www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5483898
Para todos los públicos Página Dos - António Lobo Antunes - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música)

"Todavía hoy ignoro el motivo por el cual la señora

me mandaba escucharla a mí, que no sé nada de los ricos.

Tal vez porque hablo poco,

tal vez porque en su cabeza le caía bien al perrito,

no sé decir, porque si hay algo que no entiendo

son los animales."

(Música)

Pues estos son los Valles Pasiegos,

es una zona eminentemente rural y agrícola,

muchos pequeños productores que se esfuerzan mucho

por hacer las cosas lo mejor posible,

por mantener también el campo vivo

y también es, bueno, para nosotros es importante también colaborar

con ese mantener el campo vivo,

aunque sea desde un punto de vista distinto,

pero creo que el futuro también está ahí.

(Música)

Vivíamos en Vallecas, un barrio obrero de Madrid.

Estábamos contentos en algunas cosas con la ciudad, pero poco a poco

pues nos dimos cuenta que la ciudad cada vez nos exigía más,

nos daba menos, ese deseo de naturaleza,

de, en un espacio distinto y una convivencia real y constante

con la naturaleza, con los animales,

que sublimábamos de algún modo a través de los libros,

que poco a poco fueron entrando en la editorial,

pues quisimos que realmente fuera también parte

de nuestra vida cotidiana

y hacer que pensamiento y experiencia fueran unidos

y que el catálogo de la editorial y nuestra propia realidad

pues se parecieran cada vez más.

(Música)

-Nos ven un poco raros, porque por toda esta zona

la gente que vive aquí se dedica a la ganadería y a la agricultura,

o sea, es gente como muy apegada a la tierra en el sentido también

laboral, sentimental, familiar,

entonces cuando nosotros llegamos aquí, que no teníamos ningún vínculo

familiar con la zona, cuando no vamos a trabajar de la tierra,

si no que venimos trabajando con los ordenadores, con internet,

pues al principio crea un poco como de extrañeza, de curiosidad.

A la contra, como les ofrecemos también algo nuevo

y nosotros también cuando vamos a hablar con ellos aprendemos mucho

y pues bajamos donde está la señora con las vacas

y nos cuenta un poco cómo las ordeña, cómo las trae del pasto

o Quique, el que vive aquí al lado nos trae sus huevos de las gallinas

y nosotros pues le regalamos libros también, entonces pues bueno,

la relación es muy buena.

Los vecinos no saben ni que somos editores,

ni qué significa editar un libro,

pero eso no solo nos ha pasado en el campo, también en la ciudad.

Hoy en día ser editor, digamos, a kilómetros del lugar

habitado más cercano, implica únicamente

que tienes que tener una buena conexión a internet,

el único problema real es que lo que no se puede

es idealizar la idea de vivir en el campo,

primero de todo porque al fin y al cabo las dinámicas productivas

son las mismas que en una ciudad,

es decir, yo tengo de alguna manera que responder con mis compañeros

que trabajan en la oficina de Madrid,

entonces, los horarios tengo que cumplirlos,

ahora bien, claro, por esta ventana pues estoy viendo milanos

pasar constantemente, a veces, a primera hora de la mañana

aparece un zorro y cruza el prado de enfrente,

es decir, es una realidad muy distinta,

pero la realidad del trabajo pues es parecida

y como casi todos los pequeños editores, hay una parte

que es la maravillosa que es la de la lectura, la corrección,

el trato con los autores y otra en donde haces,

pues desde cosas de administración, un trabajo comercial,

en fin, ese tipo de cosas.

(Música)

¿Si me veo en el futuro aquí? Yo creo que sí,

o sea, yo creo que la decisión de venirnos a vivir aquí

es una decisión a largo plazo,

soy un poco dueña de mi tiempo,

quiero decir, tienes que hacer muchas más cosas, porque al final

eres como una mujer orquesta, o sea, llevas redes sociales,

editar libros, pero a la vez, aunque haces muchas cosas pequeñitas

te da más seguridad en ti misma,

o sea, creo que el ideal de la edición lo estoy viviendo aquí.

(Música)

-Creo que el movimiento que hemos hecho de venirnos a vivir

a la montaña y en concreto a estas montañas, es definitivo,

es algo que nos llena, nos gusta estar aquí,

nos gusta editar en la naturaleza,

editar cosas que tienen que ver con la vida en la naturaleza,

con la vida de otro modo

y tanto profesional como personalmente

lo que nos gustaría es arraigar en esta tierra.

(Música)

(Música)

Señor Lobo Antunes, su nuevo libro,

"De la naturaleza de los Dioses", empieza con Fátima,

que es una joven librera, de Cascais,

que le lleva libros a una anciana que vive en una mansión

y de hecho, se convierte en su confidente y esta mujer mayor

le va contando la historia de su familia,

la historia también de su padre, un hombre muy poderoso, muy rico

en el Portugal de mediados del siglo XX.

Aunque es una novela muy coral, que aparecen muchos personajes,

¿podemos decir que este hombre es el gran protagonista del libro?

Porque, de hecho el resto de personajes

giran a su alrededor.

Bueno...

Me estás hablando de un libro que para mí es antiguo.

Yo no sé en qué año apareció en Portugal.

Pues no lo sé, aquí acaba de aparecer,

quizás hace un par de años a lo mejor.

Sé que cuando lo termino lo que quiero es olvidarlo

para poder empezar con otro.

Y creo que después de eso hubo por lo menos dos o tres libros

y ahora estoy intentando empezar otro, entonces lo he olvidado

completamente ese libro, me acuerdo muy, muy mal,

porque cuando terminas tienes que olvidarlo,

porque si no lo olvidas, empiezas escribiendo...

y viene el mismo material, la misma gente,

los mismos fantasmas, etc.

Estoy intentando acordarme, me acuerdo que Cascais

está a cerca de 30 kilómetros de Lisboa,

donde vivía durante la dictadura

la gente más rica, el gran capital,

los reyes, los reyes de España, por ejemplo,

el Conde de Barcelona vivía allá Sí, es verdad.

Don Juan Carlos y su hermano vivían allá con sus padres,

el Rey de Italia, el Rey de Hungría, muchos reyes,

porque el dictador Salazar los acogía

durante la Segunda Guerra Mundial,

el Rey de Bulgaria, muchos, muchos, estaba lleno de reyes.

Pues el protagonista también vive allí,

el protagonista de la novela es este hombre muy rico y poderoso

y vive por allí. Sí, la gente en Portugal

no conoce a esa gente, porque tienen una vida completamente aislada

y son las pocas familias escogidas de Portugal,

aristócratas, gente con dinero, etc.

Y mi familia pertenecía a ese medio,

que jamás me ha gustado.

Era muy complicado para mi familia tener un hijo

tan de izquierda, luego comunista,

un niño de 14, 15 años, éramos seis hermanos

y no nos encajábamos en el conservadurismo católico

y elitista de esa gente y yo pienso que,

eso para situar un poco mejor el libro, lo que hay es eso.

Hay un tema que está también presente en el libro

y tiene que ver con el hecho de que, por ejemplo,

el protagonista es un hombre muy rico, es un hombre muy poderoso

y sin embargo, no es un hombre feliz,

da la sensación de que se cumple aquello de que el dinero

no siempre da la felicidad, aunque pueda ayudar.

La gente muy rica es tan pobre...

es tan pobre, no leen,

no se interesan por la belleza, por nada,

por la literatura, por la pintura, por la música, no les interesa,

no hay un único gran escritor

que haya venido de la aristocracia,

los hay, pero es poca cosa.

Una cosa que se ve en la novela

es que todo el tema del sufrimiento de muchas mujeres,

se lo cuento porque aquí hay muchas mujeres protagonistas

y hay muchas escenas de violencia doméstica,

bueno, incluso maridos que se convierten en proxenetas

de sus mujeres, yo no sé si eso es un mundo ya extinguido

o todavía está presente.

Ahora no sé cómo es,

pero la manera de mirar a las mujeres

era muy rara, de un desprecio absoluto.

Las mujeres tenían muy poca voz, tenían que ser guapas,

es la idea que tenían.

Por ejemplo, mis tías jamás fueron

a la escuela, no se iba,

no se iba a estudiar.

Eso en el tiempo de mi abuelo,

no tenían ningunos estudios formales,

aprendían en casa con profesores particulares

a tocar piano

y eso después ha empezado a cambiar,

se les da todo el poder en los años 30.

Había un proverbio, una orden en Portugal

que era: "La mujer en casa es que se quiere",

la mujer tiene que estar en casa.

Mi madre no tenía ninguna instrucción formal, ninguna

y ha sido ella quién nos ha enseñado a leer,

pero no tenía escuela jamás.

Los hombres si hacían medicina o esto o aquello,

pero no las mujeres, era muy curioso eso,

porque se mantuvo hasta los años 30,

después las cosas, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial,

empezaron a ser un poquito diferentes.

(Música)

"Arrancamos este 2020 con 90 segundos monotemáticos,

es nuestra manera de celebrar las adaptaciones literarias

nacionales que llegarán a nuestras pantallas en los próximos meses

y son muchas.

En la angustiosa lucha por el éxito televisivo,

algunos prefieren apostar por material clásico,

es el caso de la mítica novela "Nada" escrita por Carmen Laforet

y de su adaptación dirigida por Paula Ortiz.

A priori una opción segura es invertir en libros muy vendidos,

es el ejemplo de la saga de Valeria, escrita por Elísabet Benavent,

que verá sus tragicómicas historias reconvertidas en imágenes pronto.

Los dramas siempre funcionan, motivo por el cual,

la productora que compró los derechos de "Patria",

de Fernando Aramburu, ha decidido hacerse con los de "Lluvia fina",

del escritor extremeño Luís Landero, que hace meses nos habló

de esta historia en el programa.

No todo son adaptaciones ortodoxas, claro,

la escritora Laura Gallego tendrá pronto el placer de contemplar

su exitosa saga "Memorias de Idhún",

reconvertida en una serie de animación.

Terminamos cerrando el círculo creativo,

el propio autor de la novela "El desorden que dejas",

Carlos Montero, dirigirá la adaptación televisiva

de su novela, así todo queda en casa.

Cine, televisión y libros,

un fantástico cierre para estos 90 segundos."

(Música)

Tenía nueve llaves, nueve llaves de verdad

y me resultaban muy sugerentes,

pensaba en ella e indagaba sobre ellas,

me pareció una buena oportunidad para transformar

alfo físico en otras formas.

La clase de persona que va a una biblioteca o librería

en busca de algo en lo que creer,

rebuscando en las estanterías y guiándose por el título.

Espero que al ver el título en el lomo lo cojan y lo descubran,

así que supongo que debe ser alguien sin ideas preconcebidas.

Escribirlo me llevó unos nueve meses,

el tiempo que se tarda en tener un hijo.

Me siento más cómoda escribiendo relatos cortos,

es más divertido, tienes más libertad de algún modo,

la sensación de que debe tener un mensaje es menor.

Creo que con una novela, en parte porque dedicas

tanto tiempo a este formato largo,

existe cierta presión por proporcionar algo al lector

para que pueda interpretarlo, lo que no me gusta.

El cuento llamado "Tu sangre es tan roja como esta",

fue el más difícil de escribir,

me sentí como si mi cerebro se fuera a romper

y lo acabé porque escribí tanto como pude,

no podía escribir ni una palabra más.

Había terminado.

Pero también fue el cuento más gratificante,

para mí fue como un rompecabezas muy complejo

y me encantó escribirlo, sí, creí que mi cerebro iba a explotar.

(Música)

(Música)

Aprovechando que Fátima, una de las protagonistas de la novela

de Lobo Antunes, trabaja en una librería y suele llevarle

libros a la anciana que vive en una mansión,

nos hemos venido hasta aquí para recomendaros tres:

El primero, "La familia Aubrey", de Rebecca West,

una historia que nos habla de una familia

que viven en Londres, que tiene problemas económicos,

pero que se lo toma bien porque son muy extravagantes,

es una auténtica delicia que además está inspirada

en la familia de la propia autora.

(Música)

Cambiamos de registro y estoy seguro de que ahora

cuando os diga el título de nuestra siguiente recomendación

se os va a iluminar el rostro, Forges inédito

y es que aquí aparecen 300 viñetas que no se habían publicado

hasta ahora de este genial humorista madrileño

fallecido hace poco tiempo, además la obra cuenta con una introducción

donde alguno de sus familiares nos explican cómo era

su proceso creativo, ¿a que no me he equivocado?

¿a que ya tenéis una sonrisa en los labios?

(Música)

Hannah Arendt vivió en Lisboa huyendo de los nazis

en la misma época en la que Lobo Antunes centra buena parte

de su novela, pues bien, ahora Taurus arranca una nueva colección,

Clásicos radicales y lo hace con un libro de esta escritora

alemana, es una antología donde aborda cuestiones

como los totalitarismos, los males de la modernidad

o la educación, sin duda una joya

del pensamiento europeo del siglo XX.

(Música)

Yo estoy leyendo "Charlie se convierte en pollo".

Hoy os quiero recomendar "Calle Barullo".

Este libro cuenta sobre un niño

que se convierte en distintos animales cuando está nervioso.

Había una clase de danza

que se llama Prima

y se habían perdido los bailarines protagonistas.

Estaban escondidos en alguna parte del teatro.

En un momento su hermano está ingresado

y se convierte en araña porque está muy nervioso

porque tiene miedo de que le pase algo

y su gato entra en la habitación

y se lo intenta comer.

Los bailarines son conejitos,

están escondidos, unos por el almacén,

otros por la sala del bufet.

A mí me ha gustado este libro porque es muy divertido

y me gustó mucho que Charlie se convierta en varios animales.

Aún no me lo he acabado de leer, pero me lo acabaré.

Me ha gustado porque era de levantar cositas

y era muy chulo,

porque era donde estaban los conejitos escondidos.

(Música)

Un tema muy presente también en el libro

tiene que ver con la vejez y con la memoria,

muchos personajes ya mayores piensan

cómo uno cuando ya se convierte en una persona anciana

recuerda unas cosas concretas y otras, sin embargo,

las olvida totalmente, ¿cómo valora usted la memoria?

¿Escribe usted para recordar? Todo tiene que ver con la memoria,

pero yo no sé,

quizás hay en los libros que escribí

algunas cosas que acontecieron,

pero no sé, mira, yo no sé dónde veo los libros,

yo trabajo sin plan, me siento,

ahora empecé un libro, pero ya hice los tres

primeros capítulos, ya uno está contento,

es muy difícil escribir para mí.

Pero usted es un escritor muy, por lo que tengo entendido,

muy disciplinado, usted trabaja muchas horas al día.

Lo tengo que hacer, porque no me gusta escribir.

¿De verdad? Sí, vivo de esto, ¿no?

Y me han transformado en esto en Portugal, ¿no?

Y cuando usted mira hacia atrás

y ve toda su obra publicada

y ha conseguido tantos éxitos, tantos premios,

¿usted se siente, no sé si decir, satisfecho, orgulloso de su obra?

¿Orgulloso por qué?

Porque es una obra importante para muchos lectores.

Mira, no hay un libro que un principiante

no pueda escribir, la diferencia es que tienes que trabajar más

y más y más y más, no hay talento, hay trabajo.

No hay grandes escritores,

con el tiempo, ¿no? Eso no nace así,

Era una cuestión de trabajo y de humildad y todo.

Un día estaban diciendo

a un escritor francés que decía: "Qué buenos libros usted hizo"

y yo contesté: "Si usted hubiera trabajado lo mismo que yo,

habría conseguido los mismos resultados",

es una cuestión de trabajo.

Inspiración, una mierda,

la inspiración en general te aparece

cuando has terminado el día de trabajo.

Cada año usted sale en las listas de los posibles candidatos

a ganar el Premio Nobel,

¿le cansa estar siempre en las listas todos los años?

Ya me han dado todo, ¿qué me pueden dar más?

Yo tenía, no sé, 30 años y han empezado a hablar del Nobel,

no me carguen el Nobel, el Nobel es un premio para los lectores, ¿no?

Los premios que me gustaría tener

son los que vienen con mucho dinero que siempre es simpático

y ya me los han dado todos.

Estaba pensando ahora en el protagonista de la novela,

que es un hombre que a pesar de ser muy rico y muy poderoso,

no es feliz y él piensa siempre que su infancia,

aunque fue una infancia muy dura,

fue la época más feliz de su vida,

¿a usted le ocurre lo mismo?

¿Qué visión tiene de su infancia? ¿Ya quería ser escritor de niño?

¿Perdón? ¿Quería ya ser escritor de niño?

Sí, desde los cuatro o cinco años.

Mi madre me había enseñado a leer, entonces yo empecé a escribir,

pero has hablado de...

de la felicidad, ¿no? Sí, de la infancia.

¿Conoces a alguien que sea feliz? Dime una mujer o un hombre

que sea feliz, no hay.

O sea, ¿usted considera que la felicidad está sobrevalorada?

Jamás he pensado en eso.

¿No? ¿Pero usted no quiere ser feliz?

¿Cómo es la felicidad? No, no lo pienso.

Mira, no pienses mucho,

tienes que pensar en lo más importante, lo importante es vivir.

Cuando yo pasé 27 meses en la guerra muriendo y matando, ¿no?

Y no pensabas en nada, pensabas en llegar al día siguiente.

He sido herido, me ha acontecido de todo,

pero en lo único que pensaba es en llegar al día siguiente,

mañana, mañana, mi horizonte era mañana.

(Música)

Imagino que os ha quedado claro que entrevistar

a Antonio Lobo Antunes es toda una odisea,

porque tú planificas las preguntas de una manera

y él responde lo que quiere ¿y no os parece genial?

"Durante semanas no supe dónde pasaba el tiempo el vagabundo

cuando no lo veía en la plazuela, junto al restaurante

de las hamburguesas ni en las duchas de la playa,

hasta que Celeste me contó que uno de los empleados

de la heladería lo vio sentado en un trozo de riel

al fondo de la estación.

Soy una mancha con fechas entre arbustos y basura

observando los trenes que no parten,

es decir, dos o tres vagones antiguos,

desconectados unos de otros, oxidándose al sol.

Y una locomotora medio desvencijada, casi sin ruedas,

que se comía la hierba,

la misma que nos ha de comer a todos,

a Celeste, a la señora, a mí.

Hasta que nadie se acuerde de nosotros."

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • António Lobo Antunes

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - António Lobo Antunes

14 ene 2020

Óscar López habla con el escritor portugués António Lobo Antunes sobre su novela 'De la naturaleza de los dioses'. Esta obra cuenta la historia de una librera que entra en contacto con una gran dama de Cascais, quien le explica la historia de su familia, especialmente, la de su padre, un hombre muy poderoso durante la época del dictador Salazar.
La entrevista también entra en terrenos más íntimos del autor, que explica aspectos de su vida, de su creación literaria y de la importancia que le da al hecho de que cada año esté en las quinielas del Nobel de Literatura.

Acto seguido, Página Dos visita los Valles Pasiegos, en Cantabria, para conocer la vida de una pareja de editores que se ha mudado allí. La escritora Helen Oyeyemi habla de sus cuentos. '90 segundos' repasa la actualidad editorial del momento.

ver más sobre "Página Dos - António Lobo Antunes" ver menos sobre "Página Dos - António Lobo Antunes"
Programas completos (479)
Clips

Los últimos 1.725 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios