como cuando vas a la echadora de cartas y te dice que justo hoy

vas a encontrar al amor de tu vida, o sea, encantado de la vida

o cuando te miras al espejo y te ves lo feo y viejo

que te estás haciendo y dice: "No, eres el patito feo,

vas a devenir en cisne y tal".

O sea, gratifica en las emociones

básicamente y luego te da la sensación también

ilusoria, completamente falsa y pueril

de que uno mantiene el control sobre su existencia,

o sea, si yo opero sobre mí mismo, tengo un control sobre las cosas

que pasan y sobre las circunstancias del mundo.

(Música)

En lo colectivo, este fenómeno de la autoayuda

refleja básicamente lo que estábamos diciendo antes

como gratificación, ¿no? Que hay un descontrol,

una inestabilidad en todos nosotros, una inseguridad llamativa

en nuestros tiempos, una falta de eso que se llama

la racionalidad pública, de sentido común,

o sea, no sabemos entre todos darle sentido a la existencia

de cada uno de nosotros y entonces viene una segunda consecuencia,

que es la centralidad, o sea, nos agarramos,

en lugar de agarrarte a la columna que hemos hecho entre todos,

se agarra uno a uno mismo, entonces el yo deviene algo

sustancial, fundamental, es esa especie de narcisismo

recreativo que es consecuente.

Otro aspecto, yo creo, del auge también en lo colectivo

es el entrar en una sociedad como en perpetuo tutelaje,

o sea, hoy en día parece que no podemos orinar dentro de la taza

si antes no hemos visto un vídeo en Youtube que nos explique

cómo no salpicar y hacerlo bien.

Una cierta infantilización en el sentido de que parece

que se nos tiene a los adultos, incluso a los que hemos pasado

etapas de aprendizaje, que instruir en las cosas,

que ayudar en cosas que no tendrían por qué ayudarnos.

Y en último lugar y consecuente a esto,

pues un poco un desprecio por el sujeto autónomo,

por el individuo autónomo, por el tío que ha tenido

una subjetividad, una biografía y una historia

que ha tenido que aprender a hacer las cosas por sí mismo

sin esa ayuda externa, digamos, que venga a ingerirte diciendo

cómo solucionar las cosas.

(Música)

La necesidad de respuesta es algo siempre sustancial a todos nosotros,

lo que pasa es que la autoayuda hace algo muy perverso

que es convertir las preguntas de apertura en preguntas de cierre,

una pregunta existencial de apertura como por ejemplo,

"¿por qué no soy feliz?" Pues te la resuelve

porque no lo quieres lo suficiente o no lo intentas lo suficiente,

o sea, te cierra las preguntas, de tal manera que un exceso

de respuestas en este sentido lo que hace es coartar

nuestra capacidad de asombro, nuestra capacidad de preguntarnos,

de problematizar las cosas, es decir, de tener que pensar

sobre eso que se nos pone delante y que no sabemos resolver

y que nos lleva a la vez pues a avanzar, a existir,

a desear resolver aquello,

entonces, en cierta medida, por eso quizá la filosofía

siempre ha sido el gran adversario de este tipo de planteamientos,

que no es nuevo, o sea, este tipo de planteamientos

que te da respuestas taxativas de cierre

y sin discusión posible.

Deleuze decía que la filosofía era una lucha contra la estupidez,

contra la estupidez en el sentid de contra no tener que pensar,

contra adoptar una respuesta que ya te viene dada y plasmarla.

En ese sentido, la filosofía sería

la gran contraposición de la autoayuda.

Pues bien, ya tenemos otro programa disponible para todos

y ya saben dónde encontrarnos, en La2 todos los sábados

y en redes a cualquier hora, siempre que quieran.

Feliz semana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 15/02/20 - Lengua de signos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Para todos La 2 - 15/02/20 - Lengua de signos

15 feb 2020

Solidaridad. La empresa de economía solidaria Mescladís forma jóvenes inmigrantes como cocineros y camareros y les acompaña en su posterior inserción socio-laboral. Para su fundador y director, Martín Habiague la migración es un desafío cargado de oportunidades. Reportaje

Pensamiento. Entrevista a Carlos Javier González-Serrano, filósofo y presidente de la Sociedad de Estudios en Español sobre Schopenhauer. Se define como un taciturno que encontró consuelo en el filósofo Artur Schopenhauer. Nos habla de pesimismo y de la necesidad de aportar un sensato y sano pesimismo como reacción frente a tanto optimismo.

Emprendedoras sociales. Global Press es un Instituto internacional que forma a mujeres para hacer de periodistas en zonas y países donde los grandes medios de comunicación no tienen corresponsales. Periodismo de proximidad hecho por ciudadanas de la zona.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza la tan nombrada, utilizada y comercializada autoayuda. ¿Qué tipo de respuestas se buscan en la autoayuda?

ver más sobre "Para todos La 2 - 15/02/20 - Lengua de signos" ver menos sobre "Para todos La 2 - 15/02/20 - Lengua de signos"
Programas completos (1288)
Clips

Los últimos 8.128 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios