www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5570411
Para todos los públicos Página Dos - Especial Página Dos (III) - ver ahora
Transcripción completa

-La confrontación... Obviamente, vamos a repetir eso.

-No hay nada peor que contar un chiste y que no se ría nadie.

-Casi estoy a punto de reírme ahora.

-Efectivamente. Como si hubiera hecho tele.

Seguro que esta semana os habéis reído leyendo alguna novela,

hoy me he propuesto demostrar que el mundo del libro no es aburrido.

En este especial vamos a confirmar que el humor es una herramienta

para entender la historia de la literatura.

¿No hubo un escritor que decidió que su protagonista se las viera

con unos molinos de viento?

¿Y otro que convirtió al suyo en un escarabajo?

Yo me he reído tanto leyendo que tengo curiosidad por saber

si a vosotros os pasa lo mismo.

-Me llamo Mario y el libro que más me ha hecho reír

es "La conjura de los necios", John Kennedy Toole

por su humor ácido y su protagonista que es inigualable.

-Santiago Lorenzo con "Los asquerosos"

porque es un libro mordaz, gamberro, irónico y divertidísimo.

-Les recomiendo "Crónicas del yoga salvaje" de Ramón Araujo,

un libro que cuenta de manera muy divertida sus aventuras.

-Para amantes del humor absurdo recomiendo "Roque Six"

de José López Rubio, publicado originalmente en el año 28

porque lo antiguo es mejor y más divertido.

-Me reí mucho con "Maldito karma",

la protagonista después de morir se transforma en diferentes animales

que hace que no dejes de sonreír y sin olvidarte de la moraleja final.

-Un libro que me ha hecho reír es el último de el gran Wyoming,

"La furia y los colores".

-Yo recomiendo "Que empiece la fiesta" de Niccolò Ammaniti

que se presentó en Página 2

y es una divertida sátira sobre la Italia de Berlusconi.

"El mar, el mar" de Iris Murdoch,

me reí mucho porque el protagonista no para de crear situaciones absurdas

por un amor que él cree correspondido.

Elvira, ¿concibes tu escritura sin ese toque de humor tan tuyo?

Tu última novela, "A corazón abierto",

no sé si es tu novela más personal,

ese humor también sigue estando presente aquí.

Claro, eso lo pensé, pensé en cómo equilibrar el asunto

de momentos que tiene la novela que son complicados, dramáticos,

cómo voy a hacer para que el humor penetre

porque indudablemente está en mi.

Creo que era algo que aliviaba la tensión como en la vida,

como yo fui enseñada desde pequeña.

Los principales protagonistas son tu padres,

sobre todo tu padre porque tu madre murió joven

pero, ¿no te parece que es quedarse cortos decir

que la novela es la historia de tus padres?

¿Que la novela va más allá?

Sí, creo que sin que haya una pretensión constante,

sí que es una novela que habla del siglo XX,

de una generación a la que nosotros tapamos muchísimo

porque nos pareció que la transición, la entrada de España en la modernidad

era lo más importante que había pasado

y, creo, que absurdamente o egocéntricamente

no caímos en la cuenta de que habían sido niños de la guerra

y que habían vivido una postguerra muy larga,

entonces, creo que no han sido narrados suficientemente.

Entiendo que para escribirla has hablado con familiares

y debes haber entrado en la habitación de los padres,

esa habitación que cuándo éramos niños siempre estaba cerrada,

¿qué siente un autor cuando entra en ese mundo tan desconocido?

Creo que cuando era pequeña mucha curiosidad,

sobre todo pensaba porqué no estoy yo en ese mundo interior

que ellos tienen y disfrutan.

Mi padre estaba muy enamorado de mi madre y duró mucho tiempo

y ese deseo estaba muy presente

y estaba muy presente ese mundo interior que ellos tenían.

Y nosotros siempre sentí que éramos personajes secundarios

en la vida de mis padres.

Que nos querían muchísimo pero que su historia de amor y pasión

y su deterioro después era algo muy importante para ellos.

¿Pensabas en tus familiares mientras la escribías

sabiendo que lo leerían después?

Sí pensaba, procuraba que no estuvieran como censores,

pensaba en mis hermanos que para mi era lo más importante.

Sé que cuando se escribe un libro e inspirado...

Voy a decir una cosa, todo lo que se cuenta en el libro es verdad,

no hay fantasía.

Se ha hablado mucho de si es un libro de memoria o una novela,

yo ya no entro en eso.

Con que el libro interese y guste, eso es lo que me importa.

Una vez que el libro se terminó no se lo dejé leer a ellos

porque no quería que influyeran,

yo decía, si hay algo que no les gusta, no me pueden cambiar el libro.

Entonces se lo di cuando ya estaba editado y les gustó mucho.

Hemos empezado hablando de humor y vamos a terminar con humor,

recomiéndanos un libro con el que te hayas reído mucho.

Os voy a decir dos o tres si me dejas

Un libro que me hizo reír de verdad fue "Novelas de Torquemada" de Galdós

Creo que no hablamos demasiado del humor de Galdós

que en los juegos verbales de los diálogos es fantástico.

Y tres comienzos de tres libros de memorias

que me parecen fantásticas y humorísticas;

El comienzo de "El tiempo amarillo" de Fernán Gómez.

El comienzo de las memorias de Gila

y el comienzo de las memorias de Harpo Marx,

son tres comienzos de cómo se puede empezar un libro de memorias

de una manera absolutamente humorística, divertida

y si se quiere aprender algo del humor, hay que leer esos libros.

Gracias por tus recomendaciones y felicidades por el libro,

también van a encontrar humor. Hay que repetirlo

porque hay momentos muy dramáticos. Pero también uno se lo pasa muy bien

Mucha suerte y nos vemos por esos mundos.

Nos vemos y nos abrazamos pronto, muchas gracias.

Estaba intentando acordarme de algún título que me haya hecho reír mucho

en los últimos tiempos y me viene a la cabeza

"Lo mejor que le puede pasar a un cruasán" de Pablo Tusset.

Os quiero recomendar otros títulos distintos;

"Forastero en el matrimonio y otros cuentos" de Emir Kusturica,

el prestigioso director de cine que también es escritor.

Nos regala seis historias ambientadas en la Bosnia de los 70,

historias repletas de simbolismo y fantasía;

hay un niño que le cuenta sus pensamientos a una carpa

o unas serpientes que salvan a un soldado de una muerte brutal.

Todo muy Kusturica.

La escritora canadiense Miriam Toews parte de un hecho verídico

para narrar una historia que te descoloca profundamente.

Se habla de un grupo de mujeres

que pertenecen a una colonia minorita en Bolivia

que fueron violadas sistemáticamente por unos hombres

que las dormían cada noche

utilizando un anestésico para animales.

Ocho de esas mujeres urgen un plan

para cuando ellos salgan de la cárcel.

Es una novela que no se entretiene ni en la pena ni en el dolor

y que además tiene un gran sentido del humor.

¿Qué pasa si no leemos un libro?

¿Qué pasa si no leemos a Faulkner, a Shakespeare,

a García Márquez, a Vargas Llosa?

No pasa nada, realmente no pasa nada si no leemos un libro,

el problema es si lo leemos, entonces nos pasa todo.

Y de eso se trata, que nos pase todo.

¿Os imagináis lo insufrible que hubieran sido algunos libros

de Cervantes, Kafka o James Joyce si no hubieran recurrido al humor?

Lo del humor no significa que tengas que desternillarte a cada frase.

Por eso, le he pedido a nuestro impostor

que nos prepare un post inteligente y completo sobre el tema

y le ha quedado apañado.

Necesito el humor más que nunca,

no veo mejor manera de afrontar el peso de la realidad.

Por eso voy a repasar la mejor literatura con humor de la historia,

sí, de toda, que para eso soy atrevido impostor,

así que esto va para largo.

No os preocupéis, es broma.

Ya lo sabían los griegos Aristófanes y Menandro

cuando instalaron los pilares de lo que hoy entendemos por comedia

en obras como "Las avispas" o "El misántropo".

Siglos después tras soltar lastre religioso durante la Edad Media,

el humor literario explota definitivamente en el Renacimiento.

Es cuando François Rabelais

escribe la extravagante historia de dos gigantes

en "Gargantúa y Pantagruel".

Cervantes se inventa la novela de humor total con "El Quijote"

y Shakespeare decora sus dramas con un humor inteligente.

Sin contar con los inconmensurables Quevedo, Tirso de Molina o Ben Jonson

Conclusión, la literatura clásica sin humor sería insoportable.

Creo que en los grandes libros el humor es necesario

y "El Quijote", sobre todo, es un libro humorístico.

Pero es que hay humor en "La montaña mágica",

hay mucho humor en toda la literatura posmoderna norteamericana de los 60.

Creo que el humor es un ecualizador,

toda gran obra literaria tiene una cantidad determinada de humor

y luego están los clásicos

dónde el humor es un componente indispensable.

Creo que la literatura tiene un componente lúdico para el escritor

y la pasión, desde mi punto de vista, del escritor,

la demuestra divirtiéndose

y cuando el escritor se divierte,

el libro también tiene una parte divertida por crudo que éste sea.

Voltaire y su "Cándido", Laurence Sterne y Tristram Shandy

o Jonathan Swift con "Los viajes de Gulliver"

recogen el testigo en el siglo XVIII para cederle a su vez

a un autor que marcaría la literatura moderna, Charles Dickens.

No hay nadie como él para contar tragedias desgarradoras

con un toque de humor.

Para atestiguarlo no hay mejor ejemplo

que "Los papeles póstumos del Club Pickwick".

Tras Dickens, novelas como "La importancia de llamarse Ernesto"

de Oscar Wilde,

"Un yanki en la corte del Rey Arturo" de Mark Twain

o "La metamorfosis" de Kafka dan la bienvenida al siglo XX.

A partir de aquí se suceden hitos como la serie del padre Brown

de Chesterton,

"El inimitable Jeeves" de P.G. Wodehouse,

"Las greguerías" de Ramón Gómez de la Serna

o "El amor se escribe sin H" de Javier Ponceda.

El humor no es más frecuente en la literatura clásica

que en la contemporánea,

es que antes el humor no estaba tan mal visto

porque solamente tenía en contra a los moralistas católicos.

En la contemporánea, en cambio, sobre todo a partir de los años 40

a la Iglesia católica se le unió en esta condena del humor,

la izquierda más pedestre.

Por eso, autores como Javier Poncela o como Miguel Miura

han tenido que ser recientemente rescatados de la hoguera.

Por eso, los libros de Kafka, por ejemplo,

y los de Cervantes,

se han leído como piezas exclusivamente amargas

y no como lo que son, que son libros de risa amarga

pero de risa al fin y al cabo.

Así llegamos a nuestros días.

Algo sucede en nuestra industria editorial

cuando las novelas de humor son etiquetadas como literatura menor

y ninguneadas por todos los gremios literarios

y buena parte de la crítica

que prefieren promocionar dramas y novelas policiacas

como si no existiera nada más.

Como si hacer reír estuviera al alcance de todos los autores.

De ahí que grandísimas novelas se hayan perdido

como consecuencia de ese desprecio.

Un drama literario que para este impostor cabreado

no tiene ninguna gracia.

El libro trata sobre un bar y su camarero

que está por las mañanas sirviendo cafés

y termina por la noche sirviendo copas.

Es como un escenario perfecto para retratar estas situaciones;

hablar de política, de redes sociales de relaciones personales...

Para mi trabajar con el humor significa un gran descubrimiento

porque en realidad soy ilustrador y cuando empecé a hacer viñetas

me di cuenta que me gustaba y se me daba bien

y que podía darle un valor añadido a mis dibujos

y estoy encantadísimo.

He descubierto lo que me gusta y de aquí no me voy a mover.

Para mi el objetivo del humor tiene que ser hacer reír

y el criticar sin censura...

Está claro que se tiene que poder hacer humor sobre todo

y la censura lo que hace al final es cortar la libertad de expresión.

El humor lo utilizo para criticar

pero siempre pretendo que sea gracioso,

para mi es el objetivo número uno.

Seguro que en muchas ocasiones has oído decir

que leer hace nuestro mundo infinitamente más grande,

pero en ocasiones, también lo hace más pequeño,

minimizando lo que nos toca vivir, restándole importancia

y colocando nuestra realidad tras un prisma que la hace soportable.

Creo que ahora como siempre leer nos puede salvar.

Xavi, tu primera novela, "Bravo", podemos decir que la has escrito

con vocación de que la gente se parta el pecho.

Sí, de hecho era como mi escudo contra mi complejo de novato

en el mundo de la literatura,

que al no considerarme realmente escritor

a pesar de que siempre me ha gustado mucho escribir y tal,

para mi era la manera de decir que es un libro de risa.

Luego me da igual si vienen entendidos a decirme

que si se podría haber escrito mejor o peor.

Si alguien se ríe, para mi eso ya es perfecto.

Vamos por el argumento,

tenemos a un tipo, Rafael Bravo, que se ha preparado toda su vida

para poder ser seleccionador de fútbol de la Selección española

y cuando lo consigue, ¿qué pasa?

La novela empieza que le asignan la misión de llevar a la Selección

al mundial de Rusia y allí se colapsa,

le da un ataque de ansiedad que le obliga a ir a terapia

y el libro va de la terapia del seleccionador.

El tema es que no sé si se lleva toda la vida preparando

para ser seleccionador

si no que vamos descubriendo que él se ha ido encontrando

con responsabilidades cada vez más grandes.

Él sólo quería jugar al fútbol y se ha ido encontrando

con responsabilidades cada vez más grandes

y al final llega un punto que ni él mismo sabe quién es

y ahí surge el conflicto y el por qué de este personaje.

La novela tiene este arranque:

"Quiero dejar claro algo desde el principio,

soy un tío cojonudo.

Mi vida ha sido una serie imparable de buenas decisiones

tomadas desde mis cojones, los mejores consejeros que tengo".

Es una novela muy testosterónica. Exacto,

así empieza la novela y la terapia de Rafael Bravo.

Como autor ya sabía que había una evolución

entre el principio de la terapia y el final,

una evolución hacia una desmitificación del macho,

de la testosterona

pero como autor hice este viaje con el propio personaje

que fui quitándole las capas del porqué de la masculinidad,

el porqué el macho se nos ha presentado así,

y poco a poco vas desnudando todo eso

y te das cuenta que todo está basado en una mentira o mentiras

y esa es la terapia de Rafael Bravo.

No sólo está el papel del protagonista,

aquí tiene papel, incluso, Bertín Osborne.

Bertin Osborne sería como el Rafael Bravo de la vida real

porque tiene esta cosa que realmente parece un ser de ficción.

De hecho, para escribir el libro me miré un montón de sus programas

de "En tu casa o en la mía"

que para mi era perfecto porque eran charlas de horas

con gente famosa e importante de la cultura española

y todos así como fanfarroneando.

Ese tipo de carácter me iba muy bien para definir el carácter

de Rafael Bravo.

Voy a aprovechar tu condición de lector

para pedirte que nos recomiendes algún libro

que recuerdes de manera especial porque rieras mucho.

Hay un libro que me marcó mucho hace tiempo

que se llama "Payasos en la lavadora" de Alex de la Iglesia.

Me pareció un libro divertido, entretenido y muy loco

que creo que tiene una relación muy clara con lo que es Bravo.

Tomamos nota de tu recomendación, mucha suerte y felicidades.

Muchas gracias por invitarme.

Ya sé que el humor juega un papel importante en el programa de hoy

y que lo que os voy a contar no tiene ninguna gracia

pero es que esta novela es fantástica,

"La condesa sangrienta", una historia basada en hechos reales

Tenemos a la condesa Bathory en la Hungría del siglo XVI

que en los sótanos de su castillo asesinó a más de 600 doncellas

porque se quería bañar en su sangre por lo de la eterna juventud.

La novelista ha construido un relato increíble

porque es muy minucioso y extremadamente poético.

La escritora croata Dudravka Ugresic

nos regala un libro sorprendente y provocativo,

la protagonista es una anciana que rapta niños, una especie de bruja

que tiene el don de cambiar de forma y atravesar otras historias,

por ejemplo, la de una escritora, una folclorista

o la de tres ancianas que se refugian en un spa.

Este personaje inolvidable

condensa todas las etapas en la vida de una mujer.

Las palabras nos enseñan a leer, a vivir y a divertirnos.

Con este libro de Susie Hammer jugareis y aprenderéis

buscando palabras con Lulú

a través de todas las habitaciones de la casa.

Un libro para desarrollar la imaginación e iniciarse en la lectura

Con humor y mucha magia irrumpen en las librerías

"Los rescatadores mágicos".

Marina, Lucas y Zoe serán los protagonistas de esta serie

que empieza con un cumpleaños muy particular

o una misteriosa gatera que lleva hasta un mundo fantástico.

¿Os atrevéis a entrar?

A partir de las potentes entradas del diario de Libby Scott,

una niña con autismo,

Rebecca Westcott ha podido narrar de Tally,

una niña que esconde su verdadero yo por miedo a no ser comprendida.

Una historia impactante.

En estos días de silencio y clausura,

yo recorro despacio los amigos míos, los lomos de estos libros

y saco uno, saco otro, abro alguno al azar

y siempre encuentro en estos mudos amigos

motivos para pensar, motivos para escribir,

motivos para consolarme o preocuparme más,

para formularme preguntas.

Estos amigos son mi mejor compañía en estos tiempos difíciles.

Emprendemos un viaje acelerado

alrededor de la tragicomedia literaria

o buscamos obras trágicas que nos hacen sonreír.

Arrancamos con Thomas Bernhard y su última novela "Extinción",

la historia de la muerte de la familia del protagonista

y su vuelta obligada a Austria.

La exageración, la ironía y el ritmo de sus frases

convierte este drama en una perfecta máquina cómica.

En el mundo cómic hablando de "Pagando por ello", Chester Brown,

una obra autobiográfica que habla de soledad y sexo

con unas grandes dosis de sentido del humor.

Continuamos con Jonathan Coe y su novela "Menudo reparto",

un relato muy oscuro sobre la Inglaterra del siglo pasado

pero en las que te partes de risa

siguiendo las desventuras de su protagonista, un escritor sin blanca.

"La broma infinita" de David Foster Wallace,

no sólo su autor lidió toda su vida con la depresión que acabó matándolo,

también sus libros eran agrios

pero te aseguraban carcajadas a destajo

gracias a un talento innato para el humor negro.

Terminamos con "El libro triste" de Michael Rosen,

ilustrado por Quentin Blake.

Una preciosa obra para toda la familia

que habla de la muerte del hijo del autor.

Imposible no sonreír y llorar

mientras reflexionas sobre el lado oscuro de la vida.

La sensación agridulce ha durado exactamente un minuto y medio.

Elisa, te llamo porque el humor está presente en el programa de hoy

y en tu novela, "Vozdevieja",

una novela que ha superado con creces tus expectativas.

Sin duda, me parecía una propuesta más marginal, más arriesgada.

Quizás estaba subestimando a los lectores

porque la han aceptado de una forma que me da la risa,

ha calado muy bien.

Aprovechemos para recordar como es Marina,

niña de 9 años que ha enamorado a tantos lectores.

Es una niña que tiene una familia que no es la más corriente, digamos,

y que tiene, normalmente, un hilo de pensamiento muy propio de la infancia

como una mezcla de inocencia, torpeza lucidez y observación.

Con la situación que tiene familiar pasa mucho tiempo con su abuela

que tienen una relación muy estrecha.

La abuela es un personaje muy divertido que conectan mucho.

El humor es muy importante en el libro.

Sí, pese a que tiene pasajes bastante oscuros,

que la niña tiene preguntas que son muy normales a esa edad

que son metafísicas, o el sentido de la vida, o la muerte

pero está muy rebajado con situaciones ligeras

que reflejan lo cotidiano porque la vida en el día a día tiene de todo

Hay momentos muy dramáticos que de repente hay un chispazo

de algo muy gracioso.

Además la torpeza propia de la mentalidad de los 9 años

pues propicia que haya situaciones que hacen gracia.

Llama la atención las reflexiones sobre la sexualidad y la escatología

porque lo cuentas con mucha naturalidad.

Sí, la escatología me parece un asunto necesario

porque es algo que nos afecta cada día a todos

y es gracioso ese asunto.

Se trata como es, sin más importancia que otro tema.

Muchas gracias, Elisa, me consta que estás escribiendo tu nueva novela.

Noto que para leer me distraigo bastante,

quería aprovechar para leer todo lo que pudiera

pero se me ocurren preocupaciones y cosas que me distraen,

pero para escribir sí que me está yendo muy bien.

Suerte y cuídate mucho. Muchas gracias, un beso.

No pienso contar un chiste porque se me da fatal,

lo que sí podría hacer es contaros alguna anécdota

de las muchas que hemos vivido en Página 2.

Realmente son graciosas.

Recuerdo un día una que...

Me voy a hacer de rogar.

Cuidaros mucho y hartaos de leer.

Vozdevieja, oye...

Ya sé que el humor juega un papel importante en el programa

y que lo que os voy a contar no tiene ninguna gracia

pero este libro es fantástico, una historia basada en hechos reales...

Reales, reales...

Había una condena húngara, Bathory, que en el siglo XVI en los sóta...

No.

Ya sé que el humor juega un papel importante en el programa de...

Ya tenemos tomas falsas.

Pero es que esta novela... Parezco Johan Cruyff.

Ahora os quiero recomendar otros libros distintos,...

La escritora croata Dro...

La escritora croata Drovaka...

Sorprendente y provocativo porque...

Ha superado con creces tus expectativas no es, no es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Especial Página Dos (III)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Especial Página Dos (III)

05 may 2020

Página Dos', el programa sobre literatura que presenta Óscar López en La 2, ofrece un nuevo especial para homenajear al mundo del libro.
El programa demostrará que la historia de la literatura no sería la misma sin la presencia del humor en sus múltiples variantes. Por eso ha invitado a varios escritores que lo utilizan como herramienta y lo demuestran en sus obras más recientes. Autores como Elvira Lindo, Elisa Victoria y Xavi Daura, Guillermo Arriaga, Héctor Abad Faciolince y Dolores Redondo.
Además, ‘Página Dos’ ha encargado al Impostor que demuestre que autores como Kafka o James Joyce serían insoportables si sus novelas no tuvieran una pátina de humor. Y para refrendar su opinión les ha pedido ayuda a los escritores Antonio Orejudo y Laura Fernández.
El programa también contará con una viñeta inédita y literaria del ilustrador Sergi Moreso y con la participación de los espectadores del programa, que han enviado unos vídeos en los que cuentan qué libros les han hecho reír más.

ver más sobre "Página Dos - Especial Página Dos (III) " ver menos sobre "Página Dos - Especial Página Dos (III) "
Programas completos (494)
Clips

Los últimos 1.777 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios