www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5736898
Para todos los públicos Para todos La 2 - 12/12/20 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Seguimos con ánimo de contarles

temas de actualidad social, como, por ejemplo,

la labor que desarrolla la plataforma cívica

"Stop Mare Mortum" para frenar la crisis migratoria

en el Mediterráneo.

En su sección, Patricia Ramírez, hoy también

nos dará pautas para vencer esta especie de ansiedad colectiva

que nos ha invadido en los últimos tiempos.

Ah, y también estrenamos sección

con el divulgador científico Fernando Valladares.

¿A que hay para todos? Pues empezamos.

"Tratamiento arte" es el título de un documental

que explica cómo la musicoterapia y la danza

ayudan a niños y niñas con trastorno de espectro autista

y también a personas con síndrome de Down.

Se centra, sobre todo, en la labor de los profesionales

que les ayudan a creer en ellos mismos como personas.

Hemos hablado con sus creadores: Pamela Magal y Alberto Collantes.

# Porque me atrevo # a decir las cosas a la gente.

# Y que me llamen atrevida.

En este documental, la idea inicial empezó en hospitales.

Gracias a Pamela, que colabora con "Música en vena",

fue la que me dio a conocer lo bonito de la música

en situaciones complicadas.

Nos empezamos a documentar e investigar sobre el tema

para hacer un documental serio y profesional.

Y dimos con Natalia Limia, que es una músicoterapeuta,

que se dedica a tratar diferentes patologías

con la música.

Y fue la que nos abrió las puertas del autismo,

de los chavales con autismo y cómo mejora la calidad de vida.

Trabajo con muchos tipos de casos.

Especialmente, el trastorno del espectro autista

es uno de los casos en los que la música es más potente.

# Abro el velcro, abro el velcro.

# Y saco mi pie de dentro.

# Tiro, tiro, tiro, tiro.

Todo con una canción es más fácil.

# Tiro, tiro, tiro, tiro.

Muy bien, Jaime.

Para él es más fácil aceptar ciertas propuestas

y explicarse su existencia en el mundo;

quién soy, lo que hago, lo que pasa, lo que no pasa, desde la música.

(CANTA)

# Seguiré.

Lo que he sentido detrás de cámara al rodar las escenas de autismo,

he visto cómo estas personas lo que consiguen

es tener una autonomía en su vida diaria

gracias a la música; tenemos el caso de Jorge,

un chico que tiene plena autonomía para ir al instituto,

para moverse en metro, y la verdad es que le encanta la música

y le ha ayudado a expresarse, a vivir en día a día

como cualquier persona.

Me imagino en los próximos 70 años de mi vida,

100 películas.

Y lo haré hasta los 91 porque no me quiero jubilar.

Porque para mí es una pérdida de tiempo.

Él está estudiando cine, o sea, que está intentando conseguir

los sueños que tiene desde pequeño.

Ha llegado a mis manos un guion espectacular.

¿Qué te parece si le ponemos melodía?

Sí.

# Siempre soñé con un final feliz.

# Y no con una vida humillante.

Soplo.

Soplo. Bien, bien.

Soplo, soplo, soplo, soplo, soplo.

La música puede hacer milagros por las personas, la verdad.

Puede acompañar, puede sanar, puede alegrar.

Puede generar una situación de melancolía.

Realmente, la música tiene un peso muy importante

en el estado de ánimo y en poder realizar

ciertas acciones en el día a día con una mejor predisposición.

Y con un mayor optimismo.

Cuando despiertan conmigo de pequeñitos,

con 5 o 6 añitos, y ya tienen 30,

y están con esas ganas de demostrar.

Es muy satisfactorio.

Pienso que los profesores tenemos que ser trasmisores de información

y luego ya dejar al artista, al alumno, que saque

lo que tenga que sacar de su personalidad.

Conocimos a Elías Lafuente, que es el director de Danza Down.

Y la verdad que él nos abrió las puertas para ver

cómo los niños expresan, mediante la danza

las cosas que con palabras no pueden decir.

Me encantó participar con Danza Down.

Me parece que la compañía de Elías Lafuente, Danza Down,

los chicos son maravillosos.

Tienen muchísimo para dar y tienen una sensibilidad

y una pasión por lo que hacen que no tiene filtro.

Y eso me encanta, la verdad.

La naturalidad con la que se expresan.

Y la sinceridad que tienen.

Creo que hay que apostar siempre en este mundo

por la gente vulnerable.

Darles oportunidades, en este caso,

las artes escénicas, la danza, en concreto,

es una herramienta fantástica para cualquier persona.

Para personas con discapacidad intelectual,

en este caso, con síndrome de Down, es fundamental.

Vale que tengamos una discapacidad.

No gusta tenerla, pero también hay que demostrarle

a todo el mundo lo que somos capaces de hacer.

¿Qué tipo de pacientes puede necesitar

cuidados paliativos?

Nuestros pacientes suelen tener una enfermedad crónica avanzada

de pronóstico incierto con nivel alto de sufrimiento.

Y no solo atendemos a los pacientes, sino también a la familia.

Y claro, con unas necesidades específicas.

La verdad que fue Manuela la que nos abrió la puerta

en unidades de paliativos y fue otra experiencia mágica ver

cómo una persona en sus últimos días de vida

la música le alegra, le cambia el chip, y ve la vida

con una sonrisa, como la ha visto durante toda su vida.

# Quitarse los miedos.

# Sacarlos afuera.

# Pintarse la cara color esperanza.

# Tentar al futuro con el corazón.

# ¡Eh! Con el corazón.

¡Bravo!

Yo lo digo todo al revés, pero da igual.

Siento que la música en personas con cuidados paliativos,

por ejemplo, que están haciéndose diálisis y demás,

tienen por ahí una rutina tan marcada

y entran por ahí en una monotonía, la música, bueno, les aporta alegría

y los saca un poco de la situación de estar pensando

de lo que están padeciendo.

Y les ilumina el camino, yo creo.

"Música en vena" nace en el año 2012.

La he creado a raíz de la enfermedad de mi cuñada,

que tuvo un cáncer muy agresivo.

Estuve acompañándola durante todo su proceso.

Se lo diagnosticaron en el año 2007.

Y bueno, duró cuatro años.

Y durante todo el acompañamiento

en el Hospital Puerta de Hierro, me di cuenta

del sufrimiento que había en los hospitales y dije:

"Uf, aquí voy a traer algo, tengo que hacer algo

por los pacientes".

Porque era terrible lo que yo viví.

(CANTA)

El paciente muchas veces dice:

"Hoy no he sentido que esté en un hospital.

Y no he sentido hoy dolor".

# Y regálame esa risa # que contagia vida.

# Que me da el aliento, # es la medicina

# contra la tristeza, la monotonía.

# Dame tu alegría.

Hace ahora cinco años,

la crisis migratoria del Mediterráneo

sacudía las conciencias de Europa

con la llegada de miles de refugiados sirios

y de otras nacionalidades huyendo hacia las costas griegas.

En la petición de asilo, la puesta en marcha

de muchas ONG para asistirles, contrastó con el endurecimiento

de las medidas y de las políticas de asilo

por parte de la Unión Europea.

En este contexto, se formó la plataforma "Stop Mare Mortum"

y hoy tenemos con nosotros a su portavoz

y también integrante de la Comisión Jurídica

Sonia Ros. ¿Qué tal, Sonia? Bienvenida.

Gracias.

Como decíamos, han pasado ya cinco años.

En aquel entonces, ¿cómo os formasteis?

¿Cómo decidisteis pasar a la acción?

Pues hacía meses que ya veíamos en televisión imágenes

de familias, de personas que llegaban en barcas

a las Islas Griegas.

Y hubo un acontecimiento en concreto,

que murieron 900 personas, se hundió un barco

en el canal de Sicilia, y fue a raíz de eso

que varios activistas en derechos humanos en Barcelona,

que es donde nacimos, se pusieron en marcha

y nos organizamos para tratar de dar respuesta

y que cuando desaparecieran un poco los focos mediáticos,

pues hubiera trabajo de transformación social

y de movilización por parte de la sociedad civil.

¿Cuál es vuestra naturaleza, vuestra intención?

¿Quién os apoya?

Nosotros somos una plataforma ciudadana,

por tanto, somos ciudadanos, y nos apoya

y nos sentimos legitimados por la propia sociedad.

Somos personas de distintos perfiles,

con diferentes inquietudes,

que lo que nos une es un poco la defensa

de los derechos de las personas migrantes

y solicitantes de asilo

que ven vulnerados muchos de sus derechos

en el día a día.

El apoyo, recibimos, como te digo, de la calle.

Nosotros nacimos para hacer movilización,

para hacer presión en las calles,

y que esa realidad se mantenga a la luz del día,

se mantenga visible a ojos de la sociedad.

Sigue de triste actualidad, seguimos viendo imágenes

de naufragios; la cosa no ha mejorado.

Ha empeorado. Seguís teniendo

mucho por reivindicar y por buscar apoyos, como decíamos.

Si hablamos desde nuestro nacimiento, sin duda,

la situación ha empeorado, y para nosotros,

el empeoramiento se da por distintos motivos.

Por un lado, ha habido una naturalización, una aceptación

de la violencia que sufren estas personas.

Pensar que las personas que se tiran al mar,

lo repetimos constantemente,

son personas que esta es la mejor opción que tienen.

Por tanto, son personas que ya llegan en un estado

de haber sufrido, haber sido atravesadas

por muchísimas violencias y que cuando llegan,

lo que encuentran no es protección, no es apoyo,

sino muchas veces rechazo, muchas veces violencia,

cuando no policial por parte de guardacostas, etc.

Por tanto, lo que encuentran no es ese apoyo.

Y todo eso se ha ido naturalizando.

Hace cinco años, veíamos imágenes de familias que llegaban en barcas

y nos estremecía ver que iban mojadas,

que no se les daban mantas, que no se les daba alimentos.

Pero a día de hoy, y por poner un ejemplo

de cómo hemos naturalizado esa violencia,

las familias y personas que hay ahora mismo en Grecia,

que han entrado por la frontera con Turquía,

son expulsadas en tiendas de campaña hinchables,

cuando no son expulsadas

con cañones de agua desde los barcos de Frontex,

desde la Guardia Costera europea.

Por tanto, ha habido una naturalización, un avance

en este nivel, en ese volumen de violencia que sufren.

Una cronificación, en ese sentido,

y en el que también las ONG que actúan

sobre el terreno, han encontrado muchos palos en la rueda.

Vosotros decís que preferís no actuar

sobre el terreno, no hacer ayuda humanitaria

sobre el terreno, os centráis en la parte legal,

en la vía legal, para poder asistir a estas personas.

Nosotros entendemos que la asistencia humanitaria

está muy bien hecha por parte de las organizaciones

con una limitación de recursos brutal.

Pero está muy bien hecha, especializada y profesionalizada

por parte de organizaciones que trabajan el terreno.

Y entendemos que nuestra responsabilidad

como sociedad civil es actuar aquí, que es donde nacemos

y donde tenemos más legitimidad en la calle,

y nosotros lo que apostamos es por vías legales y seguras.

Cuando nos planteamos cómo se pueden parar las muertes

en el Mediterráneo, cómo se pueden parar las muertes

en frontera sur, o las que vemos en Islas Canarias estos meses,

es a través de un sistema de vías legales y seguras.

Las personas no se jugarían la vida si tuvieran alternativa,

si tuvieran un mecanismo para solicitar

asilo o para venir como migrantes económicos

de forma regular, entonces, nosotros incidimos

desde acciones legales y con incidencia política

para que ese modelo sea una alternativa real.

¿Qué ocurre con el pacto por migración y el asilo europeo?

¿Es papel mojado?

Bueno, tiene alguna lectura positiva,

en el sentido de que entendemos que hacía falta avanzar,

hacía falta reformar cuál era el marco

de actuación en materia de migración y asilo

por parte de los distintos Estados miembro.

Hay conductas muy distintas; países del sur que son receptores,

países del Este, que están muy en contra de ser receptores

de solicitantes de asilo y emigración.

Pero sí que estamos muy defraudados, no es que tuviéramos gran esperanza,

pero sí que estamos muy defraudados en que apuesta por tres cuestiones,

tiene un enfoque absolutamente securitario.

No tiene un enfoque de defensa en derechos humanos.

Y apuesta por reforzar el control en frontera,

por hacer devoluciones más rápidas.

Y no apuesta por una acogida digna, y por como decía antes,

un sistema de vías legales y seguras.

No intenta desplegar un modelo de asilo verdadero

que proteja el derecho al asilo

y el derecho a una acogida digna por parte de migrantes.

¿Qué ocurre con las islas? ¿Qué pasa con el Mediterráneo?

Que son, podíamos decir,

ese polo de atracción y allí donde se cronifica

una explicación geopolítica, quizá.

Son de fácil acceso, de fácil perimetraje.

¿Qué es lo que ocurre?

Es evidente que hay una posición geográfica,

que lo que permite es, tanto América latina

no viene por el Mediterráneo, de forma muy puntual.

Es evidente que tanto África como Asia, tiene en el Mediterráneo,

las islas mediterráneas, una vía de acceso a Europa.

Europa entendida como un lugar de protección.

Se da este contrasentido, este dilema.

Respecto a la expectativa que traen las personas,

y en busca de esa protección,

y lo que acaban recibiendo, pero la posición básicamente

es geográfica; hay un sistema de asilo

y hay unos valores en los que se fundó la Unión Europea

que son polos de atracción

para personas en necesidad de protección.

No olvidemos que muchas de las personas que vienen

ya tienen familiares, ya tienen comunidades aquí,

por tanto, lo que están buscando es esa protección

y reencontrarse con parte de sus familias

para restaurar, para recuperar, para reconstruir esas vidas.

En Stop Mare Mortum, también comentáis

que os dedicáis más a los responsables

de cambiar las cosas que a las víctimas.

Intentáis mirar a los ojos a los responsables

para decirles qué es lo que se puede cambiar.

Habéis conseguido varias cosas.

Habéis conseguido reconocimiento en ese sentido.

Es que nosotros entendemos que la situación y las violencias

que viven las personas que pierden la vida en el mar

o acaban llegando, no es el resultado

de una catástrofe, es el resultado

de una política migratoria y de asilo.

Nosotros tenemos el enfoque de que hay políticas de vida

y hay políticas de muerte en materia migratoria.

Entonces, como comentabas, nosotros intentamos ver

quiénes son los responsables

de que haya muertes en el Mediterráneo.

Si miramos el Gobierno español,

es evidente que ha habido recorte de recursos humanos y económicos

respecto a lo que venía siendo en el servicio público,

que venía haciendo salvamento marítimo,

hacía una labor extraordinaria.

En el momento que tú recortas esos recursos,

lo dicen ellos mismos; menos manos, menos vidas.

Y sí hemos usado un par de veces distintos mecanismos legales

para tratar que el Gobierno español cumpliera con obligaciones

en materia de asilo.

Hace unos años hicimos una demanda para que cumpliera

con las famosas cuotas de reubicación

cuando llegaron esos miles, casi un millón de personas a Grecia,

España estaba obligada a acoger a más de 20.000 personas.

En otros lados, ni siquiera a 1.000.

Por tanto, les demandamos en el Tribunal Supremo,

que nos dio la razón, obligando al Gobierno español,

que con unas excusas logísticas, acabó incumpliendo

con total impunidad la sentencia.

Sonia, ¿qué va a ocurrir en este 2021,

al que ya le vemos asomar las orejas en el horizonte?

"Stop", no va a haber ese "stop" que vosotros pedís.

La verdad es que ahora mismo hay muchos focos de preocupación

en el Mediterráneo; en España ahora mismo,

sin ir más lejos, estamos viendo los que vimos cómo se generó Moria,

y cómo se generaron los campos de refugiados

donde había tantísima gente hacinada en condiciones inhumanas,

vemos un poco en el muelle de Arguineguín,

ahora en las Islas Canarias, el comienzo de eso.

Por tanto, en 2021, lo que va a estar es,

seguramente tendremos desplegado el Pacto Migratorio y Asilo,

veremos cómo se ejecutan esas políticas de retorno

y de asilo rápido, que es lo que se intenta implementar.

Y sobre todo, lo que seguiremos es presionando

para que las personas que llegan lo hagan

en las mejores condiciones posibles y tratar de establecer mecanismos

para que no tengan que arriesgar su vida al venir.

Sonia Ros, te agradecemos mucho que hayas estado hoy

en "Para todos La 2". A vosotros.

Como portavoz de Stop Mare Mortum.

Gracias a vosotros.

"Al comienzo de la pandemia, millones de personas

en todo el mundo aplaudieron a los trabajadores

que luchaban en primera línea contra el coronavirus.

Un importante ritual que sirvió para unirse

en tiempos de incertidumbre.

Ahora, una campaña en Estados Unidos,

propone seguir aplaudiendo, pero en defensa de los derechos

de todos los trabajadores.

Piden aplausos para que el sistema económico

y laboral anterior a la pandemia, no regrese.

Dicen que la realidad es que el sistema económico

de Estados Unidos se basa en desigualdades arraigadas,

que existían antes del COVID.

Defienden que todos los trabajadores son imprescindibles.

Los negros, los inmigrantes, las mujeres

y todas las comunidades marginadas.

Estas organizaciones de derechos de los trabajadores

creen que Estados Unidos no puede volver a su anterior normalidad,

donde uno de cada cuatro trabajadores

carece de licencia por enfermedad remunerada.

O que a trabajadores subcontratados, que son el 33 %,

se les niega atención médica.

En esta iniciativa, trabajadores y activistas

se unen y aplauden para reinventar la economía."

(HABLAN EN INGLÉS)

Y ahora, en "Para todos la 2", estrenamos una nueva sección.

La vamos a dedicar a las grandes cuestiones

que plantea el medioambiente.

Y para ello, contamos con el divulgador

del Centro Superior de Investigaciones Científicas,

Fernando Valladares.

Va a empezar hablándonos del Antropoceno, la era del cambio

que está causando el ser humano en el planeta Tierra.

Vivimos en la Tierra como auténticos extraterrestres.

De hecho, nos proponemos conquistar Marte

como una huida hacia delante de los problemas ecológicos

que causamos en nuestro propio planeta Tierra.

Nuestro objetivo no puede ser mejorar indefinidamente

el bienestar de la humanidad,

por importante que esto nos pueda parecer,

sino asegurar un funcionamiento sostenible

del planeta, algo imprescindible para nuestra existencia.

El Premio Nobel de Química, Paul Crutzen,

utilizó el término "Antropoceno" en el año 2000,

para referirse a la era del ser humano.

El término no está completamente aceptado,

pero todos los científicos lo utilizamos

para hacer alusión al efecto indudable

de la especie humana sobre el funcionamiento

del planeta Tierra.

Estamos en la fila uno del Antropoceno,

en pleno centro de actividades humanas

que se han ido incrementando en las últimas décadas.

Tenemos trenes, autopistas, infraestructuras,

pero sobre todo tenemos un paisaje profundamente transformado.

La confluencia de los ríos Manzanares y Jarama,

ha sido el origen de una gran cantidad

de materiales que han dado lugar, por ejemplo,

a la gran ciudad de Madrid.

Hemos transformado profundamente

la estructura, la geomorfología, la cuenca

que han llevado durante miles de años estos ríos

y los materiales que en ellos se encuentran.

La movilización de arena que hacemos tan rápidamente

es el final de un proceso que a la Tierra, a los ríos,

les lleva miles o millones de años.

Transformamos el paisaje y nos quedamos con una parte

que nos sirve para construir edificios

y grandes infraestructuras.

Pero lo hacemos a una velocidad mucho mayor de la que se repone

de forma natural.

Hemos superado a la naturaleza en nuestra capacidad

de movilizar sedimentos.

Para construir una casa de tamaño medio, por ejemplo,

necesitamos 200 toneladas de arena.

Para un kilómetro de autopista, 30.000.

Y para construir lo que se realiza en todo un año,

necesitamos 60.000 millones de toneladas de arena.

Estos números gigantes no pueden ser aportados

a tiempo real por la naturaleza.

De hecho, consumimos el doble de arena

de la que todos los ríos del planeta juntos

aportan cada día.

Después del agua, el cemento es la principal sustancia

que emplea la humanidad.

Cada día consumimos el cemento

y producimos el cemento capaz de rellenar

la presa de las Tres Gargantas, en China.

La presa más grande del mundo.

Hablar de Antropoceno es hablar de desarrollo tecnológico

y de todos los impactos asociados a este desarrollo.

Sobre todo, es hablar de límites.

De los conocidos como límites planetarios.

¿Qué son esos límites planetarios?

Son unos valores de unas variables clave

para el funcionamiento del planeta.

Límites que si los rebasamos, es nuestra propia seguridad

la que está en riesgo.

Hablamos del ozono estratosférico, hablamos del clima,

de las especies que hay ahí fuera.

Si el cemento fuera un país,

sería el tercer país más grande en cuanto a emisiones de carbono,

después de China y de Estados Unidos.

Con el cemento hacemos cosas colosales

y grandiosas, pero también sofocamos el fondo de los ríos

y le ponemos a muchos ecosistemas una segunda piel dura

como una roca.

Al perder especies, y lo hacemos del orden de 200 cada día,

dejamos ecosistemas debilitados, disfuncionales,

que dejan de hacer servicios que tanto necesitamos

para nuestra propia supervivencia.

No tenemos un problema de escasez de recursos,

tenemos un problema de exceso de ambiciones, de expectativas.

Nuestro desarrollo tiene que encajarse

dentro de los límites planetarios.

Y para ello, tenemos que ser conscientes de una nueva relación

con el planeta.

El mensaje del Antropoceno es que debemos desarrollar

una vida digna y plena para todos los seres humanos.

Pero protegiendo los ecosistemas que hacen posible toda la vida.

Incluyendo la nuestra, que es una de las más frágiles.

Estamos sobrepasados como individuos y como sociedad

por todo lo que ha acontecido en los últimos tiempos.

Por eso, los consejos de Patricia Ramírez nos ayudan.

Son conceptos muy simples, pero muy potentes,

que nos muestran por dónde empezar a mirarnos,

a perdonarnos y a seguir adelante.

Durante la pandemia, han surgido muchas personas

que dicen ahora tener ansiedad social.

La ansiedad social es un trastorno que sufre una parte de la población

y que pertenece a los trastornos de ansiedad.

Está relacionada con el miedo a relacionarnos con las personas.

Las personas que habitualmente padecen

ansiedad social, tienen miedo a hacer un comentario inapropiado,

a no saber cómo comportarse,

a no estar a la altura de la situación.

Pero la pandemia ha traído una forma distinta

de relacionarnos con los demás.

Ahora tenemos miedo al contagio,

a que no se nos escuche bien a través de la mascarilla,

no sabemos si saludar con el codo, ponernos la mano en el corazón.

Y ante estos cambios en nuestra rutina

y en nuestra forma de relacionarnos,

hay mucha gente que está sufriendo esa ansiedad.

Hoy en "Para todos La 2" vamos a ver seis consejos

para tener la ansiedad social bajo control.

El primero tiene que ver con nuestras expectativas.

Tienes miedo de que no se te escuche bien por la mascarilla.

O tienes miedo de que se malinterprete un gesto

que no sabes controlar.

Intenta utilizar una serie de autoafirmaciones

que te den seguridad; tal y como estoy, estoy bien.

Tal y como lo estoy haciendo, también está bien.

Estoy dando lo mejor que puedo de mí.

Y piensa que la mayoría de personas están en tu misma situación.

El segundo punto, vive el presente.

La ansiedad social también tiene que ver

con todo aquello que tú anticipas.

Si te pones a dar una charla a través de una plataforma

y piensas que no sabrás compartir la presentación,

que no vas a recibir el "feedback" de la gente que te escucha.

O si estás en una reunión y crees que vocalizas ahora peor,

estarás centrado en todo aquello que puede fallar.

Vamos a tratar de centrarnos en lo que puede salir bien.

El punto número tres,

los demás no están esperando nada grandioso de ti.

Olvídate. La gente no tiene expectativas

en que te comportes ahora de manera perfecta,

o cometas un error, la gente también vive su propio drama

y sus propias relaciones sociales.

Punto número cuatro,

céntrate en los demás, no estás solo.

Trata de ser empático y de ser comprensivo.

De ser amable, de ser educado, tener un poquito más de paciencia.

Porque todos estamos atravesando una situación similar.

El cinco, prepárate.

La mayor parte de estas habilidades que tienen que ver

con hablar en público, dar una conferencia,

con utilizar plataformas a través de internet,

dan lugar a que tú te puedas formar.

Cuanto más preparados y formados estamos,

más seguridad cogemos y menos ansiedad tenemos.

Y por último, sé compasivo contigo.

A pesar de estos consejos que te he dado,

siento decirte que te vas a equivocar.

Cuando cambiamos nuestras rutinas y cambiamos nuestros hábitos,

lo normal es cometer errores.

Así que sería ideal que tuvieras una lista

de pequeñas actividades que te ayudaran a ser

compasivo contigo; ponte a escuchar un "podcast",

date una ducha, sal a correr.

Haz alguna actividad que de alguna manera te relaje.

Y sobre todo, trátate con amor y con cariño.

Y aquí tienes estos seis puntos para trabajar la ansiedad social.

Con la alegría de saber que pueden volver a vernos

cuando quieran, donde quieran y las veces que quieran,

nos despedimos, feliz semana.

Mucha salud para todos. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 12/12/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Para todos La 2 - 12/12/20

12 dic 2020

Tratamiento Arte
Un documental, Tratamiento Arte, nos ha mostrado como la musicoterapia ayuda a comprender y a comunicarse a niños con TEA, trastorno del espectro autista y como la danza despierta la máxima sensibilidad en personas con síndrome de Down. Este trabajo pone la mirada en los profesionales que dedican su jornada a hacer crecer a otros seres humanos a dotarles de la fuerza, de la energía, del tesón que necesitan diariamente. Nos hemos acercado a sus creadores, Pamela Magal y Alberto Collantes. 
Solidaridad
Hace cinco años la crisis migratoria del Mediterráneo sacudía la conciencia de Europa con las imágenes de la llegada de miles de refugiados sirios y de otras nacionalidades a las costas griegas. La entrada en acción de oenegés de todo el mundo para asistirles, chocó con el endurecimiento de las condiciones de petición de asilo y el bloqueo por parte de la Unión Europea del sistema de acogida. La plataforma ciudadana Stop Mare Mortum, inició por aquel entonces su andadura. Entrevista a Sonia Ros, de la comisión jurídica de Stop Mare Mortum 
Innovación
La campaña Clap Back busca un nuevo aplauso en este caso para defender los derechos de los trabajadores en los Estados Unidos y que no vuelvan a ser tan precarios como eran antes de la pandemia.Campañas online para defender los derechos de diferentes colectivos de trabajadores
Medio Ambiente
Inauguramos en Para Todos La 2 una nueva sección dedicada a las grandes cuestiones que nos plantea el medio ambiente. Y para ello contamos con el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Fernando Valladares. La primera entrega de esta sección nos habla del Antropoceno, la era del cambio global, o lo que es lo mismo, el cambio que ya estamos produciendo los seres humanos en el lugar que habitamos, el planeta Tierra. Un cambio que ya está teniendo consecuencias para nuestro bienestar y para nuestra futura existencia. 
Psicología
La psicóloga Patricia Ramírez ofrece algunos consejos para superar esa ansiedad social que nos afecta en tiempos de pandemia 

ver más sobre "Para todos La 2 - 12/12/20" ver menos sobre "Para todos La 2 - 12/12/20"
Programas completos (1324)

Los últimos 8.241 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios